P. 1
Métodos de Recolección de Semillas

Métodos de Recolección de Semillas

3.0

|Views: 13.997|Likes:

More info:

Published by: Rtuh Esmeralda Giron Casasola on Feb 20, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/16/2014

pdf

text

original

Métodos de Recolección de Semillas Caída natural En el caso de varios géneros que poseen frutos de gran tamaño es habitual recolectar

del suelo del bosque los frutos una vez que éstos han caído de manera natural y se han abierto. Es un procedimiento barato y no exige una mano de obra tan calificada como por ejemplo cuando hay que trepar al árbol; en esta tarea puede utilizarse a escolares o mano de obra esporádica. El tamaño del fruto es muy importante, pues cuanto mayor sea tanto más fácil será verlo y recogerlo a mano. Géneros de la zona templada que se suelen recolectar del suelo son Quercus, Fagus y Castanea, y entre los tropicales figuran Tectona, Gmelina y Triplochiton, así como varios géneros de dipterocarpáceas. Los principales inconvenientes que presenta la recolección del fruto después de su caída natural son los riesgos de recoger semillas inmaduras, vacías o inviables, de deterioro de la semilla o de germinación prematura cuando la recolección se retrasa, y de falta de certeza a la hora de identificar los árboles padres de los que se recoge la semilla. Los primeros frutos que caen de una manera natural en la estación suelen tener semillas de escasa calidad (Morandini 1962, Aldhous 1972). En Tailandia, los frutos del teca empiezan a caer en marzo, pero se ha comprobado experimentalmente que los frutos más viables son los que caen en la última parte de la estación, por lo que la recolección suele postponerse hasta abril (Hedegart 1975). Puede facilitarse considerablemente la eficiencia de la recolección limpiando el suelo del bosque de vegetación y residuos, incluidos los frutos antiguos o caídos prematuramente, y/o extendiendo grandes piezas de lona ligera, percal o plástico para que caigan en ellas las semillas (Turnbull 1975b). Las semillas de algunas especies de cubierta dura pueden conservar su viabilidad en el suelo del bosque durante años, especialmente en condiciones templadas. Una máquina especial criba los 10 cm superiores del suelo y obtiene unos 770 kg de semilla por hectárea, lo que equivale al rendimiento de aproximadamente 10 años semilleros. Incluso en los trópicos es posible obtener semillas viables de cubierta dura cribando el suelo bajo los árboles padres. Así se ha hecho en Malasia con Parkia javanica e Intsia palembanica, cuyas semillas son lo bastante grandes para recogerse a mano. Cuando las semillas son más pequeñas, como por ejemplo en Albizzia falcataria, puede ser más práctico cribar el terreno con una tela metálica (Ng 1983). Cuando los frutos se recolectan del suelo es frecuente que surjan dudas sobre la identidad del árbol padre. Los árboles aislados no presentan problema alguno a este respecto (aunque es posible que sean padres no convenientes debido al riesgo de autofecundación), pero en los monocultivos densos, en los que las copas se entrelazan, los frutos pueden mezcla rse mucho. Esto no tiene importancia cuando se recolectan cantidades comerciales de semilla, siempre que la calidad genética del rodal corresponda al promedio o más. Cuando la recolección se efectúa con fines de investigación o mejora genética, sin embargo , suele ser necesario mantener la identidad del árbol padre de cada lote de semilla

