Está en la página 1de 118

UNIVERSIDAD ADVENTISTA DOMINICANA

VICERRECTORÍA ACADÉMICA
UNIDAD DE INVESTIGACIÓN Y PUBLICACIONES

MANUAL DE ESTILO PARA LA REDACCIÓN


DE PROPUESTAS E INFORMES

1
PREFACIO

Las circunstancias que obligaron a la redacción de este manual son

muchas, aunque pueden resumirse en una: La Universidad Adventista Dominicana

necesitaba un Manual de Estilo para sus publicaciones y en especial para los

informes de investigación.

Al inicio de su incursión en la elaboración de tesis la UNAD se acogió al

estilo de Turabian, pero resultó ser un poco complejo. De 1990-1992 prefirió un

estilo libre influida por la libertad que se predicaba en los ambientes de

investigación. Sin embargo, esa permisividad en los estilos trajo mucha

confusión: ni los asesores ni los miembros del jurado se ponían de acuerdo. Cada

cual exigía lo que le parecía conveniente. Como resultado, los alumnos eran

víctimas de las confrontaciones y los caprichos de unos y otros.

Para 1992 la Universidad entra en conexión con la Universidad

Interamericana de Puerto Rico, a través del Dr. Luis Gregorio, egresado de la

última y Decano de la Facultad de Educación en la primera. Este hace los

contactos apropiados y, apoyado por el rector, Pr. Oreste Natera, logra que María

Villenueve y William Burgos impartieran un Seminario Sobre Elaboración de

Propuestas, siguiendo el estilo de la A.P.A. (American Psychology Association)

en la versión de la Interamericana. Para esa fecha ambos especialistas se

encontraban ocupados en la publicación de su Manual para la Elaboración de

2
Propuestas de Maestría y Doctorado, que salió a la luz en noviembre de ese

mismo año.

A partir de entonces, los trabajos de grado se manejan con un criterio más

práctico y directo, suavizando la tarea para los sustentantes y asesores.

Ya en 1993 se creó el puesto de Coordinador General de Trabajos de

Grado, que existía desde los '80, pero sin la propiedad necesaria. Se instituyó

también la Comisión de Trabajos de Grado (CTG), la cual adoptó el manual de

Villenueve-Burgos (1992) como el manual de estilo de la UNAD.

A pesar de eso, se presentaron algunos inconvenientes pues ese manual es

para niveles de maestría y doctorado y la UNAD permite las tesis también en el

nivel de Licenciatura. Por consiguiente se precisaba de un documento que,

aunque fuese de estilo, ampliara un poco en las técnicas para facilitar la

comprensión de los investigadores noveles.

De esa manera surge esta obra en la cual se ha tratado de mostrar un

manual de estilo puro, con algunos rasgos de una guía de técnicas de investigación

cuantitativa. El primero es completo, la segunda es una motivación a investigar

más sobre el tema.

Por estar dirigido al publico universitario que se inicia en el quehacer

investigativo, el manual sugiere literatura de apoyo, disponible en República

Dominicana, para que el lector pueda profundizar en los distintos aspectos

3
tratados. Además, los ejemplos señalados están construidos de manera sencilla y

práctica.

El material está organizado en tres partes:

-Parte Primera: Orientaciones generales del estilo

-Parte Segunda: Capítulos que componen el cuerpo del informe

-Parte Tercera: Páginas post-liminares.

A través de todo el manual se hacen sugerencias acerca de bibliografía útil

que puede consultarse, cuando se desea ampliar más el conocimiento en las

técnicas de investigación.

Se espera que poniendo esta guía en sus manos, las dificultades de

elaboración de tesis y tesinas cuantitativas se reduzcan en un alto grado.

4
PARTE I

ORIENTACIONES GENERALES

DEL ESTILO

5
REGLAS PARA LA PRESENTACIÓN DE LOS INFORMES

La presentación de un informe de investigación debe estar dentro de un

estilo definido para su fácil manejo. Este manual está dentro de las líneas

generales de la American Psychology Association (APA, 1998).

La estructura del informe de investigación es la siguiente:

1. Páginas Preliminares

- Hoja de contraportada

- Hoja de advertencia

- Hoja de aprobación del jurado

- Dedicatoria

- Agradecimientos

- Sumario:

Tabla de Contenido

Lista de Tablas

Lista de Anexos

-Resumen

2. Cuerpo o Parte Central

Capítulo I: INTRODUCCION

Capítulo II: REVISION DE LITERATURA

6
Capítulo III: METODOLOGIA

Capítulo IV: PRESENTACION Y ANALISIS DE RESULTADOS

Capítulo V: DISCUSIÓN

3. Páginas Post-liminares

BIBLIOGRAFÍA

ANEXOS

Las páginas preliminares son las páginas que anteceden al cuerpo del

trabajo. Su diseño varía según la institución que las requiere. En esta obra

aparecen las preliminares reglamentadas por la Universidad Adventista

Dominicana (UNAD). De ellas, la contraportada, la hoja de jurado (lectores), el

resumen y el sumario son imprescindibles en todo informe. Las demás son

opcionales.

Sumario:

Es factible aclarar que el término Sumario aquí se usa en el contexto de

Cerbo y Bervián (1992), y Cázares Hernández, Christen, Jaramillo Levi,

Villaseñor Roca y Zamudio Rodríguez, (1990). Para estos autores el Sumario es

la lista de los títulos y subtítulos que contiene el trabajo. Aquí incluye las listas de

tablas, figuras y anexos, ubicadas en ese orden (Vea los modelos).

La tabla de contenido o índice General contiene todos los títulos y

7
subtítulos de primer y segundo órdenes en el trabajo e indican las páginas en las

cuales se encuentran. Las listas de tablas, figuras y anexos se hacen en forma

separada e incluyen: el número de la tabla o figura (o la literal en el caso de los

anexos), el título de éstos y la página que los contiene.

Resumen

El resumen del trabajo expone con brevedad todos los puntos principales.

Su propósito es facilitar la revisión de literatura de otros investigadores: quien lea

esta sección puede determinar si el informe le interesa o no.

Al prepararlo, dé estos pasos:

1. Enuncie en una oración el problema de investigación, indicando

que ése análisis es su propósito general.

2. Enumere los elementos que guiaron la investigación (Preguntas de

investigación y/o hipótesis).

3. Indique cuál es la teoría de apoyo.

4. Mencione brevemente las estrategias metodológicas: tipo de

estudio, población y muestra (características, cantidad y

porcentaje), instrumentos empleados.

5. Presente los resultados relacionados en forma directa con sus

preguntas o hipótesis.

6. Incluya su conclusión general.

8
7. Cuente todas las palabras incluyendo artículos y pronombres. Lo

usual es un resumen de 100 a 150 palabras. Para el nivel de

licenciatura, se acepta hasta 350 palabras.

Las páginas post-liminares son de índole obligatoria para un informe de

investigación, por lo cual, se tratarán en el orden que les corresponde en el trabajo.

Tanto las páginas preliminares como las post-liminares contienen asuntos ligados

al trasfondo de la investigación.

Márgenes:

Los márgenes del trabajo serán de 4 cms en los lados izquierdo y superior,

para facilitar la encuadernación y la apariencia holgada. Los márgenes derecho e

inferior serán de 2.5 cms. para disponer de mayor espacio en la construcción de

pantallas (informática), organigramas (ciencias económicas) y esquemas en

general.

Interlineado:

Todo el trabajo se presentará a un espacio doble, incluidos los

interlineados entre un subtítulo y su texto, entre un párrafo y otro y, entre final del

texto de un subtítulo y el inicio de otro.

Se exceptúan los espacios entre las palabras capítulo y el título del mismo

(un espacio sencillo) y el espacio entre ese encabezado y el inicio del texto del

capítulo (tres espacios sencillos).

9
Identificación de capítulos:

Todos los capítulos comienzan en una página que presenta en su parte

superior un encabezado dispuesto así:

1. Se escribe la palabra CAPÍTULO en el límite del margen superior,

centralizada y en mayúsculas, acompañada del número correspondiente en

romanos.

2. A un espacio sencillo se escribe el título del capítulo, también en

mayúsculas y centralizado.

3. El encabezado lucirá así:

CAPITULO I
INTRODUCCION

Las diversas subdivisiones de los capítulos se identifican con subtítulos

que pueden ser: divisiones directas del capítulo (subtítulos de primer orden);

divisiones de las divisiones directas (subtítulos de segundo orden); divisiones de

las divisiones de una división directa (subtítulo de tercer orden) y así

sucesivamente. Solo los primeros y los segundos aparecen en la Tabla de

Contenido.

El subtítulo de primer orden se escribe comenzando en el margen

izquierdo, subrayado, en negrita y con sólo la primera letra mayúscula. El de

segundo orden va centralizado, no se subraya y se coloca en negrita con la

10
primera letra en mayúscula. El subtítulo de tercer orden vuelve al margen

izquierdo, con la negrita pero sin subrayar.

En caso de que exista un subtítulo de cuarto orden puede dejarse al margen

e iniciar el texto en esa misma línea.

Paginación:

La identificación numeral de las páginas es diferente en las preliminares al

resto del trabajo. Éstas llevan numerales romanos en minúsculas (i, ii, iii, etc.) que

se colocan en la parte central inferior de la hoja, a la mitad del espacio que queda

como margen. El cuerpo del trabajo se pagina en la esquina superior derecha

cerrando justo donde termina el margen lateral y a la mitad del margen

superior(1.6cms). Encima de este número se coloca un titulillo que es una

abreviación concisa del título del trabajo en cincuenta (50) caracteres (recuerde

que los caracteres incluyen letras y espacios) o menos.

Sin embargo, no todas las páginas llevan el número:

- Hoja de contraportada: se cuenta, pero no se le marca. Es la primera de

los números romanos en minúsculas.

- Advertencia: romanos; se marca.

- Jurado: romanos; se marca.

- Dedicatoria: romanos; se marca.

- Agradecimientos: romanos; se marca.

11
- Tabla de contenido: romanos; se marca

- Lista de tablas: romanos; se marca

- Lista de anexos: romanos; se marca.

- Resumen: romanos; se marca.

- Primera página del capítulo I: primera de los números arábigos; no

se marca ni lleva titulillo.

- Páginas de identificación de capítulo: se cuentan pero no se les marca el

número arábigo ni el titulillo.

- Todo el resto, incluyendo bibliografía y anexos: se numeran con arábigos

y se les coloca el titulillo, excepto las páginas cabeceras en cada caso.

Uso de Comillas

Las comillas se usan exclusivamente para señalar palabras, frases o

párrafos provenientes de otro autor (citas directas cortas).

Uso de Mayúsculas

Se usan letras mayúsculas en los encabezados de capítulo, la primera letra

de un subtítulo, y la primera letra de nombres propios o apellidos. Se emplean

también en las siglas de identificación.

Uso de cursiva

Se reserva para:

1. El uso de citas en idiomas extranjeros (no para extranjerismos).

12
2. Distinguir títulos de libros o nombres de publicaciones periódicas. Con la

modernización de la tecnología digital, la cursiva ha sustituido al

subrayado en identificar libros, nombres de revistas, títulos de simposios o

conferencias y entre otros. En este renglón puede usarse indistintamente

cualquiera de los dos. Sin embargo, sea constante en su preferencia.

Introducir términos que se deseen destacar por ser nuevos, por ser ejemplos

lingüísticos, por ser adjetivos sustantivados. Solo se aplica la primera vez que se

usa la palabra.

Uso de negrita

Se utiliza para:

1. Distinguir las diversas divisiones del informe, o sea, títulos de capítulos y

subtítulos en sus diversos niveles ú órdenes.

2. Señalar títulos de tablas, gráficos y figuras.

3. Destacar títulos de libros y nombres de revistas en las referencias

bibliográficas y en el texto (opcional con cursiva).

Ortografía y Redacción

La efectiva transmisión del mensaje exige que el informe no contenga

faltas ortográficas ni mecanográficas pues bajan mucho la calidad del mismo.

Además la redacción no debe violar ninguna regla gramatical de sintaxis,

13
semántica ni morfología. Al escribir cerciórese de que exterioriza las ideas en

forma completa y directa.

Para mejorar su redacción puede seguir las instrucciones de APA (1999),

Eco (1982), González Reyna (1991), Solomon (1992), y Zorrilla A. y Torrez x.

(1992).

14
PARTE II

CAPITULOS QUE COMPONEN

EL CUERPO DEL INFORME

15
CAPITULO I
INTRODUCCIÓN

En este estilo de presentación el primer capítulo corresponde a la

introducción del trabajo. Aquí la introducción deja de ser una joya literaria de

adulaciones a quien corrige el trabajo o un sermón de convencimiento a quien lo

lee. La misma se convierte en una pieza clave cuya función es acomodar el

pensamiento del lector y prepararlo para lo que encontrará a lo largo del informe.

Es agradable comparar la introducción con una oficina de turismo:

Con los antecedentes se da una especie de bienvenida al lector y se

proporciona una guía de ruta con el planteamiento, los objetivos, las preguntas

de investigación y/o las hipótesis. La justificación sirve como la ubicación de la

posición del área de excursión entre las demás, relativas o similares a ella (otros

estudios similares).

Finalmente, la definición de términos constituye el diccionario bilingüe

que rompe la barrera idiomática entre el turista y su área de excursión.

Concluyendo la comparación, así como es de mal gusto que un turista exija cosas

extrañas (por ser propias de su lugar de origen) al país que visita, es chocante que

el lector espere del trabajo lo que no se le indicó en el primer capítulo.

Antecedentes

Resulta contraproducente adentrarse en el conocimiento de un tema

ignorando su contexto. Siempre que se inicia una lectura hay un período de

16
aclimatación mental que varía según los individuos. Es un fenómeno similar al

que ocurre con la vista cuando recibe cambios bruscos de cantidad de luz.

Para contribuir a que este fenómeno de adaptación suceda antes de entrar

en materia, se prefiere iniciar con los antecedentes. Como el término indica, esta

sección presenta el contexto dentro del cual surge el estudio. Dicho contexto

puede ser descrito sobre la base de:

1. Una exposición breve, en dos o tres páginas, de la historia del desarrollo

de la teoría del objeto en estudio.

2. Una presentación coherente de las circunstancias (políticas, económicas,

sociales y/o religiosas) que rodean al fenómeno que se analiza.

3. Una descripción somera de las obras que versan sobre el tema,

enfatizando la importancia que le dan.

4. Una combinación de todas las anteriores.

Puede incluirse también una descripción de lo que es la comunidad o

institución donde se analiza el problema y sus características más sobresalientes,

especialmente las que pueden relacionarse con o afectan el tema en cuestión.

Planteamiento del problema

Plantear el problema es una de las partes más delicadas del trabajo porque

influye directamente en la facilidad de diseño y ejecución. Si el problema se

plantea con claridad el investigador sabe en qué dirección camina.

17
A pesar de la importancia de esta parte, pocos son los autores que se dejan

entender en este punto. La mayoría se esparce filosofando y no ofrecen una forma

práctica de construcción. Realmente el estilo es libre pero es esa libertad la que

hace difícil a los noveles plantear el problema con claridad. Por esta razón aquí se

presenta una fórmula práctica.

Antes de hacerlo, sin embargo, es bueno apuntar que es saludable el

conocimiento de la filosofía, la mecánica y características del planteamiento,

desde el punto de vista de diversos autores. Con este fin revise los enfoques de

McGuigan (1996) y Sabino (1992). También puede estudiar las sugerencias

prácticas de Buendía Eisman, Colás Bravo y Hernández Pina (1998, pp. 2-13), y

Méndez (1996, pp. 56-84).

