Está en la página 1de 32

JUEVES 23 DE FEBRERO DE 2006 - 105° ANIVERSARIO DE COMODORO RIVADAVIA

elPatagónico suplemento especial

COMODORO CUMPLE HOY 105 AÑOS, SUMERGIDO EN UNA VORAGINE SOCIO-ECONOMICA SIMILAR A LA DE 40 AÑOS ATRAS

La ciudad del boom


que siempre vuelve
D
Desde el 13 de diciembre esde hace dos años la ciudad es el polo el consumo. De la misma manera actúa el sector in- acenturse; primero por la retirada del estado que se
económico más importante de la región. mobiliario, que como contrapartida debe responder a tradujo en la privatización de la empresa YPF; luego
de 1907, muchas situacio- El aumento del valor del crudo y un in- un incremento poblacional notable. por la implementación de políticas neoliberales que
nes transcurrieron en Co- cremento de obras públicas, promovidas
por el gobierno, crean un escenario alentador que se
En este contexto, en los análisis y charlas habitua-
les que intentan explicar la actualidad, surge la com-
introdujeron en la pobreza a una importante cantidad
de la población.
modoro Rivadavia, con algu- ve reflejado en una disminución de los niveles de paración con lo ocurrido durante el denominado En este contexto, y aprendiendo de lo vivido, el
nas constantes: su depen- deso-cupación y mejoras salariales notables para un
importante sector de la población.
«Boom Petrolero» de la década del 60.
En las charlas de café se recuerdan las imágenes de
desafío de los funcionarios públicos, el empresariado
y la sociedad civil es entonces proyectar una ciudad
dencia económica de la Con los precios del crudo en niveles poco antes los yankis quemando dólares, los prostíbulos cerra- que pueda afrontar los cambios y mitigar las conse-
actividad petrolera, la hete- vistos, las ganancias producidas por la explotación
petrolera vuelven a ser también el centro de disputas.
dos al servicio de los obreros y los extranjeros; la
ampulosidad de los festejos de carnaval y el Día del
cuencias negativas.
En este marco, El Patagónico convocó a investi-
rogeneidad de la población El precio que alcanzó durante 2004 superó los valo- Petróleo. Son parte de los recuerdos de un momento gadores y escritores locales, bajo la consigna de com-
res históricos y la exportación se convirtió en el nego- histórico que se parece bastante a la actualidad. parar, si ello fuera posible, diferentes problemáticas
y la preexistencia de proble- cio más rentable; por consiguiente la actividad de las En 1963, la disminución de la actividad económi- sociales que permitieran conocer la vida actual de los
máticas que encuentran su regiones productoras se incrementó notablemente. ca que giraba en torno a las compañías privadas que comodorenses con la de entre 1958-1963.
La circulación de divisas a nivel local puso en invertían en la región tuvo como consecuencia el éxo- El resultado es compartido en la edición especial
origen en una distribución marcha una máquina que parece no detenerse: el au- do de capitales y la extensión de la desocupación. Lo que cada año acerca a los lectores una mirada sobre la
desigual de las riqueza. mento de los precios se incrementa conforme lo hace que vendría después sería una crisis que no dejó de actualidad y la historia de la ciudad y la región.
2 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

