P. 1
cuenta saldada-resumen

cuenta saldada-resumen

|Views: 2.386|Likes:
Publicado porShanty Ra

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Shanty Ra on Mar 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/26/2012

pdf

text

original

Instituto Valladolid Preparatoria Taller de Lectura y Redacción Segundo Semestre Bloque 6: Redacta ensayos

PRESENTA

Rendón Arreguín Shanty Pamela Clave 2318 MCES. Antero José Rodríguez Bárcena

Morelia Mich; a 3 de febrero de 2011

Resumen del libro: Cuenta Saldada “El padre de Catalina muere en extrañas circunstancia. Germán la ayudara a investigar el caso, y juntos descubren cosas que nunca hubieran sospechado.”

Para nuestro personaje principal Catalina toda su vida da un enorme giro diciendo que si alguien le hubiera dicho que nunca volvería a ser la misma dentro de tres días no se lo creería; pero en fin, mucho antes de llegar a ese dramático punto hay que empezar con su ordinaria vida. Quince días después de que su padre (Ismael) un gestor de profesión se suicidara allí estaba ella, caminando hacia el despacho de su padre el cual solo era un piso en la primera planta de la casa de unos viejos; pero en el camino se topó con un supuesto amigo de su padre el cual no le caía bien y quería unos papeles que él poseía así que Catalina lo ignoro y siguió su camino. Al estar un tiempo en el despacho se dio cuenta de que el ordenador de su padre estaba prendido y al acercar la mano para apagarlo en la pantalla aparecieron las palabras “Hola, Catalina. Soy papá” y salió corriendo, y se dio cuenta de que estaba muerta del miedo pero tenía curiosidad así que decidió regresar. Ella y su padre platicaron través del ordenador ya que tenía que confesarle varias cosas a su única hija; primera: que no se había suicidado ya que no estaba tan loco como para hacerlo y de haberlo hecho habría dejado una nota, pues la verdad era que un cliente que se dedica al contrabando y tenía un mal carácter lo había matado con un cenicero grande de cristal azul que le regalo la compañía de seguros y todo por dinero; segundo: que tenía una cuenta con treinta y cinco millones para “ella”; y tercero: que tenía un hermano llamado Germán del cual ni su madre conocía existencia y quería que le

diera un cheque con cinco millones de la cuenta para él ya que también era su hijo. Al enterarse de todo esto Catalina se compromete a hacer lo que su

padre le pidió pero también tomaría venganza de aquel que mato a su padre y se hacía llamar Cotelo, pero no lo haría sola ya que era un poco cobarde y ahora tenía un hermano mayor que le podía ayudar y si no quería lo sobornaría con los cinco mil que su padre quería que le diera. Así que se va a su casa a descansar ya que planeaba visitar a su hermano el día siguiente. DÍA 1: Al ir en camino de la casa de su supuesto hermano y en bici un camionero casi la mata y ella no se quedó callada, solo esperaba que su madre no la regañara cundo regresara a casa con las palabras de “Me han dicho que te vieron insultando y dando de gritos en la calle”. Pero en fin al encontrar a su hermano se dio cuenta de que no se parecían en casi nada pero no le importó mucho ya que tenía un objetivo –vengar la muerte de su padre- y solo necesitaba ayuda. Después de un largo rato de hablar con él en un Café-Bar cerca de ahí se dio cuenta de que era un pesado y que ya lo había visto en el despacho de su papá hacía dos años pero ella pensó que solo era otro cliente y luego de discutir sobre lo que ella quería que él le ayudara a hacer y de sobornarlo con su propio dinero acepto no del todo porque le resultaba muy extraño como es que ella tenía toda esa información y ¿quién se la había dado? pero acepto; así que al salir de ahí decidieron ir al despacho pero a Catalina le habían robado la bici y con todo y cadena, entonces se fueron en el carro de Germán. Antes de entrar al despacho Catalina le pregunta a Germán “¿Tienes miedo a los aparecidos?” y él le contesta “No, no creo en esos cuentos de viejas” y ella piensa –menos mal-, y entran, Catalina escribe en el ordenador “Hola papá, ha venido Germán,

tu hijo” pero su padre no le contesto y triste se fueron. Acordando llamarse cuando Germán tuviese un arma. DÍA 2: Ese día Catalina fue al cine, leyó Hamlet para hacer una interpretación en su clase y en la tarde la pasó con su madre; están viendo el programa del clima cuando de repente suena el teléfono, y Catalina contesta adivinando quien era; Germán le informa que ya tiene una buena arma y quedan en verse al día siguiente a las 8:30. DÍA 3: Cuando llego le llevo su bici y luego salieron hacia la autopista, turnándose el volante, y cuando solo faltaban unos cuatro o cinco kilómetros para llegar abrió su libro mientras Germán conducía y leyó “La conciencia nos hace cobardes. Y así, el color original de la decisión se diluye con la esencia pálida del pensamiento, y las empresas de gran aliento e ímpetu tuercen así su curso y pierden al nombre de acción. Calla.” con lo cual se dio cuenta de cuánta razón tenía y que una vez que llegara solo le quedaba hacer lo que debía, sin pensarlo. Guando su libro y muy decidida agarro el arma esperando su punto de llegada. Cuando vieron a Cotelo este se acercó y se subió al auto; intentaron discutir sobre la muerte de su padre pero este solo seguía repitiendo “¡Fue Castiñeiras!”, pero a Catalina no le importó ya que no le importaba lo que esta dijera y quería el cenicero grande azul de cristal con el que mato a su padre y dijo “Lo tiene el jefe, está en su casa”; entonces fueron a la casa de su jefe. En todo el camino Catalina no dejo de apuntarle con el arma y de amenazarlo; cuando llegaron solo Cotelo y ella entraron a la casa y Germán se quedó en el carro por si acaso, al entrar Catalina en la casa le tendieron una trampa y la ataron a una silla mientras el vil de Cotelo le admitía en su propia cara que si él fue quien mato a su padre, pero que él no tenía toda la culpa ya que “tu padre tenía la cabeza de mantequilla”, cuando de repente Cotelo grita “¡Qué haces! ¡Carmucha, no! (era la

mujer del mafioso) y había decapitado al jefe con una hoz, de repente entra Germán y se queda intrigado pero él y Catalina logran salir de ahí y se van en el carro. Pero esto todavía no acaba ya que a media carretera se aparece Cotelo pero ya estaba muy mal que murió ahí. Cuando iban de camino Catalina confeso “Pues si alguien me hubiese dicho hace tres días que me habría de pasar todo esto, tampoco le hubiera creído. Y lo peor fue que fui yo la que lo organizo todo, quien te lío a ti, quien se atrevió a venir aquí, por el tipo que había matado a mi padre y quien armó todo. No contaba con esta carnicería. ¡Vaya!.” Y cuando llegaron fueron a la gestoría por el supuesto cheque de Germán, pero Castiñeiras llego ahí de pura casualidad y trato de entrar, como no pudo quiso apagar el interruptor de la luz y como este estaba descompuesto Castiñeiras se electrocuto. Catalina y Germán nuevamente atónitos se quedaron el despacho un largo tiempo sin decir palabra. Después salieron corriendo y Catalina le dio su cheque y prometieron volver a verse y ver el periódico todos los días por si salían en él. Los días pasaron y los periódicos salieron pero nunca mencionaron lo que ellos dos habían presenciado; pero sus vidas no volvieron a ser las mismas desde esos tres días. “Desde luego mi vida cambió, eso es precisamente lo que quería contar”.

Fin

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->