P. 1
Acciones de Prevención y Control de Enfermedades Diarreicas Agudas, Enfermedades Transmitidas por Alimentos y Cólera

Acciones de Prevención y Control de Enfermedades Diarreicas Agudas, Enfermedades Transmitidas por Alimentos y Cólera

|Views: 2.749|Likes:
Publicado porDr. Héctor Parra L
El Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela alerta a las Direcciones Regionales de Salud sobre la amenaza sanitaria que representa la epidemia de Cólera que afecta al hermano país de Haití y establece los lineamientos técnicos que priorizan las medidas a desarrollar y/o fortalecer en la Respuesta Nacional de Salud Pública ante esta situación que están dirigidas a prevenir, vigilar y controlar las enfermedades diarreicas agudas, las enfermedades transmitidas por alimentos y el cólera; todas ellas infecciones intestinales generadas por condiciones sanitarias que facilitan la transmisión fecal-oral de microorganismos patógenos intestinales.
El Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela alerta a las Direcciones Regionales de Salud sobre la amenaza sanitaria que representa la epidemia de Cólera que afecta al hermano país de Haití y establece los lineamientos técnicos que priorizan las medidas a desarrollar y/o fortalecer en la Respuesta Nacional de Salud Pública ante esta situación que están dirigidas a prevenir, vigilar y controlar las enfermedades diarreicas agudas, las enfermedades transmitidas por alimentos y el cólera; todas ellas infecciones intestinales generadas por condiciones sanitarias que facilitan la transmisión fecal-oral de microorganismos patógenos intestinales.

More info:

Published by: Dr. Héctor Parra L on Feb 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

Respuesta Nacional de Salud Pública ante la epidemia de Cólera en Haití.

Plan Reimpulso de las Acciones de Prevención y Control de Enfermedades Diarreicas Agudas, Enfermedades Transmitidas por Alimentos y Cólera Octubre 2010

INDICE

1.Introducción 2.Aspectos Críticos del Cólera 3.Consideraciones estratégicas 4.Principios 5.Objetivos 6.Componentes Estratégicos de la Respuesta Nacional 7.Resultados Esperados 8.Lineamientos técnicos

2

Introducción
El Ministerio del Poder Popular para la Salud alerta a las Direcciones Regionales de Salud sobre la amenaza sanitaria que representa la epidemia de Cólera que afecta al hermano país de Haití y establece los lineamientos técnicos que priorizan las medidas a desarrollar y/o fortalecer en la Respuesta Nacional de Salud Pública ante esta situación que están dirigidas a prevenir, vigilar y controlar las enfermedades diarreicas agudas, las enfermedades transmitidas por alimentos y el cólera; todas ellas infecciones intestinales generadas por condiciones sanitarias que facilitan la transmisión fecal-oral de microorganismos patógenos intestinales. La Respuesta Nacional ante la amenaza sanitaria del cólera se fundamenta además en los mecanismos nacionales de prevención y control y en la experiencia del comportamiento de brotes anteriores de cólera en el territorio nacional; destacando que es altamente probable la introducción de casos en el país; es estratégica la vigilancia e información en puertos, aeropuertos, pasos fronterizos y zonas costeras con evidencia de migración informal; esperar a la detección de brotes puede condicionar la rápida difusión de casos; las medidas de prevención y control de cólera son iguales a las de enfermedades diarreicas; los escenarios nacionales de transmisión de enfermedades diarreicas son heterogéneos y con alta complejidad; la situación epidemiológica de las infecciones intestinales plantea al quehacer nacional requerimientos permanentes de anticipación por la existencia de territorios y poblaciones vulnerables; funcionan 4 Niveles sanitarios de organización jerárquica del Sistema Público Nacional de Salud; se requiere coordinación institucional e intersectorial de la respuesta por la diversidad de responsabilidades en el abordaje de los diferentes elementos en la cadena de transmisión fecal oral y por tanto es estratégica la actuación coordinada, racional y sistemática. En consecuencia la Respuesta Nacional de Salud Pública ante la amenaza de introducción del Cólera se orienta a establecer barreras en la vía de transmisión de las infecciones intestinales, específicamente se refieren a fomentar en el país el consumo de agua y alimentos seguros, revisar, rectificar y reimpulsar los programas de prevención y control de enfermedades diarreicas y entre ellos los estrechamente relacionados con la salud ambiental, involucrar el quehacer sectorial, intersectorial, intergubernamental y comunitario, enfatizando en poblaciones y áreas geográficas vulnerables para la transmisión de infecciones intestinales con el objetivo de reducir al mínimo el riesgo de introducción y surgimiento de brotes de cólera en el país. Con esta finalidad se priorizan los componentes de Vigilancia epidemiológica; Agua y saneamiento básico; Higiene de Alimentos; Información, educación y comunicación a la población; Participación comunitaria en la prevención y control de la transmisión; Intersectorialidad e Intergubernamentalidad; Preparación del personal de salud y organización de la respuesta en servicios y Diagnóstico de Laboratorio. Para cada componente se especifican las líneas de acción que son de cumplimiento obligatorio en las entidades territoriales. Las Direcciones Regionales de Salud, a través de

3

las Coordinaciones Regionales de Epidemiología, Salud Ambiental, Atención Médica y Programas de Salud Pública incluido Higiene de Alimentos velaran por su ejecución. Complementan al Plan los documentos técnicos de las Direcciones de Epidemiología, Salud Ambiental, Programas de Salud Pública y del Programa de Higiene de Alimentos que contienen las normativas para vigilancia, prevención y control de enfermedades diarreicas.

Aspectos Críticos del Cólera:
El cólera, es una infección diarreica aguda, con comportamiento rápidamente epidémico, causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados con el bacilo Vibrio cholerae. Para infectar exitosamente al ser humano se requiere una dosis de inoculo en agua o alimentos que puede ser excretada por una persona infectada en un mililitro de evacuación y una persona enferma puede evacuar hasta 20 litros en un solo día; lo que plantea la alta capacidad potencial de un caso de cólera tanto para las fuentes de agua como para los alimentos. Las características del cólera son relevantes para la preparación y respuesta ante la posibilidad de introducción; entre ellas destacan:

Los casos agudos de diarrea pueden ser graves y si no se tratan oportunamente causan la muerte en cuestión de horas; sin embargo más del 90% de los casos son moderados y puede ser difícil distinguir los cuadros diarreicos con los de otras infecciones intestinales. Los síntomas principales son diarrea copiosa, indolora y acuosa que puede conducir con rapidez a una deshidratación grave y muerte. Muchos pacientes refieren vómitos. El periodo de incubación es muy breve, fluctuando entre dos horas y cinco días, lo que aumenta el carácter explosivo de los brotes epidémicos y determina la necesidad de oportunidad en la detección de casos y rapidez en acciones de bloqueo a la transmisión. Hasta el 80% de los casos puede tratarse satisfactoriamente con sales de rehidratación oral. El 75% de las personas infectadas con V. cholerae no presenta ningún síntoma, a pesar de que el bacilo está presente en sus heces fecales durante 7 a 14 días después de la infección y vuelven al medio ambiente, donde pueden infectar a otras personas. Lo que explica la necesidad de vigilancia epidemiológica e identificación de movimientos poblacionales desde las zonas epidémicas. El 80% de las personas que presentan síntomas tienen enfermedad de leve a moderada y un 20% padece diarrea acuosa aguda con deshidratación grave. Si no se da tratamiento, esta puede ocasionar la muerte. Las personas con inmunidad reducida, como los niños desnutridos y los enfermos de sida, corren un riesgo mayor de morir si se infectan.
4

Se trata fácilmente. Aproximadamente el 80% de los casos pueden tratarse satisfactoriamente mediante la pronta administración de sales de rehidratación oral. A los enfermos gravemente deshidratados hay que administrarles líquidos intravenosos; también hay que dar antibióticos apropiados para acortar la duración de la diarrea, reducir el volumen de líquidos de hidratación necesarios y abreviar el tiempo en que se excreta V. cholerae. La transmisión del cólera está estrechamente ligada a una mala gestión ambiental; las zonas de más alto riesgo son las que tienen limitaciones de infraestructura básica, donde no se cumplen los requisitos mínimos de agua limpia y saneamiento. El mal manejo doméstico del agua para beber juega también un papel importante en la transmisión del cólera y de otros organismos enteropatógenos. El riesgo de que un alimento sea vehículo del V. cholerae O1 está dado en función de la acidez del alimento pero sobre todo por las condiciones que favorecen el crecimiento del microorganismo. Las condiciones de preparación de los alimentos, su almacenamiento a temperaturas ambientales y su incompleta cocción o recalentamiento son factores que favorecen la contaminación microbiana, incluyendo al V. cholerae O1, y la ulterior aparición de casos. El intestino humano no es el único reservorio del V. cholerae O1; el microorganismo tiene la capacidad de sobrevivir y multiplicarse en diversos escenarios ecológicos (estuarios, pantanos, ríos y el propio mar). La clave para prevenir y contener brotes epidémicos de cólera, controlar la enfermedad y reducir defunciones consiste en adoptar un criterio multidisciplinario basado en la prevención, la preparación y la respuesta, aunado a un sistema de vigilancia eficaz. Las medidas eficaces de control dependen de la prevención, la preparación y la respuesta. El suministro de agua potable y el saneamiento son medidas decisivas para reducir las repercusiones del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua. Las vacunas anticoléricas orales no reemplazan las medidas de prevención y control convencionales. No se recomienda la administración masiva de antibióticos porque no surte efecto sobre la propagación del cólera y contribuye a producir resistencia bacteriana. La experiencia ha demostrado que la cuarentena y la prohibición del desplazamiento de personas y mercancías son medidas innecesarias. Los países vecinos a zonas afectadas deben fortalecer la vigilancia epidemiológica y la preparación nacional para detectar responder rápidamente a brotes epidémicos y
5

• •

facilitar información a los viajeros y a la comunidad acerca de los posibles riesgos y los síntomas del cólera, las precauciones para evitar la enfermedad y cuándo y dónde notificar los casos.

Consideraciones estratégicas
• • • • • • Se trata de una infección intestinal que se manifiesta como enfermedad diarreica. La introducción de casos en el país representa para algunas poblaciones y territorios amenaza de introducción y brotes epidémicos. Es fundamental la vigilancia e información en fronterizos y entradas informales. puertos, aeropuertos, pasos

Esperar a la detección de brotes puede condicionar la rápida difusión de casos. Las medidas de prevención y control de cólera son iguales a las de enfermedades diarreicas. La situación epidemiológica de las infecciones intestinales plantea al quehacer nacional requerimientos permanentes de anticipación por la existencia de territorios y poblaciones vulnerables. Se requiere Coordinación vertical y horizontal de la respuesta por la diversidad de responsabilidades en la respuesta nacional al abordaje de los diferentes elementos en la cadena de transmisión fecal oral. Es fundamental la actuación racional y sistemática

Principios para la respuesta nacional:
1. Reimpulsar los programas de prevención y control de enfermedades diarreicas, diagnóstico de laboratorio, vigilancia epidemiológica, higiene de alimentos, salud ambiental. 2. Involucrar todo el quehacer sectorial, intersectorial e intergubernamental. 3. Enfatizar en las poblaciones y áreas geográficas vulnerables para la transmisión de infecciones intestinales. 4. Convocar la participación protagónica de las comunidades. 5. Fomentar en el país el consumo de agua y alimentos seguros.

6

Objetivos:
Reducir al mínimo el riesgo de brotes de cólera en el país.

Componentes estratégicos
1. Gestión nacional, regional y local de la respuesta de salud pública ante la amenaza de introducción de Cólera. Vigilancia epidemiológica. Agua y saneamiento básico Higiene de Alimentos. Diagnóstico de Laboratorio. Preparación del personal de salud y organización de la respuesta en servicios. Información y educación y comunicación. Participación comunitaria en la prevención y control de la transmisión. Intersectorialidad e Intergubernamentalidad.

2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Resultados Esperados
• En ejecución el Plan Nacional de Fortalecimiento de la Respuesta Nacional ante la epidemia de Cólera en Haití. Están operativas actividades de detección y control epidemiológico en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos. Definida y operativa una campaña de información a la población sobre consumo de agua y alimentos seguros; sobre prevención y control de enfermedades diarreicas y sobre precauciones al consumir alimentos que pueden ser vehículos de transmisión de microorganismos causantes de infecciones intestinales sino son procesados adecuadamente. Funcionando la red de vigilancia epidemiológica y bacteriológica de enfermedades diarreicas detectando y abordando oportunamente la contención de brotes. Los Servicios de Salud están funcionando adecuadamente y con capacidades administrativas, organizativas y técnicas para manejo adecuado de casos

7

sospechosos de enfermedad diarreica por infección intestinal y cumplimiento de las medidas de protección personal por parte del personal del equipo de salud. • Monitoreo permanente del comportamiento de las enfermedades diarreicas y de la ejecución de actividades de prevención y control.

Lineamientos técnicos:
1. i.

Gestión regional de la respuesta
Adoptar y socializar institucionalmente el Plan de Reimpulso de las Acciones de Prevención y control de Enfermedades Diarreicas Agudas, Enfermedades Transmitidas por Alimentos y Cólera. Gestionar con los equipos regionales, municipales y locales la ejecución de las medidas de acción establecidas. Revisar, Rectificar y Monitorear y el desarrollo de los componentes estratégicos.

ii.

iii.

