P. 1
Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades

Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades

|Views: 6.435|Likes:
Publicado porUNICEF
Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades examina el estado general de los adolescentes; describe los desafíos que enfrentan en materia de salud, educación, protección y participación; y explora los riesgos y la vulnerabilidad en esta etapa crucial. El informe pone de relieve las oportunidades singulares que ofrece la adolescencia, tanto para los propios adolescentes como para las sociedades en las que viven. Las pruebas empíricas muestran que la inversión en la segunda década de los adolescentes es nuestra mejor esperanza para romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y la falta de equidad, y de sentar las bases para un mundo más pacífico, tolerante y equitativo.
Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades examina el estado general de los adolescentes; describe los desafíos que enfrentan en materia de salud, educación, protección y participación; y explora los riesgos y la vulnerabilidad en esta etapa crucial. El informe pone de relieve las oportunidades singulares que ofrece la adolescencia, tanto para los propios adolescentes como para las sociedades en las que viven. Las pruebas empíricas muestran que la inversión en la segunda década de los adolescentes es nuestra mejor esperanza para romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y la falta de equidad, y de sentar las bases para un mundo más pacífico, tolerante y equitativo.

More info:

Published by: UNICEF on Feb 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/03/2015

pdf

text

original

por Lara Dutta, Embajadora
de Buena Voluntad del
Fondo de Población de las
Naciones Unidas

“ este apoyo

y protección

pueden mitigar

la exposición

de la infancia

a contenidos

inadecuados, y

evitar que adultos

oportunistas se

aprovechen de

ellos”.

estado mundial de la infancia 2011

70
70

por Regynnah Awino y
Map Kibera

Map Kibera, una alianza entre jóvenes, organizaciones
no gubernamentales y distintos organismos de las
Naciones Unidas, entre ellos UNICEF, tiene su sede en
Nairobi, Kenya. Este proyecto, en el que colaboran jóve-
nes, sobre todo mujeres y niñas, consiste en alzar entre
todos mapas digitales sobre los riesgos y vulnerabili-
dades existentes en su comunidad, que es el barrio de
tugurios más grande de África. Gracias a este proceso,
los jóvenes obtienen un nuevo conocimiento de su
entorno que les permite hablar con criterio de cuestio-
nes fundamentales. Este proyecto está contribuyendo a
determinar qué lugares físicos son seguros e inseguros,
a sensibilizar y a ofrecer oportunidades para concienciar
sobre el VIH y sida y otros peligros.

Map Kibera comprende cinco etapas:

• Reuniones de las partes interesadas: los participantes
analizan cuestiones como la violencia por motivo de
género, el VIH y sida, u otras cuestiones análogas, al
objeto de determinar qué datos son los más adecua-
dos para confeccionar el mapa.
• Recogida de datos para el mapa: trece jóvenes cartó-
grafos elegidos en la comunidad se sirven de aparatos
de sistema de posicionamiento global (GPS) y de

programas informáticos de código abierto para confec-
cionar un mapa de los lugares seguros y peligrosos; a
continuación este mapa se carga en OpenStreetMap.
• Consultas con la comunidad: empleando mapas
impresos, papel calco y bolígrafos de colores, los
cartógrafos hablan con las niñas y mujeres jóvenes
sobre seguridad y riesgos, lo que genera una mayor
conciencia de la situación, tanto por parte de las niñas
como de los planificadores.
• Presentación en distintos medios: los jóvenes de la
comunidad, sirviéndose de filmaciones en vídeo, foto-
grafías y grabaciones de audio, crean breves presen-
taciones sobre estas cuestiones, que a continuación
combinan con la descripción del mapa.
• Reivindicación: los datos cualitativos y cuantitativos
se emplean para reivindicar unos mejores servicios
y una mayor protección para los jóvenes ante los
gobiernos locales, los dirigentes comunitarios y otros
responsables de la toma de decisiones.

Los resultados del proceso se emplearán para localizar
las zonas de riesgo o vulnerabilidad física y psicológica
y para reconocer las pautas de percepción del riesgo.
La información es de propiedad y domino público, lo que
contribuye a una mayor responsabilidad de los activistas

TECNOLOGÍA

Map Kibera y el empoderamiento de Regynnah

Los jóvenes también deben poder expresar su opinión para

decidir la mejor manera de asignar los recursos. Esto se puede

hacer a través de la formación de grupos juveniles, foros u otros

canales, por medio de los cuales los jóvenes pueden expresar sus

opiniones. Algunos países están incluso tomando medidas para

incluir a los jóvenes como aliados en la preparación de docu-

mentos de estrategia de lucha contra la pobreza16
.

La oficina de UNICEF en el Brasil, por ejemplo, ha alentado a

los adolescentes a que se conviertan en aliados en las iniciativas

de asignación de presupuestos sociales. Los adolescentes recibie-

ron capacitación para ayudarles a definir las esferas de políticas

públicas pertinentes para ellos, a llevar a cabo la investigación,

a estimar los beneficios de los desembolsos adicionales en el

gasto social y a convertirse en promotores eficaces.

