SENTENCIA EXTRANJERA.* I) Introducción.

Una de las funciones que el Estado moderno considera de primordial importancia, es la administración de la justicia, la cual en otros tiempos pertenecía a los particulares. Para ello, se ha organizado una judicatura especializada y el Estado pone al servicio de su magistratura especializada o de los particulares en su caso, la fuerza pública, para lograr el resultado dispuesto por la sentencia de sus tribunales. Este poder del Estado de utilizar la fuerza pública para el cumplimiento de la sentencia, cumpliendo un acto de soberanía, es regulado por su propio ordenamiento jurídico y de acuerdo al Derecho internacional, la soberanía del Estado se ejerce dentro de los límites de su territorio o fuera, en los casos expre samente establecidos. Si los efectos de una sentencia tuvieran que ejercerse dentro del territorio, su regulación estaría a cargo del Derecho procesal del Estado, pero ocurre que en determinadas oportunidades, es necesario hacer valer esa sentencia dentro del ordenamiento de otros Estados, surgiendo entonces delicados problemas, que son objeto, o tratan de serlo, de una rama del Derecho; el Derecho procesal internacional. Muchos son los efectos que se producen a consecuencia del acto del Estado al dictar una sentencia por intermedio de sus órganos competentes. Encarada como un acto emanado de una soberanía extranjera, la sentencia representa el estudio de varias cuestiones, como ser el de su naturaleza, eficacia, naturaleza de la acción que ejecutan las part es para hacerla valer y naturaleza del exequátur o sentencia de reconocimiento. El profesor Moretti, en un destacado estudio, expone que la sentencia, dentro de su ordenamiento propio, puede ser considerada desde un triple punto de vista: a) Como acto jurídico, eficacia interna; b) Como hecho jurídico, eficacia externa y c) Como documento, eficacia probatoria C1). Esos efectos o puntos de vista, se propagan hacia el exterior, cuando la sentencia traspasa la frontera nacional y hay que analizar sus efectos dentro de otros ordenamientos. Siguiendo al profesor Moretti, veamos cuáles son los efectos de la sentencia fuera de su ámbito de plena validez, esto es, en otro Estado. Moretti señala que la sentencia extranjera, no puede ser considerada en el plano internacional como un acto jurídico, por la sencilla razón de que esos efectos solamente se pueden referir a su propio ordenamiento, porque una decisión emanada de una soberanía, tiene como marco de ejercicio, los de su propio ordenamiento jurídico. La sentencia no puede producir efectos fuera de los límites en que se ejerce la soberanía. Para que produzca efectos en otro sistema jurídico, es necesario que una norma de este nuevo ordenamiento jurídico autorice el acto emanado de otra soberanía a efectos de producir efectos; los mismos efectos. Hemos visto que la sentencia tiene efectos dentro del territorio como un acto jurídico y fuera de él, como un hecho jurídico. Entrando al tercer punto señalado por Moretti, es decir, la sentencia como documento, se refiere, como lo señala el profesor uruguayo, a juicios históricos y lógicos cumplidos por el juez, como actividad preparatoria para llegar a una decisión, o puede referirse a actos procesales cumplidos en el proceso y en estos casos, como lo veremos, la actividad de los órganos jurisdiccioales del Estado en el cual se pretende que surtan sus efectos, es sensiblemente inferior ü cuando se pretende hacer valer la sentencia extranjera como un hecho jurídico con todos sus efectos (2). ¿Cuáles son los efectos que puede producir una sentencia, en nuestro caso, en el extranjero1? La doctrina y la jurisprudencia, estaolecen tres órdenes de efectos que son, sin que ello signifique establecer un orden de importancia: a) Efecto ejecutorio; b) Valor de cosa juzgada y c) Valor probatorio. Según sea el efecto que se pretenda dar a la sentencia extranjera, distinta será la opinión de la doctrina, de la jurisprudencia y de las las propias legislaciones. Corresponde analizar sucesivamente, estos tres aspectos. II) Ejecución de sentencias extranjeras. El profesor Alfonsín, con su rigor lógico característico, establecía una doble distinción teniendo en cuenta: a) Si se trata de una

sentencia pronunciada en virtud de una competencia dispuesta por el orden jurídico de un Estado y b) Si la competencia del juez nacional deriva de una norma internacional, esto es, de un Tratado. Una cosa, señala Alfonsín, es que el juez uruguayo asuma competencia en virtud de un artículo de su propio ordenamiento jurídico y otra cosa es que su competencia derive de una disposición del Tratado de Derecho civil de Montevideo de 1889 ó 1940. En el primer caso, el respaldo es el orden jurídico nacional y en el segundo, lo es el internacional (3). 1. Ejecución extranacional de una sentencia .nacional* Para que una sentencia extranjera pretenda surtir efectos fuera del orden jurídico en el cual fue emitida, es necesario que la decisión extranjera sea válida y, además, sea ejecutable según la legislación del país en el cual pretende ejercer su autoridad ejecuto ria. Es decir que hay dos cuestiones: una de carácter formal y otra de índole sustantiva. La autenticidad de la sentencia se comprueba ²y en esto no hay discrepancias ² con una copia auténtica de la sentencia, esto es, emanada del propio juez y con todas l as garantías que se exigen para comprobar la autenticidad de un documento. Debe venir legalizada con arreglo a la legislación del Estado en donde se pretende ejecutar y, finalmente, traducida en el caso en que se encuentre redactada en un idioma que no es nacional. El problema fundamental, es el de la posibilidad de ejecutar en un país A, una sentencia dictada en el Estado B y esto, fundamentalmente porque la sentencia emanada de B, lo es a consecuencia de una norma propia que le ha conferido competencia para entender de una determinada relación jurídica que, controvertida, ha sido presentada a un juez de su ordenamiento jurídico. Más claramente: el Estado B, ha actuado en base a una competencia que se ha atribuido el mismo. Lógicamente esta competencia, ha sido establecida en base a criterios propios que pueden o no coincidir con los del Estado A en donde se pretende ejecutar la sentencia. Hay en presencia, dos ordenamientos: uno del cual emana la decisión y otro en el cual se pretende hacer valer los efecto s de aquélla. Como no hay subordinación, en base al principio de la igualdad e independencia de los Estados, el cumplimiento de la sentencia extranjera, dependerá de la voluntad del Estado en «1 cual la sentencia extranjera pretende suiíir sus efectos. La multiplicidad legislativa significa que no hay un patrón o tipo único de normas relacionadas con este problema de Derecho procesal internacional. Si quisiéramos efectuar una clasificación de los sistemas, llegaríamos a esta división ²teniendo en cuenta los sistemas más ‡extendidos² sin perjuicio de que puedan existir oíros matices: A) Sistemas que niegan la ejecución de las sentencias extranjeras; B) Sistemas que lo aceptan con mayor o menor extensión; C) Sistemas que la aceptan o la niegan según las circunstancias. A) Sistemas que niegan la ejecución extranacional de las sentencias. Este sistema significa que en un Estado, solamente se ejecutanlas sentencias emanadas de su propio ordenamiento jurídico. ¿Cuáles son, las razones que fundan este sistema? En pr imer lugar, representa en toda su intensidad, la teoría de la soberanía absoluta del Estado, que no concibe que un Estado ejecute decisiones emanadas de otra soberanía. Representa también una faceta del territorialismo estricto del Derecho, según el cual, dentro de fronteras del Estado, solamente es Derecho el Derecho de ese Estado. Finalmente, es la expresión de una desconfianza exagerada, sobre la administración de justicia de

El artículo 431 de la Ley de procedimientos de Holanda. determinan indirectamente la competencia j urisdiccional de las autoridades extranjeras (B). fuerza ejecutoria en Francia (4). b) Debe tratarse de sentencias extranjeras de Derecho privado por oposición a las que emanen de tribunales penales o administrativos. a efectos de apreciar la regularidad de la decisión extranjera. cuando ella provenga del extranjero. niega toda eficacia a las sentencias extranjeras y sn su párrafo 2" dispone que los litigios pueden ser sometidos nuevamente ante el juez holandés. es el de la revisión: sistema seguido en Francia. solicitando la ejecución de la sentencia.otros Estados. pero ella se aprecia de acuerdo a la propia ley extranjera: el juez francés debe observar si la ley extranjera distributiva . Noruega. que la decisión sometida a su examen. Liberia. Dice Batiffol. La competencia interna del juez extranjero. la única manera es iniciar un nuevo juicio ante los jueces locales. es examinada en su doble fa z: internacional e interna. O El exequátur es concedido a las decisiones regulares de la autoridad judicial extranjera. que el exequátur tiene por objeto conferir a la decisión extranjera. Otro sistema. deberá llenar las siguientes condiciones o requisitos: a) Deben ser sentencias pronunciadas en nombre de una soberanía extranjera o dictadas por organismos internacionales. debe presentarse ante las autoridades judiciales francesas. como la Corte de Justicia de las comunidades extranjeras. Esto significa que una persona con una sentencia a su favor. Para ello el juez francés deberá examinar. lo cual es autorizado. una persona pueda hacer valer sus derechos fuera de fronteras. En algunos países como Holanda. de acuerdo al punto de vista fran -ees. (Este caso corresponde a la tercera parte de este trabajo). ¿Cuáles son ellas? Siguiendo la exposición de Batiffol.. Este sistema lleva al aislamiento de los Estados y por lo tanto ha sido necesario buscar remedios tendientes a lograr que de alguna manera.. La competencia internacional del juez extranjero es analizada. es también objeto de examen por el juez francés. si ella se encuentra "revestida de ciertas condiciones. La competencia del juez extranjero. Esto significa que las normas francesas distributivas de competencia internacional. para que una sentencia pueda ejecutarse en Francia. emane de una judicatura competente y que el procedimiento utilizado haya sido el correcto.

sino por lo contrario. es una sentencia francesa. pese a que en Francia se hable de la "ejecución de la sentencia extranjera". se podría decir. Igualmente el juez de Francia. ¿Cómo se aprecian estas leyes? Ellas deben ser concordes con las establecidas por el Dere cho internacional privado francés v no las que establezca el orden jurídico extranjero. establecer los principios en base a los cuales admitirá su ejecución en Francia («). Este sistema. No basta la competencia internacional ²de acuerdo a la ley francesa ² sino también la aplicación correcta de la norma de Derecho Internacional Privado aplicable. sin ninouna con -sideración acerca de su competencia. que hoy en día gradualmente se encuentra en un proceso creciente de revisión (7). Este breve esquema de su sistema. Si se pudiera resumir la posición francesa en pocas palabras. nos muestra que. que en Francia no se puede ejecutar una sentencia. si la ley procesal extranjera ha sido respetada y ello de acuerdo a lo que disponen las normas del país del cual procede la sentencia. El sistema. del Cowmon Law. Si bien es un sistema que podrá corregir ciertas injusticias. que indudablemente restringe la ejecución en Francia en todos los casos en que la solución extranjera difiere de la francesa. d) El juez francés. en base a que Francia no está imponiendo sus soluciones en el extranjero. significa una incong ruencia. en realidad lo que se está ejecutando. cuando el juez francés considere que un punto cualquiera de hecho o de derecho ha sido mal juzgado. e) Finalmente. En base a esta exigencia. en razón de que el punto de conexión francés. basada en la ley del domicilio. ha sido cumplida. Representa una exagerada desconfianza acerca de la capacidad y competencia de los jueces extranjeros y una nota de nacionalismo. examina la regularidad del proceso. pues por un lado se exige que el juez extranjero sea competente y a continuación. esto es. es defendido por Batiffol. se constata si se han cumplido las exigencias del debido proceso. 2. en su proceso de revisión. si ella se opone a los principios que sobre el orden público tenga la nación fran cesa. ninguna sentencia extranjera podrá tener efectos en Francia.dé competencias. exarrinar v revisar su sentencia. indica la ley de la nacionali dad. debe analizar si se han observado las leyes sustantivas. Se negará en Francia a una sentencia de divorcio extranjera. Los fallos .

señaland o un fallo. Los requisitos sustanciales. c) si se obtuvo mediante fraude. permitido su ejecución dentro de ciertos y definidos límites. puede ejercer una nuevaacción frente a los tribunales ingleses. o d) si fuera contrario al orden -público inglés. datan de antiguo y según Cheshire. ha variado su fundamento. estando vigente actualmente. como el de la reciprocidad.dictados en otros Estados. Esta fundamentación fue sustituida a partir de 1842 por la llamada doctrina de la obligación. . tenían su base en la camity que el autor citado reputa de vaga y que se confunde con la reciprocidady cita al respecto varios casos de la jurisprudencia inglesa y norteamericana (9). Esta tesis tiene sobre la anterior la ve ntaja de eliminar un criterio tan incierto v tan matizado de lo político. pues de otra manera. ha sido objeto de algunas regulaciones legales. e! Foreins. para poder lograr el registro son: A) Que el tribunal extranjero. Es de hacer notar. Naturalmente la ley inglesa establececon detalle. que una sentencia dictada en el extranjero por una Corte competente. pues posee un derecho adquirido en base a ese fallo ²una promesa de pago² y. el sistema anglo-sajón ha. uno de los objetivos esenciales del Derecho internacional privado ²la protección de los derechos debidamente adquiridos en el extranjero ² no podría ser enteramente logrado (8). b) si no se respetaron los requisitos del debido proceso. salvo el caso de convenciones. la suma establecida en el fallo extranjero. desde larga data. que el Act inglés. haya sido competente desde el punto de vista internacional. se aplica a las acciones tendientes a obtensr sumas de dinero en base a acciones personales o reales. no pueden ser registradas las sentencias extranjeras que no se encuentran dentro del' Act o: a) si el Tribunal extranjero carecía de competencia. litdsenientsRecíprocal Enforcement 3 Act de 1933. mediante una acción en Inglaterra. por lo tanto. no pueden ser ejecutados directamente en Gran Bretaña. Sin embargo. Los mecanismos del sistema del Common Law. impone la obligación de pagar al perdidoso. Aclarando: El fallo extranjero autoriza a ejercer dentro de la Common Low una nueva acción. Este Act fue dictado con la finalidad de facilitar la ejecución directa de fallos procedentesdel extranjero y se funda en el sistema del registro. El sistema1 inglés de ejecución de sentencias extranjeras. Fundamentalmente. Los primeros casos. cuáles son la s sentencias que pueden ser registradas y cuáles no.

al tiempo de la acción (fruto de la concepción territorialista de la justicia inglesa) y que se haya sometido voluntariamente a la competencia extranjera. pues ella ha sido o es susceptible de ser apelada. que el fraude no tiene que ser únicamente fruto de acciones de los litigantes. sino la circunstancia de que en conocimiento de ciertos hechos o actos. ocuira. Un caso sería el de una acción contra una persona ausente.de acuerdo a las normas del país en el cual tenga su sede y que tales normas sean aceptadas por el sistema inglés. tal como lo entiende Inglaterra. 3. no es 7 O ' error. cuando ésta aún no ha consagrado tal derecho. una sentencia inglesa en ese sentido (10). los tribunales ingleses exigen el cumplimiento de determinadas circunstancias. como ser la presencia del demandado ante la Corte extranjera. presenta una serie de particularidades que lo han separado del de la madre patria. pero se -parado de este concepto por el espíritu analítico y casuista de la jurisprudencia inglesa. teniendo en cuenta el sistema inglés: no se puede basar un derecho en u na sentencia. P ara que ello. La persona contra la cual se pretende ejecutar una sentencia. tiene además algunas defensas fundamentales. sino del tribunal en sí mismo. el tribunal extranjero no hubiera dictado el fallo que se propone ejecutar. El fallo o sentencia debe ser definitivo. serían las trabas injustas opuestas a un litigante de presentarse ante juicio o articular sus defensas. Otro caso. nos encontramos ante lo que en el Sistema Continental se conoce como orden público. C) Que la sentencia no se oponga al orden público. esto es. indicando a este respecto. Esto nos lleva a los siguientes requisitos que se exijen y que no tienen tanta vinculación con aspectos procesales como han sido los vistos. las sentencias operan . El sistema americano. según un célebre fallo. B) Que el fraude haya sido obtenido sin fraude. Sin embargo en Inglaterra. Surgido del sistema inglés. Al igual que en Inglaterra. por contrariar principios de justicia. El fraude. como ser la de probar que el fallo ha sido obtenido mediante un fraude o contrario a la justicia o al orden público. En el fondo. que se ha presentado frecuentemente en las sentencias de divorcio. Esta excepción es clásica y no cabe que nos detengamos en ella. no susceptibles de apelación o recurso de clase alguna y ello es claro. se han rechazado ejecuciones de sentencias. señalando Cheshire. elemento de difícil precisión.

extranjera. y porque además. d) No debe contrariar el orden público norteamericano. <=sto sí. Alfonsín. B) Sistemas que aceptan la ejecución de la sentencia. la cual ha introducido un nuevo elemento. Son los requisitos establecidos por la ley inglesa. pues. que imponga el pago de dinero. Al igual que en Inglaterra. si ésta se encuentra revestida de determinadas condiciones. desconocido en los Estados Unidos. la cual le ha conferido un derecho debidamente adquirido. pues no debe haber legislación alguna en el mundo. c) Debe emanar de un tribunal competente. sino que por lo contrario. no se encuentra afectada por tal sentencia. Pero esta expresión "ser ejecutadas en él". no debe ser entendida en su sentido más amplio. Hay. con el sistema jurídico local. sino que se ejerce una acción ante el tribunal nacional. ha sido sustituido por el emergente de una sentencia. la sentencia extranjera no se ejecuta en el territorio nacional lo que sería admitir la soberanía extranjera actuando fuera de fronteras1. esta sentencia debe ser examinada para apreciar si la dignidad. la soberanía del Estado. el juez nacional ²americano o inglés ² dicta su sentencia. que es el del registro. éste resuelva in limine su ejecución. enseña . b) Debe ser definitiva.una novación del Derecho: El crédito emergente del contrato. en la forma como se analiza la compatibilidad de la sentencia extranjera. No hay. para apreciar sf ella es compatible con el ordenamiento nacional. e) No debe haber sido obtenida mediante fraude y f) Que se hayan respetado los principios del debido proceso. ¿Cuáles son los requisitos que debe revestir la sentencia extranjera? a) Debe ser una sentencia pecuniaria. con la base de la sentencia extranjera y. sino que es la . las sentencias extranjeras tienen plena validez en el territorio nacional y por lo tanto pueden ser ejecutadas en él. no se ej ecuta la sentencia extranjera. la que dispone que la decisión extranjera se1 ejecute localmente. que autorice que. por lo tanto. unanimidad o concordancia en las legislaciones. El juez nacional. deberá examinar la sentencia extranjera. esto es. ejecución de una sentencia nacional y no de una extranjera. de acuerdo a las normas del país de su sede.decisión del juez nacional. pres entada una sentencia extranjera ante un tribunal local. De acuerdo a estos sistemas.

cuáles son ellos. Ello se explica. cualquiera que sea el juez del Estado competente que haya dictado la sentencia. saber si la sentencia es compatible o no con el orden jurídico del Estado en donde se ha de ejecutar y. El país en donde Ja sentencia se pretende ejecutar. el régimen de la organización y de la administración dé justicia. De acuerdo con el sistema del control ilimitado.que el sistema del análisis previo de la sentencia ²sistema del control ² puede ser dividido en dos grupos: control limitado y control ilimitado. cuando se trata de ejecutar una sentencia emanada de un país con el cual Bélgica ha suscrito una convención y el ilimitado. ejecutará la sentencia. en que el control tiene por único fin. El primer requisito que se exige. Las legislaciones que siguen este sistema. pues en este país existe un doble sistema: El limitado. pues si bien el juez extranjero podía haber sido incompetente . parcialmente vigente en Bélgica. para establecer la competencia y el juez haya tomado en cuenta el domicilio. La competencia a examinar. dado que según las normas del De recho privado internacional del Estado donde se pide la ejecución (como según las normas de todos los Estados). ¿Cuál es el patrón o cuáles son las normas que se utilizan para examinar la competencia internacional del Estado que ha dictado la sentencia? Aquella se juzga a través de las normas del Derecho internacional privado del país en el jual se pretende hacer cumplir la sentencia. Señalaremos a continuación. a) Competencia. Supongamos que una sentencia provenga de un país que sigue el sistema de la nacionalidad. el juez del país local. Pues bien. Es un sistema elástico. haya sido incompetente desde su propio punto de vista. según Alfonsín. el juez belga podrá analizar cualquier punto del litigio pero con un solo resultado: el de aceptar o rechazar de plano la sentencia C11). sigue el principio del domicilio. Control limitado. segundo. varía de una a otra legislación. sino la internacional. siempre le corresponde a la lex fori C12). que tal compatibilidad se habrá realizado. en los otros casos. se caracterizan por establecer un determinado número de requisitos. es el de la competencia del tribunal que ha dictado la sentencia. puede serlo desde el del país en el cual se desea ejecutar la sentencia. Control ilimitado. no es la interna del Estado. Aun cuando la j udicatura del Estado extranjero. muchos de los cuales ya han sido mencionados al examinar el sistema francés y el Common Law.

la sentencia extranjera debe se! ejecutada en base al principio de la prevención (13). La sentencia cuya ejecución se pretende. Es 'la aplicación de los principios de la litis pendencia y la cosa juzgada. Una sola excepción podría darse.desde su propio punto de vista. La excepción del orden público internacional. la ejecución de una sentencia procedente de B. se ejecuta una sentencia francesa. no podría ser ejecutada en A. La i nterferencia ocurre cuando los tribunales del Estado en donde se ha pedido la ejecución. es com -pétente desde el punto de vista del Estado en el cual la ejecución ha sido solicitada. Cumplidos los tres primeros requisitos. pendiente un juicio sobre la misma relación jurídica. es el respeto de las normas de competencia interna del Estado en el cual la ejecución se impetra. estando en A. Esta sentencia. por no haber aplicado la ley competente según A. d) Orden público. En éste. Para aclarar: Supongamos que en el Estado A. en muchas oportunidades este recurso ha sido utilizado con un criterio chauvinista. Al igual que en el requisito de la competencia. debe estar basada en la ley competente de acuerdo a la ley del Estado en el cual se pretende la ejecución. en el del control. Entrar a estudiar la competencia interna del Estado del cual procede la sentencia. Ahí radica la diferencia. se ejecuta una sentencia extranjera. son también competentes y han entendido en el asunto. c) Aplicación de la ley competente. Compartimos la posición de Alfonsín. puede ocurrir que la sentencia foránea sea contraria al orden público internacional del Estado en donde se quiera ejecutar. se sigue la ley del domicilio matrimonial y el Estado internacionalmente competente sigue el principio de la ley cíe ia nacionalidad: la sentencia procedente de B. quien sostiene que en este caso. Este sistema difiere del francés. b) No interferencia con las sentencias locales. significa una intromisión que nada tiene que ver con el control. Lo que interesa fundamentalmente. los jueces de Estado de la ejecución. no deben ni pueden entrar al análisis de las leyes competentes según el país de la procedencia de la ejecución. pero por desgracia. es el instrumento escogido para rechazar normas extranjeras ²o sentencias extranjeras ² basada en verdaderas razones de orden público. en el caso en que se pida en el Estado A. para aplicar o hacer primar en último término la ley . que no es el del control sino el de la revisión. no podrá ser autorizada a ejercer sus efectos en el Estado local.

o reciprocidad en las exigencias requeridas. las sentencias dictadas por los jueces de los países ratificantes de los Tratados de Montevideo de 1889 o 1940. La no ejecutabilidad de una sentencia extranjera en base al orden público internacional. o de los países que ratificaron el Código de Bustamante. si ella se encuentra encuadrada en lo que ha dispuesto . La sentencia es internacional y no se puede negar su ejecución. ésta la más común. en un doble sentido: a) ¡Ejecución extranacional de una sentencia basada en un Tratado internacional o b) Ejecución de una sentencia dictada por un tribunal internacional. según el concepto más o menos amplio que de él se posea. Son las sentencias que Alfonsín llama internacionales y requieren que la competencia asumida por el juez haya sido autorizada o dispuesta por un tratado ratificado por el Estado que dictó la sentencia (14). se encuentra francamente superado. Ejecución de una sentencias internacional. En cambio en la sentencia internacional. Son internacionales. La sentencia nacional. se necesita en primer lugar. Se puede expresar que el sistema de la reciprocidad. Al igual que en las sentencias nacionales. A') Sentencia dictada por un tribunal en líase a un tratado. que ese Estado se encuentre v inculado por el tratado en base al cual el magistrado ha asumido competencia y en segundo término. actuando en mérito a las competencias conferidas por tales tratados.nacional. al margen de problemas políticos. que se hayan cumplido los extremos establecidos en el tratado que los une. para poder ser ejecutadas en el exterior ²dentro del cuadro de los países vinculados por el tratado² las sentencias deben ser válidas y ejecutables desde el punto . implica ²muchas veces² el examen de determi -nadas cuestiones y su extensión dependerá en último término.de vista del Estado en el cual se pretenden ejecutar. Criterio político apareja en muchas oportunidades verdaderas injusticias contra los particulares. e) La reciprocidad. para surtir sus ef ectos depende de lo que disponga el orden jurídico del Estado en donde se vaya a ejecutar. Puede ser entendida esta expresión. para que pueda recibir ejecución en el territorio de otro Estado. La reciprocidad puede ser también legislativa o jurisprudencial. 2. Puede adoptar algunos matices como ser la reciprocidad en la ejecución de las sentencias.