Cómo construir el problema

1. Identifique las Variables de su Estudio

Wallen (1974) define la variable como cualquier característica que puede

variar o tomar diversos grados cuantitativos o cualitativos. Las variables que se

estudian tienen que ver con el enfoque que uno decide darle a la investigación, o

sea, el aspecto del problema que uno analiza. Salkind (1999) ofrece información

resumida sobre las diferentes clasificaciones de las variables (pp. 24-26) y

sugerencias útiles de selección (pp. 266-267). Si desea información más extensa,

18
véase León y Montero (r1999), Van Dalen y Meyer (1978). Ejemplos de

variables son:

1. La motivación: según el método que se aplique; según su tipo.

2. La metodología educativa: según las técnicas educativas que se

empleen.

3. El índice de muertes: fluctúa numéricamente.

4. Las técnicas de psicoanálisis: que son distintas de acuerdo con la

escuela que lo aplique.

5. La tasa de inflación: fluctúa cuantitativamente.

6. Los softwares o programas de computadoras: varían en tipos, versiones,

etc..

7. Los métodos evangelísticos: varían en tipo,

Así también pueden mencionarse el rendimiento académico, la calidad de

la comunicación, los tipos de sistemas de redes; creo que ya tiene la idea. Dentro

del tema que seleccionó escoja por lo menos dos variables con las cuales quiera

trabajar; recuerde que mientras más variables, mayor complejidad.

2. Escoja su Población.

La población es el grupo de interés para el investigador en el cual éste

desea generalizar los resultados de su estudio. Este grupo posee por lo menos una

característica en común (Gay, 1976, p.67). Por ejemplo: Los gerentes de las

19
empresas crediticias de la República Dominicana, los maestros del 3er. grado de la

educación básica en escuelas del sector público, los obreros denominacionales

adventistas de la Asociación central o los programadores de empresas

manufactureras.

Por otro lado, la población puede ser de plantas, animales u objetos.

3. Escriba una pregunta que confronte sus variables.

Ej: a) Variables: Calidad de cableado

Agilidad de proceso

Pregunta: ¿Cuál es la relación que existe entre la calidad del

cableado que se utilice y la agilidad de los procesos que se ejecutan en las

terminales de una red?

b) Variables: Formación de sindicatos

Relación obrero-patronal

Pregunta: ¿Qué efecto tiene la formación de un sindicato

sobre la relación obrero patronal?

Al escribir la pregunta se visualiza la fase del problema que deseamos

analizar. Esta interrogante no necesariamente aparece en el planteamiento, pero

facilita la redacción del mismo y la construcción de la hipótesis.

4. Escriba un párrafo que permita al lector ubicarse dentro del marco de

su problema. A éste le llamamos parte introductoria.

20
5. Redacte un segundo párrafo donde explique la situación que envuelve

su objeto de estudio; ésta es la parte crítica.

6. Indique en su tercer párrafo la delimitación de su problema. Esta es la

parte delimitante. Delimitar es enmarcar su trabajo dentro de un alcance

adecuado a sus recursos económicos, materiales e intelectuales. La delimitación

puede hacerse en cuatro direcciones:

a) Aspecto(s) del tema

b) Característica(s) de la población

c) Espacio geográfico

d) Tiempo.

Ejemplo: Para las variables motivación y rendimiento académico una

delimitación podría ser:

Reforzadores positivos y rendimiento académico en maestros y alumnos de

literatura del nivel medio en los colegios de la Asociación Central

Dominicana en el año 2003-04.

Reforzadores positivos, es el aspecto del tema; maestros y alumnos de

literatura del nivel medio es la característica; Colegios de la Asociación Central

Dominicana es la delimitación geográfica y el año 2003-04 es el tiempo

delimitado.

21
7- Añada a la delimitación el tipo de estudio que realizará. Vea la

sección de diseño metodológico en el Capítulo III.

Usted puede construir su planteamiento en el orden que prefiera pero debe

siempre señalar en forma directa:

a) Las variables que se estudian sin mostrar la relación que se espera entre

ellas.

b) La población que abarca.

c) El tipo de método que usa.

d) La situación que envuelve a éstos elementos.

Objetivos

Los objetivos son el complemento del planteamiento del problema.

Pueden ser generales y específicos. En la actualidad se prefiere hablar de

objetivos y propósitos pero la diferencia existe solo en nomenclatura; en el

aspecto práctico no existe ninguna. Usted puede usar los términos que prefiera.

Lo importante es que cumplan los requisitos siguientes:

1. Comenzar con un verbo manejable en una investigación. En el anexo A

aparece una lista de estos verbos agrupados por sinónimos. Esto le

da la ventaja de conocer cuál es la acción a realizar.

2. Debe ser preciso indicando con claridad el objeto sobre el cual recae la

acción del verbo.

22
3. Debe ser realizable o alcanzable en la investigación.

Esto quiere decir que ningún objetivo planteado queda en el aire para que

lo cumpla algún administrador o la persona que lea el trabajo. Eso no debe

ocurrir; al colocar el último punto de conclusión, todos los objetivos deben estar

logrados.

Ej: 1. Objetivo no Alcanzable

- Lograr que las escuelas de educación básica del sector público

posean una computadora en cada aula.

2. Objetivo Alcanzable

- Sugerir estrategias para el progreso tecnológico de las escuelas de

educación básica del sector público.

Los objetivos o propósitos pueden ser generales y específicos. Los

generales son los que trazan la meta; los específicos indican cómo lograr los

generales.

Los objetivos generales salen directamente del título del trabajo. Cuando

es un título simple que contiene una sola idea el trabajo tiene un solo objetivo

general y varios específicos que salen de él.

23
Ejemplo:

Objetivo general

- Estudiar la utilidad de los informes de investigación publicados en

revistas médicas dominicanas para la práctica de la MBE, a través de la

evaluación de su transparencia y su validez interna.

Objetivos específicos:

1. Verificar cuán completas y apropiadas son las informaciones

metodológicas ofrecidas en estos artículos para la evaluación externa del

estudio (transparencia).

2. Analizar en qué medida hay correspondencia entre el objetivo, el diseño

y las técnicas aplicadas en estas investigaciones (validez interna).

3. Verificar la proporción de uso de pruebas estadísticas en el análisis de

datos cuantitativos (validez interna).

4. Categorizar los informes según el nivel de evidencia (validez interna).

5. Determinar el factor de impacto de literatura sobre MBE en estos

trabajos.

Si el título del informe está compuesto por más de una idea, entonces, la

redacción de objetivo general dependerá del enfoque bajo el cual se trabaje: Los

24
conductistas elaboran un objetivo general por cada idea, mientras que los

constructivistas agrupan varias ideas en un solo objetivo.

Ejemplo:

Programa de Profesionalización de Maestros Bachilleres: consecuencias

filosóficas y financieras en la Universidad Adventista Dominicana

Modelo conductista:

- Analizar la influencia que ha tenido el desarrollo del Programa de

Profesionalización de Maestros Bachilleres en la práctica de la filosofía de

la Universidad Adventista Dominicana.

- Señalar los efectos de este programa en el área de las finanzas de esta

institución.

Modelo constructivista:

- Analizar la influencia que ha tenido el desarrollo del Programa de

Profesionalización de Maestros Bachilleres en la practica de la filosofía y

en las finanzas de la Universidad Adventista Dominicana.

Rojas Soriano (1992, p. 29) considera que la elaboración de los objetivos

es todo un proceso en el sentido del refinamiento hecho a lo largo de la

planificación del proyecto. A medida que avanza en la revisión de materiales

25
bibliográficos sobre el tema de investigación, su capacidad de elaborar objetivos

más apropiados para un estudio en esa área mejora. Como guía general, cuando

haya elaborado sus objetivos, plantéese si ha tomado en cuenta las preguntas

siguientes (Namakforoosh, 1993):

- ¿Qué información se busca?

- ¿Qué tipo y cuánta información se necesita?

- ¿Qué tan confiable debe ser la información?

- ¿A quién se debe informar los resultados finales de la investigación?

- ¿Quién utilizará los resultados para la toma de decisiones?

Justificación

Justificar es presentar las razones por las cuales se escoge un tema para

hacer una investigación. Estas razones se buscan en dirección a:

1- El interés que tienen los especialistas en el área sobre él.

2- Su influencia en el medio ambiente.

3- Las diferencias con relación a otros estudios similares.

4- Las aportaciones generales que pueden dar si se trata de casos

específicos.

La redacción de la justificación no conlleva requisitos especiales; hay que

cuidarse solamente de no mencionar directamente aportaciones del estudio.

26
Hipótesis

Buendía Eisman, Colás Bravo y Hernández Pina (1998p. 63) consideran

que una hipótesis es “cualquier predicción o conjetura que el investigador propone

como respuesta provisional a su problema de investigación.” La hipótesis es vista

como la explicación tentativa del problema que se ha planteado. A la vez, la

hipótesis se percibe como una herramienta útil para ordenar, estructurar y

sistematizar el conocimiento (Zorrilla A. y Torres Xamar, 1986). Tomando en

cuenta ambas funciones, construirla es un proceso cuidadoso.

Como vimos en el planteamiento del problema, hay dos tipos de elementos

claves en la planificación de una investigación: las variables y la población.

Ambas deben estar bien definidas y manejarse tal y como son en las diversas

partes del plan de trabajo.

En lo que a la hipótesis se refiere las variables siempre deben estar

presentes; de lo contrario no se trata de una hipótesis. La población debe estar

presente pero no necesariamente tan definida como en el planteamiento.

Conociendo estos datos vamos a construir una hipótesis. ¿Cuál es el

procedimiento?

1- Tome las variables que seleccionó para su planteamiento.

2- Construya una oración gramatical que diga cuál es la situación de

una variable con relación a la otra.

27
3- Añada la población

4- Deje ver la relación entre las variables

5- Evalúe.

Ahora vamos a verlo en forma práctica:

1- Identifique las variables (vea el paso 1 del planteamiento): Supongamos que

las variables seleccionadas son:

-Metodología de enseñanza

-Rendimiento académico.

2- Construya la oración: Para redactar la oración use como punto de partida la

pregunta del planteamiento. Pregúntese ¿Cuál es la relación que existe entre la

metodología de enseñanza y el rendimiento académico? Si la vemos desde el

punto de vista de la relación matemática, encontramos que son directamente

proporcionales (relación positiva) porque si la metodología de enseñanza es

buena, el rendimiento también lo es, y viceversa.

Pensando lógicamente se llega a suponer que la metodología que utilice el

maestro afecta el rendimiento de los alumnos porque un método puede ser más

fructífero que otro. Entonces podemos decir:

La metodología de enseñanza influye en el rendimiento académico.

3- Añada su población: Se supone que la selección de la población fue hecha en

el planteamiento (ver paso 2, p.__). Recuerde que debe estar a tono con su

28
experiencia y capacidad. Supongamos que usted decide hacer el estudio con

alumnos del 3er y 4to. grados de la educación básica en los colegios privados de

Santo Domingo.

La hipótesis dirá:

La metodología de enseñanza influye en el rendimiento académico de

los alumnos de 3er y 4to. grados de la educación básica.

4- Deje ver la relación:

En sentido real ya tiene una hipótesis pero no se aprecia cuál es la relación

entre las variables. Se sabe que hay algún tipo de influencia entre ellas pero no se

explica si es positiva o negativa; entonces hay que decirlo. Pero no basta con

decir:

La metodología de enseñanza influye positivamente en el rendimiento

académico de los alumnos de 3er y 4to. grados de la educación básica.

Eso puede mal interpretarse porque no da lugar a una influencia negativa;

la tendencia es entender que hay buenos resultados. En otras palabras lo que debe

indicarse como negativo o positivo en este caso es la relación. Por eso preferimos

decir:

Existe relación positiva significativa entre la metodología de

enseñanza y el rendimiento académico de los alumnos de 3er y 4to. grados de

la educación básica.

29
Ahora sí estamos diciendo que el rendimiento de los alumnos será bueno o

malo en proporción directa con la efectividad del método de enseñanza que se

aplique. La diferencia aquí es que la relación positiva indica relación

directamente proporcional: ambas variables corren en la misma dirección. En

caso contrario, hablamos de relación negativa y en una tercera posibilidad la

relación puede estar negada cuando se espera que no exista.

5to. Evalúa: ¿Es ésta realmente una hipótesis?

De acuerdo con Ary, Jacobs y Razavieh (1996) una hipótesis debe cumplir

con 5 características:

a) tiene expresión directa y clara: Usa la menor cantidad de palabras pero

que expresen el sentido completo; emplea términos técnicos propios del área en

que se trabaja. Observe los ejemplos de términos técnicos en diferentes áreas:

Área: En lugar de: Decimos:


Informática Pasar a máquina digitar
C. Económicas:
Agronomía: Familia del brássicas
repollo
Educación: Alumno Dicente
Teología: Análisis del exégesis
texto
Medicina: Mal olor en la Halitosis
boca

b) Es alcanzable: trata de cosas que se pueden someter a estudio, o sea,

implica variables operacionables.

30
c) Concuerda con las teorías existentes: armoniza, hasta donde es posible,

con los conocimientos que existen sobre el asunto; sigue un orden lógico.

d) Es explicativa del problema que se planteó: responde la pregunta central

del planteamiento.

e) Muestra la relación entre las variables: Polit y Hungler (1997, p. 53)

corroboran en este punto al señalar como “una de las fallas más frecuentes en

investigadores principiantes” omitir la relación entre variables al formular

hipótesis.

Formulación de preguntas de investigación

Las preguntas de investigación no son más que interrogantes que reciben

respuesta al realizarse el estudio y que sirven al igual que los objetivos y las

hipótesis para dar dirección al trabajo. El investigador principiante suele

confundirlas con las preguntas del instrumento (cuestionario, entrevistas, escala,

etc...) pero no son la misma cosa: De las preguntas de investigación se derivan los

Items o reactivos que formarán el(los) instrumento(s) de investigación.

Las preguntas no deben ser muy generales ni usar términos ambiguos ni

abstractos. (Hernández Sampieri, Fernández Collado y Baptista Lucio, 1998).

Para construirlas hay que conocer los factores que afectan la delimitación

del problema o puede hacerse también tomando como base los objetivos.

31
No es recomendable la construcción de una pregunta de investigación y

una hipótesis para un mismo indicador; es como una redundancia en gramática.

Elabore hipótesis para medir variables o indicadores que no están contempladas

en sus preguntas de investigación viceversa. Recuerde que su estudio puede no

tener hipótesis o no tener preguntas. En un último caso puede no tener ninguna de

las dos si los objetivos o propósitos están bien definidos.

Definición de Términos:

Al principio se comparó esta sección con un diccionario que rompe la

barrera idiomática de un turista; ésta presenta una ayuda para conocer significados

apropiados de los términos que se emplean. Es útil no solo para personas de otra

área de profesionalización que leen el trabajo sino también a los estudiantes de la

carrera que aún no dominan el vocabulario técnico y a profesionales consumados

que conocen múltiples aplicaciones para un mismo término.

Sin embargo, en extensión no se trata de un diccionario. Incluya solo:

-Términos, técnicos de uso moderado o raro; los términos técnicos de uso

común son conocidos hasta por personas cultas.

-Términos del vocabulario común que tienen una connotación especial en

el trabajo.

-Variables e indicadores en estudio.

