P. 1
Como ayudar a un enfermo con diagnóstico de SIDA en el hogar

Como ayudar a un enfermo con diagnóstico de SIDA en el hogar

|Views: 1.627|Likes:
Publicado porOmar Garcia Garcia
Artículo elaborado por la E.J.S. Martha A. Huertas Jiménez de la Subdirección de Epidemiología Hospitalaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Artículo elaborado por la E.J.S. Martha A. Huertas Jiménez de la Subdirección de Epidemiología Hospitalaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"

More info:

Published by: Omar Garcia Garcia on Feb 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/15/2011

pdf

text

original

Como ayudar a un enfermo con diagnóstico de SIDA en el hogar.

Lic. Enf. Martha A. Huertas Jiménez.

Introducción

El hogar es el lugar que representa seguridad para la mayoría de los seres humanos, es el sitio en el que se encuentra el mayor apoyo cuando se ha perdido la salud, en el, se satisfacen las necesidades básicas comunes, que son

importantes para fomentar la buena salud y lograr su nivel óptimo de bienestar.

El presente capítulo está dirigido a aquellas personas que tienen como responsabilidad el cuidado de pacientes con padecimientos crónicos, su finalidad es proporcionar conocimientos sencillos y prácticos que le permitan ayudar al paciente a satisfacer sus necesidades básicas.

Cada paciente es diferente por lo que esto lo hace único, por tal motivo éstas recomendaciones deberán adaptarse a cada individuo de acuerdo a sus

necesidades, así mismo es importante que en todo momento se tome en cuenta la opinión del mismo, es decir siempre hay que preguntarle: ¿en qué desea que se le ayude?, ya que para la mayoría de los pacientes puede resultar difícil vivir su enfermedad en etapas que le impidan valerse por sí mismo, y habrá quienes prefieran que no se les apoye completamente.

Recomendaciones

para

quienes

cuidan

a

pacientes

con

enfermedades terminales.
Cuidar a una persona enferma puede ser difícil, tanto emocional como físicamente. Hablar al respecto con alguien ya sea que tenga el mismo tipo de problema o con alguien profesional puede ayudar. Usted no puede cuidar a alguien si usted está enfermo, por lo tanto es necesario que usted también se cuide, tomando un descanso de vez en cuando y en esos ratos libres realizar las actividades que a usted le gustan.

Cuando un ser humano pierde la salud por distintas razones, se enfrenta a problemas emocionales, económicos y sociales, cada persona vive y supera esta situación de distinta manera, hay enfermos que pueden vivir la mayor parte de su padecimiento sin perder ninguna limitación física y por lo tanto ellos se proporcionan así mismos los cuidados, es decir resolverán sus propias necesidades, sin embargo habrá pacientes que en etapas tempranas de su enfermedad requieran del apoyo de una persona, familiar, amigo o enfermera que le apoye.

Siempre hay que recordar que el enfermo tiene derecho a ser tratado como ser humano hasta que muera.

El llevar a un enfermo a casa puede parecernos algo muy complicado, ya que pensamos que el hogar no es el mejor lugar para darle todos los cuidados, sin embargo, debemos pensar que en este el paciente va estar mucho mejor que en el hospital porque va tener oportunidad de estar rodeado por sus familiares y amigos. Los cuidados que le proporcionen deben estar enfocados a la satisfacer sus necesidades para lograr el mejor estado de bienestar, además de la

prevención de infecciones del familiar al paciente o del paciente al familiar.

Se sabe que el tocar la piel del paciente con SIDA, el bañarlo, hacerle ejercicios, dar masajes no representan ningún riesgo para usted, por el contrario si puede afectar al paciente si usted no se lava las manos antes de cada procedimiento; el lavado de manos debe realizarse únicamente con agua y jabón por 15 segundos, no es necesario utilizar ningún desinfectante. 

Las personas que cuidan pacientes con SIDA, deben asegurarse de haber recibido todas sus inmunizaciones para evitarlos contagiarlos al paciente.

Si tiene alguna infección respiratoria utilice cubrebocas y de preferencia espere a que se resuelva su problema antes de estar en contacto con el paciente.

Recomendaciones en caso del contacto con sangre y/o líquidos corporales de pacientes con SIDA:
 Es recomendable utilizar guantes desechables limpios de látex si se sospecha tener contacto con sangre y / o líquidos corporales, por ejemplo cuando cambie la ropa del paciente; Los guantes deben usarse sólo una vez y desecharlos. 