se encuentra por otra parte inserta en la mayoría ²si no en 3a totalidad² de las convenciones en esta 'materia. solamente podrá recibir ejecución. Aunque una sentencia sea perfectamente compatible con las normas internacionales. no es un control. Subsistirían dos problemas que no tratamos aquí y son. controlar su compatibilidad con las normas del tratado. . si ha sido fundada en el domicilio. la constatación de si ell a es internacional y en segundo término. Esta excepción. que es enteramente discrecional. ella puede ser descartada por afectar el orden público del Estado local. Una excepción constituye el orden público. Si bien en doctrina ambas cuestiones pueden ser objeto de controversias. El examen -de las sentencias extranjeras internacionales. pues ello significaría una revisión. no debe pasar el examen dispuesto para las nacionales. en la práctica ambas pueden ser contestadas con la afirmativa. Su verdadera designación o denominación. porque la regul aridad de la decisión se observa a la luz de las normas . El examen se centra acerca de la regularidad internacional dé las sentencias: no su regularidad interna. Una sentencia procedente de un país vinculado por el tratado.el tratado. Este examen se centra sobre dos puntos fundamentales: en primer lugar. sino que destacará su compatibilidad con las normas de Derecho internacional. sería la de verificación. sigue el principio de la residencia y la ley de la residencia en materia de divorcio y ha suscrito un tratado que recoge el principio del domicilio. Supongamos que el Estado A. Examen de la sentencia. con la finalidad de verificar su com -patibilidad con las normas del tratado. sino que es necesario que por parte de los tribunales del Estado extranjero.del tratado y no del orden jurídico local. Este examen es semejante al control de las sentencias extranjeras nacionales. como el orden público y si esta excepción puede ser opuesta en el caso de no haber sido incluida en el tratado. El hecho de que la sentencia provenga de un Estado con el cual existe un vínculo internacional ²tratado² no significa que de plano ella pueda surtir efecto. pues éste significa o implica la compatibilidad con un orden jurídico nacional. se proceda a un ‡examen. si es lícito descartar una sentencia regularmente dictada en base a una excepción. insertas en el tratado que le sirve de base y nunca sobre su compatibilidad con las normas de Derecho internacional del Estado en el cual debe surtir sus efectos.

Este requisito se encuentra. la misma fuerza que en el país en que han sido pronunciados. si reúnen los requisitos siguientes: "a) Que la sentencia o fallo arbitral haya sido expedido por tribunal competente en la esfera internacional. Este requisito no existe en los Tratados de Montevideo de 1889 y cuando en el segundo Congreso de Derecho Internacional de Montevideo (1939 40) pretendió ser incluida. . también norma del tratado. en uno de los Estados signatarios. en los Tratados de Montevideo de 1889 y 1940. estableceque las sentencias y fallos arbit rales dictados en asuntos civiles y comerciales. Esto significa que el juez debe ser competente. no interesando en absoluto la interna. estimamos que este requisito se encuentra implícitamente incluido entre los requisitos establecidos por los tratados. encont ró resistencias (15). El problema surge cuando el tratado no contiene normas de distribución de competencia y entonces su ejecutabilidad dependerá de las normas de Derecho internacional privado del Estado en donde se pretenda ejecutar. como la casi totalidad de los acuerdos. Sería ¡o mismo que un juez dejara de apli car una ley a pretexto de que fuera competente. de acuerdo a las normas distributivas de competencia. b) Aplicación de la ley competente. significa autorizar una ilegalidad. a efectos de controlar la veracidad del documento en el cual se encuentra la sentencia como ser la legalización y la traducción. La misión del juez. es aplicar Derecho y no se aplica el Derecho cuando la ley mencionada en el tratado ha sido desconocida o violada (lfi). Pese a existir algunas opiniones en contrario. El artículo 5 de ambos tratados de Derecho procesal (1889 y 1940). lo que se cumple en el tratado de 1889 y en el de 1940. .". c) Orden publico. Admitir que se ejecute una sentencia en la cual se han desconocido los principios establecidos en el tratado. . tendrán en los demás territorios de los otros Estados signatarios. La competencia será la internaci onal. que los analizaremos a la luz de los tratados de Montevideo. Obvio es que existirá un examen previo de carácter formal. Del mismo modo que se controla la competencia del juez ²norma del tratado ² se debe verificar la ley aplicable. a) Competencia del Estado del cual proviene la sentencia. son tres.¿Cuáles son los requisitos que por lo ge neral son exigidos para la regularidad de las sentencias internacionales? En general.

él no deja de tener gran importancia y se encuentra en el inciso b) del artículo 5 de los Tratados de Montevideo que establecen: "Que tenga el carácter de ejecutoriado o pasado en autoridad de cosa juzgada en el Estado en que se ha expedido". disipa las dudas que han surgido en la doctrina acerca de si se puede ejecutaruna sentencia no definitiva. siempre que la parte contraria. se signe el mismo procedimiento. el recurso de! debido proceso. trata la ejecución de sentencias extranjeras en materia civil o en materia contencioso administrativa. haya sido legalmente citada y representada o declarada rebelde conforme a la ley del país en donde se ha seguido el juicio. de acuerdo al Tratado de 1889. d) Ejecutoriedad de la sentencia. pero con una redacción más amplia y con una redacción más técnica y detallada.en el inciso d) del precitado artículo 5. o el juez de oficio. que recibirán ejecución en los demás Estados signatarios si cump len con . derecho humano. Si este requisito no se hubiera encontrado en el texto del Tratado. ordenarán su cumplimiento por la vía que corresponda. con audiencia de l Ministerio Público y previa comprobación de que se ajustan a los requisitos establecidos en el artículo 5. El Ministerio Público podrá solicitar. Sin ser uno de ios requisitos clásicos. En el Tratado de Montevideo de 1940. estableciéndose que la sentencia será ejecutada. esto es. que se oiga a la parte contra la cual se ejecutará la sentencia (Art. Integrando el orden público de los Estados civilizados. Otros acuerdos internacionales A) Código de Bustamante. Hay aquí sí. que agrupa a varios Estados Latinoamericanos. El carácter de ejecutivo o de apremio de la sentencia. por la judicatura del Estado en el cual se pide la ejecución (1T). 7). de acuerdo a la ley de procedimiento local. para la cual ha sido dictada. los cuales. En su artículo 423. que no sea susceptible de recurso de clase alguna. Este arrículo elimina toda discrepancia. un confronramiento. e) El debido proceso. ha sido inserto en los Tratados de Montevideo. no con el orden jurídico internacional. estableciendo que el pedido deberá ser presentado ante los jueces competentes. pues establece el requisito de ejecutoriada. la sentencia ²en caso de no haberse llenado estos requisitos ² podría ser rechazada por razones de orden público. Ese artículo. será regulado. De gran importancia es el llamado Código de Bustamante. sino con el orden nacional y es el instrumento para rechazar sentenc ias incómodas.

