Historia del Teatro Dominicano En Santo Domingo el teatro aparece, en opinión del crítico y autor teatral Veloz Maggiolo

, como teatro dominicano. El sentido de esta interesante aseveración implica una profunda reserva respecto de la actividad teatral levada a cabo durante la época colonial o precolombina. El teatro propiamente dicho no se encuentra debidamente establecido en este país hasta el advenimiento de la República Dominicana en 1844. Durante el siglo XVI hubo representaciones teatrales que se llevaron a cabo en el atrio de los templos, de estas representaciones solamente se conserva un famoso ³Entremés´ de Cristóbal Llenera. Está obra fue incorporada al expediente de expatriación. Pedro Henríquez lo incluye íntegro en su obra ³La cultura y las letras coloniales en Santo Domingo´ (1936), inserta en su antología ³Obra critica´ En el siglo XVIII no nos llegó ninguna presencia teatral. La parte que había quedado española de la antigua colonia. El alborear del siglo XIX contempló una tentativa, más pintoresca que real, el llamado teatro de los náufragos franceses, que fue organizado e instalado en el antiguo Convento de Regina por los supervivientes de una batalla naval con los ingleses, durante el Gobierno de Ferrand. No vuelve a encontrarse actividad teatral hasta los ultimos años de dominación haitiana. El autor más ilustre de estas actividades fue el propio Padre de la Patria Juan Pablo Duarte, que encontró el escenario improvisado de la cárcel vieja una tribuna propicia para la agitación política y el despertar de la conciencia nacional. La Primera Época El primer nombre que registran los anales literarios en nuestro país es el de Félix Maria del Monte ( 1819 - 1899. Poeta y orador destacado es nuestro primer dramaturgo en orden cronológico. Con él aparecen el teatro dominicano. Entre sus obras representadas en el famoso teatro ³La Republica´, Nombre de una sociedad patriótica se destaca ³Antonio Duverge´ o ³Las Victimas del 11 de enero´. La obra esta destinada a condenar uno de los episodios más execrables de la tiranía santanista, la ejecución de Duverge, un héroe de la independencia y sus compañeros. Del Monte fue un autor de éxito y presento varias obras entre ellas ³ El mendigo de la catedral de León´, ³El Vals de Strauss´, ³ El premio de los Pichones´, y ³ El Ultimo Abencerraje´.

Deja de expresarse en forma de movimiento porque la sociedad. Entre los que forjan en este proceso figuran Arturo Rodríguez. . Movimiento teatrales formados por los Trinitarios La organización de los Trinitarios. las más notables fueron los movimientos teatrales. Esta sociedad cumplía con los mismos objetivos de independizar el país. A pesar de disuelta La Trinitaria muchos jóvenes dominicanos permanecieron con sus afanes para lograr la independencia nacional por lo que optaron por construir esta nueva junta patriótica en la que simularían una sociedad de tendencias creativas llamada ³La Filantropica. del uso que se hizo en España del teatro para levantar el sentimiento nacionalista del pueblo contra la dominación francesa. fue la primera de las fundaciones de Los Trinitarios. Frank Disla. En medio de este panorama. estaba inseguro de sí mismo y empezó a conspirar contra los trinitarios. en general a perdido la mística colectiva. los ciudadanos de la nación acuden a la reinauguración de una republica a la que Franklin Domínguez en ³Se Busca Un Hombre Honesto´ había denominado ³Sálvese Quien Pueda´. debido a que Felipe Alfáu. La Filantrópica surgió luego de disuelta la sociedad secreta ³La Trinitaria´ desintegración atribuida a la actitud de Felipe Alfau. con lo que se buscaba salvar sus vidas. La Filantrópica Esta sociedad teatral. En lo adelante el teatro fue el medio para mantener viva en el espíritu público la idea separatista. La Dramática y La Filantrópica. muchos dramaturgos dejan de escribir. pero a través de la escenificación de obras de teatrales de corte nacionalista. pero en cambio muchos de los integrantes de esta sociedad tenían todavía su sentir patriótico y empezaron a formar otras sociedades. otros desaparecen por muerte o exilio económico y los demás adaptan sus preocupaciones a la nueva situación. Manuel chapuseaux y Giovanny Cruz. Carlos Castro.Tendencias La nota predominante del teatro dominicano de los años 80 y principios de los 90 es la dispersión. Duarte conocía la eficacia de las representaciones dramáticas para difundir los ideales revolucionarios porque oyó hablar. Guiados por el pragmatismo. y ésta sociedad se tuvo que disolver. quienes posteriormente se ajuntaron y fundaron la La Filantrópica en la ciudad de Santo Domingo en 1840. Unión y Amistad. durante su estancia en Cataluña. El lema principal que utilizaron los integrantes de dicha sociedad fue: Paz. tuvo un tiempo crítico. uno de los primeros integrantes de esta.

Ángel Mejía. encuanto a arte se refiere. para que se siguieran dando estos tipos de actos teatrales. aseguró al gobierno haitiano. Actores y Dramaturgos mas destacados Marcio Veloz Maggiolo. En las generaciones más recientes destacan :HaffeSerulle. en cuartos. que se llamaría República Dominicana. Manuel Rueda.La Dramática La Sociedad Dramática o La Dramática. Cuando hicieron el Juramento Trinitario. Arturo Rodríguez Fernández y Giovanny Cruz. Félix María del Monte. El representante haitiano en la parte Este de la isla. y que si bien. encarnados y azules. que los jóvenes haitianos deberían imitar a los dominicanos. Este ultimo estrenó con éxito su obra ³Amanda´ en 1995. atravesados con una cruz blanca que simboliza la pureza. La Dramática. el cual tendría su pabellón tricolor. acordó su permiso. . que esta sociedad era solo una cosa de muchachos. HaffeSerrulle y Manuel Chapuseaux. Franklin Domínguez. Reynaldo Disla. quedó claro que ellos formarían un nuevo Estado. Ulises Heureaux hijo. fue uno de los pretexto de los trinitarios para declarar su oposición al gobierno haitiano y de que soñaban con un país libre. Iván García. nace después del éxito rotundo de La Filantrópica. Reynaldo Disla . El Gobierno Haitiano. no viendo en aquella asociación más que una especie de actos culturales teatrales. Juan pablo Duarte. Pedro Henríquez Ureña.