P. 1
Tránsitos Planetarios y Destino

Tránsitos Planetarios y Destino

|Views: 12.311|Likes:
Publicado porGuillermo Hesinger

More info:

Published by: Guillermo Hesinger on Feb 20, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/13/2015

pdf

text

original

Sections

Los tránsitos de Júpiter caracterizan siempre un período de desarrollo, de expansión, de vida
intensa. Cuando forman buenos aspectos generan suerte, éxito, buena fortuna, abundancia de
bienes. Pero los aspectos, buenos o malos, sólo son una cuestión de intensidad de influencias.
Cuando son disonantes, son nocivos por su lado excesivo, empujan al sujeto a exagerar, a forzar las
dosis, a correr riesgos por espíritu de lucro o para hacerse valer.

Al ser Júpiter, por tradición, la "Gran Fortuna", sus aspectos adversos son raramente peligrosos para
el físico: pero, bajo el punto de vista de la moral, tienden a desarrollar el más tenaz de todos los
defectos humanos: el orgullo.

Pero cualquiera que sea la calidad de los tránsitos de Júpiter, estos aportan a la existencia una
abundante nota de color, de pintoresco, desarrollos espectaculares que hacen vivir intensamente. Aquel
que es alcanzado por estos pasos no puede ignorar sus efectos, a menos que estos no estén neutralizados
por los influjos contrarios de las configuraciones mundiales.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN BUEN ASPECTO AL ASCENDENTE

Podemos estar seguros de que estos tránsitos, sobre todo por conjunción, ejercen una influencia muy
benefactora sobre el organismo. La salud es floreciente a consecuencia de una mejoría de la
circulación sanguínea. El sujeto tiene tendencia a engordar y su tez se vuelve más fresca, más
sonrosada. El exceso de vitalidad vuelve al sujeto más exuberante al tratar de exteriorizar sus
energías. Su estado de ánimo es bueno; es optimista, entusiasta, está lleno de alegría de vivir.

Estas buenas disposiciones atraen a la suerte. También estos tránsitos inauguran un período en el que
todo va mejor, en el que el sujeto consigue todo lo que se propone, porque tiene confianza en sí
mismo y en su destino. Estos buenos tránsitos de Júpiter constituyen igualmente una protección
contra todo peligro físico, contra toda violencia.

A menos que Júpiter esté afligido por un aspecto mundial, su tránsito sobre el Ascendente da al sujeto
una especie de brillo personal que lo vuelve muy atractivo y fuerza la simpatía. En lo que concierne a lo
físico, esta plétora del organismo se traduce en una cara coloreada: la cara y el cuello están a veces
incluso congestionados. Por otra parte, el sujeto se hace una idea muy alta de su valor y de su
importancia, tratando ante todo de hacerse valer y notar.

Este período de plétora provocado por el paso de Júpiter sobre el Ascendente se reproduce cada 12
años más o menos.

JUPITER EN MAL ASPECTO CON EL ASCENDENTE

Estos tránsitos no son muy nocivos pero son algo contrarios a la circulación de la sangre y
favorecen la gordura, lo que tiende a volver al sujeto algo indolente, demasiado preocupado por su
confort, a menudo bastante vividor, y no demasiado serio. La suerte del sujeto está en caída porque
éste estropea sus oportunidades por su despreocupación, por su necesidad de independencia demasiado
grande y por una tendencia a llevar una clase de vida que sobrepasa los medios de los que dispone.

El tránsito por oposición al Ascendente no es siempre desfavorable. En efecto, si Júpiter no está
afligido por ninguna disonancia mundial, su paso por la cúspide de la 7.a Casa puede incluso aportar
suerte a la vida conyugal o procurar bellas oportunidades de unión o asociación con una persona
rica, puede también significar ser acogido en la sociedad de personas mundanas.

Pero si el paso de Júpiter por la oposición al Ascendente es efectuado por un Júpiter muy mal
configurado en el horóscopo o momentáneamente mal aspectado mundialmente, este tránsito puede
constituir una amenaza de proceso, de enemistades y rivalidades por parte de personajes ricos e
importantes, de financieros, de hombres de leyes. Nos hallamos entonces en una posición de
inferioridad porque tenemos el poder del dinero y de las leyes en contra nuestro. Por otra parte el
equilibrio del hogar o de una eventual asociación puede romperse a consecuencia de la prodigalidad
excesiva y de las extravagancias del cónyuge o del asociado.

