Está en la página 1de 2

Concepto de urbanismo

El urbanismo trata del desarrollo de las ciudades y de sus alrededores. Durante la


mayor parte de su historia el urbanismo se centró, sobre todo, en la regulación del
uso de la tierra y en la disposición física de las estructuras urbanas en función de
los criterios estipulados por la arquitectura, la ingeniería y el desarrollo territorial.
Con la Revolución Industrial, que se inició en el siglo XVIII, la proliferación y el
crecimiento de las ciudades hicieron que, ya en el siglo XIX, el concepto se
ampliara, para incluir el asesoramiento general del entorno físico, económico y
social de una comunidad. Ildefons Cerdà, con su Teoría general de la urbanización,
marca las pautas para el urbanismo moderno.

urbanismo

m. Conjunto de conocimientos y prácticas aplicados a la planificación,


desarrollo y remodelación de núcleos urbanos, con que se pretende mejorar la
calidad de vida de sus habitantes:
el urbanismo actual tiende a integrar los espacios de ocio y los de negocio.

urbanismo

El urbanismo es la disciplina que tiene como objetivo de estudio a las ciudades, desde
una perspectiva holística enfrenta la responsabilidad de estudiar y ordenar los sistemas
urbano. También es la forma en que los edificios y otras estructuras de las poblaciones
se organizan o la agregación y forma de estar distribuídas las poblaciones en núcleos
mayores como ciudades.

El término actual concretizado -Urbanismo- procede del ingeniero español Ildefonso


Cerdá. Es una disciplina muy antigua, que incorpora conceptos de múltiples disciplinas
y un área de práctica y estudio muy amplia y compleja. Según algunos, sería una ciencia
que se encuadraría dentro de las ciencias sociales (geografía, sociología, etc.) y, según
otros, sería un arte, asociado tradicionalmente a la arquitectura, es decir, un conjunto de
saberes prácticos que proporcionan las bases fundamentales para resolver los problemas
de las ciudades; en esta dualidad se vislumbra el carácter descriptivo y explicativo del
urbanismo como ciencia frente al carácter prescriptivo del urbanismo como arte, aunque
ambos enfoques necesariamente se retroalimentan mutuamente.

El urbanismo empezó siendo una teoría compleja que interesó desde el primer momento
a los estudiosos de la ciudad, y acabó siendo una disciplina que reúne una suma de
conocimientos sustanciales relacionados con la construcción y conservación de las
ciudades y con el estudio de las relaciones socio-económico-ambientales que tiene lugar
dentro del fenómeno urbano, de la que se ocupa actualmente una multiplicidad de
profesionales: arquitectos, economistas, geógrafos, ingenieros, sociólogos, y de forma
exclusiva los urbanistas.
El urbanismo, tradicionalmente entendido, tiene sus desventajas y también
sus inconvenientes. El mirar para otro lado o sencillamente no mirar,
habitual práctica de muchas autoridades locales, se adereza en ocasiones
con el pasar directamente por encima de planeamientos, regulaciones y
favorecimientos expresos de lo ilegal. Lo ilegal da trabajo y predispone el
voto útil. ¿A quién no le gustaría tener una casita con vistas a la sierra y
acceso directo al río o la garganta si además te surte de agua la red de
abastecimiento local?. Todo esto, a la escala local, comarcal y regional de
Extremadura, es el trasunto del modelo de crecimiento basado en el ladrillo
que tanto se cuestiona en la costa pero que se permite, o se abona, en el
interior. Al menos hasta ahora. El alcalde de Villanueva de la Serena no está
solo: cuenta con el quehacer solidario de muchos compañeros y por encima
de las diferencias políticas.

Desde luego, lo ilegal da trabajo: parece que en la Fiscalía están a tope.