Está en la página 1de 2

Salinger: Escritor invisible

Miguel Cane
Si hubo alguna vez un escritor que fuese capaz de crear toda una mística sobre si mismo – por no
hablar de su obra- sin duda se trata de Jerome David Salinger.
De hecho, no es descabellado señalar el sorprendente hecho de que existen más biografías escritas
acerca de él, que libros en su canon oficial. La primera, escrita por Warren French apareció en 1963,
cntribuyendo a la confección de la leyenda en torno a Salinger, quien aún no se había convertido, en
ese entonces en una figura tan misteriosa. Luego vino la polémica biografía de Ian Hamilton en la
década de 1980 que le provocó agobio y dolor al escritor, llevando a Hamilton a enfrentar una denuncia
en los tribunales de justicia americanos. Más tarde, a fines de los 90, y casi de manera simultñanea, las
memorias crueles y resentidas de Joyce Maynard (que fuera su amante cuando era una jovencita
universitaria y él ya estaba oculto en su casa de Cornish, New Hampshire) y Margaret. A. Salinger, la
hija mayor de su matrimonio con Claire Douglas, que pintaba un retrato perturbador de un padre
amoroso que había devenido en un monstruo de temperamento volátil (algo que su hermano, Matthew,
desmentiría categóricamente). Ambos libros, junto con un tercero, escrito por Paul Alexander fueron
recibidos de manera sensacionalista.

Ahora, al cumplirse un año de la muerte de Salinger, aparece publicada en castellano, la que puede ser
considerada la más seria y preparada de todas las biografías sobre él , escrita por Kenneth Slawenski y
editada en España por Galaxia Gutenberg: 'J. D. Salinger: una vida oculta'.
En este extenso volumen, el autor se ocupa, tanto de explorar la intimidad de la vida del mítico escritor
norteamericano, y también se ocupa de algo que casi todos sus biógrafos habían pasado de largo, en pos
de temas más sórdidos: su contribución invaluable a la literatura.
El libro abre con los aspectos reconocidos de la vida de Salinger hasta la publicación en 1951 de lo que
se considera su obra más importante, 'El guardián entre el centeno': nació en la ciudad de Nueva York
en 1919 en el seno de una familia judía de clase media y fue un niño rebelde e imaginativo que fue
expulsado de diversos colegios. Participó en la Segunda Guerra Mundial, en la que destacó como un
“competente” interrogador de nazis. Al término de la guerra regresó a Manhattan, donde inició un
romance juvenil con Oona O'Neill, la hija del dramaturgo Eugene O'Neill y comenzó a publicar con
éxito en el New Yorker, revista en la que publicó capítulos enteros de la que sería la obra con la que
logró la fama universal. Cuando Oona lo dejó por Charlie Chaplin, se consoló escribiendo los relatos
que eventualmente conformarían su célebre colección 'Nueve Cuentos', que incluía 'Un día perfecto
para el pez banana', una pieza clave en su obra posterior – es el primer relato en que aparecen los
hermanos Glass, que se convirtieron en el centro de una secuencia narrativa cuya conclusión, asta
ahora, no se ha publicado.

Salinger reunió los escritos de la revista y los convirtió en la novela que sería 'El guardían…', la
historia de Holden Caulfield, un chico de 17 años que se escabulle de un internado y pasa un día
deambulando por Nueva York, visitando a su hermanita Phoebe, y después teniendo un colapso mental.
El libro fue una sensación, pero tras la publicación de dos libros más ('Franny y Zooey' de 1961 y
'Alzad alta viga, carpinteros' de 1963), Salinger optó por el silencio mediático y la reclusión en su casa
en el aislado villorrio de Cornish. Salinger, según devela el libro, sólo deseaba escribir para sí mismo.
Era su único divertimento, por lo que nadie conoce realmente en qué consiste el legado que dejó en
manos de su viuda, Colleen y su hijo Matthew. Escribió durante décadas después del año 1965. Habló
sobre ello, pero nunca desveló el contenido de lo que hacía. A Joyce Maynard, su ex pareja, le revelóe
en 1973, que había completado dos novelas y varios relatos, algo que, hasta el día de hoy, no ha visto la
luz y probablemente, como explica Slawenski, no sucederá.
Según relata, hay siete cuentos inéditos disponibles para investigadores. Dos en los archivos de la
Universidad de Texas y cinco en la Universidad de Princeton. Estos fueron escritos entre 1941 y 1945 y

sobre todo para el lector. En ambos relatos el narrador es el hermano mayor de Holden. El segundo es quizá el más importante de los siete inéditos por su relación directa con “El guardián . ya que aparece Holden y trata sobre su hermano menor.su libro es el primero en reconocer su existencia. Su hermana Phoebe es un personaje.»).50 euros . Plena de interesantes detalles sobre uno de los escritores mas míticos que existen. La señora Caulfield (que ostensiblemente está basada en la madre de Salinger). y su muerte a los diez años. años antes de que se publicase la misma obra en 1951: «The Last and Best of the Peter Pans» (1942) y «The Ocean Full of Bowling Balls» (1945). son las dos que mencionan al protagonista de «El guardián entre el centeno»... aunque nunca aparece. Mary. Es una historia triste y muy bien escrita..”. Holden Caulfield. Las que tienen más interés. «Una vida oculta» Kenneth Slawenski Galaxia Gutenberg 560 páginas. Kenneth (Allie en la novela).. sin duda esta nueva biografía es motivo de celebración para todos aquellos que amaron sus obras y se acercaron a su luz. 26. como una piedra angular de la obra maestra del autor. que Slawenski señala. En el primero se menciona a Holden. Vincent (que será llamado DB en «El guardián. además de Vincent y la madre de Holden.