P. 1
TECNOLOGÍA Y COTIDIANIDAD ensayo

TECNOLOGÍA Y COTIDIANIDAD ensayo

|Views: 54|Likes:
Publicado porSonne Mein

More info:

Published by: Sonne Mein on Mar 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/05/2011

pdf

text

original

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS FACULTAD EDUCACIÓN LICENCIATURA ÉNFASIS EN TECNOLOGÍA E INFORMÁTICA TECNOLOGÍA Y COTIDIANIDAD

PRESENTADO POR:

HEIDY ROMERO HERNÁNDEZ

PRESENTADO A :

SAMUEL HERRERA

2009

1. PREGUNTA TIPO ENSAYO TECNOLOGÍA Y COTIDIANIDAD

A través de la historia, se ha evidenciado el desarrollo de la sociedad influenciada por la tecnología, es innegable que las innovaciones tecnológicas influyen en las tradiciones culturales de los grupos sociales y viceversa. Un ejemplo de desarrollo tecnológico lo evidenciamos desde la edad de piedra, donde las primeras herramientas estaban asociadas a la supervivencia, dentro de éstas, los avances más importantes fueron el atuendo, el fuego, las armas y las ins trumentos de piedra que les facilitaba la caza y la longevidad en el contexto donde se encontraban. Para la edad de cobre y bronce ya prevalecían los metales que favorecieron el desarrollo de la agricultura, la domesticación de los animales y los asentamie ntos permanentes. Por último en la edad de hierro se da prioridad al desarrollo tecnológico que permitiera la manipulación y uso adecuado del hierro que reemplazó al cobre por su resistencia y economía en las herramientas más utilizadas. Es importante aclarar que no todas las poblaciones se identifican con las anteriores edades, pero éstas si fueron significativas en el desarrollo de la sociedad que, aunque no lo supieran estaban aplicando tecnología. Después de las edades que caracterizaron las culturas primitivas, algunas civilizaciones antiguas aportaron significativamente al avance e influencia de la tecnología en la sociedad; Antiguo Egipto, Europa Tribal, Antigua Grecia, Roma, India, China, los Incas y Mayas , fueron pioneros en iniciativas tecnológicas a tal punto de llegar a desarrollar sistemas complejos de escritura y astrología. Luego vemos como el desarrollo social influenciado por los avances tecnológicos se radicó en el periodo comprendido entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, en el que la revolución Industrial cambió radicalmente el concepto de tecnología, al reemplazar el trabajo manual por los procesos industriales, es decir, la m ecanización de la producción. En este gran paso se evidencia la relación entre tecnología y educación ya que para aprender a operar las máquinas era importante una orientación pedagógica evidenciando una relac ión bilateral, entre la pedagogía y la tecnología, donde ésta última es un catalizador del aprendizaje. Pensando así, podemos comprender que la educación es el proceso mediante el cual una persona o una sociedad crecen en poder y acceden

a niveles nuevos de capacidad, bienestar y plenitud proporcio nados por la aplicación de tecnologías. Sabemos entonces, que la educación es el camino más seguro para el desarrollo social, económico, industrial etc., ejemplo de esto es, Estados Unidos, Japón, y algunos países Europeos, que han alcanzado un alto nivel de desarrollo gracias a la correcta conjunción entre tecnología y educación. Caso contrario a lo que ocurre en países subdesarrollados donde la carencia de tecnología impide significativamente el avance a nivel educativo. Resulta pues necesario definir el concepto de tecnología, siendo ésta un conjunto de teorías y técnicas que permiten el aprovechamiento del conocimiento científico, implicando el saber hacer y el por qué hacerlo; la tecnología es pues una vinculación de la técnica la cual no es una actividad natural como lo plantea el filósofo Aristóteles. Por tanto la tecnología ³es un saber hacer las cosas pero según una idea o ideal que re- producimos en la realidad´, de ésta manera la técnica puede desvincularse de los valores, no así la tecnología, porque lo propio de aquella es la exactitud, lo que no implica orientar la existencia del hombre en tanto que la tecnología sí. (Godinez, Kleemann, Jesús S, Técnica y tecnología en la educación del futuro.) ¿Podemos ignorar lo que puede contribuir la tecnología al crecimiento de cualquier ser humano, y de cualquier comunidad ? La tecnología, sin duda, ofrece mejores condiciones de vida, por lo menos en sus aspectos materiales, pero también permite un mejor desarrollo de las capacidades psic ológicas y espirituales humanas dado que el hombre está inmerso en un aprendizaje constante al interactuar con el contexto que le rodea. Por tanto se evidencia una cotidianidad en el ser humano, donde la técnica se relaciona con los dispositivos dando así paso a nuevas tecnologías permitiendo la culturización del hombre. Vemos entonces como Martín Heidegger en su artículo ³la pregunta por la técnica´, plantea una amplia definición de la técnica. ³la técnica es un medio para fines, un modo de develar´ es decir, es el camino para cumplir con un objetivo, meta u logro que se plantea el hombre dando paso a nuevas experiencias, que permiten descubrir nuevos saberes contribuyendo a la humanización del mismo. Ahora bien, la técnica no puede ser sin los dispositivos y viceversa ya que ambos conceptos se copertenecen, sin embargo al estar éstos dos conceptos relacionados vemos como la técnica concreta no es la directa

