Está en la página 1de 3

Deconstructing Haya de la

Torre (Primera Parte)

Pas de replâtrage, la structure est pourrie.

L'ennui est contre-révolutionnaire.

Vandalismo sincero en pintas del Mayo del 68 francés.

Así es, sus ojos no los engañan. Voy a escribir sobre aprismo y me he
irrogado la licencia de inscribir en una misma hoja deconstructing, Haya de la
Torre y mayo del 68 français. Sé que para muchos mayores de 35 años y ciertos
jóvenes burócratas ministeriales que no disfrutan del rock n roll y la pintura de
Andy Warhol, las líneas siguientes serán más insultantes y heréticas que las
propias vociferaciones de Eudocio Ravines o más recientemente, Nelson
Manrique. Y aunque esto último me tenga sin cuidado, estoy seguro que la
imaginación y el burlesque habrán de redimirme.

Si me preguntarán ahora mismo el por qué de estas líneas, contestaría en
el acto dos palabras: “por joder”, a las cuales les seguirían unas risas socarronas
pero vanidosas, como para no caer en lo chabacano y mantener lo dandi y luego,
argumentaría racional, moderada y solemnemente motivos tales como
reivindicación, la ética y la moral, la renovación de los cuadros, en ese sentido,
apelaría a recursos retóricos vetustos, arcaísmos y finalmente citaría a Haya de
la Torre, descontextualizándolo y omitiendo a todos los demás pensadores
apristas. RECOMENDACIÓN: No olvidar finalizar todo discurso o
conversación con el tantas veces mentado COORDINAMOS, mientras hacemos
la respectiva mano auricular, que lo hace ver a uno tan competente y serio como
nuestros secretarios de organización.

NO, todo lo anterior se lo dejo al 95% de los militantes (estimo ese
porcentaje debido a que también los he visto en mi universidad), a mí no me
sale muy bien, se me sale lo postmoderno y terminan por llamarme perro
comunista o esbirro liberal, la cual se suma a la gran retahíla de presunciones iuris

me joden incalculablemente. el cual es un rezago de la modernidad. los defensores del pensamiento aprista. Empecemos con algo très sympa. los cuales añoran un pasado que no vivieron ni vivirán. el vínculo que lo ata con otros militantes. tan sólo gente para las marchas. ya sea. Es posible encontrar ciertos atisbos proféticos en la obra de Haya de Torre (cada ser lleva dentro de sí la semilla de su propia destrucción o algo por estilo si es que no estoy confundiéndome con el argumento de alguna película de Hollywood) y así también. en ciertas actitudes suyas (Ramiro Vs. me tomo la licencia de desmitificar (el título del artículo ya debe haberle dicho algo. Lo nocivo. sino vean a la gran mayoría de los que se autodenominan intelectuales apristas. En ese sentido. entonces. mientras más light mejor. menuda apuesta por la democracia. como precedente. Si eso último es nocivo o perjudicial. conformismo o seguridad. que como él probablemente tenga un padre aprista o algún familiar aprista como sucede en la gran mayoría de los casos. una modernidad que las elites y las bases no quieren abandonar. pero la tónica de estas líneas ya deben haberle dicho algo. Sin embargo. sino también de traumas e incomprensiones) que no se ha sabido sublimar o depurar. creo. ni pretende serlo. las cuales dificultan el normal proceso y evolución del partido. el aprismo es esencialmente un elemento subjetivo con tendencia omnicomprensiva y punto. sodomita. que prosperan con las mismas peroratas o peor aún. y nunca más emulado. por miedo. es en el día a día del militante común. pero que por sobretodo. este no es un ensayo con valor académico. . es que no se reconozca la potencialidad de dicha subjetividad (impregnada no sólo de valores. Manuel). lo dejó a criterio de cada uno. Quienes nos aproximamos a al aprismo. Se maneja mucho esta separación tajante entre el sujeto (militante) y el objeto (aprismo). entendido este más que una institución o una doctrina. pequeño burgués por decir algunos nada más). maquillado a más no poder. Si existe un telón de fondo para estas líneas es la debacle aprista de la cuales muchos hemos sido observadores y otros participantes. El llanto por un pasado glorioso de unos cuantos vejetes se ha convertido en la educación sentimental de muchos militantes. los cuales poco o nada han aportado. avispado lector) o burlarme de ciertas tendencias.tantum que tengo que enfrentar por el sólo hecho de ser estudiante de la Universidad Católica (comunista.