CONCEPTOS BÁSICOS DE INMUNOLOGÍA La inmunidad o respuesta inmune es la respuesta a sustancias extrañas (antígenos), incluyendo microorganismos, como también proteínas

y polisacáridos, con consecuencias fisiológicas o patológicas. El sistema inmune es un complejo formado por diferentes tipos celulares cuyo papel fundamental es la defensa contra la invasión de diferentes noxas, habitualmente microbianas. A esta función colaboran otros mecanismos de defensa inespecíficos, como la integridad de membranas, fagocitosis, etc. Además, este sistema es capaz de reconocer y eliminar a las células neoplásicas, que en condiciones normales se forman continuamente en el organismo. Estas dos funciones quedan claramente ilustradas en los casos en que existen alteraciones inmunitarias, ya que los pacientes inmunodeficientes tienen una gran susceptibilidad para desarrollar infecciones y tumores. Un ejemplo de actualidad son los enfermos con SIDA, que se caracterizan por presentar infecciones por agentes poco usuales y tumores como el sarcoma de Kaposi. Tipos de inmunidad Sistema Inmune es el conjunto de células y moléculas responsables de la inmunidad, cuyo objetivo es proteger al organismo de agentes externos nocivos. Existen dos tipos de inmunidad: la innata y la específica (ver tabla 1). Ambas cooperan entre sí y actúan en conjunto (Ver figura 1). La inmunidad innata induce la inmunidad específica y, a su vez, la inmunidad específica utiliza los mismos efectores de la inmunidad innata, es decir, células polimorfonucleares, fagocitosis y el sistema del complemento. Como resultado se produce una respuesta especializada y con un sistema de memoria. Esto es importante ya que numerosos antígenos atacan al organismo más de una vez (por ejemplo, varicela). Inmunidad innata (también llamada natural o nativa) Se denomina Inmunidad Innata al conjunto de mecanismos que existen antes de la infección, responden rápidamente y de la misma manera frente a infecciones repetidas, formando así la primera línea de defensa de la respuesta inmune. Está constituida por: 1. Barreras físicas y químicas (piel, mucosas, productos antimicrobianos). Impiden la invasión y proliferación de patógenos (agente extraño) y se producen localmente. 2. Proteínas sanguíneas (por ejemplo, sistema del complemento). Responsables del proceso de inflamación. El complemento funciona como un mecanismo amplificador de la respuesta inmune. 3. Sistema fagocitario (neutrófilos, macrófagos). Importante sistema efector, fundamental para la respuesta contra bacterias. 4. Células natural killer (NK).

el cuál es específico para cada antígeno. el organismo construye un mecanismo de defensa. Linfocitos en epitelios. Puede ser estimulada tanto por agentes infecciosos como por no infecciosos. Inmunidad específica (también llamada adaptativa o adquirida). la Inmunidad Específica se desarrolla cuando el cuerpo humano está expuesto a varios antígenos. relacionados entre si. natural anticuerpos secretados killers en superficies epiteliales . Regulan y coordinan actividades celulares. Innata Adaptativa Características Especificidad Por estructuras Por antígenos de compartidas por grupos microbios y node microbios microbios. 5. químicas mucosas. epitelios de Linfocitos en epitelios. Citoquinas.Importantes en la vigilancia inmunológica. quimicos anticuerpos secretados antimicrobianos en superficies epiteliales Proteinas Complemento Anticuerpos Sanguíneas Células Fagocitos (macrófagos. realizando una respuesta amplificada y más eficaz contra infecciones repetidas del mismo microorganismo. neutrófilos). Tabla 1: Cuadro comparativo entre Inmunidad específica e Inmunidad innata. receptores germinal son producidos por recombinación de segmentos genéticos Memoria No Sí Autorreactividad No Sí Componentes Barreras físicas y Piel. En comparación con la Inmunidad Innata. Diversidad Limitada. según línea Muy amplia.