32
Las definiciones deben ser más prácticas que conceptuales porque, por

regla general, el concepto no delimita. Por ejemplo la Real Academia Española

(1992) define a un maestro como la "persona de mérito relevante entre los de su

clase"; junto a esta definición genérica da otras específicas dentro de veintiún

áreas diversas.

Pero en la población que usted observa considera como maestro a todo

docente del nivel universitario que lleva una carga académica de 20 créditos.

En otro caso un maestro para su estudio puede ser aquél que posea un grado de

licenciatura o superior en el área de educación; se excluyen maestros

bachilleres en servicio, los del nivel técnico y aquellos con profesorado o curso

normal.

Otro ejemplo sería la definición de un expedicionario. Conceptualmente el

diccionario dice que éste es el que emprende una expedición o participa en ella.

Sin embargo Acevedo (1996) utiliza el término en su trabajo para referirse

específicamente a los protagonistas de la invasión de República Dominicana en

1959 por Estero Hondo.

Además de éstos, presentamos un ejemplo de definición de variable:

"Demanda insatisfecha: aquella en la que lo producido u ofrecido no

alcanza a cubrir los requerimientos del mercado". (Boca, 1989, en Mejía y Lora,

33
1995). Como ayuda adicional Briones (1985, pp. 42-44) y Luna (1988, p. 27;

200-220) sugieren reglas para definir variables.

CAPITULO II
REVISION DE LITERATURA

Toda la literatura o fuentes disponibles se revisan y se vierten en el

capítulo II del trabajo. Se ha preferido llamarle así en lugar de los antiguos

nombres de Marco Teórico y Marco Conceptual porque permite organizar mejor

la parte teórica e indica con mayor propiedad de qué se trata.

Este capítulo consta de tres secciones:

34
-Trasfondo histórico: presenta el desarrollo evolutivo de las teorías

existentes hasta la actualidad.

-Marco conceptual: expone la teoría específica que va a someterse a

comprobación.

-Estudios Realizados: Es una síntesis de las investigaciones más actuales

sobre el tema.

Se hace la salvedad de que el marco conceptual puede aparecer en el

capítulo I, después de la justificación, en cuyo caso no se coloca en este capítulo.

Antes de la descripción de estas tres secciones se analizan algunos parámetros

técnicos para la revisión de literatura.

Nociones de las técnicas de revisión literaria:

Toda investigación en el campo del conocimiento escrito y sin importar el

tipo, comienza por la revisión de lo que se ha escrito sobre el tema que se quiere

investigar. Localizar esos materiales requiere esfuerzo y dedicación pero más que

eso, estrategias de búsqueda. Una persona puede tener a su alcance la

información más completa del tema de su interés y no descubrirla por ignorar las

técnicas de búsqueda. Es común ver estudiantes que visitan distintas bibliotecas

de nivel superior y terminan con la opinión de que “no hay información” sobre el

tema que investigan. Cuando esté localizando información tome en cuenta estas

estrategias:

35
a. Búsqueda en catálogos: El término catálogo aquí se refiere a las listas del

material contenido en una biblioteca que se archivan en fichas, ya sean

escritas en papel o computarizadas. La única forma de localizar

información en este tipo de lugares es utilizando esos catálogos. Es muy

saludable enfatizar que los catálogos no muerden y son muy útiles. Lo

que usted necesita para usarlos es:

a. Conocer el alfabeto: Los materiales aquí se archivan en orden

alfabético y usted debe dominarlo para poder manejar el catálogo.

b. Saber que los materiales se archivan por tres elementos: nombre

de autor invertido (Apellido, nombre), tema y título. Así, es

posible buscar los materiales según la información que uno tiene:

i. Si conoce el nombre del autor, búsquelo por su apellido.

Si no lo encuentra pruebe otros componentes del nombre,

pues, usted puede estar equivocado acerca de cuál es el

apellido del autor, dado que algunos apellidos se emplean

también como nombres; además, las reglas de archivo

bibliográfico varían según la lengua de origen del nombre.

ii. Cuando conoce el título del libro, busque en la sección del

catálogo marcada por título. Sepa que los títulos que

comienzan por número se archivan delante de los que

36
inician con letras y aquellos que inician con artículo se

archivan por la primera palabra inmediata al mismo.

iii. Si no tiene ninguna información sobre materiales

específicos, vaya a la sección de temas. Todos los

términos no son válidos para archivo en bibliotecología, a

lo cual se añade que el tema se guarda bajo distintos

sinónimos. Las bibliotecas tienen unas listas de términos

conocidas como “tesauros” donde se pueden localizar los

adecuados para el tema que se investiga. Por favor, busque

bajo todos los posibles.

c. Saber que la lista de materiales se hace por tipo, o sea, hay un

mueble de catálogo y/o una base de datos para publicaciones

periódicas, otro(a) para libros (monografías), otro(a) para

audiovisuales y así. Eso significa que si buscó en un(una) catálogo

/base de datos debe buscar también en los demás.

d. Buscar dentro de otros temas: No todos los temas son motivo

directo para la publicación de libros. Su tema puede estar incluido

dentro de otro que a la vez se incluye dentro de un tercero y así

sucesivamente. Si busca los libros por tema puede ser que no

37
encuentre ninguno; en ese caso, busque materiales que tratan

temas afines y siga las estrategias del punto b.

b. Búsqueda en libros:

a. Revisión de índices: Aun cuando haya conseguido material

abundante en los catálogos, revise los libros de temas afines al

suyo. Ya sabe que no necesita leerlos completos, si no revisar la

lista de contenido. Lo adecuado es:

i. Ver si el libro tiene en la parte posterior un índice

alfabético. De ser así, ahorra mucho tiempo buscando en

él el tema de su interés, utilizando todos los términos

sinónimos o relacionados posibles. Note que otra vez es

útil dominar el alfabeto.

ii. Si no tiene índice alfabético, revise la tabla de contenido.

iii. Revise los subtítulos de los capítulos cuyo contenido se

relacione estrechamente con su tema.

En todo lo recomendado trasluce la necesidad de poseer al menos nociones

de lo que se busca y tener claro lo que se quiere. Arboleda de Roa, Roa Santana y

Piña (1996, p. 10) han encontrado que existen restricciones ligadas a la capacidad

que tiene el investigador para definir claramente sus necesidades de información.

Cuando su conocimiento del tema es muy mínimo (por no decir ninguno) empiece

38
por leer las descripciones de enciclopedias generales y especializadas (en ese

orden). Esa lectura le ampliará el concepto que posee sobre dicho tema,

permitiéndole ver las relaciones con otros temas, lo cual facilitará la búsqueda.

Suponiendo que encontró material para su trabajo. Ahora debe evaluarlo

para saber cuáles materiales le sirven y cuáles no, qué declaración le es apropiada.

Al revisar el material escrito sobre el tema hay que manejar 3 tipos de criterios:

A- Criterios de selección: cuáles materiales son útiles y cuáles no.

B- Criterios de recolección de datos: cómo registrar datos de interés y archivarlos.

C- Criterios de redacción: cómo organizar el material para que suene lógico y

coherente; qué estilo luce el informe.

A- Criterios de Selección

Para saber qué material es útil pueden servir de guía estos criterios.

1- Fecha de publicación: No debe ser mayor de 15 años para un trabajo

de licenciatura ni mayor de 10 años si es una investigación de maestría o

doctorado. Se exceptúan los trabajos historiográficos de cualquier índole

y los trabajos emprendidos en áreas científicas de avance lento, en las

cuales el material disponible es hasta de 25 y 30 años. Además, si se trata

de un dato histórico o una teoría que no se ha vuelto a revisar es correcto

emplear un documento antiguo.

39
2- Autoridad del que escribe: Según Ary, Jacobs y Razavieh (1996) la

autoridad depende de la experiencia y la preparación académica. Las

publicaciones científicas actuales indican, en una nota anexa, el grado

profesional del autor y su experiencia en el área. Los materiales no

avalados por la firma de un autor, ya sea individual o corporativo deben

ser de uso reservado.

3- Tipo de publicación: Según Pardinas (1993) la información teórica que

se brinda en un trabajo de investigación científica proviene de fuentes

primarias y secundarias. Deben entonces ser escogidos materiales que se

publiquen en revistas científicas, textos especializados o conferencias,

dirigidos al nivel profesional pues son las publicaciones que ofrecen

conocimiento científico en forma seria y profunda. Estos criterios aplican

para los documentos extraídos en Internet, en cuyo grupo se añaden las

opiniones emitidas por especialistas en foros o grupos de discusión.

B- Criterios de recolección de datos

Implica qué datos escoger y cómo registrarlos.

Para el primer punto recomendamos revisar la descripción de las tres

secciones de este capítulo para saber qué se necesitará en cada una. En cuanto a

cómo registrar los datos, sugerimos estos criterios:

40
1- Elaboración de fichas: es una técnica muy útil para los investigadores

(De la Torre Villar y Navarro de Anda, 1994; Eco, 1982; Pardinas, 1993). Es la

mejor forma de ahorrar tiempo y dinero a la vez que se facilita la redacción del

informe. Su uso evita la influencia directa del autor que usted analiza en lo que

escribe, permitiéndole crear juicios críticos entre un autor y otro. Las fichas se

elaboran de cada material revisado y se hacen tantas como el caso lo requiera. En

cada una debe estar la información bibliográfica completa sin excluir las páginas

de la fuente revisada que cubren el tema. Un formato práctico es el siguiente:

Encabezado Pérez, Ana María. (Mujeres. Reforma. Educación)

Referencia Pérez, A. M. (1995). Los maestros y la Reforma


Educativa, la educación, 39, (121), pp. 193-211. Biblioteca
UNAD.

"Las mujeres que trabajan en la enseñanza son desde hace


Texto o mucho tiempo más numerosas que los hombres...No
Cuerpo obstante..., el número de mujeres desciende, por lo general,
a medida que asciende el nivel de enseñanza y la escala
jerárquica".

El contenido del texto puede ser una cita directa, una cita indirecta o

paráfrasis, o, una crítica que puede ser una visión general del escrito. Como se

aprecia, cualquier dato que el investigador necesite lo tendrá bien ubicado ya sea

el año de una referencia, la página de una cita o las declaraciones que definen la

línea de pensamiento de un autor.

41
2- Archivo de fichas: El encabezado de las fichas se utiliza para

archivarlas en orden alfabético. Hay dos tipos de archivos de investigación: El

general y el específico.

El archivo específico guarda alfabéticamente, por apellido de autor, las

fichas que corresponden a un tema investigado. El archivo general por su parte

contiene todos los archivos específicos organizados alfabéticamente por temas y

subtemas. De esta forma, si usted realizó durante su carrera 20 monografías y una

investigación de campo, tendrá un archivo general con 21 temas distintos y

contará con un banco de datos que podrá ampliar para el desarrollo de trabajos

futuros.

En el mercado existen múltiples modelos de archivos de escritorio que

pueden servirle para estos fines pero si gusta de lo original es libre de hacer el

suyo con cajas del tamaño apropiado. Puede ser útil también una gaveta pequeña

de su escritorio.

Se sugiere la adquisición de un archivo manual, del tipo que usan las

secretarias en sus prácticas, para establecer el archivo específico en turno. Una

vez se concluya ese tema las fichas pasan al archivo general en el lugar que les

pertenece y el archivo manual queda vacío, listo para recibir al archivo específico

del próximo trabajo.

42
No se recomienda un tamaño determinado para las fichas porque cada

investigador selecciona el que más se ajusta a su estilo y recursos intelectuales.

De más está decir que del tamaño de las fichas que se usen depende el tamaño de

los archivos.

3- Uso de las fichas: El modelo de registro en fichas que se ha sugerido

permite separar una de ellas del resto, portarla a cualquier lugar, emplearla y

devolverla a su ubicación en el fichero sin error. Eso no sería factible si se elimina

la sección de nota bibliográfica la cual muchos colocan solo en una primera ficha

del material omitiéndola en las subsecuentes.

C- Criterios de redacción

Es común en la primaria, la secundaria y hasta en los niveles superiores de

la educación dominicana encontrar trabajos originados en diversas fuentes pero

que no dan crédito a los autores. Otras veces se saca todo el cuerpo de un solo

trabajo en un plagio exacto. Son situaciones nacidas en la realidad de la ausencia

de penalización para esos delitos. Sin embargo todo investigador cristiano conoce

el mayor reglamento en este sentido: "No Hurtarás" (Ex. 20:15). En vista de ese

ineludible mandato y no por temor a castigo humano, todos sus escritos, ya sean

de investigación científica, de expresión literaria o de cualquier índole, deben

indicar cuándo presentan una idea ajena. Se explica en seguida cómo se hacen

éstas indicaciones.

43
1- Criterios para manejo de citas: Un elemento importante en la

evaluación de un trabajo de investigación es la literatura que lo apoya.

La misma debe ser específica al tema que se trata, suficiente,

actualizada pero, sobretodo, referida. Al redactar el informe, el

investigador va presentando su enfoque del caso, mientras usa citas

para ubicar su pensamiento dentro del conjunto teórico que explica el

tema de su estudio. Piña (1996a) las percibe como recursos que

aclaran la presentación.

Las citas no son más que la extracción de ideas o porciones de la

literatura existente. Pueden ser directas o indirectas, siendo las indirectas

las más usadas, pues los especialistas en investigación están de acuerdo en

reservar las citas directas para los casos en que se quiere criticar la

posición de un autor o sustentar la propia (Sabino, 1998).

a. Manejo de citas directas: Las citas directas son aquellas que

se copian textualmente. Se dividen en dos tipos: Cortas

(cuando son de 4 líneas o menos) y largas (cuando tienen de 5

líneas en adelante). Se preferirá usar citas directas cortas,

seleccionando para citas largas aquellas declaraciones de sumo

interés para el trabajo. Si existe un texto largo que se desea

44
presentar, de preferencia deberá hacerse en forma de cita

indirecta.

i. Citas directas cortas: toda cita directa de cuatro líneas

o menos se deja dentro de los márgenes y espacios del

trabajo, se coloca entre comillas y se le pone la

referencia con el apellido del autor, el año de

publicación del libro y el número de la página.

Ejemplo No. I:

White (1928, p. 211) declara: "La palabra de Dios es como un tesoro que

contiene todo lo esencial para perfeccionar al hombre de Dios...Sería mejor

desechar cualquier cosa de carácter terrenal en vez de este estudio...que ha de

hacernos sabios para vida eterna".

Ejemplo No. 2:

White enfatiza: "Las personas que se encuentran al frente de las

instituciones del Señor tienen gran necesidad de la fuerza, la gracia y el poder

sustentador de Dios" (White, 1989, p.287).

45
ii. Citas directas largas: Cuando la cita directa sobrepasa

las 4 líneas en el texto se le da una sangría de 5

espacios a todas sus líneas, se escribe a espacio sencillo

y se le pone la referencia con el apellido del autor, el

año de publicación y el número de página. No se le

ponen comillas.

Ejemplo No. 3

Hablando sobre el particular, White (1990, p. 99) se expresa de la

manera siguiente:

Si la mente es puesta a la tarea de estudiar la Biblia para obtener

información, las facultades de razonar mejorarán. Con el estudio

de las escrituras la mente se expande y llega a ser más

imparcialmente equilibrada que si se ocupa en obtener información

general de los libros que se usan pero que no tienen conexión con

la Biblia. Ningún conocimiento es tan firme, tan consecuente y de

tan largo alcance, como el que se obtiene por el estudio de la

palabra de Dios. Es el fundamento de todo conocimiento

verdadero

46
Al observar el ejemplo No. 3 se aprecia que hay una diferencia entre la

sangría de la primera línea y las demás. Esto ocurre cuando la porción citada está

al inicio de un párrafo pues para indicarlo se le dan 8 espacios a la primera línea

en lugar de cinco; en caso contrario todas las líneas quedan al mismo nivel. En

cuanto a la referencia, puede ubicarse también al final de la cita.

Si un texto aparentemente presenta errores gramaticales o no se ajusta su

estilo de expresión al de una investigación, pero es relevante su contenido para los

fines del trabajo, al presentarse como cita directa no se harán las correcciones de

lugar; más bien se dará a conocer su fidelidad mediante la abreviatura: sic, que

significa así como aparece. (Hochman y Montero, 1986, p. 75).

El anexo muestra una revisión de los textos de De la torre Villar y Navarro

de Anda (1994) y Hochman y Montero (1986, pp. 71-76) acerca de abreviaturas

convencionales en investigación cuyo uso es importante conocer.

b. Manejo de citas indirectas:

Una cita indirecta no es más que la traducción de una idea del estilo de

estilo de expresión de su autor al estilo del que la usa en un nuevo escrito. Esta

traducción implica la conservación íntegra del significado del concepto tal y como

fue expresado originalmente, incluidos sus contextos histórico y circunstancial.

47
En un determinado caso puede aplicarse a otra época y otro ambiente haciendo las

salvedades de lugar y utilizando la comparación de un caso con el otro.

Las citas indirectas, también conocidas como paráfrasis, se digitan en los

márgenes e interlineado del informe, no se les coloca comillas pero se indica su

proveniencia con apellido del autor y año de publicación. Si se desea puede

colocarse el número de página.

Cuando el investigador lo desee puede incluir en la redacción el título del

libro y/o el rango académico del (de los) autor(es) siguiendo las normas del estilo

y sin omitir apellido(s) y año.

Ejemplo: Los doctores Aguilar y Galves en su obra Vida, amor y Sexo explican

que la comunicación mutua y fluida durante el juego amoroso no puede darse si

no existe en la vida cotidiana. (1991, p. 245).

2- Criterios generales de manejo de literatura:

a. En cuanto al contenido: En una investigación la revisión de literatura

no es un libro de texto en el cual se presentan los pormenores del

asunto en observación. Si el trabajo versa sobre respuesta de la

producción avícola a la alimentación con cromo orgánico, toda la

literatura debe concentrarse en esa dirección. Los datos generales

sobre las aves como son apareamiento, reproducción, alimentación

48
común o habitual, clasificación y demás pueden mencionarse en

forma somera u omitirse del todo.

b. En el manejo de la lengua: el estilo de expresión para informes de

investigaciones científicas respeta las reglas del idioma. Piña (1996a,

pp.2,3) presenta una lista de términos cuyo uso es cuestionable en

investigación y explica que debe obviarse, también, el uso de

localismos, regionalismos, expresiones idiomáticas, siglas o

abreviaturas sin la debida aclaración. posee cualidades que la Biblia

describe de manera llana:

- Se expresa con claridad, precisión y coherencia: "manzana de

oro con figura de plata es la palabra dicha como conviene"

(Prov. 25:11).

- No utiliza la redundancia o circunloquio: "En las muchas

palabras no falta pecado" (Prov. 10:19).

- No habla en primera persona: "Mas el que se gloría, gloríese en

el Señor; porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo

sino aquel a quien Dios alaba" (2 Cor. 10:17 y 18).

En lugar de: Puede decir:


-Me sentí motivado a... -La motivación del estudio radica...
-En nuestro país -En la República Dominicana
-Considero importante -Se considera importante.

49
- Emite los juicios con cuidado pero con veracidad: "Hay

hombres cuyas palabras son como golpes de espada; mas la

lengua de los sabios es medicina" (Prov. 12:18).

- Los juicios que se emiten son fruto de un análisis cuidadoso:

“¿Has visto hombre ligero en sus palabras? Más esperanza hay

del necio que de él" (Prov. 29:20). En este aspecto trate

siempre de imitar a Salomón quien "procuró...hablar palabras

agradables y escribir rectamente palabras de verdad" (Ecl.

12:10).

- No trata de convencer al lector o sermonearlo, simplemente

informarlo:

Subdivisiones del capítulo II

Trasfondo histórico:

En todo trabajo de investigación debe presentarse un trasfondo histórico en

el cual se explique cuál ha sido la trayectoria del desarrollo de las teorías sobre el

objeto de estudio y cuáles son esas teorías y sus principales exponentes.

No se habla aquí de construir un libro de texto sino de bosquejar de

manera precisa los hitos en la historia del problema, definir cómo se llegó a lo que

50
se conoce en la actualidad y, en ese proceso, qué conceptos fundamentales se

tenían.

¿Cómo construirlo?

1- Revise los materiales literarios disponibles registrando en fichas los datos que

le brinda cada autor. No siempre encontrará en ellos una sección dedicada a

historia pero podrá encontrar datos de esta índole diseminados en la fuente que

revisa.

En el caso extremo cuando ningún autor presente los registros históricos,

el investigador deberá producirlos tomando datos de las obras básicas que han

escrito los exponentes principales a través del tiempo.

2- Identifique datos de las diversas etapas o épocas en dicho desarrollo. Si

encuentra tiempos muertos en los que no hubo progreso debe hacerlo notar en su

redacción, evitando saltar de una época a otra.

3- Organice los datos en orden cronológico desde lo antiguo hasta la actualidad y

redacte argumentando sobre los conceptos que dilucida. Haga notar los contrastes

entre autores que se oponen y las variaciones entre las creencias de una época y

otra. Reaccione ante las citas que transcribe. Nunca debe aparecer una cita

textual sin su reacción o posición frente a ella.

4- Elabore una introducción donde explique de qué se trata el contenido de esta

sección en lo que a su trabajo compete.

51
Nunca concluya su trasfondo histórico sin llegar a esbozar el desarrollo

que ha obtenido su objeto de estudio en el medio donde se realiza la investigación.

Si no existen datos de la misma comunidad en observación, muestre los

correspondientes al país en cuestión o puntualice la ausencia de información sobre

el particular.

Recuerde que en los materiales que estarán disponibles para su trabajo

encontrará muchos con teorías opuestas a sus principios filosóficos. Analícelos

con frialdad, sin pasión ni subjetivismo pero con mucha oración. Dios no

permitirá que el error atrape la mente de aquél que se pone en sus manos; a la vez

le librará de desdeñar la verdad. Sobre este particular White (1978) puntualiza:

Muchas cosas aparentemente buenas...son invenciones especiosas del

enemigo que tienen la finalidad de conducir a las almas hacia una senda

que se encuentra tan cercana a la verdad que a duras penas podrá

distinguirse de ésta. Pero el ojo de la fe puede discernir lo que es

divergente del camino correcto por muy imperceptible que sea la

divergencia.(White, 1978, p. 428).

Marco conceptual

El marco conceptual es la sección de la revisión de literatura donde se

presenta la teoría que se somete a verificación en la investigación. Cuando el

estudio trata la relación existente entre la separación de los padres y el equilibrio

52
emocional de los hijos, el marco teórico deberá enfocar la opinión de sus

teorizantes sobre este tópico específico. No se estudia divorcio por un lado y

equilibrio emocional por el otro sino la relación entre ambos. Si es una

investigación sobre el efecto de un factor económico sobre otro (i.e. el alza del

dólar sobre el precio de los carburantes), la teoría debe dejar claro cuáles son los

conceptos expresados por especialistas sobre el particular.

Los puntos tratados deberán ser bien delineados porque ésta será la base de

la discusión en el capítulo V, donde se confrontan los hallazgos con la teoría y se

llega a conclusiones.

¿Cómo se Construye?

Para construir el marco conceptual serán útiles las recomendaciones

siguientes:

1- Seleccione el o los teorizantes; éstos no son más que autores capacitados de

obras especializadas en el área que se investiga. No necesitan ser muchos sino

uno o dos que sean exponentes claros y profundos del tema en cuestión.

2- Revise el material de cada uno de sus teóricos por separado siguiendo las

instrucciones dadas en el principio de este capítulo sobre el manejo de fichas.

3- Decida qué tópicos va a elegir para su teoría teniendo en cuenta lo que piden las

preguntas de investigación y los objetivos. Haga con esos tópicos un pequeño

bosquejo en orden lógico para facilitar la redacción.

53
4- Identifique las fichas y notas que pertenecen a cada tópico de su bosquejo.

5- Redacte el contenido para cada sub-tema del bosquejo, reconociendo que en el

marco conceptual se exponen las declaraciones de los teorizantes sin alterar sus

ideas y sin reacción del investigador.

6- Una lo que escribió de cada sub-tema en el orden correspondiente y

manteniendo la fluidez y coherencia de los tópicos.

7- Escriba una pequeña conclusión con sus reacciones de acuerdo con lo

presentado.

8- Agregue al inicio de la sección una frase introductoria que explique al lector lo

que encontrará allí y señale sus teorizantes en orden alfabético con sus apellidos y

el año de edición de la fuente usada.

Recuerde que la Universidad Adventista tiene una filosofía especial y es

saludable que aún en las investigaciones se refleje la misma. Para eso deben

incluirse aquí los principios filosóficos cristianos que competen a su tema para

poder proyectarlos hacia la discusión.

Estudios realizados

La presentación de los estudios realizados constituye la parte final del

capítulo II. Consiste en hacer una revisión de los trabajos de investigación que se

han hecho hasta el momento y los progresos que a través de ellos se han alcanzado

en el desarrollo de la teoría en estudio.

54
Dichos estudios se seleccionan tomando como foco las variables

sometidas a investigación y su relación. en otras palabras si el tema es Efecto de

las políticas de globalización en la reestructuración de políticas en las empresas

del comercio de comestibles los estudios realizados deben ser sobre ese tema, sin

importar el país en el cual fueron hechos. En algunos casos ocurre la ausencia de

estudios versados exactamente en el tópico y se permite colocar aquí estudios

paralelos y sus efectos en otras áreas comerciales y afines y/o sobre causas y

efectos de cambios en política empresarial.

¿Cómo se redacta?

Para la redacción de esta sección siga los pasos detallados a continuación:

1-Localice los estudios y selecciónelos. Los que aparecen en revistas

científicas especializadas, sean o no electrónicas, deben ser su selección de

primera línea. En segundo plano puede usar estudios que han sido publicados en

algún libro reciente. Son muy útiles también las publicaciones de simposios

realizados por sociedades y fundaciones.

2- De cada estudio haga un resumen breve recordando que se construye en

un solo párrafo. Para ayudarle en esto Villenueve y Burgos (1992) dicen que el

resumen debe contestar estas preguntas:

a. ¿Quién(s) es (son) el (los) autores? Seguido por el año de publicación.

55
b. ¿Qué estudió? Puede decirlo con el título del estudio el cual debe

aparecer exactamente igual, en el idioma del texto original y subrayado.

También puede hacerlo citando la sección delimitante del planteamiento

del problema.

c. ¿Dónde se llevó a cabo el estudio? (País y/o institución).

d. ¿Cuál fue la población y muestra? ¿Cómo se seleccionaron?

e. ¿Qué tipo de estudio es? ¿Cuál es el diseño?

f. ¿Cómo se recogieron los datos?

g. ¿Qué estadística se usó para analizar los datos?

h. ¿Cuáles fueron los hallazgos más relevantes?

i. ¿Qué se concluyó? ¿Qué se recomendó?

3- Organice los estudios dentro del sub-tema del trasfondo histórico al cual

pertenecen. Tras encontrar más de un estudio para un mismo sub-tema, deles

orden cronológico; si tiene más de uno con la misma fecha cualquiera de los dos

podrá mencionarse primero. También puede escoger como criterio de

organización el nivel del país de donde proviene el estudio: países civilizados,

países en desarrollo, etc...

4- Haga una breve introducción de la sección explicando lo que contiene y

colóquela al inicio de la misma.

56
CAPITULO III
METODOLOGÍA

El capítulo III recoge toda la metodología utilizada en el trabajo. La

información se distribuye en las diversas secciones que se describen en este

capítulo.

Introducción:

La sección de introducción tiene la finalidad de refrescar los hitos de la

investigación, además de colocarlos en posición más accesible para que pueda

evaluarse la adecuacidad de las técnicas seleccionadas.

57
Por lo general se construye en cuatro párrafos básicos que requieren

capacidad de síntesis. En el primero se indica de qué tratará el capítulo en forma

global. El segundo repite el propósito principal del estudio unido a la sección

delimitante del problema. En el tercer párrafo se enuncian, de manera concisa los

puntos claves del marco teórico incluidos sus exponentes. Como cierre a la

introducción se mencionan una vez más las hipótesis y/o preguntas de

investigación del trabajo.

Diseño metodológico:

Señale el método que eligió para su trabajo y las técnicas que lo

complementarán. López Cano (1994) citando a Bunge (1973) explica que el

método es la estrategia general que afecta todo el ciclo mientras que las técnicas

son ejecuciones concretas que varían según el estudio. Por ejemplo, un estudio

descriptivo en el área sociológica investigaría cuáles de los hábitos higiénicos de

los moradores de las márgenes de un río están relacionados con la teoría de la

contaminación; pero si el estudio es del área bioecológica deberá investigar cuál

es el nivel de contaminación del río. En el primer caso las técnicas se limitan al

uso de encuestas, entrevistas y cuestionarios. En el segundo, las técnicas

consisten en hacer pruebas de laboratorio al agua. Sin embargo, en ambos casos,

el método es el mismo (método descriptivo).

La selección del método dependerá de dos factores:

58
a) Hasta qué niveles se conoce el tema de investigación. Esto lo revela la revisión

de literatura.

b) El enfoque que el investigador desee dar a su estudio (Hernández Sampieri,

Fernández Collado y Baptista Lucio, 1998).

Con miras a dar una idea general sobre los métodos y su uso se incluyen

algunos apuntes informativos en la siguiente sub-sección. No se pretende que el

lector encuentre todo lo que necesita sino facilitarle la ubicación de su estudio.

Puede encontrar información amplia y detallada del método que seleccione en

Ary, Jacobs y Razavieh (1996); Bavaresco de Prieto (1988); Cervo y Bervian

(1993); Grajales (1996); Hernández Sampieri, Fernández Collado y Baptista

Lucio (1998), y Fernández García (1981). Para investigaciones en el área

teológica, revise las aplicaciones metodológicas sugeridas por Vyhmeister (1996).

Tipos de Métodos

Para escoger el método del estudio debe conocerse la teoría que lo define,

incluidos los pasos que abarca y las particularidades del asunto que se indaga. Ese

conocimiento sirve como base para tomar las decisiones adecuadas al seleccionar

el método y las técnicas más apropiadas para el trabajo.

Baena Paz (1991, p. 9) define el método como "el procedimiento o serie

de pasos que nos llevan a la obtención de conocimiento sistematizado". Una

59
clasificación bastante completa y acertada es la de Tamayo y Tamayo (1985),

según la cual el método puede ser histórico, descriptivo y experimental.

Método histórico: Como su nombre indica es el que estudia la historia. Persigue

investigar el pasado con el propósito de escribir historia (método de investigación

histórica) no importa la disciplina, o para ver cómo éste ha influido en el presente

(método histórico de investigación). Este último es también llamado método de

comparación histórica (Bavaresco de Prieto, 1988, p. 30).

