P. 1
EFECTOS PSICOLÓGICOS del divorcio en los niños

EFECTOS PSICOLÓGICOS del divorcio en los niños

|Views: 691|Likes:

More info:

Published by: Meisser Alberto Lopez Cordoba on Mar 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2013

pdf

text

original

EFECTOS PSICOLÓGICOS DEL DIVORCIO EN LOS NIÑOS

Si damos una mirada epidemiológica sabemos que el divorcio en los Estados Unidos de América y en el mundo afecta a millones de niños, situación que no deja de ser conflictiva ni para los chiquillos y los padres. En nuestra época, los índices de separación y divorcio, son cada vez más elevados, ya que entre un 40 y un 50% de los matrimonios terminan en estas circunstancias. 1 En España ha habido grandes transformaciones sociales desde hace unos treinta años; las familias mismas han tenido grandes cambios en sus costumbres y, como en el mundo, en general, han empezado a conformarse lo que se ha dado en llamar las nuevas familias, constituidas por unión libre, parejas que no desean tener descendencia, familias reconstituidas y combinadas, las de aquellos que podrían hablar de los hijos, como los míos, los tuyos y los nuestros. Además han aparecido la parejas homosexuales y las familias monoparentales, en las que un solo progenitor es responsable de la crianza y de la educación de los hijos, caso que se presenta en muchas familias en las que una madre separad o divorciada es la que se encarga de los hijos, lo cual ha hecho surgir preguntas hacer de lo que ocurre con el ajuste emocional de los niños después de la separación y el divorcio, cuando es una ley que se aprobó apenas en 1981 en España. Ello hace que aún en España haya tasas de separación y de divorcio menores que en otros países del entorno europeo, lo cual nos dicen Beatriz Mogardo y María del Mar González que haya pocos estudios psicológicos sobre el tema. Domènech 2 ha efectuado un estudio en relación con madres divorciadas y hay otro de Pons-Salvador y Del Barrio 3 sobre los hijo(a)s de padres separados pero la escasez de investigaciones ha dificulta do la ruptura de prejuicios asentados en una sociedad donde la impronta del catolicismo fue demasiado grande, que dictamina un futuro muy negro para los hijos de los

1

El rincón del vago. El divorcio y los hijos. http://html.rincondelvago.com/el-divorcio-y-los-hijos.html. Domenech, A. Mujer y divorcio: de la crisis a la independencia. Promolibro, Valencia, 1994,

2

3

Pons-Salvador, G, y V. Del Barrio. Depresión infantil y divorcio. Avances en Psicología Clínica Latinoamericana, 11: 95-106.

Narcea. como lo han demostrado varios estudios longitudinales. vivienda. Gately. en tanto comporta toda una serie de cambios. como la de tomar las muestras en clínicas de atención a niños perturbados y no tomarlas de la población general. Pedagogía familiar. Educación en las familias atípicas en J. para citar algunos y el hecho de que el divorcio afecta grandemente a los miembros de la pareja parental. que induce una reacción adaptativa. Effects of divorce on parents and children en M. Blakeslee. Vergara. ni su condición social ni el tiempo de separación. 8 Wallersetein J. 1995. Hijos de padres divorciados. y S. 1990. Schwebel.J. 6 Es obvio que la experiencia del divorcio no es banal para ninguna de los sujetos que la vive.Favorable outcomes in children after parental divorce. para empezar el no poder vivir con ambos padres dentro del hogar. al concebir la situación inicial de los padres divorciados como una crisis vital. Padres e hijos después del divorcio. al considerar el divorcio como una conducta indeseable que s e aparta de las desviaciones estándares de la curva de Gauss. S. que una vez superada la crisis. además que muchas veces conlleva un descenso de las condiciones económicas de la familia y cambios de entorno. 1992. . I.W. como bien lo demostraran Gately y Schwebel. Buenos Aires.M. que tienden a estigmatizar y a generar una mirada patogénica en relación con nuevos fenómenos sociales. la cual hace que los sujetos que la viven. M. sin categorizar las distintas edades de los niño s.Journal of Divorce and Remarriage. 1993. Madrid. Ed. y A. Quintana Cabanas. C. desde los distintos lugares de la estructura familiar. Vox Pediátrica 3(1):89-91. escuela. que puede ir de unos meses a unos dos años. M. tengan que hacer toda una reorg anización para lograr un nuevo equilibrio. en la que se inscriben los seres supuestamente normales. con la asunción de nuevos roles. van dándose procesos de adaptación a los nuevos cambios. 18(3/4): 57-79. de lo cual no hay lugar a dudas. ya que es innegable que el divorcio en sí mismo induce todo un desequilibrio de la homeostasis tenida hasta entonces. E. 5 García Castrillón de la Rosa. para lograr una mayor estabilidad. lo cual en un prin cipio puede afectar a los niños aunque también es cierto. lo cual puede llevar a graves problemas metodológicos. 7 6 Hetherington. nuevos vínculos y nuevas tareas. lo cual hace que se encuentren artificiosamente resultados muy negativos con respecto a los hijos del divorcio.divorciados. proceso que tiene una duración variable. M. 45 Este último tipo de investigaciones nos muestra a las claras como el supuesto pensamiento científico puede verse contaminado por prejuicios ideológicos y moralistas. Cox y R.. 78910 4 Comellas. barrio. Lamb Nontraditional families 1982. Cox. lo cual determina que el objetivo de la investigación sea la búsqueda de alteraciones del desarrollo y del ajuste emocional de los niños para ratificar su posición prejuiciosa. D.