IL-13) Estimulados por IL-4 en respuesta a infecciones por parásitos y en respuesta a alergenos. Los linfocitos T también corresponden a células mononucleares. IgM. Componentes de la inmunidad específica La respuesta inmune específica utiliza varios de los mecanismos efectores de inmunidad innata y aumenta la actividad antimicrobiana de éstos. Incluyen la inhibición de la adhesión de microorganismos a las superficies mucosas . Anticuerpos: IgG. entre los cuales están: Células T Helper (CD4). Células T Citolíticas o Citotóxicas (CD8). pero siempre permanecen células de memoria que permiten repetir una respuesta inmune al producirse un nuevo contacto con el antígeno específico. ii. convirtiéndose en las llamadas células plasmáticas o plasmocitos. maduran en el Timo.Figura 1: Interacción entre la inmunidad innata y la específica. IgD. IgE. Existen varios tipos de linfocitos T. IL-10. Atacan directamente a los antígenos. TNFα . Linfocitos T y B (o células T y B) Los linfocitos B son células mononucleares que maduran en la médula ósea y son los encargados de la producción de anticuerpos (esto se produce cuando el linfocito B es sensibilizado por un antígeno específico. facilitando su destrucción. Los linfocitos B se renuevan periódicamente. células T reguladoras. También llamadas inmunoglobulinas (Ig). Linfocitos Th1: (INFγ . A su vez. Sus componentes son: 1. IL-2. Células Natural Killer (CD16). Cada tipo de anticuerpo es único y defiende al organismo de un tipo específico de antígeno. por lo que si hay exposición a un antígeno distinto. Las funciones que cumplen los anticuerpos son muy distintas. IL-5. los cuales son las encargadas de la producción y liberación de anticuerpos específicos). Se adhieren a este antígeno específico y facilitan la destrucción de éste por parte de los fagocitos.) Estimulados por IL-12 en respuesta a microorganismos que los infectan o activan macrófagos y células Natural Killer (NK). IgA. los linfocitos T helper pueden dividirse según el tipo de citoquina que produzcan y su función efectora: i. los linfocitos T también se desarrollan específicamente para un tipo de antígeno. son proteínas producidas por los linfocitos B (células plasmáticas). se desarrollan linfocitos B y T específicos para tal antígeno. Linfocitos Th2: (IL-4. 2. pero en este caso. Al igual que los linfocitos B.

lo que permite que existan anticuerpos específicos para innumerables antígenos. La estructura funcional básica de los anticuerpos incluye una porción Fc (o fragmento Fc) por donde se fijan a receptores especiales en diferentes células o a otras moléculas. IgA). y dos porciones Fb que se unen a los antígenos. en cambio. -Especialización: Se refiere al carácter especial y diferente de la respuesta inmune para cada antígeno. son muy variables. La porción Fc es constante para un determinado tipo de anticuerpo. IgM). facilitación de la fagocitosis u opsonización (IgG). Los extremos que se unen a los antígenos. Esto se logra mediante el reconocimiento de que una porción particular del antígeno (epítope) por parte de un receptor de membrana específico para dicho epítope en la superficie de un linfocito. tanto la inmunidad humoral como la . etc. activación del complemento (IgG. neutralización de toxinas (IgG). Tipos de inmunidad específica La inmunidad específica se divide en dos subtipos: la inmunidad humoral y la inmunidad celular. eliminación y destrucción de parásitos (IgE). 2. llamado repertorio antigénico. IgG). bacteriolisis (destrucción bacteriana). Esta respuesta secundaria es más rápida. neutralización de virus (IgG. Además. Inmunidad Humoral: Mediada por anticuerpos (linfocitos B). Este gran número depende de la variabilidad en la estructura de los sitios de unión de los receptores de los linfocitos. -Memoria: Respuesta a subsecuentes exposiciones del mismo antígeno (respuesta secundaria). es extremadamente enorme. orientada al control de microorganismos extracelulares y toxinas. induciendo a un sistema macrofágico orientado al control de microorganismos intracelulares (virus). más eficiente y de mayor magnitud que la respuesta primaria. IgM. Se ha estimado que un individuo puede discriminar entre 107 y 109 distintos determinantes antigénicos. los cuales al sensibilizarse producen citotoxicidad por un lado y linfoquinas por otro.(IgA. permitiendo así una respuesta coordinada. La memoria inmunológica se produce por expansión clonal de linfocitos específicos para un antígeno determinado. -Diversidad: El número total de linfocitos específicos para cada antígeno. Características de la respuesta inmune específica Presenta 6 características de gran importancia (ver tabla 2): -Especificidad: Se refiere a que la respuesta es específica para distintos antígenos. Éstas trabajan en conjunto. A continuación se explica brevemente cada una de ellas: 1. Inmunidad Celular: Mediada por linfocitos T.

