P. 1
llanura pampeana

llanura pampeana

4.18

|Views: 54.280|Likes:
Publicado porGabrielaTejada

More info:

Published by: GabrielaTejada on Nov 09, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/08/2013

pdf

text

original

Región Llanura Pampeana

MAPA .................................................................................................................................2 Clima...................................................................................................................................3 La Fauna y flora .................................................................................................................3 Relieve..............................................................................................................................5 Agricultura y ganadería.......................................................................................................6 La leyenda de la Piedra de Tandil.......................................................................................8 Integrantes: Ignacio Javier Moyano, Maribel García Benitez, María Lucila Picciotto

Llanura Pampeana
MAPA

Esto es la llanura pampeana

La Llanura Pampeana se divide en tres partes: la Pampa ondulada, cuyo territorio presenta suaves ondulaciones, en él se distinguen las barrancas, las terrazas fluviales y los bajos; la Pampa deprimida, con inundaciones permanentes y la Pampa elevada, donde se hallan

Clima
• • •

Verano: Tiempo caluroso a mediodía y en las primeras horas de la tarde; mañanas
y tardes agradables; noches agradables a frescas. Maxima 38.5 ºC - Minima 5.9 ºC Otoño: Tiempo agradable durante el día; noches frescas a frías. Maxima 34.2 ºC Minima -4.6 ºC Invierno: Tiempo agradable a mediodía y en las primeras horas de la tarde ; fresco durante el resto del día, noches frías. Maxima 37.2 ºC - Minima -9.4ºC

Primavera: Tiempo agradable durante el día; noches frescas a frías. Maxima 39.9 ºC Minima -4.2 ºC

La Fauna y flora
El nombre de "desierto" dado por los conquistadores a esta área obedece a la casi nula presencia de árboles autóctonos y la escasez de agua superficial. En efecto, la flora característica de la "zona pampeana" son los densos y extensos pastizales que cubrían esa inmensa e interminable "pampa", hoy reemplazados por cultivos. Del pastizal natural solo quedan relictos con gramíneas de los géneros Melica, Panicum, Paspalum, Poa, Setaria y Stipa.

Las lagunas, bañados y áreas inundadas han sido colonizadas por Juncos (Scirpus sp.), Espadaña (Zizaniopsis sp.) y Totoras (Typha sp.)

La fauna de la zona incluye mamíferos pequeños y medianos; Zorro (Dusicyon gimnocercus), Zorrino (Conepatus chinga), Vizcacha (Lagostomus maximus), Coipo (Myocastor coypus), Hurón (Galietis cya), Mulita (Chactophroctus villosus), etc. La Liebre Mara (Odichotis patagonum) a sido desplazada por la Liebre Europea. Tampoco es posible encontrar en la actualidad el característico Puma (Felis concolor), nuestro mayor felino.

Las aves mas características son las terrestres como el ñandú y diversas clases de perdices o las acuáticas;

patos,

garzas,

gallaretas,

etc.

Pueblan la zona numerosas especies de reptiles y anfibios; lagarto overo, pequeñas lagartijas, culebras terrestres y acuáticas, ranas y sapos de distintas especies.

Relieve
Esta dilatada llanura limita al Norte con la región mesopotámica y la llanura chaqueña, por el Oeste con las sierras pampeanas y la región de Cuyo y por el Sur con la Patagonia extrandina; el océano Atlántico y el río de la Plata forman su límite oriental. Sobre rocas cristalinas del macizo de Brasilia se asienta una gruesa capa formada por polvo llevado por el viento desde las regiones montañosas del oeste que constituye el loess pampeano, así como sedimentos marinos producto de las transgresiones marinas cenozoicas, cubiertos finalmente por una capa humífera de extraordinaria fertilidad. La planicie posee una suave pendiente hacia el Este-Sudeste y su horizontalidad sólo está interrumpida por los relieves incluidos de los sistemas de Ventania y Tandilia en la Pampa oriental o húmeda y el de Mahuides en la occidental o seca. El paisaje de la Pampa oriental presenta distintos aspectos que permiten dividirla en tres subregiones: ondulada, deprimida y alta. La pampa ondulada es una angosta franja que se extiende desde el río Carcarañá en Santa Fe hasta Punta Indio en Buenos Aires. Debe su nombre a las ondulaciones del suelo en el que los ríos tributarios del Paraná y de la Plata, han excavado valles amplios y poco profundos por los que se deslizan describiendo meandros. El frente fluvial sobre los grandes colectores está caracterizado por una barranca casi continua, de gran importancia antropogeográfica.

Agricultura y ganadería
El clima templado pampeano o húmedo, con lluvias suficientes, sufre la acción de los vientos Pampero, Sudestada y Norte. El clima y el suelo favorecen la actividad agrícola y ganadera, criándose especialmente ganado vacuno lechero y practicándose la avicultura y la apicultura. Esta es la zona maicera por excelencia, además de trigo, maíz y girasol existen extensas plantaciones de frutales (zonas de San Pedro y San Nicolás) y cultivos de huerta y flores en gran escala, destinados especialmente al consumo de Buenos Aires y Rosario. El triángulo agrario cuyos vértices ocupan Rosario, Venado Tuerto y Pergamino, es uno de los espacios cultivados más productivos de la Argentina.

Industria y recursos naturales
La barranca ribereña ha permitido la instalación de una serie de puertos intermedios que sirven a la navegación de ultramar. Toda esta región conforma el frente fluvial industrial de mayor importancia en el país por el número y magnitud de las diversas plantas instaladas; la concentración de población, localizándose los grandes núcleos urbanos de Buenos Aires, Rosario y La Plata, entre otras ciudades; la provisión de agua potable y energía y el desarrollo y densidad de los medios de transporte y comunicación, que la colocan en una situación de privilegio con respecto al resto del país. La Pampa deprimida abarca la cuenca del río Salado de Buenos Aires y se prolonga, rodeando a la Pampa ondulada, desde la ciudad de Santa Fe en el Norte hasta Bahía Blanca por el Sur. Su clima templado presenta una sensible disminución de las precipitaciones hacia el Oeste. En esta zona hay una serie de depresiones ocupadas por lagunas permanentes o temporarias, desde la de Mar Chiquita en Córdoba hasta la de Chasicó en Buenos Aires, que recogen las aguas de arroyos permanentes y acusan una fuerte salinidad. Sólo la cuenca del Salado tiene salida al océano por la bahía Samborombón en una costa de cangrejales, y el drenaje imperfecto de esta área ha obligado a construir una serie de canales para evitar las consecuencias de las inundaciones. Los suelos del valle del Salado y de otras zonas bajas son inadecuados para la agricultura, predominando los establecimientos dedicados a la cría de vacunos. En las tierras altas los trigales alternan con los alfalfares y potreros con avena, cebada y centeno destinados al engorde o invernada de los animales. El área del trigo no alcanza actualmente los rendimientos de otros tiempos, como consecuencia del fenómeno de

erosión de suelos que afecta a la zona marginal, lindante con la pampa seca. Importantes núcleos urbanos de doble carácter agropecuario se han desarrollado en esta zona, como Chascomús, Dolores y Rafaela. La Pampa alta se extiende desde el borde oriental de las sierras pampeanas en Córdoba, hasta el frente marítimo de la provincia de Buenos Aires comprendido entre Mar del Plata y Bahía Blanca. En este sector, el clima presenta la variedad con influencia oceánica, de lluvias suficientes, escasas amplitudes térmicas y la acción de los vientos del mar. En el Sudeste de la provincia de Buenos Aires, limitada por los cordones de Tandilia y Ventania, se encuentra otro sector deprimido que constituye la pampa interserrana; su red de drenaje está dirigida hacia todos los rumbos, aunque sólo los ríos y arroyos de la pendiente atlántica alcanzan el mar, como Quequén Grande, Claromecó, Sauce Grande, etc. Los recursos de que dispone esta área son múltiples: a la ganadería (ovinos y vacunos) y agricultura (cereales, oleaginosas y en Balcarce papas en gran escala), se suma la minería con la explotación de canteras de granito y piedra caliza. La variedad y belleza de los valles y formaciones serranas atraen al turismo que origina una intensa actividad hotelera en Tandil, Azul, Olavarría y otras ciudades. El litoral de esta zona posee los mayores centros balnearios de la Argentina, donde sobresalen Mar del Plata, Miramar y Necochea. El primero es además puerto pesquero y base de submarinos. Bahía Blanca, en la zona austral, es el gran puerto de embarque de la región, punto terminal de caminos y ferrocarriles, contando con poderosos elevadores de granos; siendo asiento de la Base Naval General Belgrano, la más importante de la Armada Argentina. La Pampa seca es la prolongación de la Pampa oriental y la frontera entre ambas, siempre oscilante, está marcada por la isohieta de 500 mm. Las condiciones climáticas se traducen en diferencias fitogeográficas la estepa de gramíneas característica de la Pampa húmeda, es reemplazada por la formación del monte, con predominio de caldén, chañar y algarrobo, que son objeto de una intensa explotación. Hacia el Oeste donde las precipitaciones son mínimas, en el ámbito de la diagonal árida, el monte se hace muy ralo, con abundancia de cactáceas. Al Norte la Pampa se confunde con los llanos que circundan a las Sierras Pampeanas y al Oeste se prolonga en las planicies cuyanas. Abundan las cuencas cerradas que alojan salinas o lagunas en vías de serlo, como la del Bebedero. En este sector se encuentran los mayores depósitos de sal común del país, sobresaliendo las Salinas Grandes. En esta zona sin desagüe al mar, extensas áreas están totalmente desprovistas de agua y presentan caracteres desérticos: son las travesías.