Si usted

tiene lesiones en las manos deberá cubrirse muy bien la

herida.(como?) 

En caso de tener contacto con estos líquidos o pinchadura con alguna aguja, lávese las manos inmediatamente y notifíquele al médico inmediatamente.

Algunos pacientes pueden presentar como complicación neumonía por tuberculosis, es necesario saber que esta enfermedad se transmite por vía respiratoria, por lo que se requiere utilizar un cubrebocas especial (pregúntele al médico o a la enfermera cuál es?, dónde conseguirlo? y por cuánto tiempo utilizarlo?).

Higiene
Las personas con SIDA deben mantener su independencia en la medida que le sea de lo posible. Sin embargo llegará el momento en que haya que asistirle en sus necesidades básicas los utensilios necesarios (palangana, orinal, cómodo, riñón) para el aseo pueden conseguirse en una tienda de artículos para hospital.

Cuidados matutinos
Cuando el paciente permanezca en cama, antes del desayuno debe ofrecérsele el cómodo o el orinal y posteriormente lavarle las manos, la cara y algunos pacientes preferirán lavarse los dientes, para todo esto puede utilizarse un lavamanos y agua tibia. Al terminar se podrá dar el desayuno.

Cuidados a la boca:
Pueden ser al despertarse o después de ingerir alimentos, el cepillado dental elimina las partículas de alimentos que hacen un medio propicio para la proliferación de bacterias, de preferencia utilice hilo dental para asegurar una mejor limpieza. El cuidado de la boca además incluye dentista. la atención regular al

Aseo personal o baño del paciente:
Si el paciente se encuentra en cama se debe realizar baño de esponja, es decir una limpieza con un paño húmedo con agua caliente para que no se enfrié al momento de utilizarla, además de asear, promover comodidad, estimular la circulación sanguínea y dar oportunidad para el ejercicio el baño sirve para detectar alteraciones en la piel prevenir lesiones oportunamente y se aprovechar el momento para lubricarle la piel.

En el baño de esponja no es necesario lavarle la cabeza al paciente, pero si éste así lo desea es necesario seguir los siguientes pasos: 

Prepare dos cubetas un con agua templada al gusto del paciente y la otra vacía para desechar el agua sucia, una palangana grande y una pequeña, jabón, un paño, la ropa de cama y del paciente limpia y un plástico para proteger la cama del paciente.

Asegúrese de que no haya corrientes de aire y que la habitación no este muy fría, y lleve todo lo necesario a esta para evitar corrientes de aire.

Inicie con el lavado de la cabeza, primero proteja la cama con un plástico para evitar mojarla.

Moje la cabeza colocando la palangana por debajo de ésta y coloque el agua con la palangana más pequeña.

Aplique el jabón para el cabello, lave la cabeza y enjuáguela las veces que sean necesarias, deseche el agua sucia en la cubeta vacía.

Seque la cabeza perfectamente y observe si no tiene lesiones; esto ayudará a prevenir úlceras por presión.

   

Al terminar de lavar la cabeza, limpie la cara y las orejas.

Continué con el cuello, los brazos y el tórax.

Después lave los pies y las piernas, el abdomen, área genital y espalda.

Seque perfectamente bien toda la piel del paciente y lubríquela muy bien.

Cuidados de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo y la principal barrera de protección, cuando el paciente permanece por mucho tiempo en cama puede ser lo primero que se dañe y representar un serio problema para el paciente con SIDA.

El origen de las lesiones en la piel o úlceras por presión se debe a tres factores importantes:     Inmovilización del paciente Presión constante de una superficie ósea sobre la cama Fricción constante del área anatómica con la ropa de la cama Humedad constante en la piel

Para prevenir el desarrollo de éstas complicaciones es necesario evitar éstos cuatro factores y tomar en cuenta los siguientes consejos: 

Si las condiciones del paciente lo permiten es recomendable colocar al paciente en un sillón una vez que se le ha bañado.

Colocar en este una sábana limpia y un cobertor, de manera que no sea dura la superficie donde permanezca sentado.

 

Movilizar al paciente cada dos a tres horas, apoyándose de almohadas.

La ropa de la cama debe quedar muy bien estirada para evitar que el paciente se lastime.

Vigilar que la piel del paciente se encuentre seca y bien lubricada, así mismo evite la constante fricción.

Cuando se esta formando una úlcera se observará una zona enrojecida y dolorosa, es importante que en esta fase se enfatice la movilización para evitar que la piel se rompa. Las zonas que frecuentemente se lesionan son la región sacra, los talones y los codos.

Si la piel se ha roto de preferencia consulte a una enfermera o a un médico para que lo asesore y evite que el problema se agrave.

Es importante estimular al paciente para que ejercite los pies y las manos, si el no puede sólo, la persona que lo cuida puede ayudarlo, esto evitará entumecimiento y favorecerá la circulación de la sangre.

Cuando movilice al paciente puede dar un poco de masaje en la espalda, esto ayudará a que él se sienta más cómodo y descanse mejor.

Cuidados pulmonares.

de

enfermería

para

prevenir

complicaciones

Cuando el paciente permanece mucho tiempo en cama también puede tener complicaciones respiratorias, las medidas para prevenir éstas complicaciones son:   El movilizar al paciente fuera de cama. Consiga un espirómetro incentivo (es un aparato para realizar ejercicios respiratorios lo puede conseguir en alguna farmacia de especialidades ), esto hará que el pulmón se mantenga mejor ventilado, para utilizarlo es importante leer primero las instrucciones y estimular al paciente para que haga los ejercicios 15 minutos cada hora.    La aplicación de vacunas contra influenza y neumococo son otras medidas recomendadas, pregunte a su médico donde puede aplicárselas. Mantenga la cabecera de la cama elevada, por lo menos a unos 30 grados. Si nota alguna dificultad para respirar avise de inmediato a su médico

Nutrición

Otra de las necesidades fisiológicas es la nutrición, es decir el proveer de alimentación al organismo, un paciente con SIDA puede comer prácticamente todo tipo de alimentos. La cantidad depende del gusto y del tipo de paciente, la edad el estado físico actual, el estilo de vida, ambiente físico y muchos otros factores. La alimentación correcta debe incluir carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales y agua. cereales, grasas,

Es importante recordar que para la sociedad los alimentos y la hora de tomarlos tienen un significado que va más allá de proporcionar nutrición al organismo. En nuestro país generalmente se comparten los alimentos con las personas más cercanas, y es considerado un momento de relajación. Ante la enfermedad esta

situación tiende a cambiar ya que el paciente y la familia puede experimentar inseguridad en cuanto a lo que puede y debe comer o también puede ser que el paciente no tenga deseos de tomar nada por los efectos secundarios que provocan algunos medicamentos, enseguida se dan algunas sugerencias que pueden favorecer la buena alimentación en el enfermo:         

Considere y respete sus gustos, así como el tipo de alimentos, la cantidad, la temperatura etc. Cuide que no consuma alimentos crudos como huevo y leche, las frutas y verduras, deben lavarse y desinfectarse.. La carne deberá quedar bien cocida. Evite consumir mariscos crudos. La persona que prepare los alimentos debe lavarse las manos entre la preparación de cada alimento y cuidar de no llevarse las manos a la boca. Al probar los alimentos con la cuchara evite regresarla al resto de los alimentos. Cuando el paciente no tenga mucho apetito procure que le servan los alimentos en pequeñas cantidades. Cuide la temperatura y la presentación de los alimentos.

La enfermedad no es ningún impedimento para que el enfermo tome los alimentos con el resto de la familia, si así lo desea y sus condiciones lo permiten estimúlelo a que lo haga.

No es necesario destinar utensilios desechables o de uso exclusivo para el enfermo, ni tampoco se requiere que se laven por separado, sólo utilice agua y jabón.

Si el enfermo se queja de la temperatura o consistencia de los alimentos, téngale paciencia ya que en muchas ocasiones esto es una manifestación de angustia por su enfermedad.

Medicación
Los medicamentos sin duda son parte importante en el tratamiento del paciente, éstos deberán suministrarse puntualmente, considere que después de un largo tiempo de tratamiento y de estar ingiriendo múltiples medicamentos, el paciente puede estar cansado y no tener un buen apego al tratamiento. La persona que cuida de el deberá estar al pendiente de que tome todos sus medicamentos y averiguar si prefiere tomarlos con algún alimento que le ayude a disminuir los efectos secundarios de éstos.

Qué se hacer cuando el paciente empeora?
La muerte es un tema que suele evitarse, ya que nuestra cultura nos ha enseñado a exaltar la vida, sin embargo la familia deberá irse preparando para este suceso. La convivencia diaria con el paciente puede ayudar a asimilar mejor este hecho.