Característica Especificidad Diversidad Memoria Especialización Autolimitación Tolerancia Significado funcional Respuestas específicas para cada antígeno específico Permite al sistema inmune responder a una larga variedad de antígenos. -Autolimitación: Después de todas las respuestas inmunes normales. Esto resulta gracias a la eliminación o inactivación funcional de linfocitos autorreactivos (linfocitos que expresen receptores para autoantígenos).celular son inducidas por diferentes clases de microorganismos o por el mismo pero en diferentes etapas de la infección. Así. Esto se logra eliminando el antígeno. Corresponde a la capacidad de reconocer lo “propio” de lo “ajeno”. que es el principal estímulo para la activación linfocitaria. A esto se le llama la “Hipótesis de Selección Clonal”. Regula la respuesta inmune para que el sistema pueda responder a nuevos antígenos Previene lesiones al anfitrión durante la respuestas a los antígenos extraños Fases de la respuesta inmune específica . Tabla 2: Características de la Inmunidad específica. Permite respuestas más eficientes y amplificadas ante la exposición de antígenos ya conocidos. cada una de las cuales nació de un único precursor y fue capaz de reconocer y responder a un agente antigénico. el sistema vuelve a su estado de reposo basal. La pérdida de auto-tolerancia conduce a las llamadas enfermedades autoinmunes. éste selecciona a una serie clonal específica y preexistente y la activa.Activación linfocitaria: La activación de linfocitos requiere de dos distintas señales: 1) el antígeno y 2) productos microbianos o componentes . . el organismo no se ataca a sí mismo.Reconocimiento antigénico: Cada individuo posee linfocitos de numerosas series clonales. cuando un antígeno entra. se estimulan mecanismos de regulación feedback negativo (o retroalimentación negativa) que inhiben la respuesta al antígeno. Genera respuestas óptimas para la defensa contra diferentes tipos de microorganismos. también llamado homeostasis. -Tolerancia: Una de las propiedades más interesantes del sistema inmune. respondiendo contra los antígenos externos y no contra el propio organismo. Por otro lado.

La respuesta inmune demora 2 a 3 semanas en desarrollarse la primera vez que un antígeno se pone en contacto con el organismo. ya que fagocitan. que permite eliminar el agente patógeno antes que cause daño.Homeostasis: Al final de una respuesta inmune. las infecciones subsecuentes con el mismo agente infeccioso causan una respuesta mucho más rápida. . sin que sus contenidos sean liberados. A esto se le llama “hipótesis de las dos señales” (ver figura 2). mientras que los linfocitos T eliminan a los intracelulares. El resultado final de todo este proceso es la llamada “Respuesta Inmune”. los linfocitos que están activados específicamente por determinados antígenos funcionan como efectores en la eliminación de dicho antígeno. mediadores como el complemento y linfoquinas. lo que forma la base de la inmunidad adquirida y de la vacunación. es la diferenciación para la formación de células de memoria. los niveles de anticuerpos disminuyen. La apoptosis es una forma fisiológica y regulada de muerte celular donde el núcleo se condensa y fragmenta. lo que permite una respuesta más rápida y eficaz ante una nueva exposición al antígeno. Macrófagos). en gran parte porque la mayoría de la progenie de la seria linfocítica estimulada por el antígeno muere por apoptosis. puedan repetirse. células efectoras inespecíficas (ej. especialmente bacterianas. Los anticuerpos eliminan a los microorganismos extracelulares. no todas las infecciones son capaces de generar una respuesta inmune duradera. . Por último. proliferación celular (“expansión clonal”) y diferenciación a células efectoras y de memoria. lo que explica que algunas. Los componentes que interactúan en esta etapa son: células efectoras inmunes. mediante la medición de anticuerpos o de reacciones celulares específicas.de la respuesta inmune innata. Debido a la memoria inmune. la membrana plasmática se vesícula. la presencia de una respuesta inmune puede ser utilizada para hacer el diagnóstico de una infección actual o pasada. Una vez eliminada la infección. Los macrófagos son de gran importancia.Fase efectora: Durante esta fase. . Estas funciones a menudo requieren de la participación de otros efectores celulares no linfoides y otros mecanismos de defensa de la inmunidad innata. receptores etc). Sin embargo. Por otra parte. el sistema inmune vuelve a su estado basal de reposo. procesan el antígeno y presentan pequeñas porciones de éste a subpoblaciones de Linfocitos T. algunas membranas internas se pierden y las células muertas son rápidamente fagocitadas. La respuesta de los linfocitos al antígeno y a la segunda señal consiste en la síntesis de nuevas proteínas (interleuquinas.

Figura 2: Hipótesis de las 2 señales: se necesitan dos señales para activar a los linfocitos. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful