P. 1
El Peru Minero-Ingemmet

El Peru Minero-Ingemmet

|Views: 14.128|Likes:
Publicado porJean Marin Padilla
Este folleto habla sobre el Perú y su diversidad de Yacimientos Minerales en el Norte - Centro y Sur
Este folleto habla sobre el Perú y su diversidad de Yacimientos Minerales en el Norte - Centro y Sur

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Jean Marin Padilla on Feb 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/01/2015

pdf

text

original

Sections

La mineralización en el distrito minero de Cobriza consiste mayormente de
calcopirita-hornblenda-arsenopirita-pirrotita en la capa Capricornio, la caliza Cobriza,
las calizas Superiores y otras unidades calcáreas del grupo Copacabana. Además,
la galena argentífera se presenta en fracturas subordinadas a las lutitas de la formación
Copacabana y a los diques de monzonita.

EL PERÚ MINERO

252

El minado intensivo a mediana escala se reduce a la mineralización de cobre
que ocurre por metasomatismo de la caliza Cobriza; la extracción de plomo-plata
en diques de monzonita y/o andesita, así como en las lutitas del grupo Copacabana
se realizó en menor escala principalmente en la mina Santa Rosa. De estas zonas
mineralizadas sólo nos vamos a referir a la primera, es decir al depósito Cobriza.

a)Forma del Depósito

La caliza Cobriza ha sido totalmente reemplazado por una variedad de silicatos,
óxidos y sulfuros sobre un intervalo vertical de 1 Kilómetro y una longitud medida a
lo largo del rumbo de 4 kilómetros. El manto resultante aflora en las laderas de las
lomas de Coris y Pumagayoc a ambos lados de la falla Cobriza. Debido a la cobertura
cuaternaria, la transición de caliza no reemplaza a manto mineralizado no ha sido
observada.

Desde que el depósito mineral de este distrito se ha formado por el
reemplazamiento de las calizas Cobriza, lógicamente han acoplado las
características estructurales primarias de éstas; siguiendo aproximadamente su
mismo rumbo y buzamiento (N 45º W y 45º NE). La potencia promedio del manto
mineralizado se estima en 20 metros.

b)Mineralogía y Paragénesis

El manto Cobriza contiene los siguientes silicatos: granate (grosularia) (Ca-Al)
70%-andradita (Ca-Fe) 30% diópsido (augita en parte), cuarzo, actinolita (hornblenda)
y calcita con cantidades menores de clorita, epidota (clinozoicita) siderita, talco (?)
plagioclasal (?) escapolita, biotita, muscovita, esfena (titanita) y turmalina.
La presencia de este grupo de minerales ricos en calcio refleja la contribución
composicional de las calizas originales (Tablas 1 y 3). Las variaciones
composicionales primarias en el horizonte calcáreo están representados por un
notorio bandeamiento de los silicatos mencionados con la mineralización de sulfuros
y óxidos (magnetita). La abundancia de fierro en los minerales del depósito refleja la
contribución metasomática (Tablas 1 y 3). Las relaciones texturales sugieren que la
mineralización metálica (sulfuro-óxido) es posterior a los silicatos.
Los minerales que han sido identificados en el manto Cobriza están dados en
Tabla 2. Ellos pueden ser cuantitativamente subdivididos en tres categorías que se
definen como sigue:
33

Abundante: incluye el 80% a 90% del manto

34

Común: incluye de 10% a 20% del manto

35

Raro: minerales que ocurren en vetas transversales, vetas paralelas o en
cantidades microscópicas en el manto Cobriza.
Además de estos tres grupos de minerales primarios, hay un numeroso grupo
de productos de alteración y minerales secundarios que no han sido estudiados en
detalle. De los minerales raros. La galena y la esfalerita se encuentran localmente
dentro del manto en cantidades suficientes como para ser identificados
macroscópicamente.

La esfalerita contiene ampollas de exsolución de pirrotita y calcopirita. La esfalerita
se encuentra asociada comúnmente con la calcopirita, conformando
intercrecimientos simples que sugieren genéticamente su formación simultánea.

YACIMIENTOS

253

Se han dsitinguido dos tipos de pirita (H. W. Kobe 1958): hipogénica de grano
grueso asociada con pirrotita y otra supergénica de grano fino que reemplaza a
pirrotita.

Zoneamiento horizontal

Las variaciones mineralógicas en el manto Cobriza son el resultado de: a) las
variaciones composicionales primarias (estratigráficas) en la caliza original y b) de
las adicionales posteriores de soluciones mineralizantes de: Cu, As, Fe, Bi y S.
aunque el fuerte reemplazamiento selectivo de ciertos horizontes dentro de la caliza
Cobriza ha sido oscurecido principalmente por mineralización controlada por
fracturas, varias zonas mineralógicas se pueden reconocer dentro del manto. Estas
zonas varían en potencia y en mineralogía a lo largo del rumbo del manto, pero esta
variación no ha sido investigada en detalle. Además de la variación en el sentido del
rumbo hay un zoneamiento pronunciado de la caja piso hacia la caja techo del
manto. Así el zoneamiento horizontal es de dos tipos (1) paralelo al manto y (2)
perpendicular al manto.
La zona de cuarzo-arsenopirita que ocurre a lo largo de la caja piso del manto
contiene dos o más de los siguientes minerales: granate rojo, flogopita oscura de
grano fino, talco (?), calcita-siderita, silicatos de calcio-magnesio-fierro no
identificados, cuarzo y arsenopirita. Bismuto nativo, bismutinita, loellingita y calcopirita
ocurren como inclusiones microscópicas en la arsenopirita, que está típicamente
brechada. Microscópicamente, la loellingita está reemplazada por arsenopirita. La
arsenopirita ha sido posteriormente reemplazada por calcopirita, que forma
concentraciones locales en la zona de cuarzo-arsenopirita.
El granate, varios silicatos blancos, el cuarzo y la arsenopirita son los minerales
más abundantes de la zona de cuarzo-arsenopirita. Esta zona puede tener varios
aspectos. Por ejemplo, cuando los silicatos cálcicos y los granates están presentes,
la zona puede estar bandeada y si sólo existen los primeros, tiene un aspecto
homogéneo pero siempre con diseminación de arsenopirita.
La zona de cuarzo-arsenopirita se ha desarrollado mejor cerca a la falla Rosa en
el nivel 51, donde llega a tener un ancho de 25 metros y se adelgaza hacia el Norte
y hacia el Sur a medida que se aleja de ella. Simultáneamente con la terminación
del ancho y continua franja de cuarzo-arsenopirita, en el sentido del rumbo del
manto, la mineralización de calcopirita aumenta (en ley y ancho) y adquiere
proporciones máximas. La banda transicional entre la zona de cuarzo-arsenopirita
y la mineralización amplia de cobre se caracteriza por una franja angosta de mineral
de cobre.

La zona de cuarzo-arsenopirita es seguida por la mineralización principal de
cobre que consiste de calcopirita, hornblenda, diópsido y pirrotita. Bandas alternadas
de calcopirita y silicatos verdes oscuros (hornblenda y diópsido) con diseminación
de pirrotita, son típicas de estas grandes zonas de mena.
Las zonas subsecuentes no han sido completamente investigadas, pero son
variables de un lugar a otro en el manto. Actualmente, sólo se puede decir que la
pirrotita, la hornblenda y la magnetita forman zonas separadas de considerable
magnitud. Además de las zonas casi mono-minerálicas, la pirrotita y la hornblenda
forman zonas de intenso bandeamiento que hacen recordar el bandeamiento entre
caliza y lutita en el horizonte calcáreo original.

EL PERÚ MINERO

254

La zona de magnetita parece ser una de las más grandes zonas mineralógicas
en el manto, pero principalmente se le conoce sólo por perforación diamantina
debido a su bajo contenido de cobre (0.1% - 0.2% Cu).
En el sentido del rumbo del manto en el nivel 51 al Norte de la falla Rosa, la
mineralización de hornblenda-pirrotita calcopirita sufre un cambio y pasa a ser sólo
una mineralización de pirrotita-hornblenda la que a su vez cambia a mineralización
de magnetita-pirrotita-hornblenda.
La magnetita es uno de los primeros minerales de la paragénesis como lo han
indicado los estudios microscópicos y las relaciones de campo. Raramente vetillas
de calcopirita y pirrotita cortan a la magnetita. Estas vetillas están sin embargo,
separadas de la magnetita por un halo de hornblenda (silicatos oscuros). la magnetita
forman una zona generalmente separada de las lutitas adyacentes por una banda
delgada de hornblenda.