Los pasos de este método identificados por Tamayo y Tamayo (1985)

son:

-Reconocimiento del problema

-Recolección de información

-Crítica de los datos y las fuentes disponibles

-Formulación de hipótesis

-Interpretación del hecho

-Elaboración del informe.

Las investigaciones históricas se encargan también de comprobar la

veracidad de los informes de observaciones realizadas por otros.

Método descriptivo: Best (1974) expresa que el método descriptivo describe e

interpreta lo que es y su interés está en las condiciones o relaciones existentes; las

prácticas que predominan; las creencias, puntos de vista y actitudes vigentes; los

60
procesos que suceden; los efectos sentidos o las tendencias que están

desarrollándose. Apoyado en estos enfoques Abouhamad (citado por Tamayo y

Tamayo, 1985) abarca dentro de este método: Estudios por encuesta, estudios

exploratorios y causales, (estáticos en ciencias económicas) estudios de desarrollo,

fenomenológicos, evolutivos o dinámicos; estudios predictivos; estudios

correlacionales, estudios evaluativos y estudios de conjunto o síntesis

(documentales). esa sub-clasificación atiende al objetivo o propósito de la

investigación. El proceso abarca:

-Descripción del problema

-Formulación de hipótesis y supuestos

-Construcción del marco teórico

-Selección de técnicas

-Creación de categorías de datos

-Verificación de validez y confiabilidad

-Análisis estadístico e interpretación de datos

-Elaboración del informe.

Método Experimental: Cuando en la investigación científica el observador

manipula y controla una o más variables independientes y observa la variable

dependiente, en busca de la reacción se dice que es de tipo experimental

(Kerlinger, en Ary, Jacobs, Razavieh, 1996, p. 25). Dentro de éste pueden ser

61
mencionados los estudios ex-post-facto (las variables no se manipulan

directamente) y los quasi-experimentales (el observador controla las variables

pero no en forma absoluta).

El procedimiento se desenvuelve en este orden:

- Observación preliminar

- Identificación del problema

- Formulación de hipótesis

- Diseño de estrategias

- Experimentación

- Recolección de datos

- Análisis estadístico

- Interpretación de resultados.

El método experimental tiene diversos tipos de diseño, basados en:

a. el número de grupos que participan (un grupo con y sin control, más de un

grupo)

b. en la cantidad y tiempo de aplicación de evaluaciones a los grupos (con y

sin pre-prueba, y con posprueba) y,

c. en las combinaciones de ambas

Un estudio muy completo de estas variaciones y sus implicaciones, las

encontrará en F (1989). También puede auxiliarse con otros textos, según su área

62
de estudio (Psicopedagogía: Buendía Eisman, Colás Bravo y Hernández Pina,

1998; Psicología: McGuigan, 1996; Ciencias administrativas: Méndez, 1995,

Namakforoosh, 1993; Biología y química y Ciencias Sociales: Chávez Calderón,

1991).

Esta parte del informe se encarga de explicar cómo se ajusta su estudio al

método seleccionado, cuáles técnicas va a usar para llegar a su objetivo.

Descripción de la población y muestra:

Ayudarle a describir la población y la muestra en esta sección es la utilidad

de la guía siguiente:

1- Indique las características de su población y su cantidad total. Ejemplo

hipotético: Egresados de la facultad de informática de las universidades de

Santo Domingo, en sus últimas tres promociones, los cuales son en total 3,197

elementos.

2- Especifique qué cantidad está seleccionando como muestra y qué

porcentaje representa en la población:

De éstos se tomará una muestra de 959 elementos que representan el

30% de la población.

3- Explique las estrategias y criterios de muestreo mencionando las

referencias de los autores que las avalan:

63
4- Si el muestreo es intencional deben exponerse claramente los criterios

de selección.

5- Si su población abarca diversos grupos debe hacer la descripción

atendiendo a cada uno de ellos.

Descripción del instrumento de investigación:

Al describir el instrumento que utiliza para recogida de los datos debe

hacerlo con detalles:

1- Especifique qué tipo de instrumento es y a quiénes (población) va

dirigido.

2- Mencione los aspectos que mide (indicadores, variables).

3- Describa su estructura: las secciones que contiene, número y tipo de

preguntas o reactivos.

4- Explique cómo evaluará el instrumento; presente las escalas y sub-

escalas que servirán para este fin.

5- Diga qué tipo de validez investigó en su instrumento. En el cálculo de

validez de criterio o de constructo mencione los índices que obtuvo y las pruebas

o eventos con los cuales buscó la relación.

6- Si usa un instrumento estandarizado (pruebas psicológicas) o que fue

usado en otro estudio, indique la validación que tenía en este primer trabajo y la

que posee para la investigación que hizo.

64
¿Cómo escoger un instrumento?

Si prefiere buscar un instrumento en lugar de hacer uno tenga pendiente

estos consejos:

1) Localice varios modelos y seleccione entre ellos el que mejor cumpla

con:

a) Correspondencia entre los datos que recoge el instrumento y las

variables e indicadores de su estudio.

b) Vocabulario y estilo a la altura de la población que lo recibirá.

c) Su extensión no debe ser grande porque se presta para no ser

completado.

2) A pesar de que el cuestionario, la entrevista, la escala o la prueba que

seleccione cumpla aparentemente con los requisitos anteriores, haga un estudio

piloto e investigue la confiabilidad.

Justifica esta medida el hecho de que: "a test is not valid per sé; it is valid for a

particular purpose and for a particular group". (Best, 1974, p. 106). (Una

prueba no es válida en sí misma; es válida para un propósito particular y para un

grupo particular).

Cómo construir un instrumento

El instrumento de investigación es la herramienta clave en la fase de

ejecución. De él depende que se realice lo planteado y propuesto en el

65
problema y las hipótesis/preguntas (Rojas Soriano, 1990). Entonces para

construirlo, la mejor forma es trabajar en las líneas del esquema que aparece en

la figura 1. Según se percibe deben darse los pasos descritos a continuación:

1- Construcción de hipótesis, y/o preguntas de investigación: para las

instrucciones vea las secciones correspondientes en el capítulo I. Una vez

construidos, el procedimiento que estamos describiendo se realiza con cada

elemento: hipótesis, objetivos y/o preguntas de investigación.

2- Extraiga las variables contenidas en cada elemento.

3- A cada variable sáquele los indicadores. Un indicador no es más que

los sub-temas que abarca una variable. Esta fase exige que usted conozca bien la

teoría que envuelve el objeto que estudia, de lo contrario, le será muy difícil saber

cuáles son los indicadores de sus variables.

4- Agrupe los indicadores que se pueden medir con un mismo

instrumento: No siempre todos los aspectos del problema se miden con el mismo

instrumento. Dependiendo del diseño de la investigación, a veces se necesitará

usar 3 cuestionarios distintos si se trabaja con tres tipos de sujetos (i.e. pastores,

dirigentes de iglesias y miembros) o dos cuestionarios y una entrevista (si uno de

los grupos es pequeño y especial) o añadir una escala de observación (cuando,

además de buscar en el conocimiento de los sujetos, se desea hacer observaciones

directas de lo que ocurre). También es necesaria la elaboración de diferentes

66
tipos de instrumentos cuando se miden elementos de naturaleza distinta. En el

ejemplo presentado en la figura 1, se han elaborado una prueba, para medir

conocimiento y un cuestionario, para recoger la información que completa el

resultado de la prueba, así como los datos necesarios para el cálculo del índice

de apostasía.

A veces un indicador debe medirse en los diversos instrumentos que se

usan para tener un análisis más completo y profundo de él.

Figura 1.
Pasos en la construcción de un instrumento de investigación

Hipótesis: Existe relación negativa significativa


entre el índice de apostasía eclesiástica y el nivel de
conocimiento doctrinal que poseen los feligreses.

Variable Dependiente: Variable Independiente:


Índice de apostasía Nivel de conocimiento doctrinal

Indicador: número de
feligreses que Indicador:
abandonan la iglesia Conocimiento de las
por año en relación doctrinas básicas de la
con el número de iglesia.
bautizados.

- ¿Cuáles doctrinas
Reactivos: conoce?
- ¿Cuántas personas se - ¿Hasta qué punto tiene
bautizaron anualmente conocimiento de ellas?
en los últimos cinco - ¿Cómo las conoció?
años? - ¿Estudia la Biblia
- ¿Cuántas personas sistemáticamente?
han abandonado la 67 - ¿Cómo valora estas
iglesia en esos años? doctrinas?
- ¿Qué tiempo tenían
como miembros de
iglesia?
Instrumento: Prueba de
conocimiento doctrinal.

Instrumento: Cuestionario para


5- Con los indicadores agrupados según de
recolección el datos
instrumento al cual van a

pertenecer, dedíquese a elaborar cada uno de estos instrumentos por separado:

a) Aísle cada indicador y decida los aspectos que medirá en ellos,

apoyándose en su importancia para el tema y en la extensión que escogió para sus

instrumentos.

b) Construya reactivos con cada aspecto escogido para el trabajo según el

tipo de instrumento.

c) De acuerdo con el tipo de instrumento que se elabora y los tópicos o

indicadores que abarca, divida en secciones.

d) Si cree que para los fines de su investigación es más conveniente,

rompa el orden lógico de las preguntas. Esto se hace con facilidad escribiendo las

preguntas en papelitos y sorteándolas. También puede numerarlas y luego buscar

68
en la tabla de números aleatorios colocando los reactivos en el orden en que

aparece su número en la tabla.

e) Analice cuáles datos generales deberán averiguarse y organícelos de

manera que formen la primera sección de su cuestionario, entrevista, escala o test.

f) Si su instrumento es un cuestionario o una escala de opciones definidas

agregue al final una sección de preguntas abiertas (no más de tres) que dé

oportunidad para que los sujetos expresen libremente su percepción sobre el tema

analizado.

g) Coloque un encabezado que contenga la identificación (qué es y a

quiénes se dirige).

h) Redacte una nota introductoria en un estilo cortés. Explique en forma

general de qué se trata y estimule la sinceridad garantizando el anonimato o la

confidencialidad.

i) Una vez terminado, evalúe la apariencia de su instrumento para que sea

lo más estético posible. Digítelo con un formato que luzca despejado a la vez que

facilita el ser completado. En el anexo aparece una lista de sugerencias

apropiadas para la construcción de los instrumentos. También puede revisar las

sugerencias de Goode y Hatt (1990).

j) Elabore una tabla de especificaciones. Es una especie de guía donde

usted registra la relación entre variables, indicadores y reactivos. En otras

69
palabras, le muestra en que cuáles reactivos, en qué instrumento están midiendo

qué indicador y, por ende, qué variable. Un formato práctico es el siguiente:

Variable Indicador Instrumento Sección Reactivos


- Lenguaje de - Tipo - Cuestionario II 10, 13
Programación - Ventajas y - Cuestionario II 14,15,16
desventajas
- Conocimiento - Prueba II 6-20
- Dominio - Prueba III 15, 21-25

Puede encontrar otros modelos de tablas de especificaciones en Grajales

(1996, pp. 58,59), y Villeneuve y Burgos (1992, p. 43).

Cuando realice todos esos pasos y tenga en sus manos el instrumento no

crea que ya terminó. Ahora debe investigar si realmente mide las variables

(validez) y si es comprensible para la población que lo llenará (confiabilidad).

La Validez puede ser de tres tipos:

1- Aparente: Se somete el instrumento a la consideración de 3 ó más

especialistas en el área y se acatan las sugerencias apropiadas. Es bueno que lo

evalúen personas que manejan las técnicas de investigación. Aquí se averigua si

los reactivos miden y son representativos de lo que se pretende medir.

2- Validez de criterio: Es el grado de correlación que presenta el instrumento

con otras variables relevantes al tema. Puede ser de tres tipos:

70
a) Predictiva: Relación de una prueba con un evento futuro: Ej:

Correlación entre una prueba de estilo de vida y el índice de mortandad del

grupo en 5 o 10 años.

b) Concurrente: relación presente o simultánea. Ej: Correlación entre la

prueba de estilo de vida y el rendimiento laboral o académico.

c) de grupos: correlación entre los resultados de la prueba en un grupo que

posee una característica y otro que no la posee o la posee en un grado

mayor. Ej: Correlación de los resultados de la prueba del estilo de vida

entre adventistas y no adventistas.

En todo caso, se utiliza el coeficiente de correlación de Pearson si la escala

empleada por el instrumento es de intervalo o de razón.

Su fórmula es:

Ary, Jacobs, Razavieh, 1996, p. 123


Donde:

r = coeficiente de la correlación de Pearson

Zx= suma de las puntuaciones de la variable x

Zy= suma de las puntuaciones de la variable y

ΣZxZy = suma de los productos de las puntuaciones

apareadas de x - y.

ΣX2= suma de los cuadrados de las puntuaciones de la

variable x.

71
ΣY2= suma de los cuadrados de las puntuaciones de

la variable y.

Si la escala es de rangos entonces se emplea el coeficiente de correlación

de Spearman con la fórmula:

Ary, Jacobs y Razavieh, 1996, p. 126

Donde:

P: Coeficiente de correlación rho de Spearman suma de los

cuadrados de las diferencias entre los rangos.

N: número de casos.

Tanto con la r de Pearson como con la rho de Spearman la correlación será

positiva o directa según se aproxime a +1, negativa o inversa a medida que se

acerca a -1 y, débil o neutra (inexistente) si es cercana o está en 0.

3- Validez de constructo: El método de obtención es el estadístico con las

medidas de Spearman o Pearson o un análisis factorial. Se emplea cuando la

prueba mide un constructo en particular. Al hablar de constructo se hace

referencia a conceptos abstractos que pueden medirse a través de la conducta. Por

ejemplo la fe en Dios es un constructo que puede medirse evaluando el nivel en

que los cristianos actúan en concordancia con lo que profesan. Aquí se investiga

72
una validez de constructo de tipo convergente porque se espera que exista relación

estrecha entre ambas variables.

Cuando la validez de constructo persigue establecer correlación entre una

prueba de actitud hacia el sábado y una prueba de orientación vocacional, la

validez de constructo es de tipo discriminatoria porque una cosa no se relaciona

significativamente con la otra.

Recursos:

Mencionar los recursos del estudio es opcional, excepto para estudios

experimentales o de otro tipo que requieran el uso de equipo y materiales para

pruebas u observaciones.

Los recursos son de tres tipos:

a) Humanos: Todo el que funge como observador (asesores) o ejecutor

(investigadores, técnicos especializados) del proceso. Fernández García

(1981) propone que cuando se tiene que trabajar en equipo todos reciban

un entrenamiento previo para realizar la investigación.

b) Materiales: Equipo y material gastable empleado en pruebas; no se

refiere a tinta, papel ni máquina de escribir. El término designa reactivos

químicos, medios de cultivo, fertilizantes o cualquier elemento

tecnológico empleado.

73
c) Económicos: Se refiere a instituciones que patrocinan el trabajo. Si no

las hay no es necesario escribir sobre este asunto.

Procedimientos:

Es la sección en la que usted presenta los pasos que se seguirán para

ejecutar la investigación. Este es un complemento importante del diseño de

investigación. Los datos que aparecen aquí son:

1- Permisos y autorizaciones de lugar; las correspondencias enviadas y

recibidas aparecen en los anexos y se refieren aquí.

2- Cómo se comunicará (o se comunicó) con los elementos de la

población.

3- Cómo hizo la aplicación del (los) instrumento (s): los mandará por

correo o los llevará personalmente, los aplicará y los recogerá en seguida o

los dejará tres días, una semana o sin límite de tiempo.

4- Si se trata de un estudio que requiere laboratorio o métodos especiales

de estudio, indique los procesos de las pruebas que se realizarán.

Análisis Estadístico:

Señale en esta sección las medidas estadísticas que aplicará en su estudio.

Debe escoger la estadística según lo requieran las preguntas y/o las hipótesis e

indicar aquí ese mutualismo. Rodríguez Arias (2001) apunta que el análisis

estadístico se hace con la intención de reducir los datos para que puedan ser

74
interpretados con facilidad. Lo compara con el proceso de la digestión en dos

aspectos:

1. Para que el alimento sea utilizado por el organismo debe ser desintegrado

y reconstituido en una forma asimilable. Así mismo, los datos recogidos

deben ser ordenados y evaluados de modo que reflejen claramente la

relación entre variables y su importancia.

2. Sustancias alimenticias diferentes requieren tiempo y combinaciones

diferentes en el proceso digestivo. De igual modo, el investigador debe

diseñar el proceso de análisis adaptado a la naturaleza originaria de las

observaciones.

Para seleccionar la estadística que usará en el análisis de sus datos el

criterio no debe ser lo que le resulte más fácil ni más barato. Lo fácil o difícil se

basa en si le es conocido o desconocido, así que si carece de recursos para pagar a

un especialista, búsquese un buen libro que le ayude. Le recomendamos el de

Ary, Jacobs y Razavieh (1996, caps. 5 y 6) porque además de la sencillez y

claridad con la que explican las operaciones presentan fórmulas actualizadas que

requieren menos esfuerzos, adjunto a las fórmulas tradicionales. Otro texto

práctico muy apropiado para personas con poca experiencia en el uso de

estadística, a pesar de su fecha de edición, es el de Freeman (1971).

75
Si cuenta con los recursos necesarios, otra opción que puede emplear son

los programas estadísticos para computadoras, que reducen el tiempo de esta fase

en un porcentaje elevado, pero requieren de personal entrenado para su manejo.

Salkind (1999) dedica un capítulo a introducir brevemente en el manejo del SPSS,

uno de los paquetes estadísticos computarizados más usados en la investigación

social. Tenga presente, sin embargo, que más que la cantidad, la calidad de las

pruebas estadísticas que usted pueda presentar es la que da seriedad a su estudio.

En adición a cuidar el proceso de alimentación del programa evite presentar

resultados que usted no sea capaz de interpretar y, sepa seleccionar

adecuadamente sus pruebas.

La selección de las pruebas estadísticas dependerá del tipo de escala de

medición que haya empleado en su instrumento. En la clasificación de Stevens

las escalas de medición se agrupan en nominales, ordinales, de intervalo y de

razón.

Nominales: Poseen categorías diferentes en calidad pero no en cantidad; o sea, el

número que exhiben no se relaciona con posición. En un equipo de béisbol los

números en el uniforme de los jugadores no indican que uno sea mejor que el otro

ni se relacionan con la posición que juegan en el campo.

Ordinales: Indica orden o posición de sujetos con relación a un atributo pero no

indica la distancia que existe entre uno y otro. Por ejemplo en un grupo de parejas

76
se puede definir quiénes fueron primeros, segundos, terceros y más en casarse

pero la distancia que hubo entre los primeros y segundos no es necesariamente la

misma que hubo entre los segundos y los terceros y así sucesivamente. Lo mismo

ocurre con las escalas académicas y algunas escalas empleadas en sicología.

De intervalo: Sus categorías se encuentran a intervalos iguales representando

diferencias idénticas en el atributo pero no poseen un verdadero punto o. El

ejemplo típico es el de las escalas de temperatura (farenheit, Kelvin, Celsius). En

este caso no existe un punto cero porque siempre hay temperatura.

De razón: Sus intervalos son iguales y poseen verdadero punto cero. De esa

manera una posición 8 en este tipo de escalas tiene valor de dos veces la posición

4. Un niño de 8 años ha vivido el doble de tiempo que uno de 4 años, la mitad de

uno de 16 años y un tercio del tiempo de un joven de 24 años.

Después de ubicar el tipo de escala que tiene a la mano auxíliese de la

tabla 1 para saber qué medidas puede aplicar, dado que debe escoger las pruebas

adecuadas a la naturaleza de los datos.

Como puede observar, dicha tabla muestra algunas medidas estadísticas

más comunes agrupadas según el tipo al cual pertenecen y relacionadas con la

clase de escala donde pueden aplicarse. Esto es solo para proporcionarle una guía;

usted puede buscar las medidas que más factibles le resulten dentro de la

naturaleza originaria de sus datos.

77
Tabla 1
Medidas estadísticas y su relación con los tipos de escala

Procedimiento Medidas Escalas Escalas Escalas de Escalas


Estadísticas nominales ordinales Intervalo de
Razón
Tabulación - Frecuencias X X X X
- Porcentaje X X X X
Tendencia - Modo
central - Media
- Mediana
Variabilidad - Rango
- Desviación
cuartil
- Varianza
- Desviación
típica
(estándar)
De localización - Rango
percentil
- Puntuaciones
(estándar y z)

78
De correlación Paramétricas:
- r de Pearson
- t de Student
- Prueba F

No
paramétricas:
- chi cuadrada
(x2) - r de
Spearman
- U de Mann-
Whitney

De tamaño del - Omega


efecto cuadrada (w2)
- Etha
cuadrada (n2)

Cronograma de actividades:

Al finalizar el capítulo III se concluye también la fase de planificación de

la investigación. Para que la misma esté completa debe construirse el cronograma

de actividades. Su utilidad se encuentra en servir como indicador del ritmo al cual

debe realizarse el proceso. Por ejemplo, cuando una actividad prevista para

hacerse en el mes de marzo aún no se ha iniciado al comenzar el mes de abril

indica morosidad en las ejecuciones y, es augurio de que el trabajo no estará en la

fecha deseada, a menos que se agilice la acción. De esta forma el cronograma

puede definirse como la graficación de la distribución del tiempo disponible para

el estudio entre los pasos del proceso de ejecución del mismo. No se quiere decir

con esto que se ponga en juego la fidelidad e integridad de la investigación para

desarrollarla en un tiempo determinado. Se habla más bien de una planificación

79
adecuada que contemple armonía entre la delimitación del trabajo y los recursos

disponibles.

¿Cómo se construye el cronograma?

En la distribución del tiempo entre las actividades puede dar estos pasos:

1- Haga una lista de los pasos que debe dar al hacer la investigación.

2- Tome una página en blanco y copie los pasos de la lista en orden cronológico

(cuál debe iniciar primero) al margen izquierdo. Recuerde colocarlos uno debajo

del otro. Encabécelos con la palabra actividades.

3- En la parte superior de la página, al lado de la columna de actividades, escriba

los meses disponibles en forma horizontal.

4- Divida el espacio indicado para cada mes en cuatro (4) para representar las

semanas y numérelos.

5- Marque el tiempo a usar en cada actividad. Puede hacerlo con equis (X),

asterisco (*), guiones (-) o con sombreado.

6- Identifique el cronograma como un anexo.

7- En la sección cronograma de trabajo de la propuesta, descríbalo en forma

general y remita al lector al anexo correspondiente.

8- Puede ver un modelo en el anexo - de este manual.

80
Zorrilla, Torres X., Cervo y Bervian (1997) añaden al proceso otro aspecto

que es el de seguimiento y control. Opinan, lo cual es muy acertado, que de nada

sirve el mejor programa si no se aplica.

Al terminar de redactar el capítulo tenga presente que los verbos en él

aparecen en tiempo futuro cuando es la propuesta y cambian al pasado en el

informe final.

CAPITULO IV

PRESENTACION DE RESULTADOS

El capítulo que presenta los resultados o hallazgos de la

investigación es el capítulo cuatro. Su contenido debe organizarse según los

objetivos las hipótesis y/o las preguntas de investigación.

Ejemplo: En un estudio basado en 3 objetivos o 3 preguntas de

investigación, el capítulo IV se organiza así:

1- Introducción del capítulo

2- Presentación de datos alusivos a ...(pregunta de

investigación /objetivo 1)

81
3- Presentación de datos alusivos a... (pregunta /objetivo 2)

4- Presentación de datos alusivos a...

(pregunta de investigación /objetivo 3).

Los tres puntos suspensivos encierran la continuación de la idea de

acuerdo a lo que se plantee en las preguntas y los objetivos.

De acuerdo con esta organización se procede a construir el capítulo

siguiendo estos pasos:

1- Use su tabla de especificaciones para saber cuáles son los hallazgos del

(os) instrumento (s) que contestan cada pregunta y/o comprueban cada

hipótesis. Si no tiene su tabla de especificaciones hágala siguiendo las

instrucciones del capítulo III.

2- Tabule los datos de cada grupo (según objetivos preguntas, y/o

hipótesis) por separado para determinar la frecuencia y el porcentaje.

Un método muy apropiado es hacerlo con una matriz de datos, o sea,

“un cuadro de doble entrada en el cual las hileras están ocupadas por

las unidades de análisis y las columnas por las variables” (Piña, 1996b,

pp. 11-16). La construcción de la matriz representa un trabajo tedioso

pero ésta hace más fácil ubicar errores en el proceso de determinación

de frecuencia. Cuando haya calculado la frecuencia y los porcentajes,

realice las pruebas estadísticas que determinó para cada indicador. Si

82
su investigación se basa en hipótesis, debe hacer una prueba para

comprobarla. Al final de este capítulo encontrará indicaciones

generales para hacerla.

3- Vacíe los resultados del análisis en tablas o gráficos, según considere

pertinente; un proceso básico de elaboración de tablas se describe más

adelante en este capítulo.

4- Describa las tablas o comente los gráficos siguiendo las instrucciones

que aparecen después del proceso de elaboración de las mismas.

5- Manteniendo la clasificación de las tablas y/o gráficos por objetivos,

preguntas de investigación y/o hipótesis, organícelas(os) en forma lógica.

6- Designe las tablas en secuencia continua con números arábigos. Por

ejemplo: Si tiene 10 tablas para su capítulo IV y la primera es la tercera

tabla de todo el trabajo asígnele a esa el número 3 y a la última tabla el 13.

Esto así porque todas las tablas del estudio se enumeran en forma

continua. Lo mismo aplica para gráficos pero su numeración no se mezcla

con la de las tablas.

Cuando haya concluido esta parte puede procederse al ensamblaje del

capítulo el cual resulta sencillo y rápido siguiendo estas sugerencias:

1- Ponga un subtítulo en cada grupo de tablas que refleje cuál es el

indicador al cual apuntan.

83
2- Hágale a cada subgrupo una pequeña introducción explicando cuáles

tablas se presentan y si es necesario cuáles medidas estadísticas se usan (si

hay variación).

3- Construya una introducción al capítulo recordando cuál fue su muestra

(qué tipo de elementos la componen, cuántos son y qué porcentaje

representan) y las medidas estadísticas que se usaron para el análisis. Si

estas medidas fueron diferentes para un determinado grupo de datos es

preferible indicarlo en la introducción de la sección que le corresponde.

4- Construya el resumen del capítulo (busque las instrucciones al final de

éste capítulo.

5- Revise todo el capítulo con cuidado para asegurar que todo esté en

orden.

6- Tómese tiempo para eliminar el estrés. Necesitará tener la mente

despejada para parir la discusión con la interpretación apropiada y las

implicaciones que encierra. Algunas técnicas que puede combinar (las del

1-3 con las del 4-6) son:

1- Juegue 3 ó 4 partidos de su deporte favorito

2- Limpie el jardín (o el patio). Si no tiene uno puede hacer una

obra de caridad en el de su vecino.

3- Lave la casa

84
4- Escriba una carta a un amigo o amiga contándole las peripecias

de su trabajo de grado.

5- Mímese un baño sauna o hágase un facial.

6- Haga terapia mental: tome un verso bíblico con promesa,

memorícelo y deje correr el pensamiento sobre su significado.

Termine con una oración solicitando a Dios la disposición

necesaria para recibir esa promesa.

Algunos textos apropiados pueden ser:

-Núm. 6:26; Salm. 16:1

-Salm. 37:37; Salm. 25:2


-Isaías 8:17
-Salmos 119:165
-Isaías 26:3
- " 26:12
- " 49:115, 16
-Jn. 14:27
-Ro. 15:13 y 33; Fil. 4:13
-3 Jn, 2
-Apoc. 21:7; 22:3-5.

Cómo se construye una tabla:

a) De un dato individual:

1- Identifique cuál es el indicador que presenta el reactivo y colóquelo en

la parte superior izquierda de la tabla.

85
2- Tome la escala que usó en el reactivo y colóquela debajo del indicador,

dejando las opciones o rangos una debajo de la otra.

3- Vuelva a la parte superior y coloque al lado del indicador la palabra

frecuencia; al lado de ésta escriba el signo de porcentaje (%).

4- En la parte inferior escriba el término total

Ej: -Suponiendo que hay en el cuestionario un reactivo que dice:

1. Escolaridad:

a. nivel básico________

b. nivel medio_________

c. superior______

Es obvio que el indicador aquí es escolaridad y la escala son los tres

niveles; la tabla queda así:

Escolaridad Frecuencia Porcentaje


Básica
Media
Superior
TOTAL

Ahora solo le resta vaciar los datos que recogió en la muestra. Suponiendo

que en una muestra de 137 sujetos obtuvo 62, 45 y 30 respectivamente, la tabla se

llena así:

Tabla #.

86
Distribución de frecuencia de los elementos de la muestra según su
escolaridad

Escolaridad Frecuencia Porcentaje


Básica 62 45.26
Media 45 32.84
Superior 30 21.90
TOTAL 137 100.00

b) de la relación entre dos datos:

1- Identifique los dos indicadores y determine cuál es el más importante para su

estudio (el que está comparando con los demás).

2- Coloque el más importante con su escala de forma horizontal en la parte

superior y el secundario en la columna izquierda vertical.

3- Complete con los datos según se correspondan las variaciones de uno y otro

indicador:

Ej: Se quiere comparar los datos de un estudio en función a diferencias

entre un sexo y otro; los hallazgos deben compararse con el sexo así que

éste es el indicador más importante y la tabla luce así:

Tabla_____

Distribución de los maestros de la Regional 06 según los años en la


Docencia en función del sexo.

Años en Sexo TOTAL

87
servicio Femenino Masculino
Frec. % Frec. % Frec. %
- de 1 año
1-5 años
6-10 años
+ de 10 años
TOTAL

Se destaca que una vez construidas las tablas poseen estas características:

1- Tienen un título que expresa claramente cuál es su contenido.

2- El título se subraya y se ubica debajo de la tabla.

3- Se identifican con la palabra Tabla escrita al margen izquierdo y

acompañado del número correspondiente en arábigo.

4- Sólo tiene líneas horizontales.

Además de éstas deben considerarse las características siguientes:

1- La descripción de una tabla debe aparecer siempre primero que ella.

2- No se coloca una tabla por página dejando espacio desperdiciado. Se

componen de forma tal que guarden los márgenes y no queden

fraccionadas, excepto casos excepcionales.

3- Los datos que provienen de reactivos en los que solo es factible escoger

una opción deben sumar el 100% de la población. Si no es así es

necesario revisar la tabulación en lo concerniente a esta pregunta. Esta

situación produce un malestar que es más fuerte mientras mayor es el

número de instrumentos que hay que revisar.

