CLASIFICACIÓN DE LAS HERNIAS: Según el grado y sus características anatomopatológicas, se diferencianlos siguientes: Protrusión discal: prominencia simétrica del

borde periférico del anillo fibroso. Hernia discal contenida: el anillo puede mostrar un desgarro parcial o completo hacia donde se desplaza la zona central del disco, produciendo una prominencia asimétrica de la periferia del anillo, mientras que el borde externo del anillo o el ligamento longitudinal común posterior permanecen íntegros. Hernia discal no contenida: el defecto del anillo fibroso es completo, y permite que el núcleo pulposo salga del anillo. En este caso se diferencian 2 subtipos: a) Extrusión: la zona desplazada del disco mantiene continuidad con la parte central del disco. b) Secuestro: la parte desplazada del disco ya no muestra una continuidad directa con la zona central La zona herniada puede migrar a distancia del disco defectuoso y el defecto del anillo permanecer abierto o cicatrizar. Basándose en su localización anatómica, las hernias discales también se clasifican según su posición en las distintas zonas de la circunferencia del anillo fibroso: Hernia central, situada en la línea media y posterior del anillo. Puede dar una afectación bilateral de las raíces o incluso una afectación global de todas las raíces caudales a la hernia si su tamaño es lo suficientemente grande. Hernia posterolateral, localizada hacia uno de los lados pero medialmente al pedículo. Es la localización más frecuente. Generalmente afecta a la raíz descendente, es decir, a la inferior del nivel afectado. Hernia foraminal, localizada entre los bordes lateral y medial del pedículo, en el interior del agujero intervertebral . En estos casos la raíz lesionada será la del nivel superior, la raíz saliente. Hernia extraforminal, situada lateralmente al pedículo. Se comporta clínicamente de forma similar a la foraminal. A veces se habla de hernias en posición axilar al referirse a hernias centrales o posterolaterales que se desplazan cranealmente y afectan a la raíz saliente, de forma análoga a las hernias foraminales, y comprimen la raíz por su parte inferior. Dolor óseo: El dolor de los huesos es preciso, centrado sobre la articulación en cuestión. Es sordo, continuo y aumenta con los movimientos. Dolor discal Es agudo, se manifiesta cuando el peso del cuerpo se pone sobre el disco (aumento de la presión axial, sentado o de pie). Aumenta con la anteflexión, con la tos y con los esfuerzos abdominales. Dolor ligamentoso Aparece cuando se mantiene una posición largo tiempo. No es inmediato, se reproduce también al final de las amplitudes articulares. Se suele describir como una sensación de quemadura. Dolor muscular Se manifiesta con los movimientos, está unido a la contracción muscular. La tensión muscular isométrica evidencia el músculo lesionado. Puede existir un dolor referido y un punto trigger en el seno del músculo. Dolor nervioso Es un dolor descrito como lineal, el paciente puede señalar su trayectoria con el dedo. Este dolor aumenta con ciertos movimientos y, a veces, por el apoyo sobre la apófisis transversa de la vértebra implicada. Este tipo de dolor puede agravarse por posturas defectuosas como consecuencia del trabajo, algún deporte, etc. Dolor referido Es un fenómeno usado para describir el dolor percibido en un sitio adyacente o en a una distancia del sitio del origen de lesión.

Es tí ico en p deportistas (tenistas. que conllevan micro-fracturas a nivel de la vértebra. Dolor visceral Está ocasionado por la activación de nociceptores por infiltración. Grado 3 entre 50 y 75%. y al ser repetidos no permiten su correcta resolución. lo que nos sirve para diferenciar con la ciática verdadera donde el dolor baja a la pierna o el pie. . entre otros). es decir. Grado 4 más de 75%.Dolor periférico: También llamado cutáneo o superficial. Presenta debilidad a la rotación externa y abducción de la cadera pero no presenta signos neurológicos. Espondilolistesis. abdominales o torácicas. distensión.Se asocia a un síndrome de compresión del músculo piramidal de la pelvis por contractura muscular del mismo. tracción o isquemia de vísceras pélvicas. La Espondilolisis y la Espondilolistesis La espondilolisis como un reblandecimiento óseo de la lámina que une el cuerpo vertebral a la articulación facetaria. Grado 2 entre 25 y 50%. Todos los padecemos a lo largo del día. siendo el cuatro el más grave. de nacimiento. Se puede clasificar en cuatro grados en función del desplazamiento. con la excepción del dolor ulceroso duodenal localizado a punta de dedo. jugadores de fútbol americano. Es una experiencia cotidiana. siendo unilateral. Causas: Pacientes con canal espinal estrecho congénito. compresión. Provocado por estímulos térmicos. Grado 1 menor de 25%. mecánicos. Traumático: Provocado por micro-traumatismos repetidos. La estenosis de canal se define como un estrechamiento del mencionado tubo o de los forámenes en uno o varios segmentos determinados. pero con corta duración. LA PSEUDOCIATICA (SINDROME DE COMPRESION DEL MUSCULO PIRAMIDAL DE LA PELVIS) Se presenta con un dolor agudo en las zonas lumbar y glútea. Hipertrofia de las carillas articulares o de los ligamentos. Puede tener dos orígenes: Congénito: No llega a osificarse la lámina en el proceso de maduración ósea y se mantiene así constantemente a lo largo de su vida. La espondilolistesis consiste en un desplazamiento de una vértebra sobre otra. como signos degenerativos. eléctricos y químicos. descrito a menudo como profundo y opresivo. Según se deslice la vértebra hacia delante se denomina anterolistesis o hacia atrás retrolistesis . Se trata de un dolor pobremente localizado. Es más frecuente en mujeres y en particular en embarazadas. e irradia hacia la zona posterior de la rodilla (hueco poplíteo). Se añade el espasmo de la musculatura lisa en vísceras huecas. Suele estar precedida de una espondilolisis. en cualquier momento. de forma que disminuye el espacio necesario para la médula o los nervios.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful