Está en la página 1de 30
DE VENADO COLA BLANCA EN ZONAS TEMPLADAS Y TROPICALES DE MÉXICO PLAN DE MANEJO TIPO

DE VENADO COLA

BLANCA EN ZONAS TEMPLADAS Y TROPICALES DE MÉXICO

PLAN DE MANEJO TIPO

ZONAS TEMPLADAS Y TROPICALES DE MÉXICO PLAN DE MANEJO TIPO SECRETARÍA DE MEDIO AMBI ENTE Y

SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN PARA LA PROTECCIÓN AMBIENTAL DIRECCIÓN GENERAL DE VIDA SILVESTRE

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Juan Rafael Elvira Quesada Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales

Mauricio Limón Aguirre Subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental

Martín Vargas Prieto Director General de Vida Silvestre

Ariel Rojo Curiel Director de Conservación de la Vida Silvestre

Ariel Rojo Curiel Jesús Lizardo Cruz Romo Gabriel Solano Cuellar Ricardo Hernández López Elaboración

Febrero de 2007. Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. Dirección General de Vida Silvestre Avenida Revolución 1425, Col. Tlacopac. C.P. 01040 Delegación Álvaro Obregón, México D.F.

www.semarnat.gob.mx

Dirección General de Vida Silvestre.

2

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

CONTENIDO

1.0

PRESENTACIÓN

4

2.0

ASPECTOS ECOLÓGICOS Y BIOLÓGICOS DEL VENADO

5

2.1

SUBESPECIES DE VENADO COLA BLANCA EN MÉXICO

8

3.0

OBJETIVO DEL PLAN DE MANEJO TIPO PARA VENADO

11

4.0

PLAN DE MANEJO

12

4.1

ESPECIFICACIONES PARA EL REGISTRO

12

4.2

METAS E INDICADORES DE ÉXITO

12

4.3

TIPO DE APROVECHAMIENTO Y MARCAJE

14

4.4

PROGRAMA DE CONSERVACIÓN Y MANEJO

15

4.5

PROGRAMA DE MONITOREO DEL HÁBITAT Y LAS POBLACIONES

18

4.5.1

MONITOREO DE LAS POBLACIONES

18

4.5.2

MONITOREO

DEL HÁBITAT

21

4.6

PROGRAMA DE SEGURIDAD Y CONTINGENCIAS

22

4.6.1

MONITOREO ZOOSANITARIO

22

4.7

CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES

25

4.8

INFORMES DE APROVECHAMIENTO Y ACTIVIDADES

26

5.0

INFORMACIÓN

26

7.0

LITERATURA CONSULTADA

27

ANEXO 1. TÉRMINOS DE REFERENCIA PARA MANEJO INTENSIVO DE VENADOS CON

FINES DE RECUPERACIÓN DE LAS POBLACIONES SILVESTRES

Dirección General de Vida Silvestre.

29

3

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

1.0

PRESENTACIÓN

La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente determina las pautas para la realización de acciones encaminadas a la conservación, recuperación y preservación de los recursos naturales y promueve el desarrollo de acciones enfocadas a un aprovechamiento sustentable de estos recursos. La Ley General de Vida Silvestre (LGVS) se constituyó como el primer instrumento normativo en materia de regulación de la vida silvestre reconociendo el uso de ésta como una herramienta de conservación a través de su uso y aprovechamiento.

La LGVS establece las Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) y el Sistema que las comprende (SUMA) y define en el artículo 40 las características que el Plan de Manejo debe contener para el registro de una UMA. Actualmente se cuenta además con el Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, en éste se define el Plan de Manejo Tipo, el cual es “el plan de manejo elaborado por la Secretaría para homogenizar el desarrollo de la actividades de conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de la vida silvestre en especies y grupos de especies que así lo requiera”. Por lo que el objeto del presente Plan de Manejo Tipo es estandarizar las medidas de manejo y seguimiento de las poblaciones y del hábitat con el fin de obtener información que resulte comparable a nivel regional y que resulte en el mejoramiento de las condiciones del hábitat natural y permita la continuidad de los ciclos biológicos naturales de las especies, poblaciones y ecosistemas.

Resulta importante señalar que los Planes de Manejo Tipo plantean medidas generales de manejo que de acuerdo con las características particulares del predio deberán adecuarse en aspectos particulares de acuerdo con las necesidades identificadas y que deriven en una mejora constante. Asimismo esta herramienta debe ser considerada bajo un esquema de manejo adaptativo, o de ajuste progresivo, el cual en la medida de los resultados obtenidos, del conocimiento de la especie y su hábitat y de la mejora en las técnicas y métodos aplicados en el manejo, deberá actualizarse. Debido a lo anterior y no obstante que el presente documento incorpora la mejor información disponible en su elaboración, debe actualizarse permanentemente, por lo que agradeceremos cualquier observación al respecto.

Las características particulares de cada UMA, localización, fisiografía, estado de conservación del hábitat, tipos de vegetación, diversidad y riqueza, entre otros, deben ser presentadas en los formatos oficiales establecidos disponibles en la página electrónica de la Secretaría.

En el caso de promover el registro de otras especies, adicionalmente a las que ampara el presente Plan de Manejo Tipo, se deberá cumplir con lo establecido en la Ley y su reglamento en los formatos oficiales establecidos.

El presente Plan de Manejo Tipo ha sido desarrollado por la Dirección General de Vida Silvestre con el fin de promover y fomentar la conservación y manejo de la vida silvestre a nivel regional y nacional, mejorar la gestión administrativa, promover la diversificación productiva en el sector rural como alternativa para la conservación y mejorar la calidad de vida de la población rural.

Dirección General de Vida Silvestre.

4

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

2.0 ASPECTOS ECOLÓGICOS Y BIOLÓGICOS DEL VENADO

La familia Cervidae (Tabla 1) se encuentra ampliamente distribuida en el continente americano, en México se encuentran cuatro especies: Odocoileus hemionus, O. virginianus, Mazama americana y M. pandora. El venado cola blanca (O. virginianus) se distribuye prácticamente en todo el territorio nacional exceptuando la Península de Baja California (Aranda, 2000).

El venado cola blanca es de tamaño mediano y se caracteriza por tener un cuello largo y relativamente grueso, la coloración superior varía del café castaño brillante al grisáceo, en verano, al gris o pardo, durante el invierno varía dependiendo de las localidad y la época del año (Aranda, 2000). En la región ventral y en porciones de la cabeza el pelaje es color blanco y los ejemplares juveniles presentan manchas blancas dorsales. La talla varía ampliamente según la subespecie (Álvarez y Medellín, 2005). Los machos presenta astas ramificadas con una rama basal de donde parten las ramificaciones, en ocasiones algunos ejemplares presentan astas sencillas, sin ramificaciones, los cuales son llamados comúnmente aleznillos (Aranda, 2000).

Tabla 1. Clasificación taxonómica del Venado Cola Blanca (Odocoileus virginianus).

Orden

Mammalia Linnaeus, 1758

Clase

Artiodactyla Owen, 1841

Familia

Cervidae Goldfuss, 1820

Subfamilia

Capreolinae Brookes, 1828

Género

Odocoileus Rafinesque, 1832

Especie

Odocoileus virginianus (Zimmermann, 1780)

Fuente: Integrated Taxonomic Information System, Septiembre 2005. http://www.itis.usda.gov/

Esta especie presenta un patrón de actividad más marcado durante las primeras horas del día y durante el crepúsculo, sin embargo gran parte de su actividad está determinada por el sexo, edad, época reproductiva, presencia de depredadores, disponibilidad de recursos y actividades humanas (Galindo y Weber, 1998). En los patrones de distribución es importante considerar los cambios climáticos estacionales de cada región.

El ámbito hogareño es muy variable, sin embargo, se ha podido identificar que en Arizona el ámbito hogareño promedio de la subespecie O. v. couesi es de 5.18 km 2 para las hembras y de 10.57 km 2 para los machos, la zona núcleo de este ámbito hogareño es de 1.89 km 2 y 4.47 km 2 respectivamente (Ockenfels et al. 1991). Esto puede variar enormemente de acuerdo con las subespecies, área de distribución, condición reproductiva, disponibilidad de recursos y calidad del hábitat.

El grupo social más frecuente es el formado por la hembra y crías de la misma camada, los machos se asocian sólo durante la época no reproductiva en grupos de 1 o 2 machos adultos con 2 o 3 juveniles de entre 1.5 a 2.5 años. Durante la época reproductiva se forman parejas temporales para el apareamiento (Galindo y Weber, 1998). Las asociaciones de mayor tamaño son poco frecuentes, aunque se pueden llegar a observar 2 hembras (la madre y la hija del año anterior) con crías (Villarreal, 2000).

Dirección General de Vida Silvestre.

5

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

El venado cola blanca es una especies que presenta “territorialidad facultativa”, es decir, que los

machos adultos defienden su territorio de otros machos adultos y lo marcan tallando sus astas contra árboles y arbustos, y a través de marcas olfativas de orina en agujeros rascados con las patas (Galindo y Weber, 1998). Durante la época no reproductiva aparentemente no defienden ningún territorio. Las hembras por su parte sólo defienden los territorios de parto y crianza (Ozoga et al. 1982). El apareamiento tiene lugar entre junio y febrero, en las regiones tropicales se presenta más temprano y en las zonas áridas, templadas y frías es más tardío (Aranda, 2000).

El periodo de gestación del venado cola blanca varía alrededor de los 200 días y normalmente las camadas consisten en 1 o 2 crías (Aranda, 2000). La hembra es la encargada de la totalidad de los cuidados parentales, el destete se presenta aproximadamente a los 5 o 6 meses, sin embargo se ha observado que en algunas subespecies éste ocurre más temprano, aproximadamente a los 2 meses y medio (Hirth, 1985), esto puede ser consecuencia del alto gasto energético que implica la lactancia, la severidad climática y la escasez de recursos. La dispersión de su ámbito natal se presenta de los 1 a los 3 años de edad, y parece ser resultado principalmente de la competencia intraespecífica, se encuentra fuertemente ligada al sexo (Galindo y Weber, 1998). Las hembras primerizas por lo general tienen una cría, en los siguientes partos producen dos o hasta tres crías si el área es productiva (Ceballos y Oliva,

2005).

Tabla 2. Tabla de eventos biológicos del Venado Cola Blanca (Odocoileus virginianus).

EVENTO

 

MESES

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Reproducción o cortejo

                       

Gestación

                       

Nacimiento

                       

Destete

 

GENERALMENTE AL CUMPLIR UN AÑO DE EDAD

 

Época de monitoreo

                       

Temporada de aprovechamiento

                       

La dieta del venado cola blanca depende en gran medida de su distribución, por lo que presenta una gran adaptabilidad a los diferentes recursos que encuentra. Se ha observado en las regiones del norte del país, que en general han sido mejor estudiadas, preferencia por el nopal (Opuntia

sp.), Mezquite (Prosopis sp.), frutos de Encino (Quercus sp.) y especies cultivadas de fríjol, chile

o maíz, sin embargo, el margen de especies de las que se alimenta es muy amplio; en las

subespecies que habitan el sur y centro de México la dieta ha sido menos estudiada. Los picos de actividad forrajera se presentan principalmente durante la mañana.

En México los principales depredadores de venados adultos y juveniles son el puma (Puma concolor) y el jaguar (Panthera onca), de crías y juveniles el coyote (Canis latrans), el lince (Lynx rufus) y el ocelote (Leopardus pardalis), en tanto que el oso negro (Ursus americanus) y el águila real (Aquila chrysaetos) son depredadores ocasionales de crías. Cabe señalar que el venado cola blanca era la principal presa del lobo mexicano (Canis lupus baileyi), por lo que la presencia

y abundancia de esta especie es fundamental para la integridad ecológica de los hábitats y

ecosistemas. En este mismo sentido, sus restos son consumidos por gran cantidad de fauna carroñera como zopilotes, aves rapaces, cuervos y pequeños mamíferos; sus astas proporcionan calcio y fósforo a diferentes especies de roedores y es una especie de gran valor para el mantenimiento de otras especies cuya conservación resulta prioritaria.

Como herbívoro, modifica la estructura de los tipos de vegetación al ramonear árboles y arbustos. Se ha identificado además que es un dispersor a gran escala de semillas endozoocoras

Dirección General de Vida Silvestre.

6

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

(Myers, 2004) y de semillas exozoocoras (Galindo y Weber, 1999). En ciertos casos, como con Spondias purpurea, aumentan su éxito de germinación al ser consumidas y dispersadas en las heces del venado (Vázquez et al. 1999)

El venado cola blanca es una especie que se desplaza por sistemas de senderos que llevan a echaderos, a zonas de alimentación y rutas de escape, donde es común observar huellas y excretas. Las excretas están constituidas principalmente por material vegetal de tamaño y forma variable que normalmente no rebasan los 1.5 cm de largo, aunque pueden estar sueltas o compactadas en paquetes de mayor tamaño. Las huellas de las patas delanteras y traseras son prácticamente del mismo tamaño y suelen medir de 5 a 6.5 cm de largo por 3 a 5 cm de ancho, normalmente sólo se marcan las dos pezuñas centrales, sin embargo, durante la carrera, en pendientes pronunciadas y sobre terreno suave pueden llegar a observarse dos dedos pequeños llamados pezuñas falsas (Figura 1). Los echaderos suelen ser sitios con gran densidad de vegetación donde es posible refugiarse y descansar, suelen encontrarse arbustos ramoneados hasta una altura de 1.5m y corteza comida a la misma altura. Otro rastro común es generado cuando los machos, al finalizar el desarrollo de las astas y perder el terciopelo que las cubren, tallan sus astas contra árboles pequeños y arbustos, lo cual queda marcado en la corteza en un tramo aproximado de 50 cm (Aranda, 2000).

la corteza en un tramo aproximado de 50 cm (Aranda, 2000). Fuente: Aranda, M. 2000. Figura

Fuente: Aranda, M. 2000.

Figura 1. Huellas y excretas de Venado Cola Blanca

Dirección General de Vida Silvestre.

7

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

2.1 SUBESPECIES DE VENADO COLA BLANCA EN MÉXICO

En el continente americano se han identificado 38 subespecies de venado cola blanca, 30 subespecies están identificadas para la parte norte y centro del continente y 8 para América del Sur (Hall, 1984).

El venado cola blanca es la especie de cérvido con mayor distribución; en México existen 14 subespecies (Tabla 2) que se distribuyen en prácticamente todo el país, los únicos estados que no cuentan con la presencia de esta especie son Baja California y Baja California Sur, es decir, habitan el 92.7% del territorio nacional (Figura 2) (Villarreal, 2000). Habita una gran variedad de ecosistemas, exceptuando los ambientes xéricos más extremos del noroeste del país (Galindo y Weber, 1998). Esta amplia distribución, habla de la gran capacidad de adaptabilidad de esta especie a una gran variedad de hábitats, tipos de vegetación y condiciones climáticas. Persiste incluso en bosques con alto grado de perturbación en el Eje Neovolcánico, zonas ganaderas y agrícolas y en los alrededores de poblados de tamaño regular (Galindo y Weber, 1998).

