P. 1
Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades

Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades

|Views: 6.435|Likes:
Publicado porUNICEF
Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades examina el estado general de los adolescentes; describe los desafíos que enfrentan en materia de salud, educación, protección y participación; y explora los riesgos y la vulnerabilidad en esta etapa crucial. El informe pone de relieve las oportunidades singulares que ofrece la adolescencia, tanto para los propios adolescentes como para las sociedades en las que viven. Las pruebas empíricas muestran que la inversión en la segunda década de los adolescentes es nuestra mejor esperanza para romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y la falta de equidad, y de sentar las bases para un mundo más pacífico, tolerante y equitativo.
Estado mundial de la infancia de 2011. La adolescencia: una época de oportunidades examina el estado general de los adolescentes; describe los desafíos que enfrentan en materia de salud, educación, protección y participación; y explora los riesgos y la vulnerabilidad en esta etapa crucial. El informe pone de relieve las oportunidades singulares que ofrece la adolescencia, tanto para los propios adolescentes como para las sociedades en las que viven. Las pruebas empíricas muestran que la inversión en la segunda década de los adolescentes es nuestra mejor esperanza para romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y la falta de equidad, y de sentar las bases para un mundo más pacífico, tolerante y equitativo.

More info:

Published by: UNICEF on Feb 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/03/2015

pdf

text

original

no se consideran

‘futuros adultos’;

quieren que se

les tome en serio

ahora”.

estado mundial de la infancia 2011

10

casarse legalmente, y una edad anterior a la cual es posible hacer-

lo con autorización judicial o parental. Este es el caso del Brasil,

Chile, Croacia, España y Nueva Zelandia, entre otros países don-

de la edad mínima para contraer matrimonio normalmente es de

18 años, pero se puede reducir a los 16 años con autorización

judicial o de los progenitores. En muchos países, la edad míni-

ma para contraer matrimonio es distinta para los hombres y las

mujeres, siendo generalmente menor para estas. En los dos países

más poblados del mundo, la edad mínima para los hombres es

más alta que para las mujeres: 22 y 20 años, respectivamente, en

la China, y 21 y 18 años en la India. En otros países, entre ellos

Indonesia, los menores de edad no están sujetos a las leyes sobre

la mayoría de edad una vez que contraen matrimonio17
.

La tercera difcultad que plantea la defnición de la adolescencia

es que, independientemente de lo que digan las leyes acerca del

punto que separa la infancia y la adolescencia de la edad adulta,

innumerables adolescentes y niños pequeños de todo el mundo

trabajan, están casados, atienden a familiares enfermos o parti-

cipan en confictos armados, todas ellas actividades que corres-

ponden a los adultos y que les roban su infancia y adolescencia.

En la práctica, la edad legal para contraer matrimonio a menudo

se pasa por alto, más que todo para permitir que los hombres

se casen con niñas que no han llegado a la mayoría de edad. En

muchos países y comunidades, el matrimonio precoz (defnido

por UNICEF como matrimonio o vida en pareja antes de los 18

años), la maternidad en la adolescencia, la violencia, el abuso y

la explotación privan especialmente a las niñas, pero también a

los niños, de su adolescencia. Sobre todo el matrimonio tempra-

no se asocia con altos niveles de violencia, marginación social y

exclusión de la educación y los servicios de protección. Otro tanto

sucede con el trabajo infantil, y se calcula que el número de niños

y niñas trabajadores de 5 a 14 años asciende a 150 millones18
.

Las bajas tasas de registro de los nacimientos obstaculizan la apli-

cación de las normas sobre las edades mínimas. Durante el perío-

do 2000-2009, solo se registró el 51% de los nacimientos en el

mundo en desarrollo (sin incluir a China)19

. La inscripción del na-

cimiento es un derecho consagrado por la Convención sobre los

Derechos del Niño. Cuando no hay registro de nacimiento, es casi

imposible proteger plenamente los derechos de los adolescentes

o procesar a quienes les obligan a asumir, ilegalmente, funciones

de adultos –como casarse precozmente y vincularse a la fuerza de

trabajo o al servicio militar–, ya que no se puede determinar la

edad exacta del niño o adolescente demandante.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd