P. 1
Sujetos invisibles, objetos transparentes

Sujetos invisibles, objetos transparentes

5.0

|Views: 1.258|Likes:
Publicado porjuanmolina

More info:

Published by: juanmolina on Nov 19, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/20/2009

pdf

text

original

Sujetos invisibles, objetos transparentes En septiembre de 1999, Mauricio Alejo expuso en el Centro de la Imagen, en la ciudad de México, un conjunto de fotografías

tomadas en la zona de control de equipajes del aeropuerto. En el contexto de la Bienal de Fotografía, convocada alrededor del tema del cruce de fronteras, las fotos de Mauricio estaban entre las que evocaban de una manera más sutil el fenómeno del tránsito. Al mismo tiempo, el conjunto exploraba zonas de significados mucho más vastas, colocándose de manera coherente dentro de la línea temática que este autor ha venido trabajando durante la última década. La obra fotográfica de Mauricio Alejo es un compendio de objetos transparentes y sujetos invisibles. Objetos subjetivados que al mismo tiempo evocan y suplantan, transparentan y desplazan a un sujeto ausente. La transparencia, obvia en los objetos de cristal o plástico que Mauricio ha fotografiado en ocasiones anteriores es también el efecto de esa situación transitoria en que se ubica el objeto encontrado. Esa transitoriedad tiene que ver sobre todo con su condición de evidencia o rastro de un tiempo pasado. Sin embargo, en las fotos de la serie Aeropuerto, lo transitorio se constata más fehacientemente en la fugacidad del objeto frente a la cámara de Rayos X y, consecuentemente, frente a la cámara fotográfica. La serie Aeropuerto fue antecedida por una exposición que Mauricio tituló Objetos ajenos (Galería OMR, 1999). Entonces el título parecía referirse al lapso espacio-temporal que hay entre cada objeto encontrado y el autor de las fotografías. En ese lapso podemos suponer la relación del objeto con otro individuo, su contacto con otras manos que antecedieron a las del fotógrafo, su pertenencia a un mundo que ya es inaccesible. El objeto, magnificado en primer plano, aparecía imponente en su soledad, apresado entre un pasado de pertenencia y un presente de enajenación. Con las fotos del aeropuerto, Mauricio nos pone frente a otro tipo de enajenación: la que ejercen los mecanismos de control y vigilancia sobre las pequeñas propiedades de los pasajeros. Mauricio subraya muy bien ese proceso al titular sus fotografías con el número de cada pasajero, mostrándolo como un sujeto sin identidad, definible sólo a partir de los objetos que porta en su equipaje y, sin embargo, ajeno a ellos, distante e invisible ante ellos. Si en algún momento el documento fotográfico ha sido entendido como un instrumento útil a los efectos de reforzar la noción de identidad de los individuos, Mauricio Alejo, con sus fotografías densamente documentales, parece estar evidenciando más que nada la fragilidad de las identidades, su carácter evanescente e inaprehensible. Lo que se impone en estas fotos es una imagen del hombre sustituido por las cosas, definido desde las cosas, vigilado a través de las cosas, representado mediante las cosas. Cada valija es un pedazo de vida en tránsito, un pedazo de intimidad sobre el cual alguien está ejerciendo un poder. Mauricio Alejo está subvirtiendo ese poder al someterlo a su propio escrutinio. Las cámaras de Rayos X están en los aeropuertos para espiar, no para ser espiadas. El fotógrafo se ha puesto en una posición ambigua: fotografiando desde el lado del poder, pero fotografiando la cara del poder que nunca vemos, desacralizando ese ámbito misterioso desde el cual se ejerce la mirada como ejercicio de fuerza. El impacto de estas fotos de Mauricio Alejo no radica solamente en su evocadora apariencia sutil y semi

1

abstracta, de notables resonancias poéticas; se desprende también de esa compleja trama de referencias en que cada foto se constituye como un discurso sobre la mirada. El mirar aparece entonces como un acto mediante el cual la realidad se reblandece y se diluye. La fotografía no estaría en función de reconstruir esa realidad que la mirada ha desvanecido, sino en función de restarle a la mirada un poco de corrosividad, contraponiendo a la transparencia del objeto fotografiado la reivindicación del sujeto invisible. Juan Antonio Molina Texto original: Sujetos invisibles, objetos transparentes. En Fisura, número 1, primavera de 2002. Págs. 33-35

2

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->