P. 1
bonaerense

bonaerense

|Views: 336|Likes:
Publicado porManuel Alfieri

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Manuel Alfieri on Feb 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/25/2011

pdf

text

original

para guardar

D

La revista 7Días.dom

reclame gratis

sólo capital y gba.

El listado completo de los represores condenados por la justicia democrática.

www.tiempoargentino.com.ar | año 1 | n·278 | domingo 20 de febrero de 2011

edición nacional | 5,50 pesos | recargo envío al interior 0,50 pesos

Joaquín Morales Solá declara mañana
La justicia quiere saber qué grado de complicidad tuvo el periodismo con los militares que violaron los Derechos Humanos en el Operativo Independencia. p. 6-7

“Este es el mejor gobierno en 50 años”
Horacio Verbitsky apunta contra Macri y Scioli. Y explica por qué cree que Cristina va a ganar las elecciones en el núcleo sojero, donde perdió en 2008. p. 10

asÍ lO rEvEla un EstudiO PrEmiadO POr El ministEriO dE traBaJO PrOvinCial

La Bonaerense no entrena, duerme mal y está irritable
El 90% dice dormir “cinco horas o menos” y padecer “irritabilidad e impaciencia” durante el día. El 71% presenta alguna patología psicológica. El 50% no recuerda cuándo se hizo el último chequeo médico. p. 18-19
mariano martino

EntrEvista a la ministra dE sEguridad

Garré: “Hay un plan para que la gente controle a la policía”
Se pondrá en marcha el próximo 16 de marzo con foros de debate vecinales. La funcionaria también habló de Casal y le contestó a Eduardo Duhalde. p. 2-3

El juez no descarta la responsabilidad de Ferrobaires en el choque
Entrevista con Juan Manuel Yalj, el magistrado que investiga la colisión de trenes en San Miguel: “Hubo imprudencia.” p. 32-33

Boca festejó y le dio otro golpe a Racing
Ganó 1-0 con gol de Mouche y una gran actuación del arquero Javier García. Apoyo de La Academia al lesionado Gio Moreno. Hoy juegan: River-Huracán, 19:10 hs y Quilmes-Estudiantes, 17 hs.

B Sociedad
más de 15 mil personas

Nuestros columnistas:
Editorial: Roberto Caballero. Panorama político: Hernán Brienza. Opinión: Alicia Kirchner, Florencia Peña, Carlos Helller, Débora Giorgi, Federico Bernal, Jorge Muracciole, Felix Crous, Ruperto Godoy, Lidia Fagale, Osvaldo Nieva y Alejandro Wall. Salud: Alberto Cormillot. Cocina: Choly Berreteaga. Vida Sana: Tamara Di Tella. Reflexión: Bernardo Stamateas.

Tango para una multitud en el Obelisco
Hubo 70 artistas en escena, entre ellos, Lavié y María Graña.
p. 37

18 | tiempo argentino | investigación | año 1 | n·278 | domingo 20 de febrero de 2011

Investigación
Para comunicarse con esta sección: investigacion@tiempoargentino.com.ar

CASAL CONFIRMÓ LOS NOMBRES DE LA NUEVA CÚPULA
El comisario general Hugo Gabriel Matzkin ocupará la Superintendencia de Coordinación Operativa y Roberto Castronuovo la de Policía de Investigaciones en Función Judicial. Regina Zonta estará a cargo de la Superintendencia de Servicios Sociales y Rubén Lobos de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas. Guillermo Britos estará en la Zona Norte, Sergio Bianchi en la Oeste, Osvaldo Norberto Castelli en la Sur y Sergio Zudaire en la Interior.

Una fuerza cuestionada de 55 mil uniformados

Radiografía de la Bonaerense: mal pagos, mal dormidos y estresados
Un estudio premiado por el Ministerio de Trabajo provincial, realizado por un grupo de abogados, asegura que el 90% de los encuestados duerme cinco horas o menos y casi todos sufren impaciencia, cansancio e irritabilidad.
télam

Federico Trofelli Ftrofelli@tiempoargentino.com.ar

L

os asesinatos de Franco Almirón, de 16 años, y de Mauricio Ramos, de 19, a manos de la policía en José León Suárez, y el de Lucas Rotella, de 19, en Baradero, mostró la peor cara de la Bonaerense, una fuerza militarizada que con viejos y malos hábitos volvió a quedar en la mira de los organismos de Derechos Humanos. Los excesos de los agentes son el resultado de la derechización de las políticas de Seguridad del gobernador Daniel Scioli, quien durante su gestión se encargó de devolver a los jefes policiales el control político de la institución. Sin embargo, los problemas estructurales del organismo y los inconvenientes cotidianos de los efectivos son los mismos de siempre.