JUPITER EN CONJUNCIÓN Y EN BUEN ASPECTO AL M-C.

Esta benéfica influencia mejora la posición social, la situación profesional al traer siempre una
mejora sensible, un ascenso, éxitos; es la suerte que favorece el éxito. Por supuesto, el paso por
conjunción sobre el meridiano superior es el que procura el mejor crédito y el máximo de expansión.
Todo converge, en ese período, en dar al nativo las mejores oportunidades para prosperar. Estos
tránsitos por conjunción, que se reproducen más o menos cada 12 años, señalan las diferentes
etapas de los ascensos de la carrera del sujeto y cuando se forma bajo buenos aspectos mundiales,
sobrepasada la edad media, el paso por conjunción sobre el M-C., indica la época en la que el sujeto ha
alcanzado la cima de su carrera y obtenido la máxima distinción.

La observación de esta clase de tránsitos ha probado que el acrecentamiento del prestigio y la mejora
de la situación profesional dependen menos de los méritos y de las actividades personales del sujeto
que de las protecciones de las que se beneficia entre sus patronos o de las relaciones que se ha
forjado en la sociedad. A veces, no obstante, los efectos se limitan a simples distinciones
honoríficas: medallas, por ejemplo. El sujeto es honrado, recibe su recompensa por los buenos y
leales servicios en el transcurso de una ceremonia oficial. Algunos "Grandes" reciben, en esta
ocasión, los homenajes de la nación.

JUPITER MAL ASPECTADO CON M-C.

Este tránsito adverso no es muy nefasto. Está en el origen de los éxitos inmerecidos, de las
promociones obtenidas, no por méritos personales, sino más bien por "enchufes", por la intervención de
protectores. Esto es lo que sucede cuando "los hijos de papá obtienen situaciones gracias al crédito
que goza su padre o gracias a las buenas relaciones de éste.

Hay también éxitos, más discutibles aún, que se obtienen por medios que son o claramente ilegales, o que
se mantienen dentro de los límites extremos de lo que está permitido. En todo caso, estas prácticas
pueden entonces atraer la hostilidad de diversos cuerpos organizados. Se deben temer las
reacciones de ciertos colegios profesionales, de los medios de justicia y de religión. Existen riesgos de
litigio.

Puede también suceder que el sujeto tenga la oportunidad de lanzarse a una empresa importante, de
empezar una carrera interesante y lucrativa, pero que esté a la altura de su tarea. La ambición o el
espíritu de lucro pueden igualmente empujarle a emprender un negocio que sobrepase los medios de
los que dispone, lo que arrastraría pronto dificultades financieras y conflictos con los acreedores
porque sería incapaz de hacer frente a sus compromisos.

El tránsito por oposición es a veces bueno, a veces malo. En efecto, cuando Júpiter pasa en
oposición al M-C., por consecuencia por la cúspide de la 4.a Casa, y sin disonancias mayores, puede

augurar un período de mayor confort en el hogar, de acrecentamiento del patrimonio, de residencia
más lujosa, de ventajas por bienes mobiliarios o inmobiliarios.

Pero si el paso se efectúa cuando Júpiter recibe malos aspectos mundiales, puede significar gastos
extravagantes provocados por el tren de vida que lleva el sujeto: fastuosas recepciones, exhibición de un
lujo de mal gusto. Al vivir demasiado a lo "grande"", se atraerá las críticas y desaprobación de
todos, incluyendo la de sus propios padres. Puede también suceder que estos últimos pertenecientes
generalmente a una clase burguesa o acomodada traten de contrariar su vocación.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN BUEN ASPECTO AL SOL

Bajo cualquier punto de vista, estos buenos pasos de Júpiter, sobre todo por conjunción, son los
más favorables de todos los tránsitos planetarios. Mejoran mucho el estado de salud, al aportar un
suplemento de vitalidad, una mayor plétora sanguínea, un estimulante para las funciones del corazón.
Esta buena influencia se nota por el semblante sonrosado del sujeto, por su agilidad y energía
desbordante. Se siente en plena forma, animado por una vida más intensa, con la sensación agradable
y exaltante de un exceso de fuerza que sólo pide exteriorizarse.

Moralmente, los efectos se caracterizan por la animación, el buen humor comunicativo, por el
optimismo y el entusiasmo, por la confianza en sí mismo y también por una mayor generosidad y
liberalidad. Además, este tránsito da al sujeto el sentido de su valor, aumenta su dignidad, su orgullo
y sus ambiciones.

En lo que se refiere a los hechos, se está favorecido por la suerte, los acontecimientos giran en vuestro
favor. Se goza de la protección de sus superiores, de personajes influyentes. Todo lo que se emprende
tiene éxito, y los recursos financieros pueden entonces acrecentarse considerablemente. Durante este
fasto período, todo acaba por arreglarse de forma provechosa para el nativo, incluso si otros
tránsitos disonantes afectan a otros puntos del horóscopo. Las peores dificultades son superadas
gracias al positivo estado de ánimo del sujeto, que se siente "protegido", y gracias a ayudas y
socorros que se pueden calificar de "providenciales"".

En todo caso, es aconsejable aprovechar estos buenos influjos para iniciar algún asunto
importante, para tomar iniciativas, para realizar gestiones, para solicitar algo de terceros, pues
las posibilidades de lograrlo son entonces mucho mayores que en otros períodos. Pero,
evidentemente, todo depende de la situación de este tránsito por signo y por casa, y sobre todo de los
aspectos mundiales de Júpiter en esa época. Pues es seguro, por ejemplo, que los efectos del paso de Júpiter
sobre el Sol natal no podrán ser muy benéficos si, en ese momento, se manifiesta un aspecto
mundial Saturno cuadrado a Júpiter, pues con este hecho, la calidad, el brillo, el poder del influjo
jupiteriano se hallarán considerablemente menguados e incluso casi completamente aniquilados. Se
puede afirmar entonces que la ventaja que resultaría de este tránsito sería muy débil e incluso
correría el riesgo de comportar ciertos inconvenientes.

JUPITER EN MAL ASPECTO AL SOL

Influencia que empuja fácilmente a los excesos, a la exageración. Se tiene tendencia a exigir
demasiado de la vida, y a gozar demasiado plenamente de todas las satisfacciones que puede
aportarnos. Así pues, durante esos períodos, el hombre abusa en exceso de los placeres de la mesa
y de la bebida y esto puede perturbar su salud: la tensión arterial aumenta considerablemente; hay
peligro de engordar y de congestión pues estos excesos son nocivos tanto para el hígado como
para el corazón y para las arterias.

Pero los efectos de estos influjos son aún más sensibles sobre el plano moral. La dignidad y el
orgullo del sujeto se convierten entonces en una altivez desmesurada y en unas ambiciones nada
razonables. El nativo adquiere entonces una vanidad y una autosuficiencia excesiva, tratando a su

entorno de forma altiva y desdeñosa. Preocupado por hacerse valer y por tener la apariencia de un
"gran señor", adopta aires protectores y no deja pasar la ocasión de llamar la atención sobre él por
su petulancia y su forma de actuar ostentosa: se hincha de importancia, se vanagloria, hace mucho
ruido y se cree realmente que es un personaje ante quien todo el mundo debe inclinarse.

En lo que se refiere a los hechos, este tránsito puede aportar a veces grandes mejoras financieras,
pero por combinaciones de negocios bastante discutibles, que pueden eventualmente ocasionar
conflictos con la competencia, procesos, problemas con la justicia. Además, la tendencia a gastar es tan
fuerte que los beneficios son rápidamente absorbidos.

Como el sujeto está poco inclinado, durante esos períodos, a respetar el orden establecido y los
reglamentos, se expone a menudo a infracciones, a multas diversas. En las relaciones sociales, estos
tránsitos ocasionan también conflictos con la autoridad, luchas por el prestigio que, generalmente, se
vuelven en contra del sujeto.