Marriage.C. Stanley-Hagan. merma de la autoestima y disminución de competencias sociales y académicas en relación con el grupo control. J. Bornstein. empáticos y flexibles. 1999.M. y M. Los resultados encontrados por Mogardo y González en un estudio realizado en niños de colegio. lo cual corrobora los resultados de investigaciones realizadas en otros países. 1995. ya que en niños que han vivido esta experiencia.. desde el punto de vista d e la salud pública. es que al comparar los dos grupos no se notan diferencias significativas entre uno y otro grupo o si lo son.A. R. . Handbook of Parenting. a la que siga una adaptación sin ningún costo pero que no se puede afirmar que los efectos sean tan negativos. amplios. E. Parenting in divorced and remarried familiesen M. factores de riesgo y de protección de estas familias. la verdad. concluyen que el divorcio no es una experiencia cualquiera. con un grupo control y evaluación de distintas competencias mediante escalas y cuestionarios fueron en relación con el ajuste psicológico de los niños que la compet encia escolar estaba en un nivel promedio. que en las parejas 9 Hetherington. En otros estudios realizados en España se ha observado que la situación económica de las familias después del divorcio puede ser seriamente preocupante. quienes tras un estudio de unos 13000 niños. de tal forma que se encuentran con dificultades para cubrir las necesidades de las familias. La contraparte sería ese 20 a 30 % restante que presentan trastornos del comportamiento. Los niños resultaban ser poco problemáticos y la autoestima se situaba en un polo positivo. sólidos y generalizados. divorce and children¶s adjustment. 10 Emery. lo son en grados muy pequeños como lo han demostrado Amato y Keith. Thousand Oaks. aunque en la revisión de Gately y Schwebel se dan evidencias de que los niños de padres separadas suelen ser más maduros. u na adaptación sana y armónica a la nueva situación. con lo cual se desmienten prejuicios sobre los daños irremediables causados por el divorcio. H. dato que puede ser muy importante para considerar. Sage. entre un 70 y un 80 % tienen perfiles psicológicos caracterizados por el ajuste emocional y el bienestar. responsables.Una de las estrategias metodológicas que se han empleado para el estudio de los niños de padres separadas es el comparativo con un grupo control de niños que continúan viviendo con sus padres y.M. la cognitiva se comportaba de una manera muy similar. ya que tienen menos ingresos por unidad de consumo que las familias biparentales.