Tabla 2. Subespecies del Venado Cola Blanca, superficie donde se distribuye y porcentaje que representa en México.

Subespecie

Superficie (km 2)

Porcentaje

Odocoileus virginianus couesi

515,052

28.3

Odocoileus virginianus carminis

187,028

10.3

Odocoileus virginianus mexicanus

174,404

10.0

Odocoileus virginianus miquihuanensis

174,142

9.6

Odocoileus virginianus sinaloae

167,709

9.2

Odocoileus virginianus veraecrucis

134,206

7.3

Odocoileus virginianus thomasi

105,247

5.8

Odocoileus virginianus yucatanensis

80,445

4.4

Odocoileus virginianus texanus

68,358

3.8

Odocoileus virginianus acapulcencis

59,537

3.2

Odocoileus virginianus truei

41,106

2.2

Odocoileus virginianus toltecus

40,464

2.2

Odocoileus virginianus nelsoni

37,107

2.0

Odocoileus virginianus oaxacensis

30,000

1.7

Fuente: Villarreal, 2000.

Dirección General de Vida Silvestre.

8

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Distribución geográfica de las subespecies de venado cola blanca en México

Odocoileus virginianus acapulcensis. Planos costeros del Pacífico en las zonas montañosas adyacentes desde los límites de Colima y Michoacán hasta el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

Odocoileus virginianus mexicanus. Áreas montañosas del centro de México, en los Estados de Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Estado de México, Distrito Federal, Tlaxcala, Morelos este de Michoacán y Guerrero y norte de Oaxaca.

Odocoileus virginianus nelsoni: Se localiza en las montañas altas del centro y este de Chiapas hasta Centro América.

Odocoileus virginianus oaxacensis. Se distribuye en la región central de Oaxaca.

Odocoileus virginianus sinaloae. Habita la región costera del Pacífico, desde el sur de Sonora hasta Colima y Michoacán, incluyendo la región occidental de Guanajuato y gran parte de Jalisco.

Odocoileus virginianus thomasi. Se presenta desde el sur de Veracruz y Oaxaca, Tabasco, Chiapas y la región costera de Campeche.

Odocoileus virginianus toltecus. Se encuentra en el suroeste de Veracruz las regiones montanas del norte de Oaxaca.

Odocoileus virginianus truei. Se distribuye desde el centro sur de Quintana Roo hasta el centro y sureste de Campeche.

Odocoileus virginianus veraecrucis. Se localiza desde el centro de Tamaulipas hacia el sur, alcanzando los planos costeros áridos cercanos al puerto de Veracruz, y las regiones montañosas de la Huasteca Potosina e Hidalguense.

Odocoileus virginianus yucatanensis. Habita en el estado de Yucatán, norte de Campeche y Quintana Roo.

Dirección General de Vida Silvestre.

9

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales Figura 2. Distribución de las 14

Figura 2. Distribución de las 14 subespecies de venado cola blanca en México (DGVS, 2006; tomado de Villarreal, 2000).

Dirección General de Vida Silvestre.

10

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

3.0 OBJETIVO DEL PLAN DE MANEJO TIPO PARA VENADO

Objetivo General

Conservación del hábitat natural, poblaciones y ejemplares de venado cola blanca en el norte de México.

Objetivos particulares

Promover la conservación de la especie mediante el manejo y aprovechamiento sustentable fomentando la recuperación del hábitat natural y otras especies de flora y fauna silvestre asociadas.

Fomentar la continuidad de los ciclos biológicos naturales para asegurar la permanencia de los bienes y servicios ambientales.

Desarrollar estrategias de manejo para lograr la conservación del hábitat y las poblaciones silvestres de venado cola blanca bajo un esquema de manejo adaptativo.

Establecer las medidas de manejo para realizar el aprovechamiento sustentable de las poblaciones y ejemplares de venado cola blanca.

Conocer la situación actual de la especie a través de los métodos de monitoreo a nivel regional.

Promover el manejo regional de la especie a través de actividades de repoblación, monitoreo y fomento avalados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Objetivos Específicos de la UMA.

Cada UMA podrá desarrollar los objetivos específicos que se ajusten a sus intereses y necesidades, con fundamento en el Artículo 39 de la Ley y 38 del Reglamento. Estos objetivos tendrán que ser señalados de manera complementaria a los propuestos en esta sección.

Dirección General de Vida Silvestre.

11

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.0 PLAN DE MANEJO

4.1 ESPECIFICACIONES PARA EL REGISTRO

Se deberá presentar:

Formato de registro de Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA).

Formato de registro de plan de manejo, debidamente requisitado.

Carta de adhesión al Plan de Manejo Tipo.

Documentos disponibles en la página electrónica de la Secretaría.

4.2 METAS E INDICADORES DE ÉXITO

Las metas a corto, mediano y largo plazo e indicadores de éxito de las UMA, deberán preverse en función de las condiciones del hábitat, poblaciones y ejemplares, así como del contexto social y económico por lo cual se podrán plantear metas e indicadores particulares de acuerdo con lo establecido en el artículo 38 del Reglamento.

Metas

Corto plazo

Realizar el manejo del hábitat y poblaciones de venado cola blanca que permitan la continuidad o establecimiento de poblaciones saludables y viables.

Identificar y delimitar áreas de importancia para la alimentación, descanso y reproducción, relevantes para el establecimiento y desarrollo de poblaciones de la especie de interés.

Realizar el seguimiento de las poblaciones de venado cola blanca para determinar su viabilidad.

Mediano plazo

Mantener las poblaciones de venado cola blanca, viables y genéticamente saludables en la UMA para permitir la continuidad de sus ciclos biológicos y su aprovechamiento sustentable.

Fomentar la restauración de la superficie del hábitat natural de las poblaciones de venado cola blanca.

Obtener incentivos económicos en la UMA para fomentar y promover la conservación de los ejemplares, poblaciones, hábitats y ecosistemas.

Participar en los proyectos de repoblación de la especie que promueva la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Largo plazo

Lograr la conservación del hábitat natural del venado cola blanca en México y favorecer la continuidad de los ciclos biológicos de las especies asociadas.

Lograr la conservación de las poblaciones de venado cola blanca a través de su conservación, manejo y aprovechamiento sustentable.

Generar alternativas productivas, fuentes de empleo y servicios ambientales.

Dirección General de Vida Silvestre.

12

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Indicadores de éxito

Ecológicos:

Contar con ejemplares o poblaciones viables de venado cola blanca sujetas a conservación, manejo y aprovechamiento sustentable.

Lograr la permanencia de otras especies de flora y fauna silvestre en la UMA.

Conservar y de ser posible incrementar la cobertura vegetal natural y el hábitat de la especie en la UMA.

Mantener la abundancia relativa de ejemplares de especies de depredadores nativos en la UMA.

Económicos:

Llevar a cabo actividades de aprovechamiento extractivo y/o no extractivo de ejemplares de venado cola blanca a fin de convertir su conservación en una alternativa productiva en la UMA.

Utilizar la conservación, manejo y aprovechamiento sustentable como fuente alternativa de empleo y de ingresos en la UMA.

Sociales:

Promover la participación de las comunidades rurales en las actividades relacionadas a la conservación de la especie y la vida silvestre en la UMA y/o región.

Generar conciencia ambiental en la localidad sobre la importancia de la conservación de los recursos naturales del país.

Incrementar el conocimiento de las poblaciones de fauna silvestre y su dinámica a nivel regional.

Dirección General de Vida Silvestre.