Zoneamiento Vertical

De la mineralización de pirrotita-magnetita-hornblenda del nivel 10 (2,100
m.s.n.m.), a la mineralización de magnetita-hornblenda-pirrotita del nivel 28 (2,280
m.s.n.m.), a la mineralización de hornblenda-pirrotita-arsenopirita-magnetita de los
niveles intermedios (2,370 a 2,510 m.s.n.m.), a la caliza fresca del prospecto Trinidad
(3,050 m.s.n.m.), las variaciones observadas en mineralogía son abruptas y extensas
en el manto Cobriza en la loma de Coris.
El prospecto de Trinidad consiste de doce labores antiguas que fueron
aparentemente abiertas en busca de galena argentífera. La galena está asociada
con barita teniendo a la lutita como roca de caja, lo que sugiere que las labores
antiguas mencionadas (al presente inaccesibles) se encontraban en la veta de galena
a la caja piso del manto. La prospección geofísica y el reconocimiento geológico
indican que la mineralización de plomo-bario del prospecto Trinidad ocurre
estratigráficamente debajo de la caliza Cobriza cerca de la extensión superior y
occidental de ella.

Aparentemente la mineralización metasomática termina en flanco Sur de la forma
de Pumagayoc más o menos 100 metros sobre los baños de Coris a juzgar por la
existencia de bloques de caliza fresca en la zona. Un kilómetro más al Sur en la
vecindad del río Lucmayo hay afloramientos de caliza Cobriza fresca.

c)Controles de Mineralización

Los pliegues de arrastre, los diques, las fallas y fracturas han controlado el movimiento
de las soluciones hidrotermales, de tal manera que estos rasgos se encuentran
comúnmente asociados a zonas muy ricas en calcopirita. Se puede notar cierta preferencia
de la mineralización por la caja techo de los diques, las fracturas y las fallas.

Pliegues de Arrastre

Un sistema de pliegues de arrastre con inclinación al Noroeste, que involucra
cambios drásticos de buzamiento y posición del manto está presente en la mina
(M. Valdez, 1970). A la fecha sólo uno de estos pliegues ha sido delineado; estudios
detallados de campo y de los testigos de la perforación diamantina han demostrado
que sus ejes tiene inclinación y rumbo paralelo al eje del pliegue principal (anticlinal
de Coris).

YACIMIENTOS

255

Las crestas de estos pliegues presentan localmente brechas que parecen tener
relación con la mineralización ya que se puede observar en las zonas plegadas
concentraciones anómalas de cobre; así mismo la inclinación aparente de las zonas
mineralizadas parece ser concordante a la inclinación de los ejes de las estructuras
plegadas.

Diques

La relación geométrica espacial con la mineralización y la ocurrencia ocasional
de inclusiones de sulfuros en algunos diques indican que éstos son pre y post-
minerales, Inclusiones de granito y hornblenda oscura y/o piroxeno, también se
presentan localmente en los diques. Unas examinaciones petrográficas de los diques
asociados al manto Cobriza revelan una alteración de sus componentes
mineralógicos, (tabla 4). La alteración está manifestada en forma variable por la
argilización, caolinización y propilitización de los diques, en especial a lo largo de
sus contactos con el manto el que no presenta signos aparentes de alteración. La
alteración visible y/o microscópica de los diques sugiere que ellos son mayormente
preminerales.

Fallamiento y Fracturamiento

Fallas y fracturas están espacialmente relacionados a la mineralización de cobre.
Estas pueden agruparse en dos sistemas:
1. Longitudinal
2. Transversal
Las fallas longitudinales principales son las llamadas Toya María Antonieta y
Bertha. Las dos primeras tienen un rumbo aproximado de N 30º - 40º W y buzan
20º a 30º NE teniendo un desplazamiento de 5 a 10 metros en sentido normal. La
falla Bertha es una falla longitudinal que cruza el manto a bajo ángulo (± 10º ).,
siendo su rumbo de N 30º W y su buzamiento inverso que horizontalmente es del
orden de los 30 a 35 metros (medido paralelo al plano de la falla).
Las principales fallas del sistema transversal son las fallas Rosa, Frida y Cobriza
que tienen las siguientes características estructurales:
Falla Rosa:

rumbo

N 30º - 40º E

buzamiento

45º SE

Falla Frida:

rumbo

N-S

buzamiento

40º W

Falla Cobriza:

rumbo

N 15º E

buzamiento

vertical (?)
El desplazamiento de las fallas Rosa y Frida varía entre 20 y 30 metros según el
lugar. La falla Frida tiene la particularidad de correr a lo largo de la caja piso de un
dique (Tabla 4). La falla Cobriza tiene un desplazamiento de 350 metros.
Además de las estructuras mencionadas existen muchas fallas y fracturas que
han controlado la mineralización. Esta fracturación es mucho más intensa en los
alrededores de la falla Cobriza, hasta una distancia de más o menos 1000 metros a
ambos lados de allí su enorme importancia estructural en el control de la
mineralización.

EL PERÚ MINERO

256

d)Oxidación y Enriquecimiento Supergénico

La zona oxidada tiene una potencia que varía de 20 a 40 metros en superficie. La
ley de la zona se baja, generalmente mostrando disminución de cobre a superficie
y la formación de malaquita rellenando fracturas en las lutitas adyacentes.
Pirita de grano fino o una mezcla de pirita y marcasita se formó por oxidación de
pirrotita. Comúnmente, se observa un mineral intermedio donde la pirrotita está
oxidada a pirita (U. Petersen, 1961, H. W. Kobe, 1958).
Los principales productos de oxidación son covelita y limonita (Tabla 2). La
limonita es directamente derivada de pirita, marcasita, calcopirita, arsenopirita y
esfalerita. Covelita con menor contenido de calcopirita reemplaza a la calcopirita y
en menor escala la pirita, arsenpirita, esfalerita, bornita. El cobre nativo está
comúnmente presente en pequeñas cantidades.
La formación de cobre nativo a partir de calcosita y covelita por oxidación de al
calcopirita se explica en el diagrama Eh-pH par el sistema Cu-H

2O-O

2-S a 0.1 mol
de azufre el cual muestra que la oxidación de covelita da calcosita y que la oxidación
de calcosita da cobre nativo (Schmitt, 1962). Aún más, la oxidación cambia el
cobre a tenorita. Todos estos minerales se han encontrado en la zona de oxidación
de Cobriza (Tabla 2).

TABLA 1

Análisis químico del batolito de Cobriza (1) y mineral rico en “hornblenda” (2)
(NO se determinó el agua (H

2O). Las columnas (3) y (4) presentan los mismos

datos con el Mn, K y Na, recalculados como MnO, K

2O, Na

2O.

1

2

3

4

SiO

2

73.8

31.8

73.8

31.8

TiO

2

0.22

0.16

0.22

0.16

Al

2O
3

14.7

5.3

14.7

5.3

Fe

2O
3

0.16

18.7

0.16

18.7

FeO

1.9

19.2

1.9

19.2

Mn

0.02

0.31

0.03

0.40

MgO

0.09

0.50

0.09

0.50

CaO

0.80

8.6

0.80

8.6

Na

2.31

0.89

6.23

2.40

K

3.34

Nil

8.05

Nil

P

0.04

0.08

0.04

0.08

CO

2

Nil

0.81

Nil

0.81

F

0.09

0.18

0.09

0.18

Cl

0.06

0.07

0.06

0.07

Cu

0.01

2.19

0.01

2.19

Bi

0.01

0.01

0.01

0.01

As

0.06

0.05

0.06

0.05

S

0.13

9.15

0.13

9.15

TOTAL

84.51

98.00

93.15

99.60

YACIMIENTOS

257

TABLA 2

Minerales que han sido identificados en el manto cobriza.

Abundante

Común

Raro

Productos de Alteración

Diópsido

Granate

Esfalerita

Silicatos Blancos

Cuarzo

Calcopirita

Rejalgar

sin identificar

Actinolita

Arsenopirita

Galena

Limonita

Pirrotita

Pirita

Estibinita

Hematita

Magnetita

Calcita

Barita

Tenorita

Hornblenda

Fluorita

Siderita

Cuprita

Loellingita

Covelita

Estanita

Bornita

Enargita (?)

Chalcantita

Ferberita

Calcosita

Bornita

Cobre Nativo

Cubanita
Bornita naranja
Plagioclasa (?)
Clorita
Epídota
Talco
Escapolita
Biotita
Muscovita
Titanita
Turmalina

TABLA 3

Composición teórica de varios minerales del manto Cobriza. Notar predominancia
de minerales a base de calcio-magnesio y abundante fierro.
Mineral

Composición Teórica

Diópsido

CaMgSi

2O
6

Augita

Ca (Mg, Fe) Si

2O
6

Actinolita (hornblenda)Ca (Mg, Fe)

5(OH)

2Si

8O

22

Calcita

CaCo

3

Granate:
grosularia

Ca

3Al

2 (SiO

4)
3

andradita

Ca

3Fe

2(SiO

4)
3

Talco (?)

Mg

3(OH)

2Si

4O

10

EL PERÚ MINERO

258

Clinozoicita (Epídota)Ca

2Al

2(OH)Si

3A10

12

Clorita

(Mg, Fe, Al)

6 (OH)

8(Si, Al)

4O

10

Plagioclasa

NaAlSi

3O

8-CaAl

2Si

2O
8

Esfena

CaTiOSiO

4

TABLA 4

Variación petrográfica en varios diques de la porción mineralización de manto
Cobriza (notar alteración intensa). Petrólogos: W. Haederle, A. Cucchi y D. Montoya

Tipo de Roca

Ubicación

Observaciones

Diorita cuarcífera
fuertemente alterada (?)