En los primeros artículos. 4). Establece el Art. para eí juicio. 3). a saber: a) Que haya sido dictada por un juez para conocer en el asunto y juzgarlo de acuerdo a las leyes del Código. En el artículo 5. a instancia de la parte contra la cual es invocada. esto es. Hay otras 'disposiciones relacionadas con aspectos formales a fin de justificar la autenticidad de la sentencia. o si nada se hubiera indicado a este respecto. los documentos a presentarse relativos a la autenticidad de la sentencia (art. Hay varias causales que impiden la ejecución de tales sentencias.ciertos requisitos. en virtud de la ley del país en que se haya dictado la sentencia. de acuerdo a las normas de procedimiento vigentes en el territorio en donde la sentencia sea invocada (art. d) Que sea ejecutorio en el Estado en que se dicte. las sentencias arbitrales y la ejecución dé tales sentencias. se refiere exclusivamente a las sentencias arbitrales. b) Que las partes hayan sido citadas personalmente o por su representante legal. Es la aplicación de las normas sobre competencia internacional y aplicación de la ley correspondiente. o b) Que la parte contra la cual se invoca la sentencia arbitral no ha sido debidamente notificada de la designación del arbitro o del procedimiento . si esta parte prueba ante la autoridad competente del país en que se pide el reconocimiento y la ejecución: a) Que las partes en el acuerdo a que se refiere el artículo II estaban sujetas a alguna incapacidad en virtud de la ley que le es aplicab le o que dicho acuerdo no es válido en virtud de la ley a que las partes lo han sometido. c) Que el fallo no contravenga el orden pú -Mico o el Derecho público del Estado en el cual pretende ejecutarse. V: "1) Sólo se podrá denegar el reconocimiento y la ejecución de la sentencia. puede servir de antecedente a una de carácter general relativa a las sentencias. lo cual únicamente podrá ocurrir ante pedido de parte. se establecen las razones por ¡as cuales el reconocimiento podrá ser denegado. No se excluye el juicio en rebeldía. pues no se establece la obligación de la designación1 de un representante legal como en los Tratados de Montevideo. ejecwción de las sentencias arbitrales extranjeras. Si bien esta Convención suscrita en Nueva York en 1958. B) Convención de Nueva York sobre reconocimiento y. hay normas relacionadas con el ámbito de aplicación de la Convención.

es el proyecto . por cualquier razón. Concretamente en esta materia y a más üe la convención relativa a la ejecución de las sentencias alimenticias . se podrá dar reconocimiento y ejecución a las primeras. serán reconocidas por los demás Estados contratantes. Las decisiones adoptadas por las autoridades competentes. Convención que más que encarar la ejecución de sentencias. relativo a una Convención concerniente a la competencia de las autoridades. o contiene decisiones que exceden de los términos del compromiso o de la cláusula compromisoria. Con un carácter más general. Son umversalmente reconocidas las tareas que han emprendido y emprenden las Conferencias de La Haya. la ley aplicable y el reconocimiento de las decisiones en materia de adopción. no obstante si las disposiciones de la sentencia que se refieren a las cuestiones sometidas al arbitraje pueden separarse de las que no han sido sometidas al arbitraje. o c) Que la sentencia se refiere a una diferencia no prevista en el compromiso o no comprendida en las disposiciones de la cláusula compromisoria. ha sido dictada esa sentencia. estableciendo la validez internacional de las decisiones en esta materia. el objeto de la diferencia no es susceptible de solución por vía de arbitraje. según la ley de ese país. hacer valer sus medios de defensa. o d) Que la constitución del tribunal arbitral o el procedimiento arbitral no se han ajustado al acuerdo celebr ado entre las partes o. o b) Que el reconocimiento o la ejecución de la sentencia serían contrarios al orden púb lico de ese país". 2) También se podrá denegar el reconocimiento y la ejecución de una sentencia arbitral si la autoridad competente del país en que io pide el reconocimiento y la ejecución. que la constitución del tribunal arbitral o el procedimiento arbitral no se han ajustado a la ley del país donde se ha efectuado el arbitraje. Proyectos de convenciones. conforme a cuya ley. establece un estatuto bastante completo ²no exento de críticas ² sobre el régimen internacional de la adopción. en defecto de tal acuerdo. deben mencionarse el proyecto del año 1964. o e) Que la sentencia no es aún obligatoria para las partes o ha sido anulada o suspendida por una autoridad competente del país en que.de arbitraje o no ha podido. comprueba : a) Que.

c) Si existe una litispendencia. al autorizar la competencia del Estado. en la Décima Sesión. b) Que haya pasado en autoridad de cosa juzgada en el Estado de origen y que sea susceptible de ejecución en el Estado de donde procede. que en un futuro no lejano constituirá un texto internacional vigente en muchos países. si: a) La decisión es dictada por un tribunal considerado como competente en el s entido de la Convención. 10² se establece una excepción que cambia en cierto sentido al anterior. sus tribunales serían competentes. así como la ejecución de sentencias pendientes de recursos (art. No se aplicará la convención a las sentencias relativas al estado y capacidad de las personas y el Derecho de familia. Al final del artículo correspondiente. ni tampoco las de naturaleza administrativa. aunque en el siguiente ²art. pues las excepciones de la Convención son bastante amplias. ¿Qué requisitos se establecen para la ejecución de una sentencia extranjera1? Los establece el artículo 4 que dispone que se ejecutarán las sentencias. materia sucesoria. b) Si ha sido el resultado de un fraude. Los Estados se reservan el derecho de no aplicar la convención. Una sentencia no será ejecutada según la convención. 1). tasas o multas. 2). La convención se aplicará a las sentencias civiles y comerciales dictadas por los tribunales de los Estados Contratantes (art.de convención sobre reconocimiento y ejecución de sentencias extranjeras en materia patrimonial aprobado en 1964. Este artículo sufre una importante limitación. quiebras. cuando se trate de decisiones dictadas en ocasión de jui cios penales (art. el 5. abarca todas las sentencias emanadas de tribunales. si: a) Es incompatible con el orden público del Estado en donde se pretende ejecutar. incluso las obligaciones personales y reclamaciones pe cuniarias entre padres e hijos y entre esposos. Examinemos brevemente este proyecto. El texto autoriza a los Estados a establecer los requisitos necesarios para considerar a una sentencia como pasada en autoridad de cosa juzgada. cualquiera sea su designación: No incluirá las decisiones que dispongan medidas cautelares o conservatorías. cuando según sus normas. se . El campo de la convención. 4). obligaciones alimentarias. seguridad social y pagos de impuestos. En el artículo 9 se establecen las normas distributivas de competencia.

un efecto o una consecuencia negativa de la sentencia. pues obliga a un juez a reconocer la existencia del fallo en todos sus pronunciamientos. El artículo 6 dispone que no sé podrá rechazar una sentencia por el hecho de que el tribunal de origen ha aplicado un principio ¿e Derecho Internacional Privado no reconocido por el Estado requerido. que estiman aplicable a determinadas relaciones jurídicas litigiosas. la ley aplicable y su compatibilidad con el orden público local. en si para admitir el valor de la sentencia extranjera. 5 bis]). la sentencia extranjera per se en núesordenamiento jurídico. pues éste solamente puede ser alegado dentro del Estado al cual pertenece el juez que la dictó. es evidente que ello debe ser exigido. Entendiendo éste como la verificación o el contralor de la sentencia extranjera. Autoridad de cosa juzgada de la sentencia extranjera. más si se tiene en cuenta la gran diversidad de criterios que existen en las variadas materias que abarcan el Derecho Internaciona l Privado. Por sí sola. ni a las exigencias de una buena administración de justicia. disposición que pese a su justicia puede impedir el progreso del tratado. no para su ejecución. sino para considerar su valor de cosa juzgada. pues creemos que difícilmente ciertos Estados como Francia e Italia y otros. se desprendan de la facultad de establecer las normas de Derecho Internacional Privado. ha tenido el tiempo suficiente para preparar la defensa (art. Otra cuestión es ante . Sección segunda. en cuanto a los jueces que la han dictado y su competencú internacional.establece que tampoco se ejecutará la sentencia en el extranjero ²a criterio de cada Estado ² si el procedimiento seguido no satisface los principios generales ¡de Derecho. como sostienen algunos autores. es necesario que una norma del ordenamiento local. F. solamente podrá ser ejecutado si ha sido notificado a la demanda de acuerdo a las leyes del Estado del pr oceso y si. El fallo dictado en rebeldía.l problema radica. la decisión carece de valor. Se trata aquí de hacer valer la sentencia extranjera. pues la decisión judicial debe considerarse como declaratoria de una relación de Derecho. se necesita el exequátur. Como sostiene Moretti. que no sea aquel al cual pertenece el tribunal que dictó la sentencia. La autoridad de cosa juzgada no es. teniendo en cuenta las circunstancias. es una norma jurídica y para que produzca sus efectos. como en el ordenamieato jurídico de cualquier Estado. le confiera validez.

