Está en la página 1de 10

TEMA 3: LA HISTORIA DE LA IGLESIA (I)

1. LA DESAPARICIÓN DEL IMPERIO ROMANO


En la época deTeodosio, el grande el Imperio Romano ya se encuentra con serias
dificultades, por un lado económicas ya que el mantenimiento de los ejércitos en las
fronteras y la fundación de una nueva capital (Constantinopla) habían ido desmoronando la
economía imperial, y por otro lado, la presión de los pueblos germánicos amenazaban la
existencia del Imperio.
Teodosio logró una mayor unidad política y religiosa a través del edicto de
Tesalónica, pero a su muerte el imperio se divide definitivamente en dos, el oriental con
capital en Constantinopla y el occidental con capital en Roma, con soberanos y
administraciones propias.
Roma fue tomada, asaltada y saqueada en el año 410 por los godos y en el 455 por
los vándalos. En el año 476 el emperador Rómulo Augústulo es destronado y el Imperio
Romano de Occidente desaparece definitivamente comenzando una nueva era histórica a
la que conocemos como Edad Media. Mientras, el Imperio de Oriente convertido en
Imperio Bizantino permanecerá hasta 1453.

2. NACIMIENTO DE EUROPA. LOS NUEVOS PUEBLOS


A lo largo del siglo V, numerosos pueblos germánicos invadieron los territorios del
Imperio Romano de Occidente. Fueron estableciéndose en diferentes regiones creando
pequeños reinos: visigodos, ostrogodos, francos, lombardos, anglosajones,.... Cada pueblo
tenía sus costumbres y leyes, su sistema político, su lengua y su religión. Esto lleva a la
ruptura de la unidad que daba el Imperio Romano.
Los cristianos estaban confusos, incluso pensaron que sin el Imperio el cristianismo
no podría sobrevivir. Muchos obispos tuvieron que ejercer de magistrados y ayudar a las
poblaciones pues la administración del imperio se había derrumbado por completo.
En principio, habrá un choque violento entre las culturas, después la Iglesia tendrá
un papel mediador y unificador, reuniendo en una síntesis elementos de las dos culturas.
Entre estos pueblos bárbaros había pueblos que ya eran cristianos (Visigodos y Vándalos)
y pueblos paganos (Francos y Suevos).
El año 496 es decisivo para la conversión de los pueblos paganos, ya que se produce
el bautismo de Clodoveo. Este era rey de los francos y se convierte al cristianismo
después de la victoria con los alemanes, que él atribuye al dios de su mujer que era
cristiana, el reino franco se convertirá en el primer reino cristiano medieval y dará lugar,
tiempo después, al imperio de Carlomagno.

3. UNA NUEVA RELIGIÓN: EL ISLAM.


Entre los siglos Vlll y X hay una nueva oleada de invasiones en Europa: Del norte
llegan los Normandos, del este los Eslavos y Húngaros y del sur los Árabes.
En el siglo Vll, Mahoma había proclamado su nueva religión desde La Meca y se
había ido extendiendo por Arabia, Persia, Siria, Palestina y el norte de África. En el año
711 se extiende por España llegando hasta Francia, donde es detenido por Carlos Martel
en el año 732. Oriente Próximo, que había sido la cuna del cristianismo, se islamizó y las
más antiguas comunidades cristianas de Oriente y Norte de África desaparecen o
disminuyen considerablemente.
Los musulmanes estuvieron ocho siglos en España. En un principio fueron bastante
transigentes con la población, permitiéndoles practicar su religión. Aquellos que siguieron
siendo fieles al cristianismo fueron llamados mozárabes.
Con Abderramán I comienza un periodo de intransigencia religiosa: a los cristianos
se les prohibe el uso de la lengua latina y son obligados a asistir a las escuelas
musulmanas, hubo persecuciones y martirios. En el norte los cristianos inician la
Reconquista.
En el siglo X el Islam parece imponerse con más fuerza y la noticia del
descubrimiento del sepulcro de Santiago va a dar un nuevo avance a la Reconquista.
Comienza una afluencia de peregrinos de toda Europa para visitar la tumba del apóstol y
se hace necesario mantener el camino libre del peligro musulmán, por lo que comienza un
avance de reconquista hacia el Sur. Así comienza la historia de un camino que, después de
diez siglos, sigue despertando el interés de cristianos del todo el mundo.

4. EL REGIMEN DE LA CRISTIANDAD
El término Cristiandad, expresa un modo específico de relación entre Iglesia y
sociedad que se establece en Europa a lo largo de la Edad Media. Consiste en la
identificación entre Iglesia y sociedad, por tanto entre cristiano y ciudadano, entre
autoridad civil (emperador) y autoridad religiosa (Papa).
Engloba tanto a la sociedad cristiana, con el emperador a la cabeza, como a la
comunidad de fieles dirigidos por el Papa. La cristiandad medieval estaba regida por el
Papa y el Emperador:
- Papa: poder espiritual.
- Emperador: poder temporal.
Entre ellos había enfrentamientos por la primacía: hasta el siglo XI el poder
político predomina sobre el religioso, a partir de ahí la situación cambia y lo religioso
primará sobre lo político.
Los reyes cristianos tenían dos funciones: Gobernar su reino y proteger a la
Iglesia.
Cuando en el año 732 los musulmanes intentan invadir Francia son detenidos por
Carlos Martel, rey de los francos. Años más tarde, los Lombardos atacaron al Papa y
Pipino el Breve, hijo y sucesor de Carlos Martel, acude en su ayuda dándole al Papa los
territorios conquistados a los Lombardos en Italia, naciendo así los Estados Pontificios,
(estados que perderá el papado en 1870, cuando se consuma la unificación de Italia,
aunque conservó uno de ellos: el Estado Vaticano, por lo que el papa tiene la condición de
jefe de estado).
Carlomagno, hijo de Pipino, es coronado emperador por León III (año 800),
comenzando así un nuevo imperio basado en la alianza entre el poder temporal y el
religioso: el Imperio Carolingio.
Carlomagno se convertirá en el gran impulsor de la unidad política y religiosa de
Europa, imponiendo por la fuerza la conversión al Cristianismo a los pueblos conquistados
(esta será una de las cuestiones más negativas de su reinado) y llevando a cabo una amplia
reforma político- religiosa (establece la organización eclesiástica de los pueblos europeos
nombrando obispos y abades con el rango de altos funcionarios, crea escuelas para la
formación de sacerdotes y también para alcanzar los conocimientos elementales).
Al morir Carlomagno, su sucesor, Ludovico Pío, no consigue mantener la unidad del
Imperio y en el año 843 sus sucesores se lo reparten mediante el Tratado de Verdum. Así
el Imperio queda dividido en tres partes: Francia, Germania y Lotaringia, que serán las
raíces de las futuras naciones europeas. Además de esta división aparecen nuevos
invasores que ayudan a que el Imperio se descomponga en pequeños territorios
controlados por los señores feudales. Aparece así el feudalismo.
Para el Papado y la jerarquía de la Iglesia los siglos IX y X son uno de los momentos
más oscuros de su larga historia. El Papado cae en manos de personas indignas, hay venta
de cargos eclesiásticos y una degradación importante de la vida y costumbres religiosas
que provocan un importante escándalo a nivel popular, además de un gran desencanto.
La relación de los emperadores germanos con la Iglesia fue de dominio; nombraban a
los obispos y les concedían feudos o beneficios a cambio de sumisión y fidelidad, es lo que
se llama Investidura: Acto jurídico por el que el señor feudal concede a un sacerdote una
propiedad eclesiástica a título de beneficio.
Los sacerdotes buscaban el puesto eclesiástico no por el poder espiritual o el
servicio que podían hacer a la comunidad, sino por el poder temporal que les
proporcionaba. También se ofrecían cargos eclesiásticos a cambio de dinero (Simonía), o
se daban a algún pariente (Nepotismo).
Con los Papas la situación no era mejor, algunos fueron impuestos por los
emperadores, otros fueron elegidos mediante intrigas políticas de las familias más
influyentes. El siglo X es conocido en la historia de la Iglesia como el "Siglo de hierro" por
la gran decadencia moral y religiosa.

5. PREDOMINIO DEL PODER RELIGIOSO


Ante la grave situación que atraviesa la Iglesia en el siglo X surge el intento de
reforma por parte de algunos papas que acceden al pontificado en el siglo XI. Sobre todo,
cuando un monje del monasterio benedictino de Cluny, fue proclamado Papa por el pueblo
romano, comenzando así el pontificado de Gregorio VII.
Gregorio pone en marcha una serie de medidas para hacer una profunda reforma de
la Iglesia (Reforma Gregoriana), reformas que enseguida entrarán en conflicto con el
emperador alemán Enrique IV dando lugar a la Guerra de las Investiduras.
Algunas de las medidas más importantes tomadas por Gregorio VII son las
siguientes:
- Dignificar y potenciar la autoridad del Papa: Su elección le corresponde a los
cardenales no al Poder Temporal (emperador).
- Defender la libertad de la Iglesia en la elección de obispos, prohibiendo la
investidura de manos de un seglar.
- Elevar el nivel cultural y moral de los clérigos.
- Prohibir la Simonía.
La Guerra de la Investiduras es un conflicto que durará incluso tras la muerte de
sus protagonistas, hasta que en 1122 se llega a la reconciliación mediante la firma del
Concordato de Worms según el cual el emperador alemán renuncia a la investidura de los
clérigos.
El poder del papado llega a su cúlmen con Inocencio III que llega a intervenir como
árbitro en los asuntos de la política.
6. LA IGLESIA EN ORIENTE Y OCCIDENTE
6.1. DOS CULTURAS Y UNA SOLA FE.
Ya hemos visto que el Imperio Romano de Occidente desaparece en el año 476, ya
que fue invadido por los bárbaros. Sin embargo, el Imperio Romano de Oriente (que se
había convertido en el Imperio Bizantino) no desapareció entonces, sino que permaneció
hasta el año 1453. Pero aunque encontramos dos imperios, con destinos diferentes, tienen
una cosa en común: La Iglesia cristiana.
A pesar de que los imperios se habían separado, la Iglesia se esforzaba en
permanecer unida, lo que no era una tarea fácil, pero cada vez había más diferencias
entre la Iglesia Latina (Occidental y la Iglesia Griega (Oriental). El siguiente cuadro
muestra algunas de esas diferencias:

IGLESIA DE OCCIDENTE IGLESIA DE ORIENTE (Griega)


(Latina)

- Lengua latina. - Lengua Griega.


- Presencia de los nuevos pueblos - Irrupción del Islam ocupando
germánicos. parte de los territorios cristianos.
- La Iglesia se organiza entorno al - La Iglesia se organiza entorno a
Papa, obispo de Roma. los diversos Patriarcas.
- Uso de pan ázimo (sin levadura) en - Uso del pan con levadura en la
la Eucaristía. Eucaristía.
- Celibato de los sacerdotes. - Sacerdotes casados.
- Afirmación en el Credo de que el -Afirmación en el Credo de que el
Espíritu Santo procede del Padre y del Espíritu Santo procede del Padre.
Hijo.

6.2. EL CISMA DE ORIENTE: LA IGLESIA ORTODOXA


Como vemos eran muchas las diferencias entre las dos Iglesias y esto provocó
tensiones a lo largo de varios siglos e incluso alguna ruptura temporal, pero era mucho más
lo que las unía que aquello que las separaba y siempre acababan perdonándose. En el año
1054 las cosas cambian y la unidad entre ambas se rompe definitivamente dando lugar al
llamado Cisma de Oriente según el cual la Iglesia primitiva, única, queda dividida en dos:
- Iglesia cristiana católica (Occidente)
- Iglesia cristiana ortodoxa (Oriente)
Las principales diferencias estaban entre los cristianos de rito griego y latino.
Miguel Cerulario, Patriarca de la Iglesia de Oriente, quiso imponer el rito griego a los
latinos y mandó cerrar los monasterios de rito latino que había en su territorio. El Papa
protestó y acabaron excomulgándose mutuamente. Esta excomunión permaneció así hasta
el siglo XX. En el año 1965, en el encuentro entre el Papa Pablo VI y el Patriarca
Atenágoras fueron levantadas ambas excomuniones.
7. EL CISMA DE OCCIDENTE
A comienzos del siglo XIV volvieron de nuevo las luchas entre los dos poderes: el
temporal y el espiritual.
El Papa Bonifacio VIII se enfrentó con Felipe, el Hermoso, rey de Francia, que
intentaba manipular a la Iglesia en favor de los intereses franceses. Cuando hubo que
elegir un nuevo papa los franceses presionaron para que fuera elegido el francés Clemente
V que trasladó su sede a Avignon (Francia), donde residieron los papas más de setenta
años (Papado de Avignon).
Gregorio XI vuelve a trasladar la sede a Roma. Cuando muere, es elegido Urbano VI,
pero los franceses no estaban contentos con esta elección y proclaman por su cuenta a
Clemente VII, que vuelve de nuevo a Avignon.
La Cristiandad se divide entre los partidarios de los dos papas, consumándose así el
Cisma de Occidente en el año 1378.
Para salir del problema, se convoca en 1409 el Concilio de Pisa que depone a los dos
papas cismáticos y elige otro nuevo, pero al no querer renunciar ninguno de los anteriores
la Iglesia se encuentra con tres papas.
En el año 1417, en el Concilio de Constanza, es elegido Martín V. Este es aceptado
por dos de los tres papas, el otro era aragonés, Benedicto XIII (el Papa Luna) que se
resistió y tuvo que huir de Avignon refugiándose en Peñíscola (Alicante) donde acabó sus
días.
El Concilio de Constanza, aunque acaba con el Cisma, pone en evidencia la necesidad
de una profunda reforma de la Iglesia.

8. LA IGLESIA MILITANTE
En la Edad Media la expresión Iglesia militante tiene un sentido militar que
implicaba el uso de las armas frente a los enemigos de la fe cristiana.

8.1. LAS CRUZADAS


Aunque los musulmanes dominaban en Palestina desde el siglo VII, los peregrinos
cristianos habíansufrido pocas molestias en Tierra Santa. Pero en el sigloXI aumentan las
amenazas y dificultades para quienes peregrinan a los "Santos Lugares". Este es el origen
de las Cruzadas:expediciones militares de soldados y campesinos contra los musulmanes
para conquistar los "Santos Lugares" que estaban bajo el poder del Islam.
Eran organizadas por los papas, reyes y emperadores. Los que participaban en ellas
se les llamaba "Soldados de Cristo" o "Cruzados" porque llevaban sobre su hombro
derecho una cruz roja.
Entre los cruzados había de todo: Gente de fe, aventureros, pillos interesados en el
botín y debemos decir que en nombre de las Cruzadas se cometieron verdaderas
atrocidades en los territorios invadidos.
Hubo siete Cruzadas entre los siglos XI y XIII. La primera fue convocada por el
Papa Urbano II en el año 1095, pero no se consiguió en ningún momento conquistar los
Santos lugares y continuaron en manos musulmanas.

8.2. LA INQUISICIÓN
Ya en los primeros siglos de la Iglesia aparecieron una serie de ideas, sobre todo
con respecto a la figura de Jesús, que la comunidad cristiana no aceptó como auténticas,
considerándolas Herejías. Estas vuelven a aparecer en el siglo XII.
En el regimen de la Cristiandad, la unidad de fe es la base de la sociedad. La herejía,
al producir una ruptura en la unidad religiosa, es considerada un delito grave que debe ser
castigado.
Estas herejías nacen como una protesta contra el poder y la riqueza de la Iglesia y
una gran valoración de la pobreza y la vida de comunidad.
Las herejías más importantes fueron los Cátaros y los Vadenses y sus rasgos más
importantes son los que siguen:

CÁTAROS VALDENSES

Significa "puro". Su nombre viene de "Valdés" un


Llegados de Bulgaria y Bosnia. comerciante de Lyon que predicaba el
El mundo material era una creación seguimiento de Jesús por medio de una
del demonio. pobreza rigurosa y extrema.
Rechazaban el Antiguo Testamento Al principio fue muy bien aceptada
y Cristo era un ángel, su cuerpo era sólo en la Iglesia pero con el tiempo fueron
una apariencia. negando la autoridad del Papa, la
Su desprecio por lo material y presencia de Cristo en la Eucaristía, etc
corporal los lleva fácilmente al suicidio y Los Valdenses Critican a las
a una consideración negativa del autoridades u las estructuras de la
matrimonio. Iglesia al estar contaminadas por el
dinero y el poder.
Para controlar y reprimir esta situación nace la Inquisición, un tribunal encargado de
aplicar la legislación antiherética. Hasta el siglo XII la Iglesia frente a los herejes
solamente aplicaba la excomunión o penas de tipo espiritual, sen violencia.
El problema aparece cuando los reyes y emperadores quieren defender la fe católica
castigando a los herejes.

Hay tres pasos fundamentales en el nacimiento de la Inquisición:


- La Inquisición Secular: La autoridad civil es quien persigue a los herejes. Pedro II
de A ragón (1197) y Federico II (1224) dictaron penas de muerte contra los herejes.
- La Inquisición Episcopal: A partir del Concilio de Tolouse en 1229 los obispos
tienen la obligación de buscar a los herejes y entregarlos al poder civil (brazo secular)
para su castigo.
- La Inquisición Pontificia: Creada por Gregorio XI en 1231. Se establecen un
conjunto de leyes antiheréticas y un proceso riguroso para investigar a los culpables. Se
les encargó esta tarea a la Orden de Predicadores (Dominicos). Depende directamente del
Papa y las penas impuestas serán ejecutadas por el poder civil.
En un principio este tribunal supuso un avance en la justicia pues en la sociedad de
entonces se condenaba a la gente sin juicio. Pero la Inquisición cometió abusos y aplicó
penas horrendas a herejes, brujas y adivinos... usando la tortura para hacer confesar los
delitos.
Desde un punto de vista religioso no hay una justificación para la existencia de
este tribunal ni para el uso de medios violentos en la defensa de la fe y mucho menos a
la luz del Evangelio y de la experiencia cristiana de las persecuciones en los primeros
siglos del cristianismo.

9. LA VIDA RELIGIOSA Y CULTURAL EN LA EUROPA MEDIEVAL


No todo fueron luchas, Cruzadas e Inquisición en la Edad Media. En esta época se
dan experiencias evangélicas que dejarán una honda huella en la historia de la Iglesia y
de la humanidad.
Es también la época de grandes manifestaciones artísticas que tienen su origen en
las diferentes renovaciones dela vida monacal, las grandes catedrales románicas y
góticas de toda Europa y también importantes manifestaciones literarias.

