P. 1
IV UNIDAD UTILIZACION DE FORRAJES

IV UNIDAD UTILIZACION DE FORRAJES

|Views: 1.504|Likes:

More info:

Published by: Mg. Miguel Angel Rodríguez Alza on Feb 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/15/2013

pdf

text

original

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA CULTIVO Y MANEJO DE FORRAJES SESIONES Nº 10, 11, 12 Y 13

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

UNIDAD ACADEMICA IV: UTILIZACION DE LOS FORRAJES Y MANTENIMIENTO DE LAS PASTURAS Si bien, desde el planeamiento para el establecimiento de pasturas, se tiene previsto la forma de utilización del forraje a producir, es importante describir las formas de utilización de los forrajes buscando, por un lado, mayor eficiencia por área cultivada, traduciéndose en mejor producción, y por otro, larga vida o persistencia de la pastura, con prácticas adecuadas de manejo, garantizando así, la inversión inicial. Es importante también, conocer las formas de conservación de forrajes que permitan disponer de ellos en otro momento diferente a la cosecha sin perder el valor nutritivo de los mismos y en las cantidades requeridas. 4.1. Utilización mediante pastoreo El pastoreo se define como la alimentación directa de los animales con pastos de piso sobre el cual se desplazan de manera voluntaria para la selección de las cantidades de pasto requeridos para llenar sus necesidades, de mantenimiento, reproducción y producción. El pastoreo constituye la forma predominante y más económica de alimentación de los bovinos, por ello, se ha considerado como una herramienta importante de manejo, mediante la que se ejerce control sobre la utilización que el animal hace de la pastura. Son seis las formas básicas de manejo que se describirán a continuación. 4.1.1. Pastoreo continuo o tradicional

Consiste en mantener todos los animales en un solo potrero. Constituye el sistema de mayor predominancia en las explotaciones ganaderas de carne del país, debido a la cultura de producción extensiva del ganadero, a la menor inversión que significa comparado con el rotacional ya que exige una menor división de potreros. En la práctica, como un concepto general se puede mencionar que en un pastoreo continuo existe una gran tendencia a trabajar el potrero en forma extensiva, sin un control estricto del número de animales que soporta la pradera; de ahí que si se maneja un número elevado de animales en el potrero, en relación con la disponibilidad de forraje, se conducirá al sobrepastoreo, mientras que si se utiliza un número reducido se producirá el subpastoreo. No obstante, se puede indicar que bajo el sistema de pastoreo continuo se puede obtener, perfectamente, un aumento mayor de peso diario por animal, que el que se da en cualquier otro sistema de pastoreo, siempre y cuando se haga un uso intensivo del forraje disponible.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

La ventaja de este sistema es su bajo costo de establecimiento, ya que se reduce a cercar la periferia de la finca y solo se utiliza un bebedero y comedero. La desventaja es que se hace difícil el control de malezas y con el tiempo, se da una mayor compactación y disminuye la persistencia de la pastura. 4.1.2. Pastoreo alterno

Consiste en dividir un potrero en dos partes de dimensiones similares. Los animales pastorean en una parte del potrero, mientras la otra permanece en descanso. Este sistema permite ajustar mejor la carga animal, que en un potrero continúo. Así mismo, se puede obtener un mejor uso de los fertilizantes, controlar las malezas y ejercer un manejo más adecuado de los animales. Requiere, por lo general, de un período de ocupación por potrero más largo que el requerido en el pastoreo rotacional. El bajo costo en la instalación de cercas y el uso de un solo bebedero y un comedero, se consideran ventajas del sistema. Como desventaja importante, es que tanto los días de ocupación como los de descanso serán iguales (14 de ocupación y 14 de descanso). Esto hace que el animal consuma solo el rebrote, afectando así la persistencia de la pastura. 4.1.3. Pastoreo rotacional

Consiste en dividir toda el área de una pastura en potreros, de manera que, mientras uno está ocupado, los demás permanecen en descanso. Este sistema tiene en cuenta que el objetivo principal de la producción y utilización de los pastos es el incremento en la productividad de la finca, en general.

Para establecer este sistema, es importante conocer las características agronómicas y productivas de las especies forrajeras, ya que con base en éstas se define el período de ocupación y descanso para cada especie; además, es importante conocer la topografía de la finca para establecer las fuentes de agua y los comederos. La desventaja de este sistema, consiste en el mayor costo en la delimitación de potreros y mantenimiento de cercas y que requiere de un mayor número de bebederos y comederos.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA Entre las ventajas del pastoreo rotacional están las siguientes:

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

 Se puede llevar a cabo un manejo animal de acuerdo con la estratificación del hato.  Se logra interrumpir, los ciclos de desarrollo de los parásitos.  Se realiza un mejor control de las malezas.  Se puede realizar un manejo adecuado, cuando se tienen pasturas asociadas, de gramínea

- leguminosa.

