CIUDADANOS DEL CIELO BASE BIBLICA: “En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, y estamos esperando que

del cielo venga el Salvador, el Señor Jesucristo,” (Fil. 3.20; DHH; 2 Pe. 3.10-18) Propósito: Describir los distintivos, de quienes verán el cielo nuevo y la tierra nueva. INTRODUCCION: Ser ciudadano, significa comprometerse a ser parte de una comunidad, de un país, vivir bajo sus reglas y normas, significa tener un sentido de pertenencia. Los ciudadanos de los países, poseen un pensamiento más abierto y saben vivir, de cuerdo a las reglas establecidas por este. Pues, se rigen por la constitución que cada país ha establecido, y nadie, debe pasar por alto, sus artículos, creados para el bienestar del país, así como de los ciudadanos. Somos ciudadanos mexicanos, pero tenemos otra nacionalidad, muy especial por cierto, no la ganamos, el Señor pago por ella en la cruz del calvario. Allí, en la patria celestial, tenemos un país nuevo, y nosotros, somos peregrinos de esta patria mexicana, por que como dice el apstol Pablo “somos ciudadanos del cielo”, y estamos esperando la llegada de nuestro Señor, para irnos para siempre a esa hermosa ciudad, no hecha por manos de hombres, sino por su arquitecto :Jesús de Nazaret. El ciudadano del cielo porta credenciales de la patria celestial, aquí en la tierra. Analicemos algunas de ellas en esta hora. I. SANTIDAD… “11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, !! cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,” (2 Pe. 3.11 DHH) A. La santidad, es como tu documento de identidad, cuando quieras acercarte al cielo te preguntarán sobre tu santidad: en qué trabajaste, con quien viviste, cómo te comportaste porque allí estaba Jesús. Así que, en esta hora, evaluemos nuestra vida, a partir del bautismo, la vida nueva que el Señor nos dio, ¿vivimos esa separación con el sistema del mundo? Pues, si bien es cierto, estamos en el mundo, pero no vivimos como ellos (Jn. 17.15-16). B. Este documento nos identifica, a todos los ciudadanos del cielo, pues, poseemos una doble ciudadanía, por que somos del mundo y pertenecemos a la iglesia del Señor, es allí, donde se presenta un enfrentamiento dentro de nosotros, pues estamos obligados a elegir y tomar una postura correcta y a rechazar actitudes o actividades, que no nos ayudan a vivir la santidad, pues: 1. Somos santos por que participamos de la naturaleza divina (2 Pe. 1.4) 2. Somos santos por que el Señor es santo (1 Pe. 1.16) Para ser santos, por tanto, no debemos huir del mundo, sino tratar de que el mundo se acerque cada vez más a Dios. Este será el reto, en nuestras células, y en la cada uno de los miembros de la iglesia del Señor, andar en santa y piadosa manera de vivir.

en medio de una persecución atroz. Que sigamos orando. Por lo tanto. en cada uno de los ciudadanos del cielo. y nuevos profetas”. pero había que tenerla. y en su desenfrenada carrera por el mal.10).12-13) A. tenemos que soportar. Para el apóstol Pedro. 4. Tenemos que vivir pacientemente. y que no se quieren someter a ninguna autoridad. B. Ese día los cielos serán destruidos por el fuego. a quien “dios les habla”. para no caer engañado por “nuevos cristos. B.43) . 2. que la paciencia no sirva de pretexto para estar de ociosos y dejar de cumplir la tarea que nuestro maestro encomendó.II. 3. cuídense. por que solo “obedecen a Dios antes que a los hombres” 1. y hagan lo posible por apresurarla. esperando el día que Cristo venga por la iglesia. 10.25) c. sin mancha ni culpa” (2 Pe. Pero los que somos ciudadanos del cielo cuidamos nuestra vida hoy: a. queridos hermanos. pero como dijo alguien: “Orando y con el mazo dando” es decir mantenernos involucrados participando en cada labor de esta preciosa obra.” A. Por que no sabemos el día que el SEÑOR NOS LLAME … (Mt. hagan todo lo posible para que Dios los encuentre en paz. queridos hermanos. en los cuales todo será justo y bueno. (He. para un día no muy lejano estar presente con el Señor en el nuevo cielo y la tierra nueva. para que no sean arrastrados por los engaños de los malvados ni caigan de su firme posición. por que un día. muchos hasta este momento. y están siendo engañados por las “nuevas” doctrinas y perdiendo la firmeza en su edificio espiritual (Ef. Pero. Manteniendo la fidelidad en nuestras reuniones (culto de celebración. aun mas en medio de tanta violencia. 13 pero nosotros esperamos el cielo nuevo y la tierra nueva que Dios ha prometido. Continuar siendo bendición para mis hermanos. 4.” (2 Pe. para establecer su reino por completo y que venga lo nuevo (cielo nuevo y tierra nueva). 3. su vida espiritual esta resquebrajada por los yerros. este mundo que tanto amamos se derretirá entre las llamas. mientras esperan estas cosas. 2. La iglesia. 12. por lo que las escrituras nos explican acerca de la pronta venida de Jesús (segunda venida). Haciendo el bien a lo que debemos hacer (Lc. pero haciendo lo que Dios quiere de nosotros: 1. Pedro recomienda. Seguir trabajando y luchando en este mundo… (1 Ti.20). asistencia a la célula. “esperen la llegada del día de Dios”. y los elementos se derretirán entre las llamas. era de suma importancia esta actitud. tiene pleno conocimiento de lo que sucederá en un futuro. “Por eso. la impaciencia parecía algo obsoleto. no son cuidadosos de la vida espiritual. Sin embargo. que cuidemos la vida espiritual. 3.13) b. 25.14) III. reuniones de las redes. LA PACIENCIA… 12 Esperen la llegada del día de Dios. ya que ustedes saben de antemano estas cosas. CUIDADOSO DE SU VIDA ESPIRITUAL… “17 Por eso. y situaciones de crisis.

Solo resta que seas bautizado en el nombre de JESUCRISTO. y comience a orar y abrir una cadena de oración y ayuno por ellas para que el Señor les conceda el bautismo. sin duda tendremos amplia entrada. tendrás que adquirir tu ciudadanía. y nos dirá: Bienvenido siervo y fiel. Queremos ver justicia. no llanto ni muerte. Busque un video adecuado. en lo poco fuiste fiel. ya esta pagada. santidad. . y si es hoy mejor. Ministracion: 1. anhelas estar? 2. Pues bien. solidaridad.d. pues lo tendremos. cuando estemos en nuestra patria celestial. si dices que en la tierra nueva. vivías en santidad. Y después. como ciudadanos del cielo. El Señor Jesús alumbrara esa preciosa patria. 3. Pues bien. 3.6) Conclusión: Cuantos de nosotros anhelamos y gemimos por que las cosas cambien en nuestro mundo. que hable acerca del cielo nuevo y la tierra nueva. amor. y otro del caos mundial que estamos viviendo. entra en el gozo de tu Señor. en lo mucho te pondré. si portamos estas credenciales. siendo cuidadoso de tu vida espiritual. y pregunte: ¿En cuál de estos dos lugares. Juntos para siempre por la eternidad. y nos gozaremos para siempre allá en el cielo nuevo y la tierras nueva. no violencia. antes mencionadas. y con paciencia continúes el peregrinaje del viaje. Apartándonos del pecado (1 Jn. lo mas pronto posible. donde no tendremos mas llanto ni dolor ni muerte. Pase a los que quieran bautizarse después del encuentro de santificación. un cielo nuevo y una tierra nueva.