causante de la humanización del hombre sino los dispositivos que permiten la realización de la técnica. De ésta manera la técnica puede desvincularse de los valores ya que su racionalidad reside en la eficacia sin relación con la humanización del hombre. Un ejemplo de esto es la bomba atómica sobre Hiroshima que fue de una técnica impecable, esto indica que la técnica puede traer dicha como desventura a la humanidad. ¿Es entonces la técnica una influencia negativa en la humanización? Por supuesto que no, la problemática radica en las políticas de aplicación de dichas técnicas, es decir, se puede lograr una correcta humanización siempre y cuando el fin sea lograr un crecimiento responsable en la sociedad. En paralelo, si éstas políticas responsables se hubiesen aplicado en países subdesarrollados, se habría logrado, una mejor humanización, y aún más en los países desarrollados que son los que poseen mayor tecnología, desafortunadamente éste desarrollo tecnológico se implementa para fines destructivos orientados a la guerra. Retomando el concepto de las políticas de administración de las tecnologías, nos damos cuenta que si es posible plantear la humanización a través de los dispositivos como expresión de la tecnología, dando paso a lo que de ahora en adelante llamaremos cultura tecnológica. Hemos visto a lo largo de la historia no solo el desarrollo de la tecnología sino la pérdida de conciencia frente al uso de los dispositivos, siendo éstas casi inversamente proporcionales, es decir, a mayor desarrollo tecnológico menos conciencia y responsabilidad. Las técnicas utilizadas por el hombre para resolver su vida material; que han dado paso a nuevas tecnologías, constituyen una parte esencial del patrimonio de la especie, desde la época de la Hominización. Sin embargo, tan solo hoy día es cuando parece evidente el impacto de la tecnología sobre la sociedad es una de las características más significativas de los tiempos en que vivimos. Este impacto es masivo y controvertido en las sociedades capitalistas más desarrolladas, y tienen unas connotaciones contradictorias en los países en vía de desarrollo, precisamente por la no aplicación de la cultura tecnológica.

La tecnología no es una variable independiente que determina a todas las demás, sino que en cada problema suelen existir diversas soluciones