13

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.3 TIPO DE APROVECHAMIENTO Y MARCAJE

El aprovechamiento del venado cola blanca puede ser de carácter no extractivo, con fines educativos o de ecoturismo, o de carácter extractivo, principalmente a través de la caza deportiva. En este último caso es necesario contar con la autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, lo que requiere presentar la solicitud en el formato oficial que incluye el monitoreo poblacional reciente y apegarse a lo establecido en la Ley General de Vida Silvestre y su reglamento, así como demás disposiciones jurídicas vigentes que se vinculan. Para el caso de ejemplares en confinamiento, se requiere demostrar que los ejemplares sujetos a aprovechamiento son producto de la reproducción controlada.

En el caso de los aprovechamientos no extractivos se requiere de una autorización por parte de la Secretaría. En estos casos se realizarán de conformidad con la zonificación y capacidad de uso determinada por la Secretaría, con base en la normatividad vigente y el plan de manejo previamente aprobado, evitando en todo momento afectar el hábitat disponible en la UMA. Se negará dicho aprovechamiento cuando éste tenga o pueda generar consecuencias negativas a las poblaciones, eventos biológicos, otras especies y al hábitat.

La Secretaría determinará los mecanismos adecuados de marcaje según el tipo de aprovechamiento que se pretenda realizar. De conformidad con el artículo 40 del Reglamento se deberá de presentar, anexo al Plan de Manejo, la propuesta del sistema de marca el cual deberá ajustarse a lo señalado por la Secretaría.

El caso de aprovechamientos extractivos de partes y derivados, en particular de las astas, éste deberá solicitarse a la Secretaría indicando la cantidad, técnica de marcaje y cumplir con la normatividad vigente, evitando generar deterioro en el hábitat y disturbio en las poblaciones silvestres.

Dirección General de Vida Silvestre.

14

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.4 PROGRAMA DE CONSERVACIÓN Y MANEJO

En el Programa de Conservación y Manejo del presente Plan define las medidas necesarias y las líneas de acción que permitan que las poblaciones de venado cola blanca continúen con sus ciclos biológicos y mejorar las poblaciones que se encuentren en la UMA.

Las acciones planteadas en esta sección deben de ser comprendidas dentro de un marco científico, donde los registros de los monitoreos planteados en las secciones subsecuentes, permitan evaluar de forma objetiva y cuantitativa, el éxito del Programa de Conservación y

Manejo. El manejo debe de ser considerado bajo un esquema de Manejo Adaptativo, es decir, que las acciones instrumentadas, deberán ser evaluadas y ajustadas progresivamente a mediano

y largo plazo.

4.4.1 Manejo y Conservación del Hábitat

Las acciones aquí señaladas deben ser realizadas de acuerdo con el cronograma de actividades

a corto, mediano o largo plazo. Los plazos en los que sean realizados deben permitir programar

las tareas, priorizarlas y evaluar los resultados obtenidos, el cronograma señalado se presenta en la Sección 4.7.

Tabla 5.- Conservación y Manejo del Hábitat.

Acción

Plazo

Objetivo

Resultado

Control y erradicación de especies invasivas de flora y fauna

Corto

Eliminar las especies de flora que resulten un factor limitante para la fauna y la flora nativa.

Mejores condiciones del hábitat disponible para el Venado.

Control y erradicación de especies ferales

Corto

Eliminar el impacto sobre el hábitat y la depredación ocasionada por especies ferales.

Mejorar la tasa de sobreviviencia y natalidad del Venado.

Control y erradicación de especies exóticas

Corto

Reducir o eliminar la competencia generada por la presencia de especies exóticas, en el caso de que estén presentes en la UMA.

Mejorar la tasa de reclutamiento de venado cola blanca y reducir la presión al hábitat

Regulación de las actividades rurales productivas

Corto

Restringir los sitios de pastoreo de ganado doméstico dentro de la UMA. Optimizar el uso de suelo agrícola.

Evitar sobrepastoreo, erosión, pérdida de la calidad del suelo y competencia por recursos.

Control de la erosión

Mediano

Eliminar sitios afectados por actividades humanas (sobrepastoreo, desmonte, etc.) que se encuentren erosionados o propensos a la erosión.

Detener los procesos de erosión en zonas afectadas que limitan la distribución del Venado

Restauración y

 

Promover la sucesión ecológica en sitios afectados que limiten la distribución del Venado.

Aumentar la superficie de hábitat disponible para la especie.

revegetación de

Mediano

zonas afectadas

Diversificación de la UMA.

Largo

Diversificar aprovechamientos incluyendo manejo de otras especies de flora y fauna que favorezcan un manejo integral de la UMA.

Conservación de otras especies silvestres y beneficios adicionales a los propietarios de la UMA.

Construcción de

 

Acondicionar caminos, cercos, bebederos y otras obras, compatibles con la biología del Venado.

Mejorar y facilitar el manejo de la UMA.

Infraestructura.

Permanente

Dirección General de Vida Silvestre.

15

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Tabla 6.- Señalización, Protección y Vigilancia Participativa.

Acción

Plazo

Objetivo

Resultado

Construcción de infraestructura para el manejo adecuado de la UMA

Corto

Desarrollar la infraestructura para realizar el manejo óptimo de las poblaciones de venado.

Mejorar las condiciones de manejo para evitar estrés, manejo excesivo y enfermedades.

Señalización de la UMA.

Corto

Instalar señalización que indiquen las actividades permitidas, información relevante y sitios de importancia.

Mejorar el control de los visitantes y proporcionar la información necesaria.

Prevención de incendios forestales (brechas corta fuego y retiro de material combustible).

Corto

Prevenir incendios forestales y facilitar su control.

Disminuir la presencia de incendios forestales y los daños que puedan ocasionar.

Zonificación de la UMA.

Corto y

Restringir y controlar las actividades dentro de la UMA, con el fin de evitar manejos inadecuados, accidentes y otras eventualidades.

Tener un mejor control de las actividades de la UMA y evitar riesgos innecesarios.

periódicame

nte

Plan de Seguridad contra Contingencias Ambientales.

Permanente

Establecer medidas de seguridad pertinentes en caso de presentarse contingencias ambientales como incendios forestales, inundaciones y otras situaciones poco predecibles.

Minimizar los riesgos y reducir daños en caso de eventos que afecten la UMA.

Vigilancia

 

Desarrollar programa de vigilancia para garantizar la seguridad dentro de la UMA.

Reducir el número cazadores furtivos, evitar malos manejos por parte de usuarios e identificación temprana de riesgos.

Participativa.

Permanente

Monitoreos periódicos y control de plagas.

Permanente

Realizar monitoreos periódicos de plagas y enfermedades que puedan afectar la calidad del hábitat, e implementar las medidas de control pertinentes.

Identificar a tiempo posibles plagas y evitar daños severos al hábitat.

Dirección General de Vida Silvestre.

16

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Tabla 7.- Manejo y Conservación de las Poblaciones.

Acción

Plazo

Objetivo

Resultado

Provisión de alimentos y agua

En caso

Proporcionar recursos alimenticios en caso de bajar la abundancia y calidad de éstos.

Lograr el establecimiento y mejorar el estado de las poblaciones.

necesario

Control de

 

Controlar enfermedades contagiosas a las poblaciones silvestres, y prevenir y evitar su contagio.

Evitar enfermedades que afecten a nivel de poblaciones.

enfermedades.

Permanente

Monitoreo

 

Realizar monitoreos continuos de de los ejemplares para identificar posibles patologías.

Detectar a tiempo enfermedades contagiosas y problemas genéticos.

zoosanitario.