El empeoramiento del paciente es un proceso en el que se observa como van deteriorándose las funciones vitales del paciente, así como el estado de

conciencia del mismo. Ante esta situación es necesario enfatizar con mayor razón los cuidados básicos.

Es de suma importancia que en esta etapa se este más cerca del paciente ya que tienen muchas necesidades emocionales, espirituales y físicas. Es difícil guiar al paciente con un enfoque positivo hacia la muerte, Cicely Saunders aconseja “ver continuamente a los pacientes, no sus necesidades sino su valor, no su dependencia sino su dignidad”.

El paciente en esta etapa puede volverse más demandante en cuanto a sus necesidades físicas y por más que se trate de satisfacerlas, aparentemente no se

logra, en cambio será necesario tenerle mayores consideraciones. Hay pacientes que por el contrario lo único que desean es descansar, en estos casos habrá que estar al pendiente de su limpieza y del cuidado de la piel, es decir prevención de úlceras

Llegará el momento en el que el paciente ya no pueda ingerir alimentos sólidos ni líquidos eso provoque deshidratación y mayor debilidad.

Puede ser que ya no tenga control para la eliminación orina o heces, así que será necesario colocar un pañal y cambiárselo con la frecuencia requerida, no olvide que al hacerlo deberá limpiar la piel con toallitas húmedas desechables para prevenir que la piel se lesione.

La función respiratoria también se va ir deteriorando, de manera que el paciente va a respirar más rápida y superficialmente lo que le provocará angustia; puede ayudar el levantarle la cabecera de la cama para disminuir el esfuerzo.

Como Ayudar al paciente en el hospital

Enf. Carmen Romero Oliveros

Introducción

Los períodos agudos de algunas enfermedades hacen necesario el ingreso del paciente al hospital y este medio resulta estresante para el enfermo y su familia. La enfermera debe considerar estos aspectos para identificar oportunamente las necesidades de apoyo durante la estancia hospitalaria. Por ejemplo si el paciente requiere que el familiar perrmanezcacer las 24 h del día con el paciente, en tal caso proporcionarle el permiso desde el momento de su ingreso.

En algunos pacientes el ingreso se debe a algún padecimiento infeccioso que requiere aislamiento para evitar la transmisión a otros pacientes o al personal. La enfermera es la encargada de explicar al enfermo y a su familia los cuidados que deberán seguir, esta comunicación puede ser la base para que el enfermo no se sienta relegado y la familia aprenda los cuidados básicos.

Higiene

Durante la estancia en el hospital el paciente requerirá del apoyo de enfermería para su aseo, este incluye desde el lavado de manos, el aseo bucal, el baño de esponja o en la regadera y es una enorme oportunidad de iniciar o complementar la capacitación de la familia para el cuidado en el hogar.

El lavado de manos:  debe realizerse antes de que el paciente tome sus alimentos y después de ir al baño, utilice únicamente agua tibia, jabón, una palangana y una toalla, durante este procedimiento observe que las uñas estén recortadas y en buen estado.

Aseo de la boca

Algunos pacientes prefieren asearse la boca inclusive antes de tomar los alimentos y otros sólo después de ingerir alimentos. Proporcione lo necesario para este procedimiento (cepillo, pasta dental, hilo dental, vaso con agua y una palangana). La enfermera debe aprovechar este cuidado para observar cualquier alteración de la boca y reportarlo de inmediato al médico.

Aseo personal

Cuando el enfermo no pueda levantarse para bañarse en la regadera, es necesario asistirlo dándole un baño de esponja el cual consiste en el aseo corporal por medio de un paño húmedo con agua caliente de acuerdo a la tolerancia del paciente y jabón. El baño proporciona bienestar al movilizarse se disminuyen los riesgos de daño en la piel, y se aprovecha para lubricarla y observar alteraciones oportunamente. Verifique que al terminar el procedimiento la piel del paciente no quede húmeda, ni la ropa de la cama tenga arrugas.

Enfermería básica

La cama del enfermo

La cama es especialmente importante para la mayoría de las personas al estar hospitalizadas, puede ser lo único que sienta completamente suyo y representa gran parte de la comodidad del paciente, en particular si pasa en ella periodos prolongados. Cuando el paciente parezca demasiado fastidiado en cuanto a su cama, la enfermera debe recordar que en ella tiene que pasar las 24 h. Para su comodidad, necesita una cama limpia, pulcra y sin arrugas. Otros pacientes pueden adoptar su propia posición que les permita controlar aspectos de su ambiente si piensan que muchas decisiones y actividades están fuera de su control. Frecuentemente el enfermo solicita su almohada favorita, ayúdelo a conseguir el permiso para que la tenga.

Habitualmente en los hospitales la ropa de la cama se cambia durante o después del baño del paciente, así mismo debe cambiarse cuando se ensucie, el dejar la ropa sucia y húmeda puede propiciar alteraciones en la piel como úlceras o algún tipo de infección.

Nutrición
En cuanto a la alimentación de los pacientes con SIDA, es importante considerar que aunque pueden comer prácticamente de todos los alimentos, habrá pacientes que padezcan nausea, agruras o acidez, dolor o fiebre, lo que provocará menos deseos para tomar sus alimentos, con frecuencia los alimentos que se

proporcionan en el hospital no le son agradables, así que la enfermera tiene la responsabilidad de vigilar que el paciente pueda aceptar su dieta y desde luego el familiar o la persona que cuida de el en el hospital puede ayudar. Algunas de las medidas que se recomiendan para mejorar la nutrición son las siguientes:

  

Pregunte al enfermo que apetece para el desayuno, la comida o la cena y coméntelo con la nutrióloga. Proporcione los alimentos en pequeñas cantidades. La enfermera debe observar la cantidad de alimentos y líquidos que ingiere el paciente y vigilar si existe algún inconveniente para comunicárselo al médico y a la nutrió loga

Antes de proporcionar los alimentos al paciente, acerque lo necesario para lavarse las manos y de boca ya que puede tener sabor desagradable en ella y contribuir a la falta ingesta de los alimentos.

Para muchas personas no suelen ser agradables los alimentos durante su hospitalización y además de los factores propios del paciente que influyen para que no se le antoje tomar la comida, también contribuye el medio que rodea al enfermo como: el ambiente cerrado, si hay malos olores, mala iluminación o demasiadas cosas sobre la mesa donde consume los alimentos, así que es muy importante tomar en cuenta todos los factores y modificar los que sea posible. La enfermera debe tomarlos en cuenta y observar el momento en el que se le dan los alimentos al paciente para cuidar que este rodeado de las mejores condiciones.

En ocasiones el paciente

manifiesta su angustia quejándose de la

temperatura o consistencia de los alimentos, La comprensión que la enfermera proporcione es de suma importancia para que el enfermo acepte los alimentos.

Medicación

En el hospital la enfermera es quien tiene la responsabilidad de la aplicación de medicamentos según la vía por la que estén indicados, suele asignarse un horario preestablecido para ello, sin embargo debe tomarse en cuenta que estos pacientes habitualmente tienen ya un horario de acuerdo a sus actividades o la hora en que toman sus alimentos, ese horario deberá respetarse sin perder el

cuidado de continuar con la prescripción médica o dejar que el paciente tome solo sus medicamentos, es decir hay que verificar que el paciente los tome. Así mismo si inicia un nuevo medicamento hay que explicarle cuales son las indicaciones, la dosis y el horario. Al igual que en casa otro cuidado que se debe tener en cuenta son los efectos secundarios de los medicamentos en el paciente y esto puede ser una de las causas por las cuales el paciente deje de tomar los medicamentos y también sus alimentos. La relación enfermera paciente en forma adecuada influye de manera importante en la calidad de vida del paciente y su familia.

Bibliografía

1. Beverly Witter Du Gas. Tratado de Enfermería Práctica. Mc. Graw Hill 4ª. Edición revisada. 2000. 2. Centros para el control y la prevención de enfermedades. Folletos de VIH/SIDA. 3. R. Wenzel. M. Edmond. A Guide to Infection Control in the Hospital. B.C. Decker Inc.1998. 4. Janet W. Griffith, Paula J Christensen. Proceso de atención de enfermería. Aplición de Teorías, Guías y Modelos. Manual Moderno.1998. 5. Gregory A. Poland, William Shaffner, Gina Puglinese. Inmunizing

Healthcare Workers. A practical Apprach. 2001. 6. Kübler-Ross E. On death and dying. New york, Mamillan Company. 1969. 7. Debora-Duda. Como Cuidar a un Enfermo Terminal en Casa. Ed. Trillas. 1990. 8. Patricia Uribe Zúñiga, Carlos Magis Rodríguez. La respuesta Mexicana al SIDA: Mejores Prácticas. Editores. Dic. 2000.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->