2. Vigilancia epidemiológica.
i. Mantener los conceptos, definiciones y normas nacionales para registro, notificación e información del Sistema de Vigilancia Nacional correspondiente a Cólera, Diarreas, Amibiasis, Fiebre Tifoidea y Enfermedad Transmitida por Alimentos (en sus renglones Nº de Brotes y Nº de casos). Acatar las disposiciones contenidas en las Guías: “Vigilancia Epidemiológica, Prevención y Control” y “Vigilancia de Diarreas en puestos centinelas”, revisión octubre 2010. Mantener y/o desarrollar enfermedades diarreicas, Intoxicación Alimentaria, riesgo; según se indica en monitoreo diario y/o semanal, de incidencia de brotes de Intoxicación Alimentaria, Casos de entre otros con especial énfasis en áreas con alto Guía de Vigilancia de Diarrea en Puesto Centinela.

ii.

iii.

iv.

Identificar poblaciones vulnerables mediante incidencia de enfermedades diarreicas y mapeo de condiciones de vida relacionadas con: abastecimiento de agua, inadecuada, vulnerable manipulación de alimentos, condiciones sanitarias deficientes, riesgo de entrada de población procedente de área epidémica y limitaciones en el acceso a atención oportuna y adecuada, entre otros factores. Identificar los alimentos y bebidas que en la región representan alto riesgo para la transmisión de agentes infecciosos intestinales.

v.

8

vi.

Informar a todo el personal de salud y gestionar el cumplimiento en la aplicación de las definiciones de caso y condiciones para la identificación de casos clínicos sospechosos, toma de muestras para aislamiento y serotipificación de cólera y otros enteropatógenos y atención a casos contenidas en la Guía para Vigilancia y Control de Cólera, actualizado octubre 2010. (hidratación, uso de antibióticos, medidas de bioseguridad y otros). Gestionar regionalmente el cumplimiento de la disponibilidad de medios de transporte de muestras de hisopado rectal (tubos de Cary Blair) en los establecimientos de salud para toma de muestra en personas con criterios de sospecha para detectar oportunamente introducción de casos de Vibrio Cholerae en el país y controlar brotes (definición de caso, sistema de vigilancia (notificación). Conformar equipos regionales de respuesta rápida para la investigación, supervisión y control del Plan y búsqueda activa de sintomáticos y medidas de control de brotes especificadas en la Guía de Vigilancia, Investigación y Control de Cólera actualizada a octubre 2010 ante un caso sospechoso o confirmado de Vibrio Cholerae. Fortalecer la búsqueda activa de casos sospechosos en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos mediante la aplicación de los procedimientos regulares de vigilancia epidemiológica en medios de transporte internacionales.

vii.

viii.

ix.

x.

Revisar y adecuar los mecanismos de notificación institucional en la red de vigilancia epidemiológica.

3. Agua y Saneamiento Básico.
i. Gestionar con las empresas hidrológicas la continuidad en medidas requeridas para garantizar calidad en las plantas de tratamiento y en el suministro continuo de agua potable. Gestionar con las empresas responsables el abordaje del tema de acceso a agua potable para comunidades sin disponibilidad de agua por acueductos. Fortalecer regionalmente el monitoreo de la calidad de agua potable en las redes de distribución con énfasis en zonas identificadas con alto riesgo de transmisión fecal oral de microorganismos. Reimpulsar la vigilancia y control del suministro de agua por camiones cisternas. Gestionar el abordaje del tema de aguas residuales e inadecuada disposición de excretas y descarga en los recursos hídricos.
9

ii.

iii.

iv.

v.

vi.

Gestionar con las Alcaldías el cumplimiento de las disposiciones sobre manejo de residuos y desechos. Control químico de moscas en áreas de riesgo.

vii.

4. Higiene de Alimentos
i. Continuar y fortalecer la vigilancia y control de empresas embotelladoras de agua y fábricas de hielo. Coordinar con el Ministerio de Educación el seguimiento y monitoreo de acciones de prevención (curso de manipulación de alimentos), supervisión y control de condiciones sanitarias de las Cooperativas y Casas de Suministros de Alimentos a Escuelas. Divulgación de las 5 Claves de Inocuidad de Alimentos para hogares y vendedores en volumen (escuelas, TV (MINCI), afiches. Normar la expedición de Certificados de Salud para trámites de Permisos Sanitarios. Implementar mecanismos para fortalecer regionalmente la vigilancia bacteriológica de alimentos asociados a la transmisión de enteropatógenos, especialmente de Vibrio cholerae, en expendios de alto riesgo y puntos de entrada internacional.

ii.

iii.

iv.

v.