JUPITER EN CONJUNCION Y BIEN ASPECTADO CON LA LUNA

Excelente tránsito para la salud, sobre todo para las funciones glandulares, para las secreciones,
para los órganos digestivos. Estimula y aumenta el apetito. Es igualmente muy favorable para el
equilibrio físico y para las funciones fisiológicas de la mujer.
Su influencia vuelve a la imaginación muy fértil y esto, en un sentido decididamente optimista; provoca
igualmente agradables sueños.
Este buen paso astral mejora igualmente el estado de ánimo; vuelve al sujeto más sociable, más
generoso. Le incita
a la abnegación y a la filantropía, le da el deseo de ampliar el círculo de sus relaciones y de ser útil para
el bienestar de la comunidad.
En lo referente a los hechos, este tránsito inaugura un período de popularidad (en el amor), de
felicidad familiar, de una vida hogareña más confortable. El sujeto tendrá frecuentemente oportunidad
de organizar recepciones en su casa o bien le invitarán a otras. Las reuniones familiares o en grupo
serán muy cordiales y agradables.

Desde el punto de vista de la suerte, de la fortuna, del acrecentamiento de las finanzas y de los
bienes materiales, las mujeres serán las más favorecidas. Pero, en tema masculino, este tránsito
indicará precisamente suerte en todas las relaciones femeninas. El sujeto se aprovechará pues
indirectamente de la buena fortuna de las mujeres, ya sea de las que le son más próximas (madre,
hermana, esposa, hija), o de otras mujeres afortunadas y generosas.

En algunos casos este tránsito anuncia un período de fertilidad, de fecundidad: hay pues
posibilidades de concebir un hijo. Un nacimiento eventual podría ser fuente de alegrías, de honores, de
grandes satisfacciones, sobre todo si el recién nacido es una niña.
Si uno de los significantes, sobre todo la Luna, se sitúa en uno de los signos de agua, se podría presentar
la oportunidad de realizar un viaje por mar, con condiciones de diversión y de confort aseguradas y que,
además podría ser fructífero.

JUPITER MAL ASPECTADO CON LA LUNA

Este tránsito afecta a menudo a las funciones digestivas (estómago, hígado), sobre todo a
consecuencia de excesos alimentarios; hay una clara tendencia a ser goloso, incluso glotón, a la
búsqueda exagerada del confort y de los placeres materiales. Generalmente, se derivan trastornos
tales como dilatación del estómago, hinchazón del abdomen, predisposición á la obesidad
acompañada de una astenia enfermiza.

Está misma desmesura se vuelve á encontrar en el comportamiento social del sujeto que se esfuerza por

atraer á cualquier precio la atención pública llevando un tren de vida extravagante. Ahora bien, en
definitiva está actitud sólo puede perjudicar su reputación y alejar de su entorno á la gente
honorable. Sólo permanecerán junto á él los parásitos que crean poder aprovecharse de su excesiva
liberalidad. En cualquier caso se puede temer durante ese período una falta de seriedad e incluso una
moralidad dudosa: el sujeto se complacerá en una vida disoluta, abandonándose á costosos placeres, e
incluso á verdaderas orgías. Está conducta insensata y el despilfarro de su patrimonio serán la causa de
conflictos con los miembros de su familia.

JUPITER EN CONJUNCIÓN Y EN BUEN ASPECTO CON MERCURIO

Este paso astral señala un excelente período para las facultades mentales, al estimular la lógica y la
capacidad de juicio. Las concepciones serán amplias, optimistas, liberales, de fuerte tendencia filosófica.

Este tránsito favorece á todos aquellos que realizan estudios, que se dedican á cualquier actividad
intelectual. Conceden una mayor fecundidad literaria á los escritores, al tiempo que da mayor
facilidad de expresión á los oradores. A todos, les infunde sentido común y sabiduría.

Estos buenos pasos de Júpiter en aspecto á Mercurio son factores de suerte, de éxito, de expansión y
de beneficios materiales y financieros en los negocios, en el comercio, en todas las relaciones
sociales. Los contactos directos o verbales, o las relaciones por correspondencia recibirán la mejor
acogida. Las gestiones, las peticiones de cualquier clase tendrán todas las posibilidades de
llevarse á cabo.

La acción de este tránsito es ideal para todos los desplazamientos, ya se trate de emprender un
viaje, de partir en misión, de encuentros con extranjeros. Favorece igualmente todos los contratos, la
conclusión de negocios importantes especialmente de importación-exportación. El período es propicio
para emprender con éxito un proceso, para considerar la extensión de un negocio y también para todas
las actividades relacionadas con edición y la difusión de un libro. La actividad intelectual es
favorecida, el éxito en los exámenes facilitado. Es también un período en el que el dinero entra
fácilmente, ya sea en especies, en el banco o cheques postales. Finalmente es un período en el que se
reciben buenas noticias.