La clave

MILITARIZADOS
Los organismos de Derechos Humanos reiteraron sus denuncias ante los asesinatos de Franco Almirón y Mauricio Ramos, en José León Suárez, y de Lucas Rotella, en Baradero, tres casos que demuestran el fracaso de la actual gestión de Ricardo Casal. La Policía de la Provincia de Buenos Aires, integrada por 55 mil hombres, es la encargada de imponer el orden en la jurisdicción más populosa de la Argentina, pero los agentes llegan a trabajar más de 24 horas seguidas, y la mayoría sufre alguna patología como estrés, depresión y agotamiento, según reveló un estudio premiado por el Ministerio de Trabajo bonaerense. Además, hay quienes nunca realizaron cursos de recapacitación o prácticas de tiro porque carecen de recursos materiales suficientes. A cambio de no revelar sus identidades, policías de diferentes jurisdicciones confiaron a Tiempo Argentino los obstáculos que deben sortear cotidianamente. Un mes tiene alrededor de 720 horas, y un policía puede llegar a

Precarizados - Bajos salarios, demasiadas horas extras, falta de entrenamiento y un alto grado de irritabilidad e impaciencia describen la situación actual.

trabajar más de 400. El régimen laboral resulta maratónico y, tarde o temprano, termina afectando su salud física y psíquica. Dependiendo de las necesidades de la comisaría o del acuerdo verbal con el comisario, los hombres de azul llegan a trabajar unas 240 horas “ordinarias” en promedio. Además, deben sumarse las horas conocidas como CORES, obligatorias por falta de personal, y las POLAD (ver recuadro) que tienen un tope asignado de 120 horas cada una, aunque en la práctica no llegan a completarse. El ex ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, calificó de “disparatado” este sistema, aunque señaló que durante su gestión hubo modificaciones sustanciales, y le reprochó al ex ministro

Carlos Stornelli haber echado por tierra sus logros. “Para que todos trabajen ocho o 12 horas por día se necesita gran cantidad de personal policial porque no alcanza para hacer la rotación. Esto no se corrigió en ninguna instancia de planificación y quedó librado a la improvisación del jefe policial”, justificó el ex funcionario. El magro sueldo de los efectivos no justifica ningún crimen, negligencia o exceso, pero hay que tener en cuenta que sin horas extras, un teniente de una comisaría de la zona sur del Conurbano, con 25 años de antigüedad, cobra un básico de 838 pesos y en total no llega a 2900 pesos. En tanto, un oficial egresado de la escuela de Investigaciones en la especialidad de Narcocriminalidad e integrante

de un grupo operativo con cuatro años en la Fuerza cobra unos 2000 pesos y un básico de 397. A los problemas salariales se suman los de capacitación. Según aseguró un especialista consultado por este diario, los policías no suelen chequear el arma que reciben en la comisaría. Inclusive, los cartuchos con los que están cargadas las escopetas. “Esto se debe al vertiginoso ritmo laboral que llevan, quizá la masacre de José León Suárez o el crimen de Baradero se podrían haber evitado”, indicó la fuente, al tiempo que agregó: “Ya no quedan especialistas de armas en las comisarías. Se nota mucho la falta de preparación de los agentes.” Miguel Rotella, padre de Lucas, asesinado de un escopetazo por la espalda en Baradero,

aseveró: “Hay una ley no escrita de la policía que el tercer cartucho siempre es de plomo.” La precarización es tal que no se respeta la legislación laboral vigente ni se permite la gremialización de los efectivos. El gobierno de la provincia conoce la situación, al punto que, a principios de julio del año pasado, el Ministerio de Trabajo bonaerense otorgó el premio Bialet Massé a una investigación de un grupo de abogados que denuncia esta situación. El informe, disponible en la Web de la provincia, se llama La nueva policía y los derechos del trabajador, y se realizó sobre la base de entrevistas a 56 policías de seis comisarías de La Plata. Reveló que la mayoría posee alguna patología, fundamentalmente

domingo 20 de febrero de 2011 | año 1 | n·278 | investigación | tiempo argentino | 19