La cuerda debe si tuarse cerca del extremo de la rama. en cambio. donde la rama tiene su máximo grosor. y el peso o proyectil que se utilice debe ser lo suficientemente pesado para que caiga al suelo. después de pasar por encima de la rama. En unos pocos segundos se desprenden muchos conos. y suele bastar una única sacudida de 15 segundos para soltar alrededor del 80 por ciento de los conos de P. Mediante pesos desequilibrados en contrarrotación se produce en la sacudidora un ritmo de sacudida cuya frecuencia varía entre 400 y 4 000 ciclos por minuto (Kmecza 1970). Se ata un cordel fino a un peso. o con una cuerda. Estas máquinas son costosas. Al final de un brazo de 6 m tiene un mecanismo acolchado con el que sujeta el tronco del ár bol. echinata presentan más dificultad. elliottii. Una posibilidad consiste en sacudir directamente con la mano los troncos de árboles pequeños y las ramas bajas. como por ejemplo un hilo de pescar de 23 kg de tensión de rotura. Hay que tratar de asegurar que el hilo se desenrolle bien. que luego se lanza por encima de la rama a mano o con una catapulta. con un buen nivel de viabilidad. de manera que pase la cuerda por encima de la rama. tan pronto como la inspección visual indica que los frutos están maduros (Stead 197 9. necesitan un terreno llano para que puedan funcionar con eficacia y es esencial contar con operadores experimentados para evitar dañar en exceso los árboles. después se vuelve a tirar del hilo por el otro extremo. No tiene sentido utilizar estas máquinas para sacudir árboles en las operaciones de recolección difusa en el bosque natural. pero probablemente se seguirán empleando en huertos o rodales semilleros. Es adecuado el cordel de nilón ligero. Sacudimiento mecánico Los primeros aparatos para sacudir mecánicamente los árboles se crearon para los huertos de frutos y nueces. operación que describen Robbins y otros (1981). puede inducirse la c aída de los frutos por medios artificiales. P. donde tendrá el máximo efecto de sacudida. pues facilita la recolección rápida de las semillas. llevando el cordel con él. con explotación intensiva. En caso de ramas más altas el cordel puede estar atado a una flecha. sobre todo en los pinos meridionales de los Estados Unidos (Turnbull 1975b). Es el mismo método que se utiliza para subir una sierra o una polea a la copa. La sacudidora de árboles ³American Shock Wave´ está montada en un chasis de camión de plataforma corta y equipada con una transmisión automática. y es . se quita el peso o f lecha y se pone en su lugar una cuerda de nilón de 3 ±4 mm. que se lanza con arco. taeda y P. de una gama lim itada de especies. utilizando por ejemplo un carrete de pescar adecuado. Por lo general se sujeta el á rbol a unos 3 m de altura sobre el suelo. La utilización de una cuerda comprende una operación inicial que consiste en pasar la cuerda por encima de la rama que se quiere sacudir.. Robbins y otros 1981). Una vez que el extremo del hilo ha llegado al suelo.Sacudimiento manual Cuando los frutos se separan con facilidad pero la caída natural de los frutos no está suficientemente concentrada en el tiempo. o a una varilla de hierro q ue se dispara con un rifle de calibre 22. Para sacudir la rama puede agarrarse de la cuerda por sus dos extremos. Este método ha producido buenos resultados en Cordia alliodora y Cedrela spp. y no cerca del fuste. Las ramas superiores pueden sacudirse con ayuda de una vara larga terminada en un gancho. pero si se mantiene la sacudida se rompen trozos de las puntas y ramas (Stein y otros 1974). pero desde 1965 aproximadamente se viene utilizando también esta técnica en algunos árboles forestales. sin enredarse. puede sujetar troncos de hasta 90 cm de diámetro.

