Está en la página 1de 14

ENTRADA

Cristo Libertador
Cristo nos da la libertad.
Cristo nos da la salvación.
Cristo nos da la esperanza
Cristo nos da el amor.

Cuando luche por la paz y la verdad, la encontraré


Cuando cargue con la cruz de los demas, me salvaré.
Dame, Señor, tu Palabra.
Oye, Señor, mi oración.

Cuando sepa perdonar de corazón, tendré perdón.


Cuando siga los caminos del amor, veré al señor.
Dame, Señor, tu Palabra.
Oye, Señor, mi oración.

PERDON
Tú que siempre nos perdonas,
porque nos quieres mucho,
tú que siempre nos perdonas, Señor, ten piedad.

Tú que siempre nos escuchas,


porque nos quieres mucho,
tú que siempre nos escuchas, Cristo ten piedad.

Tú que siempre nos ayudas,


porque nos quieres mucho,
tú que siempre nos ayudas, Señor ten piedad.

Gloria
Gloria, Gloria, Gloria al Señor gloria en el cielo, gloria en la tierra.

Te alabamos señor, te bendecimos, te adoramos oh padre, Dios y rey celestial.

Eres cordero de Dios, hijo del Padre, tú nos perdonas y salvas, nos ofreces tu amor.

Tú solo Santo y Señor, Tú Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios.


Aleluya.
Busca primero el reino de Dios, y su perfecta justicia, y lo demás añadido será. Aleluya,
Aleluya.

Señor ofrecemos nuestras vidas


Señor te ofrecemos nuestras vidas,
nuestra juventud toda por ti,
también nuestra penas y alegrías,
que en nosotros el mundo dejó

Te pedimos por nuestros hermanos


que sufren sin poder comprender,
que su soledad nunca se llena
porque no se acercan más a Ti

Jesús ayúdanos a comprender mejor,


tus enseñanzas de amor a los demás
que nuestro corazón sea siempre un lugar
donde sea eterna la gloria de tu amor.

SANTO

Da la paz hermano, da la paz, constrúyela en tu corazón


y con tu gesto afirmarás que quieres la paz.
Que tu paz hermano, sea don es el mejor signo de amor
que tu nos puedes ofrecer, abrazo de paz.
9. Cristo vale la pena
Yo sé que me necesitas,
necesitas mi amor,
me llamas para que luche,
en este mundo de hoy.

Yo sé que diste la vida,


por nuestra salvación,
hoy quiero amar sin medida,
quiero jugarme por vos.

Cristo vale la pena,


luchemos con fe,
María será la estrella,
que nos guíe hasta Él.

María danos la fuerza,


para poderles mostrar,
a todos mis hermanos,
lo hermoso que es amar.
Para poder con mis labios,
tu palabra proclamar,
haz de mi un instrumento,
y así tu amor sembrar.

10. Quiero ser pan


Es joven el que espera,
el que sabe caminar,
el que lucha por el Reino,
sin volver la vista atrás.

El que da su mano a otro,


el que sabe transformar,
el que es pan para los pobres,
defendiendo la verdad.

Quiero ser pan,


para el hambre ser el pan,
de mi pueblo y construir,
el escándalo de compartir.

Es joven el que arriesga,


el que sabe caminar,
el que siempre se pregunta,
sin volver la vista atrás.
El que sabe hacer historia,
el que sabe transformar,
el que es voz de los pequeños,
defendiendo la verdad.

11.Alma misionera
Señor, toma mi vida nueva,
antes de que la espera
desgaste años en mi.
Estoy, dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea,
tú llámame a servir.

Llévame donde los hombres


necesiten tus palabras,
necesiten mis ganas de vivir.
Donde falte la esperanza,
donde todo sea triste,
simplemente por no saber de Ti.

Te doy, mi corazón sincero,


para gritar sin miedo,
lo hermoso que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra
que tenga sed de Ti.
Y así, en marcha iré cantando,
por pueblos predicando
tu grandeza Señor.
Tendré mis brazos sin cansancio
tu historia entre mis labios,
la fuerza en la oración.

12.Ven hermano
Ven hermano y cántale a Cristo,
a este Cristo joven que un día
nos redimió.
Haz de tu amor una plegaria
un simple canto alegre
que el Señor escuchará.
Ven aquí canta ya, no te olvides
tú de Cristo piensa que en la cruz
por nosotros Él se dio.