Aumentos encubiertos en horas CORES Y POLAD
Los policías de la provincia de Buenos Aires se ven obligados a engrosar sus bolsillos a cambio de realizar horas extras que se transforman en un segundo o tercer trabajo a expensas de ocupar gran parte de su tiempo de descanso. El sistema ofrece dos modalidades las denominadas horas CORES y las POLAD. Las CORES (Compensación Recargo de Servicio) son de carácter obligatorio debido a la falta de personal para cubrir todas las cuadrículas, y pueden realizarse en otras comisarías o dependencias del Estado. No hay excusas para negarestrés, depresión y agotamiento; la mitad no recuerda la fecha de su último chequeo médico; el 90% duerme sólo cinco horas o menos; y casi la totalidad de los encuestados sienten cansancio, sueño, irritabilidad e impaciencia durante el día. La contención psicológica está mal vista dentro de la Fuerza. Uno de los efectivos de alto rango consultado por este diario expresó: “Yo maté a un par. Nunca se me apareció un fantasma pero nadie está preparado para eso. Terminás de llenar los papeles y hay que seguir laburando.” Lo mismo ocurre si el que muere es un compañero. “Ojo con decir que no estás en condiciones emocionales –agregó la misma fuente– porque ellos (por los médicos) te abren una se y hacerlo significa una sanción. Originariamente fueron otorgadas durante la gestión del entonces gobernador Eduardo Duhalde, en 1997, para brindar un aumento encubierto a costa del trabajo extra de los efectivos. Se pagan 14,40 pesos cada una si el personal es de seguridad y 6,50 pesos si es administrativo. Las POLAD (Policía Adicional) son solicitadas por una entidad privada como un banco, espectáculos públicos, bingos o comercios. Dependiendo del servicio el valor de cada hora ronda entre 6,50 y 9 pesos. No son obligatorias y tienen un 10% de descuento para el mantenimiento de la vestimenta y el armamento proporcionado por la Policía Bonaerense. Tanto las CORES como las POLAD tienen una capacidad limitada por efectivo: 240 horas por mes en total. De todas formas, en promedio los agentes suelen hacer poco más de la mitad. Son administradas por los comisarios y se cobran en negro ya que no tienen aportes previsionales. “Existe una distribución y manejo discrecional y la falta de control ocasiona muchas injusticias y retornos que han generado denuncias penales”, confió a Tiempo Argentino un efectivo retirado de Mar del Plata, quien aclaró: “Otras veces se castiga al titular de una dependencia, disminuyéndole la cantidad de horas adicionales que puede distribuir.” Estas horas “extras” son consideradas dentro del salario de un policía pero en realidad deberían tenerse en cuenta como un segundo o tercer trabajo. La excesiva carga horaria ordinaria sumada a la cantidad de CORES y POLAD produce la principal causa de fatiga y cansancio en el personal, que cabe considerar, está armado. bía policías que en 25 años nunca habían realizado prácticas”. En tanto, hay efectivos que, a sabiendas de la falta de recursos, concurren igual ya que, año a año, la asistencia a los cursos se tornó un requisito importante para poder ascender. “Dura una semana. Ese mes me ajusto porque me pierdo de hacer horas adicionales”, se lamentó un integrante de la Departamental de Lomas de Zamora. Otro ref lejo de la institución es el estado de los móviles. Los especialistas sostienen que deberían renovarse cada dos años ya que funcionan “a motor caliente” las 24 horas del día, en patrullaje lento o persecuciones rápidas, y no son vehículos especiales, sólo están pintados para la ocasión. “Son de línea estándar para uso