 Se facilita la fertilización, por ser un sistema intensivo de producción, con áreas accesibles.  Se puede dejar un potrero, en cierta época de año, para elaborar pacas de heno o ensilaje.

No obstante lo anterior, un sistema rotacional con una división excesiva de potreros no se justifica. Se asume, entonces, que lo más importante para un manejo adecuado de pasturas es tener una carga animal óptima y un número adecuado de potreros, dependiendo del tipo de pastura. Determinación del número de potreros Para calcular el número de potreros en un sistema rotacional, es necesario definir el período de ocupación y el de descanso. Para el caso del período de ocupación, se recomienda que oscile entre 3 y 7 días, mientras que el período de descanso es conveniente que varíe entre 21 y 42 días, dependiendo de la época del año, ya que durante la época seca el período de descanso debe ser mayor que en la época de lluvia, aparte de que es necesario reducir la carga animal en la época seca. Después, de que se definen los períodos de ocupación y descanso, se calcula el número de potreros, dividiendo el período de descanso entre el período de ocupación y sumándole 1 al resultado, tal y como se indica en la siguiente fórmula:

NP =

PD PO

+1

En donde:

NP = número de potreros PD = período de descanso PO = período de ocupación

Ejemplo: Si el período de descanso es de 42 días y el de ocupación es de 7 días, ¿cuántos potreros se necesitarían? Aplicando la fórmula anterior, el resultado es de 7 potreros. Determinación de la capacidad de carga La capacidad de carga se define como el número de animales por hectárea que puede sostener un potrero. Se calcula dividiendo la cantidad de forraje total aprovechable, entre el período de descanso y el consumo de forraje diario del animal. Para tal propósito es necesario disponer de la siguiente información:
 Cantidad de forraje/ha aprovechable por corte o pastoreo. Luego, calcular las pérdidas del pasto que se puedan presentar. Normalmente las pérdidas se estiman en un 30%, o sea, que sólo hay un 70% aprovechable.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

 Cantidad de alimento que puede consumir cada animal. Se considera que un animal adulto consume forraje verde en promedio un 10 a 12 % de su peso vivo; por ejemplo si un animal pesa 500 kg, este consume 50 kg de forraje por día.  El período de descanso y el período de pastoreo.

Con esta información, se puede calcular el número de animales/ha, con la aplicación de la siguiente fórmula: Nº A/ha = PFV x 0.70 50 x PD En donde: NA/ha = número de animales por hectárea PFV = producción de forraje verde por hectárea 0.70 = porcentaje utilizable del forraje 50 = promedio de consumo de forraje por animal cada día, en kg. PD = período de descanso del potrero.

Ejemplo: Si se asume una producción de forraje verde de 12 000 kg/ha y el período de descanso es de 42 días, la capacidad de carga o número de animales por hectárea, será:

Nº A/ha.=

12000 x 0.70 50 x 42

= 4 animales/ha

4.1.4.

Franjas.

Consiste en proporcionar, diariamente, una franja de potrero suficiente para alimentar determinado número de animales. Es un sistema recomendable para zonas lecheras donde el costo de la tierra es alto y requiere mantener una alta capacidad de carga por hectárea, y un pastoreo más uniforme. La principal ventaja de este sistema es que hay un mejor aprovechamiento del recurso forrajero. Mientras que su desventaja es el alto costo por la gran cantidad de potreros, bebederos y comederos por establecer. Estos costos se pueden reducir utilizando cercas eléctricas.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA 4.2. Utilización de forraje al Corte

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Constituye un sistema de utilización de forraje por parte del animal pero suministrado en forma de pasto de corte, heno o ensilaje. Se caracteriza porque los animales permanecen durante todo el tiempo estabulados. Tiene como ventaja que no se desperdicia pasto por el pisoteo, que el período de descanso se puede controlar mejor y que pueden aprovecharse mejor las mezclas de gramíneas y leguminosas. Sin embargo, tiene como desventaja el alto costo de mano de obra que implica el corte del forraje, así como su acarreo. La forma para calcular la cantidad de pasto con que se puede alimentar cierto número de animales con una hectárea de forraje se explica mediante el siguiente ejemplo: El pasto gigante o King Grass, en un período de descanso de 36 días, produce 6 kg de forraje verde por metro cuadrado. Un animal bovino tiene una capacidad de consumo del 10% de su peso vivo, es decir que una Unidad Animal (UA) de 400 kg, requiere de 40 kg de forraje verde por día (FV/día).

1ha -- 10000 m2 -- 277.7 m2 / día 36 (277.7 m2 /día) x (6 kg FV / día) = 1660 kg FV/día 4.3. Conservación de forrajes

1660 kg FV/día -- 42 animales/ha 40 kg /UA día

En las zonas donde presentan dos épocas bien definidas una lluviosa y otra seca; en la primera se presenta abundante producción forrajera, mientras que en la época seca, presenta una restricción en la disponibilidad de forraje. Para no afectar los niveles de rendimiento tanto productivo como reproductivo de los animales, una de las alternativas que se utilizan para tal fin es la conservación de forrajes, que son preparados y almacenados durante la época de mayor producción, para ser suministrados en los momentos críticos de escasez. El ensilaje y la henificación son las prácticas de conservación más comunes. 4.3.1. Ensilaje Es el proceso mediante el cual se almacena y conserva el forraje verde picado en depósitos denominados silos, utilizando la fermentación anaeróbica. En otras palabras, el proceso de ensilaje es una fermentación en ausencia total de oxígeno, con actividad de bacterias lácticas (Estreptococos y Lacto bacilos, especialmente), que actúan sobre los carbohidratos del forraje. Durante este proceso (Cuadro 1), se produce una influencia del ácido láctico que previene el deterioro del forraje y conserva su valor nutritivo. a. Factores por considerar para la elaboración de un buen ensilado. Un buen ensilaje puede prepararse a partir de forrajes que hayan sido parcialmente secados en el campo, así como de pastos húmedos recién cortados a mano o mediante una cosechadora mecánica. El momento óptimo de madurez para cosechar un forraje y someterlo a ensilaje corresponde al inicio de la floración.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Durante el proceso de fermentación, la acumulación de ácido láctico en el forraje es más rápida cuando no hay presencia de oxígeno. El contenido de humedad del forraje recomendable es de 65 a 70%, un contenido de carbohidratos disponibles (azúcares) usados como alimento por las bacterias de 13%.
 El forraje debe picarse finamente, pero no más de 6 u 8 cm. de largo. En general, se recomienda, tal como se mencionó anteriormente, un tamaño de 2 a 3 cm para favorecer el compactado y las condiciones anaeróbicas.

Cuando la cantidad de ensilado es muy grande, más de 10 toneladas, se recomienda usar maquinaria o un vehículo rural para la compactación, utilizando capas de 20 a 30 cm. de espesor.

 El forraje debe colocarse en el silo procurando una buena compactación (500 kg /m3).

 El ensilado debe tener un contenido razonable de carbohidratos, para lograr una buena fermentación. Por esta razón se recomienda la adición de melaza, que suministra rápidamente el azúcar necesario para que se presente un crecimiento de la bacteria que produce el ácido láctico, además de que mejora el sabor y aumenta el valor nutritivo del ensilado. La melaza se aplica en razón de 40 a 50 kilogramos por tonelada de forraje. Cuando el forraje tiene entre un 60 y un 70% de humedad podría no ser necesaria la adición de melaza, sin embargo, se ha podido observar que con aplicaciones de 15 a 20 kilogramos de melaza por tonelada de forraje, el ensilado se hace más palatable para el animal.  El forraje debe estar limpio, sin malezas o materiales extraños.

Cuadro 1. Fases del proceso de fermentación del ensilado.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

 El ensilado debe estar bien drenado y protegido de la entrada de agua y aire. Se puede usar plástico negro grueso para el sellado. Encima del plástico se puede poner tierra para completar el proceso de tapado. Otra opción consiste en usar sacos rellenos de cualquier material pesado disponible en la finca cuya manipulación resulte barata.  Finalmente, es recomendable la utilización de inoculantes (bacterias generadoras de ácido láctico) que existen en el mercado y que han dado buenos resultados en la obtención de una mejor calidad del ensilado. Sus principales características son las siguientes: producen un crecimiento acelerado de las bacterias generadoras de ácido láctico, capaces dominar a los organismos patógenos; obviamente, una alta producción de ácido láctico produce una alta tolerancia a la acidez; el ensilado se desarrolla en un amplio rango de temperatura.

Cuando no existen escapes de aire en el silo, el ensilaje se enfría lenta y regularmente, hasta aproximarse a la temperatura ambiente. El enfriamiento indica que la acción bacterial ha disminuido y que se han formado condiciones ácidas que conservarán el ensilaje. b. Forrajes que se pueden ensilar Cualquier pasto se puede ensilar. Entre los que más se recomiendan para este propósito están: elefante, yaragua, pangola, estrella Africana, castilla, brachiarias, king grass, alemán. No obstante, estos pastos no contienen los azúcares necesarios para producir la fermentación láctica deseada, por lo que se recomienda adicionarles melaza o jugo de caña al momento de efectuar el proceso de ensilaje. Para otras zonas, sin embargo, se prefieren el maíz y los sorgos forrajeros, (Cuadro 2), en virtud de su alto tonelaje y contenido de carbohidratos solubles, así como su alta palatabilidad; así mismo, se puede también ensilar leguminosas con gramíneas, como es el caso de Stylosanthes guianenses, Pueraria phaseoloides, Cratylia argentea, con el pasto King Grass, llegándose a conservar tanto proteína como energía. Cuadro 2. Estimación del rendimiento de algunos forrajes utilizados para ensilaje.

c. Ventajas del ensilaje
 Proporciona la oportunidad de almacenar forrajes durante períodos de abundancia,

para usarse en época crítica. nutritivo.

 El forraje puede ser cortado y almacenado cuando llega al punto óptimo de su valor  Constituye un método de mantenimiento de forraje de buen sabor y valor nutritivo,

durante un largo período.
 Resulta fácil de manipular y puede proporcionarse con un mínimo de desperdicio.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

 Permite ensilar leguminosas como Alfalfa, Trébol, Kudzú, Centrosema spp, C.

Argentea y Maní forrajero, sin peligro de causar problemas de meteorismo para el ganado.

d. Desventajas del ensilaje
 Constituye un proceso más caro que la henificación.  Es un proceso lento y solo pueden cosecharse de 2 a 3 hectáreas por día.  La calidad del ensilaje es insegura porque no se puede ejercer un control exacto de

los diferentes factores que intervienen en el proceso de fermentación.
 Requiere del uso de aditivos para su elaboración, como la melaza.

e. Tipos de silos Silos de Montón Consiste en el apilamiento de forraje sobre la superficie del suelo, con cierta técnica que permita la conservación del forraje verde y suculento, durante un tiempo indefinido, sin la ayuda de estructuras o herramientas especiales y costosas. Para su formación, se traza un rectángulo en una superficie nivelada, limpia y que no se inunde, del tamaño que se estime necesario: como mínimo, el ancho debe ser el doble del ancho del tractor o vehículo que se utilizará para compactar. Como este tipo de silo carece de paredes laterales, se deben colocar postes de madera con 12 cm. de diámetro por 2 a 3 m de largo y láminas de zinc viejas en los lados largos del rectángulo, con el propósito de que le dé cierta estabilidad al ensilado cuando se proceda a la colocación del forraje picado. Se puede colocar plástico sobre toda la superficie del rectángulo, pero es necesario colocarlo a 30 cm. de los extremos laterales para facilitar el tapado. Se deben distribuir camas de forraje picado entre 20 a 30 cm. de espesor, posteriormente compactar bien y, por último, adicionar la melaza pura o el aditivo. Se repite este proceso dando siempre un desnivel de fuera hacia adentro, de manera que el silo vaya quedando nivelado a la altura deseada. Una vez llenado y compactado, se debe cubrir el silo con el plástico en forma transversal, con un traslape de 20 cm. y colocando al final una capa de tierra de unos 20 cm. de espesor. Es necesario realizar una zanja de drenaje a ambos lados del silo, para evitar la entrada de agua. El silo de montón no debe tener más de 1,5 m de altura para facilitar su manejo y reducir, en la medida de lo posible, las pérdidas que normalmente oscilan entre un 15 y un 25%. En términos de economía, manejo y utilización, es el silo más recomendado para toda clase de explotación ganadera, ya que no requiere de infraestructura y se puede realizar cerca del lugar de cosecha del material.

Silo de Trinchera

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Es un silo que goza de gran popularidad entre los ganaderos por su facilidad de construcción y por el aprovechamiento de la topografía ondulada. Consiste en una fosa larga y poco profunda, no mayor de 3 m de altura. Las paredes son lisas para que al llenar el silo no haya penetración de aire que dañe el ensilado. Asimismo deben estar un poco inclinadas hacia afuera para evitar eventuales desmoronamientos. Alrededor del silo deben hacerse pequeños drenajes, para que el agua de lluvia fluya y no se encharque, evitando la pudrición del forraje almacenado. Silo de Búnker Puede hacerse en terreno inclinado, en laderas o en colinas, aunque también se puede construir en terrenos planos, siempre y cuando el agua se encuentre a más de 3 o 4 m de profundidad para evitar que el pasto almacenado se fermente, por contacto con la humedad. De construirse en terreno plano, es necesario considerar una leve inclinación a la entrada, para facilitar las operaciones de llenado y vaciado del silo. En regiones húmedas es aconsejable construir un cobertizo a lo largo del silo. Este silo se parece mucho al de Trinchera, pero se distingue porque la construcción se hace sobre la superficie del suelo. También se asemeja al de Montón, pero este se caracteriza por ser más perfeccionado y con menos pérdidas por el uso de las paredes. Precisamente, las paredes pueden ser verticales o un poco inclinadas hacia afuera y bien afirmadas. Pueden hacerse de concreto, piedra o madera. Debe tenerse especial cuidado de que el lugar para la construcción no sea inundable; de lo contrario deben hacerse drenajes eficientes. Las pérdidas de este tipo de silo se han estimado que fluctúan entre un 12 y 23 %. Silos de Cerco Se pueden construir de malla de alambre formando un cilindro. Dentro de él se deposita el forraje picado y encima del primer cilindro se pone otro llenándolo y así sucesivamente, hasta tener 3 o 4 de estos cilindros. El forraje colocado en silos de Cerco debe mantenerse nivelado y bien prensado, cada vez que un cilindro es colocado sobre el anterior.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA Microsilos

