P. 1
Ciudad-Educadora-Eje-de-Taller-Integrador-Interdisciplinario

Ciudad-Educadora-Eje-de-Taller-Integrador-Interdisciplinario

4.0

|Views: 6.883|Likes:
Publicado porreymane
Documento Práctica
Documento Práctica

More info:

Published by: reymane on Aug 21, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/11/2015

pdf

text

original

Taller Integrador Interdisciplinario Eje: Ciudad Educadora

Como ustedes saben, uno de los componentes que incorpora el nuevo Diseño Curricular de Formación Docente de la Provincia de Buenos Aires en el Campo de la Práctica es el Taller Integrador Interdisciplinario, cuyo eje, en el primer año de la formación de Nivel Inicial y Primaria, es Ciudad Educadora. Es por este motivo que compartimos con ustedes este documento que tiene como principal objetivo acercarles información sobre el eje del taller y poner a rodar experiencias e ideas que permitan reconocer el potencial educativo de toda ciudad.

Acerca de “la ciudad”
El término “ciudad” pretende aquí dar cuenta de la complejidad del “campo educativo”. Cuando hablamos de “ciudad” no nos referimos al espacio geográfico o físico urbano solamente, sino que nos referimos, además, al concepto de “ciudadanía” y en este sentido a reconocer que la totalidad de los espacios sociales poseen un potencial educativo y son constructores y fortalecedores de ciudadanía.
“En general ignoramos la ciudad, reducimos nuestro observar y no la percibimos, y algunas veces hasta la escondemos, damos la espalda para no ver ciertas cosas que suceden en ella. No queremos mirar ciertas cosas de la ciudad para no comprometernos, pues el mirar nos compromete. Miremos nuestro comportamiento en los semáforos cuando somos abordados por los niños y niñas de la calle. Nuestra defensa es no mirar a los ojos de ellos y ellas. En la ciudad buscamos volver invisibles a muchos seres pasamos por ellos como si fueran seres transparentes. Requerimos de una pedagogía de la ciudad para que nos enseñe a mirar, a descubrir la ciudad, para poder aprender con ella, de ella, aprender a convivir con ella. La ciudad es el espacio de las diferencias. La diferencia no es una deficiencia. Es una riqueza. Existe una práctica del ocultamiento de las diferencias, procedente del miedo de ser tocado por ellas, ya sean diferencias sexuales, diferencias culturales, etc. Una pedagogía de la ciudad sirve también para que la escuela construya el proyecto político-pedagógico de una educación en la ciudad”.1 Moacir Gadotti

El desafío es poder comprender la densidad y la complejidad del campo educativo en nuestras ciudades y recuperar la relación de la educación con la vida, con las culturas actuales, con las condiciones concretas del mundo en que vivimos. Freire plantea que la escuela debe formar para la vida y ello implica formar para el desarrollo afectivo, cognitivo, biológico, creativo y estético de cada persona, para que la vida sea reconocida como valor supremo. También implica formar para el desarrollo y la consolidación de proyectos sociales, culturales y políticos porque en ellos hay también una manera de expresar la vida, ya que son los sueños y las metas colectivos de comunidades concretas.
1

Gadotti, Moacir. Escuela ciudadana, ciudad educadora. Proyectos y prácticas en proceso. Presentado en la “Primera Conferencia Internacional de educación” Riberao Preto San Pablo, Brasil. (Julio 2002)

Leer el mundo implica, entre otras cosas, comprender que los espacios y los tiempos de los aprendizajes son múltiples y variados y que además de las escuelas, existen otros espacios donde también se enseña y se aprende. Son otros, son diferentes, pero no dejan de ser educativos. Las escuelas conviven en la ciudad con otras instituciones y espacios públicos que resultan fuertemente interpeladores: el club, la vereda, el mercado, el municipio, la organización comunitaria, la cumbia, las iglesias, los medios de comunicación, el cine, la plaza, la biblioteca, la estación, el ciber, la esquina, la murga, etc. La ciudad incide fuertemente en los aprendizajes de las personas y de las instituciones, quienes aprenden cotidianamente y contradictoriamente de la ciudad y en la ciudad. Hay nuevos escenarios, nuevos tiempos, esto exige educar la mirada y permitirse habilitar nuevas interpretaciones para comprender una ciudad con nuevos códigos y nuevas formas de organización.