Recursos económicos en familias de madres separadas en Sevilla. en especial cuando atraviesan por un período edípi co crítico. Lo cierto del caso es que mientras mayor conflicto haya entre los integrantes de la pareja en vías de divorcio. además de afectaciones del rendimiento académico. VII Congreso Español de Sociología. I. pérdida de la autoestima. a vivir en familias ampliadas de esas de los míos. aunque sí se sabe que el divorcio aumenta el riesgo de trastornos de conducta. cambios de las rutinas hogareñas. desde el de reto.. ya que la experiencia puede aportar oportunidades para el proceso evolutivo del sujeto. depresión. eso sí dependiendo de todo un conjunto de fact ores. o si se dan manifestaciones psicopatológicas en alguno de los adultos que se separan. 11 De ahí se ha concluido que es importante ver el divorcio más que desde el modelo de crisis. éste observó que los varones tienen más dificultades para adaptarse a las situaciones engendradas por el divorcio y que los niños de menor edad se resienten más. La epidemiología de las secuelas del divorcio en los niños. Muchas de las familias que sufren la separación conyugal y el divorcio tienen antecedentes de ellos en sus propios grupos familiares ampliados. ya que el evento puede ser un hecho desencadenante de alteraciones o no. mayor será el impacto negativo sobre los hijos. B.biparentales. si se adaptarán a la conformación de nuevas parejas. aunque no hay una diferencia muy significativa con controles de niños que permanecen en una familia in tegrada. En un estudio realizado por el doctor Huntley en los Estados Unidos de América. si sobrevienen dificultades económicas. Éstos se preguntan cuál será la reacción de sus hijos ante cada uno de los miembros de la pareja parental. en realidad. sobretodo si ello genera la pérdida de contacto de los pequeños con alguno de sus padres. dificultades sociales. cambios de domicilio. Mogardo y M-M González. pérdida de continuidad en la escuela. que incluso hace que los niños empleen como mecanismo 11 Jiménez. 2001. si ello tendrá consecuencias sobre su vida académica o si el acontecimiento dejará secuelas emocionales permanentes en los críos. no es suficientemente clara. el significado de la separación y ello puede conducirlos a estados confusionales y de de ansiedad o a vivir intensos sentimientos de culpa. ya que no tienen la capacidad cognitiva para comprender la situación. . los tuyos y los nuestros.

de tal suerte. como el que clásicamente describiera Sigmund Freud.defensivola regresión. que los problemas los hablen los padres entre ellos. El doctor Huntley aconseja: 1. todo un conflicto de lealtades. lo que puede hacer que vuelvan a la pérdida de control de esfínteres o al chupeteo del dedo. también podrían estar exageradamente tranquilos pero también suelen captar la tristeza y la preocupación de sus padres y tornarse irritables. en su afán de negar la dependencia de unos padres que los desilusionaron pueden tornarse autosuficientes. ya que la separación es entre adultos. o con miedos. cuestionadores de sus papás. Los chicos. Los niños que están pasando por un período edípico. o tener alteraciones afectivas como la tristeza o la depresión. al verse entrampados en conflictos de lealtad. conflictos que van aparejados con otros síntomas como las pesadillas o las fantasías abandónicas. ya que ello suscita. ya que han de lidiar con el duelo por la pareja parental perdida como tal. Los niños en edad escolar pueden verse tristes y preocupados. Los hijos no deben ser utilizados como espías para que informen al otro de la pareja acerca de la privada de su antiguo cónyuge. a quienes lanzan un reto y tratan de poner a prueba. pueden manifestar conductas oposicionistas y arbitrarias. tener conductas agresivas. Es importante no hacer que los niños tengan que tomar partido. todo lo cual puede tener como consecuencia una baja en el rendimiento académico. No poner al hijo(a) en medio del conflicto. 2. ya que la función de los hijos no es la de convertirse en un auténtico corre -ve-y-dile. a la vez. agresivos. sin inmiscuir a los hijos. al principio. Los adolescentes pueden llenarse de ira y culpabilizar a a lguno de los padres y pueden tornarse inseguros de alcanzar un día alguna relación duradera. Los más chiquitos no entienden las implicaciones del divorcio y. llorones. Se ha de procurar que los padres puedan discriminar e independizar la crianza de los hijos de los resentimientos que ocasiona el divorcio. verse como niños maleducados y de malo s modales. que han establecido un vínculo de . Los chicos para nada se han de convertir en mensajeros de sus padres. suelen sentirse culpables por la infelicidad de sus padres y sienten un gran temor al abandono por parte de estos.

