Está en la página 1de 4
LOS POLITICOS PSICOPATA: LOS POLITICOS PSICOPATAS POR: ALBERT MEDRAN fon incapaces de ponerse en la piel de ‘otros. No pueden llega a sentirio mismo ‘que otras personas. incapaces de poner- se, por un momento, en la piel del otro, Sin remordimientos, manipuladores, as- tutos. Capaces de engartara otros en busqueda de su propio interés Vanidosos, megalémanos... Podtia ser tna definicin de algunos de nuestros lideres. Pero no lo es. Asf son los psicépatas, y algunos politicos, del ‘modo en que actian, parecen hacerlo como ellos. Los tiempos de crisis que nos han tocado vivir son el escenario perfecto para mostrar la ineapac ddad de muchos lideres por ponerse en la piel de los que mas suften. Recortes, situaciones duras, decsio- nesinaplazables. Este ha sido y es elterreno dejuego para muchos de los lideres que gobiernan paises a lo largo y ancho del planeta, gHabian olvidado que sgobernar era tomar decisiones que no siempre son las més agradecidas? Lideres nacidos bajo el influjo de los anos de vacas gordas. Politicos herederos de una era en ex- pansién. Trabajo y resultados en medio de una de las peores crisis econémicas de las witimas décadas. Es fen ese momento en el que un lider debe serlo tam- bién en el mensaje. 2Y todos han estado a la altura? Hemos visto como se han exigido esfuerz0s y sactfcis, incluso apelando, sin pudor alguno, al célebre “sangre, es- fuerzo, légrimas y sudor” de Winston Churchill. Ni recurtt alos que nos precedieron ha servido para sal var el obstéculo. Les han olvidado del mensaje, han ‘obviado lo més importante:las personas que esperan de sus politicos algo mas que frases para a historia. UN TRASTORNO. DE COMUNICACION Franklin 0. Roosevelt, Winston Churchill 0 incluso Kennedy han sido referentes para presidentes, pri ‘meros ministtos y, por ende, sus escritores de discur- 505. El problema es cuando las llamadas al esfuerzo y al sacifcio, los anuncios de drésticas decisiones y la explicacién de la politica se han hecho de espaldas a los cludadanos. 6 C éPuede pedir apoyos alguien que no comprende lo que suponen sus palabras para la mujer que no encuentra trabajo, el joven que dejé los estudios en la cresta de la olay ahora no tiene futuro o para el funcionario al que le recortan sueldo y beneficios? Al, muchos lideres politicos han cafdo en un ‘trastorno... de comunicacién, Como si suftieran una psicopatia que es llevaraaactuar como las personas ue sufren un grave trastorno de Ia personalidad. Como sise volvieran antisocial, incapaces de sentir lo que siente un cludadano de a ple. Puede pedit apoyos alguien que no comprende lo que suponen sus palabras parala mujer que no encuentra trabajo, el joven que dejé los estudios en la cresta dela ola y ahora no tiene futuro o para el funcionario al que le recortan sueldo y beneficlos? MARZO 2011 | CAMPAIGNSEELECTIONS 35 Los INS&ELECTIONS POLITICOS PSICOPATAS En Espafa, las encuestas y sondeos no han deja do de mostrar un desencanto creciente de la ciuda- dania hacia la politica. La confianza de la ciudadania hacia los lideres politicos, tanto en el Gobierno como en la oposicién, es escasa, Son varias las causas que ros han levado hasta esa situacién, desde el resul tado de las politicas publicas emprendidas hasta la percepcién de a gestién realizada por parte dela ciu- dadania. En la base, sin embargo, est la que quizds ela piedra angular de toda relacion: Ia constatacion que algo fala en el proceso de explicar las cosas. Los sofistas nos dian, seguramente, que la exis- tencla de los politicos psicépatas no es posible. ila verdad tiene su fundamento en la experiencia, nl el mejor de los discursos podria hacer cambiar esa ver- dad, Pero la realidad es que no hablamos sélo de un trastomo de comunicacién puntual. No es una pie- dra en el camino. El politico psicdpata lo es porque ha perdido ya la nocién de quién se debe: alos ciu- dadanos alos que representa, EI lema original de los Estados Unidos rezaba “E Pluribus Unum’, de muchos, uno. Refriéndose a la formacién del pais, no ha dejado de ser un lema Lsado en infinidad de contextos y alocuciones pre. sidenciales, Permitanme que me aventure a apuntar que ese trastomo de comunicacién -y politico a la ve2- precisa de comprender que un lider es uno de muchos... que debe sentir y pensar como muchos y menos como uno, Entender el liderazgo politica ‘como un camino en una sola direcci6n hacta un des- tino, aleja alos politicos de la auténtica base de la comunicacion y dela politica: la empatia, Manzo 201 EMPATIA EN LA BASE DE LA COMUNICACION Sein Drew Westen, el psicélogo norteamerica- no que ha reflexionado sobre la importancia de las ‘emociones y el cerebro en la toma de decisiones po- liticas, arqumenta que la mayor parte del peso en las decisiones que tomamos, la tienen precisamente las ‘emociones. De hecho, la capacidad de empatia ha- cia un lider, un partido o el caso particular que reine fen la agenda politica del momento, puede ser més determinante para justiicar nuestra posicién que ‘elementos mas racionales, En el interior de lo que sufre. Del sufimiento. El ‘origen griego de la palabra nos pone en la pista de la base de lo que més necesita la comunicacién po- ltica en estos difcles momentos. Necesitamos mas {que nunca comprender los sentimientos de quiénes interpretardn nuestro mensaje. Poneros en fos z3- patos de os que caminan con una talla menos. La politica contempordnea, tan acostumbrada al valor de la demoscopia centrada en la intencién de voto, pierde el foco del valor de las