P. 1
Abbagnano Nicolas Historia Filosofia Vol 1

Abbagnano Nicolas Historia Filosofia Vol 1

|Views: 34.416|Likes:

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Jose Antonio Vera Avila on Mar 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/14/2014

pdf

text

original

Aristóteles ha caracterizado la investigación de Sócrates desde el punto de
vista lógico. "Dos cosas dice (Met., XIII, 4, 1078 b) se pueden
fundadamente atribuir a Sócrates: los razonamientos inductivos y la

definición de lo universal (καθόλον, concepto), y ambas se refieren al

principio de la ciencia". El razonamiento inductivo es aquel que, mediante
el examen de un cierto número de casos o afirmaciones particulares,
conduce a una afirmación general que expresa un concepto. Por ejemplo, en
el Gorgias, de las afirmaciones de que quien ha aprendido la arquitectura es
arquitecto, quien ha aprendido la música es músico, quien ha aprendido la
medicina es médico, Sócrates llega a la afirmación general de que quien ha
aprendido una ciencia es tal cual lo ha hecho la ciencia misma. El
razonamiento inductivo se dirige, pues, a la definición del concepto; y el
concepto expresa la esencia o la naturaleza de una cosa, lo que la cosa
verdaderamente es (Jen.,Mem., IV, 6, 1).
Este procedimiento, observa también Aristóteles, lo aplicó Sócrates a los
temas morales. De la naturaleza no se ocupa de hecho: en los temas morales
buscó lo universal y así elevó su investigación al plano de la ciencia (Met., I,
6, 987 b 1). A Sócrates, pues, pertenece el mérito de haber sido el primero
que organizó la investigación según un método propiamente científico. El
saber cuya necesidad e interés en los hombres quiere despertar, debe ser una
ciencia, lograda mediante un método riguroso. Y, en efecto, sólo una ciencia
de este género, con su perfecta objetividad, permite a los hombres
entenderse y asociarse en la investigación común. Únicamente como ciencia
es posible enseñar la virtud (Prot., 361 b).
Se ha puesto en duda el valor del testimonio aristotélico sobre el
significado lógico de la investigación socrática. Las afirmaciones de
Aristóteles se derivarían de las de Jenofonte (Mem., IV, 6) y éstas a su vez
de las platónicas (Fedr., 262 a-b). Por otra parte, aun concediendo todo su
valor a los testimonios de Jenofonte y de Aristóteles, no se deduciría de ello
todavía que a Sócrates corresponda el título de descubridor del concepto,
ya que sólo indagó conceptos ético-prácticos y éstos expresan no lo que
realmente es, sino lo que debe ser: su obra científica no apuntaba al
conocimiento, antes bien era una reflexión criticonormativa alrededor del
obrar y el vivir del hombre. Ahora bien, precisamente la parte de verdad que
contienen estas consideraciones revola el mérito indudable de Sócrates como

SÓCRATES

63

iniciador de la investigación científica y confirma el testimonio de
Aristóteles. En primer Tugar, aunque Jenofonte γ Aristóteles hubiesen
repetido sustancialmente las atestaciones de Platón, este mismo hecho
equivaldría a la confirmación de las mismas por parte de hombres que
tenían manera de comprobar su exactitud. Jenofonte había sido discípulo
de Sócrates y aunque los años transcurridos y su escasa capacidad filosófica
le hiciesen poco apto para entender la personalidad del maestro, no se puede
creer que le hicieran incapaz de comprender el método de su indagación. Por
lo que respecta a Aristóteles, es difícil suponer que se hubiese limitado a
reproducir la atestación de Jenofonte en el caso de que ésta hubiese sido
manifiestamente contradictoria con una tradición que, dentro y fuera del
ambiente platónico, era viva y actuante.
Pero la cuestión fundamental es la del significado que el concepto tiene
para Sócrates. Indudablemente los conceptos que Sócrates ha elaborado son
todos ellos de carácter ético-práctico y se refieren al deber ser y no a la
realidad de hecho. Pero todo concepto, sea teórico o práctico, tiene por
objeto la esencia de las cosas, su ser y su sustancia permanente. En qué
consista la sustancia o la esencia es un problema postenor que Sócrates dejó
como herencia a sus sucesores y que constituye el tema fundamental de la
filosofía de Platón y de Aristóteles.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->