9.1. LA IGLESIA Y SUS MINISTROS


PÁRROCOS
Los hombres y las mujeres de la Edad Media tenían un sentimiento religioso muy
fuerte y eso hacía que la Iglesia y sus ministros tuvieran un papel muy relevante en la
sociedad de aquella época. En todas las aldeas, pueblos y ciudades, los edificios
religiosos (iglesias catedrales, conventos o monasterios) sobresalían por su tamaño (eran
los edificios más grandes), por su situación (en un lugar privilegiado y fácilmente visible)
e incluso por sus materiales (eran los únicos edificios de piedra, al igual que las casas de
los señores.
Entre los ministros de la Iglesia, los que más contacto tenían con el pueblo eran los
Párrocos, responsables de cada una de las iglesias parroquiales. La gente acudía a la
iglesia, todos los domingos y festivos, el párroco los bautizaba cuando nacían, los casaba,
los visitaba cuando estaban enfermos (a veces hacían la función de médico por que no
había) y también los enterraba. Como se consideraba representante de Dios tenía una
gran influencia sobre la gente.
Además en los pueblos y aldeas era la única persona con un mínimo de cultura lo
que hacía que sus consejos e indicaciones no fueran exclusivamente sobre cuestiones
religiosas.
Pero el párroco también tenía que vivir y además mantener los edificios y
posesiones de la iglesia de su zona. De abastecer al párroco y de cuidar los edificios
religiosos se ocupaba el pueblo a través de una serie de impuestos: el impuesto más
importante era el Diezmo. Cada familia tenía que entregar a la iglesia una décima parte
de sus ingresos.
Había otros impuestos o "donaciones" que la gente tenía que dar en metálico o en
especies al párroco en diferentes épocas del año. Sin embargo, los párrocos como
ministros de la Iglesia tenían el privilegio de no pagar los impuestos ni a los señores ni al
rey. Podían tener propiedades, tierras que pertencían a la parroquia y que normalmente
eran trabajadas de balde por los vecinos
OBISPOS
Dentro de la Iglesia eran los encargados de dirigir las diócesis. Tenían bajo su
mandato a todos los párrocos de su territorio y habitaban en las ciudades o villas
grandes, que eran las cabeceras de las diócesis. El edificio con que se identificaban eran
las catedrales (principal edificio religioso de la diócesis).
Generalmente tenían tierras que pertenecían al obispado y qye administraban como
si fueran Señores o Caballeros. Estas tierras eran los Señoríos.
Su influencia, incluso su poder político podía ser muy grande. Había obispados que
tenían una especial importancia religiosa, económica o geográfica que se llamaban
Arzobispados, y a su frente se encontraba un Arzobispo.
Los obispos eran normalmente hijos de familias de la nobleza, señores y caballeros
y por supuesto, no pagaban impuestos.
PAPA
Al frente de la Iglesia cristiana se encontraba el Papa y la sede papal estaba en
Roma.
Además de su poder religioso,era un príncipe que dirigía un estado, y que por lo
tanto, tomaba decisiones políticas. Por otra banda, el resto de los príncipes y reyes de
otros estados cristianos de Europa acostumbraban consultar al Papa las decisiones
importantes que tenían que tomar solicitando su apoyo y su consentimiento. Era
considerado el representante de Dios en la tierra.
MONJES, MONJAS Y FRAILES
Estos eran también ministros de la Iglesia que vivían en comunidad, compartiendo
la vida y los bienes, en los monasterios o conventos. Se dedicaban a la oración y llevaban
una vida austera (con muy pocas comodidades). Los conventos y monasterios eran
grandes edificaciones junto a la Iglesia rodeados de propiedades agrarias que
pertenecían a la comunidad.
Entre estas comunidades, a finales de la Edad Media (XI-XV) surgieron las
principales corrientes de renovación de la Iglesia, que exigían una vuelta a los principios
del cristianismo, las comunidades cristianas, el compartirlo todo,... la vida según el
Evangelio.
A lo largo de la Edad Media surgieron muchas comunidades y órdenes religiosas
que se extendieron por occidente, un ejemplo de esto pueden ser las que siguen:
Benedictinos: Fundados por benito de Nursia en el S. IV fueron a lo largo de la
Edad Media un ejemplo de trabajo, oración y estudio. En las bibliotecas de sus
monasterios se guardó durante siglos la cultura grecorromana y los saberes más
importantes de la época. Fueron grandes traductores e "iluministas" (personas que
decoran los textos sagrados con ilustraciones que son verdaderas obras de arte). Uno
de los monasterios más conocidos de los benedictinos es el de Cluny, donde surgirá la
Reforma Gregoriana, y también es la cuna del Arte Románico.
Císter o Cistercenses: Tiene su origen en el monasterio de Citeaux. Sus monjes
buscaron una vida más austera y más espiritual. El Císter será el inspirador del Arte
Gótico primitivo
Franciscanos: Fundados Por Francisco de Asís. Llevaban una vida sencilla, fraterna,
pobre, de amor a la naturaleza y de servicio a la Iglesia.
Dominicos: Fundados por Domingo de Guzmán para servir a la Iglesia mediante la
predicación, por eso también eran conocidos como la "Orden de Predicadores". Su ideal era
vivir pobremente en comunidad, dedicados al estudio y a la predicación.