Muchos gobiernos también han elaborado o actualizado las

políticas nacionales de la juventud para abordar mejor las

diversas necesidades de los adolescentes y los jóvenes. La

creación de la política nacional sobre la juventud en Sudáfrica

–mediante un enfoque de participación de adolescentes y adul-

tos jóvenes como principales contribuyentes que produjo un

Psychology arroja luz sobre esta cuestión, al explicar que

organizar a los jóvenes supone una nueva función para los adul-

tos. “En lugar de dirigir, los adultos necesitan estar en un segundo

plano, realizando tareas de seguimiento, ofreciendo orientación,

facilitando las cosas, pero sin ponerse al mando. Los jóvenes

quieren el apoyo de adultos en forma de diálogo, de asesora-

miento y de conexiones con las fuentes del poder institucional,

comunitario y político15

”.

El Comité de los Derechos del Niño ha alentado a los gobiernos

a establecer marcos jurídicos y normativos y mecanismos para

asegurar la participación sistemática de los niños y los jóvenes

en todos los niveles de la sociedad. Un buen ejemplo es la ela-

boración reciente de una Estrategia Nacional de Participación

Infantil por el Gobierno de Mongolia. La formulación de la

estrategia exigió amplias consultas con los adolescentes y jóve-

nes a nivel local, provincial y nacional.

La experiencia positiva de la participación activa de los jóvenes

en este proceso ha dado un mayor impulso a la participación

de los niños y jóvenes en los foros de decisión nacionales y

locales.

inVertir en los adolescentes

71
71

y los planificadores de políticas a escala local para con los jóvenes de la
comunidad.

Este es el relato de Regynnah, una de las cartógrafas, sobre su participación
en el proyecto.

La historia de Regynnah

Me llamo Regynnah Awino. Tengo 22 años y soy de Kibera. Mi padre murió
cuando era una niña, de modo que mi madre quedó sola al frente de una
familia de seis personas. Tres de mis hermanas murieron. Ser niña y crecer
en Kibera fue todo un desafío. Terminé mi cuarto módulo educativo en 2007,
y desde entonces no he podido proseguir mi educación porque mi familia no
puede permitirse pagar las matrículas. Mi madre es empresaria, y el poco
dinero que gana se emplea para nuestra manutención. Siempre he deseado
ser periodista.

Hasta noviembre de 2009, fecha en que nació Map Kibera, solía quedarme
en casa haciendo las labores habituales para echar una mano. Ahora formo
parte de un grupo de 13 jóvenes a los que se ha impartido formación sobre
el uso de dispositivos de GPS y sobre cómo cargar datos en Internet. Alzar
mapas ha resultado educativo, divertido y desafiante. He aprendido muchas
cosas sobre el terreno, aunque también puede ser un trabajo difícil debido
a condiciones climatológicas adversas o a la falta de interés por parte de
los entrevistados. Map Kibera ha ayudado de verdad a que los habitantes
de mi zona tomen conciencia de lo que tenemos en nuestra comunidad y
sepan cómo hacer uso de los recursos disponibles y mejorarlos. Conseguimos
recabar información acerca de todas las escuelas, aseos públicos, comercios,
kioscos, centros de salud y alumbrado público, a partir de la cual confecciona-
mos un mapa completo y detallado.

Dedicamos una semana a cada tema del mapa, y después otra a concien-
ciar y ayudar a otras personas a que comprendan mejor los efectos de lo

que hacemos y cómo les beneficia. Por ejemplo, una de las cuestiones más
delicadas es la seguridad de las niñas. En las reuniones mantenidas con un
grupo comunitario de niñas llamado Binti Pamoka (Hijas Unidas), que ayuda a
las niñas jóvenes a combatir la violencia basada en el género, colaboré en la
moderación de un debate sobre lo que se veía en el mapa y sobre los lugares
que consideraban seguros o peligrosos. Gracias a ello, no sólo aumentaron
nuestros conocimientos sobre la zona sino también nuestra emoción ante el
proyecto al comprobar que la comunidad podía responder de forma positiva.
Para mí esto es un logro en mi vida. Hay tantas personas que admiran lo
que el grupo hace, que creo que continuaré confeccionando mapas para la
comunidad en el futuro.

Tanto la formación recibida como el propio proceso de alzar los mapas me
han cambiado. Por ejemplo, antes era muy tímida y tenía miedo de hablar en
público, pero ahora me siento mucho más segura y mejor informada. Mapping
Kibera me permite también conocer a personas muy diferentes, de proceden-
cias muy diversas. Creo que si Dios me permite cumplir mis sueños, no dejaré
Kibera, sino que me quedaré aquí y ayudaré a que se convierta en un lugar
mejor donde vivir.

marco nacional juvenil amplio y basado en los derechos– se

considera a menudo como un modelo. Aunque la mayoría de las

políticas nacionales sobre la juventud han tratado de tener en

cuenta las necesidades y preocupaciones de los jóvenes hasta los

24 años y a veces más allá, también es importante centrarse en

los adolescentes, que necesitan apoyo, protección y preparación

especiales para su transición hacia la edad adulta.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd