Está en la página 1de 1

c

   
  
m c ccm c(Inglés) = origen Católico

(Christ = Cristo) + (Mass = Misa) = Misa de Cristo

³Misa´- La institución bíblica de la Cena del Señor fue substituída por el › 
 de la misa. Los
sacerdotes papales aseveraban que con sus palabras podían convertir el pan y el vino en "el cuerpo y sangre
verdaderos de Cristo." (Cardenal Wiseman, The Real Presence, Confer. 8, sec. 3, párr. 26.) Con blasfema
presunción se arrogaban el poder de crear a Dios, Creador de todo. Se les obligaba a los cristianos, so pena de
muerte, a confesar su fe en esta horrible herejía que afrentaba al cielo. Muchísimos que se negaron a ello fueron
entregados a las llamas. (Conflicto De Los Siglos pág. 64, 1er párr.)

Catecismo- (Bajo el subtítulo de: La Eucaristía dominical) La celebración dominical del día y de la Eucaristía
del Señor tiene un papel principalísimo en la vida de la Iglesia. ³El domingo, en el que se celebra el misterio
pascual, por tradición apostólica, ha de observarse en toda la Iglesia como fiesta primordial de precepto.´

  › › los días de   , Epifanía (Día de Reyes), Ascensión, Santísimo Cuerpo y
Sangre de Cristo, Santa María Madre de Dios, Inmaculada Concepción y Asunción, San José, Santos Apóstoles
Pedro y Pablo y, finalmente, todos los Santos. (Catecismo De La Iglesia Católica del 2000, pág. 600 párr. 2177)

Catecismo- (Bajo el subtítulo de: La obligación del domingo) El mandamiento de la Iglesia determina y precisa
la ley del Señor: ³El domingo y  ›  › ›
› de precepto los fieles tienen obligación de participar en la
misa´. ³Cumple el precepto de participar en la misa quien asiste a ella, donde quiera se celebre en un rito
católico, tanto el día de la fiesta como el día anterior por la tarde´. (Catecismo De La Iglesia Católica del 2000,
pág. 601, párr. 2180)

El papado había llegado a ejercer su despotismo sobre el mundo. Reyes y emperadores acataban los decretos del
pontífice romano. El destino de los hombres, en este tiempo y para la eternidad, parecía depender de su
albedrío. Por centenares de años las doctrinas de Roma habían sido extensa e implícitamente recibidas, sus ritos
cumplidos con reverencia y observadas sus fiestas por la generalidad. Su clero era colmado de honores y
sostenido con liberalidad. Nunca desde entonces ha alcanzado Roma tan grande dignidad, magnificencia, ni
poder. (Conflicto De Los Siglos pág. 64, 3er párr.)

Nosotros, con orgullo decimos que los Protestantes le rinden pleitesía al papado cuando guardan el domingo,
pero ¿a quien le estamos rindiendo pleitesía nosotros cuando observamos la Navidad, Reyes o cualquier otra
fiesta pagana- cristianizada por la iglesia popular? En el catecismo el tercer mandamiento reza: ³Santificarás las
fiestas´, no dice, guardarás el domingo. Las Sagradas Escrituras dicen: î c c
c c  cc   c
c    cc c c
cc
 c   cc

î c c  c c c  c c  c   c c c c  c  c  c 
c  c c c c
  c c  !c  c"#c

También podría gustarte