técnicas entre las cuales hay que optar a la luz de cuestiones económicas, sociales, culturales o ideológicas. Dicho esto, podemos definir que lo realmente importante es reconocer los dispositivos como herramient a esencial en el proceso de humanización, develando que el dispositivo que no siempre hace referencia a lo técnico, es la esencia de la técnica, exigiendo la disponibilidad de la naturaleza como depósito o como sistema de informaciones. El dispositivo es lo reuniente de ese poner, que pone al hombre a develar lo real en el modo de disponer como depósito, es decir, es la disposición que requiere de la naturaleza, el hombre es la naturaleza del dispositivo . Es evidente la estrecha relación que existe entre el hombre y los dispositivos, entre la técnica con su esencia y a su vez con la tecnología, estando éstas inmersas en el campo educativo, reconociéndose como elemento fundamental en el proceso de aprendizaje del hombre, y a su vez permitiéndole a este ser consecuente con su hacer, adoptando la conciencia de ³salvar´ en caso del peligro que pueden generar los dispositivos al no dominarlo s adecuadamente; salvar hace referencia a la recuperar la esencia para así traerla a su brillar verdadero; teniendo en cuenta que el hombre es el depósito de los dispositivos, la esencia de la técnica debe albergar en sí el crecimiento de lo salvador, es allí donde el hombre se humaniza involucrando en el proceso de salvación, los saberes éticos, morales, cognitivos, sociológicos«.que le permiten ser el aspecto racional y moral en la técnica. Con lo anterior podemos evidenciar como la tecnología y la técnica humanizan al hombre al culturalizarlo, por ende a involucrarlo directamente en sus amplias e importantes funciones, permitiéndole un desarrollo cognitivo y espiritual, en el que la libertad y la conciencia imperan concediéndole que mire y se recoja en la suprema dignidad de su esencia.

Fuentes bibligráficas
y y y y

y

y y

y

y y y y

Heidegger, Martín, La pregunta por la técnica, Revista Universidad de Antioquia. Lusa, Monforte, Guillermo, La cultura de la Técnica. Godinez, Kleemann Jesús J. Técnica y Tecnología en la educación del futuro. Singer, C., Holmyard, E.J., Hall, A. R y Williams, T. I. (eds.), (1954 59 y 1978) A History of Technology, 7 vols., Oxford, Clarendon Press,. (Vol. 6 y 7, 1978, ed. T. I. Williams) Kranzberg, Melvin y Pursell, Carroll W. Jr., eds. (1967) Technology in Western Civilization: Technology in the Twentieth Century New York: Oxford University Press. Pacey, Arnold, (1974, 2ed 1994),The Maze of Ingenuity The MIT Press, Cambridge, Mass, 1974, 2ªed. 1994 Derry, Thomas Kingston y Williams, Trevor I., 1993 A Short History of Technology: From the Earliest Times to A.D. 1900. New York: Dover Publications. Brush, S. G. (1988). The History of Modern Science: A Guide to the Second Scientific Revolution 1800-1950. Ames: Iowa State University Press. Bunch, Bryan y Hellemans, Alexander, (1993) The Timetables of Technology, New York, Simon y Schuster. Greenwood, Jeremy (1997) The Third Industrial Revolution: Technology, Productivity and Income Inequality AEI Press. Landa, Manuel de, War in the Age of Intelligent Machines , 2001. Olby, R. C. et. al., eds. (1996). Companion to the History of Modern Science. New York, Routledge.

2. FORMULACIÓN DEL TEMA Y PREGUNTA. TEMA: La libertad del hombre en la técnica PROBLEMA: La esencia de la técnica son los dispositivos, y ellos a su vez disponiendo de la naturaleza que es el ser humano, podemos decir que el hombre no es libre en su esencia pues hace parte de de la esencia de la técnica. Teniendo en cuenta lo planteado por Heidegger en su texto la pregunta por la técnica; es impo rtante tener en cuenta que la libertad tiene su esencia que no está originadamente sujeta a la voluntad, o mucho menos, únicamente a la casualidad del querer humano. La libertad rige lo libre en el develar; el acontecimiento de develar, es decir la verdad, es eso en relación a lo cual de la libertad surge su parentesco más cercano y más íntimo. Todo develar pertenece a un salvaguardar o proteger, por lo que todo develar proviene de lo libre, se rige a lo libre y pone en lo libre. La libertad de lo libre no reposa en la arbitrariedad ni en la coacción para logar una atadura a las leyes que rigen e l ser humano. La libertad es el ámbito del destino que cada vez lleva un descubrimiento por el camino, permitiéndole al hombre reconocer, vivir y sentir su propia esencia. Entonces pues, la esencia de la técnica reposa en el dispositivo, perteneciendo este al develamiento que está en función de la libertad. Por lo anterior el hombre deviene justamente libre recién en tanto pertenece. 3. PREGUNTA ABIERTA ¿La técnica puede hacer cautivo al hombre, teniendo en cuenta que este hace parte de la naturaleza de la esencia de la misma?

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->