Está en la página 1de 4

Discurso Cuartos Medios

Natalie: Buenas noches a todos los presentes; señora directora Marcela Hoppe, personal de
Utp, profesores, apoderados y familiares, auxiliares, y a todas las personas que trabajan y
hacen de este establecimiento un lugar de aprendizaje ejemplar.

Bastian: Nos encontramos hoy reunidos para dar término oficial a una etapa. Una etapa a la
cuál le entregamos 12 años de nuestras vidas; años llenos de momentos e imágenes que serán
guardados para siempre en nuestra memoria y corazón. Una etapa caracterizada por el
“crecer” y el “aprender”; crecer que no solo se vio reflejado en lo físico, sino que también en
nuestra personalidad y forma de ser. Y un “aprender” que no solo nos ayudó para avanzar de
curso y llegar hasta este momento, sino que nos ayudará por el resto de nuestras vidas.

Massiel: Fuimos parte de una comunidad escolar maravillosa. En donde todos sus miembros
(incluyendo los que ya no nos acompañan y los que aún están en este establecimiento), han
aportado y contribuido en la formación de cada uno de nosotros. Por esto, nos retiramos
orgullosos y conformes, confiando en que llegamos a la meta de buena forma, y seguros de
que nuestro colegio, Monte de Asís, hizo todo lo que estuvo en sus manos para lanzarnos a la
vida preparados y con todas las herramientas.

Felipe: Somos dos cuartos medios llenos de pasión y garra, siempre queremos ser los mejores.
Tanto así, que muchas veces tuvimos roces; tanto personales como colectivos. Como olvidar
las olimpiadas inter-curso, donde la sala parecía un estadio, y en donde los cursos parecían
unirse aún más, aunque fuera para ganarle al otro. Pero a pesar de esto, hubo momentos en
que quedó demostrado que podíamos trabajar y compartir; las alianzas, cuya realización en
conjunto nos sirvió para darnos cuenta de lo bien que se podían hacer las cosas, y en donde
dejamos claro que hoy se despide la mejor generación del colegio Monte de Asís.

Natalie: Hemos compartido la etapa más importante de nuestras vidas. Nos conocimos como
niños; con sonrisas eternas y juegos inocentes; y terminamos siendo adolescentes. Como 4º
medio A, tuvimos a la mejor profesora y casi madre, aquella mujer que nos formó como
personas, que nos entregó todos los valores que se pueden entregar dentro de un colegio, ella,
que nos dio su cariño sin esperar nada a cambio, Fresia Silva.
Massiel: El tiempo pasó bastante rápido. Los que están desde el comienzo en el 4º medio B,
recordarán seguramente a la Tía Priscilla, querida por muchos, y que entregó a varios
presentes valores que nunca olvidarán. Otros también recordarán a la Tía Ingrid, o la simpática
y paciente Tía Anabella.

Bastián: Se esperaba ansiosamente la entrada a la jornada completa. Por lo que me han


contado, mucho tuvieron cambios bastante drásticos en el 4º Medio A. Como olvidar a una
Paloma “hardcore”, o a una Ivette, Tiare, Yari y Nicole Madariaga pokemonas. Por supuesto,
como dejar de nombrar al que fue el colorín más polémico del colegio, Roberto Brito, y sus
constantes peleas con la Tía Mili. Pero esos tiempos ya pasaron, ¿Verdad Tía Mili?

Felipe: Con el pasó de los años, el problema de los “sobrenombres” se hizo insostenible. Como
4º medio B, vivimos quizás los momentos más difíciles en ese entonces. Pero llegó el, el Tío
Sergio, que pudo “enderezar” la rama, para que este árbol creciera de mejor forma; árbol
cuyos frutos, ya maduraron. Pudimos entonces salir adelante y nos empezamos a portar
bastante mejor. Esto coincidió justo con la partida de compañeros como Elías Torres o Felipe
Machuca, que obviamente no tuvieron nada que ver con el mejor comportamiento ya que
eran verdaderos ángeles en la sala.

Natalie: Como olvidar la gran guerra de harina del Cuarto A: al subir al tercer piso, estaba la
sorpresa a la vista; todos empolvados y divirtiéndose, hasta que llegó la Tía Amanda y los
rumores empezaron a correr; condicionalidades, suspensiones, etc. Pero nada de eso pasó, y
solo nos mandaron a hacer una limpieza rápida y profunda; ustedes saben, a la tía Amanda
nadie le podía decir que no.

Primero medio fue algo caótico (bueno hasta ahora todos los años lo han sido). Desde este
curso, muchos descubrieron el amor por las matemáticas, todo gracias a nuestra tía Marta,
que nos traía guías de 100 ejercicios para terminar en clases. ¿Recuerdan aquel día en que
nuestra profesora Marta, nos enseño simetría?, absolutamente todos teníamos nuestras caras
rayadas.

Massiel: Los campamentos, excursiones y carretes de curso (tan recordados por algunos)
sirvieron para fomentar la unión y el compañerismo. En segundo medio, llegó importado
desde Cuba, nuestro querido profesor, el “lucho”. Que no solo estuvo ahí para ensañarnos que
lo que estamos haciendo ahora pertenece a un discurso público de carácter comunitario (ve
que igual aprendimos), sino que estuvo para apoyarnos en nuestros problemas, para
preguntarnos siempre “como estás?” y para ayudarnos en todo lo que le fuera posible.
Bastián: Y llegaron a tercero medio. Lo más destacado de ese año fue la salida a la nieve junto
al otro cuarto, que más que nieve parecía barro. El sol pegaba fuerte y el bus se detuvo en la
mitad del camino porque se recalentó. Se terminó la subida hasta el refugio a pie, pero a pesar
de todo, fue una experiencia maravillosa.

Felipe: No se puede hablar de anécdotas del 4º medio B sin destacar la gira de estudios. Que
notable experiencia… Compartimos todos momentos que son inolvidables; desde la salida a la
disco hasta incluso el vómito del Ivo. Pero como ustedes saben, lo que pasó en la gira, se
queda en la gira.

Natalie: Pero basta de anécdotas. Queremos aprovechar esta oportunidad para hablar de
manera personal también. Yo, Natalie Bascour, les quiero decir que aquí termina nuestra etapa
para comenzar con otra, otra que nos hará madurar como personas, que nos llevará a nuestros
deseados futuros. Pero debemos disfrutar el presente, pues como nos acabamos de dar cuenta
el tiempo pasa rápido y no debemos desaprovechar las oportunidades; no sabemos que nos
deparará el destino, solo sabemos que hemos formado un gran lazo, que somos eternos
amigos y compañeros.

Massiel: Yo, Massiel Moraga, de manera personal, les quiero agradecer la oportunidad de
estar en este escenario participando de este discurso. Desde que iba en Kinder y me
correspondió dar el discurso de Graduación, siempre fue mi sueño ser partícipe de estas
palabras. No se aflijan y desesperen si alguna vez las cosas van mal en la vida. Apliquen lo que
aprendimos en éstos doce años, y recuerden que siempre podrán haber más oportunidades si
ustedes así lo desean. Éxito en cada una de las cosas que se propongan, y, siempre tengan
presente que no porque hayamos terminado ésta etapa, dejaremos de ser compañeros. El
título de pertenencia al Cuarto medio B Yarawi, o como quieran llamarle, es eterno.

Bastián: Yo, Bastián Sanhueza, les pido que nunca olviden de donde vienen. Nunca olviden
quien les dio la base de toda su vida. Sean unos eternos agradecidos de sus padres y familia,
porque han sido ellos quienes nos han dado todo. Desde hoy en adelante, nos valemos por
nosotros mismos. Pero siempre que tengan una duda o algún miedo o quieran compartir
alguna alegría, no olviden que nuestro Cuarto Medio A Corazón, generación 2010 siempre va a
estar ahí.
Felipe: Yo, Felipe González, quién los debe tener aburridos con tantas palabras, el que los
molestó en todas las clases de Orientación, el que les agradece eternamente la oportunidad de
haberlos encabezado en una parte de este camino y el que los quiere desde el fondo de su
corazón, les quiero decir que no tengo dudas en que cada uno alcanzará sus sueños. En que
cada uno sabrá que decisiones tomar; en que todos, sin excepción, sabremos levantarnos ante
las adversidades y aprenderemos de nuestros errores. Como ya les dije, no olviden que hoy
nuestros caminos se separan, pero tenemos un camino común, un camino que recorrimos, a
mi parecer, de manera excepcional.

Natalie: Gracias a todos los que estuvieron siempre con nosotros; Tía Mari (la que tantas veces
nos salvó con algún trabajo olvidado), Tía Sandra Morales, Tía Kathy Cavieres…

Massiel: Gracias Tía Marcela, por encabezar esta comunidad tan hermosa, gracias Tía Loreto
Pinillo, gracias tía Roxana Morales y muchas gracias Tio Sergio.

Bastián: Gracias también a todos nuestros profesores que están y estuvieron con nosotros:
Fresia, Priscilla, Madeleine, Ingrid, Xochitl, Carolina Jammet, Luis García, Eduardo Tejeda,
Marta Díaz, Sandra Castillo…

Felipe: Gracias Profe Cristobal, Militza, Raúl, Mario Antonieta Vergara, Patricio Fuentes,
Carolina ____ (ingles?), Marcelo, tía patricia rojas, tía anabella…

Natalie: Y muchas gracias a las personas que lejos son las más importantes de este colegio; Tía
Alejandra, Tía Rosita, Tío Rubén, Tío Juan, y al más querido por la generación 2010: nuestro
increíble y grandioso “Peladito”, nuestro Tío René.

Massiel: Luego de los agradecimientos, solo nos queda decir que hoy se despide de estas
paredes…

TODOS: LA GENERACIÓN 2010!... GRACIAS.

También podría gustarte