Ciudades Educadoras: antecedentes y contexto
La idea de Ciudad Educadora surge acompañada de las concepciones político-educativas que comenzaron a ampliar el horizonte de lo educativo más allá de la escuela y de las políticas ligadas a la educación permanente. Durante la década del 70 varios programas municipales en diferentes países del mundo comenzaron a denominarse explícitamente ciudad educadora. El uso y la expresión del término hay que buscarlos en el libro dirigido por Edgar Faure "Apprendre à Etre" (Aprender a Ser) - UNESCO, 1972 que se refiere a la "ciudad educativa" de la siguiente forma: "...los términos de la relación entre sociedad y educación cambian de naturaleza: hay un proceso de compenetración íntima de la educación y el tejido social, político y económico, en las células familiares, en la vida cívica". A partir de que en el mundo empiezan a desarrollarse variadas experiencias de ciudad educadora, surge la inquietud desde un grupo de ciudades representadas por sus gobiernos locales de comenzar a trabajar conjuntamente en proyectos y actividades para mejorar la calidad de vida de los habitantes, a partir de su implicación activa en la apropiación de la ciudad. Así surge el Primer Congreso Mundial de Ciudades Educadoras que se realizó en Barcelona en el año 1990 y donde se redacta la Carta de las Ciudades Educadoras, un documento que contiene una serie de principios rectores sobre la finalidad y el espíritu de las iniciativas.

Participaron en el Congreso de Barcelona 70 ciudades de 21 países, este congreso representó el inicio de un amplio movimiento internacional de ciudades con encuentros bienales:
 1990, Barcelona: La ciudad educadora para los niños y jóvenes.  1992, Goteborg : La educación permanente.  1994, Bolonia: Re-conocerse: por una nueva geografía de las identidades.  1996, Chicago: Las artes y las humanidades como agentes de cambio social.  1999, Jerusalem: Llevar el legado y la historia al futuro  2000, Lisboa: La ciudad, espacio educativo en el nuevo milenio  2002, Tampere: El futuro de la educación. El papel de la ciudad en un mundo globalizado  2004, Génova: Otra ciudad es posible. El futuro de la ciudad como proyecto colectivo  2006, Lyon: El lugar de las personas en la ciudad  2008, Sao Paulo: Construcción de Ciudadanía en Ciudades Multiculturales  2010, Guadalajara: "Deporte, políticas públicas y ciudadanía. Retos de una Ciudad Educadora".

En 1994 este movimiento se formaliza como Asociación Internacional de Ciudades Educadoras – AICE - en el III Congreso celebrado en Bolonia2. Los intercambios y experiencias de las distintas ciudades se registran en el Banco Internacional de Experiencias de Ciudades Educadoras (BIECE). Es importante destacar que la ciudad de Rosario en Argentina es la sede de la oficina regional de Ciudades Educadoras para América Latina3. En Argentina existen 11 ciudades educadoras que responden a los principios de la Carta de Barcelona y son parte de la AICE, como consecuencia de las gestiones municipales de sus respectivos gobiernos. Estas ciudades son: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, San Patricio del Chañar (Pcia de Neuquén), Villa Constitución, Cañada de Gómez, Rosario (Pcia de Santa Fe), Gral. Alvear, Malargüe, Mendoza, (Pcia de Mendoza) Mar del Plata, Pilar y Vicente López. (Pcia de Buenos Aires) En la carta de principios se afirma que la ciudad, grande o pequeña, dispone de incontables posibilidades educadoras. Contiene en sí misma elementos importantes para la formación integral de las personas. La ciudad educadora es una ciudad con personalidad propia, integrada al país al cual pertenece, su identidad, por lo tanto,
2

Sitio Web de Asociación Internacional Ciudades Educadoras www.edcities.bcn.es Oficina Regional para América Latina ce_americalat@rosario.gov.ar – mail de contacto

3

es interdependiente con la del territorio del que forma parte. Es, también, una ciudad no cerrada en sí misma, una ciudad que se relaciona con sus entornos: otros núcleos urbanos y con otras ciudades del resto del mundo, que trabajan desde esta perspectiva, con el objetivo de aprender, intercambiar y, por lo tanto, enriquecer la vida de las ciudades para mejorar las condiciones de vida de todos sus habitantes. La ciudad contiene un amplio abanico de iniciativas educadoras de origen, intencionalidad y responsabilidad diversas. Engloba instituciones formales, instituciones no formales con objetivos pedagógicos preestablecidos, así como espacios públicos, fiestas culturales, sistemas de normas, formas de comunicación, ritos, costumbres que, aunque sin intencionalidad pedagógica, interpelan fuertemente a las personas que habitan la ciudad y educan. Cabe destacar que existen otras experiencias de ciudades educativas y proyectos socioeducativos que trabajan desde la perspectiva del desarrollo local para la construcción de comunidades de aprendizaje4, que pese a tener un origen, una construcción y una perspectiva diferente, comparten este universo que tiene en común la concepción de lo educativo en un sentido más amplio y a la educación como herramienta para la transformación. La primer ciudad educativa de la provincia de Buenos Aires, declarada en el año 2006, con participación activa de maestros, chicos, jóvenes, escuelas, organizaciones sociales, autoridades educativas locales, provinciales y nacionales es Del Viso Ciudad Educativa. 5

Algunas premisas para pensar las relaciones entre educación y ciudad
- La ciudad es el espacio de concreción para infinidad de experiencias educativas aunque no tengan la intencionalidad explícita de educar. - La educación no es propiedad del sistema escolar: educación y escolarización, en este sentido, son complementarios. Lo educativo necesita reconocerse en múltiples espacios que no nieguen la significatividad histórica de la institución escolar, sino por el contrario, que la enriquezcan. - El aprendizaje no tiene edad, se aprende durante toda la vida. En este sentido es fundamental reconocer el sentido permanente de la educación.

4

Cita comunidades de aprendizaje (fronesis) Sitio Web www.fundaciondelviso.org.ar www.delvisociudadeducativa.org.ar (en construcción)

5

- Hay que reconocer, valorar y potenciar, y por que no, recuperar a partir de las propias biografías, la importancia de los aprendizajes intergeneracionales y de los aprendizajes entre pares. - La participación y la apropiación real de los sujetos y de las instituciones en las decisiones y proyectos de la ciudad es condición para la construcción de una ciudadanía activa. - La voz y la participación organizada de jóvenes y de chicos es fundamental para el desarrollo de una ciudad. Francesco Tonucci, pedagogo italiano, en su libro La ciudad de los niños plantea con fuerza esta perspectiva y dice: “La primer y más importante decisión a
tomar es la de dar a los niños un papel de protagonistas, concederles la palabra, permitirle que expresen sus opiniones y colocarrnos, nosotros los adultos, en la actitud de escuchar, de deseo de comprender y de voluntad de tener en cuenta lo que los niños dicen. Nadie puede representar a los niños sin preocuparse por consultarlos, por implicarlos, por escucharlos. Hacer hablar a los niños no significa pedirles que resuelvan los problemas de la ciudad. Significa, en cambio, aprender a tener en cuenta sus ideas y sus propuestas. No es fácil dar la `palabra a los niños, ni comprender ,lo que dicen. Gianni Rodari hablaba de un oído verde que los adultos deberían tener para escuchar a los niños. Hace falta mucha curiosidad, atención, sensibilidad, sencillez. Hace falta creer que los niños tienen algo que decirnos y que darnos, y que este algo es distinto de lo que sabemos los adultos”6