La huelga realiza- LA HUELGA DE SUPE REALIZADA EN 1968 MARCO LA FUERZA DE UNA


da por el Sindica-
to Unidos Petrole-
ros del Estado
(SUPE) local en el
año 1968 es el
caso testigo en el
El sindicalismo en la
Supe está presente en la ac- desde que asumió el gobierno de daba coherencia con la política ga. Estas medidas le permitían a Comodoro Rivadavia intentó in-
análisis del movi- tualidad, a través de sus edifi- Juan Carlos Onganía. El mismo, negociadora con el gobierno YPF desgastar a los obreros y terceder ante el gobierno nacio-
cios, que en su momento brinda- además de responder a los recla- adoptada por el sector vandoris- forzar una negociación. Por ello, nal para destrabar el conflicto.
miento obrero de ron servicio a una comunidad de mos de los obreros por el aumen- ta. el gobierno de Onganía redobla Mientras tanto, comenzaban los
esa época. El trabajadores. En el edificio del to del horario laboral de 6 a 8 Para la CGT de los Argenti- la apuesta y el 11 de octubre or- contactos entre Raimundo On-
barrio General Mosconi funcio- horas diarias (en un lugar consi- nos, Cavalli era simplemente un dena la intervención del Sindi- garo y el SUPE local para lograr
Sindicato fue nan hoy dependencias del gobier- derado insalubre) y el despido traidor. Para esta última, el au- cato de Obreros y Empleados una huelga de solidaridad en apo-
organizado a par- no municipal; su cámping, no tan de trabajadores, está atravesado mento de horario era sólo la gota de YPF y de la Flota Petrolera yo de los huelguistas de Ensena-
cuidado como antaño, conserva por la lucha interna a nivel na- que desbordaba el vaso porque del Estado de Ensenada, dispo- da.
tir del 10 de febre- su identificación. cional entre las facciones vando- «la Ley de Hidrocarburos que niendo de su artillería un arma ya Por esos días, los dirigentes
ro de 1946, sien- SUPE, como organización ristas y ongaristas. pone la riqueza nacional a dis- utilizada con otros sindicatos. Raúl Caminotti y Rodolfo San-
gremial, desapareció en los 90, El primer nudo de conflicto posición de los monopolios, la tucho, secretarios generales de las
do su primer Se- con la privatización de YPF, lo encontramos en la disputa por cesión de áreas descubiertas y LAS DISPUTAS filiales Ensenada y Taller Naval,
cretario General cuando los recursos petroleros
comenzaron a ser explotados
extender el paro a todas las de-
más dependencias de la empresa
exploradas por YPF, la serie in-
fame de contratos y el traspaso
INTERNAS EN EL SUPE
Esta coyuntura que vivía el
respectivamente, estuvieron de
incógnito en las sedes patagóni-
Américo Saini. únicamente por las empresas petrolera estatal (postura de la de servicios a empresas extran- sindicalismo a nivel nacional, ine- cas del SUPE. Estos movimien-
privadas, transnacionales. CGT liderada por Ongaro) y la jeras, son las causas de fondo del vitablemente iba a condicionar, tos de dirigentes del sindicalis-
Por Gabriel Carrizo (*) Uno de los hechos a tener en intención de circunscribir la huel- conflicto.» o al menos influenciar sobre el mo nacional en Comodoro Riva-
cuenta en el momento de estu- ga solamente a la Destilería de Para YPF, el conflicto supo- interior del país, situación de la davia eran la antesala de la visita

D
esde sus inicios, el diar el conflicto de SUPE en Co- La Plata (posición de la CGT al nía el peligro de un cese de los cual el SUPE comodorense no de Raimundo Ongaro, líder de la
SUPE abrazó la cau- modoro Rivadavia, y que refleja mando de Vandor). suministros a corto plazo, te- estuvo al margen. CGT de los Argentinos.
sa del nacionalismo la crisis del movimiento obrero, Adolfo Cavalli, líder de SUPE niendo en cuenta que la destile- La vinculación entre la diri- El dirigente gráfico, en gira por
petrolero y tuvo es la huelga desatada en Ensena- a nivel nacional, adherida a la ría atendía usualmente una ter- gencia local del SUPE y el con- diversos centros petroleros del
como objetivo defender los be- da por los Sindicatos de Destile- Central de la calle Azopardo li- cera parte del procesamiento to- flicto de Ensenada iba siendo país, recaló finalmente en Como-
neficios sociales generados por ría, Taller Naval y Flota del Es- derada por Vandor, intenta con- tal de combustibles en el país. cada vez más estrecha a medida doro Rivadavia el día 27 de octu-
las políticas asistencialistas pro- tado el 25 de setiembre de 1968, vencer a los trabajadores en huel- Sin embargo, la empresa estatal que la huelga de la destilería su- bre (a 33 días de iniciado el con-
porcionadas por la empresa des- que mantuvo paralizada la Des- ga de la conveniencia de volver a afronta el peligro de desabaste- maba más días, y por ende, ma- flicto en Ensenada) en su intento
de décadas anteriores. Para 1968, tilería de La Plata. sus tareas como base para iniciar cimiento de combustibles dispo- yor desgaste. de lograr un paro de solidaridad
el gremio contaba con alrededor Dicho conflicto fue uno de los y fortalecer las negociaciones. niendo de su personal superior Junto con las filiales de Men- con los trabajadores de La Plata.
de 4.500 afiliados. más graves registrados en el país Esta postura de Cavalli guar- para suplir al personal en huel- doza y Santa Cruz, la filial de Un dirigente de la Lista Verde

