P. 1
Zaffaroni Eugenio Raul - Derecho Penal - Parte General

Zaffaroni Eugenio Raul - Derecho Penal - Parte General

3.0

|Views: 85.496|Likes:
Manual de Derecho Penal, Parte General de Eugenio Raul Zaffaronni.
Manual de Derecho Penal, Parte General de Eugenio Raul Zaffaronni.

More info:

Published by: Cristian Gabriel Vallaro on Mar 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/21/2015

pdf

text

original

1. En la doctrina nacional se ha llamado comunicabilidad de las circunstancias
a lo que no son más que las consecuencias de la accesoriedad de la participación y
del principio de la individualización personal de la culpabilidad, aplicado a la inter-
pretación del art. 48 CP214

. El código adopta el criterio de la accesoriedad en el injusto
y no en la tipicidad únicamente, porque en el estado de necesidad justificante y en la
legítima defensa, resulta claro que justifica la conducta del que coopera con el que está
amparado en la justificación. El principio de la accesoriedad limitada resultaría
violado si se pretendiese penar como partícipe a quien actúa en forma accesoria de
algo que no es injusto, pero no cuando se justifica la conducta de alguien que participa
de una acción típica y antijurídica. Esto lleva a afirmar que el art. 48 debe ser
interpretado de conformidad con las reglas que surgen del principio de accesoriedad
limitada puesto que, en caso contrario -es decir, entendido simplemente en forma
exegética-, haría trizas el intento de construcción racional de la participación en el
derecho penal.

2. Esta disposición es un desafortunado injerto que hizo el proyecto de \&9\,y que, por falta de
comprensión de los autores de los proyectos posteriores, quedó mal redactado en el texto vigente.
El proyecto citaba como antecedente el art. 50 del código holandés, el art. 74 del código húngaro
y el art. 65 del italiano2

'5

. En el código holandés las circunstancias personales no se comunicaban
nunca, sea que agravasen o atenuasen la criminalidad. Para el código Zanardelli -aunque no lo
decía- tampoco se comunicaban, pero hacía la salvedad de que las agravantes se comunicaban sólo
cuando hubiesen servido para facilitar el delito y en la medida en que los demás las conociesen. El
proyecto de 1891 tomó el sistema italiano, sólo que suprimiéndole la ultima atenuación facultativa
que éste contenía y aclarando su forma con la disposición holandesa, que en el texto italiano estaba
tácita. Si bien el texto holandés parece el más coherente, el italiano y el de 1891 no dejaban de serlo,
porque agravaban la pena por circunstancias personales sólo cuando éstas habían aprovechado el
hecho por todos cometido. El proyecto de Segovia seguía en general el mismo criterio (art. 37). El
proyecto de 1906 suprimió directamente la disposición que, en su redacción actual, reapareció en
el proyecto de 1917 nb

con una explicación incomprensible. La explicación más coherente de lo que

quiso decir el proyectista la ofrece Moreno217

, pero pasó ignorada por la doctrina nacional. En
realidad la fórmula legal quedó trunca, porque los redactores no se percataron que alteraban
sustancialmente el código italiano sin dar explicación alguna. De cualquier modo hay que dejar a
salvo que la responsabilidad de esta mala redacción no corresponde a Rivarola ni a Herrera, sino
exclusivamente a los redactores de la fórmula casi definitiva de 1917 en la comisión de la cámara
de diputados. El precepto no parece tener una explicación coherente y satisfactoria, porque de estar
a su literalidad las cualidades personales conocidas por el partícipe no lo benefician si son atenuantes
y le perjudican si son agravantes. Para mayor desgracia de la redacción, parece que las cualidades
del partícipe tampoco benefician al autor si son atenuantes, pero las calidades personales del partícipe
perjudican al autor cuando son agravantes, lo que llevaría a concluir que la autoría es accesoria de
la participación.

3. Para una reconstrucción racional del art. 48 es necesario comenzar por des-
cribir su estructura: el citado dispositivo contiene una regla general y luego formula

213

Cfr. Stratenwerth. p. 257.

214

Sobre la comunicabilidad de las circunstancias, Sowada, Die "notwendige Teilnahme" ais
funktionales Privilegierungsmodell im Strafrechr,
Boldova Pasamar, La comunicabilidad de las
circunstancias
y la participación delictiva; Bunster, Escritos de derecho penal v política criminal,
p. 209.

215

Les Codes Penattx Europeéns, til, p. 1393; Wetboek van strafrecht. Desventer, p. 24; Witgens,
Code Penal des Pays-Bas (3 Mars 1881); Crivellari, // Códice Pénale per il Regno d'ltalia, IV, p. 188;
Ramos, Concordancias del provecto de código penal de 1917, p. 248.

216

Provecto, 1917, p. 140. '

217

Moreno (h), 111. p. 57.