quién se planteará el exequWur. el valor de la sentencia se extingue al llegar a la frontera. La sentencia como documento. se está perfeccionando y tecnificando la función judicial estimamos que los jueces ante los cuales se pretende hacer valer esta autoridad de cosa juzgada. Elevar estas cuestiones a los tribunales superiores. Por ejemplo. como ya se ha repetido varias veces. de los derechos declarados o conferidos en ella. depende de otras circunstancias jurídicas. ?on los más idóneos para resolver este punto. siendo en general el conferir esta facultad a! supremo tribunal del Estado. si la sentencia está debidamente legalizada y traducida. si él no emana de un juez competente en la esfera internacional. sino para probar un hecho ocurrido en el extranjero. Alfonsín expone con su natura l claridad este problema. si en el país en el cual se pretende hacerlo valer ²en el ejemplo citado² no hay divorcio de clase alguna como en España y con ciertas excepciones en la Argentina. Supóngase asimismo. sea presentada ante nuestro oficial de Estado Civil (que en Uruguay son jueces). Aquí se puede repetir lo dicho anteriormente. examinará ante todo. es necesario que una norma local le atribuya efectos jurídicos. puede prestarse a maniobras dilatorias que tanto mal hacen a la justicia. Para que valga fuera de fronteras. . no para obtener su ejecución. como prueba de la disolución de un matrimonio anterior de un contrayente. presentar una sentencia de divorcio para justificar su estado civil y poder contraer nuevas nupcias. al referirse a las sentencias de divorcio extranjero. que el instrumento llena esas condiciones. pues de lo contrario. En efecto: Supóngase que una sentencia de divorcio francés. No se podía dar valor a ese documento. depende exclusivamente de que se encuentre debidamente legalizada y traducida. En muchas oportunidades los particulares esgrimen sentencias extranjeras. expresa un hecho ocurrido en el extranjero ²un divorcio² pero no tiene valor jurídico en otro Estado porque. Esto dependerá de cada legislación en particular. Nuestro oficial. pero la eficacia en el Uruguay (o en cualquier país acotamos). no tendría pleno valor probatorio. En momentos en que en la mayoría de las legislaciones. Este documento que contiene una sentencia. ni tampoco para hacerla valer como cosa juzgada. Tampoco en el Uruguay se daría fe a ese documento. representa una decisión de un magistrado del exterior. al expresar: "Es verdad que el valor probatorio de la sentencia extranjera. Sección tercera.

El Código Suatamente. Sentencias en lo penal. No basta que un juez cualquiera haya disuelto el matrimonio. nuestro oficial de Registro Civil. Tratado de Montevideo de 1940. 3. para que esa disolución sea eficaz en el Uruguay. NOCIÓN GENERAL Como dice acertadamente Antonio Sánchez de Bustamante y Sirven. Sentencias en lo civil y comercial: 1. reqviiere el examen de algunas de las condiciones similares a las establecidas en los Arts. que es auténtico. EJECUCIÓN DE SENTENCIAS EXTRANJERAS). II. EJECUCIÓN DE SENTENCIAS EXTRANJERAS. debe examinar si dicha declaración importa la disolución del matrimonio. visto obligado a reconocer de tiempo atrás que las leyes pasan la frontera y que en multitud de casos. 9. 8. El hombre se ha. las de una región se aplican en otras. Régimen habiendo tratado. pero este examen debe hacerlo la misma autoridad nacional ante la cual se presenta la sentencia como prueba" (1S) (V. 11. pero los intereses humanos se anudan constantemente entre personas de una y otra nación. Algunos fallos. 7. en tal caso. pero no prueba que ese matrimonio esté asimismo disuelto en el Uruguay". III. 2. Tratado de Montevideo dfi 1889. I. Pero el Derecho no es solamente .* SUMARIO: I. cada día más frecuentes. por los tribunales o fuera de ellos. . 6. por lo cual prueba que un juez francés declaró disuelto aquel matrimonio. Valor probatorio y otros efectos. Otros tratados. Noción general. 10. así por el comercio como por numerosos motivos de familia o de propiedad. el instrumento público prueba plenamente que un juez francés declaró disu elto el matrimonio. Sentencias contencioso adminístrativas. 4. 5. Cada país tiene sus leyes y sus tribunales. . 514 y 515 del Código de Procedimiento Civil (relativas a la ejecución de sentencias). Pues bien. .Reciprocidad. Tratado con Italia. Y termina el tempranamente fallecido maestro del Uruguay: "La eficacia de los derechos conferidos o declarados por la sentencia extranjera. "son muy poderosas las razones que pueden alegarse a favor de la ejecución de los fallos extranjeros. desde el punto de vista uruguayo.vale decir. A falta de tratado.

II. y a las penales por otra. A falta de tratado. Y sería dejar imperfecta la acción internacional de las realas jurídicas. Sus sentencias son parte de ese Derecho. aun cuando no haya sido enun * Por el Dr. acudiremos a las leyes locales de procedimiento que. Si existe tratado. permitirles la entrada a título de leyes por aplicar. de normas como las que encontramos en los artículos 558 y siguientes del Código de procedimientos en lo civil y comercial de la Capital Federal. SENTENCIAS EN LO CIVIL Y COMERCIAL Corresponde referirnos separadamente a las sentencias civiles y comerciales por una parte. y que otras desenvuelven o definen a título de la costumbre o de su propia autoridad jurisdic cional. tanto en materia civil como penal. en los fallos judiciales". deben reunir ciertas condiciones fijadas en las leyss procesales. para la Capital Federal el artículo 559. HUBERTO MARÍA ENNIS. Hay otro Poder del Estado. y negársela cuando toman la forma de Derecho ya aplicado. Cabe dejar sentado como principio general que las sentencias civiles y comerciales extranjeras pueden tener cumplimiento en nuestro país. El régimen en ausencia de tratado es idéntico para los dos . y para la provincia de Buenos Aires el artículo 570 de su respectivo Código de procedimientos en lo civil y comercial. amén de lo federal o metropolitano) son fundamentalmente análogas en esta materia. que a veces aplican en nombre de un texto concreto o de una jurisprudencia autorizada. que administra la justicia. aunque múltiples (tantas cuantas las provincias. ciado con claridad en el texto. El Dsrecho positivo argentino recon oce. así. éste gobierna su ejecución (arts. mediando ciertas condiciones admite su ejecución en nuestro país y además le reconoce otros efectos. y en los artículos 646 y siguientes del Código de procedimientos en lo criminal de la misma. 1. y que en cada controversia decide lo que el Derecho requiere contiene y manda. Si no hay tratado ccn el país de donde vienen. en principio. Cuando no hallemos normas pertinentes en la Constitución Nacional ni en las leyes llamadas de fondo. validez y fuerza a la sentencia judicial extranjera.obra de la legislación. 558 y 569 respectivamente). Podemos sostener que tal es el principio g -emral resultante.

Régimen habiendo tratado. "3° Que la obligación que haya dado lugar a la ejecutoria. "4° Que la ejecutoria reúna los requisitos necesarios en la Nación en que se haya dictado para ser considerada como tal y los que las leyes argentinas requieren para que hagan fe en la República. en la práctica. sea válida según nuestras leyes. Sucede así que la intención de los preceptos procesales que acabamos de ver. "La ejecución de la sentencia dictada en naciones extranjeras. se procederá en la forma establecida en esta ley para la ejecución de las sentencias". es suministrar reglas supletorias en previsión de la falta de tratados. Helos aquí: "En defecto de tra tados que estatuyan sotare el particular. declarará si debe o no dársele cumplimiento. Como dijimos ya. se pedirá ante el juez de primera instancia que corresponda. pero como los tratad:s celebrados son escasísimos. en el caso de existir tratado con la nación de donde proviene ía sentencia cuya ejecución se pide aquí. para la capital los artículos 559 a 562. las estipulaciones de . "2° Que no haya sido dictad a en rebeldía de la parte condenada. y después de oír a la parte contraria contra quien se dirige y al agente fiscal. previa la traducción de la ejecutoria. "De ia resolución que se dicte podrá apelare en relación para ante la Cámara respectiva. "En el caso de que la resolución fuese otorgando el cumplimiento de la ejecutoria . si no estuviera redactada en idioma patrio. relegando a segundo plano. la ley procesal se convierte en la regla de más frecuente aplicación. siempre que ésta haya tenido domicilio en la República. 2.códigos bonaerenses. dicho tratado determinará los requisitos para que tenga tal fuerza. las ejecutorias de países extranieros tendrán fuerza si reúnen las circunstancias siguientes: "1° Que la ejecutoria haya sido dictada a consecuencia del ejercicio de una acción personal. "Consentida o ejecutoriada la resolución que deniegue el cumplimiento de la ejecutoria. y para la provincia sus equivalentes 570 a 573 de la ley procesal citada. Este. ésta se devolverá al que la haya presentado.

Veámoslo. la misma fuerza que en el país en que se han pronunciado. 6. Bolivia. tendrán en los territorios de los demás. Hasta recientemente (1956). Además de ellos. c) Copia del auto en que se declare que la sentencia o'laudo tiene el carácter de ejecutoriado o pasado en autoridad de cosa juzgada. "Art. Su texto no precisa mayores comentarios. 3.‡ mió de las sentencias o fallos arbitrales y el juicio a que su cumplimiento dé lugar. El Tratado de Montevideo. 6<?. Uruguay. ratificado por Argentina. conform e a la ley del país en donde se ha seguido juicio. b) Copia de las piezas necesarias para acreditar que las partes han sido citadas. 7. si reúnen los requisitos siguientes: "a) Que la sentencia o fallo haya sido expedido por el tribunal competente en la esfera internacional. 5. d) Que no se oponga a las leyes de orden público del país de su ejecución. serán los que determine la ley de procedimientos del Estado en donde se pi de la ejecución. y de las leyes en que dicho auto se funda. en vigencia en un grupo de naciones vecinas." . Perú y Uruguay. el instrumento legal en esta materia para el aludido grupo de naciones fue el Tratado de Montevideo de 1889. y 7° del título III al reconocimiento extraterritorial de las sentencias. b) Que tenga el carácter de ejecutorio o basado en autoridad de cosa juzgada en el Estado en que se ha expedido.los tratados. con la adhesión de Colombia. "Art. en su parte pertinente. Los documentos indispensables para solicitar el cumplimiento de las sentencias y fallos arbitrales son los siguientes: a) Copia íntegra de la sentencia o fallo arbitral. "Art. Tratado de Montevideo de 1889. Las sentencias y fallos arbitrales dictados en asuntos civiles y c omerciales en uno de los Estados signatarios. se ha sostenido que el régimen convencional internacional es extensivo a los casos que se presentan entre nuestro país y Brasil o Perú. c) Que la parte contra quien se ha dictado haya sido legalmente citada y representada o declarada rebelde. El Tratado de Derecho procesal de 1889 dedica los artículos 5<?. y el Tratado jtalo-apgentino establece n normas para la ejecución de las sentencias respectivas. El carácter ejecutivo o de apre .

Paraguay. cuidando. dando mayor posibilidad de eficacia a la ejecución. El Tratado de 1889 fue sustituídD por el nuevo formulado el 1 9 de marzo de 1940. sin más trámite. se lee: "Se ha mantenido en esta materia el espíritu del Tratado vigente. E-rasil. en cuanto éste no exige el previo exequátur o calificación del fallo que se presenta a ejecución. Tratado de Montevideo de 1940. y a falta de una disposición concreta en el Tratado.El artículo 8<? equipara los actos de jujurisdicción voluntaria (inventarios. "Es así que el artículo 7<? del proyecto. conforme a sus propias leyes. En el informe del doctor Rubén Terrazas. . El proyecto. y siempre dentro de ese mismo espíritu.) a las sentencias para su extraterritorialidad. presidente de al delegación boliviana . tasaciones. las sentencias debían someterse a los tribunales u organismos superiores de la administración judicial para que se diese paso a su ejecución por los jueces de primera instancia. se ha buscado la manera de garantir los intere ses de ambas partes contendientes. más bien las mayores facilidades para que el cumplimiento de las sentencias en ajeno territorio se haga factible sin obstáculos que perjudiquen los derechos en ellas reconocidos. de precautelar la situación de la parte condenada. Bolivia. etc. inhibitorias. y es asi como se decretarían embargos. 4. por otra parte. al encomendar directamente la ejecución extraterritorial a los jueces que sean competentes por razón de la materia o de la cuantía. providsnciar todas las medidas de seguridad de la.. "Por otra parte. En otros términos. por otra parte. se ha dispuests que el juez exhortado para el cumplimiento de un fallo puede. Colombia. y se ha dado. trata de salvar los inconvenientes anotados. Este trámite dificultaba el procedimiento rápido que debe caracterizar la ejecución que se persigue y se prestaba. Perú y Uruguay. ejecución. facilitando la ejecución del acto dispone que ella «deberá pedirse a los jueces o tribunales competentes» del país donde la santencia o fallo deba recibir su cumplimiento. Hasta hoy. Mantiene en general las normas del de 1889. por la ratificación de nuestro país en 1956. secuestros. a que los litigantes perdidosos pudieran emplear ciertos recursos tendientes a hacer menos eficaz sus decisiones o a burlarlas del todo. por Argentina.

después de haber citado a los interesados a un juicio sumario en el cual se examinará solamente: "1? Si la sentencia cuya ejecución se demanda ha sido pronunciada por autoridad judicial competente. . advirtiendo que cuando ella sea demandada por vía diplomática. de los cuales los siete primeros tra tan del diligenciamiento de cartas rogatorias. como las de sus propios tribunales.etc. bilateral. necesario que los tribunales competentes de la circunscripción en que debe ejecutarss la sentencia según las respectivas leyes de procedimiento. o si han sido declaradas contumaces de conformidad con los códigos vigentes de procedimientos. desgraciadamente por insistencia de la representación argentina. contiene nueve artículos. y el octavo sé ocupa de las sentencias. mediante la ley núme'ro 3. han asistido al juicio personalmente o por medio de mandatario legal. 'agregándose la legalización final asi Ministerio de Negocios Extranjeros". y reza: "Las sentencias definitivas en materia civil y comercial. "La autenticación de la sentencia se hará de conformidad con las leyes de cada país. A propósito del Tr atado ítalo-argentino cabe destacar que exige se trate de sentencia en acción personal. éste será nombrado de oficio por el magistrado que debe decidir sobre el punto y deberá satisfacer a' procurador e^ pago de los gastos legítimos de su cargo. "Para el efecto será. 39 Si la sentencia procsde del ejercicio de una acción personal y la obligación u obligaciones a cumplirse no son prohibidas por las leyes del Estado requerido. El Tratado argentino italiano. ratificado en 1901.983. 5. firmado el 1? de agosto de 1887. "29 Si las partes. "La ejecución de la sentencia podrá ser requerida por vía diplomática o directamente por la parte interesada. pronunciadas por las autoridades judiciales de cada una de las partes contratantes tendrán completa y r ecíproca ejecución en los tribunales de la otra parte. sin embargo.". si la parte interesada no ha constituido procurador. Tratado con Italia. la dsclaren ejecutiva. d ebidamenta citadas. "49 Si la sentencia no contiene disposiciones contrarias al orden publico o al Derecho público del mismo Estado.

