Está en la página 1de 12

GUÍA DE LOS MICROORGANISMOS DE AGUA DULCE

¿Quiénes son los protoctistas?


Son un grupo de organismos vivos que forman el reino Protoctista, un reino
que se define por exclusión: sus miembros no son animales, ni plantas, ni
hongos, ni procariotas. Este reino está constituido por los microorganismos
eucariotas y sus descendientes inmediatos. Es un grupo muy diverso que
incluye una gran variedad de organismos y por tanto, de filos diferentes.
Nadie sabe concretamente el número de especies de protoctistas, aunque ya
se han descrito varios miles.

Los protoctistas son acuáticos: algunos son principalmente marinos,


otros de agua dulce y otros viven en los tejidos de otros organismos, como
parásitos.
Aquí, se van a exponer aquellos grupos más representativos de
protoctitas presentes en las aguas. Estos grupos han sido: las diatomeas, los
dinoflagelados, los ciliados, los rizópodos, los heliozoos, los euglénidos, los
clorofitos, los gamófitos , los crisofitos y los criptomonádidos.

DIATOMEAS
Las diatomeas, también conocidas como bacilariofitas, son un grupo de
protistas muy numeroso con más de 10.000 especies descritas. Son
unicelulares y pueden formar colonias, a menudo filamentosas o
arborescentes. Se encuentran tanto en aguas dulces como en aguas marinas,
ya sea en el plancton, en el bentos o adheridas a cualquier substrato
sumergido o húmedo.
Su carácter más notable es la presencia de una cubierta silícea, la frústula
o frústulo, constituida por dos piezas o tecas, que encajan la una sobre la
otra, a modo de una placa de Petri. Presentan dos o varios plastos pardos por
célula, como pigmentos poseen clorofila a, clorofila c, β -carotenos,
fucoxantina, luteina, diadinoxantina y diatoxantina. Como sustancia de reserva
poseen gránulos de crisolaminarina, polifosfatos y gotas lipídicas, pero no
almidón.
Su ciclo de vida es diplonte, se multiplican profusamente por división celular
(reproducción asexual) con formación ocasional de gametos haploides
(reproducción sexual).
Surirella sp. Navícula sp. Stauroneis sp. Tabellaria sp.

DINOFLAGELADOS
Son protoctistas unicelulares, biflagelados, fotosintéticos o heterótrofos,
que poseen o no cubiertas celulares. Esta definición pone de manifiesto la gran
diversidad morfológica y fisiológica que presenta este grupo de organismos.
Se han descrito más de 4000 especies, la mayoría de las cuales forman parte
del plancton marino.
Uno de los flagelos, el transverso, es ondulado y presente
mastigonemas, actúa como remo. El otro flagelo, el longitudinal, carece de
pelos y es el propulsor.
Su corteza o cortex puede estar cubierta por una teca o estar desnuda.
La organización de las placas de la teca es un carácter de gran importancia
taxonómica.
La mayoría de los dinoflagelados poseen tricocistos de forma cilíndrica.
Las especies fotosintéticas presentan en sus plastos una envoltura
trilaminar y además, poseen clorofila a y c, b carotenos, xantofilas. Como
sustancia de reserva contiene almidón.
Algunas especies presentan una mancha ocular, próxima al flagelo
longitudinal, que puede estar muy desarrollado, dando lugar a un ocelo.
Los diflagelados son los responsables de las mareas rojas, las cuales
pueden causar la muerte a los peces y a los seres humanos.

CILIADOS
Son protoctistas que se caracterizan por: (1) tener en algún momento de su
ciclo de vida cilios, (2) ser heterótrofos, es decir se alimentan de otros
organismos o de materia orgánica, (3) presentar dos tipos de núcleos: el
macronúcleo y el micronúcleo, (4) desplazarse mediante cilios.
Es un grupo con una enorme diversidad de formas; la mayoría son móviles,
aunque algunos son sésiles, como ocurre con los peritricos y suctores. Suelen
ser de vida libre, pero algunos de ellos son parásitos o comensales, como
ocurre con los ciliados presentes en la panza de algunos rumiantes.
Su reproducción, normalmente es asexual por medio de división transversal.
Su reproducción sexual es por medio del intercambio de los micronúcleos, por
un proceso conocido con el nombre de conjungación.
Se estima que existen unas 3000 especies de vida libre, que pueden
encontrarse en prácticamente todo los hábitats acuáticos, también en el
suelo, en los musgos e incluso en ambientes carentes de oxígeno, como ocurre
con el género Metopus, esto es posible gracias a la presencia en su interior de
unos endosimbiontes procariotas.
Se alimentan principalmente de bacterias y de otros protoctistas, son por
tanto fundamentales en las cadenas tróficas de los ecosistemas acuáticos y
terrestres.
Son de gran importancia, en los procesos de depuración del agua residual y
han sido objeto de números experimentos de laboratorio que han permitido
establecer importantes principios ecológicos, como el de la exclusión
competitiva.

Stentor
Euplotes sp Carchesium sp. Spirostomum sp
coeruleus

RIZÓPODOS
Los rizópodos, más conocidos con el nombre de amebas, son un grupo de
organismos que comprende más de 40.000 especies, caracterizados por
desplazarse y capturar a sus presas por medio de pseudópodos. Éstos se
forman cuando la membrana externa de estos organismos unicelulares se
deforma, emitiendo unas proyecciones de diferente tamaño y grosor: anchos
(lobopodios), estrechos y terminados en punto (filopodios) o muy finos y
anostomosados (granulorreticulópodos).

Su citoplasma interno (endoplasma) es granuloso y está rodeado de un


citoplasma externo (ectoplasma) hialino. Suele presentar un núcleo bien
patente y una vacuola contráctil localizada en su parte posterior.

Todos son organismos quimioheterótrofos fagotrofos. La mayoría son de


vida libre pero también las hay parásitas.
Se agrupan en dos tipos: las amebas desnudas y las amebas testáceas.
Estas últimas se caracterizan por presentar una cubierta externa que se abre
por un orificio u opérculo por donde salen al exterior los pseudópodos. Esta
cubierta puede ser de naturaleza silícea o proteica (quitinosa), a la que se le
pueden adherir pequeños granitos de arena u otras sustancias presentes en el
medio en el que habitan.
Los rizópodos se reproducen principalmente asexualmente por división
binaria o múltiple. El enquistamiento es común.

Centropyxis sp. Arcella sp. Thecamoeba sp.

Cyphoderia sp. Mayorella sp. Quadrulella sp.

HELIOZOOS (Actinópodos)
Son protoctistas heterótrofos que se distinguen por tener unas extrusiones
citoplasmáticas largas y delgadas, que reciben el nombre de axópodos. Cada
una des estas finas extrusiones se halla sostenida por un haz de microtúbulos,
denominado axonema. Los axópodos son utilizados para capturar a sus presas.
Muchos heliozoos tienen escamas o espinas esqueléticas de naturaleza
orgánica o silícea.
Los helizoos son principalmente planctónicos y de agua dulce, también se
pueden localizar en los estuarios y bentos marino.
Su reproducción asexual es por fisión binaria o múltiple y por gemación. Se
conoce muy poco sobre su reproducción sexual.

Actinophrys sp.

EUGLENIDOS
Son un grupo de flagelados, verdes o incoloros, que se desarrollan con
frecuencia en las aguas dulces. Son formas unicelulares con único género
colonial, Colacium.
Los flagelos, normalmente dos, uno de los cuales puede ser emergente y
el otro no, o bien uno ser libre y el otro recurrente, salen de una invaginación
anterior, denominada reservorio.
Es frecuente la presencia de una mancha ocular o estigma situada al
lado del reservorio, en aquellas especies que presentan cloroplastos.
Su película puede ser flexible permitiendo el flujo o actividad
peristáltica del citoplasma dando lugar a un movimiento muy característico
denominado de metabolia.
Los plastos, variables en número y forma, son de color verde y contienen
clorofila a, y b, además de xantofilas y b carotenos. Como sustancia de
reserva presenta gránulos de paramilo.
Las especies con cloroplastos son fotoauxotrofas , ya que necesitan
determinados compuestos orgánicos para su crecimiento, como es la vitamina
b12. Las especies incoloras son osmotrofas o fagotrofas. En este último caso
pueden presentar un aparato de ingestión constituido por varillas esqueléticas.
Cuando las condiciones son adversas, algunos euglénidos pueden
desprenderse de sus flagelos y permanecer en un estado de palmela.