IV. Comunicabilidad de las circunstancias

801

una excepción. Corresponde iniciar el análisis por la regla general y, por ende,
determinar ante todo cuáles son las relaciones, circunstancias y calidades perso-
nales que disminuyen o excluyen la penalidad
y que, conforme a la ley, sólo tienen
influencia respecto del autor o cómplice a quienes correspondan.
El principio de
accesoriedad limitada impone que se excluyan del concepto legal todas las referen-
cias contenidas en el injusto; por otra parte -con independencia de la accesoriedad
limitada- nadie ha postulado juiciosamente otra cosa. Por ende, debe concluirse que
se trata de todas las relaciones, circunstancias y calidades personales que están
referidas a la culpabilidad y a la exclusión y cancelación de la penalidad.
Con-
forme a esto, queda claro que la regla general establece que todas las circunstancias
de inculpabilidad y de menor culpabilidad, sean estas últimas especialmente rele-
vadas -como en el caso de la emoción violenta- o relevadas en general (a través de
la fórmula del art. 41), no tienen influencia más que para el concurrente en que se
presenten, al igual que cualquier circunstancia que excluya la punibilidad o que la
cancele.

4. La dificultad pareciera plantearla la excepción: Tampoco tendrán influencia
aquéllas cuyo efecto sea agravar la penalidad, salvo el caso en que fueren conocidas
por el partícipe.
Dicho de otro modo: tienen influencia en la pena del partícipe las
relaciones, circunstancias y calidades personales que agravan la penalidad del autor.
Partícipe
en este contexto son los cómplices e instigadores, es decir, partícipe en
sentido estricto2

**. Otro entendimiento llevaría a sostener que las circunstancias
personales que agravan la penalidad del partícipe tienen influencia sobre el autor, lo
que implicaría tanto como hacer a la autoría accesoria de la participación219

, lo cual
sólo se compagina con un sistema de autor único, con comunicabilidad de circuns-
tancias entre todos los coautores. Dado que el código no sigue el criterio del autor
único, no cabe entender partícipes en esta excepción en otro sentido que el estricto.
Por otra parte es el más limitativo de punibilidad y, por ende, el más respetuoso de
la legalidad estricta.

5. Existen dos clases de relaciones, circunstancias y calidades personales que
agravan la penalidad del autor,
fuera del injusto, y que tienen influencia sobre los
partícipes: (a) unas son las comprendidas en una mayor culpabilidad dentro del marco
del art. 41; (b) otras son las especialmente relevadas por la ley, tales como los
homicidios calificados por la motivación. En ambos casos la ley establece que estas
circunstancias tienen influencia, pero en modo alguno transfieren la culpabilidad del
autor al partícipe, como no podría ser de otro modo: conocer la motivación del autor
puede tener influencia sobre la culpabilidad del partícipe, pero no puede nunca ser
la motivación del partícipe cuando en realidad no lo sea. El autor y el partícipe tendrán
en cada caso las motivaciones que los hayan llevado a la realización de sus respectivas
acciones y éstas no pueden ser inventadas por la ley ni por sus intérpretes: el
conocimiento de las motivaciones más aberrantes del autor puede ser importante para
aumentar el reproche de la acción del partícipe, pero nunca es admisible que sustituya
sus propias motivaciones.

6. Es menester tener en cuenta que se trata de un reflejo de la mayor reprochabilidad
del autor en la reprochabilidad del partícipe, que debe ser valorado en cada caso y que,
en definitiva, resultaría también de una correcta interpretación del art. 41, por lo que
el legislador podría haber omitido esta precisión sin desmedro alguno y ahorrando las
múltiples dudas y confusiones que ha generado en la doctrina nacional. La ley dice
claramente que tienen influencia, lo que, por cierto, no es comunicar y menos
extenderse, sino sólo producir algún efecto sobre la penalidad del partícipe. Justamen-

218

El primero en percibirlo con claridad fue Núñez. Manual, p. 305.

219

Asf, Fontán Balestra, II, p. 448; Sancinetti, Teoría, p. 796.

802

§ 54. Concepto y naturaleza de la participación

te por esa razón este entendimiento de la unidad textual no pasa de ser lo que indicaría
un sano criterio de dosimetría penal, aunque no hubiese disposición legal que lo
precisase. Por otra parte, disponer que tengan influencia nunca puede entenderse
como la consagración de una accesoriedad extrema: el partícipe sigue siendo partícipe
del injusto del autor, pero la mayor culpabilidad de éste debe tenerse en cuenta para
cuantificar la pena del partícipe en la medida en que éste conozca las circunstancias
que la fundan y éstas determinen mayor culpabilidad de su parte. Esto significa que
los partícipes en los delitos cuya pena no se aumenta o califica por mayor contenido
injusto, sino por circunstancias de mayor culpabilidad -como pueden ser particulares
motivaciones-, en la medida en que estas motivaciones no sean compartidas por ellos
sino meramente conocidas, no pueden ser penados más que como partícipes en los
injustos del autor, pero dentro de la escala penal del correspondiente delito debe ser
tomado en cuenta su conocimiento de las motivaciones aberrantes del autor para
graduarles la pena, en la medida en que constituyan razones de mayor reprochabilidad
de sus respectivas acciones de participación.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->