Los resultados notificados por McLemore y Chappell (1973) indic an que el sacudimiento mecánico de árboles de Pinus elliottii por operadores capacitados no produce perjuicio alguno ni a la producción futura de conos. taeda no se sueltan si no se aplica una fuerza de 20 kg o m ás (McLemore 1974). (E) p ara sacudir ramas y (F) para cortar ramas mediante una sierra flexible. mientras que los de P. (D) con un aparejo de poleas para subir a una persona hasta la copa.J. Se ha notificado un intento sin éxito de reducir la fuerza precisa para desprender los conos de P. En (D) -(F) figuran varios usos posibles de la cuerda de trabajo. Tres cuartas partes de esos árboles soltaron el 85 por ciento de sus conos durante sacudidas de entre 6 y 30 segundos. En (A)-(C) figuran las diversas fases desde el lanzamiento del hilo hasta la subida de la cuerda de trabajo. taeda mediante la utilización de productos químicos que inducen la abscisión (McLemore 1973).M. ni al crecimiento del árbol ni a su vigor durante los cuatro años siguientes. Los resultados obtenidos en una hora superaban a los que podía obtener un trepador durante una semana (Chappell 1968). (A. la Comisión Forestal de Luisiana cosechó en 20 días conos de 34 680 árboles de P. elliottii requieren una fuerza de unos 2 kg para desprenderse. Con cinco sacudidoras mecánicas. El sacudimiento repetido de los árboles más difíciles puede producir daños en la corteza y la rotura de la guía (Kmecza 1970). Robbins) . Los conos maduros de P. Técnica de lanzamiento d e hilo.frecuente que buenos operadore s no consigan soltar más del 25 ±30 por ciento de los conos tras prolongadas sacudidas. elliottii.

palustris.Sacudidora de árboles Schaumann. Cuando se trata de especies en las que los conos maduros pueden separarse con facilidad. como por ejemplo Pinus elliottii y P. y entonces el objetivo de la sacudida es sacar las semillas de los conos. Se trata de una de las diversas marcas de sacudidoras que se pueden encontrar actualmente en el mercado (H. . taeda y P. puede aplicarse también a las semillas dispersadas una vez que se han abierto los conos o frutos. Schaumann) Actualmente las sacudidoras mecánicas se utilizan mucho en la zona sudoriental de los Estados Unidos para cosechar la semilla en los huertos semilleros de pinos. Después pueden recogerse del suelo por medio del sistema de recuperación con red. los árboles se sacuden una vez que los conos han llegado a su madurez pero antes de que se abran. como P. Recolección de la semilla después de su dispersión Aunque la recogida del suelo suele emplearse sobre todo con los frutos.C. comprenden la colocación de redes de polipropileno en torno a las copas. Además del empleo de lonas extendidas en el suelo. tienen un intervalo muy corto entre la madurez y la dispersión. ya mencionadas. Cuando la lona o la red debe permanecer instalada durante un largo períod o de caída natural de la semilla. como P. gran parte de ella cae fuera del radio de captación de una única unidad de recogida. es probable que se deteriore por efecto de la intemperie y que se pierda una determinada cantidad de semilla debido a la acción de las aves y otros animales. que se describe en la página 76. C uando la semilla se produce principalmente en la parte exterior de la copa o en sus proximidades. la instalación de estructuras de madera en forma de embudo recubiertas de tela o polietileno y fijadas a un eje central que ro dea el tronco. elliottii y P. Cuando se trata de especies con conos persistentes. echinata. Las primeras experiencias no fueron muy satisfactorias. y se han evaluado diversos métodos para recolectar las semillas sueltas cuando se dispersan. taeda. y la utilización de lonas o redes elevadas mediante unos postes. pues raras veces se consiguió recuperar más del 50 por ciento de la producción de semilla disponible (Turnbull 1975b). Las semillas de lo s pinos meridionales de los Estados Unidos. la operación se postpone hasta que los conos se han abierto. y luego se recogen del suelo los conos con las semillas que contienen.