DURANTE EL PRIMER BOOM, COMODORO RECIBIO TRABAJADORES DEL NORTE DEL PAIS Y DEL SUR DE CHILE

Explosión demográfica, hoy como en el 60


A fines de la década del 40, Comodoro Rivadavia se convirtió La evolu-
ción de la
en un importante polo de empleo en la Argentina. Durante la población a
gobernación militar, las obras públicas fueron el principal lo largo del
siglo
motor económico. Más tarde, la Ley de Promoción Industrial pasado
evidencia
y la actividad petrolera provocó un afluente de contingentes períodos de
de población desde distintos puntos del país y de Chile. importan-
tes incre-
Por Miriam González (*) tar (1945-55) en la que se reali- incluso es levemente inferior a la mentos que
El incremento demográfico, zan grandes proyectos de obras media nacional (10,5%). se relacio-
asociado al aumento de la circu- públicas que convirtieron a la ciu- El factor explicativo de esta nan con los
lación de capitales, revolucionó dad en un polo de atracción de dinámica poblacional está rela- diferentes
las pautas sociales y económi- mano de obra. cionado por un lado, con la dis- ciclos
cas que caracterizaban hasta en- La década del sesenta es la que minución de la inmigración, y,por económi-
tonces a la comunidad de Como- presenta el mayor crecimiento otro lado, con el crecimiento ve- cos por los
doro Rivadavia. Cambiaron las poblacional, ya que los flujos getativo, que también registró un que atrave-
costumbres y los hábitos de con- migratorios se acrecientan en esta importante descenso. só la
sumo y el alza de los precios etapa. En la geoeconomía de la En esta dinámica del movi- ciudad.
provocó el encarecimiento del ciudad pueden destacarse en los miento natural el hecho más re-
costo de vida. primeros años de este período levante es la disminución de la dades, algunos de ellos mencio- res del censo anterior (1991). refleja la caída de la natalidad al
Comodoro Rivadavia tenía en dos hitos que sustentan la nece- natalidad, tendencia mundial y nados en el párrafo anterior, re- La contracción de la fecundi- producirse un brusco estrecha-
noviembre de 2001, según datos sidad de mano de obra: la Ley de nacional que se produce como forzados por factores propios en dad es una respuesta de los sec- miento de la base, en el escalón
del último Censo Nacional de Promoción Industrial que se pro- consecuencia de factores interre- cada país. En el caso de la Ar- tores medios al ajuste económi- de 0 a 4 años.
Población, Hogares y Vivienda, mulga en 1958 pero sus efectos lacionados: caída de los índices gentina, la fecundidad en la últi- co. El descenso se manifiesta so- ¿Cuántos habitantes tiene
137.000 habitantes. La evolución comienzan a apreciarse en los de fecundidad, retraso en la edad ma década descendió más de lo bre todo en áreas urbanas de la hoy Comodoro? Seguramente
de la población a lo largo del si- inicios de la década siguiente, y, del matrimonio y el primer hijo, proyectado, pasó de 3 hijos por zona pampeana, observándose muchos más que los 137.000 del
glo pasado evidencia períodos de en segundo término, el denomi- disminución de la tasa de nup- mujer a comienzos de los noven- una tendencia similar en la Pata- último censo, pero en realidad no
importantes incrementos que se nado «boom petrolero» que se cialidad, progresiva participa- ta a 2,5 en el año 2001. gonia. tenemos datos para responder a
relacionan con los diferentes ci- desarrolla entre 1958 y 1963. ción de las mujeres en el mundo En un contexto donde aumen- la pregunta. Lo cierto es que en
clos económicos por los que atra- El crecimiento poblacional se del trabajo, avances en los nive- COMO AYER tan la desocupación y la preca- este contexto de reactivación eco-
vesó la ciudad. desacelera notablemente a partir les de educación femenina, entre La socióloga argentina Susa- riedad, no hay cobertura social, nómica debido a la explotación
El importante incremento que de la década del setenta, situa- otros. na Torrado, en un análisis sobre los hijos se postergan, se retro- petrolera, al igual que en las dé-
se observa en el periodo 1947- ción que se hace más evidente en La disminución constituye un los resultados del último censo trae el tamaño de la familia por la cadas del 50 y 60, la ciudad se ha
60 debe asociarse al aporte de el último período (1991-2001) en fenómeno global que en la Ar- (2001), considera que la baja en crisis económica. convertido en un centro de atrac-
inmigrantes tanto internos como el que la tasa de crecimiento rela- gentina se inicia a partir de la la tasa de crecimiento se explica, Por otra parte, en los secto- ción para migrantes tanto inter-
extranjeros, en especial limítro- tivo intercensal de la ciudad década del 70. Responde a con- en parte, por la caída de la fecun- res populares los valores se man- nos como internacionales.
fes. Ese período corresponde a (9,34%) se encuentra por debajo dicionantes estructurales comu- didad mientras que la mortalidad tienen altos. La pirámide de la (*) Docente e investigado-
la etapa de la Gobernación Mili- de la media provincial (15,5%) e nes a la mayor parte de las socie- se mantuvo en los mismos valo- ciudad correspondiente al 2001 ra de la UNPSJB
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 3