6. Siempre es preferible una relación lo más amistosa posible entre los padres y hay que hacer el mayor esfuerzo posible para superar resentimientos y el odio. Es importante que la pareja divorciada como pareja conyugal no abandone su función como pareja de padres. o está demandando una mayor atención. por lo tanto que los padres estén de acuerdo con las normas que se han de impartir. 3.alianza pero el lazo de consanguinidad de los hijos con cualquiera de los padres es una relación indisoluble. 10. que permiten que los hijos saboteen las pautas de crianza. tampoco los hijos pueden volverse confidentes de ellos como si fueran los amigos íntimos o terapeutas. ansiedad. 7. Hay que tener en cuenta que el muchacho puede estar echando de menos la continuidad de la vida anterior. Habría que procurar que el resto de las circunstancias cambien lo más mínimamente posible y. Es necesario que los padres puedan comunicarse para cooperar en la educación que darán a sus hijos. ya que la funci ón parental ha de ser compartida por los padres. ira. 4. ya que ello hace que el pequeño tenga que enfrentar aún más du elos. ya que la separación ocasiona todo un cambio. Los padres no deben quedar resentidos con sus hijos. 5. ya que su función no es ocupar el lugar vacío que deja uno de los padres. Hay que mantener al hijo en su lugar de hijo. que puedan conducirlos al . no tuviera que hacerse cambio de domicilio. las rutinas y tradiciones. Mientras mejor se lleven los padres divorciados. ojalá. ya que ello les permite un mejor desarrollo personal. sin entrar en grandes contradicciones. 8. 9. para que no se generen conflictos y ambivalencias. ya que para el niño es suf iciente tener que cargar con el peso de las consecuencias del divorcio y la pérdida que la separación de la pareja parental representa para el vástago. ni exhibir conductas inapropiadas frente a ellos. de vecindario o de colegio. lo cual podría devenir patógeno. Ahí que detectar tan precozmente como sea posible si el chico está experimentando depresión. Es importante. mejor van a poder asimilar los chicos la separación. Lo ideal es que el niño pueda mantener la relación con cada uno de los padres.

5. Revista de Sistemas Familiares (1991).com/hogarysalud/05032101. o para la resolución de momentos de crisis mientras se logra un mejor nivel de homeostasis pero hay que aceptar que para muchos se convierte en un factor traumático. como fo rmación reactiva ante el rechazo. y éste no es vivido con tanta carga social. La infidelidad. a la depresión. Revista de Sistemas Familiares (1998). que puede desencadenar problemas emocionales y grandes sufrimientos. generadora de estigmas pues parece comprenderse mejor que el divorcio puede ser una solución cuando 12 Lukor. Terapia del divorcio y mediación familiar. 11. con la inclusión de un tercero. Los cambios que se van dando a lo largo de la vida. que pueden llevar a la angustia incontrolada. 3. 7. El problema es entre las parejas y no con los hijos.com ¿Qué hay de mí? Los efectos del divorcio en los niños. . M. 121314 Muchas son las causas del divorcio. Los problemas económicos. Divorcio destructivo: Particularización sobre aspectos del conflicto. Se encuentran entre ellas: 1. 6. http://www. 2.lukor.abandono afectivo o a la sobreprotección. La nueva pareja no debe presentarse a los hijos hasta no estar seguros relativamente que el chico podrá elaborar dicho impacto y pareciera ser que el divorcio es una d e las circunstancias más angustiantes que puede atravesar en un niño en la infancia. ya sea para los integrantes de la pareja y/o para los hijos. El divorcio suele verse como una amenaza contra la integridad familiar pero habría que pensar el otro lado de la moneda pues muchas veces puede ser un elemento de cambio. una oportunidad para el crecimiento personal. 4. Las alteraciones del juicio de realidad de alguno de los cónyuges. Los problemas sexuales. P. La violencia intraconyugal.htm 13 Albarracín. Los celos de alguno de los integrantes de la pareja. 14 Hercovici. Afortunadamente la cultura se ha hecho más tolerante con el divorcio. al suicido e incluso al desencadenamiento de enfermedades psicosomáticas.