No te alejes del camino marcado


que Cristo ha señalado para
acercarnos a Él. Devuélvele
con fe inquebrantable ese amor
incuestionable que nos ha ofrecido Él.

13.Padre Nuestro
Padre Nuestro tú que estás,
en los que aman la verdad,
haz que el Reino que por Ti se dio
llegue pronto a nuestro corazón,
que el amor que tu Hijo nos dejó,
ese amor, esté ya con nosotros.
Y en el pan de la unidad,
Cristo danos tú la paz
y olvídate de nuestro mal,
si olvidamos el de los demás,
no permitas que caigamos
en tentación.
Oh Señor, ten piedad del mundo

14.En mi Getsemani
Para que mi amor
no sea un sentimiento,
tan solo de deslumbramiento pasajero,
para no gastar mis palabras más mías
ni vaciar de contenido mi “te quiero”.
Quiero hundir más hondo mi raíz en Ti
y cimentar en solidez este mi afecto,
pues mi corazón que es inquieto y frágil sólo acierta si se abraza
a tu proyecto.
Más allá de mis miedos, más allá
de mi inseguridad, quiero darte mi
respuesta.
Aquí estoy para hacer tu voluntad,
para que mi amor sea decirte “sí”
hasta el final.
Duermen en su sopor y temen
en el huerto, ni sus amigos
acompañan al maestro.
Si es hora de cruz, es de fidelidades,
pero el mundo nunca quiere aceptar esto.
Dame comprender, Señor, tu amor
tan puro, amor que persevera en cruz,
amor perfecto, dame serte fiel cuando
todo es oscuro para que mi amor sea
más que un sentimiento.
No es en las palabras ni es en las
promesas donde la historia tiene
su motor secreto,
solo es el amor en la cruz madurado el amor que mueve a todo el universo. Pongo mi pequeña
vida hoy en
tus manos por sobre mis seguridades
y mis miedos,
y para elegir tu querer y no el mío
haz en mi Getsemani, fiel y despierto.

15.Dios te ama a ti
Dios te ama a ti mucho más
de lo que puedas imaginar. (bis)
Te ama a ti mucho más que el cielo,
te ama a ti mucho más que el mar,
te ama a ti mucho más que las
estrellas te ama a ti (bis)
Dios precisa de ti mucho más
de lo que puedas imaginar.

16.Dios está aquí


Dios está aquí, está aquí
Tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se
levanta, tan cierto como yo te hablo
y me puedes oír. (Jesús...María)

17.Maranatha
Ven Espíritu de Dios, inúndame de amor ayúdame a servir.
Ven y dame tu calor, quema mi
corazón, enséñame a servir.
Ve Espíritu de Dios, ven a mi ser, ven a mi vida. Ven espíritu de
amor, vean a morar Maranatha.
Hoy la vida que me das, invoca en
mi dolor y clama ven Señor.
Ven y dame tu calor, transforma mis penas en glorias para ti.

18. Nadie te ama como yo


Cuanto he esperado este momento, cuanto he esperado que estuvieras así.
Cuanto he esperado que me hablaras,
cuanto he esperado que vinieras a mí.
Yo se bien lo que haz vivido,
se también porque haz llorado.
Yo se bien lo que haz sufrido,
pues de tu lado no me he ido.
Pues nadie te ama,... como yo,
pues nadie te ama,... como yo.
Mira la cruz esa es mi más grande
prueba.
Nadie te ama, como yo,
pues nadie te ama,... como yo.
Pues nadie te ama,... como yo.
Mira la cruz, fue por ti,
fue porque te amo,
nadie te ama,... como yo.
Yo se bien lo que me dices,
aunque a veces no me hables,
yo se bien lo que en ti sientes,
aunque nunca lo compartes.
A tu lado he caminado,
junto a ti yo siempre he ido.
Aun a veces, te he cargado,
yo he sido tu mejor amigo.

19. María es
Hace unos días me han preguntado,
quien es María y por qué aun hay tantos
que a ella acuden y en ella esperan con fervor.
Y otros me dicen que ya se han ido
que es solo imagen con pies de barro
y que perdemos el tiempo hablando de su amor
Y me di cuenta que hay mucha gente,
que como aquellos, profundamente,
la necesitan y no lo quieren admitir.
Y no la ven aunque que estén de frente,
no la descubren intensamente.
Y van pasando ante la vida, indiferentes.

