Análisis de Concherías

Aquileo J. Echeverría

La historia moderna y contemporánea de lo que actualmente se conoce como Costa Rica se traduce en la confluencia de factores que contribuyeron a la formación de una legítima identidad costarricense. El producto transitorio de este proceso – puesto que la historia es constante – arroja una serie de interesantes conclusiones; que bien podrían clasificarse en: sociales (étnicas/culturales), económica y políticas. Es en definitiva Costa Rica el resultado de una mezcla o mosaico de culturas. Sería erróneo pensar únicamente en la influencia española. Los protagonistas de esta historia involucran chinos, negros, italianos, aborígenes autóctonos o amerindios y demás personajes de igual importancia. Es precisamente a través de este crisol cultural generado a partir del inevitable mestizaje que se debe apreciar la obra de Aquileo J. Echeverría. ¿Por qué?
-

Concherías es el fiel reflejo de lo que es el tico. Sería una humilde opinión del tema.

Sin lugar a dudas que lo es. Pero más interesante sería pensar por que si ese lenguaje, costumbres y tradiciones ejemplifican de manera fehaciente lo que es ser tico hoy en día reflejamos una identidad completamente ajena a nuestras raíces. Leer Concherías no solo es realizar una lectura más. Es transportarse a una realidad que es necesaria recordar e insertar nuevamente en la conciencia colectiva de una nación que camina errante haciendo suyos una serie de valores que no le pertenecen en absoluto. Hoy en día vivimos una realidad agresiva que rechaza lo autóctono por lo de cualquier parte del mundo…Que divertido resulta saborear un poco de la historia nuestra a través de Concherías. En Los Milagros se puede apreciar un legado generacional religioso. El proceso de conquista y colonización avasalló toda la América de los siglos XV y XVI. Costa Rica no escaparía a este proceso donde la máquina ideológica de la religión española aportaría su granito de arena al justificar todas las atrocidades de sus verdugos conquistadores. El cristianismo opuesto radicalmente a la estructura religiosa aborigen dictó las pautas de un “nuevo mundo” aunque dicho término haya sido puesto en tela de duda en innumerables ocasiones. Los

Existe una gran riqueza cultural en este cuento dado a la cantidad de elementos propios de la idiosincrasia del ser costarricense. pretender curar enfermos y sino resultase para la vela del mismo. el aspecto religioso y tradicional con los populares rezos – excusa perfecta para las borracheras-.aborígenes politeístas con un gran y valorable sentido de respeto por la naturaleza sucumbieron por la alfabetización y conocimiento de una nueva visión de mundo. Los aborígenes aprendieron la lengua. Qu`es?. Las técnicas curativas heredadas de los aborígenes en su gran mayoría por medio de la implementación de remedios caseros. Ni que decir de los milagros y de la intercesión de los muertos por aquellos que los invocare. El lenguaje sufrió una peculiar transformación. La transformación fue total. El tema de los rezos es otro indicativo de la herencia española y practicada por los habitantes de Costa Rica. costumbres y tradiciones de los españoles. incluso después de la independencia en 1821. cielo. . Observemos solamente algunas: ¿Qué ju`eso?. etc. Palabras cortadas e inconclusas evidencia las expresiones cotidianas de los costarricenses de antaño y por qué no de la actualidad. Ese aspecto se presenta en toda la obra de Aquileo J. maíz y posteriormente para el siglo XIX con el cultivo. Sola basta con que un día realices el sencillo ejercicio de prestar atención a la forma de comunicarse que poseemos los ticos en general. Se evidencia el protagonismo del café en las casas de los costarricenses para atender visitas. tabaco. La vecina fisgona que visita la casa de luto y comenta de los acontecimientos en torno al difunto. aún cuando su condición de salud no es la mejor. limbo y purgatorio son temas cotidianos. Echeverría. Adió. Incluso a la fecha muchas de esas se practican de una manera solemne. Pa`onde?. Visita de Pésame exterioriza el sentir del costumbrismo costarricense. Pa`que. Igualmente se menciona en reiteradas ocasiones la figura venerada de un Dios heredado por los navegantes europeos. Otro factor de suma importancia es el relacionado con la particularidad de ser Costa Rica una nación de tendencia agrícola. Ideas como el infierno. consumo y comercialización de nuestro “grano de oro”: el café. No se adoraría a ninguna otra deidad que no fuese el único Dios cristiano. Productos coloniales como el cacao. ¡Dios lo tenga en su gloria! Comentaban en reiteradas ocasiones los pueblerinos.

Resulta curioso como hoy la mujer ha despertado de un letargo en el que se encontró dormida por muchos años. Lo cierto del caso es que el licor alimentaba el machismo generalizado de esta sociedad. Igualmente el protagonismo de la carreta es impresionante. pero mayormente recordar para definir una identidad que pareciera en crisis. Igualmente quedan impresos en la retina. Recuérdese el valioso aporte de la carreta en la consolidación de la economía costarricense en el siglo XIX con el traslado de los primeros cargamentos de café a Valparaíso. Echeverría en la fina y atractiva descripción de este procedimiento culinario. Después sería simplemente el boom de este cultivo. cotidiano o como quiera llamarse del guaro o licor. El primero que la sociedad de antaño en Costa Rica al igual que la actual no estaba exenta de la controversia de la conducta de las personas. . enfermedades o para sacarse la rabia por problemas de la familia. espíritus errantes. cruces. promesas inconclusas y la figura de un sacerdote incrédulo en temas de la muerte alimentan una historia cargada de misticismo. Hoy en día trata de rescatarse este tipo de tradiciones que han perdido terreno ante la acción de la globalización enemiga declarada al folclor de cualquier nación de este mundo. En primer lugar el hecho de ser una nación agrícola se aprecia con el cocimiento de la popular Olla de Carne que involucraba todo tipo de verduras. Historia de difuntos. Igualmente se encuentra el antecedente de la violencia de la que nos sorprendemos hoy en día. Por supuesto amparado por la ley. En aquellos tiempos el famoso guaro de contrabando era utilizado para mitigar penas. la cosecha perdida o del amigo que le había jugado una mala pasada. El otro aspecto es el del arraigo del tico por el consumo desmedido. leyendas de todo tipo. En Pascuala se rescatan tres aspectos. Un Hermano recopila lo que hasta ahora se ha comentado. Definitivamente es lindo recordar. cutachas. no de unos pocos ticos por cierto del mágico y único sonido de la carreta a través de las veredas pueblerinas. Merito de Aquileo J. En segundo lugar el aspecto de la religiosidad asociado a las creencias muy comunes de los ticos.Y por supuesto el aspecto no menos importante del chisme o del rumor típico del costarricense que gusta de estar siempre informado. Solo basta leerlo para sentirse atraído a algo más que leer. Chile en la década de 1830.

Echeverría por transportarnos por unos minutos a la Costa Rica que olvidamos. agredía y mandaba a placer y al de hoy en día –conste que hay excepciones claras.Simplemente se podría comparar dos realidades completamente antagónicas. Pero que hay que recordar para continuar trazando una historia valiosa para las futuras generaciones.donde la mujer en muchos casos hegemoniza. . Sirva este análisis para darle mérito a quien lo merece y es a la figura de Aquileo J. La de la Costa Rica donde el hombre se imponía.