88
Si esto le ocurre fortalézcase en el pensamiento de que Dios le ayudará a

salir con éxito cuando usted decida no violar los mandamientos de no adulterar, no

robar y no hablar mentiras (Ex. 20:14-16), en lugar de consolarse con la idea de

"Nadie se dará cuenta. Yo soy quién sé lo que hice".

Después de construir las tablas, el próximo paso es describirlas.

Cómo describir una tabla

1- Identifique la tabla a la cual se refiere indicando su número y su

contenido. Así evitará confusiones en caso de que esta tabla haya quedado

en la página próxima posterior.

2- Si la tabla se basa en alguna escala señale los parámetros numéricos y

los criterios con que se construyó la misma.

3- Destaque los hallazgos más sobresalientes o importantes.

4- Explique la presencia de datos ocultos si los hay. Este sería el caso si la

tabla incluye la opción: otros; debe decir qué dijeron los encuestados que

marcaron en esa opción y cuántos fueron en cada caso.

5- Destaque en cada una hallazgos que llaman la atención.

6- Relacione los datos presentados en esa tabla con otras tablas cuyo

contenido es afín o son complementarias unas de otras, para ir

descubriendo la dirección seguida por los resultados.

Para el uso de gráficos y diagramas, las recomendaciones de estilo son:

89
1. Identifíquelos adecuadamente con el número correspondiente en

arábigos, acompañado por la palabra genérica de su clase (grafico, figura,

diagrama) y el título específico debajo, en negrita y subrayado.

2. Use claves para explicar el significado de su contenido. Si va a sacar

copias del material original, tenga pendiente que las claves no pueden ser

basadas en los colores; reemplácelas por rayas, puntos y sombreado.

3. Respete las leyes de coordenadas al diseñar los gráficos. Los programas

computarizados ofrecen una excelente opción para evitar errores de

cálculo o de dibujo.

4. Enumérelos de manera continua a través de todo el trabajo.

5. Indique la fuente de dónde lo obtuvo, cuando no haya sido elaborado

exclusivamente para su informe.

Cómo hacer la prueba de hipótesis

Como dijimos anteriormente, si la investigación empleó como

guía una hipótesis, la misma deberá ser sometida a comprobación. Para ello no

basta utilizar la estadística descriptiva que se limita a calcular frecuencias,

porcentajes, medidas de tendencia central (media, moda, mediana) y, en última

instancia, medidas de desviación. En el resultado de esos análisis debe aún

verificarse su valor.

90
Existen dos formas básicas de analizar hipótesis para determinar el valor

de los resultados: la estimación y la prueba de hipótesis. Algunos autores

(Gardner y Altman,; Rodríguez Arias, 1986) consideran a la estimación más

apropiada para evaluar resultados de manera más real, especialmente en el área de

las ciencias de la salud y psicología, dado que el análisis numérico de la prueba de

hipótesis tiende a ser frío, ignorando a veces, condiciones reales de los datos. Sin

embargo, aun ellos admiten que la prueba estadística es una convención muy útil

en el mundo de la investigación.

Además, la prueba de significación estadística requiere de menos

experiencia analítica para su interpretación, ya que es un ritual casi estandarizado.

Lo que debe tener bien pendiente es seleccionar adecuadamente las pruebas a

utilizar.

La prueba de significación estadística también se conoce como prueba

fisheriana, por su creador Ronald Fisher. Consiste en cuatro pasos: formulación

de la hipótesis nula, fijación del nivel de significación estadístico, aplicación del

análisis, consulta de la tabla de valores críticos. Veámoslo en detalle.

1. Formulación de la hipótesis nula: la hipótesis nula es el negativo de la

hipótesis (sustantiva o estadística) que ha guiado el trabajo. Su función es

hacer tangible la posibilidad, siempre presente, de que los datos obtenidos

91
sean producto del azar, lo cual niega la relación entre las variables: Por

ejemplo, si su hipótesis de investigación dice:

“Existe relación positiva significativa entre el lenguaje de programación que

se emplea y la flexibilidad de los programas que se diseñan.”

su hipótesis nula dirá:

“No existe relación entre el lenguaje de programación que se emplea y la

flexibilidad de los programas que se diseñan”

Basado en esta posibilidad, Fisher detectó que un investigador puede cometer

uno de dos errores. El primero, llamado error tipo I, consiste en rechazar la

posibilidad del azar (la hipótesis nula), aceptando la hipótesis de investigación

cuando realmente los resultados se deben al azar. Este es un error grave porque

empuja la teoría que existe sobre el tema hacia una dirección equivocada. Del

otro lado, el error tipo II es la explicación de los datos por el azar (aceptar la

hipótesis nula), negando la relación entre las variables (rechazo de la hipótesis de

investigación). Aunque también es un error, éste es menos grave pues solo dejará

la teoría en el mismo lugar donde la encontró. Una vez formulada la hipótesis

nula, siga con el paso 2.

2. Fijación del nivel de significación estadístico. El nivel de significación

estadística indica la línea discriminatoria para la aceptación o rechazo de la

hipótesis nula. Convencionalmente, el nivel de significación estadística

92
más usado es de 0.05, porque se sitúa en la mitad de la distancia entre los

errores. Sin embargo, el investigador puede fijar otro límite, según el

nivel de error que esté dispuesto a aceptar.

3. Aplicación del análisis: Schlaifer (citado por Bakan, 1974, p.28, en

Rodríguez Arias, 1986, p. 14) ha identificado como el error más grave que

puede cometerse en un análisis al hecho de escoger mal las técnicas

estadísticas; si eso ocurre, sus datos pierden toda probabilidad de ser

interpretados correctamente. Dicho error se conoce como error tipo III.

Someta los datos a las pruebas estadísticas que seleccionó en el diseño de

su análisis (ver p. &&&&&&&&). Al hacerlo, sea cuidadoso en la

ejecución de las operaciones matemáticas y siempre verifique los

resultados.

4. Consulta de la tabla de valores críticos: La tabla de valores críticos

muestra en forma organizada la ubicación de los resultados de las pruebas

en relación con los niveles de significación estadística. Deja ver, además,

los límites dentro de los cuales debe caer un resultado para permitir al

investigador la decisión de rechazar la hipótesis nula. Cada prueba tiene

su propia tabla y sus criterios de interpretación.

93
Es bueno aclarar que el rechazo de la hipótesis de investigación no representa

un fracaso para el estudio. Bajo tales circunstancias el trabajo es tan válido como

si la hipótesis se hubiese aceptado.

Resumen:

Después de describir todas las tablas, presentar todos los datos y resultados

del análisis estadístico, construya un breve resumen destacando, sin comentario,

los hallazgos más sobresalientes del estudio relacionados con sus elementos claves

(hipótesis, objetivos y/o preguntas de investigación).

Concluya apuntando hacia lo que ocurre en el capítulo V.

94
CAPITULO V

DISCUSION

Aunque todo el trabajo refleja las destrezas mentales de la inteligencia

académica del autor, es éste capítulo el que revela con mayor propiedad su

habilidad para inferir, interpretar y relacionar/asociar. Santiago, en su epístola,

recomienda: "Si alguno tiene falta de sabiduría, pídala a Dios el cual da a todos

abundantemente y sin reproche y le será dada" (Stgo. 1:5).

Comience con una introducción breve recordando el propósito general de

su trabajo y la muestra de su estudio. Luego presente la discusión, las

conclusiones, las limitaciones y las recomendaciones según se describe en cada

sección.

Discusión:

La discusión del trabajo constituye el aporte verdadero a las teorías

existentes sobre el objeto que se estudia. Debe escribirse con precisión, mucha

coherencia y organización. Aquí se interpretan los hallazgos del estudio haciendo

inferencias pero sin inventar. La única oportunidad de especular se da con estas

tres condiciones (APA, 1999, p.19): “si se le identifica como tal, b) se relaciona

de manera estrecha y lógica con los datos empíricos o con la teoría y c) se expresa

de modo conciso.” Más que en cualquier otra parte del informe, mantenga las

líneas de recomendación sobre el estilo de expresión escrita.

95
Esta sección puede hacerse de dos formas:

1- Discutiendo los hallazgos en conjunto

2- Elaborando la discusión por objetivos, hipótesis y/o

preguntas de investigación.

Discusión en conjunto

1- Presente los puntos teóricos que está sometiendo a estudio.

2- Recuerde los objetivos, preguntas de investigación y/o hipótesis que dirigieron

su trabajo.

3- Redacte en forma lógica las inferencias de sus hallazgos siguiendo el orden que

tienen los objetivos, preguntas de investigación o hipótesis pero sin mencionarlos.

Luego indique las implicaciones.

4- No olvide que cada vez que alude a un dato, debe presentar sus valores

numéricos.

Esta forma de presentar la discusión tiene la ventaja de que simplifica el

aspecto del trabajo. Sin embargo, la experiencia dice que se corre el riesgo de

pasar por alto asuntos importantes en el furor de la inspiración. Aunque se espera

que el trabajo se realice fríamente, es muy cierto, en estas alturas, el sentimiento

de euforia por arribar al final y por los resultados obtenidos. En el caso de quien

realiza el estudio como trabajo de grado, la euforia se multiplica ante las

96
expectativas de la graduación y la presión del tiempo. Es por estas razones que

recomendamos la segunda forma para la discusión.

Discusión por Elementos Teóricos

(objetivos, preguntas de investigación y/o hipótesis).

1- Mencione la pregunta de investigación y/o el objetivo en cuestión.

2- Recuerde los hallazgos directos a éste (os) elemento(s) teórico(s). No presente

todos los detalles sino los más pertinentes.

3- Haga las inferencias que usted considere. Tenga presente que “inferir es

derivar una conclusión a partir de premisas o de la evidencia” (Kerlinger, r1999,

p.223).

4- Diga las implicaciones de este asunto.

5- Si los datos que discute afectan o son afectados por datos de otro elemento

teórico, hágalo notar.

6- Continúe con la discusión del próximo elemento.

7- Considere la aplicación de sus hallazgos.

Esta forma le permite ser más profundo en su discusión, más sistemático y

refuerza la coherencia del trabajo. Además tanto para el que escribe como para el

que lee mantiene fresca en la mente la línea o trayectoria del estudio.

En cualquiera de ambos estilos, por un lado, tanto las inferencias como las

implicaciones apuntan al marco teórico, ya sea a favor o en contra, pues más o

97
menos hay una comparación de resultados relevantes. Por otra parte, la discusión

debe dejar muy claro el resultado de la comprobación de la(s) hipótesis

(aprobación o rechazo).

Conclusión:

El trabajo de la discusión deja las bases para llegar a las conclusiones del

estudio. Las mismas no deben ser vagas ni específicas pero sí generales y

precisas.

Cervo y Bervian (1993, p. 72) comentan: "La conclusión no es una idea

nueva, un pormenor o apéndice que se adiciona al trabajo; no es tampoco un

simple resumen del mismo. el tema anunciado (SIC) y desarrollado desemboca en

la conclusión como resultado lógico". Entre sus características están la brevedad,

la esencialidad y la originalidad o personalidad.

Ej: Vaga:

Los resultados de la prueba muestran la poca preparación

de los docentes.

Específica:

El 96.39% (n=80) de los examinados obtuvo calificaciones

por debajo de los 70 puntos.

General y Precisa:

98
Los resultados obtenidos en este estudio mostraron que los

maestros que laboran en las instituciones adventistas poseen un

conocimiento deficiente sobre educación sexual, ya que al ser

examinados, la mayor concentración de ellos estuvo por debajo de

los 70 puntos. Los resultados de la prueba muestran la poca

preparación que poseen los maestros lo cual les descalifica para

impartir este tipo de conocimiento en el salón de clases.

(Alburquerque, 1994).

Al cierre de las conclusiones usted debe satisfacer estas preguntas (APA,

1999, p. 19):

- ¿Cuál ha sido mi contribución?

- ¿Cómo ha ayudado mi estudio a resolver el problema original?

- ¿Qué conclusiones e implicaciones teóricas puedo extraer de

mi estudio?

Si existe una respuesta satisfactoria, adecuada para su nivel académico,

para cada una de ellas, puede pasar al próximo apartado. En caso contrario,

necesita revisar sus datos y trabajar más su discusión para mejorar sus

conclusiones.

Limitaciones:

99
A pesar de que es ya una costumbre entre los sustentantes, las limitaciones

no deben referirse a falta de recursos (tiempo, dinero). Tratan realmente de

mostrar los aspectos del trabajo que debieron incluirse o fortalecerse pero quedó

fuera del alcance del investigador hacerlo. Es una manera de `ponerse delante';

revela sinceridad y honradez al reconocer que la investigación pudo ser mejor

realizada pero no fue factible.

Por otro lado, las limitaciones no aplican a faltas graves del estudio. En

caso de que existan debe realizarse otra vez.

Recomendaciones:

Finalmente, las recomendaciones del trabajo se dirigen en dos líneas: a)

Para estudios futuros y b) Soluciones sugerentes al problema que se investigó.

En todo caso deben ser hechas con precisión indicando a quién se dirige la

recomendación, de qué trata y cómo puede lograrse. No se escriben

recomendaciones sobre asuntos que no se discuten en el informe final.

Título del informe:

Terminada la redacción del informe, hay que escribir el título y el

resumen. Convencionalmente (APA, 1999; Piña, 1996a), el título es la idea

central del escrito. Para informes de investigación la tendencia es evitar títulos

100
largos, al tiempo que deben ser explicativos en el sentido de señalar las variables

del estudio.

Para escribir su título, sugerimos que:

1. Tome la frase delimitante del problema:

La implementación y el manejo del Programa de Profesionalización de Maestros

Bachilleres y su impacto en los aspectos filosófico y financiero de la

Universidad Adventista Dominicana

Si se coloca como título la frase sería muy larga (26 palabras). Las

opiniones varían acerca de la extensión de un título. Un buen rango para

trabajos de tesis es entre 12 y 20 palabras.

2. Elimine las palabras que se consideren incluidas en las demás o que no

resulte importante mencionar en el título. En el ejemplo:

a. Los artículos “la” y “el” que preceden a los modos verbales no son

indispensables para la claridad de la idea. Además, iniciar el título

con artículos o preposiciones causa problemas en la indexación

(referencia del trabajo en listas bibliográficas especializadas).

b. Los modos verbales “implementación” y “manejo” son términos

que aclaran el qué de “Programa de Profesionalización de

Maestros Bachilleres”, por lo tanto, no resultan indispensables:

La frase queda así:

101
Programa de Profesionalización de Maestros Bachilleres y su impacto en los

aspectos filosófico y financiero de la Universidad Adventista Dominicana

3. Utilice expresiones sinónimas que sean más breves. En el ejemplo:

a. La expresión “y su impacto en los aspectos filosóficos y

financieros” se constituye por nueve palabras. Se sustituye por

“consecuencias filosóficas y financieras”, añadiendo dos puntos a

la palabra anterior:

Programa de Profesionalización de Maestros Bachilleres: consecuencias

filosóficas y financieras en la Universidad Adventista Dominicana.

Ahora tenemos la idea completa de que analizaremos el Programa de

Profesionalización de Maestros Bachilleres desde el punto de vista del impacto

que ha significado para los aspectos filosófico y financiero de la UNAD reducida

a 15 palabras.

102
PARTE II

PAGINAS POST LIMINARES

103
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

A través de todo el trabajo aparecen citas avaladas por referencia de su

fuente. Como se explicó en el capítulo II estas referencias se hacen con el(los)

apellido(S) del (de los) autor(es) y el año de publicación del material; las

referencias bibliográficas deberán cotejarse en orden alfabético por autor y con el

año situado inmediatamente al lado. A continuación se presenta una lista de

presentación de referencias según el estilo de la APA, por tipo de fuente. Los

signos de puntuación van tal y como aparecen al igual que los detalles de

mecanografiado.