Una Fuerza sin entrenamiento
“Un tirador deportivo con 15 años de entrenamiento si deja de practicar un mes, baja su nivel entre un 10 y un 20%”, ejemplificó un instructor de tiro de la Policía Bonaerense. A duras penas los cursos en la Bonaerense pueden llegar a ser dos anuales y el reentrenamiento con armas muchas veces no se realiza por falta de balas. Además, los efectivos ponen sus reparos en las pistolas provistas por el Estado. Tradicionalmente se entregaron Browning de origen belga o nacional y aún hoy cada tanto se hace un rejunte y se vuelven a distribuir. Hay modelos de la década de 1960. Luego, según la camada policial, se brindaron ASTRA A100 y ASTRA A75, pero la fábrica española que las hacía cerró y no hay repuestos. “Las mujeres tienen que poner dos dedos para gatillarlas”, contó un efectivo. Después se entregaron Taurus: “Son buenos fierros pero para personas con manos grandes”, agregó la fuente. Desde hace unos siete años, se proveen las Bersa Thunder y su versión compacta para las mujeres: “Son muy buenas y de producción nacional”, reconoció el informante, pero se lamentó porque “las mismas armas de venta al público son notablemente mejores a las provistas por el Estado”. Mientras tanto, hay bandas de piratas del asfalto que se manejan con varios autos de apoyo, ametralladoras, pistolas de diferentes calibres, escopetas, granadas y cuentan con avanzadas tecnologías para bloquear señales satelitales e interrumpir las de telefonía celular. al mangueo a entidades, empresas, comercios o talleres. Esto por supuesto origina compromisos varios”, continuó la fuente. Para el ex titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y ex funcionario del Ministerio de Seguridad bonaerense, Marcelo Saín, la falta de recursos de la Fuerza no es un problema para la política: “Del presupuesto que se destina, el 90% financia los sueldos, mientras que el 10% restante va para la infraestructura de todas las dependencias provinciales, incluido gastos corrientes y capital de inversión.” Y lanzó: “Esto es una mentira. La policía se autofinancia a través de la regulación del delito en la calle como la trata de personas, el narcotráfico y el robo de coches. La política no quiere cambiar esto porque le es funcional para mantener una institución deficitaria.” La voz oficial, por ahora, permanece en silencio. Este diario llamó en reiteradas oportunidades y envió mails al Ministerio de Seguridad, a cargo de Ricardo Casal, pero no obtuvo respuesta. <

“Ojo con decir que no estás en condiciones emocionales, porque te sacan la chapa y la pistola, y esa mancha no te la quita nadie”, agregó un efectivo de alto rango.
carpeta psiquiátrica, te sacan la chapa, la pistola y esa mancha no te la quita nadie.” Esa condición dejaría al policía sin los beneficios extras de las horas CORES y POLAD, según detallan los consultados. Otro efectivo recalcó que ser de la Bonaerense “exige una adrenalina que no corresponde. Pero no podemos decir que estamos desequilibrados.” Arslanian lo reconoce. Después de destacar logros “en materia de recursos humanos brindando asistencia económica y médica a los heridos y a sus familiares”, se sinceró: “Con respecto a la asistencia psicológica, por lo general hay mucho verdugueo de los superiores por la necesidad de cubrir el servicio. Es complicado el funcionamiento interno de la policía.” A l agotamiento y la falta de contención debe agregarse que los efectivos en rara ocasión hacen prácticas de tiro. Sólo cuando hay balas. Un instructor graficó la situación: “De los 3000 efectivos de una departamental, sólo unos

“La policía se autofinancia con la regulación del delito, como la trata de personas, el narcotráfico y el robo de coches. La política no quiere cambiar esto”, dice Marcelo Saín.
particular. Por ejemplo, al no contar con batería de alta capacidad y cableado eléctrico reforzado, el agregado de balizas de luces, radio transmisor, y en algunos casos equipos de rastreo satelital, las baterías no alcanzan a recuperarse y directamente se funden, al igual que el sistema eléctrico”, ejemplificó un comisario retirado. El desguace de patrulleros es una práctica habitual para completar los repuestos de otros. Algo similar ocurre con las ruedas de auxilio de las unidades nuevas, que quedan en depósitos de las comisarías y se van utilizando conforme crezca la demanda. “Si pinchamos una goma, nos quedamos esperando que venga un camarada con una de la comisaría”, contó con picardía un efectivo. Las reparaciones menores de los patrulleros u otros problemas cotidianos se resuelven con dinero de la “caja chica”, cuando hay. Caso contrario, se recurre a la buena voluntad municipal o “terminamos recurriendo

50 llegan a tener la posibilidad de realizar dos cursos al año, y creo que me estoy excediendo. Además, hubo meses sin provisión de municiones.” Según el experto “no hay prácticas con escopeta

hace años y sólo se hacen tres o cuatro tiritos de postas de goma, lo mismo con las ametralladoras y ni hablar de lanzar gases lacrimógenos” (ver recuadro). Incluso, según Arslanian, “ha-

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->