JUPITER MAL ASPECTADO CON MERCURIO

Este tránsito no es favorable para las facultades mentales, pues falsea el juicio. El sujeto exagera
todas sus concepciones, pierde el sentido de las justas proporciones y puede cometer así toscos
errores. Bajo está influencia, se tiene tendencia á tergiversar la verdad, á desdeñar cualquier promesa
y cualquier compromiso, siempre y cuándo esto vaya á favor de sus intereses. La moral puede
volverse elástica y la honestidad dudosa sobre todo en las transacciones comerciales.

De todas maneras, se deberá desconfiar en ese momento de los problemas que pueden acarrear las
relaciones contractuales y las relaciones de negocios: las transacciones podrán dar lugar á
contestaciones, litigios e incluso procesos. Ahora bien, este tránsito es precisamente desfavorable para
cualquiera que se halle en pleito con terceros, pues un proceso que se sitúa bajo el signo de la injusticia
podría reservarle una amarga decepción. Podría ser, o desestimado, o condenado á consecuencia de la
ceguera o incluso de la parcialidad de los jueces.

Que se trate de comercio, de cualquier gestión, de trabajos intelectuales o de deportes, Júpiter afligiendo á
Mercurio sólo traerá problemas a causa de una exagerada confianza en sí mismo, por la
imprevisión, la imprudencia, la despreocupación, la falta de consciencia o la falta de simple
sentido común. Y, durante los viajes, se deben prever elevados gastos así como peligro de multas.
En algunos sujetos predispuestos, este tránsito es susceptible de producir congestión pulmonar.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN BUEN ASPECTO A VENUS

Estos buenos tránsitos del astro de la "Gran Fortuna" sobre el de la "pequeña fortuna" constituyen
la más benéfica influencia en lo que se refiere a la suerte, a la felicidad, al bienestar material, a las
satisfacciones morales, a las alegrías sentimentales y todos los placeres de la vida en general.
Señalan un período en el que las aspiraciones más queridas del sujeto se ven entrelazadas sin que sea
necesario suministrar el más mínimo esfuerzo. Todas las cosas felices que suceden entonces son
verdaderamente providenciales.

El fastuoso cariz del destino durante ese período vuelve al sujeto alegre, jovial, optimista, afectuoso,
enamorado, generoso, de trato agradable, con tendencia a aprovechar al máximo los placeres de
la existencia y a compartirlos con su entorno. Para las personas de ambos sexos: vida íntima sin nubes,
amor perfecto acompañado de la prosperidad material y del confort. Participación en fiestas, en
reuniones de la alta sociedad, en frivolidades de todo tipo, en diversiones costosas en lugares selectos,
en festivales, etc. Posibilidad de contactos con artistas célebres.

Para los hombres: suerte en el amor: favores de mujeres jóvenes y bellas. Para las mujeres: gran
mejora del encanto personal: se sientes "bellas", muy favorecidas físicamente. Posibilidad de
comprar ropa y adornos suntuosos, artículos de lujo; tratamientos de belleza que hacen resaltar su
personalidad.

En el mundo artístico, estos buenos tránsitos traen la suerte a los artistas, les dan la oportunidad de
sobresalir, de elevarse de rango de "vedette" o de recibir honores, distinciones (Ocars). En ese
momento, están favorecidos por el amor y de una enorme popularidad.

JUPITER MAL ASPECTADO CON VENUS

Como se trata de disonancias entre dos astros benéficos, los efectos de estos tránsitos son bastante
benignos. Se observa sobre todo una búsqueda exagerada de los placeres y diversiones, unas actitudes
frívolas y despreocupadas, una propensión a gastos nada razonables, en particular a la compra de
artículos de lujo especialmente vistosos. El deseo de agradar está únicamente guiado por la
vanidad. En lo estético, gusto por lo brillante, lo "que sala a la vista", por todo lo que es atrevido.
Sobre todo a las mujeres, les gusta vestirse y arreglarse con un lujo extravagante.

En la vida íntima, este tránsito provoca relaciones basadas únicamente en el placer y en la vida
"ultra-mundana". Conduce a aventuras sin futuro que se dejan sin pena.

