Está en la página 1de 5

GENESIS

El nombre «Génesis» es una transliteración de la palabra griega que significa «fuente», «origen», el título
dado al libro en la LXX. El nombre hebreo es beré «en el principio», la primera palabra del libro. Ambos
nombres son adecuados, pues Génesis relata el principio de todo aquello que se vincula con la fe bíblica. En
cuanto a contenido, el libro se divide claramente en dos secciones: los capítulos 1-11, la historia primitiva, y
los capítulos 12-50, la historia patriarcal. (Estrictamente las dos secciones comprenden 1.1-11.26 y 11.27-
50.26.) Génesis 1-11 constituye una introducción a la historia de la salvación, pues presenta el origen del
mundo, la humanidad y el pecado; Génesis 12-50 presenta el origen de la historia de la redención, en la
elección por parte de Dios de los patriarcas y en la promesa pactada de darles tierra y posteridad. En tal
sentido, Génesis es un libro completo en sí mismo. Estos dos prólogos son una introducción al relato del
pueblo escogido, formado por la liberación graciosa de Dios en el Mar Rojo y por el otorgamiento del pacto
mosaico en el Sinaí. Según la estructura literaria, el libro se divide en diez secciones. La clave de esta forma
externa es la «fórmula de toledot»: «Estos son [esta es] los descendientes [la historia] (heb. tofdof) de...», El
contenido de las subdivisiones pueden diagramarse como en el cuadro anexo.

CONTENIDO DEL GENESIS


CLAVE …………………..ESTOS SON LOS DESCENDIENTE DE……………..

HISTORIA DE LOS INICIOS HISTORIA PATRIARCAL


LOS LOS
EL DILUVIO
PATRIARCA PATRIARCA ABRAHAM JACOB Y JOSE Y SUS
CREACIO EL EDEN Y Y SUS
S ANTES S DESPUES Y SU SUS HERMANO
N LA CAIDA CONSECUE
DEL DEL FAMILIA HIJOS S
N-CIAS
DILUVIO DILUVIO

11:27- 25:19-
PASAJE 1:1-2:4 5:1-32 6:1-11:19 11:20-26 37:2-50:26
25:18 37:1

ADAN Y ISMAEL Y
SEM Y SU ESAU Y SU
GENEALOG SUS LOS HIJOS SUS
DESCENDE DESCENDE
IA DESCENDI DE NOE DESCENDI
N-CIA N-CIA
ENTES EN-TES

ISAAC Y
LOS TARE Y SU
SU
NARRACIO CIELOS Y EL EDEN Y NOE Y EL FAMILIA
FAMILIA
N LA LA CAIDA DILUVIO (ABRAHAM
(JACOB Y
TIERRA )
ESAU)
EXODO

El término «éxodo» de nuestras Biblia proviene del griego éxodos, «salida» (Ex. 19.1), el nombre dado al
libro en la Septuaginta. Aunque no describe el contenido total del libro, es un título excelente, pues una de
las secciones más importantes es el relato de la «salida de Egipto» (1.1-15.21). En la Biblia hebrea, el libro
lleva como título sus dos primeras palabras, we'elleh semo, «estos son los nombres" (con frecuencia sólo
semo, «Nombres»), según la forma en que se acostumbraba a titular los textos en la antigüedad.
El libro está centrado en dos acontecimientos de fundamental importancia: la liberación de la esclavitud en
Egipto, por medio de la poderosa acción salvadora de Dios en el Mar de Juncos (1.1-18.26) y el
establecimiento de su señorío por medio del pacto en el Monte Sinaí (19.1-40.38). El término «éxodo» se
emplea a menudo en sentido amplio con referencia a todo el conjunto de acontecimientos desde la liberación
hasta la entrada en la tierra prometida (d. 3.7-10). En tal sentido, es el ápice de la historia de redención del
Antiguo Testamento, el medio por el cual Dios constituyó a Israel en instrumento de su redención de toda la
humanidad.

El contenido del libro puede bosquejarse de la siguiente manera:


Liberación de Egipto y viaje al monte Sinaí (1.1-18.27)
Opresión de los hebreos en Egipto (1.1-22)
Nacimiento y primeros años de Moisés: su llamado y su misión ante
el faraón (2.1-6.27)
Las plagas y la Pascua (6.28-13.16)
El éxodo de Egipto y liberación en el Mar de Juncos (13.17-15.21)
El viaje al Sinaí (15.22-18.27)
El pacto en Sinaí (19.1-24.18)
La teofanía en el Sinaí (19.1-25)
El otorgamiento del pacto (20.1-21)
El Libro del Pacto (20.22-23.33)
La confirmación del pacto (24.1-18)
Las instrucciones para el tabernáculo y el culto (25.1-31.18)
El tabernáculo y el mobiliario (25.1-27.21; 29.36-30.38)
Los sacerdotes y la consagración (28.1-29.35)
Los artesanos del tabernáculo (31.1-11)
La observancia del sábado (31.12-18)
La ruptura y la renovación del pacto (32:1-34:35)
El becerro de oro (32:1-35)
La presencia de Dios con Moisés y su pueblo (33.1-23)
La renovación del pacto (34.1-35)
La construcción del tabernáculo (35.1-40.38)
La ofrenda voluntaria (35.1-29)
La designación de los artesanos (35.30-36.1)
La construcción del tabernáculo y del mobiliario (36.2-39.43)
La culminación del tabernáculo y su dedicación (40.1-38)

