Está en la página 1de 1

ENSEÑAR Y APRENDER, DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA

LOS NUEVOS RUMBOS DE LA DIDACTICA

INTRODUCCIÓN

Hoy en día, los resultados académicos que exige la educación son bastantes pero…
¿estos se cumplen?, es por ello que debemos considerar y centrar la atención en un
punto que considero es el más importante, “el proceso Enseñanza-Aprendizaje”, el
cual abarca demasiados aspectos que influyen en los buenos o malos resultados que
se obtengan en el desarrollo de habilidades y competencias de los alumnos.

DESARROLLO

El proceso de educación (aprendizaje) en un individuo cualquiera es continuo, como


hace mención el autor Rafael Ramírez (1998), se inicia al momento de nacer y no
termina sino en el preciso instante de morir, Durante este tiempo el sujeto aprende
mediante las diferentes experiencias que va viviendo o adquiriendo minuto tras
minuto y que le permite aprender de mejor manera. Por tal razón puedo rescatar que
el aprendizaje ocurre únicamente en el aprendiz y por tal motivito, nadie aprende por
otra persona, ni puede pasarle ya digerida la información, de modo que tiene que
sufrir la experiencia para poder aprender.

Como ya sabemos enseñar se refiere a la a la acción de comunicar algún


conocimiento, habilidad o experiencia a otra persona con el fin de que lo aprenda,
pero para ello es necesario emplear un conjunto de métodos, estrategias o técnicas
que se consideren apropiadas y lo más importante, que despierten la motivación e
interés por aprender del aprendiz.

Gran parte del conocimiento se aprende atreves de la vida cotidiana (experiencias),


pero por otra parte también se aprende en la escuela, lamentablemente existen
docentes que tienen una idea de impartir el aprendizaje bastante errónea, o como
dice el dicho fueron educados a la antigua, “aprendo-como-me-lo-enseñaron, enseño-
como-lo-aprendí” Pressley y Cols (1990). Creen solo ellos son los portadores del
conocimiento y que para que el alumno aprenda es necesario que “memorice los
contenidos”; pero esto no es lo correcto, y como consecuencia no se obtiene un buen
aprendizaje, es decir que los educandos no son capaces de aplicar el conocimiento.
Por tal motivo ha surgido una necesidad de generar cambios en la formación del
docente, la cual le permita lograr en los alumnos las diferentes competencias y lo
más importante, que el educando sea capaz de aprender a aprender.

CONLUSIÓN

La enseñanza y aprendizaje son procesos por los que pasamos cada uno de los
individuos durante toda la vida, para ello es necesario que el aprendiz viva la
experiencia, de modo que es mejor forma para aprender. Lo mismo debe ocurrir con
los actores que se presentan en la educación, en este caso estudiante, maestro, etc.
De modo que devén vivir para renovarse y de esta manera ir aprendiendo nuevas
estrategias, métodos y elementos que permitan generar un mejor aprovechamiento
de conocimientos y sobre todo ir generando una cultura de aprendizaje autónomo
(aprender a aprender).