En temas masculinos, se trata a menudo de relaciones con mujeres de costumbres ligeras, mientras que
en natividad femenina, este tránsito señala una carencia de resistencia moral ante las peticiones, una
tendencia a otorgar sus favores a personajes ricos a cambio de regalos o incluso de pagos en especies.
Puede también suceder que se dejen mantener.

En cualquier caso, esta vida disoluta está exenta de dramas y de preocupaciones. Se vive sin
problemas, tratando de aprovechar al máximo los placeres y alegrías materiales que el destino puede
ofrecer. Esta vida ociosa y, sobre todo, la buena comida que se prefiere, favorecen entonces la
adquisición de algunos kilos suplementarios; la mala combinación Júpiter-Venus conlleva, por otra
parte, la formación de grasa y de celulitis, con gran perjuicio, sobre todo, para la línea de las damas.

JUPITER BIEN ASPECTADO CON MARTE

Excelente influencia sobre la salud, al estimular la circulación de la sangre y producir un
considerable aumento de los glóbulos rojos. La vitalidad está acrecentada; nos sentimos llenos de
vida, enérgicos, dinámicos, en plena forma y deseosos de gastar nuestras fuerzas en la acción. En el
hombre, la potencia sexual se refuerza por una mayor formación de hormonas masculinas. La

buena condición física engendrada por estos tránsitos se traduce, en el estado de ánimos, por una
actitud mental optimista, emprendedora, e incluso osada. Estamos seguros de nosotros y confiamos
en nuestros propios medios.

La suerte es pródiga para el sujeto en la mayoría de realizaciones que requieran osadía, audacia.
Exitos y expansión en las empresas industriales. En general, el éxito es facilitado por medios
financieros suficientes, por el sostén de grandes sociedades, de bancos, de centros jurídicos, religiosos o
científicos. Buen período para los militares y para todos los hombres cuya profesión exija iniciativa,
energía, valentía. Posibilidad de promoción a un grado superior a consecuencia de alguna hazaña
notable. Los sujetos afectados por estos tránsitos deberán acordarse del adagio: "La Fortuna sonríe a
los audaces". Finalmente, es evidente que estos aspectos dinámicos favorecen la práctica de deportes.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN MAL ASPECTO CON MARTE

Transitos bastante críticos para la salud, pues provocan una sensible subida de la tensión arterial y un
estado general congestivo. Además, la composición de la sangre predispone la formación de granos y
abscesos. Se observan también, a veces, roturas de vasos sanguíneos, fuertes hemorragias y
hemorragias nasales. Exageración de la función sexual.

Hay una clara tendencia a los excesos en todos los campos. El sujeto colma todas las medidas,
se hace desagradable por su arrogancia, por sus exigencias, por sus ruidosas acciones. Peca por exceso de
confianza en sus posibilidades, por imprudencia, por falta de discernimiento. De eso derivan. en lo que
se refiere a los hechos, peligros de accidentes debidos a intentos locamente audaces o conflictos y
problemas debidos a la indisciplina y a la arbitrariedad, fracasos debidos a iniciativas demasiado
apresuradas o prematuras o al uso de medios desproporcionados con la meta a alcanzar.

JUPITER EN CONJUNCION Y BUEN ASPECTO A JUPITER NATAL

Este tránsito sólo puede tener el efecto de reforzar todo lo que hay de más prometedor en la posición
de Júpiter en el tema natal. El sujeto conoce entonces un período de suerte, de mayor confort, de
expansión, de vida más amplia, de oportunidades por protecciones y afortunados contactos con el
extranjero. Es posible establecer igualmente cordiales relaciones con personalidades del mundo de las
finanzas, de la ley, de la religión, y de las ciencias.

Sobre el plano físico, esta influencia se traduce por una actitud jovial, optimista, benevolente y
generosa. Las repercusiones sobre la salud son igualmente excelentes a consecuencia de una mayor
secreción de las glándulas suprarrenales, de un enriquecimiento de la composición sanguina y de una
mayor actividad del hígado.

El sujeto tiende a gozar al máximo de lo bueno de la existencia y le complacen cada vez más la
libertad, la vida al aire libre, y busca sobre todo las regiones boscosas en las que el aire es rico en
oxígeno.