Nivel 37
Chim. 3212
Hueco N°5

Dique “Fortun”
(W. H., 1965b)

Caliza fuertemente argilizada,
parcialmente silicatada

Nivel 51
Sec. 2630
galería

Dique fuertemente alterado
(W. H., 1965b).

Gabro a Hornblenda (?)

Nivel 51
Sec. 2530 (?)
Galería

Contiene plagioclasa sin
macla
(W. H., 1965a).

Roca basáltica moderadamente
Propilitizada, posible diabasa

Nivel 28
Sec. 3410
galería

Dique “Tere”
(W. H., 1967).

Andesita (?) o Diorita (?) sericitizada-muscovitizada.Nivel 28
Sec. 3470
Hueco N°44

Dique “Frida”
A. C., 1967).

Basalto muy alterado. (?)

Nivel 47
Sec. 2600
Hueco 126

(A.C., 1968).

Roca diabásica moderadamente
propilitizada, posible diabasa.

Nivel 37
Sec. 2280

YACIMIENTOS

259

galería

(D. M., 1970a).

Roca diabásica moderadamente
propilitizada, posible diabasa.

Nivel 37
Sec. 2275
galería

Contiene plagioclasa sin
macla
(D. M., 1970a).

Roca diabásica moderadamente
propilitizada, posible diabasa.

Nivel 37
Sec. 2450
Subnivel 2673

(D. M., 1970a).

Roca diabásica moderadamente
propilitizada, posible diabasa.

Nivel 28

Facies biotíticas
Dique Frida
(D. M., 1970a).

Diabasa devitrificada y propilitizada.

Nivel 28

Sec. 3490
Galería

Facies de la caja piso,

Dique Frida

(D. M., 1970a).

Roca diabásica moderadamente
propilitizada, posible diabasa.

Nivel 51
Sec. 2540
Sill 2680

Inclusión (granito, sulfuro y
hornblenda).
Plagioclasa sin macla.
(D. M., 1970a)

EL PERÚ MINERO

260

CHAPI
(Estudio: John a. Randall)

SUMARIO

El distrito de Chapi se halla a unos 60 Kilómetros al sureste de la ciudad de
Arequipa. Tiene nueve grupos de minas: tres son propiedad del Sr. L. Chanbaneix y
los restantes son de la Compañía de Minas de Cobre de Chapi, S. A.
Las minas han producido cobre desde 1936, pero solamente en los últimos tres
años la producción ha llegado a 50 toneladas diarias. A la fecha, los minerales
producidos han sido cuprita, malaquita y atacamita; pero recientes exploraciones
han revelado un manto de calcosina con 2,000,000 de toneladas de 3% de cobre.
Todavía hay buenas reservas de óxidos: más de 200,000 toneladas de 3% de cobre.
La mayor parte del mineral se encuentra en mantos, pero hay vetas de relleno que
producen mineral de consideración.
Casi todo el yacimiento se halla en las cuarcitas de Hualhuani, la parte superior de
la formación Yura, la que dentro del distrito tiene casi 2,000 metros de potencia. Fósiles
en la Hualhuani dan evidencia de la edad Jurásica. Los sedimentos están intrusionados
por dos pórfidos: un pórfido cuarcífero-premineral y otro andesítico post-mineral. En la
parte sur del distrito, las andesitas extrusivas de la formación Chocolate, de edad
Jurásica Inferior, están en contacto de falla con la formación Yura.
La región muestra pliegues con sus ejes inclinados al sur; además fallas normales
con algo de movimiento horizontal se hallan en las cumbres de los pliegues. Estas
fallas tienen rumbos de norte 60º oeste hasta este-oeste y buzamientos entre 60º a
norte hasta verticales. El movimiento vertical varía de 70 a 2,000 metros entre las
tres fallas principales , formando un graben y un horst.
Se puede distinguir tres etapas del origen del yacimiento: 1) Precipitación de
pirita cuprífera y calcopirita en grietas y microcavidades junto a canales de
alimentación. 2) Lixiviación y enriquecimiento secundario con formación de calcosina
por aguas superficiales. 3) Descenso de las mesas de agua y oxidación posterior a
cuprita y malaquita. Se considera que las soluciones hipógenas fueron epi-
mesotermales.

I.— INTRODUCCIÓN

A.— AREA DE ACCESIBILIDAD

Las minas de la Compañía de Minas de Cobre de Chapi, S. A., se encuentran a
60 Kilómetros al sudeste de la ciudad de Arequipa, en el Departamento de Arequipa.
Se puede llegar a la mina por al carretera de Arequipa y Yarabamba, y de allí, por
una carretera angosta hasta la mina. La zona estudiada está mostrada en el extremo
suroeste de la Hoja de Omate, del Instituto Geográfico Militar del Perú.
Las minas se encuentran en la divisoria fluvial del oeste de la Quebrada de Chapi
en un lugar de clima muy seco, que tiene un poco de vegetación solamente en la
época de lluvias (Enero a Marzo). El relieve promedio es de 500 metros y se encuentra
entre los 2,300 y los 2,800 metros sobre el nivel del mar.

YACIMIENTOS

261

B.— PROPOSITO Y METODO

El propósito de este trabajo fue conocer la geología de al zona mineralizada de
Chapi y en especial determinar la estructura y los controles de la ubicación del
mineral.

Los métodos fueron: primero, levantamiento de un mapa topográfico y geológico
a la escala de 1:20,000 con plancheta y aliada telescópica de un área de 25
kilómetros cuadrados; segundo, confección de planos de las minas importantes; y,
tercero, preparación de perfiles usando los planos de la superficie y del subsuelo.
El mapa de superficie se apoya en la estación de triangulación de la red del
Instituto Geográfico Militar ubicada en el Cerro Talavacas y en el sistema de
triangulación de las minas de Chapi.

C.— TRABAJOS ANTERIORES Y AGRADECIMIENTOS

No existen informes geológicos publicados sobre la zona mineralizada de Chapi.
El trabajo de W. F. Jenks (1948), sobre la Hoja de Arequipa da una buena idea de la
estratigrafía de la región.
Hay dos tesis no publicadas acerca de áreas al sur de Chapi: un reconocimiento
por J. A Flores (1955) y un estudio de las minas en Corahuaya por L. Manrique
(1957). En diciembre de 1958, el Dr. Thor Kilsgaard del U.S. Geological Survey
visitó el distrito; de él obtuvo el autor alguna información sobre el pique Atahualpa.
El sr. Wilds Olive, Tambien del U.S.G.S ha dado asimismo información sobre el
tectonismo de la región.
El autor desea dar las gracias a su esposa, Shirley J. Randall por su cooperación
en los trabajos de campo y de gabinete, como también a los señores Ing. L. Cáceres,
Sr. L. Chabaneix, Ing. L. Zelaya, y Sr. M. Gómez de la Compañía de Chapi. Hace
extensivo su agradecimiento a los Drs. Jorge A. Broggi y Victor Benavides, de la
Sociedad Geológica del Perú, sin cuya ayuda no habría podido realizar este informe.
El Sr. Wilfredo Núñez, de la Universidad Nacional de Arequipa , ayudó al autor en el
campo durante cinco semanas.

II.— GEOLOGIA GENERAL

La zona de Chapi se encuentra en una faja de rocas sedimentarias ubicadas
entre el batolito de Arequipa por el norte y los volcánicos de Chocolate por el sur.
Tiene unos 16 kilómetros de ancho y la mineralización se halla 1 ½ al norte del
contacto con la formación Chocolate.
Los sedimentos consisten de cuarcitas, pizarras y calizas de edad Jurásica;
teniendo en general un rumbo de norte 68º — 80º oeste y un buzamiento de 10º —
40º al suroeste. En los sedimentos hay intrusiones de composición intermedia.
Existen pliegues débiles que en general se deben a pequeños efectos de arrastre.
Al lado suroeste de la Quebrada de Chapi hay pliegues volcados al suroste, rotos
por fallas inversas. Las fallas constituyen el rasgo estructural más importante, Hay
tres fallas principales, que tienen rumbos de norte 60º oeste hasta este-oeste y
buzamientos entre 60º al norte hasta verticales. En la mayoría de las fallas chicas
el techo ha bajado y parece que lo mismo sucede en las fallas principales.
Las minas de Chapi están en la faja cuprífera principal del Sur del Perú. Esta
zona tiene un rumbo, más o menos, de norte 60º oeste y se extiende desde

EL PERÚ MINERO

262

Toquepala hasta el Cerro verde, cerca de Arequipa. Igual rumbo tiene también el
tectonismo de la región. Chapi está ubicado, más o menos, en el centro de la zona.