Permanente

Control de ejemplares con problemas genéticos

Permanente

Evitar la reproducción de ejemplares con características genéticas no deseables en las poblaciones de venado presentes en las UMA.

Obtener poblaciones saludables genéticamente y evitar la reproducción de ejemplares problemáticos.

 

En caso

Participar en programas de repoblación de la Secretaría.

Fundar o incrementar el reclutamiento de poblaciones de venado en la región.

Repoblación.

necesario

Programa de

 

Promover el intercambio de ejemplares con otras UMA a nivel regional para mejorar la condición de las poblaciones.

Incorporar mayor variabilidad genética a las poblaciones de venado de la UMA

traslados y

En caso

movimientos de

necesario

ejemplares.

Dirección General de Vida Silvestre.

17

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.5

PROGRAMA DE MONITOREO DEL HÁBITAT Y LAS POBLACIONES

4.5.1

MONITOREO DE LAS POBLACIONES

En algunas regiones del país donde se encuentran tipos de vegetación como bosques de pino, encino, selva baja, mediana y alta, y algunos tipos de matorrales densos, los métodos de observación directa resultan complejos o prácticamente imposibles de realizar, debido a la poca detectabilidad de los ejemplares. En estas regiones se recomienda el uso de métodos indirectos para estimar el tamaño de la población y poder contar con datos que permitan calcular las tasas de aprovechamiento y extracción. La desventaja principal de estos métodos es que resulta complejo obtener datos poblacionales como proporción de sexos y estructura de edades.

Método Indirecto por Conteo de Excretas

El método que más se ha utilizado con Venado Cola Blanca es el planteado por Eberhardt y Van Etten (1956), utilizado en México con buenos resultados. Este método esta basado en contar los grupos de heces que se depositan en una superficie conocida durante un periodo de tiempo definido en relación con la tasa de defecación diaria de cada ejemplar de venado, con estos datos se consigue realizar una estimación de la densidad de la población en una zona determinada.

El método consiste en realizar transectos en los cuales se establezcan parcelas de una superficie conocida, el transecto debe medir 1000m de largo y cada 10m o 20m se establecerá una parcela de una superficie de 10m 2 , las parcelas deberán ubicarse de manera aleatoria o sistemáticamente sobre el transecto para obtener una mejor representatividad en el muestreo. Es necesario conocer el tiempo en el que se depositan las heces, por lo cual al iniciar el muestreo se deben de retirar todas las heces que pudieran estar presentes, asimismo se requiere conocer la tasa diaria de defecación promedio por venado para poder determinar cuantos venados depositaron esas heces en un lapso de tiempo conocido. Se entenderá por grupo fecal, el total de bolitas de excremento de las mismas características, los cuales deben ser distinguidos de las excretas de otras especies (p. e. chivos). La cantidad de heces que se encuentren por ejemplo, en dos meses, nos permitirán estimar la densidad de venados en un sitio determinado, aplicando la fórmula de Ebendhart y Van Etten (1956).

A

continuación se presenta la ecuación planteada por Eberhardt y Van Etten (1956) para estimar

la

población de Venado Cola Blanca a partir del conteo de excretas, es la siguiente:

Donde:

Dp=

(NP) (PG)

(TP) (TD)

Dp = Densidad media de la población de venados, expresada en venados por hectárea. NP = Número de parcelas de un área determinada que caben dentro de una hectárea (10,000m2/ superficie de la parcela). PG = Promedio de excretas por parcela o total de excretas contadas entre el número total de parcelas muestreadas. TP = Tiempo en el que se depositaron las heces en días.

Dirección General de Vida Silvestre.

18

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

TD = Tasa diaria de defecación, es decir el número promedio de excretas que produce un venado diariamente.

Un ejemplo de la aplicación de este método es el siguiente, si el total de parcelas que obtenemos es de 280 parcelas de 10m 2 , el tiempo de espera de 30 días y la tasa de defecación promedio diaria es de 25 grupos de excretas/individuo/día y en este periodo de tiempo se registraron un total de 30 excretas, de acuerdo con la ecuación de Eberhardt y Van Etten (1956), los datos que obtenemos son los siguientes:

NP = (10,000m 2 / 10m 2 ) = 1,000 PG = 30 excretas/280 parcelas = 0.107 excretas/parcela TP = 30 días TD = 25 grupos fecales/ind./día

Sustituyendo los datos obtenidos en la ecuación de Eberhardt y Van Etten (1956), obtenemos lo siguiente:

Dp=

(1,000) (0.107)

 

107

(30)

(25)

=

750

=

0.1426 ind/ha

Es decir, en la UMA se encuentra un venado por cada 7.01 ha.

Para la aplicación de este método de muestreo, se recomienda establecer transectos de 1000 metros de longitud con una separación de más de 250m entre cada transecto, en los cuales se distribuyan por lo menos 40 parcelas de 10m 2 , los centros de las parcelas deben ser marcados con estacas cada 10 o 20 metros, el radio de la parcela propuesto para obtener una superficie de 10m 2 , es de 1.79m, y la tasa de defecación recomendada para evitar sobreestimar la densidad es de 25 grupos fecales/individuos/día, finalmente el tiempo de espera ideal para realizar el conteo de excretas una vez establecidos los transectos será de 3 meses (Pérez-Mejía et al. 2004; Mandujano, en prensa.). Es recomendable realizar 10 transectos por cada 500ha, sin embargo esto debe ser verificado considerando la confiabilidad estadística del muestreo.

Es importante establecer las fechas del muestreo en función de las condiciones climáticas y la estación, debido a que los escurrimientos de agua de lluvia y la pérdida foliar de especies vegetales caducifolias pueden ocasionar que se pierdan algunos grupos de heces o que se dificulte la observación de éstas. Por lo cual se recomienda que se realice durante la temporada de secas

Método indirecto de conteo de huellas

Para este método se deberán de realizar transectos de 1000m de largo por 1m de ancho, en los cuales se deberá retirar el follaje caído y limpiar las huellas viejas para permitir una mejor y clara impresión de las nuevas. El número de transectos estará determinado en función del tamaño y características de las UMA, sin embargo, se recomienda realizar 10 transectos por cada 500 ha.

Una vez que se cuente con los transectos limpios a las 24 horas se realizará el conteo de los cruces o de las huellas frescas, cada huella que sea contada representa la secuencia de huellas de un animal para cruzar el transecto y nunca deben considerarse las huellas aisladas como un registro. Para este aspecto es necesario tener experiencia en el rastreo e identificación de huellas. Se deberá realizar mensualmente 2 o 3 repeticiones en cada transecto, durante la

Dirección General de Vida Silvestre.

19

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

época de lluvias en la cual resulta más probable obtener una buena impresión de las huellas, en algunos casos en la época seca se puede obtener de igual manera buena calidad de impresión según las condiciones del terreno y el tipo de suelo presente.

Los datos obtenidos, número de cruces o huellas (n) y el número de transectos (t), son considerados como un índice de huellas (I T= n/t), lo cual utilizando el algoritmo siguiente se obtiene la densidad de ejemplares de venado en el área (venado/km 2 ).

Donde:

D =

⎛ I ⎞ T ⎜ ⎟ ⎝ 3 ⎠ ⎛ 1000 × 2 × w
⎛ I ⎞
T
3 ⎠
⎛ 1000
× 2
× w ⎞
1,000,000

I T = n/T (número de cruces o huellas entre el número de transectos). w= ancho del transecto.