Euglena sp. Rhadomonas sp. Phacus sp.

CLOROFITOS
Son algas verdes que producen gametos flagelados. Los clorofitos tienen
cloroplastos en forma de copa y de color verde intenso, como mínimo dos
undilipodios (flagelos) de igual longitud.
Se han descrito unas 7000 especies. Dentro de este grupo encontramos
distintas líneas evolutivas, todas han surgido de formas unicelulares para
llegar hasta formas pluricelulares. Se piensa que de este grupo aparecieron
los precursores de las actuales plantas superiores.
Los clorofitos presentan clorofila a y b, así como una gran diversidad de
caratenoides. Como sustancia de reserva poseen almidón. Además, al igual que
las plantas superiores sus paredes celulares están compuestas de celulosa,
pectinas y en algunas especies por monómeros de xilosa y manosa.
La reproducción sexual se halla muy definida en este grupo y se observa una
tendencia desde la isogamia, en la que los gametos son iguales y móviles, a la
oogamia, donde hay un gameto femenino inmóvil y de gran tamaño y otro móvil
y de menor tamaño.

Se pueden encontrar en todos los hábitats acuáticos e incluso sobre el


hielo.
Algunas de las especies más características son Chlamydomonas, Ulva,
Chara, Volvox, o Acetabularia.

Volvox sp. Haematococcus sp.

CONJUGADAS (Gamófitos)
Las algas conjugadas son también conocidas como gamófitos, se caracterizan
por tener células de simétricas, no hay undilipodios (flagelos eucariotas) en
ningún estadio de su ciclo de vida y sus cloroplastos son complejos y
numerosos, localizados a lo largo del eje longitudinal de la célula.
Por sus pigmentos, las conjugadas, son similares a las demás algas verdes;
tienen clorofila a y b y presentan un color verde intenso. Esto es por lo que
frecuentemente se clasifican junto a las clorofitas.
La mayoría de las células de los gamófitos tienen un núcleo grande y visible
en cada. La reproducción puede ser asexual, en cuyo caso las células
vegetativas haploides se dividen directamente; o puede ser sexual, y entonces
se producen gametos ameboides iguales que se fusionan para forman un
zigoto. Éste generalmente, se convierte en una estructura resistente llamada
zigospora, de la que por medio de una meiosis zigótica salen dos células
haploides.
Se pueden encontrar en estanques, los y ríos; y no se han citado formas
marinas.
Closterium sp. Scenedesmus sp.

CRIPTOMONADIDOS
Formas biflageladas, células ligeramente asimétricas, aplanadas y desnudas.
Poseen dos flagelos de longitud muy similar y ambos barbiculados. La
citofaringe es subapical y se encuentra recubierta de tricocistos.
Suele presentar dos plastas parietales con clorofila a y c, carotenos,
xantofilas y ficobilinas. Como sustancia de reserva presenta almidón y gotas
de lípidos. Suele presentar estigma.
Algunas especies son heterótrofas e ingieren partículas sólidas por la
citofaringe. Otras son fotoauxotrofas y algunas viven como endosimbiontes
con algunas cianobacterias.
Se dividen asexualmente por división longitudinal. No se conoce su
reproducción sexual.
Se conocen unas 200 especies, la mayoría la podemos encontrar en
cualquier hábitat húmedo del planeta.

Cryptomonas sp.
CRISOFITOS
Este grupo se encuentra formado por organismos, flagelados, unicelulares,
coloniales, sésiles y móviles. La mayoría de las especies son planctónicas de
agua dulce.
Sus células presentan dos flagelos de distinta longitud. El flagelo más largo
se dirige anteriormente y presenta mastigonemas. El flagelo corto es liso y
emerge lateralmente.
Existen formas pigmentadas e incoloras. Los plastos presentan clorofila a y
c, b caratoneos y xantofilas. Como sustancia de reserva presentan
crisolaminarina. Algunas especies con plastos presentan estigma de color rojo-
anaranjado, que parece en la parte anterior de la célula asociado al plasto.
Hay crisomonádidos desnudos, pero algunos presentan cubiertas silíceas
formadas por pequeñas placas que recubren la célula. Otros presentan lorigas
de diversa naturaleza.
Su reproducción asexual es por simple fisión binaria longitudinal o por
zoosporulación. La reproducción sexual es poco conocida.
La mayoría de las especies son auxótrofas, aunque también hay especies
osmotrofas y fagotrofas.
Muchas especies forman quistes con forma de botella y de naturaleza
silícea.

¿Quiénes son los microorganismos no proctotistas?


En las aguas dulces podemos encontrar una gran diversidad de organismos
pluricelulares, la mayoría de ellos microscópicos. Algunos de los grupos más
representativos son: los rotíferos, los copépodos, los ostrácodos, los
nematodos, los ánelidos, los gastrotricos, los braquiópodos, los ácaros de agua
y los tardígrados.

ROTÍFEROS
Los rotíferos constituyen uno de los grupos animales de menor tamaño,
con una longitud de 0,04 mm hasta 2,00 mm. Se conocen unas 1500 especies.

Son invertebrados pseudocelomados, acuáticos, con la parte anterior de su


cuerpo rodeada por un órgano ciliado, el aparato rotatorio.
El cuerpo no está segmentado, se encuentra protegido por una cutícula,
denominada lóriga, que falta siempre en el macho. En la cabeza presenta dos
bandas ciliadas en las hembras y una en los machos.
El aparato digestivo es completo en las hembras en los machos se encuentra
atrofiado. La faringe está provista de piezas masticadoras internas (el
mástax). Los rotíferos de vida libre tienen una dieta amplia que comprende
desde bacterias, protozoos, materia orgánica en suspensión hasta otros
rotíferos.
No hay aparato circulatorio ni respiratorio. El aparato excretor es
protonefridial, y se abre en la cloaca.
Presentan un gran dimorfismo sexual, cuando existe el macho. La
reproducción generalmente se realiza por partenogénesis, con la hembra
diploide.
Resisten la desecación por medio de una envoltura protectora gelatinosa
que segrega alrededor de su cuerpo.

Philodina sp. Colurella sp.

OSTRÁCODOS
Los ostrácodos parecen pequeños moluscos debido a que su cuerpo no se
encuentra claramente segmentado y están rodeados por una concha bivalva,
normalmente muy calcificada. Las dos mitades se mantienen unidas a lo largo
de una línea dorsal por medio de unas charnelas y una banda elástica.
Nadan moviendo simultáneamente ambos pares de antenas: el primer par
hacia atrás y hacia arriba, el segundo para hacia atrás y hacia abajo. Estos
animales nadan de una manera continua. Las antenas de las especies que son
buenas nadadoras están provistas siempre de sedas muy largas.
En las especies de agua dulce, los machos aparecen de un modo irregular o
son totalmente desconocidos. La mayoría de las especies ponen sus huevos y
los fijan sobre piedras, plantas y ramas sumergidas. De los huevos nace una
larva nauplius atípicas, con tres pares de apéndices. Llegan al estado de
adulto después de pasar por 5 ó 8 mudas.
Viven en todo tipo de aguas.
Se alimentan de animales muertos, hojas, algas, detritus, bacterias y
diatomeas.
Su concha, fosilizadas, tienen una gran importancia en paleontología y en
geología como fósiles indicadores.
.

Heterocypris sp.

COPÉPODOS
Los copépodos son en su mayoría animales marinos, en agua dulce sólo existe
unas cuantas especies de vida libre, pero suelen aparecer en todas las aguas y
en un número considerable.
El cuerpo generalmente alargado está dividido en una región cefalotorácica,
una región torácica y una región abdominal.
En las formas que nadan o flotan, las anténulas son aplicadas contra el cuerpo
antes de cada salto y luego extendidas de nuevo a modo de órganos de timón y
equilibrio y de flotación.
La forma y disposición de las piezas bucales depende del tipo de alimentación.
Hay especies filtradoras y también depredadoras de larvas de insectos y
gusanos.
Del huevo sale una larva nauplius que pasa seis estadios separados por sendas
mudas.
Las hembras poseen un receptáculo seminal en el que se almacenan los
espermatozoides. Las hembras fecundadas ponen los huevos en unos pocos
minutos. Cuando pasan del oviducto al agua se les añade una secreción, que se
endurece y mantiene unidos a los huevos en unos sacos ovígeros.
Cyclops sp.