P. 1
Ensayo "La Mentira"

Ensayo "La Mentira"

|Views: 977|Likes:

More info:

Published by: Joaquín Salerno Obst on Mar 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/05/2013

pdf

text

original

La mentira en la obra “El Pan de la locura” de Carlos Gorostiza.

La mentira un recurso fácil pero sin buenos resultados En este trabajo me propongo reflexionar sobre una manifestación que se encuentra en la esencia humana y que constituye uno de sus grandes defectos: la mentira. Primeramente propongo unos interrogantes que harán a la comprensión del tema: ¿Por qué mentimos?, ¿qué nos impulsa a mentir?, ¿por qué es más fácil mentir?, ¿por qué no nos importa mentir y nos duele que nos mientan?, la persona que dice mentiras es mentiroso, pero el que dice la verdad ¿es verdadero? En consiguiente para el desarrollo, me propongo focalizar el tema al análisis de la mentira en la obra “el pan de la locura” de Carlos Gorostiza, analizando su temática principal. Mentira: el diccionario la define como “decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa”; en otras palabras, mentir es un recurso fácil de valer sin tener que pasar por esfuerzos ni penurias, aunque el precio que se corre es la posibilidad de ser descubierto. Es por eso que afirmo que la mentira es buscar la “salida fácil”pero no la mejor. Es así como una mentira empieza siendo insignificante y a medida que pasa el tiempo esta se va agrandando y va haciéndose más y más grande hasta que ya no se puede controlar; como dice el sociólogo español José Luis Catalán “… la persona mentirosa debe controlar la versión de su historia para que resulte coherente con la escuchada por cada persona con la que ha hablado …” Es muy difícil sostenerla por mucho tiempo la conciencia te va “carcomiendo” por dentro, fue así como le pasó a los personajes del Pan de la Locura cuando el patrón le dice al inspector que “todo estaba en orden, como siempre”, después de que este último empieza con su inspección como lo demuestra la siguiente cita textual: “[…] Inspector – Bueno me imagino que todo esta bien ¿no? Patrón – Todo en orden, como siempre, inspector. Inspector – Bien vamos a tomar nota […]” Comienzan así a ocultar lo que pasaba con la harina de centeno, podría considerarse una mentira insignificante, pero mentira al fin, después de ese episodio siguen ocultando la verdad y esta se agrava aún más después de la historia contada por Mateo (el nuevo empleado de la panadería), esto ya no se trataba más de una pérdida económica que pudieran tener sino que ya estaban poniendo en peligro la vida de sus clientes ya que el pan podría estar envenenado según ellos creían: “[…] Mateo – ¿Era el inspector? Badoglio – Sí. Mateo (señala la bolsa) – ¿No dijo nada? Antonio (dejando caer con desprecio el pan dentro de la canasta) – Sí. Dijo que dentro de poco van a venir de material plástico. Mateo – Pero del centeno ¿No dijo nada? Porque si es inspector él… Badoglio – ¡Tomá! (le da un mate para que se calle la boca). […] Mateo – Quien sabe este centeno quizás esté bien… […] Antonio – ¿Entonces… no sabías nada vos? […] Garufa –…de lo que pasa en el barrio… […] Mateo – Le juro que no.

Juana – los únicos que sabían lo que pasaba en el barrio eran ustedes. Y bien se lo callaron. Antonio – No había por qué hablar, patrona. Juana – ¿A pesar de lo que contó el chico? […]” Es así que ninguno tenía el valor para hacerse cargo ya que todos se preocupaban por sus propios intereses, “porque la mentira es el refugio de los cobardes”, la moral y la ética ya no era importante para ellos. En el momento de mayor tensión llaga una vecina a retirar un pedido y estos hombres recurren nuevamente a la mentira cuando la mujer le pregunta por qué habían cerrado el negocio Antonio le responde que el patrón no se sentía bien como lo dice la siguiente cita: […] Mujer (intentando averiguar algo) – El patrón no me dijo por qué cerró el negocio. (El patrón inmóvil no contesta) Antonio – El patrón no se siente bien señora. Mujer (haciéndose la sorprendida) – ¿Ah no? ¿Y es por eso que cerró el negocio? […] Patrón – (explotando) – ¡Cerré el negocio porque se me dio la gana y basta! (la mujer mira a los otros con indignación) Mujer – ¡Es la primera vez que me dicen una cosa así! Antonio – Y trate de que sea la última, señora. Vaya, vaya tranquila. Mujer – ¡Tranquila! ¡Je! (como si se vengara) ¡El barrio está demasiado alborotado hoy para que una se pueda sentir tranquila! […]

Aquí podemos apreciar como la mentira genera una pérdida de confianza, estaban todos tan compenetrados con ella que eran incapaces de afrontar la realidad por lo que s e condenaban a la adversidad de vivir bajo la mentira. El problema se resuelve luego de que Juana llamó a los inspectores, pero esperó a contar la verdad cuando no hubo otra salida, ya para esa instancia se había perdido la credibilidad. Esto se debe a una falta de responsabilidad, la responsabilidad de la persona para con la sociedad y con uno mismo, ya que si se hubieran hecho responsables de lo que estaba pasando en la panadería y recurrido a las autoridades sin tratar de sacar conclusiones apresuradas se hubieran evitado muchos problemas; porque la irresponsabilidad es una forma de faltar a la verdad. En resumen, reafirmo mi idea de que la mentira por más pequeña que sea, es una mentira aunque sea el camino más corto nunca llega a buen puerto, seamos sinceros con los demás y con nosotros mismos, seamos responsables de nuestros actos verán que los problemas se resolverán fácilmente, tengamos la valentía de ir siempre con la verdad, las mentiras, las mentiras piadosas y las mentiras verdaderas no existen, no nos engañemos, ya que estaríamos mintiendo.

Bibliografía:    El Pan de la Locura (Carlos Gorostiza) Editorial Colihue. Diccionario Enciclopédico Espasa-Calpe. www.google.com.es

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->