Está en la página 1de 46

CRITICA ARQUITECTONICA.

DIPLOMADO. UAM-X
Coordinadores del diplomado:
Dra. Dulce María García Lizárraga
Dr. Alejandro Ochoa Vega
Mtro. Rodolfo Santa María González

Conferencia: Dr. Rafael López Rangel


2011
• Temas del Diplomado

• 1.-La crítica como


conocimiento

• 2.-La crítica y la ciudad

• 3.-La crítica aplicada


Vitoria es un ejemplo que integra diversas formas
• 4.-Otras críticas de hacer ciudad: La villa medieval, el ensanche, la
ciudad funcional y los desarrollos periféricos,
• 5.-La critica de la crítica. integrado hoy en un magnifico sistema verde.
(Vegara y De las Rivas )
Palma Nova Italia

Una primera exposición que sea


referente de estos temas implica
reconocer que su contenido es
de un amplio espectro, de
naturaleza compleja, de orden
epistemológico que abarca
amplios campos de las
denominadas disciplinas
territoriales y de la cultura
material: la arquitectura y la
edificación urbana, la ciudad, el
diseño e incluso, la planeación
urbana, al mismo tiempo de la
problemática de su conocimiento
y las prácticas que implica.

Ziggurat-la-ciudad-sostenible-del-futuro Dubai
En otro nivel, un poco más
acotado se encuentra una
problemática de gran
calado: la interacción
entre la arquitectura y la
ciudad que puede
abordarse a partir de la
arquitectura, o desde la
ciudad. En el primer caso
hablamos de intereses y
criterios que establecemos
desde la arquitectura y en
una posición extrema la
ciudad queda excluida. En
el segundo caso, el interés
por la ciudad puede
implicar incluso, el
menosprecio por la
arquitectura.
Desde el pensamiento complejo es más fructífero y riguroso si aún dentro de un interés
y otro se busca la interacción entre la arquitectura y la ciudad, a tal grado que ambas se
interdefinen: no se puede entender la una sin entender la otra. En términos
constructivistas: se establecen dialógicas recursivas entre la arquitectura y la ciudad, y
tal hecho, dicho en términos aparentemente polémicos, se produce en muchas
ocasiones, sin la voluntad de los diseñadores. Aún así, representan, ya concretadas,
expresión de una voluntad colectiva.
Para enfrentar estas cuestiones y todas las que conciernen a las interrelaciones es el
papel de la crítica en su proceso cognoscitivo, y las “diferencias” con las denominadas
teorías o doctrinas. Tanto unas como otras, forman parte del sistema complejo de la
cultura material, la pregunta clásica, es ¿Cuáles son las diferencias entre teoría, critica e
historia de la arquitectura y la ciudad? ¿Cómo distinguiríamos una de otra?

CRITICA

HISTORIA

TEORIA
Los planteamientos
positivistas, empiristas o
apriorísticos, ahora en
pleno rebasamiento, han
contestado según las
preguntas que se
plantean; la teoría, en
principio se pregunta:
¿Qué es la arquitectura,
que es la ciudad? La
crítica: ¿Cuáles son los
juicios de valor que me
planteo ante una obra
determinada? La historia,
es obvio se pregunta
1 Filarete: Sforzinda
acerca de las H. 1465. Dibujo de la ciudad
ideal.
características de la 2 Alberti Pienzza Plazza Pio II en
arquitectura y de las 1459.
ciudades del pasado.
Empero, tales aseveraciones
son de una simplicidad
inaceptable, si no se ahonda
en la naturaleza
epistemológica de los
núcleos paradigmáticos
tanto de las preguntas
como de las respuestas. Tal
cosa implica asumir que la
crítica, la teoría, y la historia
no constituyen sistemas
cerrados entre sí, sino que se
retroalimentan.

Esquema del bucle recursivo de Edgar Morín


Todo juicio crítico contiene una concepción determinada de la
arquitectura. Lo mismo acontece con “la historia”. Ahondando
más, tomando en cuenta la hermeneútica contemporánea
podemos considerar a esas disciplinas como diversos niveles
interpretativos de la arquitectura y la ciudad.
Carlo Aymonino

Avellino Teatro 1987


En lo que respecta a la crítica, J.
Montaner nos dice: “la crítica
comporta un juicio estético.
Consiste en una valoración
individual de la obra
arquitectónica que el crítico realiza
a partir de la complejidad del
bagaje de conocimientos de que
dispone, de la metodología que
usa, de su capacidad analítica y
sintética y también de su
sensibilidad, intuición y gusto”. Esa
definición implica el
reconocimiento del carácter
hermeneútico de la crítica.

