Está en la página 1de 3

.

RESUMEN BREVE DE UN RITUAL DE UN ELEGIDO COHEN

Páginas 21 a 25 de "Eliphas Levi y el Reavivamiento del Ocutlismo francés" por Christopher


McIntosh

Antes del ritual los participantes habrían ayunado durante once horas. El ayuno era una
costumbre bien establecida en rituales mágicos y, según Pasqually, ayudaba a liberar el alma y le
permitía comunicarse con el "el centro de verdad."
El tiempo en que la ceremonia tenía lugar normalmente era regulado a través de
consideraciones celestiales, ya que Pasqually creía en un tipo idiosincrásico de astrología. "Los
cuerpos del universo," declaró, "son todos los órganos vitales de vida eterna." Particularmente
influyente era la luna, debido a su proximidad, y el sol, porque la vida en la tierra era
dependiente de su luz. Pasqually escogió los equinoccios por consiguiente para sus rituales más
importantes, y también consideró la luna creciente como algo propicio. Estas condiciones
animaban los espíritus buenos cuyo apoyo era necesario para los funcionamientos mágicos. Uno
debía, a toda costa, evitar las influencias demoniacas y las malas inteligencias que pueblan el
dominio astral.
René Le Forestier, en su La Franco-maçonnerie el au del occultiste 18e siècle et l'Ordre
des Elus Coëns, ha extractado junto a un fascinante cuadro de los rituales practicados por la
secta de Pasqually.
El más simple de éstos era la "invocación diaria" para la que el adepto tenía que trazar un
círculo en el suelo, en el centro del cual ponía una vela y escribía la letra W. Entonces él se ponía
de pie en el círculo y sostenía una luz para leer su invocación que decía: "O Kadoz, O Kadoz
¿quién me permitirá que me vuelva como yo era originalmente una chispa de creación divina?
¿Quién me permitirá que vuelva en virtud y eterno poder espiritual...?"
Los rituales más importantes, sin embargo, tomaron la forma de una serie de
invocaciones que eran desarrolladas más de tres días consecutivos los que tenían que caer entre
la luna nueva y el final del primer cuarto. Los detalles del ritual, como el trazado en el suelo
dentro del que el adepto operaba, cambiados periódicamente en medida que Pasqually revisaba
constantemente los procedimientos e introducía nuevos. Un rasgo bastante constante, sin
embargo, era que el método producía un aroma picante durante la ceremonia. El adepto llevaba
un plato de alfarería pequeño que contenía carbón caliente en el que esparcía periódicamente una
mezcla que contenía los siguientes ingredientes: azafrán, incienso, azufre, semillas de amapola
blanca y negra, clavos de olor, canela blanca, mastic, sandarac, nuez moscada y espora agáricas.
El traje llevado por el operador probablemente también era constante. La chaqueta,
calzones y medias eran negros. Encima de éstos él llevaba una túnica blanca larga con bordes
rojos, y encima de esto se colgaba una cinta azul, una cinta negra, una faja roja y una faja verde.
Como un ejemplo del procedimiento llevado a cabo por el adepto sobre los tres días, lo siguiente
es un esbozo del método prescrito por Pasqually en 1768. Todas las mañanas el adepto empezaba
su día leyendo el oficio del Espíritu Santo y cuando llegaba él entraba en la privacidad de su
cuarto aproximadamente a las diez. Allí leía algunos salmos y letanías de un devocionario y,
habiendo hecho esto, estaba listo para dibujar el trazado ceremonial en el suelo con una tiza. En
el lado oriental del cuarto trazaba un segmento de un cuarto aproximadamente con el punto
Breve Resumen de un Ritual de Elegido Cohen 2

enfrentando al occidente, y entonces dibujaba una línea a través del segmento que formaba un
triángulo isósceles con los dos radios. En el triángulo dibujaba un círculo pequeño dividido por
una cruz. Entonces en el lado occidental del cuarto dibujaba un círculo más grande conocido
como "el círculo de retirada qué estaba separado a través de dos pies del punto del segmento. En
este círculo él dibujaba las importantes letras LAB y a lo largo de la rama occidental de la cruz
en el círculo pequeño él ponía las letras RAP. Esto completaba el trazado (vea diagrama en
situación opuesta).