La práctica inadecuada de la agricultura en períodos húmedos originó la voladura de los suelos al sobrevenir la sequía, inutilizándose los campos. La actividad propia del área es la pastoril, que no crea ciudades, por lo que los núcleos poblacionales son dimensiones. escasos y de reducidas

La leyenda de la Piedra de Tandil.
Era el principio de los tiempos. El Sol y la Luna eran marido y mujer: dos dioses gigantes, tan buenos y generosos como enormes eran. El Sol era el dueño de todo el calor y la fuerza del mundo; tanto era su poder que de sólo extender los brazos la tierra se inundaba de luz y de sus dedos prodigiosos brotaba el calor a raudales. Era el dueño absoluto de la vida y de la muerte. Ella, la Luna, era blanca y hermosa. Dueña de la sabiduría y el silencio; de la paz y la dulzura. Ante su presencia todo se aquietaba. Andando por la tierra crearon la llanura: una inmensa extensión que cubrieron de pastos y de flores para hacerla más bella. Y la llanura era una lisa alfombra verde por donde los dioses paseaban con blandos pasos. Luego crearon las lagunas donde el Sol y la Luna se bañaban después de sus largos paseos. Pero los dioses se cansaron de estar solos: y poblaron de peces las aguas y de otros animales la tierra.¡Qué felices se sentían de verlos saltar y correr por sus dominios! Satisfechos de su obra decidieron regresar al cielo. Entonces fue cuando pensaron que alguien debía cuidar esos preciosos campos: y crearon a sus hijos, los hombres. Ahora ya podían regresar. Muy tristes se pusieron los hombres cuando supieron que sus amados padres los dejarían. Entonces el Sol les dijo:

-Nada debéis temer; ésta es vuestra tierra. Yo enviaré mi luz hasta vosotros,

todos los días. Y también mi calor para que la vida no acabe. Y dijo la Luna: -Nada debéis temer; yo iluminaré levemente las sombras de la noche y velaré vuestro descanso. Así pasó el tiempo. Los días y las noches. Era el tiempo feliz. Los indios se sentían protegidos por sus dioses y les bastaba mirar al cielo para saber que ellos estaban siempre allí enviándoles sus maravillosos dones. Adoraban al Sol y la Luna y les ofrecían sus cantos y sus danzas. Un día vieron que el Sol empezaba a palidecer, cada vez más y más y más... ¿qué pasaba?, ¿qué cosa tan extraña hacía que su sonriente rostro dejara de reír? Algo terrible, pero que no podían explicarse, estaba sucediendo. Pronto se dieron cuenta que un gigantesco puma alado acosaba por la inmensidad de los cielos al bondadoso Sol. Y el Dios se debatía entre los zarpazos del terrible animal que quería destruirlo. Los indios no lo pensaron más y se prepararon para defenderlo. Los más valientes y hábiles guerreros se reunieron y empezaron a arrojar sus flechas al intruso que se atrevía a molestar al Sol. Una, dos, miles y miles de flechas fueron arrojadas, pero no lograban destruir al puma, que, por el contrario, cada vez se ponía más furioso. Por fin uno dio en el blanco y el animal cayó atravesado por la flecha que entraba por el vientre y salía por el lomo. Sí, cayó, pero no muerto. Y allí estaba, extendido y rugiendo; estremeciendo la tierra con sus rugidos. Tan enorme era que nadie se atrevía a acercarse y lo miraban, asustados, desde lejos. En tanto el Sol se fue ocultando poco a poco; había recobrado su aspecto risueño. Los indios le

miraban complacidos y él les acariciaba los rostros con la punta de sus tibios dedos. El cielo se tiñó de rojo... se fue poniendo violeta.., violeta. ... y poco a poco llegaron las sombras. Entonces salió la Luna. Vio al puma allá abajo, tendido y rugiendo. Compadecida quiso acabar con su agonía. Y empezó a arrojarle piedras para ultimarlo. Tantas y tan enormes que se fueron amontonando sobre el cuerpo hasta cubrirlo totalmente. Tantas y tan enormes que formaron sobre la llanura una sierra: la Sierra de Tandil. La última piedra que arrojó cayó sobre la punta de la flecha que todavía asomaba y allí se quedó clavada. Allí quedó enterrado, también, para siempre, el espíritu del mal, que según los indios no podía salir. Pero cuando el Sol paseaba por los cielos, se estremecía de rabia siempre con el deseo de atacarlo otra vez. Y al moverse hacía oscilar la piedra suspendida en la punta de la sierra.(*)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->