- Hay que hacer de la educación en el escenario de la ciudad una necesidad y una tarea de todos - El gran desafío es integrar, desde una visión amplia de lo educativo, la educación escolar, extraescolar, formal, no formal e informal. Estas clasificaciones han generado fragmentación y han instalado un discurso que obstruye los procesos hacia una compresión compleja de lo que implica lo educativo en sentido amplio. - Una ciudad comprometida con la educación debiera indignarse y generar alternativas ante situaciones de analfabetismo, fracaso escolar, injusticia, discriminación. Como bien plantea Ramón Moncada Cardona: “una ciudad educadora no puede reducirse a un eslogan o a
algunas acciones especificas, sino que implica una intencionalidad social y política, que tiene relación con la construcción de ciudadanía, la consolidación de la democracia y la búsqueda de justicia social. No es educadora una ciudad que es excluyente, o que la menos no es conciente de las exclusiones que genera o puede generar”7

Tonucci, Francesco. La ciudad de los niños. Un modo nuevo de pensar la ciudad. Editorial Losada, Buenos Aires, Argentina, 2003.Pag 60 7 Moncada Cardona Ramón. Ciudad, educación y Escuela. Relaciones y acciones en la Ciudad Educadora. Seminario Escuela ciudadana y Ciudad educadora Universidad de San Martín, Buenos Aires, 2006. Pag 11
6

En síntesis, toda ciudad posee infinidad de recursos, agentes, instituciones y redes de aprendizaje. En la medida que entre ellas se reconozcan, se valoren e intercambien experiencias y saberes, podrán generar un proyecto educativo y cultural común, que desde el reconocimiento de las potencialidades que poseen, pueda dar respuesta a las necesidades reales y concretas que se expresan en la ciudad.

El lugar de los Institutos de Formación Docente
Dos hipótesis y un desafío Dos hipótesis: • • las ciudades, grandes o pequeñas, poseen un gran potencial educativo los institutos de formación docente son instituciones capaces de movilizar procesos de incidencia política local hacia la construcción de ciudades educadoras

Un desafío: Creemos que cada Instituto de Formación Docente, en un proceso de acá al año 2012, puede liderar, acompañar, fortalecer procesos de construcción hacia una ciudad educadora. Para ello tiene que ir trazando un camino posible estableciendo metas anuales, que sean viables de alcanzar y posibles de medir. Por dónde empezar? • Armando un plan hacia la ciudad educadora 2008 – 2012. Es importante hacerlo a la medida de las posibilidades reales, o sea, que las acciones y los objetivos propuestos sean posibles de alcanzar. Articulando el plan de trabajo del Campo de la Práctica Docente con el Taller Integrador Interdisciplinario estableciendo objetivos anuales. Realizando un mapeo local de espacios y organizaciones comunitarias, que tenga continuidad año a año para ir profundizando el conocimiento sobre la ciudad. La idea es que sea un recurso fundamental para el proceso y no un trabajo más para aprobar una materia. Realizando las Prácticas en Terreno con una perspectiva a mediano plazo, donde el trabajo de los cursos y talleres del

2008, por ejemplo, sean antecedente para la continuidad del trabajo de los cursos del año siguiente. • Trabajando, de a poco, en el Taller Integrador Interdisciplinario para que el Instituto se comprometa con la idea y comience a participar de manera lo más integrada posible. Registrando por escrito y en imágenes el proceso de construcción. El cuaderno de bitácora es un recurso clave y la posibilidad de ir digitalizando los registros de las experiencias y de los sujetos también. Habilitando instancias de diálogo con el municipio para empezar a dialogar sobre el plan hacia la ciudad educadora. Identificando las fortalezas con que la ciudad cuenta para avanzar hacia la meta propuesta Diagnosticar las necesidades prioritarias de la ciudad, considerando para este fin la participación de todos, incluyendo a los niños y a los jóvenes.

• • •

Es importante saber que nunca se parte de cero!. Hagan el ejercicio de reconocer y de escribir todo el camino hacia una ciudad educadora que tiene recorrido el instituto hasta el momento y seguramente se van a sorprender. Van a descubrir que ya hay algunos pasos dados en este sentido, porque lo que busca esta propuesta en definitiva, es un cambio de perspectiva, es un cambio en la mirada para comprender el campo educativo en el marco de una ciudad. Algunas recomendaciones No existe una receta que garantice el acceso a metas preestablecidas. Es importante reconocer y confiar en lo propio, estas experiencias sólo cobran sentido cuando no se copian formulas ajenas, sino que se respeta la identidad cultural de la ciudad. No hay un lugar donde llegar que esté configurado de antemano. Cada ciudad educadora será diferente de la otra si verdaderamente logra construir un proyecto educativo integral que pueda dar respuesta a las necesidades educativas locales. No hay una única manera de transitar este camino, Simplemente porque cada ciudad es única y por lo tanto sus necesidades y los recursos con los que cuenta son diferentes.