5. Diagnóstico de Laboratorio.
i. Monitorear la capacidad diagnóstica de identificación y susceptibilidad de enterobacterias en los estados según niveles, de acuerdo con lo establecido por el Instituto Nacional de Higiene. Establecer los mecanismos para garantizar disponibilidad oportuna de medios de transporte Cary Blair en los servicios de Vigilancia Epidemiológica del Sistema de Vigilancia Bacteriológica de Enterobacterias. Gestionar la adecuación de las capacidades regionales de Vigilancia de Enterobacterias en estados con infraestructura en remodelación y/o reparación. Velar porque se incorporen al funcionamiento del sistema de Vigilancia de Enterobacterias de interés en Salud Pública la red pública y privada de laboratorios ubicados en el estado. Gestionar la obligatoriedad del sector público y privado para la notificación de enterobacterias de interés en salud pública.
10

ii.

iii.

iv.

v.

6. Preparación del personal y organización de la respuesta en servicios.
i. Socializar regionalmente el documento Manual de Pautas de Investigación, Vigilancia, Control, Atención a casos y medidas de bioseguridad, revisión octubre 2010. Actualizar al personal de salud del nivel local en las acciones oportunas y adecuadas para la detección, diagnóstico, manejo clínico, epidemiológico y terapéutico de casos sospechosos y/o confirmados y medidas de prevención y control de brotes. Establecer mecanismos de vigilancia epidemiológica que garanticen a nivel de los establecimientos de salud la detección oportuna de casos sospechosos de cólera en cualquier puerta de entrada del Sistema de Salud, registro adecuado y notificación epidemiológico al momento del hallazgo. Habilitar en los establecimientos de salud insumos y recursos necesarios para registro de casos, fichas epidemiológicas, toma de muestras de hisopado rectal, sales de rehidratación oral, antibióticos específicos, trasporte de personas y muestras. Establecer en la red de establecimientos de salud mecanismos para garantizar la política de saneamiento hospitalario enfatizando en alimentación higiénica y aplicación de las medidas de bioseguridad para prevención de la transmisión de enteropatogenos en establecimientos de salud. Informar al personal de salud por escrito sobre el sistema de envío de tubos Cary Blair con muestras de hisopado rectal hasta los laboratorios identificados regionalmente para procesamiento de investigación de enterobacterias.

ii.

iii.

iv.

v.

vi.

7. Insumos y suministros
i. Monitorear la utilización de los insumos suministrados.

8. Información, educación y comunicación
i. Divulgar el Plan de Reimpulso de las acciones de prevención y control de enfermedades diarreicas agudas, enfermedades transmitidas por alimentos y cólera, como la política nacional para afrontar la amenaza que representa la presencia de cólera en Haití. Desarrollar campañas de información y educación a la comunidad con énfasis en mensajes dirigidos a hogares, vendedores ambulantes, manipuladores
11

ii.

industriales y artesanales de alimentos, poblaciones indígenas y poblaciones residentes en zonas con limitaciones de infraestructura de saneamiento básico. iii. Enfatizar en toda comunicación (para radio, prensa o televisión) sobre: • Claves para la inocuidad de alimentos • Conceptos básicos en la transmisión de enfermedades diarreicas, causas y medidas de prevención. • El manejo de las enfermedades diarreicas en el hogar y los signos de alarma para atención médica. • La importancia de la vigilancia epidemiológica comunitaria. • La desinfección del agua en el hogar. • La construcción, mantenimiento y utilización de letrinas.

9. Participación comunitaria
i. Facilitar información a la organización comunitaria para la participación individual y colectiva en la prevención de la transmisión fecal-oral.

10. Intersectorial e Intergubernamentalidad
i. Gestionar ante las Alcaldías y organismos u oficinas regionales la importancia del tratamiento de aguas para garantizar suministro de agua potable, la disposición adecuada de basuras, excretas y aguas residuales y la necesidad de identificar e implantar medidas de tratamiento de aguas de consumo en las localidades sin suministro regular de agua. Establecer canales de comunicación para facilitar información a las gobernaciones y Alcaldías sobre la prevención y control de enfermedades diarreicas con énfasis en prevención y control de cólera. Sensibilizar a las autoridades regionales y municipales sobre la importancia que tienen, en la incidencia de infecciones intestinales, los alimentos que se expenden en forma ambulante. Informar a las Alcaldías sobre las medidas de contención de brotes de enfermedades diarreicas y la necesidad de participación activa y coordinada del personal de promoción social en la aplicación de medidas comunitarias de prevención y control.

ii.

iii.

iv.

12

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->