III.— ESTRATIGRAFIA

A.— FORMACION CHOCOLATE

Los volcánicos Chocolate de edad Jurásica Inferior tienen su localidad típica,
designada por Jenks (1948), en la cantera Chocolate al norte de Arequipa. En la
zona de Chapi la roca es una andesita extrusiva dura, maciza, porfirítica fina, con
un 20% de fenocristales. Los fenocristales son de uno a cinco milímetros de largo,
de color gris claro y compuesto de oligoclasa-andesina son algo de feldespato
potásico y hornblenda, en una masa morada a marrón oscuro. Cerca del contacto
con la formación Yura, hay alteración a epídoto y pirita. Es difícil ver el rumbo y
buzamiento de los derrames.
La formación chocolate aflora al sur del distrito, cerca a las minas La América y
Atahualpa I, en contacto de falla con la formación Yura.

B.— FORMACION YURA

La formación Yura, descrita por Jenks (1948), tiene su localidad típica cerca al
pueblo de Yura, al noroeste de Arequipa. Dentro de la zona de Chapi la formación
tiene una potencia de unos 1,800 metros y tiene tres miembros: arenisca inferior,
lutita intermedia, y la Cuarcita de Hualhuani.
El miembro inferior es una alternancia de arenisca marrón de grano fino a medio
con cuarcita gris y capas delgadas de lutita gris. Se halla en la parte noreste de la
zona y tienen una potencia de unos 700 metros.
La lutita intermedia aflora atravesando la parte norcentral de la zona, precisamente
al norte de las minas Marqueza y Leonor. La potencia aparente varía entre 60 y 300
metros, debido a la presencia de varias fallas internas. Está compuesta de lutitas
pizarrosas de color gris oscuro con unas capas rojas, verdes y negras.
La Cuarcita de Hualhuani (Jenks, 1948, pp. 38) tiene su sección típica en el
Cerro Hualhuani cerca del pueblo de Yura. En la zona del informe el techo del
miembro no está expuesto debido a la falla que forma el contacto con la formación
Chocolate. Toda la zona metalífera se encuentra en esta cuarcita. La cuarcita es
gris clara a oscura, de grano fino, dura, formando una roca bien fracturada. La
textura muestra granos retrabajados. El contacto con la lutita es gradual en una
zona de 10 metros.

Cerca de la parte superior de la cuarcita hay una serie de calizas arcillosas, gris
oscuras, fosilíferas. Hay seis estratos de caliza, uno tiene cuatro metros. los otros
son de un metro o menos. En total, las calizas tienen 11 metros en una secuencia
de 90 metros de cuarcita. Sólo el tercer estrato más alto contiene buenos fósiles y
está mineralizado frecuentemente. En esta caliza se hallan los mantos de las minas
La América y Atahualpa I.
Los fósiles encontrados en el estrato referido son: tallos de plantas, corales
coloniales, pelecypodos y gasterópodos. Sólo se encontró un braquiópodo.
Según la Dra. Rosalvina Rivera. Los fósiles encontrados pertenecen a las siguientes

especies:

YACIMIENTOS

263

1.Braquiópodo

Rhynchonella cf. R. Tetraedra Sow.

2.Coral

Astrocoenia sp.
La edad de los fósiles es jurásica. La naturaleza de los fósiles indica un ambiente
de agua poco profunda.

IV.—ROCAS IGNEAS

A.— PORFIDO CUARCIFERO

En la carretera entre La Cuprita y La Atahualpa III, hay varios cuerpos de pórfido
ácido. La roca aflora generalmente en stocks irregulares desde cerca de las minas
Buenaventura y Atahualpa III, por el norte, hasta el centro del distrito y por el este
hasta la Quebrada de Chapi.
La roca varía de pórfido blanco a gris oscuro con fenocristales de dos a cuatro
milímetros de cuarzo, feldespato potásico, biotita y hornblenda; pero cerca a los
contactos, hay más sanidina y cuarzo. En algunos de los stocks chicos, hay casi
50% de cuarzo y casi ningún mineral ferromagnesiano. En general, la roca es una
latita cuarcífera.

El pórfido está fuertemente mineralizado sólo en la Atahualpa III, pero contiene
vetillas mineralizantes también en otros lugares. La edad del pórfido es probablemente
Terciaria inferior. El rumbo de los stocks es más o menos, el mismo que el de los
sedimentos; la intrusión de los stocks tuvo lugar casi al mismo tiempo que el
plegamiento de la sección sedimentaria. El sistema mayor de las fallas corta a los
stocks; por tanto, éstos son más antiguos que gran parte del fallamiento y de la
mineralización.

B.— CUERPOS ANDESITICOS

Hay pocos stocks y diques de un pórfido andesítico gris-verde oscuro que contiene
poca alteración y fracturas. Los más grandes se hallan en el extremo sur del distrito.
La textura y mineralogía es constante. Los fenocristales forman menos del 5% de
la roca; tiene de uno a dos milímetros de largo y son de oligoclasa-andesina y
biotita en una pasta fanerítica, un poco alterada a calcita.
En el socavón del nivel Don Lucho de la Cuprita, hay un dique bien fracturado de
pórfido andesítico. Contiene fenocristales de oligoclasa-andesina alterados un poco
a calcita y clorita. Allá el dique tiene una potencia de 10 metros y tiene un rumbo de
norte 70º oeste y buzamiento hacia el noreste. También hay fragmentos de la misma
andesita unos 100 metros al este.
Un kilómetro al sur del Cerro Talavacas, hay un stock de 70 metros de diámetro
de pórfido andesítico. Contiene fenocristales de oligoclasa-andesina alterados un
poco a calcita y clorita. Allá el dique tiene una potencia de 10 metros y tiene un
rumbo de norte 70º oeste y buzamiento hacia el noreste. También hay fragmentos
de la misma andesita unos 100 metros al este.
Un kilómetro al sur del Cerro Talavacas, hay un stock de 70 metros de diámetro
de pórfido andesítico, gris-verde oscuro. La roca es dura y sin alteración y contiene

EL PERÚ MINERO

264

fenocristales de oligoclasa-andesina de tres milímetros de largo.

V.— GEOLOGIA ESTRUCTURAL

A.— PLIEGUES

Los pliegues en el distrito son abiertos y difíciles de identificar. En el lado este
de la Quebrada de Chapi hay anticlinales con sus planos axiales inclinados al sur y
con las cumbres rotas por fallas.
Cerca de la Capilla Vieja y de la estación de la bomba en la Quebrada, hay dos
sinclinales abiertos. El eje de uno es horizontal con un rumbo este-oeste y el otro
tiene un eje con 14º de inclinación al norte 70º este.
El pliegue más importante está en la parte oeste central del distrito y en un
anticlinal fracturado en su cima por una falla normal. El eje parece horizontal y tiene
rumbo de norte 40º oeste. Al suroeste, la estructura está complicada por un stock
de pórfido, pero el anticlinal sigue hasta la Quebrada.

B.— FALLAS

La zona de Chapi está fallada intensamente, pero tres fallas forman el sistema
mayor que tiene un rumbo de norte 50º — 60º oeste. La estructura que más afectó
la mineralización es la llamada Falla de Chapi que está al límite norte de los mantos
y vetas importantes. Tiene un buzamiento de 60º — 75º al noreste y el techo ha
bajado. Especialmente en el muro hay buena evidencia de arrastre. La dislocación
de la cuarcita de Hualhuani indica un movimiento vertical de 100 metros o más. Los
filones tipo “gash-veins”, al noreste de la Mina Cuprita, parecen indicar que hubo un
movimiento horizontal desplazando el bloque sur hacia el oeste. Hacia el oeste,
esta falla se separa en varias ramificaciones.
La falla más grande forma el contacto entre las formaciones Yura y Chocolate.
Su techo ha bajado, siendo el salto vertical de más de 2,000 metros, y trayendo en
contacto el techo de la formación Yura con la más antigua Chocolate. Esta falla fue
descrita por Jenks (1948, pp 76). La tercera falla corta la sección de 90 metros de
calizas en la parte sureste de la zona con el bloque sur movido para abajo. Por eso,
estas fallas encierran un graben y un horst.
Las fallas chicas ordinariamente son normales, pero se encuentran unas fallas
inversas en la mina Atahualpa III. La Cuarcita de Hualhuani tiene diaclasas paralelas
y perpendiculares a las estructuras mayores.

C.—VETAS

Las vetas del distrito son generalmente, de relleno de fracturas abiertas en fallas
normales. Las fallas más grandes han servido como canales de alimentación para
los fluídos mineralizados. La falla de Chapi por ejemplo, sólo tiene mineralización
cuando se ramifica por el lado oeste. Allá, contiene relleno de cuarzo con algo de
óxidos y sulfuros de cobre.
Vetas de relleno en fallas se hallan en las minas Cuprita, Marqueza y Leonor. La
potencia del relleno es hasta de dos metros en la Cuprita.

D.— MANTOS

La mayor parte de la producción del distrito ha provenido de los mantos de las
minas La Cuprita, Atahualpa III, y Pique Atahualpa. Estas y otras minas han

YACIMIENTOS

265

explotado una serie de uno seis mantos en una zona de 25—30 metros de potencia
y con un área de casi nueve kilómetros cuadrados, limitada al este por la Quebrada
de Chapi y al sur por el contacto con los volcánicos de Chocolate. En el tercer
estrato de caliza, arriba de las minas América y San Luis, existen 1,800.0000
toneladas métricas calculadas de rocas, en gran parte mineralizadas, conteniendo
a veces 5—8% de cobre. En general el rumbo y buzamiento de los mantos es el
mismo que le de los sedimentos, aunque hay muchas variaciones locales.