LEVITICO
Contenido. A veces se dice que Levítico es una exposición de la ley, en el sentido de las leyes
rituales de Israel. Dicha afirmación suele ir acompañada de un estudio del contenido como si se tratara
simplemente de una colección de leyes, sin que se realice el menor intento de comprender el significado
básico del término hebreo tora (adaptado como «Torá»), Según el uso hebreo, tora significa «instrucción»,
«disciplina » (con el sentido de discipulado además de castigo). Así el término se aplica a la Instrucción
impartida por un padre o una madre (Pr. 1.8; 3.1). Los principios que se inducen a partir de la observación
científica se denominan «leyes». En un sentido similar, «ley» puede designar los principios que gobiernan la
vida del pueblo del pacto de Jehová. En el Antiguo Testamento, el término «ley» encierra el significado de
«estatutos», «juicios», «mandamientos» y «preceptos»," De modo que no es desacertada la traducción de
tora como «ley». No obstante, resulta mucho más útil considerar que Levítico es un libro de instrucciones
para la nación sacerdote y levitas esta porción de la palabra se refiere al ritual y al culto de Adoración, actos
y actitudes que el pueblo debe de guardar para mantenerse en Santidad.
La santidad es el tema central de Levítico, este libro enseña la manera de perdonar los pecados de modo
figurado El único que perdona pecados es nuestro Señor Jesucristo y también el como mantenerse sin pecado
por medio de estos rituales.
NUMEROS

Los israelitas habían abandonado Egipto el décimo quinto día del primer mes (Nm. 33.3; cf. Ex. 12.2, 5) Yhabían llegado al
desierto de Sinaí el primer día (luna nueva) del tercer mes (Ex. 19.1). El tercer día, Dios se reveló en el monte (v, 16). El
tabernáculo se erigió el primer día del primer mes del segundo año (40.17). El libro de Números comienza con un
mandamiento de JEHOVA a Moisés en el primer día del segundo mes del segundo año. El vigésimo día del mismo mes «la
nube se alzó del tabernáculo del testimonio. Y partieron los hijos de Israel del desierto de Sinaí» (Nm. 1O.11s.).Deuteronomio
comienza con una referencia al primer día del undécimo mes del cuadragésimo año, o sea, alrededor de treinta y ocho años,
ocho meses y diez días después de la partida de Sinaí. En otras palabras, Números abarca un período de treinta y ocho años y
nueve meses, llamado el período del peregrinaje por el desierto. Una razón obvia para la inclusión del libro es abarcar el
período desde el Éxodo y la revelación de Sinaí hasta los preparativos en Moab para ingresar en la tierra prometida. Sin
embargo, si se observa con más detenimiento hay otras razones que la justifican. El viaje de Sinaí a Cades-barnea vía el Golfo
de Acaba sólo duraba once días (Dt. 1.2), como 10 demostró Y. Aharoni.2 La ruta directa llevaría tan sólo unos días menos y
por Edom y Moab apenas algo más de dos semanas? En Números se señala claramente que el período de treinta y ocho años
era un castigo por la falta de fe, por 10 cual ninguno de la generación de incrédulos entraría en la tierra (cf. Dt. 1.35s.).
Números, pues, no es una sección más de historia, sino otro relato de los actos de JEHOVA. Es una historia compleja de
infidelidad, rebelión, apostasía y frustración, en contraste con la constante fidelidad y paciencia de Dios.
Título. «Números» es un título extraño para un libro de esta naturaleza," El título en la Biblia hebrea, tomado de las palabras
del primer versículo, es «En el desierto de [Sinaí]», Este título resulta muy adecuado. Los traductores de la Septuaginta le
dieron el nombre de «Números» por las listas de números que constan en el libro.

Resumen. El libro puede dividirse en tres secciones principales, separadas por los relatos de los viajes de los israelitas. Al
final aparece una sección de material diverso sin una estricta cohesión.