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Otro tipo de silo, con el cual se está comenzando a investigar en Costa Rica a partir del año 1999, es el microsilo, el cual se realiza en bolsas de polietileno y con un peso promedio de 20 Kg. En estos microsilos se está ensilando tanto forraje como productos agroindustriales, así como la pulpa de cítricos, piña y otros materiales. f. Cálculo del tamaño de un silo El tamaño de un silo se calcula con base en la cantidad de animales, los días durante los cuales se van a alimentar y la ración diaria. Es importante tener presente que el consumo de forraje por parte del ganado bovino se estima con respecto a su peso vivo entre un 10 a 12% de forraje verde, o bien entre un 2 a 2,5 % de materia seca. Ejemplo: Consideramos que un animal consume 15 kg/día de ensilado si recibe otro alimento; o 35 a 40 kg /día de ensilado si no dispone de otro alimento. Consideremos un hato de 50 animales, un período de 150 días de alimentación, un consumo promedio de 40 kg /animal día; además, que un metro cúbico de ensilado tiene una densidad entre 600 - 700 kg de forraje verde. En este caso, el consumo o demanda neta de ensilado será el siguiente

Demanda neta =

(Nº de animales) x (consumo diario) x (período de alimentación) Forraje verde por m3

En este caso, el consumo o demanda neta de ensilado será el siguiente: Sustituyendo los datos:

Demanda neta =

(50) x (40) x (150) 600

= 500 m3

Es importante tomar en cuenta que en todo ensilado se debe considerar un porcentaje de pérdida, el cual puede ser de 10 a 20 %. Con base en este porcentaje se calcula la demanda bruta o el volumen total de material por ensilar.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA Demanda bruta = Demanda neta 100 – 15%

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Demanda bruta =

500 0,85

= 588 m3. Este valor se puede redondear a 600 m3

Las necesidades de alimentación con ensilado para esta finca durante 150 días serán de 600 m3. Este volumen será conveniente repartirlo en tres silos con una capacidad de 200 m3 cada uno para facilitar su manejo. Para construir estos silos puede usarse muchas combinaciones de ancho, largo y altura. Es importante tener presente que el volumen de un silo se calcula de la siguiente manera: Volumen total = (B+b) 2 *H*L

Donde: B =base mayor b =base menor H = Altura L = Largo Además, como regla se puede decir que: B = b + 2 metros L = 2 veces el promedio del ancho H = no debe ser mayor de 3 metros Sin embargo, para el ejemplo anterior se tomarán las siguientes medidas: ancho superior 8 m, ancho inferior 6 m y altura 2,5 m. Sustituyendo en la formula anterior de volumen total o demanda bruta, obtendremos que el tamaño de los silos será de: 600 = (8 + 6) 2 L = 34 m * 2,5 * L

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Realizar un silo de esta magnitud no es adecuado debido a que es muy grande, muy costoso y requiere mucho tiempo para su llenado; por lo tanto lo más recomendable es dividirlo en tres silos de 200 m3 cada uno aproximadamente. g. Estimación de costos de un ensilaje Para calcular los costos de ensilaje de una hectárea, se debe considerar el material que se ensile, pero en términos generales se pueden tomar en cuenta los siguientes parámetros, para una producción de 40 toneladas por hectárea (Cuadro 3). Cuadro 3. Principales parámetros para estimar los costos de establecimiento y elaboración de una hectárea de forraje para ensilar.

4.3.2. Henificación Es el proceso mediante el cual el forraje verde se convierte en forraje seco, para conservarlo durante largo tiempo y ofrecerlo a los animales en el momento de escasez, en forma de pacas. Todo forraje cortado y expuesto al sol durante un tiempo prudencial, generalmente 24 horas, pierde entre un 75 a 85% de su contenido de agua. Es almacenado bajo condiciones de mínima humedad y ventilación suficiente, para ser utilizado posteriormente, como alimento para el ganado. Los pastos que mejores condiciones ofrecen para la elaboración de heno son aquellos que presentan hojas y tallos delgados, que permiten la eliminación del contenido de humedad en pocas horas. Algunas especies aptas son las siguientes: , Yaragua, Pangola, Estrella, Brachiaria dictyoneura, Andropogon gayanus, Brachiaria decumbens, Brachiaria brizantha y pajas de arroz. a. Factores que determinan la calidad del heno proteico.
 Edad de la planta. Cuanto más tierna se encuentre la planta mayor será su contenido

 Cantidad de hojas. Las hojas poseen un valor nutritivo superior a los tallos, por lo que es necesario procurar la conservación de la mayor cantidad de hojas. Tipo de forraje.

gramíneas.