GEOLOGIA ECONOMICA

A.— TIPO DE MINERALIZACION

La mineralización del distrito es sencilla en el sentido de que los minerales
metálicos son, efectivamente, sólo de cobre. Sin embargo, hay una buena variación
entre los minerales secundarios de cobre. La ganga es bastante compleja.
Una lista de los minerales es:
1.— Minerales supérgenos de cobre en orden de importancia:
Cuprita
Malaquita
Atacamita
Crisocola
Chalcantina
Tenorita

2.— Sulfuros

Calcosina
Calcopirita
3.— En la ganga, en orden de importancia:
Cuarzo
Arcilla blanca
Calcita
Jaspe
Opalo
Hematita
Limonita
Yeso
Pirita
Wad
Epídoto
Rodonita
Oro
Los minerales oxidados de cobre se encuentran en casi todas partes con
excepción de la tenorita; este mineral ha sido encontrado solamente es una vetilla
de la mina Leonor. Los sulfuros se ven en varios sitos: Túnel “E” de la Atahualpa III,

EL PERÚ MINERO

266

la Marqueza, Pique Atahualpa, el nivel San Jacinto de La Cuprita, La San Luis, La
América, los cateos al nor-oeste de La América, y afloramientos al noroeste de la
Atahualpa III.

Opalos y jaspe son indicios de los límites de los cuerpos de mineral. Epídoto se
encuentra en afloramientos de cuarcita con sulfuros al noroeste de lamina Atahualpa
III. Yeso y calcita son comunes en los mantos calcáreos; se encuentran junto al
pórfido de la Atahualpa III. Gran parte de la cal tuvo su origen en los feldespatos de
los pórfidos. Oro libre se halla sólo en la mina San Luis.
Para el estudio del origen de los minerales de cobre se requiere abarcar toda la
región. Parece que calcopirita es el mineral de cobre más común en la región, y
probablemente es hipógeno. Los mantos de calcosina pueden ser debidos al
enriquecimiento secundario de la calcopirita. La forma diseminada de la calcopirita
en contraste con la calcosina que se encuentra en mantos concentrados indica un
cambio supergénico. La forma de la cuprita y otros minerales secundarios en mantos
y vetas de relleno indican un control por aguas superficiales, probablemente de un
descenso de la mesa de agua.
Por tanto los óxidos son de tres etapas:
1.— calcopirita 2.— calcosina 3.— cuprita

B.— EXPLOTACION

Las minas de Chapi fueron descubiertas en 1936 por el señor Luis Chabaneix.
Durante los cinco o seis años siguientes, el mineral, concentrado a mano hasta
30—40% de cobre, era llevado a Yarabamba a lomo de mula. En 1942 fue construída
una carretera desde la mina hasta cerca de Siete Toldos uniéndola con la que va al
pueblo de Polobaya. Casi al mismo tiempo se instalaron la cañería y las bombas
para llevar el agua de la Quebrada de Chapi, de donde todavía se le extrae.
En 1956, fue tomada la Compañía de Minas de Cobre de Chapi S. A. la que ha
construido la planta de lixiviación con una capacidad de 50 toneladas diarias. Hasta
la fecha, la planta opera beneficiando mineral de ley de más o menos 4% de cobre.
La Compañía manda cada mes 60 toneladas de concentrado 79% de cobre al
puerto de Mollendo.

En la actualidad, el mineral es sacado por macizos abiertos sin madera, ya que
la roca encajonante es muy resistente.

VII.—DESCRIPCION DE LAS MINAS

A.—CUPRITA (Triunfo)

La mina Cuprita se encuentra sobre la ladera del cerro, al sur de la oficina de la
Compañía de Chapi. Hay dos niveles principales, llamados Don Lucho (inferior) y
San Jacinto (superior). El nivel Don Lucho es mucho más grande y tiene la mayor
parte de las reservas. También existe un subnivel debajo del nivel Don Lucho.
En el nivel Don Lucho se ven dos sistemas de vetas que parecen ser fallas
rellenadas: el más antiguo tiene un rumbo de norte 25º oeste y el otro tiene rumbo
al norte 75°oeste. Hay mantos cortados por los faloos, hasta de dos metros de
potencia, de donde se ah extraído la mayor parte del mineral. Los mantos siguen un
rumbo noroeste y un buzamiento de 5º — 50º al suroeste. En las labores del sub-
nivel 1005, 1006, las estructuras son iguales pero hasta la fecha de menor ley.

YACIMIENTOS

267

Un rasgo importante del nivel Con Lucho es que en la veta principal (rumbo norte
25º oeste) el cobre cambia a hematita en los últimos 50 metros al sur de la galería.
Hay hematita en el pique 1005, así es que la zona de cobre se extiende al norte con
mayor profundidad. También la veta con rumbo norte 75°oeste cambio a hematita
unos 20 metros al oeste del contacto con la veta principal; y en el subnivel 1006,
hay baja ley en las galerías. Parece que las reservas se encontraran en la parte
central de la mina este las coordenadas 9,820 y 9,920 norte y 10,020 y 10,070
este. Fuera de esta zona, probablemente los mantos y las vetas cambian a hematita
con la profundidad.

En el nivel San Jacinto, los valores son más angostos y más al sur. Como las
vetas son menos fuertes, sólo continua la explotación de los mantos. El túnel Colorado
de este nivel tiene un manto que contiene un metro de mineral compuesto de pirita
y calcosina (0.6% Cu).
La mina Cuprita tiene sus valores en cuprita y malaquita. Casi todos los valores
han sido más bajos (3—10%) que en las otras minas, pero ha habido macizos con
20—30% de cobre.

B.— ATAHUALPA

La esperanza principal de encontrar reservas en el distrito reside en el gran
manto del pique Atahualpa, ubicado a 600 metros al noroeste de La Cuprita. En el
pique, a 76 metros de la superficie, se encuentra un manto de calcosina y pirita con
una potencia de uno a 1 ½ metros, con una ley comercial casi en su totalidad. Hay
galerías que cubren unos 45,000 metros cuadrados del manto. Abajo en la quebrada,
hay una cortada que, a esta fecha, casi ha llegado al manto. En la actualidad, la
cortada ha encontrado una zona mineralizada de calcosina y pirita. También en
exploraciones de diamante ubicadas cerca a la planta se ha encontrado el mismo
manto, demostrando que el manto sigue casi 700 metros en su rumbo de norte 60º
oeste. Entre los límites señalados se halla el cuerpo de mineral más grande del
distrito.

C.— ATAHUALPA III

La mina Atahualpa III se halla a unos tres kilómetros al noroeste de la Cuprita. Los
cinco niveles principales tiene mayor concentración de óxidos de cobre en la región.
La producción viene de dos mantos: se encuentra el superior en los socavones
“A” y “B”, y el inferior en los socavones “B”, “C”, “D” y potencia de dos hasta seis
metros. Por el contrario, el inferior tiene un “E”. El manto superior tiene un buzamiento
de 45 – 70°al suroeste y una potencia de dos hasta seis metros. Por el contrario,
el inferio tiene un buzamiento de 20-30º al suroeste y una potencia de uno a dos
metros. Sin embargo, el inferior tiene mayor ley. Casi siempre, los mantos sigue el
rumbo de las capas de cuarcita de norte 60º oeste. En nivel “C”, el manto inferior se
extiende dentro del pórfido cuarcífero con buena ley de atacamita. Esto es un caso
excepcional en el distrito; solamente en la mina Atahualpa III se encuentra buena
mineralización en el pórfido.
Al contrario de otras minas del distrito; hay mucho más atacamita y relativamente
menos cuprita. También, se halla buena cantidad de malaquita. El manto inferior
cambia de sulfuros en el nivel “E”; allá se observa un manto de calcopirita y pirita en
vetillas con yeso. Este manto tiene sólo 1 ½ % de cobre.

EL PERÚ MINERO

268

En el nivel “D”, se ha hecho una cortada para llegar al manto superior; hay gran posibilidad
de encontrar allí buenas reservas así como en todos sitios en el manto superior. De este
manto se ha sacado la mayoría del mineral de la mina y tiene considerables reservas.

D.— SAN LUIS

Se encuentra esta mina al sureste de La Cuprita cerca a las coordenadas 9,000
norte y 11,000 este. Las labores son de poca extensión.
Se sigue un sistema de mantos son un rumbo de norte 35º oeste y un buzamiento
de 25º a 30º al suroeste. El manto principal, el mismo que el de La Cuprita, tiene
una potencia de uno a tres metros, pero en su mayor parte es de hematita y algo de
yeso. El yeso procede de las calizas y zonas calcáreas de la formación Hualhuani,
que están arriba.

Los cateos han explorado valores angostos de cuprita y atacamita. También hay
un valor en oro libre de uno a dos granos por tonelada. Se puede ver muestras de
calcosina en las canchas.

E.— LA AMERICA

La mina La América se halla a unos 200 metros al sureste del punto de
triangulación número 13, cerca del contacto con los volcánicos Chocolate. Todos
los cateos están ubicados en cuarcita y siguen un manto de uno a dos metros
arriba de una caliza. El rumbo del manto varía de norte 30º a 70º oeste, con un
buzamiento de 5º a 20º al suroeste.
En el socavón principal el manto tiene un metro de potencia; conteniendo
hematita, cuprita, atacamita y yeso. A la mitad de esta galería hay un pique con
unos 15 metros de profundidad; dos metros abajo en el pique se encuentra la caliza,
allá mineralizada,. Al fondo del pique, hay unas labores en otro manto: en la cancha
se encuentra algo de calcosina que proviene de las labores del pique.

F.- ATAHUALPA I

Un kilometro y medio al suroeste de la planta, hay unos 20 socavoncitos que
exploran un sistema de tres mantos junto a las calizas.
El manto superior y principal tiene una potencia de uno a 11/2 metros con un
rumbo de norte 60°oeste y un buzamiento de 12°a 20°al suroeste. Los mantos
inferiores tienen medio metro de espesor con el mismo rumbo y buzamiento. Estos
mantos contienen mucho yeso con hematita, malaquita, atacamita y cuprita. La
parte con valores es angosta, pero de buena ley.

G.— LA LEONOR

Existen unos 25 cateos en dos grupos cerca al punto de triangulación número
14, estando ubicado uno al oeste y el otro al noroeste.
Ningún socavoncito tiene más de 30 metros de extensión. La mineralización
está demasiado diseminada para construir una concentración económica.
En el grupo al oeste del punto 14, hay dos vetas angostas con cuprita y atacamita;
una es vertical con un rumbo de norte 60º oeste y la otra tiene un rumbo de norte
35º este y un buzamiento de 80º al sureste, Estas representan fallas rellenas con
los mismos rumbos de dos sistemas importantes de diaclasas.

YACIMIENTOS

269

Al noroeste se halla el grupo principal que contiene cuprita y malaquita diseminada
en cuarcita, sin vetas importantes.

H.— BUENAVENTURA

A un kilómetro al suroeste de Atahualpa III, varios cateos y pozos que siguen
dos mantos de cuprita y malaquita con jaspe. Sólo el manto superior tiene ley.
El manto superior tiene una potencia de casi un metro con un rumbo de norte
30º este y un buzamiento de 36º al sureste. Los estratos de cuarcita tiene un
rumbo de norte 50º este y un buzamiento de 30º al sur-este; por eso, el manto los
intercepta. Toda la roca en los alrededores está alterada a una arcilla blanca. En la
cumbre hay dos pozos inclinados que siguen al manto.

I.— LA MARQUEZA (grupo)

Hay unos cateos y un socavón cerca a las coordenadas 13,00 norte y 9,000
este. Las minas se hallan estratigráficamente a pocos metros debajo de la lutita
negra de la formación Yura, y tienen junto a los mantos un poquito de calcita. La
cateos siguen mantos débiles, pero el socavón sigue una falla rellena con 10 a 15
centímetros de óxidos de cobre con yeso. La falla tiene un rumbo de norte 85 oeste
y un buzamiento de 80º al noreste y está explorada en 30 metros de longitud. Un
manto de medio metro de potencia con cuprita y malaquita de buena ley (9%) está
cortado por la falla. Todavía hay pocas reservas en este manto. Se ve un poco de
calcosina en la cancha.
Un kilómetro al noreste hay otro socavón que sigue una falla similar por 17
metros. La falla está rellenada por ocho centímetros de cuprita, pero el relleno
cambia a hematita al fondo del túnel. La misma falla sigue unos 200 metros al
sureste.

La mina Marqueza es propiedad del Sr. L. Chabaneix, así como la Atahualpa III

y la Buenaventura.

VIII.— GEOLOGIA HISTORICA

Los volcánicos Chocolate constituyen la formación más antigua del distrito. Según
Jenks (1948), los flujos fueron depositados en el Liásico Inferior.
La formación siguiente Yura representa arenas y lodos depositados en agua
marina de poca profundidad. Luego siguió una serie de lutitas negras formadas en
un medio ambiente de reducción, el que cambia al depositarse las arenas bien
uniformes de la cuarcita de Hualhuani. En la parte superior de la formación Yura hay
una serie de calizas con muchos fósiles de plantas e invertebrados que parece ser
un depósito litoral con una fauna de poca profundidad de agua. La edad de los
fósiles es Jurásica.

Al principio del Terciario se produjeron las intrusiones del pórfido cuarcífero en
Chapi; poco tiempo después, se formaron las estructuras, principales. No mucho
mas tarde de la formación de las estructuras soluciones epimesotermales subieron
por las fallas grandes rellenando zonas favorables en la cuarcita. Luego aguas
superficiales transforman la calcopirita-pirita cuprífera a calcosina en el proceso de
enriquecimiento secundario de mantos calcáreos y silíceos. Finalmente, la mesa
de agua descendió formando los mantos de óxidos y vetas de relleno en las fallas.

EL PERÚ MINERO

270

IX.—CONCLUSIONES

Las minas del distrito de Chapi están ubicadas en su mayor parte en la cuarcita
de Hualhuani y dentro de 1 ½ kilómetros de los contacto de los volcánicos Chocolate.
La mineralización sigue un rumbo de norte 55º —60º oeste por más de cinco
kilómetros. La cuarcita, siempre frágil, da lugar a un sistema de fracturas más
intensas que en las otras rocas. Los cuerpos de pórfido, no muy lejos de las fallas,
junto al yacimiento, pueden considerarse como el origen de las soluciones
hidrotermales. Las fallas grandes han sido las vías de alimentación de estas
soluciones.

Las soluciones hidrotermales han subido formando calcopirita y cuprita en zonas
irregulares de debilidad. Por lixiviación, los cuerpos fueron cambiados en una zona
de enriquecimiento a mantos de calcosina y calcopirita; luego el descenso de la
mesa de agua ha formado mantos y vetas de cuprita y malaquita. Durante ese
cambio de sulfuros a óxidos ha habido tanta erosión que a veces se encuentran
varios mantos que contienen sulfuros en sitios más latos que los mantos de óxidos.
La riqueza del yacimiento ha resultado del enriquecimiento secundario.
Probablemente ninguna diseminación de sulfuros hipógenos es económicamente
aprovechable. Las soluciones originales, que han contenido cobre, hierro, manganeso
y azufre han rellenado grietas y micro-cavidades en la cuarcita, sin mayor
reemplazamiento. Parece que el yacimiento hipógeno es epi-mesotermal.
Tectónicamente, la región muestra comprensión (Dr. Wilds Olive, comunicación
personal, 1959); como se ve en los pliegues con sus ejes inclinados al sur en el
lado este de la Quebrada de Chapi. Dentro del distrito los horsts y grabens son
indicios de tensión en las cumbres de anticlinales. También, el movimiento horizontal
de la falla de Chapi es una inclinación de comprensión.
No obstante la escasez de agua, el distrito tiene posibilidades. Todavía hay
unas 200,000 toneladas de 3% de cobre en las minas Cuprita, Atahualpa III,
Atahualpa I y América. El manto del Pique Atahualpa indica más de 2,000,000 de
toneladas de 3% de cobre.
La producción de óxidos de 1936 a la fecha se aproxima a 140,000 toneladas
con un valor de más de US.$ 5,000,000 (dólares U.S.).

YACIMIENTOS

271

Yacimientos Filonianos

HUARON
(Estudio: J. Nelson Rivera G.)

ABSTRACTO

El distrito mineral de Huarón, ubicado en los Andes Centrales del Perú, a 4,500
m.s.n.m. y a 40 Km. al SW de la ciudad de Cerro de Pasco, ha producido en forma
continua minerales de cobre y de plomo—zinc desde el año 1914 hasta la fecha.
Los depósitos minerales se han localizado dentro de un anticlinal asimétrico de
doble hundida que se orienta al N 250º W. El anticlinal está conformado por
sedimentos continentales del Terciario Antiguo de la Formación Pocobamba (capas
rojas de Casapalca); los cuales han sido plegados por fuerzas tectónicas cuya
resultante, orientada al N 65º E y hacia arriba, fue aplicada en la parte central del
distrito. El relajamiento de diques axiales, longitudinales y transversales de
composición monzonitica cuarcífera. Una reactivación tectonica postintrusos
intensifico los esfuerzos compresionados de acción dómica y originó el fracturamiento
pre-mineral transversal E—W y el longitudinal N—S y el movimiento hórstico de la
parte central del distrito.
En una extensión de 4.0 x 2.5 Km. y elongada en dirección N — S se ubican
más de 50 depósitos minerales; de éstos, 23 están activos y contienen mineralización
económica. Los depósitos minerales están constituidos por vetas bolsonadas y
vetas-mantos. El mayor volumen de mineral esta contenido en las vetas, mantos.
El mayor volumen de mineral esta contenido en las vetas las cuales se distribuyen
en 2 sistemas convergentes; uno en dirección E-W con buzamiento al norte y otro
en dirección E-W con buzamiento al sur. Las bolsonadas se ubican en la intersección
de las vetas con los horizontes de chertes y de conglomerados. Las vetas—mantos
son rellenos de fracturas concordante con la estratificación infrayacente.
La circulación de soluciones hidrotermales en 3 diferentes épocas y posteriores
a las respectivas reaperturas de cajas, formación de brechas y desarrollo de nuevas
fracturas ha originado 3 ciclos de precipitación mineral. La variación en las
asociaciones minerales de los diferentes ciclos se atribuyen esencialmente a la
disminucuón en el contenido energético del plutón infrayecente.
La precipitación de minerales en cada ciclo sigue el orden siguiente: en el primer
ciclo (minerales de alta temperatura) cuarzo lechoso, pirita, enargita, tetraedrita
(tenantita); en el segundo ciclo (minerales de temperatura intermedia) cuarzo lechoso,
esfalerita marrón y galena; y en el tercer ciclo (minerales de baja temperatura)
siderita, baritina, dolomita, esfalerita rubia, galena, tetraedrita, argentífera, polibasita,
calcopirita, rodocrosita, cuarzo hialino y calcita.
En forma generalizada. Los precipitados se distribuyen según el zoneamiento
siguiente: la zona del cobre, conformada por las asociaciones minerales de alta
temperatura que acompañan tanto a la enargita que se ubica en la parte central del

EL PERÚ MINERO

272

distrito como a la tetraedrita que se sitúa en la periferia; zona del zinc- plomo,
constituída por los minerales de temperatura intermedia que acompañan a la esfalerita
marrón y la galena y que se sitúan en el área periférica a la zona del cobre; y la
zona del zinc—plomo—plata constituida por los precipitados de baja temperatura
que contienen minerales de plomo—zinc con valores altos de plata y que se sitúan
en la periferia del distrito.

INTRODUCCION

Los yacimientos minerales explotados por la Compagnie Des Mines de Huarón
están en producción desde el año de 1914. Hasta fines de 1977 se habían extraído
de los diferentes yacimientos 8.126 millones de toneladas de mineral de plomo—
zinc y 3.160 millones de toneladas de mineral de cobre. La correspondiente
producción de metales ha sido de 404,922 TM de plomo, 600,622 TM de zinc,
95,637 TM de cobre y 2,299 TM de plata.
Actualmente la planta beneficia 440,000 TMS por año de las cuales el 96%
corresponde a minerales de plomo— zinc y el 4% a minerales de cobre. En 1977 la
fuerza laboral del complejo minero fue de 1,370 trabajadores.
La existencia de muy pocas publicaciones sobre estudios geológicos del distrito
es factor contribuyente al poco conocimiento que se tiene sobre la geología de los
depósitos minerales de Huarón.
El presente estudio se ha realizado en colaboración con le Departamento de
Geología de al Compagnie Des Mines de Huarón. El escritor agradece a al Compañía
por el apoyo y permiso brindado para la publicación de este trabajo; asimismo se
agradece en forma especial a los ingenieros Mark Gallet D., Manuel Torres L., y
Alfredo Miranda V., por la colaboración brindada en los 15 días de trabajos de
Campo.

UBICACIÓN

El distrito mineral de Huarón se ubica ene distrito de Huayllay de la provincia y
departamento de Pasco, a 4º Km. al S 30º W de la ciudad de Cerro de Pasco, en el
flanco este de la Cordillera Occidental de los Andes. Sus coordenadas geográficas
son:

Longitud

76º 25’ 21.8”

Latitud

11º 00’ 00.0”

Altitud

entre 4250 y 4800 m.s.n.m.

ACCESIBILIDAD

El distrito es accesible por la carretera Central Lima—Oroya—Cerro de Pasco y
por la carretera Lima—Canta—Cerro de Pasco. La mina se encuentra a 53 Km. por
carretera de la ciudad de Cerro de Pasco.

GEOLOGIA DEL DISTRITO

Las rocas sedimentarias pre—terciarias y terciarios de la localidad por acción
de fuerzas tectónicas han sido plegadas, intruidas por ígneos hipabisales, fracturadas
y posteriormente mineralizadas por acción de soluciones hidrotermales. Una
peneplanización y la depositación de piroclásticos del Terciario superior y una
posterior erosión glaciar han completado el marco geológico—geomorfológico de la
zona. Los eventos o sucesos geológicos que se han registrado en la zona y las
probables épocas de formación son como siguen:

YACIMIENTOS

273

Sedimentos.—

Los sedimentos de mayor distribución están constituidos por las capas rojas de
la Formación Pocobamba, las cuales reposan en discordancia sobre las calizas del
Cretácico Medio (Albianas), observables en Santo Domingo, el cual está localizado
en la parte sur del distrito.
Los sedimentos en general reflejan un período de emersión, una acción erosiva
y la depositación discordante sobre formaciones pre-terciarias. Las capas rojas en
la localidad presentan 2 ciclos de sedimentación: el ciclo más antiguo es el más
potente con 1400 —1500 metros de espesor y el ciclo más joven tiene potencias de
800—900 metros. Cada ciclo en su parte inferior se caracteriza por la abundancia
de conglomerados y areniscas y en su parte superior contienen horizontes de chertes,
yeso y piroclásticos.

La gradación de los clastos y su orientación indican que los materiales de relleno
ha venido del Este, probablemente de la zona actualmente ocupada por la cordillera
oriental de los Andes.
La columna estratigráfica de Area de Huarón es como sigue:

PERIODO

SUCESO GEOLOGICO

FORMACION DE...

Cuaternario
Reciente

Turbalas

PleistocenoErosión Glaciar

Morenas

Terciario

Plioceno

Plegamiento
(Quichuano) y
levantamiento

Elevación de los Andes

Volcanismo

Piroclásticos de Huayllay

Mioceno

Peneplanización

Superficie Puna

OligocenoMineralización y MetalizacióYacimientos Minerales
Intrusión

Fracturas pre-minerales

Plegamiento Incaico

Diques (axiales)
Anticlinal de Huarón

PaleocenoSedimentación
Eoceno

Cretácico Erosión

Calizas (Grupo Machay)

Sedimentación

Capas Rojas (Formación
Pocobamba)

Elevación de los andes a
4,000 metros.

EL PERÚ MINERO

274

Plegamientos.—

Por acción de la orogénesis Incaica, los sedimentos pre-terciarios y terciarios
han sido fuertemente plegados en estructuras que se orientara en forma regional al
N 25°W. La estructura principal de al zona es el anticlinal de Huarón, cuyas

TIEMPO

ESPESOR

CARACTERISTICAS

(en metros)

LITOLOGICAS

Cuaternaria

3 — 10Turbales y conos de escombros.
10 — 50Morrenas.

Erosión

Terciario

100 — 200

Tufos dacíticos del Bosque de
Rocas de Huayllay.

Erosión.

100— 200

Lutitas y areniscas marrón y verde
grisáceas con capitas de yeso.

100

Conglomerados y horizontales
delgados de chertes.

600

Conglomerados areniscas, lutitas
y limonitas calcáreas marrón.

20

Tufos piroclásticos con matriz
calcárea gris claro, subacuáticos, en
el flanco este del anticlinal de Huarón.

25

Cherte Córdoba gris claro y violáceo,
masivo, lacustrino, en el flanco este
del anticlinal de Huarón. En el flanco
oeste intercalación de chertes y
conglomerados de clastos medianos.

0 — 600

Areniscas y limonitas calcáreas
marrón rojizo.

40

Comglomerados Barnabé. Se
presenta en dos horizontes con
clastos redondeados de cuarcita
Goyllarisquizga y matriz arenácea.

800

Lutitas, areniscas y margas marrón
rojizas.
Erosión.

Cretácico

Grupo Machay
(?)

Calizas negras macizas

Formación Pocobamba
(Capas rojas de Casapalca)

YACIMIENTOS

275

características son las siguientes: a) es un pliegue asimétrico, con el flanco oriental
de mayor buzamiento (50 — 60º E.) que el occidental (35—42º W), b) el plano axial
se orienta al N 20—30º W y se inclina al oeste, c) el plano axial presenta en la parte
central del distrito una suave convexidad hacia el este, d) el eje del anticlinal presenta
doble hundimiento: la parte norte se hunde 15—20º al Norte y la parte sur 5—8º al
Sur, y e) las dimensiones de la estructura son de 20 Km. a lo largo de la zona axial
longitudinal y 6 Km. a lo largo de al zona axial transversal (se toma como horizonte
guía el techo del cherte (Córdoba). A 3.5 Km. al W del anticlinal de Huarón se ubica
el sinclinal de Quimacocha cuyo plano axial es paralelo al anticlinal de Huarón.
La geometría del anticlinal de doble hundida de Huarón implica que la estructura
ha sido originada por una deformación dómica en respuesta a fuerzas tectónicas
dirigidas hacia el Este y hacia arriba. Al resultante mayor, orientada a N 65º E fue
aplicada en la parte central del distrito y la resultante intermedia fue dirigida hacia
arriba.