JUPITER MAL ASPECTADO CON JUPITER NATAL

Esta disonancia es bastante benigna. Produce una ligera tendencia a los excesos, a la liberalidad son
discernimiento, a un optimismo injustificado, que no corresponde con las realidades de la
situación. Tendencia a la preocupación, a gozar de todo son preocuparse por el mañana.

El estado físico en general puede resentirse por una ligera dilatación del hígado, por una tendencia a la
congestión y por una subida de la presión arterial. En algunos casos, señala la aparición de los primeros

síntomas de la gota.

En lo que se refiere a los hechos, ningún acontecimiento especial, salvo quizás una felicidad bastante
artificial. Prosperidad más aparente que real. Tren de vida que sobrepasa a los medios de los que
dispone.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN BUEN ASPECTO A SATURNO

Período en el que todo lo que constituía una frustración, una limitación o un obstáculo cualquiera a
'los legítimos deseos de realización y de expansión tiende a desaparecer bajo el impulso de
corrientes generosas, de benevolentes ayudas, de consideración por parte del prójimo. El yugo de la
fatalidad se desata t

odo se vuelve más fácil, más moral y más regular.

Incluso conservando nuestros principios, nos volvemos más amplios de ideas, más tolerantes. Las
opiniones religiosas o políticas, el sentido del orden, del deber y de justicia, pierden todo su rigor para
dar lugar a unos sentimientos más generosos. En resumen, todo lo que representaba el aspecto más
material, más egoísta, más rígido y más duro de nuestro ser es mejorado, dulcificado, humanizado y
espiritualizado.

En lo que se refiere a la salud, clara mejora también para la eliminación de desechos en la sangre y
de depósitos calcáreos en el organismo, flexibilidad de las partes endurecidas de ciertos órganos
regeneración de centros que habían estado medio paralizados.

En el plano de los hechos, estos buenos tránsitos de Júpiter con Saturno, son muy favorables
para todos los sujetos que se ocupan de construcciones materiales, de trabajos agrarios, de negocios
inmobiliarios. Crecimiento de las propiedades de bienes terrenos. Exito también y ascenso para los
hombres que ocupen puestos oficiales o que desempeñen un papel en la política.

JUPITER MAL ASPECTADO CON SATURNO

Este tránsito puede provocar, en los sujetos predispuestos, fuertes crisis de artritismo, hinchazones en el
novel de las articulaciones y también a veces ampulosidades en la epidermis.

En lo que se refiere a la moral, hay tendencias a descuidar sus deberes, a demostrar desenvoltura
respecto a los reglamentos y al orden establecido. Debilidad de escrúpulos, independencia que
empuja a no respetar a la autoridad y a la legalidad. Relajación de la prudencia y de la previsión.
Despreocupación en cuanto a la estabilidad y seguridad de la situación. Crisis de consciencia entre el
deseo de libertad y de expansión, por una parte, y, por la otra, las costumbres, la rutina, la tradición.

Esta influencia es poco propicia para las relaciones con los organismos oficiales, con la
administración y con los medios políticos conservadores. Torpeza y mala suerte en los negocios de
bienes mobiliarios, inmobiliarios y mineros así como en las empresas de construcción. Maniobras
inhábiles y poco afortunadas debidas a una óptica totalmente falseada por los deseos exagerados o por
una ambición de mala índole.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN BUEN ASPECTO A URANO

Excelente tránsito que concede súbitas oportunidades, ocasiones inesperadas, cambios felices que
provienen de verdaderos golpes de la fortuna. El sujeto siente una gran necesidad de acción, de
libertad, de aventuras, de una nueva vida. Acoge con entusiasmo cualquier perspectiva de cambio,
de renovación, de reforma y de progreso. Trata de expansionarse en nuevos caminos, de participar en

alguna empresa que se salga de lo corriente. Se siente lleno de seguridad, preparado para asumir
tareas que conlleven riesgos, pues tiene una confianza absoluta en el éxito. Este excelente estado de
ánimo del que goza, favorece el buen equilibrio del sistema nervioso cuyo influjo estimula: la intuición
se desarrolla.

