P. 1
Ensayo del Mio Cid

Ensayo del Mio Cid

|Views: 134|Likes:

More info:

Published by: Eduardo Arvizu Rivera on Feb 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/28/2011

pdf

text

original

CAPITULO 4: EL SITIADOR SITIADO.

Tras marchar de Zaragoza, y antes de llegar a Valencia, El Cid piensa en conquistar Alcocer y decide acampar ahí, junto con su ejército. Después de 15 días de batalla, en donde el pueblo de Alcocer no se rinde, El Cid decide irse, derrotado, pues no contaba con un plan de conquista, pero la insistencia de la gente de Alcocer hace que éste le ordene a sus hombres que ataquen la ciudad sin piedad; mientras que la gente de aquél lugar, decide denunciar al rey de Marruecos que los proteja. Pronto el monarca mandaría un ejército de 3000 hombres. Luego de 3 semanas de sitio, el Cid, quien antes había hablado de su movimiento con su compañero Álvar Fañez, le ordena a sus ya 600 hombres a que salgan al ataque, pues los problemas con las guerras civiles de las que se encargaba el Rey de Marruecos había una gran posibilidad de triunfo, por lo que decidir entre lograr por fin la toma de la ciudad o retirarse y esperar que el Rey no mandara a sus tropas al ataque, no le fue tan difícil a Don Rodrigo. Durante la batalla, el Cid logró matar a casi todos los moros del ejército enemigo, mientras que en el suyo sólo ocurrieron 15 bajas. El botín que consiguió no fue nada despreciable, pues se quedo con una cifra aproximada a 100 caballos, de los cuales 30 se los regaló al rey Alfonso, y aunque éste, sorprendido además por los avances del Cid; los recibió, siguió sin otorgarle el perdón que tanto anhelaba a Don Rodrigo. Tras conseguir esta Ciudad, las tropas enemigas alrededor de Alcocer comenzaron a prepararse para la batalla que les esperaba contra el ejército del “Sidi”.

CAPITULO 7: EL BOTIN DE VALENCIA.
Ya han pasado 3 años desde que el Cid fue desterrado. Durante esos 3 años él y su ejército han conquistado innumerables territorios, además de haber tenido un número aún más grande de batallas. Después de esos 3 años de destierro, el Cid al fin llega a Valencia. Tras un largo tiempo de espera, don Rodrigo decide conquistar aquella ciudad, en vista de lo recluidos que estaban de las batallas los ciudadanos de Valencia, por lo que se encontraban débiles. Por esto mismo, el Cid logró vencer a los 30,000 valencianos que se le habían opuesto (hay que resaltar que el rey de Marruecos no los ayudó en esta batalla, pues él tenía una guerra propia con la que lidiar). La noticia de la conquista de Valencia se expande rápidamente, con lo que el Rey de

Marruecos, Yúsuf, comienza a preparar su flota para recuperarla a cualquier costo (pues él quería esparcir su religión a todo el mundo). Durante un descanso, tras lograr la conquista, llega a visitarlo el padre Jerónimo (a quien más tarde nombraría obispo), quien le propone un par de cosas a don Rodrigo: La primera era que lo dejara a cargo de aquella ciudad (como obispo), pues el padre consideraba que era necesario alguien como él para regresar a la normalidad a Valencia. La segunda propuesta era que le diera la mano de su hija en matrimonio a dos nobles jóvenes, llamados Diego y Fernando, los llamados “infantes de Carrión”, a lo que el Cid Campeador se niega, pues las considera muy jóvenes (aunque después acepta). Después de la visita del padre Jerónimo, el Cid va a Sahagún, donde se encuentra el Rey, para pedir por la libertad de su esposa y sus hijas. Al salir el Rey Alfonso de misa, el cid le pide por su liberación, la cual el rey concede. Tras el rencuentro del Cid con su esposa, se prepara para su batalla con el ejército de Yúsuf.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->