La ausencia de fracturas pre-intrusivas tensionales y de cizallamiento indican
que la deformación del anticlinal se efectuó dentro de los límites elásticos específicos
que caracterizan a las unidades litológicas; por lo tanto, la acumulación de una
enorme energía, en estado latente, dentro de la estructura fue el efecto concomitante
a la acción de los esfuerzos de comprensión en épocas pre-intrusivas. Posterior a
la depositación de los piroclásticos de Huayllay y en épocas post-minerales se
registra un plegamiento adicional de poca intensidad, (plegamiento Quichuano) que
ha producido suaves ondulaciones en los mencionados piroclásticos.

Intrusión.—

El relajamiento de las fuerzas tectónicas compresionales pre-intrusivas y la acción
de rebote concentrado a lo largo de la zona axial longitudinal y de la zona axial
transversal (parte convexa del anticlinal flexionado) originaron zonas de tensión o
de debilidad a lo largo de las cuales se produjeron rupturas en el anticlinal. Estas
fracturas sirvieron posteriormente de canales de circulación y de precipitación de
los fluidos ígneos de composición monzonítica cuarcífera y se formaron los diques
axiales longitudinales y transversales. Los diques axiales longitudinales se presentan
como un enjambre de 6 diques dentro de un cuerpo lenticular, cuya parte más
ancha tiene 1.4 Km. y se orienta al N 25º W. Esta parte se adelgaza progresivamente
en su recorrido de 3 Km. al norte y de 5 Km. hacia el sur. Los diques axiales
longitudinales muestran una duplicación en los afloramientos debido a la acción de
fallas normales de edad post-intrusiva y pre- mineral, las cuales se originaron durante
el movimiento de ascención de la parte central del anticlinal de doble hundida.
La potencia de los diques longitudinales en superficie y en la parte central alcanzan
hasta 350 metros. En profundidad tienden a adelgazar y a buzar 85-88º al oeste.
Los diques axiales transversales intruyen la parte oriental del anticlinal. En esta
zona se observan 3 diques orientados en dirección E-W y N 85º W, distribuidos en
una zona de 300 metros de ancho. Hacia el este los diques se adelgazan y se
extienden por 350-400 metros de longitud.
En la zona central del anticlinal los diques axiales longitudinales y los diques
axiales transversales se unen, adquieren su mayor potencia y son más abundantes.
Los diques longitudinales y transversales han desplazado muy pocos metros a
los horizontes litológicos y no han producido metamorfismo de contacto en las

EL PERÚ MINERO

276

rocas encajonantes.

La acción de las soluciones hidrotermales post-intrusivas ha producido
sericitización, caolinización y fuerte piritización en los diques, por lo cual las texturas
y la composición modal de los intrusivos son difíciles de visualizar.

Fracturamiento.—

En épocas posteriores el emplazamiento de los diques axiales, el anticlinal de
Huarón fue nuevamente comprimido por fuerzas dómicas cuya principal resultante
fue orientada al S 80º E y hacia arriba. Estas fuerzas sobrepasaron el límite elástico
de las formaciones litológicas y dieron origen al fracturamiento transversal y
longitudinal del anticlinal y al desplazamiento ascencional de la parte central del
distrito.

El fracturamiento se realizó mediante dos conjuntos de fracturas pre-minerales:
el conjunto transversal orientado en dirección E-W; y el conjunto longitudinal, orientado
en la dirección N-S.

El primer conjunto se caracteriza por presentar 2 sistemas de fracturas que
tienden a converger en profundidad. Al primer sistema, que buza 70-80º N y se
localiza en las partes sur y media del distrito, pertenecen una gran cantidad de
fracturas, entre las que se encuentran las fracturas inversas mineralizadas de
Andalucía, Restauradora, Cometa, Elena, Yanamina, Travieso, Alianza y Yanacresón.
Al segundo sistema, que buza 80-90º S y se localiza en la parte norte del distrito,
pertenecen pocas fracturas entre las que encuentran las fracturas inversas
mineralizadas de Shiusha N, Mechita, Shiusha S – Pozo D y Patrick.
El conjunto de fracturas orientado en dirección N-S que buzan 40-55º al W y se
localizan en la parte W del distrito, se caracterizan por ser fracturas pre-minerales
concordantes con la estratificación. Entre éstas se tienen a las fracturas
mineralizadas de Fastidiosa, San Narciso y Constancia.
El bloque central del distrito, limitado por las fracturas extremas Pozo D —
Shiusha, Fastidiosa y Restaudarora, ha sido elevado por desplazamientos hórsticos
unos 600 — 700 metros con referencia a la parte estable de la zona Norte. Aunque
el desplazamiento total se distribuye en varias fracturas, el desplazamiento relativo
entre las paredes de cada fractura es de bastante magnitud; lo cual produce una
situación de favorabilidad para la extensión y persistencia, tanto lateral como en
profundidad, del fracturamiento pre-mineral el cual más tarde fue el receptor de
solutos de un sistema hidrotermal.
Los fracturamientos post-minerales han sido de mucho menor magnitud que los
pre-minerales y generalmente se han efectuado en forma concordante con los
fracturamientos pre-minerales,

Mineralización.—

Inmediatamente después de la formación de las primeras fracturas pre-minerales
las cuales se iniciaron en la parte central del distrito, las soluciones hidrotermales
primitivas las invadieron y circularon a lo largo de ellas a temperaturas relativamente
altas. Los compuestos llevados en solución fueron precipitados inicialmente en el
siguiente orden paragenético: cuarzo lechoso, pirita, enargita y tetraedrita la enargita
es abundante en las partes centrales del distrito y la tetraedrita (con poco contenido

YACIMIENTOS

277

de plata) lo es en las partes exteriores del área de enargita. A este primer ciclo de
precipitación mineral pertenecen las vetas Travieso, Alianza, Veta 4, Tapada, la
parte sur de la veta Fastidiosa, y la parte norte de la veta San Narciso. La precipitación
se realizó en un tiempo relativamente prolongado, lo que permitió la formación de
cristales de diámetros medianos.
El volúmen de esta mineralización representa aproximadamente un 25—30%
del volumen total de los precipitados minerales.
En respuesta a pulsaciones tectónicas adicionales que hicieron progresar el
movimiento hórstico y permitieron la reapertura y ampliación de las fracturas
existentes y la formación de nuevas fracturas adyacentes, se produjo una nueva
actividad magmática con la consecuente inyección de un segundo ciclo de
mineralización a mediana temperatura. El movimiento diferencial de las cajas permitió
que los precipitados de la primera inyección fueron brechados, intruidos y
cementados por los minerales de la segunda generación, cuyo orden paragenético
es el siguiente: cuarzo lechoso, pirita, esfalerita marrón y galena. El tiempo de
precipitación del segundo ciclo fue más prolongado que en el primer ciclo y el
enfriamiento fue más lento, por lo cual se tienen cristales de mayor diámetro. Al
segundo ciclo de mineralización pertenecen las vetas Santa Rita-Cometa,
Providencia, Elena, parte oeste de Tapada, extremo oeste de Alianza, veta 4,
Yanacrestón, Patrick-Veta 17, Shiushas, Veta Pozo D, y las bolsonadas de Barnabé
y Sevilla. Este tipo de mineralización ha contribuido con el 50-60% del volumen
total de los precipitados minerales.
La renovación de la actividad tectónica en una época posterior a la consolidación
de los precipitados del segundo ciclo permitió que la parte central se elevara aún
más, que las fracturas pre-existentes se alargaran y profundizaran en forma adicional
y que se formaran otras nuevas fracturas. El brechamiento y el consecuente aumento
en la permeabilidad de los minerales depositados facilitó la circulación de nuevas
soluciones hidrotermales depositados facilitó la circulación de nuevas soluciones
hidrotermales de baja temperatura. Los precipitados respectivos presentan texturas
colomorfas y botroidales y una cristalización fina; lo cual implica, una precipitación
rápida en un tiempo relativamente corto. Lo característico de este ciclo es la
precipitación abundante y continuada de carbonatos; las cuales se inician con la
siderita y evolución gradualmente a dolomita rodocrosita y calcita. Pertenecen a
este ciclo ademas de los carbonatos la baritina, esfalerita rubia clara, esfalerita
rubia rojiza, galena, tetraedrita argentífera, polibasita, y calcopirita. Contienen este
tipo de precipitados las bolsonadas Lourdes; la parte este de las vetas Elena.
Providencia y Cometa; las vetas Restauradora, Andalucía y Precaución; la parte
norte de la veta Fastidiosa; y la parte sur de la veta San Narciso.
Este tipo de mineralización contribuye con el 20-25% del volumen total de los

precipitados.

Posterior a la precipitación de la esfalerita y galena de la tercera fase de
mineralización se inició una débil lixiviación hipógena que produjo una disolución
parcial en los cristales y en las paredes de pequeñas fracturas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->