Edificio Aristos.
Aristos. México D. F. Acuarela 1959-
1959-61
José Luis Benlliure
La posibilidad de valorar los juicios críticos de la arquitectura
dependen en buena medida del poder descubrir la naturaleza de los
conceptos o ideas (teorías) que se manejen con respecto a aquélla.
Igual acontece con la crítica a la ciudad y a los denominados
proyectos urbanos:

Barcelona 1992
La condición para entender o realizar
esa crítica, es, por lo tanto, el
conocimiento profundo, complejo, de
los procesos acerca de la ciudad. La
búsqueda de este conocimiento se
remonta a la antigüedad griega y aun
más, a las remotas culturas egipcias y
mesopotámicas.

Mileto 479 a. n. e.
Acrópolis de Atenas 447 a 438 a . n. e.
La tierra florida (México Tenochtitlan)
Tenochtitlan) Imaginario de: Sergio Carrillo Escobar 2005
Templos gemelos de Tlaloc y Huitzilopochtli
En nuestro continente, se remonta la cultura urbana a los ámbitos del preclásico
mesoamericano y a los antecesores de las grandes ciudades incaicas. Un pasado que es
necesario conocer y reinterpretar sobre todo ahora que nos encontramos en plena era de
la llamada globalización económica con sus significativas implicaciones socioculturales.
Nos interesa mencionar algunos hitos de las transformaciones del pensamiento
urbano-arquitectónico de nuestra modernidad, que estamos considerando a
partir de la implantación del funcionalismo en nuestros países en las primeras
décadas del siglo pasado, y que ya entrados en la segunda década del siglo XXI, ha
transitado por vicisitudes significativas. Eso implica “hacer historia”, y
naturalmente, ejercer la crítica.
Plan Voisin Paris Le Corbusier 1930
La implantación del movimiento funcionalista en América Latina
significó una nueva concepción de la ciudad y de la arquitectura,
bajo la influencia de las vanguardias europeas y en algunos casos
estadounidenses, y que también correspondían a requerimientos
socioeconómicos y políticos de los grupos sociales que
protagonizaban la implantación de nuevas formaciones sociales
Propuesta de Le Corbusier para el centro de Bogotá Colombia 1950

encaminadas a la “cultura industrial”, obviamente masiva.


La aplicación vertebral de ambas era la aplicación de un paradigma
de simplicidad: “la forma sigue a la función” que en sus proyectos
extremos se superponía a sectores con valor histórico, a través de
una estrategia que llegó a llamarse urbanismo bulldozer. Con los
principios funcionalistas, se llegaron a proyectar e incluso a
construir grandes sectores urbanos e incluso ciudades enteras,
Chandigard (India) y Brasilia (Brasil).

Brasilia 1956 Lucio Costa y Oscar Niemeyer


Lago Paraná

Brasilia

1956-1960 Brasil Urbanista Lucio Costa, Arq. Oscar Niemeyery Roberto Burle Marx
Chandigarh India 1951 Le Corbusier
Bajo la influencia de los Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna (CIAM) se
proyectó un alto número de sectores de ciudades incluidos los centros de éstas, en América
Latina que se sumaron a una verdadera cruzada modernizadora de niveles planetarios.

Chimbote Perú
José Luis Sert y Paul Lester Wiener
Town Planning Associates – TPA
1946 - 1948
Estado actual del sector

II SAL 1991

Palacio de Justicia
El funcionalismo surge en medio de una crítica demoledora
a las ciudades y a la arquitectura vinculada a las ideologías
Beaux Arts, y a la ornamentación “artificial” lo cual queda
en evidencia en las proclamas de las vanguardias como la
paradigmática frase “Ornamento y delito” de A. Loos.

Para la prolongación de la Avenida 9 de


julio se seguía pensando en 1962. En el
modelo Le Corbusier sobre pilotis. B. A
Ciudad de La
Plata Argentina .
Departamento de
Ingenieros de la
Provincia de
Buenos Aires,
aprobado el 13
de noviembre de
1882.
Transformaciones
modernas

Le Corbusier en La Plata
La simplicidad del funcionalismo urbano arquitectónico –más allá de algunas obras
“cumbre”- mostró en pocas décadas su gran vocación de coadyuvar a la generación de
patologías ambientales y culturales.

Unidad Nonoalco Tlatelolco 1960 Mario Pani


Unidad Nonoalco Tlatelolco . Un día después del 19 de sep. 1985
De esos paradigmas destacamos:
desarrollo sustentable, patrimonio
extendido, arqueología industrial,
planeación estratégica, proyecto
urbano, eco diseño, diseño con
energías alternativas y naturalmente
el paso de los sistemas simples a los
sistemas complejos (que constituye,
este último en una verdadera
revolución del saber). Y en estas
transformaciones en nuestro ámbito
está implicada la vinculación ciudad-
arquitectura que empieza a reconocer
la necesidad de vincular la crítica
arquitectónica con la urbana de una
manera distinta a la mera
distintividad de funciones.

Ordenación de los márgenes del Rio


Manzanares Madrid. 2006
Rehabilitación del Puerto Madero
Buenos Aires 1991
Una Obligada reflexión retroactiva
Uno de los principales críticos del urbanismo y la arquitectura funcionalista fue Aldo Rossi
quien en los ya lejanos años sesenta intentó crear una ciencia de los hechos urbanos,
basada en la idea de que la Arquitectura es la clave de la interpretación correcta de la
ciudad, como estructura en el espacio. Rechaza que el análisis urbano-arquitectónico pueda
basarse fundamentalmente en la función, ya que ésta por lo general varía con el tiempo.
(Naturalmente este arquitecto hablaba desde las ciudades patrimoniales europeas).

Edificio en Berlin,
Berlin, 1988, Aldo Rossi
Rossi plantea que la concepción
simple del funcionalismo “está
inspirada en un empirismo
ingenuo según el cual las
funciones asumen la forma y
constituyen unívocamente el
hecho urbano y la arquitectura…
un tal concepto de función, está
tomado de la fisiología. La forma
viene así despojada de sus más
complejas determinaciones, que
serían: la individual, el locus, la
memoria, el diseño mismo”. De
aquí emana su análisis y
clasificación de los hechos y Teatro del Mundo, Aldo Rossi 1979
elementos urbanos: la residencia,
los monumentos, las calles, las
plazas. Sus tipologías y
morfologías. Cabe resaltar el
“método” de la ciudad análoga y
uno de sus proyectos cumbre: “El
Teatro del Mundo”, flotante en los
canales de Venecia (1979)
Una de las aportaciones de este teórico italiano, es la valoración de las
ciudades heredadas, su hincapié en la arquitectura de la ciudad y sus
propuestas de hacer arquitectura actual, en los tejidos urbanos
preexistentes. Incide y coincide en la generación de nuevas propuestas de
preservación de la identidad cultural y de superación de la calidad de vida.

Reconstrucción después de los sismos del 1985 Ciudad de México


José Luis Benllure
Estas propuestas han sido
esgrimidas por generaciones
de arquitectos y urbanistas
(en cierto momento, en
América Latina representó, a
través del Seminario de
Arquitectura Latinoamericana,
un ejemplo paradigmático) y

Biblioteca central en el Centro Financiero de Seattle. Rem


algunos conductores políticos.
Naturalmente se hacen
presentes las dialógicas con
las líneas modernizadoras,
vinculadas al júbilo por la
globalización –uno de cuyos
representantes mundiales es
Rem Koolhass- de tal manera
que ahora esas dos
tendencias muestran su
copresencia, y configuran un

Koolhass 2004
panorama de múltiples
líneas, que según Antonio
Toca, nos dejan en el
“desconcierto”.
Ese desconcierto sigue vigente, y se expresa en la búsqueda del conocimiento de
los hechos urbanos, y dicho en términos cognoscitivos de una crítica y una
“teoría de la ciudad” que esté a la altura de esos nuevos problemas y de los
nueva preguntas que han surgido en virtud de las grandes transformaciones de
las ciudades desde el último tercio del siglo pasado a nuestros días y que hemos
empezado a bosquejar.
Grabado Alfredo Zalce Caricatura publicada por
por C. González Lobo
Patologías urbanas
Naturalmente en el ámbito del conocimiento, los nuevos problemas y las nuevas
preguntas no son todas exclusivas del ámbito de la arquitectura y el urbanismo,
sino del conjunto de disciplinas que tienen que ver con la ciudad y con todos los
ámbitos de la ciencia positivista que según términos piagetianos han provocado
el descentramiento de ámbitos cerrados del conocimiento y han provocado la
eclosión multidisciplinaria como estrategia cognoscitiva de una realidad
compleja.

“Siempre acabamos llegando a donde nos


esperan” José Saramago
Esto se expresa en las
transformaciones del conocimiento,
y naturalmente, de la crítica de la
arquitectura, que se desborda hacia
el urbanismo, y hacia un conjunto de
disciplinas como llegando a priorizar
la preocupación de los estudiosos
del urbanismo, desde las últimas
décadas del siglo hasta nuestros
días.
A eso se debe la proliferación actual de los llamados a la sustentabilidad urbana, la
atención a los procesos ambientales (Jaime Lerner, Giuseppe Campus Venuti, Fernando
Roch, etc. etc.) Incluso, predomina el reconocimiento de que las acciones a favor del
medioambiente urbano se ha transformado en un problema político, obviamente de
carácter polémico.
En fin las nuevas
preguntas con
respecto a la crítica
hacia los proyectos
urbanos, incluidos
aquellos que implican
una propuesta para la
ciudad en su conjunto,
se nos presentan en
un primer bloque:
¿con qué objetivos
realizamos la crítica?,
¿desde que “punto de
vista”?, ¿cómo la
vinculamos con la
arquitectura?
Proyecto urbano consensado con la
población Sicoval Fr.
Es obvio que los objetivos pueden
ser múltiples, desde los más
“simples” o personales hasta
aquellos, de mayor exigencia
académica, cultural o incluso
política. En los ámbitos comunes,
administrativos, suelen ser
únicamente de carácter normativo,
referidos, por ejemplo
equipamientos, espacios abiertos,
infraestructuras, etc. En estos casos,
la “crítica” podría limitarse a
verificar su cumplimiento. Empero,
como la crítica implica juicios de
valor tiene que rebasar la estrechez
de la observación normativa para
indagar las causas y consecuencias,
sobre todo en lo que se refiere a la
calidad de vida de los usuarios,
problemáticas culturales, etc.
A través de las transformaciones del
pensamiento urbanístico de la modernidad se
ha presentado de manera implícita o explícita la
cuestión acerca de los procesos o componentes
que determinan la ciudad. En la respuesta está
la orientación hacia la cual tiene que dirigirse su
conocimiento y, naturalmente su crítica. Otra
pregunta se orienta a indagar la manera en que
se vinculan esos procesos para conformar el
sistema complejo ciudad. Para ello hemos
realizado un ensayo epistemológico que
acompaña a este trabajo.
Recordemos, para empezar que las vanguardias de las primeras décadas del siglo XX
priorizaron la función por encima de otras cualidades y procesos de la ciudad y su
arquitectura, se enfrentaban, a quienes relevaban a la estética académica y sus normas,
como el paradigma fundamental. Posteriormente con la crisis del funcionalismo se abre una
diáspora de propuestas empiristas o apriorísticas hasta llegar al estructuralismo. Y como ya
vimos, en el caso de Rossi, la arquitectura es la clave fundamental de la ciudad.

Paso de los Duendes Monterrey Nuevo León


Arq. Fernando González Gortázar.
Gortázar. 1991
Por cierto, esas transformaciones
se produjeron en todos los
ámbitos del saber, y se influían
mutuamente, hasta ahora: la
ciencia de la historia se vio
convulsionada por el surgimiento
de la escuela de los Annales y por
el materialismo histórico. Esta
escuela incorpora la sociología y
la geografía a los estudios
históricos (Marc Bloch, Lucien
Febvre 1940-1960)
Más adelante F. Braudel
proclama un funcionalismo
social apoyado en los procesos
de la producción económica. El
conocimiento de la sociedad y
en consecuencia de la ciudad One North, Singapur. Zaha Hadid.
Hadid. Reinventando la
se les concibe con una economía en un espacio de dos millones de m².
estructura de totalidad en la
cual los procesos materiales
son prioritarios, a la par que
los procesos políticos.
Ya para los años setenta y ochenta otras disciplinas cobran fuerza en los análisis
sociourbanos: la semiótica y las ciencias de la cultura. Pero, sin duda, los detonadores de
la epistemología sistémica de la complejidad han sido las emergencias de la ecología, la
cibernética y la termodinámica.
Diseñando un barrio complejo en rebeldía
1979--1981
1979
Para finalizar, ¿Cómo concebir
el sistema complejo urbano
arquitectónico? La complejidad
plantea que una totalidad (a
través de la hologramática) en
la cual se supera el holismo
estructuralista a través de la
organización de sus
componentes. Y así, a partir de
las problemáticas principales
consideramos los siguientes
componentes del sistema:
Procesos territoriales y edificatorios;
edificatorios; procesos de prefiguración,
diseño y planeamiento;
planeamiento; procesos de la producción económica,
distribución y consumo;
consumo; procesos socio políticos;
políticos; procesos
ideológicos culturales y de los imaginarios;
imaginarios; procesos ambientales
ecosistémicos;; procesos tecnológicos
ecosistémicos tecnológicos..

Piensa Madrid 2008


La dificultad no estriba en
reconocer que el conjunto
de esos procesos conforman
la ciudad y la arquitectura.
La dificultad reside en
conocer de que manera y en
qué medida lo hacen. Esa es
la labor que tenemos que
emprender en cada caso
concreto, lo estudiosos y en
su medida, los críticos de la
ciudad y la arquitectura. El
camino empieza, pero es un
camino abierto.

T. G. de León y A. Kalach
Kalach..
¿será esta una propuesta sustentable
para la ciudad de México?