Para calcular el valor de w se requiere calcular el valor preciso de acuerdo con las características de la vegetación, por lo cual se deberá de realizar el siguiente procedimiento para estimar el ancho promedio del transecto. Un observador permanecerá sobre el transecto mientras otra persona caminará perpendicular al transecto hasta que el observador deje de verlo o hasta que se pierda la señal blanca (cola blanca), en ese momento se medirá la distancia recorrida. Se deberá repetir este procedimiento cada 50m para calcular el ancho promedio de ese transecto. Es importante considerar que la distancia promedio calculada será mayor durante la temporada de sequía. Para mayores detalles sobre este método se recomienda consultar Mandujano, S. 2005. Tracks count calibration to estimate density of white-tailed deer (Odocoileus virginianus) in a Mexican tropical forest. The Southwestern Naturalist 50: 223-229; y SEMARNAT, DGVS, INE, UPC. En prensa. Memorias del Taller para la elaboración de protocolos de evaluación y seguimiento para la conservación, recuperación y uso de poblaciones de aves silvestres y sus hábitats, en Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA)

Como ejemplo del uso de este método supongamos que se realizan 10 transectos en una UMA de 500ha; la revisión de los transectos permite identificar con claridad 40 cruces de venado cola blanca. Asimismo se realiza el cálculo del ancho promedio del transecto y se determina una distancia promedio de 35.72m. Sustituyendo en la fórmula propuesta por Mandujano (2005) se obtiene lo siguiente:

D =

⎛ I ⎞ ⎛ 40 /10 ⎞ T ⎜ ⎟ ⎜ ⎟ ⎝ 3 ⎠
⎛ I ⎞
⎛ 40 /10 ⎞
T
3 ⎠
3
=
⎛ 1000
× 2
× w ⎞
⎛ 1000
×
2
×
35.72 ⎞
1,000,000
1,000,000

=

(

1.33

)

(

0.07144

)

= 18.61

venados/km 2

Es decir, se cuenta con una densidad promedio de 0.1861 ejemplares por hectárea, lo cual en la UMA ejemplo de 500 ha, considerando que sólo 400ha cuentan con el hábitat favorable para el venado cola blanca, permite estimar una población de 74 individuos.

Dirección General de Vida Silvestre.

20

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.5.2 MONITOREO DEL HÁBITAT

Monitoreo de especies indicadoras

La forma en la que se realizará el monitoreo de especies indicadores es a través de registros de observación ocasional de las diferentes especies de depredadores presentes en la zona durante los trabajos y actividades que se realicen en la UMA. La información que se obtenga será cualitativa pero permitirá reunir información de la condición del hábitat y la abundancia relativa de las poblaciones.

Los datos mínimos que deben de incluir estos registros serán los que se señalan en la Tabla 13. Los grupos de vertebrados cuya presencia se identificará serán los de anfibios, reptiles, aves y mamíferos depredadores y especialmente aquellas especies endémicas, raras o en riesgo, así como especies de flora de importancia en la UMA o la región. (p.ej. cícadas, orquídeas, cactáceas, bromelias, etc.).

Tabla 13. Ficha de registro de especies indicadoras en la UMA

 

Número de

Especie Indicadora

Ejemplares

Nombre Común

Sexo

Fecha de Observación

Edad

Hora

Crías

Tipo de Vegetación

Refugios

Observaciones:

Las fichas deberán ser integradas a los informes anuales, adicionalmente se incluirá un resumen de las observaciones realizadas de estas especies en formato electrónico.

Monitoreo de hábitat

La tendencia y modificaciones de las coberturas vegetales en la UMA y el hábitat reflejan si las acciones de manejo resultan propicias para la conservación, o si por el contrario se están presentando modificaciones negativas en la cobertura y estructura de las diferentes comunidades, por lo que es necesario realizar el monitoreo del hábitat a través de los cambios en la vegetación.

La evaluación a las modificaciones en las coberturas se realizará mediante la elaboración de planos de zonificación, donde se incluyen las áreas de importancia en la UMA, los diferentes tipos de vegetación y hábitats, y la modificación que vayan presentando con el tiempo. Para esto es necesario realizar en un primer momento la caracterización de la UMA, incluyendo información de los puntos cartográficos más representativos, como zonas de manejo, límites de la UMA y

Dirección General de Vida Silvestre.

21

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

sitios

permanentes, etcétera.

de

relevancia

ecológica

como

cuevas,

barrancas,

cuerpos

de

agua

temporales

y

Periodicidad del monitoreo

Los reportes de los monitoreos de especies indicadoras se presentará anualmente y la actualización de planos de zonificación se presentarán cada 3 años, en ésta última se deberán de resaltar los cambios en la vegetación de la UMA, las modificaciones que se hayan realizado en infraestructura para el manejo, caminos y cambios en el uso de suelo. Incluyendo los sitios donde se observaron especies indicadoras.

Los formatos de los reportes podrán ser obtenidos a través de la página electrónica de la Secretaría y deberán ser presentados también en formato electrónico.

4.6 PROGRAMA DE SEGURIDAD Y CONTINGENCIAS

Dentro del Programa de Seguridad y Contingencias, se deberán atender los siguientes puntos considerando su periodicidad y señalando las acciones en los reportes anuales de actividades.

 

Actividad

Plazo

Objetivo

Resultado

Prevención de incendios forestales

   

Disminuir la presencia de incendios forestales y los daños que puedan ocasionar.

(brechas corta fuego

Corto

Prevenir incendios forestales y facilitar su control.

retiro de material combustible).

y

Monitoreos periódicos

Permanente

Realizar monitoreos periódicos de plagas y enfermedades que puedan afectar la calidad del hábitat, e implementar medidas de control.

Identificar a tiempo posibles plagas y evitar daños severos al hábitat.

y

control de plagas.

Monitoreos en caso de contingencias

Especial

Determinar los daños y efectos en caso de presentarse contingencias ambientales como incendios forestales, inundaciones y otras situaciones poco predecibles.

Establecer medidas de restauración, protección y manejo en caso de presentarse contingencias ambientales que afecten la UMA.

ambientales

4.6.1 MONITOREO ZOOSANITARIO

El monitoreo zoosanitario de las poblaciones de venado cola blanca se realizará mediante la observación constante de las condiciones de los ejemplares observados y aprovechados, asimismo se deberán entregar informes detallados en caso de que se presenten casos de alta mortalidad o mortalidad recurrente generada por causas no identificadas por el técnico de la UMA. En caso de presentarse estos casos se deberá contactar directamente con la Dirección General de Vida Silvestre o la Delegación Estatal de SEMARNAT en la entidad, para conocer los procedimientos de toma de muestras y envío a laboratorios vinculados con los programas de monitoreo sanitario en materia de vida silvestre que actualmente operan en el país.

La tabla siguiente es un guía de soporte para el responsable técnico en la cual podrá identificar los aspectos más importantes de las principales patologías identificadas en venado cola blanca en vida libre que ayuden en la toma de decisiones en materia de sanidad, las cuales no eximen del soporte técnico de un profesional en medicina veterinaria y zootecnia especializado en la materia.

Dirección General de Vida Silvestre.

22

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Nombre de la enfermedad

RABIA

BRUCELOSIS

 

ESTOMATITIS

TUBERCULOSIS

VESICULAR

Agente etiológico

Rhabdovirus

Brucella abortus

Rhabdovirus

Mycobaterium bovis, M. tuberculosis

Morbilidad y

Mortalidad del 100%

 

Morbilidad variable, baja tasa de mortalidad.

 

mortalidad

 

Cambios de conducta , estados de agitación, salivación, trastornos paralíticos, estrabismo, mandíbula inferior colgante con salida de la lengua, alteración de la voz, marcha tambaleante y, por último, parálisis de las extremidades y detención de la respiración.

Trastornos de la fertilidad y fecundidad, abortos. Artritis, tendovaginitis, bursitis, orquitis y epididimitis. Fiebre intermitente.

Fiebre, vesículas en la cavidad bucal, pezuñas, cascos y ubre. Contaminación por vía transcutánea

Lesiones en pulmones, riñones, pericardio, glándulas mamarias, huesos, meninges, grado de

o

a través de las

alteración de los sistemas orgánicos y del curso seguido por la enfermedad en función de la capacidad de reacción del animal (trastornos clínicos agudos o crónicos del estado general)

mucosas. Transmisión por

Síntomas y signos clínicos

 

artrópodos

(Phlebotomus,

 

Aedes, etc.)

 

Nerviosos

Reproductivos

Lesiones cutáneas

Trastornos

Trastornos

respiratorios,

nerviosos y

 

cutáneos

Estacionalidad

Todo el año

Todo el año

Más frecuente en la estación de lluvias

Todo el año

en

zonas tropicales.

 

Mordedura de

Contacto con ganado vacuno, ovino y caprino

Saliva, exudado o epitelio de vesículas abiertas. Vectores. Suelo y plantas (sospechosas). Vigilar la presencia

Cuidar el contacto con ganado vacuno

murciélagos,

Agentes

colaterales

coyotes, perros,

 

zorros, zorrillos,

mapaches, linces,

 
 

etc.

de

artrópodos

Lesiones y hallazgos a la necropsia

     

Se presenta con nódulos en los pulmones, nódulos linfáticos agrandados o paredes intestinales engrosadas

Control

Vigilar la presencia de murciélagos hematófagos y mamíferos en general

Vigilar el contacto con bovinos, ovinos y caprinos domésticos

Control de vectores y cuerpos de agua

Cuidar el contacto con ganado vacuno

Dirección General de Vida Silvestre.

23

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Nombre de la enfermedad

LEPTOSPIROSIS

SALMONELOSIS

ÁNTRAX

Agente etiológico

Leptospira sp.

Salmonella sp.

Bacillus anthracis

Morbilidad y

Morbilidad alta y mortalidad baja

Baja morbilidad y baja mortalidad

 

mortalidad

Síntomas y signos clínicos

Fiebre, aborto, uremia (presencia de sangre en la orina) e ictericia (coloración amarilla de mucosas)

Diarrea acuosa y maloliente, fiebre alta, decaimiento y pérdida de apetito, sangre en excremento. Pueden presentarse afecciones del tracto respiratorio (neumonía) y del hígado (ictericia), abortos especialmente en el último tercio de la gestación, flujo vaginal

Salida de sangre oscura sin coagular por los orificios naturales

 

Renales,

Digestivos,

Circulatorios

Trastornos

reproductivos,

respiratorios y

hepáticos y

reproductivos

 

nerviosos

Estacionalidad

Cualquier época del año

Cualquier época del año

Todo el año.

Agentes

Los reservorios son pequeños mamíferos, especialmente los roedores que hospedan al mocroorganismo en sus riñones y lo eliminan a través de la orina

Contacto con ganado vacuno, ovino y caprino

Cuidar el contacto con ganado vacuno

colaterales

 

Ictericia, hígado friable y edema renal

Inflamación

Los rumiantes presentan el bazo agrandado, oscuro y de aspecto barroso. A los cadáveres con carbunclo no deben realizarse necropsias.

Lesiones y hallazgos a la necropsia

intestinal

Control

Vigilancia de presencia de roedores, cerdos, perros y gatos

Vigilar concentración de desechos orgánicos e inorgánicos y cuidar la fuente de agua y alimento

Cuidar el contacto con ganado vacuno

Dirección General de Vida Silvestre.

24

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.7 CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES

Tabla 12.- Cronograma de actividades.

   

Plazo

Actividad

Corto

Mediano

Largo

1-3 años

3-5 años

5-10 años

Control y erradicación de especies invasivas de flora y fauna

     

Control y erradicación de especies ferales

     

Control y erradicación de especies exóticas

     

Regulación de las actividades productivas rurales

     

Control de la erosión

     

Restauración y revegetación de zonas afectadas

     

Diversificación de la UMA

     

Construcción de infraestructura

Permanente, en caso necesario

Señalización de la UMA.

   

Prevención de incendios forestales (brechas corta fuego y retiro de material combustible).

   

Zonificación de la UMA.

   

Plan de seguridad contra contingencias ambientales.

 

Permanente

Vigilancia participativa

 

Permanente

Monitoreos periódicos y control de plagas.

 

Permanente

Provisión de alimentos y agua

 

En caso necesario

Control de enfermedades.

 

Permanente

Monitoreo zoosanitario.

 

Permanente

Repoblación.

 

En caso necesario.

Programa de traslados y movimientos de ejemplares.

 

En caso necesario.

Actualización del Plan de Manejo

   

Dirección General de Vida Silvestre.

25

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

4.8 INFORMES DE APROVECHAMIENTO Y ACTIVIDADES

El informe anual de actividades se presentará en los meses de abril a junio de cada año de conformidad con el artículo 50 del Reglamento en el formato correspondiente que emita la Secretaría el cual podrá obtenerse a través de la dirección electrónica y contactos indicados en la sección siguiente.

5.0 INFORMACIÓN ADICIONAL.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 30 fracción II del Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, para obtener el registro de UMA, el promovente deberá presentar una carta de adhesión al Plan de Manejo Tipo siguiendo el formato oficial publicado en el Diario Oficial de la Federación y puesto a disposición de los interesados en el portal electrónico de la SEMARNAT (www.semarnat.gob.mx), manifestando su interés en adherirse al Plan y comprometiéndose a cumplir cabalmente con las medidas de manejo y protocolos de monitoreo establecidos en dicho documento. Deberá llenar las secciones correspondientes del formato establecido de manera oficial para el registro de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) y presentarlo anexo a la carta de adhesión, incluyendo la totalidad de la información complementaria que se solicita en dicho formato.

En caso de que se trate de una UMA con clave de registro vigente o de alguna actualización, dentro de la carta de adhesión se deberá incluir el nombre y clave vigentes de la UMA, y el número y fecha de oficio mediante el cual se le otorgó el registro y se realizó su incorporación al SUMA.

El plan de Manejo deberá ser firmado por un responsable técnico, quien será responsable solidario con el titular de la UMA registrada de la conservación de la vida silvestre y su hábitat, en caso de otorgarse cualquier autorización y efectuarse el registro.

Para registrar los predios como UMA, se requiere que los interesados presenten además los títulos que acrediten la propiedad o legítima propiedad del promovente sobre los predios; la ubicación geográfica, superficie y colindancias de los mismos en los formatos oficiales correspondientes disponibles en la página electrónica de la Secretaría o en las Delegaciones de la Semarnat en el Estado.

Para cualquier duda con el uso y modificación de los Planes de Manejo Tipo se podrá consultar con personal de la Secretaría a través de la dirección electrónica www.semarnat.gob.mx, o en Av. Revolución 1425 Col. Tlacopac Del. Álvaro Obregón D.F. en los teléfonos (55) 5624-3652 y 5624-3588, o a través de la Delegación Federal de la SEMARNAT en los Estados cuyas direcciones y teléfonos se pueden obtener en la liga de Internet antes señalada.

Dirección General de Vida Silvestre.

26

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

7.0 LITERATURA CONSULTADA

Aranda, Marcelo. 2000. Huellas y otros rastros de mamíferos grandes y medianos de México. Instituto de Ecología, A.C. Xalapa, México. 212 p.p.