-

-

-

Es importante, en la medida de lo posible, compartir e intercambiar experiencias con otras instituciones comprometidas en procesos similares. Hay mucho que aprender de los recorridos de otras experiencias. Registrar y sistematizar el camino que se va recorriendo. Quizás en un futuro se puede escribir y publicar la experiencia con el objetivo de aportar a la construcción de conocimiento desde la práctica. Tener en cuenta todos los proyectos, actividades, fiestas, salidas, encuentros, etc. que el Instituto ya viene realizando. Desde esta perspectiva, muchas de las acciones que se vienen desarrollando, antes posiblemente de manera aislada, van a sumarse a un engranaje mayor que potenciará la concreción de los sueños que cada institución se haya propuesto. Con los referentes de los espacios e instituciones sociales y comunitarios con los cuales vayan desarrollando las prácticas en terreno, compartan el proyecto que desde el Instituto están movilizando. Invítenlos a sumarse, desde alguna acción puntual, chiquita, posible. El vinculo con otros espacios e instituciones se construye a partir del trabajo conjunto, compartiendo decisiones en la realización de acciones concretas. Durante la organización de esas pequeñas acciones es donde sucede la experiencia y se van construyendo lazos y confianzas. Los institutos dinamizarán proyectos y acciones con otros espacios e instituciones de la ciudad. Pero es tan importante esto, como también saber reconocer y sumarse a proyectos impulsados por otros. Seria deseable que los institutos, de a poco, vayan conociendo y participando en las definiciones de la agenda pública de la ciudad. Es importante comunicar lo que se busca y lo que se está haciendo en la ciudad. Compartir las ideas y las acciones previstas en radios locales, revistas o diarios zonales, afiches, campañas, presentaciones, congresos, talleres, Internet, etc.

-

-

-

-

-

-

Estas experiencias fortalecen a las instituciones, básicamente porque el hacer educativo adquiere sentido social, porque logran mayor legitimidad y suelen habilitarse nuevos reconocimientos como respuesta a su compromiso comunitario. Se producen nuevas pertenencias y nuevas apropiaciones entre los profesores, los estudiantes, los compañeros, los vecinos, los referentes comunitarios, los artistas, etc. Y por sobre todo son experiencias fuertemente educativas.

Bibliografía

Cullen Carlos. Críticas de las razones de educar. Paidos, Buenos Aires, 1997 Cullen Carlos. Perfiles ético-políticos de la educación. Paidos, Buenos Aires, 2004 “Del Viso Ciudad Educativa”. Documento Base. Fundación Del Viso, Buenos Aires, 2006. Freire, Paulo (1994) “Educación y participación comunitaria”. En AA.VV: Nueva perspectivas criticas en educación, Barcelona, Paidòs Gadotti, Moacir. Escuela ciudadana, ciudad educadora. Proyectos y prácticas en proceso. Presentado en la “Primera Conferencia Internacional de educación” Riberao Preto San Pablo, Brasil. (Julio 2002) Galeano Eduardo (1997) “Ventana sobre la memoria”, en Las palabras andantes, Montevideo, Del Chanchito. Moncada Ramón. La relación escuela entorno como entrada a la ciudad educadora. En: Revista Alegría de enseñar Nº 44, Ministerio de Educación Nacional y Fundación FES. Bogotá. Marzo 2001. Tonucci Francesco. La ciudad de los niños. Un modo nuevo de pensar la ciudad. Editorial Losada, Buenos Aires, Argentina, 2003. Torres Rosa Maria. Itinerarios por la educación latinoamericana. Cuadernos de viaje. Paidos, Buenos Aires, 2000 Colocar el modulo de noviembre? El Diseño Curricular?? Falta completar bibliografía

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->