Los buenos aspectos de Júpiter con Urano son de lo más propicio para los viajes en avión, pues, una
seguridad absoluta está garantizada. Favorecen igualmente todas las empresas relacionadas con la
electricidad, la electrónica, la radio, la T.V., el cine, la óptica, los trabajos de alta tecnología, la
astrología, la radioestesia y todo lo que está relacionado con ondas o vibraciones. En el plano social,
estos tránsitos anuncian la formación de excelentes relaciones de amistad que hacen posible el éxito de
audaces empresas.

Este tránsito hace presagiar también que se obtendrán muchas satisfacciones por la afiliación a un
agrupamiento, por la fundación de alguna sociedad, de un Círculo, de un centro de investigaciones
y de experimentación, o también por la participación en movimientos de solidaridad. Para
algunos, este período significa una verdadera liberación a consecuencia el feliz final de un pleito o
también una oportunidad única de realizar un proyecto gracias a apoyos morales y financieros.

JUPITER MAL ASPECTADO CON URANO

Período en cuyo transcurso los deseos de libertad, de expansión, de independencia empujan al
sujeto a romper bruscamente con su pasado, a rebelarse contra todo lo que constituye una traba
para sus proyectos. Pero, en lugar de proceder metódicamente y con previsión a ejecutar su plan,
actúa imprudentemente, corriendo excesivos riesgos. Tiende a considerar las perspectivas de
cambio bajo un ángulo demasiado optimista y se lanza a empresas que sobrepasan sus
competencias o los medios de los que dispone. Se derivan bruscas decepciones, tribulaciones,
problemas por haberse comprometido demasiado y por no poder mantener sus promesas cuando
surgen acontecimientos imprevistos, imponderables.

Este tránsito no favorece para nada a todos aquellos que realizan búsquedas en el campo técnico, pues
los resultados, totalmente contrarios a los que se esperaban, desorientan completamente y ocasionan
serias perturbaciones en el programa fijado. En el campo de la electricidad, riesgos de
corto-circuito o de sacudidas eléctricas. Es prudente, en ese momento, mantenerse lejos de los cables
de alta tensión, y desconfiar del rayo.

Finalmente, en lo que concierne a las relaciones sociales, pueden surgir diferencias con amigos a
causa de cuestiones financieras. Igualmente, el sujeto podrá ser acusado de gastos considerables en la
gestión de los asuntos de una agrupación, de una fraternidad, de un Círculo, de un Sindicato.

JUPITER EN CONJUNCION Y EN BUEN ASPECTO A NEPTUNO

Tránsito que produce una especie de exaltación de las facultades superiores, de la inspiración, de la
espiritualidad. Devoción de carácter optimista. Fervor lleno de entusiasmo. Fe, confianza, esperanza,
idealismo. Expansión de la consciencia.

Este período es feliz, pues se tiene tendencia a ver las cosas bajo un aspecto encantador,
prometedor, seductor. Las satisfacciones secretas son satisfechas sin que se deba hacer el menor
esfuerzo. Euforia algo ficticia, ganancias demasiado fáciles. Posibilidad de suerte en las
especulaciones. Conclusión de negocios de gran envergadura, en relación a grandes sociedades,
a trusts, a compañías marítimas y petrolíferas, a compañías de gas, fábricas de productos
sintéticos.

Excelente período para emprender un crucero, una peregrinación, una estancia de reposo al borde del

mar, o también para hacer vacaciones en un lugar tranquilo y aislado, para retirarse a los santos
lugares.

JUPITER EN MAL ASPECTO A NEPTUNO

Influencia que vuelve al sujeto excesivamente crédulo y le da concepciones demasiado optimistas y
beatas que no tienen en absoluto en cuenta la realidad. Carencia total de objetividad y de sentido
común. Fervor religioso o místico intempestivo, exagerado. Falta de seriedad y de profundidad.
Hipocresía.

Este tránsito engendra también tendencias a una liberalidad excesiva en favor de una causa indigna: la
generosidad se ejerce sin discernimiento. Gastos que se van como el humo: al igual que el agua del
Tonel de las Deidades, el dinero desaparece en manos del sujeto. Las operaciones financieras y
las especulaciones en bolsa resultan decepcionantes. Peligro de conflicto de intereses con grandes
sociedades, con trusts. Repercusiones onerosas de una quiebra o de un crack. Gran sensación
producida por un fraude de gran envergadura, por un escándalo. Problemas materiales por
desbordamiento de las aguas, por inundaciones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->