personas. De las lemociones que son las que, en muchas ocasiones, ‘acaban afectando al apoyo a un lider. Emociones que ‘se manifiestan en esa necesidad de entender que la ‘empatia debe estar en la base del discurso, del men- sajey de a propia politica, ‘Algo que pasa desapercibido en los tediosos Cuestionarios tlefonicos."7Cémo se siente..2" Nun- @ aparecers en el mismo nivel de los indices de popularidad. Pero nos dice tanto la respuesta a esa pregunta. Quizds porque en esto las neuronas espe- jo sean mas potentes que una proyeccién, al fin y al ‘abo precisamos ponernos en la piel del otro antes de dirigitnos a 6 No es que los politicos se wuelvan de golpe unos psieépatas en el mensaje. Berlusconi ne incurrié en un error de forma fortuita cuando, tras los terribles ‘temblores en LAquila,afirmé quelos ciudadanos que habian perdido sus casas y estaban siendo atendidos fen tiendas de campafa, debian tomarse a experien- da como si fuera“un dia en el camping’ Una expre- sién que dio la vuelta al mundo y puede pasar por fortuita, Pero cuando no hemos considerado nunca lo que provoca en los corazones de los ciudadanos nuestro mensaje, no podemos esperar comprender lo que sienten en situaciones extremas. Los politicos {que nunca tuvieron 2 os cludadanos en el centro de LOS POLITICOS PSICOPATA: Ct Los lideres polit icos, por su exposicién en los medios y por la importancia de la politica en la gestion de los temas publicos, son incitadores sociales. su accién, no pueden comprendertos. ZLIDERES EMPATICOS? Beethoven recomendaba ne romper el silencio ino cra para mejorarlo, Muchas veces lo rompemos para anunciar medidas, polticas © acclones que pueden ‘mejorar, no el silencio, sino la vida de los ciudads- nos. Pese a ello, al romper el silencio con un discurso anclado en el yo, nos enfrentamos no ya aun riesgo, sino a la constatacién de esa brecha entre quién ha- ba yquién siente, Por ello, es mas importante que nunca preguntar- nos siestas épocas dfciles precisan delideres empsti- 0s Lideres que comprendan lo quesienten lamayoria de los cludadanos. Seni, emocionarse... sin prejuicio delas capacidades para gobernar digi y crear. Los ideres politicos, porsu exposicién en fos me dios y por la importancia de la politica en la gestion de los temas publicos, son incitadores sociales. Mo- delos a seguir para muchos ciudadanos, quizas no para imitar sus vidas, pero si para seguit lo que dicen, lo que piensan. Esta condicién de incitar emociones fen muchos ciudadanos nos describe también la im- portancia de contar con alguien que pueda encen- der esa chispa en grandes sectores de la sociedad. El candidato 0 candidata debe tener, ademas de esa capacidad de gestionar emociones, la empatia suficiente para comprender, no slo a los miembros de su equipo -un presidente de Gobierno que com- prenda a sus ministros siempre pondré mas de su parte para la coordinacién de la accién politica que luno que no lo haga- sino para con los ciudadanos. Sélo con una gran capacidad de empatis puede apa- recer cercano una persona que vivirs eluida du rante afios en un cubiculo de trabajo y seguridad y que hard campana movido de un lado a otro con una apretada agenda La empatia debe ser la base del nuevo carisma del liderazgo emocional, Un carisma basado no en la ddureza, la resolucién ola fortaleza de quién aspira a gobernar un pals, sino en aquella persona que com prende a los cludadanos de ese pals. El carisma de personas préximas y sinceras, que no tienen miedo a conversar con la gente ~en persona o a través de la Red-, que no tienen miedo a preguntarla opinién Yy que dejan en sus manos también la creatividad de sus apoyos. Para el ider emacional la mentira no existe ya ue la verdad es su salvaguatda politica. élo puede establecerse una relaclon de confianza con el electo rado si se acepta esta premisa, con todos los efectos ue tienen en varios aspectos comunicativos, como en la comunicacién ante una crisis y en la propia asuncién de responsabilidades. Precisamos, en definitive, una concepcién emo: ional y empatica de la poltica. Necesarios para re- cobrarlaconfianza en la politica ya participacion de la ciudadania en los asuntos que le ncumben. Nece. sitamos entender que nuestros lideres sienten tanto como nosotros. Y nuestros politicos deben entender qué sentimos para dirigirse mejor, deforma més eft ciente, ala ciudadania. Estos iderazgos deberdn ser la norma en el siglo XX. Sélo asi podrd superarse la desafeccién crecien- ‘te que pone en riesgo al propio sistema democréti- co, Sélo asi podrd devolverse a a politica su autént- 0 significado de gestion de los temas publics, en beneficio de todos y para asegurar la convivencia La comunicacién politica emocional est llamada asuplirlas imitaciones dela concepciénclisica delas campafias. Alimentar los vinculos emocionales que la propia poltca crea es la base para la fielizacién pero también la base para entablar una relacién més responsable. A suplirlarelacidn poco sostenible con politicos psicdpatas que ni sienten ni dejan sentir, Ser un politico psicépata sale caro a largo plazo. No tener a la ciudadania en el centro de la accién ¥y del mensaje acaba saliendo muy caro. No poner- se en Ia piel del otro acaba siendo una temeridad. Lo saben bien todos aquellos ideres que acabaron viendo como lo que antes fue apoyo, se torné el mas rotundo de los rechazos. Los que no saben sent los que no quieren sentir. los que no quieren sentir lo ue otros sienten; lo pagan en las urnas. 8% Manzo 2011 | CAMPAIGNSBELECTIONS

Calificar