El operador entonces ponía ocho velas en el trazado: tres en los puntos del triángulo, una
al lado de las letras RAP, dos en cada extremo del arco del segmento, una al centro de la base del
triángulo y una al centro del círculo de retirada. Él también escribía otros nombres místicos.
El adepto estaba entonces listo para la operación que tenía que comenzar precisamente a
medianoche. Cuando las doce campanadas empezaban a aparecer él se quitaba sus zapatos,
removía la vela del círculo de retirada, lo encendía y la colocaba fuera del círculo a su derecha.
Entonces se tendía en el círculo, cara contra el piso, su frente descansaba en sus dos puños.
Habiendo permanecido durante seis minutos en esta posición, se ponía de pie y encendía las
velas en el segmento. Éstas que él reestructuró para que la que estaba lado de las letras RAP y
la de la base del triángulo se ponía afuera y en situación opuesta el centro del arco. Entonces él
se arrodillaba en el segmento, rodilla derecha en la tierra y las manos en el suelo para que las
puntas de los dedos índices fueran juntos a formar un ángulo recto. Permaneciendo en esta
posición repetía cada uno de los nombres inscritos en el trazado y los insertaba en la siguiente
fórmula que él recitaba tres veces por cada nombre: "In quali die. . . invocavero te, velociter
exaudi me." Le pedía entonces a Dios que le otorgara la gracia que él deseaba "un corazón
sincero, verdaderamente contrito y humilde."
Tomando el plato que contenía el carbón ardiendo, él tiraba delante de él un pizca grande
de la mezcla aromática y dio una vuelta el segmento. Finalmente se sentaba con el plato, en el
círculo de retirada y se establecía un periodo de meditación.
Sólo se suponía que el adepto dejaba el círculo entre 1.30 y 2.00 por la mañana en la
primera noche. Cuando terminaba borraba todas las figuras trazadas en el suelo y repetía las
Breve Resumen de un Ritual de Elegido Cohen 3

invocaciones y signos que había efectuado que representan los espíritus buenos y desterrando las
fórmulas para las representaciones del mal. Cuando todos los trazos habían borrados se retiraba a
la cama. El destierro de los espíritus malos y la invocación de los buenos era una parte
importante de los rituales de Pasqually. Otra ceremonia, llamada el "el Trabajo del Equinoccio",
incluía la siguiente alocución a los demonios malos:
"Yo les conjuro, Satanás, Beelzebub, Baran, Leviatán: todos ustedes formidables
seres, seres de iniquidad, confusión y abominación, escuchen y tiemblen a mi voz y
mando; todos ustedes los grandes y poderosos demonios de las cuatro regiones
universales y todos las legiones demoniacas, espíritus sutiles de confusión, horror y
persecución, oigan mi voz y tiemblen cuando esta suene entre ustedes y durante sus
operaciones malditas; yo lo ordeno a través del que ha pronunciado muerte eterna en
todos ustedes."
Allí entonces siguiendo una pronunciación a cada uno de los cuatro demonios principales
mencionó empezando con Satanás.
"En tí, Satanás, yo impongo excomunión, te ato y restrinjo a tu región formidable en el
nombre del más Alto, Dios, el Vengador Eterno y Recompensador. . ."
Entonces venía una invocación de los espíritus buenos. Todo esto se llevaba a cabo
dentro de un trazado similar al ya usado para la ceremonia descrita.
Ninguno de estos rituales, sin embargo, se hizo principalmente con el propósito de llamar
espíritus particulares. El objetivo principal era de un orden más alto, a saber la comunicación con
lo que Pasqually llamó la "Causa Activa y Inteligente". "Por este hecho," dice A. E. Waite, "la
escuela de Martines de Pasqually se pone totalmente fuera de los límites estrechos y los motivos
sórdidos de la magia ceremonial."
La competencia en estas ceremonias no era la única cosa requerida del Elegido Cohen.
También se exigía seguir ciertas reglas de conducta. Por ejemplo, siempre era prohibido
consumir sangre, grasa o riñones de cualquier animal o comer la carne de palomas domésticas.
No era permitido, excepto con moderación, complacer los sentidos y tenían que evitar
fornicación.

________________0_________________

Traducido del inglés por Alvaro López Vera, de sitio www.kingsgarden.org