Bello, Joaquín, Sonia Gallina, y Miguel Equihua. 2001. Characterization and habitat preferences by white tailed-deer in México. J. Range Manage. 54:537-545 September 2001.

DeNormandie, J., and T. C. Edwards, Jr. The umbrella species concept and regional conservation planning in southern California: a comparative study. In review, Conservation Biology.

Galindo-Leal, C. y Weber M. 1998.El venado de la Sierra Madre Occidental. Ecología, manejo y conservación. EDICUSA-CONABIO. Primera edición. 272pp.

González G. A. y Cavazos Lliteras H. 2005. http://fmvz.uat.edu.mx/fauna/archivos/doc6.htm

Guajardo Q., R. y Martínez M., A. 2004. Cuantificación del impacto económico del aprovechamiento sustentable de la vida silvestre en el Noroeste de México. UANL, ANGADI, IECOAH, SEMARNAT.

Mandujano, S. y Aranda, M. 1993. Conteo de venados (Odocoileus virginianus: cervidae) en transectos: recomendaciones para su aplicación. BIOTAM. Vol. 5:1 (Abril-Julio). Instituto de Ecología y Alimentos. Universidad Autónoma de Tamaulipas.

“http://ecologia.uat.mx/biotam/v5n1/art5.html”.

Mandujano, S. Gallina, S. Arceo, G. y Pérez-Jimenez, L.A. 2004. Variación estacional del uso y preferencia de los tipos de vegetacionales por el venado cola blanca en un bosque tropical de Jalisco. Act. Zoo. Mex. 20(2):45-67.

Mandujano, S. 2004. Análisis bibliográfico de los estudios de venados en México. Act. Zoo. Mex.

20(1):211-251.

Mandujano, S. 2005. Tracks count calibration to estimate density of white-tailed deer (Odocoileus virginianus) in a Mexican tropical forest. The Southwestern Naturalist 50: 223-229.

Myers, J., Vellend, M., Gardescu, S. y Marks, P.L. 2004. Seed dispersal by white-tailed deer :

implications for long-distance dispersal, invasion and migration of plants in eastern North America. Oecologia 139:35-44.

Ojasti, Juhani . 1996. Wildlife Utilization in Latin America: Current Situation and Prospects for Sustainable Management. (FAO Conservation Guide - 25). Food and Agriculture Organization of the United Nations - FAO Rome, 1996

Ramírez-Pulido J.; J. Arroyo-Cabrales y A. Castro-Campillo. 2005. Estado actual y relación nomenclatural de los mamíferos terrestres de México. Acta Zoológica Mexicana (n.s.) 21(1): 21- 82 (2005)

Dirección General de Vida Silvestre.

27

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

Sanchez, Oscar y Vázquez-Domínguez, E. (editores). 1999.Diplomado en manejo de vida silvestre. Conservación y manejo de vertebrados del norte árido y semiárido de México. CONABIO, INE-SEMARNAT, USFWS, UANL. México.

Smith, W. P. 1991. Mammalian Species. Odocoileus virginianus. Am. Soc. of Mamm. 388 November: 1-13.

Vázquez-Yanes, C., A. I. Batis Muñoz, M. I. Alcocer Silva, M. Gual Díaz y C. Sánchez Dirzo. 1999. Árboles y arbustos potencialmente valiosos para la restauración ecológica y la reforestación. Reporte técnico del proyecto J084. CONABIO - Instituto de Ecología, UNAM.

Villarreal G. Jorge G. 2000.Venado cola blanca. Manejo y aprovechamiento cinegético. Unión Ganadera Regional de Nuevo León. México. Primera reimpresión. 401 pp.

Dirección General de Vida Silvestre.

28

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

ANEXO 1. TÉRMINOS DE REFERENCIA PARA MANEJO INTENSIVO DE VENADOS CON FINES DE RECUPERACIÓN DE LAS POBLACIONES SILVESTRES

En el caso de criaderos de venado cuyo objetivo sea la reintroducción de ejemplares a la vida libre, será necesario desarrollar las siguientes secciones.

Sección 1. Presentar la información solicitada en las secciones correspondientes del formato de registro de plan de manejo.

Sección 2. Presentar un plano de zonificación de la UMA a escala, indicando detalladamente la infraestructura, servicios con los que cuenta y material de construcción de encierros, comederos, bebederos y cualquier otro tipo de estructura utilizada para el manejo y operación de la UMA. Asimismo se deberá indicar la distribución de los ejemplares, cantidad y la proporción de sexos dentro de los encierros.

Presentar un inventario de los ejemplares donde se indique la subespecie, sexo, edad, sistema de marca y anexar los documentos que demuestren la legal procedencia de los ejemplares.

Sección 3. Desarrollar el Programa de Manejo Intensivo con Fines de Repoblación. El promoverte deberá de desarrollar claramente los siguientes temas.

1. Programa de bioseguridad

El objetivo de este programa es establecer los procedimientos técnicos, medidas sanitarias y normas de trabajo para prevenir la entrada y salida de agentes infectocontagiosos en la UMA. El promoverte deberá desarrollar las siguientes estrategias de acuerdo con las características y recursos disponibles.

2. Programa sanitario y de medicina preventiva

Detallar las medidas sanitarias y de medicina preventiva que se aplicarán con los ejemplares,

considerando que los animales que se produzcan en la UMA serán destinados a programas de repoblación y recuperación de poblaciones.

3. Programa genético y de reproducción

El programa genético y de reproducción tiene como objetivo evitar la aparición de enfermedades

relacionadas con endogamia y pérdida de la variabilidad genética de los ejemplares que se pretenden reintroducir a la vida silvestre. Se debe considerar como aspecto fundamental la subespecie que se manejará y las áreas de reintroducción. Debe ser desarrollado por el promovente y contener la calendarización y actividades de los siguientes aspectos:

Métodos y técnicas de reproducción y crianza.

Procedimientos para el correcto manejo genético.

Análisis de la variabilidad genética de los ejemplares previo a su reintroducción.

4.

Programa de alimentación.

En este programa se debe de presentar la planificación del sistema de alimentación durante las diferentes etapas del desarrollo de los ejemplares hasta el momento de su liberación. Debe ser programado para familiarizar a los ejemplares con la dieta que encontrarán en los sitios de

Dirección General de Vida Silvestre.

29

Plan de Manejo de Venado en zonas templadas y tropicales

liberación y proporcionar otras condiciones semejantes a las que puedan encontrar en el medio natural.

5. Programa de traslado y movimiento de ejemplares

Se deberán de determinar las condiciones en que se llevarán a cabo los movimientos de entrada y salida de ejemplares de las instalaciones de la UMA y los métodos y técnicas empleadas. Asimismo se deberá de contar con las autorizaciones correspondientes por parte de la Dirección General de Vida Silvestre y SAGARPA y otras autoridades involucradas.

6. Programa de contención y manejo

Desarrollar las tipos de contención y sujeción de los ejemplares, así como los medios y las

formas de ejecutarse durante las prácticas que así lo requieran.

7. Programa de respuesta y contingencias

Establecer las listas de acciones lógicas y ordenadas, dirigidas a enfrentar y abatir las eventualidades que por su naturaleza pudieran considerarse riesgosas para el personal, los ejemplares, las instalaciones de la UMA o la población en general (fuga de ejemplares, incendios

sismos, inundaciones, brotes inminentes de enfermedades, plagas, entre otros).

8. Programa de registros

Detallar el procedimiento que se tiene implementado en la UMA para el registro de los ejemplares

y control de movimientos (bitácora, sistemas manuales o informáticos).

Dirección General de Vida Silvestre.

30