9.2. LA EVOLUCIÓN DEL CULTO


El culto cristiano se establece en torno a los sacramentos, quedando su número fijado en
siete. En esta época se generaliza el bautismo de los niños siendo un sacramento que adquiere
una gran importancia, el que no está bautizado es como un paria, alguien que no tiene patria,
que no pertenece a ninguna sociedad.
En cuanto a la Eucarístía, se celebra en latín, como el pueblo no conoce el idioma se vive
como Misterio. Sólo se da la comunión bajo la especie del pan y está reservada a los adultos.
La Penitencia se admite más de una vez en la vida, se aumentan las listas de pecados
graves y se va pasando de la penitencia pública a la privada.
El matrimonio, al principio no tenía una ceremonia especial, en el siglo IV los recién
casados recibían la bendición del obispo. El consentimiento libre será lo que constituya lo
esencial del matrimonio cristiano. En la Edad Media la presencia del obispo o de un sacerdote
se va haciendo obligada y el matrimonio adquiere un carácter religioso, se celebra en el templo
y se establecen normas y ritos.

9.3. LAS PEREGRINACIONES. EL CAMINO DE SANTIAGO.


Las persecuciones serán un importante aspecto en la vivencia del cristianismo de esta
época. Se trata de viajar a los grandes centros espirituales del cristianismo (Tierra Santa,
Roma, Santiago) solamente con lo que se lleva puesto, confiando en la providencia divina y en la
ayuda de la gente de los lugares por los que se va pasando, con el fin de encontrarse a sí
mismo, encontrar a Dios, dar gracias por algún favor recibido, cumplir una penitencia o para
renovarse espiritualmente.

9.4. FORMAS DE EXPRESAR LA FE.


En esta época la arquitectura era la forma de expresión más importante, siendo la
escultura y la pintura formas de expresión artística al servicio de la primera. Los monjes de
Cluny extienden el Arte Románico por Europa, siendo todo el camino francés de Santiago una
importante muestra de este tipo de construcción (el mejor ejemplo que tenemos cerca es el
"Pórtico de la Gloria" de la catedral compostelana.
Este estilo se mezclará pronto con otro nuevo, también nacido en un monasterio francés,
el Arte Gótico, que destacará por la riqueza de sus vidrieras, que casi parecen Biblias en vidrio,
y por sus pinturas murales que son auténticos catecismos sin palabras.
El teatro popular se convierte en un buen medio de evangelización. En las plazas de los
pueblos, en el interior de las iglesias, se representaban escenas del Antiguo Testamento, así
como la vida de la Virgen y muchos Santos. En cuanto a la música, el canto típico de los
monasterios, será el Gregoriano, que es el canto litúrgico por excelencia.