 Los henos de las leguminosas son más ricos en proteínas y calcio que los de las

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

 Acción de los rayos solares. Cuando el heno es curado con la acción directa del sol, se enriquece en vitamina D.

calcio que aquellos que han perdido su color.

 Color del heno. Generalmente los henos de color verdoso contienen más vitamina A y

 Lavado por las lluvias. Si en el período de secamiento las lluvias se prolongan, esto trae como consecuencia pérdidas de nutrientes que pueden llegar a reducir el valor nutritivo del heno hasta en un 50%.  Período de almacenamiento. Conforme transcurre el tiempo, el valor nutritivo del heno almacenado tiende a disminuir.

b. Manejo de pastos para producción de heno Como regla general, se establece que para producir un heno de alta calidad y con rendimientos eficientes, es necesario tomar en cuenta las siguientes consideraciones:
 Mantener el potrero libre de malezas.

septiembre.

 Pastorear las áreas que van a dedicarse a la henificación durante la segunda quincena de

 Aplicar nitrógeno al pasto a razón de 100 Kg./ha, durante la segunda quincena de septiembre, luego de someterlo a pastoreo.  Cosechar el pasto aproximadamente 45 días después del abonamiento o fertilización, una vez que se haya iniciado la floración.

c. Aspectos por considerar para la elaboración del heno
 Elegir un día claro y con sol.  Cortar el pasto y esparcirlo sobre el suelo, durante 2 o 3 horas.  Darle vuelta para que se seque la parte que no ha sido expuesta.  Repetir la operación anterior a las 2 o 3 horas, hasta que se observe el secado que se

desea alcanzar.

d. El proceso de henificación El proceso de henificación está compuesto por cuatro fases: corte, secado, empacado y almacenamiento. Seguidamente se analizará cada uno de ellas. Corte La época de corte debe efectuarse en el momento en que se consigue el balance del mejor rendimiento del pasto y sus nutrientes totales. La mayoría de los pastos alcanzan su máximo nivel de proteína y digestibilidad a las cinco semanas. Secado Esta fase inicia una vez cortado el forraje. Se deja expuesto a la acción del sol. Es importante tomar en cuenta la época en que se realice el proceso, por lo que se recomienda realizarlo cuando las precipitaciones de lluvia hayan disminuido. Si el heno no logra alcanzar el 20% de humedad como máximo en el momento de ser embalado, puede sobrecalentarse, hasta causar combustión, se recomienda bajar la humedad de 12 a 14%.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Para determinar el grado de “humedad de campo”, es decir, el nivel de humedad del pasto en el lugar donde se cortó, se puede realizar una prueba práctica que consiste en tomar un manojo de pasto y retorcerlo con las manos. Cuando el pasto está en estado de embalar, los tallos se deben quebrar ligeramente. Empacado Consiste en recoger el pasto cortado y casi seco, para reducirlo a pacas compactas. Esto se logra amarrando el forraje, ya sea manual o mecánicamente, con un equipo previamente calibrado, según el tamaño de la paca y la tensión de amarre que se considere conveniente. Se pueden obtener pacas con pesos entre los 15 a 20 Kg., con un tamaño de 70 cm. de largo, en el caso de las pacas rectangulares o bien, rollos con un peso entre los 500 y 1500 Kg. Almacenamiento Cuando se disponga de las pacas convencionales (rectangulares), se pueden apilar en el campo debajo de árboles o cubiertas con polietileno, pero resultará mejor si se cuenta con un galerón exclusivo para su almacenamiento. En el caso de los rollos, es común dejarlos en el campo de forma horizontal, para su posterior uso. Cuando las pacas se dejan a la intemperie, buena parte de las propiedades alimenticias se pierden. En todo caso, lo conveniente es que las pacas se almacenen en lugares aireados y protegidos.

Figura 52. Caseta de almacenamiento de heno. e. Características de un heno de alta calidad El heno de buena calidad, “bien curado”, debe tener las siguientes características:
 Olor agradable.  Libre de hongos.  Color verdoso.

f. Métodos para la elaboración de un heno Una vez que el pasto logra un nivel de humedad cercana al 20%, se puede decir que está en condiciones de ser empacado y almacenado, ya sea usando equipo mecánico o de forma manual.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA Método mecánico

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

La producción de heno de forma mecanizada consiste en el empleo de segadoras, acordonadoras y embaladoras, accionadas por un tractor. De esta forma se mecaniza el corte de pasto, el acordonado, la recolección y el enfardado del material para formar pacas. Este método se recomienda para aquellas explotaciones ganaderas que requieren de un gran volumen de heno especialmente en zonas de menor precipitación.

Figura 53 (a y b). Maquinaria elaborando pacas de heno. Método manual La operación consiste en cortar el pasto en pie, utilizando un machete, voltear luego el pasto cortado a intervalos de 2 a 3 horas, para facilitar y uniformar el secado, para luego proceder a empacarlo utilizando cajas de madera diseñadas para ese fin, con un tamaño de una paca rectangular de 15 a 20 Kg. Este método es aconsejable para aquellas explotaciones pequeñas que no disponen de posibilidades de hacer inversiones altas en maquinaria o bien en áreas en que por la topografía del terreno, no es posible utilizar maquinaria. g. Ventajas de la henificación  Constituye un forraje de alta calidad que puede utilizarse en épocas de escasez.  Fácil de manejar y suministrar a los animales.  Fácil de comercializar y transportar.  Puede ser suministrado directamente en el campo a los animales.  Puede utilizar los restos de cosecha (arroz, maíz, fríjol).  Es un proceso de rápida elaboración (dos días).  Es de menor costo que el ensilaje. h. Desventajas de la henificación
 Su preparación está sujeta a las variaciones del clima, por lo que su elaboración se realiza, principalmente, al final de las lluvias.  Si se realiza mediante el método mecánico se requiere de maquinaria.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA
 La calidad de un heno es menor a la de un ensilado.

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

 Muchas veces el heno se hace de rastrojos de arroz, con muy baja calidad.

i. Utilización del heno El heno se utiliza como una práctica de suplementación para los animales en las épocas críticas proporcionando forraje seco de relativa buena calidad hasta que los potreros se hayan recuperado satisfactoriamente. El suministro a los animales se puede realizar directamente en los potreros o bien utilizando canoas de alimentación, donde se coloca el heno como suplemento del pasto. Otra forma de uso es bajo condiciones de estabulación. Consiste en suministrar, únicamente heno y minerales o también como parte de raciones enriquecidas con suplementos proteicos, vitaminas y minerales. El consumo de heno por animal está supeditado al sistema de almacenamiento y al tipo de animal. Sin embargo, en forma general, se establece un consumo promedio diario para ganado bovino, de media a una paca de 20 Kg. por animal.

Figura 54. Caja Empacadora de Heno.

4.4. Mantenimiento de Pasturas

4.4.1. Fertilización Es una herramienta más en el manejo de pasturas, ya que a través de la aplicación de enmiendas se puede corregir algunas deficiencias nutricionales de los suelos, mantener fertilidad, acelerar la velocidad de rebrote de los pastos, aumentar la disponibilidad de materia seca y mejorar la calidad de nutrientes digeribles.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Cuando se establecen nuevas especies, es necesario corregir las deficiencias minerales del suelo y ayudar al éxito en el establecimiento de dichas especies. Los elementos más importantes que limitan la productividad de las pasturas son el Nitrógeno (N) y el Fósforo (P), así como también problemas de acidez y toxicidad por exceso de Aluminio (Al). Es importante la aplicación de algunos elementos menores como Molibdeno (Mo) cuando se establecen asociaciones, para ayudar al desarrollo de las leguminosas. Cuando los forrajes son de corte, la aplicación de fertilizante es mayor que en pastoreo, ya que dichas especies son más extractoras de nutrientes. Así, por ejemplo, el King grass es una especie que demanda mucho nutrientes del suelo, en especial el Potasio (K), nitrógeno y fósforo.  Nitrógeno (N): Aumenta la producción de materia seca y mejora su calidad. Es el nutriente más limitante para la producción de gramíneas. El N es absorbido en forma de nitratos, se puede aplicar al voleo, en bandas al establecimiento y posteriormente, cada dos años.  Fósforo (P): Ayuda al establecimiento y mantenimiento de pasturas. Es también uno de los elementos más limitantes en el suelo ya que hay alta fijación de este. En suelos ácidos el problema de ausencia de P es mayor, pues está disponible solamente entre 1 a 5 ppm. Se recomienda aplicar fertilizantes fosforados solubles como super fosfato triple en la siembra.  Potasio (K): Aumenta el rendimiento de materia seca /ha. Es fácilmente absorbido por las gramíneas en especial las de corte como el King grass. Su ausencia no es tan problemática como ocurre con los dos anteriores, pero es el tercer elemento en orden de importancia y a la vez ésta relacionado con el N, ya que la absorción de K se incrementa al aplicar nitrógeno. Es necesario realizar un análisis de suelos previo a la siembra, para determinar la disponibilidad de los diferentes minerales y sobre esta base definir que elementos aplicar, recordando que a la hora de la siembra se puede mezclar el P y K con la semilla; el N no debe tener contacto con la semilla porque la quema. También se puede realizar una aplicación con una fórmula completa (10-30-10 ó 12-24-12) a los 22 días de germinación después de haber hecho un control de malezas. Se recomienda hacer aplicaciones de enmiendas cada 2 años. En caso de pasturas asociadas, la aplicación de nitrógeno no es necesaria ya que éste va a ser aportado por las leguminosas, a través de sus nódulos.