t. para ello no habría de importar que se tratara de nación que estuviera en guerra con el país. para ilustrarlo. Algunos fallos. 2..."dejando implícitaments convenido que las sentencias motivadas por acciones reales no serían ejecutable s fuera del país donde hubieran sido pronunciadas". ob. 609 y sigs. a la luz de las normas atributivas de competencia internacional que forman parte de nuestro Derecho (Jur. página 926/7). 614). págs. Pero con la resolución de la Cámara civil 2* de la Capital Federal. (Romero del Prado. Derecho internacional privado. Arg. pero con criterio restrictivo (por ejemplo. (sección Jurisprudence). debe examinarse en primer lugar la competencia del tribunal que lo dictó. Zeballos sostiene que puede considerarse comprendida la materia de las sentencias en el tratado argen tinobrasileño del 14 de febrero de 1880 sobre ejecución de cartas rogatorias. remite a su Bulletin Argentin de Drcit International privé. (Weiss-Zeb. cit. diciembre 1909.. avanzada para su tiempo. Más tarde. De ser así. como ocurrió con pleitos decididos en el -Paraguay. 7. pág. ‡ ‡ . II. t. en la época. indicando como primer caso de ejecución de sentencia extranjera uno de 1862. del 10 de novierabre de 1942. 282) y mediando requisitos como la revisión de fondo de la sentencia. El mismo Zeballos alude a diversos fallos. en Buenos Aires. por analogía. Fallos. pág. tomo II. 1946 -IV-pág. cuando e l tribunal superior estableció la doctrina. debe aclararse que el juez argentino .‡ 7. t. t. la Suprema Corte Federal admitía la sentencia extranjera.) La sala II de la Cámara de apelaciones del departamento as la capital de la provincia de Buenos Aires dejó sentado en el fallo dictado el 6 de septiembre de 1946 que si se pretende el reconocimiento aquí de los efectos de un fallo extranjero. Otros tratados. aunque no las mencione explícitamente (Weiss-Zeballos. el segundo caso fue en 1865. lo mismo cabría decir del tratado con Perú firmado el 2 de julio da 1935 sobre cartas rogatorias. Manual de Derecho internacional privado. o exequátur al estilo francés. 860). de que tales actuaciones merecían fe. Hasta 1880. el Código de procedimientos se aplicó en la materia. 6.

Jur. t. 364. 104 y 227). 950).. t. pág. 113. Arg. 152. 20/9/ 944. Cám. sólo incumbe examinar los recaudos externos de la sentencia.. 254). aunque fuera por edictos (Fallos de la Corte. pág. 1^. pág. t.. t.). su cumplimiento aquí puede pedirse en nuevo juicio ordinario. Arg. t. 116. a los efectos del inciso 49 d3¡ artículo 559 procesal. El juez argentino no revisa el fondo del litigio en q ue se dictó (Fallos de la Corte. debidamente publicados. 98.no debe entrar a examinar a cuál de los jueces del país extranjero corr. 818. 470). pág. 687). pág. Arg. pues es una cuestión de Derecho interno en que no debe inmiscuirse (en autos Dosenzani C. t. 39. pág.. etc. t. en principio. 111).. la sentencia a una persona radicada aquí debe ésta haber sido citada.) No procede la excepción de arraigo en estos casos J. pág. año 1903. 127). 47. 185. Agregaba la Cámara que. t. Crít. pág. La Ley. t. 5. Lazcano. t. Es obvio que para. 748. 442. 893 con nota de Anastasi. ver si es definitiva. t. Gac. t. 18. pág.). 118. Arg. 161. t. Los fallos insertos en Jur. corresponde (Jur. Ramella en Rev. Son citados otros fallos cuyo examen puede completar el cuadro de nuestra jurisprudencia al respecto. de Jurisp. pág. también aluden al problema de la competencia internacional. a lo que no pyede oponerse el ejecutado. del Foro. 31. 46. por otra parte. o aún por el cónsul del país respectivo (La Ley. t. 15. y si viene legalizada conforme al decreto de Poder Ejecu tivo del 24 de julio de 1918. A. del Foro. páss. etc. pág. pág. t. con nota crítica de C. Da Ley. 138.del artículo 14 de la ley 48 (Fallos de la Corte Suprema. t. 75. 22. 14. ni es procedente el recurso . t.. pág.. Fallos de la Corte. 588. 796. pág. pág. En este último caso. 70. o haber sido parte en el pleito en que recayó (La Ley. pág.esponde el conocimiento de la causa. acreditándose con la c:pia de las piezas pertinentes (Fallos. pág. 966. A. pág. La ejecución de la sentencia extranjera. 8. civ. 365. 24. el 13 -XI-931. t. 3. Un laudo arbitral es equiparable a una sentencia judicial (Gac. La Ley. etc. 15. 930. pág. t. con nota de Pablo A. t. Debe haber sido citada al juicio extranjero (Jur. t. se concedía el exequátur a la decisión . pág. 237). 48. etc. por cuanto se le ofrecen mayores posibilidades de defensa. oponer. c/ Desenzari y Molinari.

y los artículos 436 y 437 a materia penal. El Tratado de Montevideo de 1940. Por resolución de la VI Conferen cia internacional Americana habida en la ciudad de La Habana. Estas normas alcanzan a las sentencias de arbitros o amigables componedores. para servir como instrumento panamericano en la materia. 8. ya citado. El Código Bustamante dedica el título X del libro IV a la "Ejecución de sentencias dictadas por tribunales extranjeros". . Ctíile. 5) traducirse si en idioma distinto. Brasil. Y en el informe respectivo. Vimos que el Tratado de La Habana (no ratificado por la Argentina) incluye sin reservas las sentencias contenciosoadministrativas. Ecuador y ctras naciones latinoamericanas. aplicando el tratado con Italia. y que fuera ratificado y promulgado por Cuba. se afirma: "Queda bien entendido que no se trata en esta materia sino del valor probatorio que se ha querido dar a los fallos en los asuntos contencioso administrativos. corrigiendo en parte la omisión del Tratade de 1889. en 1928. incluye las sentencias y laudos contenciosoadministrativos al solo efecto de reconocerles autenticidad siempre que fueran debidamente legalizados. Guatemala. y 6) s er autenticado el documento en que conste la sentencia. Bolivia. 2) haber sido citadas las partes. correspondiendo los artículos 423 a 435 a materia civil y voluntaria. Sentencias contenciosoadministrativas. 9. Venezuela. Perú. redactado por el conspicuo jurisconsulto cubano Sánchez de Bustamante. y a las disposiciones dictadas en actos de jurisdicción voluntaria. en tanto que en el fallo de la Corte Suprema registrado en el tomo 98. República Dominicana. por la inembargabilidad de los bienes de un Estado". se denegó basado en el mismo. 3) no contravenir el orden público o Derecho público del lugar donde-quiere aplicarse el fallo. entre otras consideraciones. Para que pueda ejecutarse la sentencia civil (o contenciosoadministrativa) extranjera debe: 1) ser compete nte el tribunal (en la esfera internacional). pues la ejecución internacional o extraterritorial de los mismos no sería posible. así se llamó al Código de Derecho Internacional Privado.extranjera. 4) ser ejecutorio donde fue dictado. Panamá. El Código Bustamante. en el artículo 3"?. página 432.

hecho. Werner Goldschmidt. En tal emergencia. . En la brevísima reseña de fallos que hicimos. Aparte de la posibii dad de ejecutar en el país una sentencia dictada por tribunales extranjeros. la sentencia extranjera en tales condicicnes puede invocarse para lograr medidas cautelares. Reciprocidad. 11. dispo ne el artículo 9"? que la sentencia o fallo tendrá su eficacia jurídica siempre que vaya acompañado de los requisitos del artículo 6?. En cambiD. aunque no figura en los códigos procesales que comentamos. Por fin. Sistema y filosofía1 del Derecho internacional privado.eiriplar. pág. pudimos descubrir la exigencia de la reciprocidad de . también val? para oponerse como cosa juzgada a que se vue lva a fallar el fondo del asunto en nuevo juicio ante nuestros tribunales. etc. sino como un medio probatorio dentro de un juicio nuevo. El artículo 6"? y 5<? citados corresponden a los mismos del tratado de 1889. no ya para su ejecución coactiva. sobre los bienes del deudor (embargo preventivo. Valor probatorio y otros efectos de la sentencia extranjera.10. sino para servir como elemento de prueba. la exigen los códigos de procedimiento de Córdoba de 1929 (artículos 983 a 988) y de Mendoza (artículo 500). 243). puede ccni.'(Cfr. o como excepción de cosa juzgada al pretender volver a discu tir judicialmente el caso por ella resuelto. 8? del tratado de Montevideo de 1940). no ya para su ejecución.-i8 el reconocimiento extraterritorial L 3 la misma sentencia. t. El Tratado de Montevideo de 1940 "se ocupa del caso.) (art. III. inhibición general de bienes. como para asegurar el D~re:ho reconocido. Así rssulta del artículo 99 del Tratado de 1940. que hemos transcripto precedentemente. Es obvio que si la sentencia extranjera reúne los recuisit:s para merecer ser ejecutada en el país. El Ministerio Público deberá intervenir pora verificar si el acta jurídico se encuadra al artículo 5°".en el cual se presente un fallo. etcétera.