Eres el Dios de mi vida, Dios del amanecer, Tú, que hiciste los días del día y de la noche, troceándolos en horas

vengo a ti al mediodía sin otro reloj que el sol, trayendo un manojo de espigas e hiciste surgir la noche de los anchos campos de Castilla, para dar tregua al descanso. para Ti que riges las estrellas Acepta mi ofrenda humilde, que dejas brillar la luna acepta mi oración sencilla que das paso al sol que dora que te presento con gozo paciente la mies antes de ser al mediar el mediodía. pan blanco de eucaristía. Dios amado de mi vida Juan Manuel del Río por traer también te traigo todo el gozo y la alegría que cabe en el corazón

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful