P. 1
ELLA EN LA NOCHE (prosa poética)

ELLA EN LA NOCHE (prosa poética)

|Views: 185|Likes:
Publicado porCarola Baratti
Prosa poética de contenido sensual, imaginativo. Sobre la prosa poética es mejor no hacer muchas descripciones, es como la comida o el amor, hay que estar ahí, todo lo demás, tendrá sabor a poco.
Prosa poética de contenido sensual, imaginativo. Sobre la prosa poética es mejor no hacer muchas descripciones, es como la comida o el amor, hay que estar ahí, todo lo demás, tendrá sabor a poco.

More info:

Published by: Carola Baratti on Mar 02, 2011
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/01/2013

pdf

text

original

ELLA EN LA NOCHE

Escribo desnuda en la oscuridad. Lo único que brilla es mi palabra en la pantalla, cada letra que se enlaza es un estúpido milagro. Milagro menor. Lo único que hay es viento. Brisa de los restos de un verano mortal. Cuelgan mis pezones jóvenes frente a lo que digo, como vigilando con rosada ternura de carne. De vez en cuando me abraza el viento de la noche que entra. Una trompeta anónima, recuerdos de la plaza y su gente desperdigada, pura palabra en el cuerpo de los otros. Lejos, más allá de la pared que alberga a los viejos vecinos, está el río, y más allá, todo el mundo resplandece en travesura. El teclado es alto, recién hoy, después de tanto escribir, me doy cuenta. La casa es chica y se le ha muerto a mi nido, un jardín que es puro anhelo. No tengo pensamientos. Sólo uno. Quisiera del cielo el principal alimento. Alimento que nace de la magia de existir y punto. Desnudo suave de mi cuerpo después de un baño, un baño en penumbras, sin ver nada más que el recuerdo y la textura

de la esponja, imaginar el color gris de la espuma arrasando el día infame. Qué belleza no ver los colores y formas de siempre. Tomates, apio cortado fino como pelos crocantes y frescos, batatas frías, aceite, sal y hambre de verduras. Debussy se derrama en la noche. Es mi vida serena la ruta en el crepúsculo. Un día se despide en el rito cotidiano de las piernas, los brazos y mi pelo que flota sobre la almohada preparándose para la noche, que es bálsamo por que es noche. En ese espacio de incógnita silente, dejo de ser turista en el mundo para residir en el tiempo. Que torpe alegría cuando el día se va de una vez, se esconde y perturba en otra parte. En la noche los pobres son propietarios, el mendigo es misterio y todo horror se atenúa, se mezcla, aparta de sí el fosforescente contorno de la luz. El harapo es pregunta honda, gentil y compartida. Algo es permiso en el silencio común de la noche, es la hora larga y suspendida. Los párpados caerán y se abrirá en la noche el otro mundo. Cuando el sol se licua en azul metal y luz sin sombra, soy del mundo que me invita.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->