4.4.2. Manejo y control de malezas Las malezas son plantas no deseables que se encuentran en los potreros, de escaso valor nutritivo para los animales y que pueden ser hospedantes de plagas y enfermedades, tanto para los pastos, como para los animales. No se conocen con exactitud los daños que producen las malezas en la producción de forrajes, pero se ha podido determinar que las pérdidas ocasionadas, principalmente por las de hoja ancha, oscilan entre el 20 y el 85% de la producción total. También se ha podido determinar que las ganancias en la producción de forrajes aumentan en un 30%, cuando se lleva a cabo un adecuado control de malezas. El control de las malezas debe formar parte integral del plan de manejo para la explotación de los potreros. Sin una adecuada planificación, no será posible obtener una producción alta. Por ello, conviene hacer un inventario de recursos y detectar los problemas, para diseñar el plan de manejo por seguir.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Los factores que favorecen la invasión de malezas en las pasturas, son:         Establecimiento deficiente de pasturas. Especies forrajeras no adaptadas a la región. Control deficiente de las malezas. Sobre pastoreo. Pasturas degradadas. Movimiento incontrolado de animales dentro o fuera de la finca. Desconocimiento del tipo de suelo y de la especie forrajera que se debe establecer. Uso de productos químicos inadecuados para eliminar las malezas.

El manejo y control de malezas en los potreros puede ser realizado de forma individual o por medio de la combinación de diferentes métodos, entre los cuales puede citarse: cultural, manual o mecánico, biológico, químico e integral.

a. Cultural Consiste en realizar diferentes prácticas de manejo que ayuden a evitar en los potreros la invasión de malezas. Algunas recomendaciones importantes para evitar la invasión de malezas son: utilizar semilla sexual o asexual de especies forrajeras, libres de maleza a la hora de establecer una pastura y mantener en cuarentena los animales recién llegados a la finca, durante 48 horas, para que éstos evacuen las semillas de malezas que puedan traer en su estómago. Esto evita la contaminación con nuevas especies de malezas. b. Manual o mecánico Este es el método más utilizado por nuestros ganaderos para controlar las malezas, a través de diferentes herramientas manuales. El corte efectivo en el control de las malezas se lleva a cabo para reducir la competencia con los pastos y prevenir la floración de las especies no deseables, interrumpiendo su ciclo biológico. La mejor época para efectuar esta labor es cuando la planta está en su estado de prefloración, esto permite agotar las reservas de carbohidratos almacenados en sus raíces. c. Biológico En Latinoamérica se han venido desarrollando algunas investigaciones sobre el control biológico de las malezas con buenos resultados, como el uso de un tipo de escarabajo y pulgones pequeños, que ayudan a mantener los canales de riego libres de malezas. También recientes trabajos realizados por el Departamento de Agricultura de los EUA informan sobre la gran esperanza en la identificación de algunos insectos (gorgojos), que impiden la floración de una planta problemática de la familia de las Compositae.

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

M Cs. Miguel Angel Rodríguez Alza

Otras alternativas del control biológico son el uso de gansos, cabras, equinos y ovejas que consumen las malezas y el pasto conjuntamente y, por último, el uso de plantas con efecto alelopático. d. Químico El control químico es el método sobre el cual se ha hecho mayor énfasis en la investigación, en los últimos años, no porque sea el mejor o más eficiente, sino porque se ha logrado mayor éxito en su aplicación, por cuanto se dispone de un mayor control sobre los siguientes aspectos: · · · · · · · · · Identificación de las especies que se deben combatir. Caracterización de las especies deseables. Selección adecuada del producto. Sistemas de aplicación usados. Estado fisiológico de las plantas al momento de la aplicación. Condiciones ambientales antes y después de la aplicación. Área invadida y grado de infestación. Época más propicia para el control. Factores edáficos.

Los herbicidas se pueden clasificar por su forma de aplicación (al suelo, follaje o tocón), o bien, por su selectividad y modo de acción (cuadro 8). Clasificación de herbicidas de acuerdo con su selectividad y modo de acción
Clasificación Selectividad Modo de acción Nombre técnico

Selectivos

Al follaje

Contacto

Sistémico

Propina y Ventarrón 2,4-D, Fenoxapropetil

Al suelo

Contacto

Sistémico

Disones Altrazina

No selectivos

Al follaje

Contacto

Sistémico

Paraquat

Glifosato

Esterilizantes

Semipermanentes Corto plazo

Bromuro de metilo Ureas sustitutas Triazinas y uracilos

4.4.3. Plagas y enfermedades de los pastos De la gran cantidad y diversidad de insectos que existen en los cultivos, solamente unos pocos afectan a los forrajes. En forrajes tropicales, las plagas tienen importancia económica porque pueden llegan, en algunos casos, a desaparecer las pasturas. En climas cálidos o fríos y secos, la
incidencia es mínima.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->