P. 1
Jesús sana a un leproso

Jesús sana a un leproso

|Views: 108|Likes:
Este documento contiene una reflexión acerca de la curación de un leproso que se acercó a Jesús para ser sanado.
Cómo nos acercamos nosotros a Dios?
Este documento contiene una reflexión acerca de la curación de un leproso que se acercó a Jesús para ser sanado.
Cómo nos acercamos nosotros a Dios?

More info:

Published by: Iglesia Evangélica Betania on Feb 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/02/2013

pdf

text

original

CONFIANZA, HUMILDAD,AMOR, OBEDIENCIA Y COMPROMISO LUCAS 5:12-16 Este pasaje muestra una vez más el amor y la misericordia de Jesús

hacia las personas. Llegando a una ciudad,Capernaum, el Señor se encuentra con una persona anulada por la sociedad, alguien al que todo el mundo quiere evitar por su enfermedad , lleno de lepra! pobre, mal vestido y estoy seguro de que hundido en un malestar consigo mismo y con los de alrededor. I.CONFIANZA Jesús ya era alguien conocido por muchos, no vemos duda alguna por parte del leproso. Nadie tiene que decirle que Jesús puede limpiarlo. No pregunta a nadie que aquel hombre es el que puede ayudarle porque Jesús ya tenía un testimonio poderoso. II.ACTITUD La actitud del leproso es una actitud de persona desesperada, una persona a la que le da igual todo lo que puedan pensar de él. Él sabe que necesita de Jesús y debe mostrar su necesidad de alguna forma en la que tal vez Jesús muestre misericordia hacia él porque entiende que es el único que tal vez pueda sanarlo. El leproso se dirige hacia Jesús postrado en tierra, se arrodilla y llega hasta poner su cara en la tierra. No le importa mostrar humillación porque su necesidad está por encima de todo. III.AMOR Jesús, se muestra comprensivo, Él puede entender las circunstancias por las que pasaba el leproso y accede a ayudarlo de dos maneras: 1-Mostrando su humanidad, tocando al leproso que tal vez nadie quería rozarlo durante mucho tiempo, 2-A través de las palabras quiero, sé limpio y limpiándole de su enfermedad. IV.OBEDIENCIA Jesús sabe exactamente cómo es el ser humano. Aquel hombre querría decir a todos que ya estaba sano. Su vida había cambiado por completo . Dejaría de sentir el sufrimiento del dolor y el odio para ser como cualquier otro. Pero Jesús lo envía a cumplir lo que Dios estableció en Levítico 14:1 -32 a los que se habían limpiado de la lepra.

V.COMPROMISO CON SU OBJETIVO Jesús podría haberse llenado de ego, alimentando su fama y su proyección de cara al pueblo. Ser alguien delante de todos podría haber sido lo más importante para cualquiera de nosotros. Tal vez podría haberse convertido en el gran reformador de la sociedad judía de su época o en el rey que esperaban todos aquellos que no habían entendido algunas cosas. Sin embargo Jesús, a pesar de tener tanta gente alrededor que quería oírle y ser sanados por él no se dejó llevar por protagonismos sino que se apartaba a lugares desiertos y oraba. No importaba nada más que su compromiso con su objetivo de salvar a los pecadores pero como hombre, necesitaba estar en perfecta comunión con Dios y para ello era necesario desconectar de todo lo que le rodeaba.

Podemos aprender mucho de este pasaje. De la confianza que podemos tener en Jesús, porque él es digno de nuestra confianza! De una actitud humilde y que depende exclusivamente de la voluntad de Dios Del amor que Jesús muestra por el ser humano que llega a él de manera humilde y arrepentida. Dios ama al pecador arrepentido y nosotros debemos aprender del amor de Jesús hacia las personas porque lo tuvo por cada uno de nosotros. De la obediencia de Jesús a su Padre. Si nosotros hemos entendido realmente nuestras creencias debemos de ser responsables y obedecer a nuestro Dios a pesar de las circunstancias. Por último aprendemos del compromiso de Jesús, comprendiendo su necesidad de comunión con el Padre. Él sabía a lo que venía y no le importaba otra cosa. La oración es el medio que Jesús usaba para estar cerca del Padre y es el medio que nosotros tenemos para comunicarnos con Dios. Jesús necesitaba estar a solas para hablar con Dios y tenemos que entender que esto nos va a bendecir en nuestra vida diaria. Dios quiere que le hablemos en el silencio porque hace reflexionar. Es algo pedagógico que nos enseñó a través de su Hijo. Aprovechemos el tiempo para presentar nuestras necesidades y nuestras acciones de gracia sabiendo que es algo con lo que Él disfruta!

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->