De un Libro:

Apellido, iniciales. (año). Título del libro

País: Editora.

Ejemplo:

104
Scarone, D. (1990). Mornonismo: La historia que pocos

conocen. Colombia: Asociación Publicadora Interamericana.

De una Revista profesional y/o científica:

Apellido, iniciales. (fecha). Título del Artículo. Nombre de la

revista, número de volumen. (número de la revista), página donde se

encuentra el artículo.

Ejemplo:

Gomensoro, A. (1990). Sexualidad y Etica. Revista

Latinoamericana de Sexología, 5 (2), pp. 181-194.

De Tesis, disertaciones o informes de pasantía:

Moní, F. (1996) Internalización de la Moral y Sentimiento de culpa

en adolescentes del C.A.D. Tesis de grado no publicada, Universidad

Adventista dominicana, Sonador, República Dominicana.

De periódicos:

De revistas no profesionales:

105
Gómez Sánchez, J.D. (dic. 1994) ¿Qué dones trajiste a

Jesús? El Centinela, pp.

De documentos:

Senado de la República Dominicana (199 ) Nuevo Código Laboral

para la República Dominicana. Santo Domingo, D.N.,

Rep. Dom. pp.

De recopilaciones:

De películas:

De Internet:

Casos que pueden presentarse:

1- Una fuente con más de un autor:

a) dos autores:

Lora Brito, D. y Jorge Ledesma, D.A. (1994). Repuesta del cultivo de

Repollo a las fertilizaciones química y orgánica. Tesis de grado no

publicada, Universidad Adventista Dominicana, Sonador, República

Dominicana.

b) Tres autores:

106
Ary, D.; Jacobs, L. Ch. y Razavieh, A. (1996) Introducción a

la investigación pedagógica (2da. edición) México:

Mcgraw-Hill.

Si encuentra una fuente con muchos autores coloque los nombres hasta el

número seis y agregue el término y cols. (y colaboradores) para

representar a los demás.

2- Un autor con dos libros en el mismo año:

Designe un libro con la letra a y el otro con la letra b (Ej: Suárez, 2001a y Suárez,

2001b). Use las letras siempre que cite, para distinguir entre uno y otro.

3. Uso de un artículo en fuente secundaria: Coloque la fuente secundaria en la

bibliografía y en el texto cítelo como en este ejemplo:

4. Cuando es una reimpresión: Puesto que las reimpresiones se realizan de

acuerdo con la demanda del mercado, se asume que el libro reimpreso mantiene la

vigencia del interés en sus declaraciones. Puede utilizar la fecha de reimpresión

para citar el material, siempre que en la bibliografía coloque una “r” delante del

año de reimpresión e indique el año de edición. Sin embargo, como lo cita por el

año de reimpresión, esa es la fecha que ocupa el paréntesis, mientras, el año de

edición se coloca después de la editora, separados por una coma. La disposición

de ambas fechas es la siguiente:

107
González Reyna, S. (r1991). Manual de redacción en investigación documental.

México: Trillas, 1990.

4- Publicado por un organismo (autor corporativo):

Secretaría de Estado de Educación, Bellas Artes y Cultos.(1990).

Ley orgánica de Educación Dominicana de 1966. Santo Domingo:

SEEBAC.

La Bibliografía puede mecanografiarse de dos maneras: Un primer estilo

es escribir todo con las reglas exhibidas en los ejemplos pero a doble espacio. La

segunda forma es mecanografiar a espacio simple las referencias y dejar doble

espacio entre ellas. Para que el lector aprecie mejor los estilos, se presenta una

misma bibliografía en ambas versiones.

Tenga pendiente que la bibliografía debe aparecer en orden alfabético.

Anexos:

En esta parte se colocan datos que son importantes para el estudio pero no

pueden incluirse en el cuerpo porque afecta la coherencia. Pueden consistir en:

a) Documentos (con permiso de publicación): Formularios, cartas y otros.

b) Mapas, esquemas y/o diagramas.

c) Los instrumentos empleados en la investigación.

d) Las cartas de autorización logradas para el estudio.

108
e) Las tablas de los resultados en detalle. Por ejemplo si trabajó con varios

colegios el capítulo IV presenta las tablas resumidas; pero si necesita

construir una tabla por cada colegio, ésas aparecen en anexos.

f) Las respuestas brutas de los sujetos de la muestra a las preguntas

abiertas.

La presentación de los anexos siguen estas reglas:

1- Se escribe la palabra Anexo al margen izquierdo acompañada de la letra

que lo identifica; se agregan dos puntos y se coloca el título del anexo subrayado.

Todo este encabezado va en negrilla.

2- Cuando se trabaja con anexos en serie pueden identificarse con una

misma literal acompañada de un número. Ej: Los formularios de solicitud de

préstamos aparecen en el anexo D (anexo D-1, anexo D-2 y anexo D-3).

3- Todo anexo incluido en el reporte debe poseer su referencia en el

cuerpo del trabajo, de lo contrario no debe aparecer.

4- El orden en el cual se colocan los anexos es exactamente el mismo en

que se mencionan en el cuerpo del informe. Dicho de otra forma, los anexos del

capítulo III anteceden a los anexos del capítulo IV; un anexo mencionado en la

descripción del instrumento precede a uno que se mencione en el procedimiento.

A ese mismo orden responde la literal que los designa.

109
Anexo____: sugerencias para escoger o elaborar instrumentos de

investigación.

Sugerencias para elaboración de instrumentos de investigación según

Pennicook()

.Conocer el vocabulario de la población sobre un tema determinado

.Medir asuntos de actualidad (cuál es el asunto más importante)

.Estudiar terrenos desconocidos

.Limitaciones:

.No todas las personas toman el tiempo para responder

.La administración y la tabulación es más difícil

.Hay diversidad de respuestas eliminando la objetividad al informar el

resultado.

Al responder a cuestionarios no estructurados, los respondientes pueden

omitir puntos que son importantes o enfatizar otros no relevantes al estudio.

Construcción Del Cuestionario

La elaboración de las preguntas de un cuestionario requiere que se tomen

en cuenta ciertos criterios que facilitan su comprensión, incluyendo los siguientes:

1. Claridad como punto esencial

110
2. Términos como frecuentemente, usualmente, ocasionalmente, deben ser

evitados.

3. Términos como nunca, jamás, imposible u otros de interpretación

negativa deben ser igualmente evitados.

4. Las preguntas cortas son preferibles a las largas, ya que las cortas son

más fáciles de comprender.

5. Evitar preguntas muy amplias y muy generales, ya que se dificulta su

interpretación.

6. Hacer uso de preguntas específicas, en preferencia a preguntas

abstractas.

7. Las preguntas deben ser relevantes a los objetivos de la investigación.

8. Cada pregunta debe plantear un sólo aspecto a la vez.

9. Evitar usar términos que no son conocidos comúnmente.

10. Evitar usar preguntas capciosas.

11. Es importante anticipar cómo los respondientes van a interpretar las

preguntas.

12. Tener sumo cuidado en no ser parcial, tomando alguna posición

determinada en la pregunta.

13. No hacer más preguntas demográficas que las necesarias.

111
14. Incluir preguntas que tengan relación directa con el problema siendo

estudiado.

15. Al seleccionar las preguntas se debe considerar con anticipación el

plan de tabulación de las respuestas.

16. No incluir preguntas que requieren mucho trabajo departe de los

respondientes para contestarlas.

17. Al redactar el cuestionario, otros estudios o encuestas hechas sobre el

mismo tema deben ser tomados en cuenta.

Calidad de las preguntas.

La calidad del cuestionario depende en gran medida de la calidad de las

preguntas. Las cinco características de preguntas relevantes son las siguientes:

interesantes, precisas, necesarias, fáciles y tabulables.

Orden de las preguntas. El orden de las preguntas en el cuestionario

influye mucho en el respondiente. Algunas sugerencias a este respecto aparecen a

continuación:

1. Haga las preguntas fáciles de primero. Esto compromete y amarra al

respondiente.

2. Haga preguntas interesantes y que estimulen el deseo de continuar

leyendo el cuestionario.

3. Agrupe las preguntas por secciones de acuerdo al tópico.

112
4. Incluye una sección de preguntas abiertas, si el cuestionario es

estructurado.

5. La sección de preguntas demográficas debe contener únicamente

aquellos datos que necesariamente le son indispensables para la

investigación.

Formato Del Cuestionario

El formato del cuestionario está directamente relacionado con el estilo de

la presentación del mismo. Incluye aspectos estéticos, de instrucción y de

presentación en general. El formato del cuestionario en lo que representa la

presentación en si del instrumento. Depende de su presentación si el propósito

fundamental del mismo es o no alcanzado. Algunos criterios que requieren ser

considerados son los siguientes:

1. Hacer un formato atractivo.

2. Organizar y hacer las preguntas de tal manera que el cuestionario sea

fácil de completar.

3. Numerar las secciones y páginas del cuestionario.

4. Poner el nombre y dirección de la persona a quien se debe regresar el

cuestionario, al principio y al final del mismo.

5. Incluir instrucciones breves y claras, impresas en negrilla o marcadas de

manera que sobresalgan.

113
6. Usar ejemplos apropiados.

7. Organizar el cuestionario de manera secuencial y lógica.

8. Empezar con reactivos interesantes y no amenazantes.

9. No poner artículos importantes al final de un cuestionario extenso.

10. Incluir suficiente información en el cuestionario de manera que los

artículos sean suficientes para el que responda.

Listado de verbos:

- Investigar: indagar, Hallar, Descubrir, Buscar,

- Determinar, Establecer,

- Verificar: Comprobar, Someter a prueba.

- Conocer, Saber,

- Identificar, Definir, Conceptuar

- Clasificar, Diferenciar, Comparar, Distinguir

- Indicar, Señalar, Presentar, Mostrar, Referir, Mencionar, Reflejar

- Analizar, Evaluar, Revisar,

- Inducir, Deducir, Inferir

Listado de abreviaturas útiles

SIC
Ibid
Ibidem

114
Y Cols.
Et al.

BIBLIOGRAFÍA

White, Elena G. De (1990). Mente carácter y personalidad: Pautas para la


salud mental y espiritual. Bogotá: Asociación Publicadora Interamericana.

Goode, W. J. y Hatt, P. K. (r1998). Métodos de investigación social. México:


Trillas.

León, O. G. Y Montero, I. (r1999). Diseño de investigaciones (2. ed. ). Madrid:


McGraw-Hill.

Van Dalen, D. B. y Meyer, W. J. (1978). Manual de técnica de la investigación


educacional. Buenos Aires: Paidós.

Buendía Eisman, L.; Colás Bravo, P. Y Hernández Pina, F. (1998). Métodos de


investigación en psicopedagogía. Madrid: McGraw-Hill.

Hernández Sampieri, R.; Fernández Collado, C. Y Baptista Lucio, P. (1998).


Metodología de la Investigación, 2.ed. México: McGraw-Hill.

Freeman, L. C. (1971). Elementos de estadística aplicada. Madrid:


EURAMERICA

Baena Paz, G. (1981). Instrumentos de investigación (7.ed.). México:


Editores Mexicanos Unidos.

Tamayo y Tamayo, M. (1985). El proceso de la investigación científica.


México: Limusa.

Best, J. W. (1974). Cómo investigar en educación. (3ª. Ed.). Madrid: Morata.

Ary, D.; Jacobs, L. Ch. Y Razavieh, A. (1996). Introducción a la investigación


pedagógica. México: McGraw- Hill.

115
Villeneuve, M. Y Burgos, W. (1992). Guía Práctica para la redacción de
propuestas y documentos de tesis. Hato Rey: Publicaciones Puertorriqueñas.

American Psychological Association –APA- (1999). Manual de estilo de


publicaciones. México: Manual Moderno.

Grajales G., T. (1996). Conceptos básicos para la investigación social.


México: Publicaciones Universidad de Montemorelos.

Vyhmeister, N. Weber de (1996). Manual de Investigación, Serie textos


universitarios. México: Publicaciones Universidad de Montemorelos.

Rodríguez Arias, E. (2001) El análisis estadístico de los datos. Manuscrito no


publicado. Universidad Autónoma de Santo Domingo, Rep. Dom.

Kerlinger, F. N. (r1999) Investigación del comportamiento (3. ed.). México:


McGraw-Hill.

Zorrilla, S.; Torres X., M.; Cervo, A. L. Y Bervian, P. A. (1997). Metodología


de la investigación. México: McGraw-Hill.

Cervo, A. L. Y Bervian, P. A. (1993). Metodología Científica (Juan Guevara


Rodríguez y Carlos Bernal Esguerra, trads. México: McGraw- Hill.

Eco, U. (1982). Como se hace una tesis: Técnicas y procedimientos de


investigación, estudio y escritura. Barcelon: Gedisa.

Solomon, P. R. (r1992) Guía para la redacción de informes de investigación.


México: Trillas, 1989.

Sabino, C. (1992) El proceso de investigación (2. ed.). Santo Domingo: Alfa y


Omega.

Sabino, C. (1998). Cómo se hace una tesis.

Wallen, N. E. (1974). Educational Research: a guide to the process.


Experimental edition. Belmont, CA:Wadsworth Publishing Company.

Gay, L. R. (1976). Educational Research: Competencies for analysis and


application. Ohio: Charles E. Merrill.

116
Namakforoosh, M. N. (r1993). Metodología de la investigación. México:
Limusa, 1984.

López Cano, J. L. (r1994). Método e hipótesis científicos.(3. ed.). México:


Trillas, 1989.

Bavaresco de Prieto, A. M. (1988). Las técnicas de la investigación: Manual


para la elaboración de tesis, monografías e informes (5. ed.). Glenview, Ill.:
Scott, Foresman and Co.

Pardinas, F. (1993) Metodología de la investigación en ciencias sociales


(33ed.) México: Siglo XXI.

Piña, N. (1996a) El informe final, Serie Introducción a la metodología de la


investigación No. 5. Bolivia: Organización Panamericana de la Salud.

Piña, N. (1996b) El análisis y la interpretación de los datos, Serie


Introducción a la metodología de la investigación No. 5. Bolivia:
Organización Panamericana de la Salud.

Polit, D. F. y Hungler, B. P. (1997). Investigación científica en ciencias de la


salud (5ª. Ed.)(Guillermina Féher de la Torre, trad.) México: McGraw-Hill

Arboleda de Roa, L.; Roa Santana, M. J. Y Piña, N. (1996) La búsqueda


bibliográfica, Serie Introducción a la metodología de la investigación No. 5.
Bolivia: Organización Panamericana de la Salud.

Fernández García, R. (r1981). Metodología de la investigación. México:


Trillas, 1977.

Rojas Soriano, R. (1992) Métodos para la investigación social: Una


proposición dialéctica.

Rojas Soriano, R. (1990). El proceso de la investigación científica. (4ed.)


México: Trillas.

Chávez Calderón, P. (r1991). Métodos de investigación. México:


Publicaciones Culturales, 1987.

117
Briones, G. (r1985). Métodos y técnicas de investigación para las ciencias
sociales. México: Trillas, 1982.

González Reyna, S. (r1991). Manual de redacción en investigación


documental. México: Trillas, 1990.

De la Torre Villar, E. y Navarro de Anda, R. (1994). Metodología de la


investigación bibliográfica archivística y documental. México: McGrw-Hill.

118

También podría gustarte