María es, del hogar, la fuerza.


Es la palabra amiga, la mano que alienta.
Aquel milagro que aun esperas,
muy dentro tuyo, hallarás respuesta.

Y cuando sientas que te han dejado,


en el camino abandonado.
Y sientas que ya a nadie puedes recurrir,
ya no lo dudes hermano mío,
busca la ayuda y busca el cariño
que de la madre, tú sabes, puedes recibir.
Y date cuenta que hay mucha gente,
que como aquellos, profundamente,
la necesitan y no lo quieren admitir.
Y no la ven aunque que estén de frente,
no la descubren intensamente.
Y van pasando ante la vida, indiferentes.

María es, del hogar, la fuerza.


Es la palabra amiga, la mano que alienta.
Aquel milagro que aun esperas,
muy dentro tuyo, hallarás respuesta. (bis)

20.Haces nuevas todas las cosas


Hey……..
que haces nuevas todas las cosas;
que haces nuevas todas las cosas;
que haces nuevas todas las cosas.
(2 veces)

Es vida que brota en la vida,


es fruto que crece en amor.
Es vida que vence a la muerte,
es vida que trae el Señor. (bis)

Dejaste el sepulcro vacío,


la muerte no te derrotó.
La piedra que te detenía,
el día tercero cayó. (bis)

Me ofreces una nueva vida,


renuevo en ti mi amor.
Me das una nueva esperanza,
ya todo lo viejo pasó. (bis)

21.Queremos ser un pueblo


Queremos ser un pueblo, fuerte en ti,
que nuestros ojos, de tu amor
no se separen.
Y no permitas que tu obra
acabe como empezó.
Danos la fuerza para luchar, Señor.
Y toma nuestros corazones sólo para ti, y cámbialos Señor por tu amor. (bis)

22. Ese es Jesús


Una razón y una esperanza,
una noticia y una luz,
una amistad profunda y sincera,
ese es Jesús.
Una ilusión de hacernos hermanos,
y un perdón desde la cruz.
Todo el amor del Dios más humano,
ese es Jesús.

Ese es Jesús, ese es Jesús. (2 veces)


Odios, guerras, cuánto llanto,
Rabias, miedo y tanto dolor.
¿Cuándo va reír esta tierra?
¿Cuándo va a triunfar el amor? (2 veces)
Nuestra juventud siente una
patria que espera, unos brazos
nuevos y un mejor porvenir,
vamos a tomar una vez más la
bandera. Esta juventud tiene
que inventar un país. (2 veces)

Libre de horrores y de torturas,


ir radiantes como luz.
Libre de todas las ataduras,
ese es Jesús.
Una palabra fuerte y sincera,
y el valor desde la cruz.
Sabe decir verdad donde quiera,
ese es Jesús.
Miles de engaños y de promesas,
voy a salvar mi juventud.
Es la señal de un mundo que
empieza, ese es Jesús.
Hay una meta y una proclama,
que me propones tú.
Vamos oír la voz que nos llama,
ese es Jesús.
23. Es por Cristo
Caminaba por el mundo triste y solo,
y mi vida ni sentido ya tenía.
Los amigos no llenaban ese hueco,
y el dolor en el alma me embargaba.
Más un día la rutina se detuvo,
poco a poco fue sintiendo aquí adentro,
aquel hueco de amor que se llenaba,
y mi alma entera se regocijaba.
Jesucristo es quien tocó mi vida entera,
me entregó lo que nunca imaginaba.
Aquí están mis amigos más queridos,
encontré lo que siempre esperaba.

Es por Cristo que estoy aquí,


es por él que mi vida ha cambiado.
Es por Cristo que vale la pena,
aunque el mundo no lo entienda.
Es por Cristo que estoy aquí,
es por él, espero me comprendas,
y te unas a mi en este canto,
aunque el mundo no lo entienda.

Aquí vivo los momentos más


hermosos, y comparto lo que nunca
he compartido.
Espero que me comprendas, a ti
te digo, este es el lugar que yo
he elegido.
24.Iglesia peregrina
Todos unidos formando un solo cuerpo
un pueblo que en la Pascua nació,
miembros de Cristo en sangre
redimidos; Iglesia peregrina de Dios.
Vive en nosotros la fuerza del Espíritu,
que el Hijo desde el Padre envió.
El nos empuja, nos guía y alimenta;
Iglesia peregrina de Dios.

Somos en la tierra
semilla de otro reino,
somos testimonio de amor,
paz para las guerras
y luz entre las sombras;
Iglesia peregrina de Dios.

Todos nacidos en un solo bautismo,


unidos en la misma comunión,
todos viviendo en una misma casa;
Iglesia peregrina de Dios.
Todos prendidos en una misma suerte
ligados a la misma salvación,
somos un cuerpo y Cristo es la cabeza;
Iglesia peregrina de Dios.

Rugen tormentas y a veces nuestra


barca, parece que ha perdido el timón miras con miedo, no tienes confianza;
Iglesia peregrina de Dios.
Una esperanza nos llena de alegría,
presencia que el Señor prometió,
vamos cantando, él viene con nosotros Iglesia peregrina de Dios.

25. El Señor nos ha amado


El Señor nos ha amado
como nunca nadie amó.
El nos guía cada día
con su fuerza y con su luz.
El nos llena con su amor
cuando partimos el pan.
Es el pan de la amistad
el Pan de Dios.

Es mi Cuerpo que doy a comer,


es mi Sangre que doy a beber,
porque soy la vida y soy el amor.
Oh Señor, condúcenos en tu amor.

El Señor nos ha amado


como nunca nadie amó,
fue un pobre carpintero
para los de Nazareth.
Con sus manos trabajó
como los que se eligió.
El trabajo y sufrimiento conoció.

El Señor nos ha amado


como nunca nadie amó.
Su amor era tan grande
que en la cruz llegó a morir.
Su amor era tan fuerte que de la muerte triunfó, de la muerte triunfador
resucitó.

El Señor nos ha amado


como nunca nadie amó.
Nos reúne a los hombres para en su vida vivir.
Los cristianos somos miembros
del cuerpo del nuevo Adán.
Nada puede separarnos de su amor.

26. Tupâsy marangatu


Tupâsy marangatu, nde ha’e ore
sy tee.
Erogami ore rehe, ore kuéra pecador.
Jesucristo ne memby, kurusúre he’i va’ekue: peême aheja che sy,
pehayhúkena ichupe.

Tupâsy marangatu, ema’êmi ore rehe torojoayhu poraite ko


arapýpe enterove.

Tupâsy, Virgen María, nde ha’e ore Jára sy, eme’êna enterovépe, tesape
ha jerovia.
Ore kuéra ne memby, rojoayhu kuaa haguâ, opa árape nde réra purahéipe taipoty.

Rohayhu porâseténte, ko yvy ári


aikove aja, upei yvágape ahávo,
tahecha pende rova.
Umi ángel ha santo kuéra
nderehénte ojerepa, entero
nemomorâ Tupâsy rejajaipa.
Aipotánte Tupâsy akóinte ore
rovasa, roguata kuaa haguâ
Jesucristo oipotahaicha.
Ore kurusu ore apére, ani haguâ
ore kangy, toroguahê porâite, ne
rendápe Tupâsy.

27. MISIÓN CONTINENTAL

Quiero preparar el camino que ya vuelve a casa, Jesús mi Señor


Quiero ir por el continente, llevar su palabra y que se escuche su voz
Quiero gritarle a la gente el fuego que Cristo puso en mi corazón
Quiero anunciar tu palabra yo, quiero adorarle a Él

Una misión muy especial, para el continente evangelizar


Una misión del corazón, y ser testigos de su inmenso amor
Nuestra misión

Vida del Espíritu Santo, ser el testigo del que resucitó


Voy donde me piden y voy dejando a todos su amor
Voy con pasos firmes, voy continuando lo que él comenzó
Quiero anunciar tu palabra yo, quiero adorarle a Él

Una misión muy especial, para el continente evangelizar


Una misión del corazón, y ser testigos de su inmenso amor
Nuestra misión

Como el Padre me envió, así los envío yo, esas fueron las palabras
que nos dijo el Señor
Esta es la Misión Continental, es decir que es tiempo
DE EVANGELIZAR

Es la gran misión de todo el continente, llevar el evangelio


A TODA LA GENTE

Que no te quedes tú, que no se quede el pueblo


ESTE ES EL MOMENTO DE ANUNCIAR EL EVANGELIO

Es la continuación de la gran misión, misión que Cristo un día comenzó


Y me toca a mí y a toda mi gente llevar el evangelio
POR TODO EL CONTINENTE
Quiero anunciar tu palabra yo, quiero adorarle a Él