2. . Se inicia un proceso largo y doloroso. Algunos psicólogos hablan de que hay tres etapas en el proceso de divorcio: 1.han surgido graves problemas. El clima familiar y de la pareja se vuelve sumamente caótico.La reorganización que puede durar hasta dos años. Se sabe que la elaboración del duelo por la separación puede ser prolongada. con momentos de cólera extrema o de depresión. para ello es preciso evitar toda una serie de conductas erróneas que pueden cometerse. resolver los síntomas y llegar a una recuperación favorable para el sujeto y su entorno. dolor y cambios en la vida cotidiana. a veces para toda una vida. en procura de que éstos se afecten lo menos posible. que pueden resultar irresolubles de una manera distinta. que los niños de alguna manera perciben. de ahí la importanc ia que alguno de los miembros puedan recibir una adecuada ayuda psicoterapéutica que facilite los procesos elaborativos de la situación. La mujeres muy dependientes no saben cómo van a manejarse solas y los hombres temen desorganizarse en la vida cotidiana. que impiden pensar en el modo más adecuado de separarse. La custodia de los niño debe indicarse a la persona que mejor pueda hacerse más cargo de ellos. ya que los padres están muy inmersos en su propio dolor y en su propio sufrimiento. que la familia salga también lo mejor posible de este impasse. salvo que haya una gran enfermedad psíquica en ella. con continuas peleas y reproches. de tal suerte que los ampare y proteja. Los hijos siempre deben ser tenidos en cuenta antes y después del divorcio. se le confía a la madre. Se da entonces una función parental disminuida. que desencadena la separación. por lo común. como b ien lo ha señalado el doctor Huntley. La soledad se hace sentir y el miedo se apropia de la mente. trae consigo la vivencia de intensas emociones para la pareja. ya que rompe la homeostasis anterior e implica pérdidas.La crisis. surgen el odio. los dese os de venganza y los sentimientos de culpabilidad. La crisis termina por involucrar a toda la familia. en un momento turbulento en la pareja y en el grupo familiar.

en la que los hijos pasan la mitad del tiempo con cada uno de los progenitores y es la que más frecuentemente se indica. aunque la mayoría de padres e hijos dicen que nunca vuelven a sentirse igual que antes del divorcio. 15 Se puede dar una custodia compartida. b. Custodia separada cuando en la pareja. Una mirada en las etapas psicológica del divorcio y de sus niños. Tratar de preservar las rutinas de la vida diaria. ya que los padres deben compartir deberes y derechos con los hijos. Afirmarle y cumplirle al niño que será visitado por el padre que se va y reasegurarle el amor.com/view/spanish-12760. Hay que mantener la buena imagen que el niño pueda tener de cada uno de los padres. el padre asume unos hijos y la madre otros.3. d. sin sobrecargarlo con los problemas de los padres y hablarle mal del otro de la pareja.El ajuste que puede prolongarse aún cinco años. que puede invadir todo el ámbito familiar. pero puede persistir la amargura y el resentimiento. lo más cerca de la vida anterior posible. A. La rabia con la pareja es mejor 15 Abbette.htm . http://www. en la que los hijos nada tienen que ver. Permitir al niño la expresión de sus sentimientos de dolor. Ahora los excónyuges no parecen sentir tanta hostilidad con respecto del otro. Asegurar a los niños que ambos padres lo aman y que la separación sólo se debe a sus dificultades como pareja. entonces la vida parece empezar a ser ³normal´ de nuevo. c.content4reprint. Para tratar de evitar el desencadenamiento de cuadros patológicos los padres deben: a. Custodia única cuando sólo uno de los padres se hace cargo de los hijos y el otro tiene derecho a visitas otorgadas por el juez. Hay que desculpabilizar al niño por el divorcio pero manifestarle si el caso que es un asunto definitivo para no generar falsas expectativas de reunión y que el niño pueda empezar a elaborar el duelo por la pareja perdida.

y R. A. sean éstos en la familia ampliada o en los grupos de amigos.com. 8 de abril del2009 16 Lanoël. psicólogos. http://www. Los pediatras.ar/divorcio. 16 Revisión bibliográfica realizada por Jesús Dapena Botero Vigo. psicoterapeutas. es importante que los padres puedan tener vínculos con el exogrupo.paideianet. No hay que pedirle al niño que tome partido en el conflicto de los padres. abogados podemos ser de gran ayuda y también pueden ser muy útiles los grupos terapéuticos de personas divorciadas. Ocaña. Ésto que escribo no es un tratado que abarque toda la complejidad y profundidad del problema del divorcio pero es algo q ue espero que pueda ser de alguna utilidad para los padres de padres que se separan o divorcian. Hay que mantener una sana disciplina en los ámbitos de cada unos de los papás.htm . e.expresarla con otras personas diferentes de los hijos. Problemas en el comportamiento de los niños: los niños y el divorcio.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->