En Sinaí: Preparativos para la partida (1.1-10.10)


Primer censo (1.1-54)
Campamentos y jefes de las tribus (2.1-34)
Número de levitas y sus deberes (3.1-4.49)
Leyes diversas (5.1-31)
El voto nazareo (6.1-27)
Ofrenda de la dedicación (7.1-8.26)
Pascua suplementaria (9.1-14)
La nube de guía para el pueblo (9.15-10.10)

Viaje de Sinaí a Cades (10.11-12.16)


Partida de Sinaí (10.11-36)
Incidentes en el camino (11.1-12.16)

En Cades, en el desierto de Parán (13.1-20.13)


Misión e informe de los espías (13.1-33)
La decisión del pueblo y el juicio de Dios (14.1-45)
Leyes diversas (15.1-41)
La rebelión de Coré (16.1-50)
Historia de la vara de Aarón (17.1-13)
Porciones de los sacerdotes (18.1-32)
Purificación de los inmundos (19.1-22)
Ultimos acontecimientos en Cades (20.1-13)

Viaje desde Cades hasta los llanos de Moab (20.14-22.1)


Oposición de Edom (20.14-21)
Muerte de Aarón; victoria sobre los adversarios (20.22-22.1)

En los llanos de Moab (22.2-32.42)


Balaam y Balac (22.2-24.25)
Apostasía en Peor y la plaga (25.1-18)
Segundo censo (26.1-65)
Las hijas de Zelofehad, los derechos de la mujer (27.1-11)
Designación de Josué como sucesor de Moisés (27.12-23)
Ofrendas en las fiestas (28.1-30.16)
Venganza contra Madián (31.1-54)
Reparto de tierras a las tribus de Transjordania (32.1-42)

Asuntos diversos (33.1-36.13)


Reseña del viaje desde Egipto (33.1-56)
Límites de Israel en la tierra (34.1-29)
Ciudades de los levitas (35.1-34)
Las hijas de Zelofehad y la herencia de las mujeres (36.1-13)

DEUTERONOMIO
Durante treinta y ocho años después de haberse negado a entrar en Canaán, los israelitas permanecieron en el desierto
de Parán y en Cades-barnea,' hasta que desapareció la antigua generación y reanudaron el viaje con un largo desvío
rodeando Edom. Acamparon en Moab, esperando las instrucciones finales para cruzar y poseer la tierra que Dios había
prometido a sus padres. Fue un momento majestuoso. Según el libro de Deuteronomio, Moisés aprovechó esta ocasión
para pronunciar tres discursos al pueblo de Israel, discursos de despedida pues se le había dicho que no entraría en la
tierra con el pueblo. La esencia de los discursos se encuentra en Deuteronomio. El primero fue pronunciado «De este
lado del Jordán, en tierra de Moab» (1.5). El segundo -5i es que las palabras de 4.44-49 tienen por objeto ser el
encabezamiento de la segunda sección y no el resumen de la primera- se ofreció «a este lado del Jordán, en el valle
delante de Bet-peor, en la tierra de Sehón rey de los amorreos» (v. 46). El tercero tuvo lugar simplemente «en la tierra
de Moab» (29.1). Es muy posible que la localización de los tres mensajes sea la misma. La mayoría de los intentos de
determinar la estructura de Deuteronomio parten de los tres discursos. El estilo exhortatorio o de sermón del libro ha
sido señalado por distintos eruditos La estructura básica es la siguiente:

Introducción (1.1-5)
Primer discurso: los hechos de JEHOVA (1.6-4.40)
Resumen histórico de la Palabra de JEHOVA (1.6-3.29)
Deberes de Israel para con JEHOVA (4.1-40)
Designación de ciudades de refugio (4.41-43)
Segundo discurso: ley de JEHOVA (4.44-26.19)
Cláusulas del pacto (4.44-11.32)
Introducción (4.44-49)
Los Diez Mandamientos (5.1-21)
Encuentro con JEHOVA (5.22-33)
El gran mandamiento (6.1-25)
La tierra prometida y sus problemas (7.1-26)
Enseñanza de los hechos de JEHOVA y la respuesta de Israel
(8.1-11.25)
La opción para Israel (11.26-32)
Leyes (12.1-26.19)
Sobre el culto (12.1-16.17)
Sobre los funcionarios, sacerdotes y profetas (16.18-18.22)
Sobre los criminales (19.1-32)
La guerra santa (20.1-20)
Leyes diversas (21.1-25.19)
Confesiones litúrgicas (26.1-15)
Exhortaciones finales (26.16-19)
Ceremonia para ser instituida en Siquem (27.1-28.68)
Tercer discurso: pacto con JEHOVA (29.1-30.20)
Propósito de la revelación de JEHOVA (29.1-29)
Cercanía de la Palabra de JEHOVA (30.1-14)
Opción presentada a Israel (30.15-20)
Palabras finales de Moisés; su cántico (31.1-32.47)
Muerte de Moisés (32.48-34.12)

Ya sea que originalmente se haya presentado en forma oral en tres discursos o escrita en un documento de despedida, el
libro plantea el tema del pacto de Dios con Israel. Puede resumirse de la siguiente manera:
“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y
que ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y
sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad? (10 :12)