P. 1
Filosofía SEXTO

Filosofía SEXTO

3.0

|Views: 8.319|Likes:
Publicado porcesar_callejas3715

More info:

Published by: cesar_callejas3715 on Feb 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

La física estoica es concebida al
modo de los presocráticos, esto es, como
una ciencia que se ocupa de todo lo real:
Dios, el hombre, el mundo, etc. Lo central de
la física estoica está en la identificación de lo
real con lo corpóreo, todo ser es un cuerpo
individual: Dios, el alma, la palabra, el bien,
etc. El ser es aquello que posee la capacidad
de actuar y padecer, estas características
son propias del cuerpo, por lo tanto, ser y
cuerpo son idénticos.

Respecto de lo incorpóreo, los
estoicos no negaron su existencia sino que le
quitaron los rasgos característicos del ser (el
actuar y el padecer). Por esto los estoicos
consideran que además de los conceptos
universales, también son incorpóreos el
lugar, el tiempo y el infinito. Para evadirse de
la dificultad de identificar lo incorpóreo con el
no-ser, los estoicos se vieron obligados a
negar que el ser sea el género supremo y
que sea predicable de todas las cosas,
afirmando en cambio que el género supremo
más amplio de todos es el de “algo”.

Los estoicos hablan de dos principios
del universo, uno pasivo y otro activo,
identifican el primero con la materia
(substancia carente de cualidades), y el
segundo con la forma (principio informante),
los dos son inseparables. Los estoicos
identifican la forma con el “logos” divino, la
razón divina, Dios. Los estoicos repiten aquí
la doctrina del Logos de Heráclito, pues ven
en el principio activo un cuerpo muy sutil,
inteligente y vivo, que a veces identifican con
el fuego. El universo entero es un cuerpo

69

Historia de la Filosofía Antigua
César Augusto Callejas Salazar

compuesto de materia y logos (Dios) y lo que
se cumple en el todo se repite rigurosamente
en la parte, las cosas singulares son un
microcosmos.

El monismo panteísta estoico se
comprende mejor si se considera la doctrina
de las llamadas “razones seminales”. Todas
las cosas del mundo se generan a partir de la
materia-substrato que se determina
paulatinamente por el “logos” inmanente que
posee. El logos es como la simiente de todas
las cosas, es como una simiente que posee
muchas simientes (Logoi spermatikoi =
Razones seminales). “Dios es la razón
seminal del cosmos”. Puesto que el principio
activo, Dios, es inseparable de la materia y
puesto que no hay materia sin forma, Dios
está en todo y todo es Dios. Dios coincide
con el cosmos. Esta es la primera
concepción panteísta explícita y elaborada en
la antigüedad.

Cuando los estoicos se refieren al
“Logos” como ordenador del universo, lo
llaman providencia; una providencia no
personal sino universal e inmanente que
coincide con el finalismo universal. La
providencia es finalismo en cuanto es aquello
que hace que cada cosa, hasta la más
pequeña se haga bien y de la mejor manera
posible. Puesto que todo depende del logos
inmanente (providencia), entonces todo está
ya determinado, todo es necesario, aun lo
más insignificante.

Si los epicúreos habían postulado la
casualidad y lo fortuito (clinamen) en la
génesis del mundo, los epicúreos postulan un
fatalismo radical (en cuanto que todo está
determinado por el Logos). ¿Qué lugar tiene
la libertad humana en este fatalismo? La
verdadera libertad del sabio consiste en
identificar sus propios deseos con los del
destino. El destino es el logos, y por eso
querer lo que quiere el destino es querer lo
mismo que quiere el logos.

Al igual que los presocráticos, los
estoicos también consideraron que el mundo
había sido engendrado y que por lo tanto era
corruptible (lo que nace, al llegar a cierta
altura, debe morir). El fuego que es
generador es también destructor. Cuando

llegue el final de los tiempos tendrá lugar una
conflagración universal, una combustión
general del cosmos, que será al mismo
tiempo una purificación, a la destrucción del
mundo le seguirá un renacimiento de éste y
todo volverá a ser igual que antes incluso los
hombres

(combustión:

ekpyrosis;
renacimiento: palingenesia; restitución:
apocatástasis).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->