Prolonga la estación de recolección de unas dos semanas a dos meses. pero puede utilizarse como ayuda una sencilla herramienta de mano. 3.p. aunque todavía es necesario introducir en su diseño cambios menores. Antes de empezar a enrollar la red hay que procurar separar las briznas de hierba que tienden a quedarse adheridas a ella. Elimina la necesidad de escaleras y camiones elevadores. una cosechadora de semillas neerlandesa que funciona también por aspiración y se ha notificado que en los Países Bajos es un método más barato que la recogida a mano y que la utilización de sacudidoras de árboles y lonas alquitranadas (Arts y Kofman 1980). Hal lman (1981) resumió las ventajas de la barredora aspiradora de la manera siguiente: 1. y se agitan los árboles mediante una sacudidora mecánica para sacar las semillas de los conos. Si se manipula con cuidado. 1982. que funcionaba por la compresión de un motor de tractor. hojas y conos que caen también al suelo al sacudir el árbol. y por consiguiente se amplía la vida útil de los árboles. Las desventajas de la cosechadora son las siguientes: 1. No funciona bien cuando el suelo está húmedo. para recoger los frutos de Fagus. Es ruidosa y produce grandes cantidades de polvo. 2. taeda se prefiere cada vez más a las cosechadoras por aspiración. Esta máquina es compacta y pesa 450 kg. En la actualidad se estima que los inconvenientes superan a las ventajas. para recolectar las . los administradores de los huertos pueden dejar que los árboles alcancen una mayor altura. en la recolección de bellotas de Quercus. Ha sufrido una serie de problemas mecánicos que se han corregido en gran parte. Es ligero. La red que se utiliza es un tejido plástico. La toma de fu erza de un tractor sobre ruedas proporciona la fuerza (menos de 30 h. de esa manera. pues ya no hay que trepar a ellos. como un rastrillo de mango largo y cabezas intercambiables.Más recientemente. con buenos resultados. Su empleo está resultando muy prometedor (McConnell 1982). Edwards y McConnell 1983).) necesaria para a) enrollar mecánicamente la red en un rodillo. La red se extiende en el huerto varias semanas antes de que caiga la semilla. puede durar un mínimo de 10 años. la Comisión de Silvicultura de Georgia y el C entro de Desarrollo de Equipo de Missoula han preparado un equipo de recuperación mediante red para su utilización en los huertos semilleros de la parte meridional de los Estados Unidos. 4. Se precisa una amplia preparación del suelo del huerto para que pueda funcionar bien. y b) separar mecánicamente la semilla de las ramitas. de manera que se puedan utilizar distintos números de dientes y distintos espaciamentos entre ellos. de una máquina tipo aspi radora. y en los huertos de la parte meridional de los Estados Unidos se pr efiere. y en los h uertos de P. En los Estados Unidos. Reduce los costos de la recolección en comparación con los de la recolección manual. de polipropileno. Para Pinus taeda se utiliza una anchura de 5 m y aproximadamente 2 × 3 hilos por cm 2 (Anón. que se fabrica para el revés de las alfombras. 3. La recogida de los frutos que están en el suelo efectuarse manualmente. duradero y está disponible en diversas dimensiones. 2. Se ha utilizado asimismo con buenos resultados. Mineau (1973) describió el empleo en Francia.

especialmente si existen consideraciones sociales que aconsejan la utilización de métodos manuales con gran densidad de mano de obra como medio de increm entar el empleo. Habida cuenta del costo de capital de este tipo de equipo y de la importancia que tiene preparar de una manera inmaculada el suelo del hue rto semillero para que funcione correctamente.B. Utilización de una cosechadora de semillas por aspiración en los Países Bajos (A) Recogida de las bellotas del suelo (B) Descarga de las bellotas en un saco. Wageningen). De arriba a abajo y de izquierda a derecha: Prensa para plantas con especimen y etiquetas. bolsa pequeña que contiene .semillas de P. De Dorschkamp. (R. su utilización en los países en desarrollo es limitada. taeda. Selección de equipo para la recolección de semillas de Acacia que se utiliza en Australia. el sistema de recuperación con red que se describe en la página 76.L.

Canberra) . guantes de piel. cedazo fino con recogedor.semilla limpia. cuerda para lanzar al árbol. bolsa grande de recolección. cedazo grande. tijeras de podar. CSIRO. te la para recolección de 2 × 2 m. con peso. sierra de arco. sierra flexible. (FAO/División de Investigaciones Forestales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->