ORGANIZACION DE TRABAJADORES DE LA QUE HOY QUEDA SOLO EL RECUERDO sobre la posible intervención del plir normalmente las tareas bajo
SUPE Comodoro Rivadavia por apercibimiento de la aplicación

década del 60
parte de la Secretaría de Trabajo, de las sanciones correspondien-
en una Asamblea realizada con tes, incluso cesantías.
la concurrencia de alrededor de El 30 de octubre, por dispo-
2.500 asistentes, se resuelve apo- sición del Poder Ejecutivo Na-
yar la huelga y se aprovecha la cional, se intervino la Filial SUPE
ocasión para repudiar pública- de Comodoro Rivadavia. De esta
mente las afirmaciones de la Lis- manera, caducaba el mandato de
ta Verde que denunciaban las pre- su Comisión Directiva, nom-
siones de Raimundo Ongaro. brándose un interventor y pos-
Así, a 34 días de iniciada la teriormente, tanto los miembros
Los movimientos sociales huelga de Ensenada (el 28 de oc- de la Comisión Directiva como
en la ciudad siempre tubre de 1968), los obreros de aquellos obreros que adhirieron
tuvieron relación con los YPF, nucleados en el SUPE al a la huelga (alrededor de 40 tra-
vaivenes en torno a la mando del dirigente de la Lista bajadores), fueron despedidos
actividad petrolera. Azul Víctor Bersán, deciden por por la empresa estatal, siendo
resolución de Asamblea General, reincorporados paulatinamente
adherir a una huelga general dis- recién a finales de 1972.
puesta por 72 horas. Pero lo cierto es que personal
La medida de fuerza llevada a con muchos años de servicio en
cabo era en repudio a la disminu- la repartición fueron víctimas de
ción de las fuentes de trabajo, por las graves sanciones dispuestas
la paralización de las tareas de por YPF. Esta resolución de la
perforación, la entrega a capital empresa creó en la familia petro-
extranjero de yacimientos con lera comodorense un clima de
reservas comprobadas, la quita zozobra e incertidumbre.
de conquistas gremiales, las ce- Al entablar contacto con los
santías y otros procedimientos protagonistas del suceso por
contrarios a los intereses de los medio de las entrevistas, hemos
trabajadores de YPF. comprobado que los recuerdos
A lo largo de los tres días de de la huelga y sus consecuencias
la huelga, todas las instalaciones han sido difíciles de olvidar, plas-
de YPF permanecieron custodia- mando en ellos un sentimiento
das por efectivos de la IX Briga- de dolor y hasta de rencor.
da de Infantería y la Prefectura Si bien varios de los que lle-
Nacional Marítima, fuertemente varon adelante la medida de fuer-
armados. Inclusive, se decidió za han fallecido, con los testi-
que los obreros que se encontra- monios recogidos hemos podido
ban afectados a sus tareas labo- inferir que para los huelguistas y
rales dentro de la Usina horas posteriormente cesanteados, la
antes del comienzo de la huelga vida y la militancia en el SUPE
de aquella época, nos relata lo un dirigente de la Comisión Di- POSICIONES lo tanto, creaba las condiciones fueran obligados a permanecer en ya no fue igual. Tal es así que
que para esta facción era el obje- rectiva del gremio liderada por la Los testimonios de los diri- para concretar lo dicho anterior- sus puestos, manteniendo en ac- muchos abandonaron el sindica-
tivo de Ongaro: «La Patagonia Lista Azul, quien fue uno de los gentes sindicales del SUPE local mente y por ello la solicitud a las tividad la planta. lismo luego de la difícil experien-
estaba tranquila... había que le- sindicalistas que se reunió con nos aportan más claridad a la distintas filiales de huelgas de Es que, como la Usina era uno cia familiar que provocó el con-
vantarla, decir bueno ¡eh! ¡des- Raimundo Ongaro personalmen- hora de analizar la posición del solidaridad. de los sectores claves para el flicto gremial.
pelote acá, despelote allá!...». te en las horas que el dirigente gremio. Primero, confirmar que En segundo lugar, y teniendo yacimiento, si el personal se plie- Refiriéndose al marido, ex di-
Para la Lista Verde (adherida nacional estuvo en Comodoro las pretensiones de Ongaro y la en cuenta los dichos del dirigen- ga al paro se corre el peligro de rigente del SUPE, una entrevis-
al Secretariado Nacional de la Rivadavia comentó que, «Onga- CGTA tenían la finalidad de crear te de la Lista Azul que se entre- que toda la zona petrolera quede tada nos dice: «Ya no se metió
Federación de SUPE a cargo de ro vino acá no a presionarnos focos de conflictos en diversos vista con Raimundo Ongaro en sin energía eléctrica. Debido a más... pienso que pensó que ser
Cavalli), las resoluciones toma- sino a conversar con nosotros... lugares del país con el objetivo su paso por Comodoro Rivadavia, ello, las primeras medidas drás- idealista en este país no vale la
das por la Comisión Directiva y si necesitábamos que nos diera de enfrentarse abiertamente al el reclamo del SUPE local tenía que ticas fueron tendientes a mante- pena, que al final el único que
Junta de Delegados de Comodo- una mano. Ellos decían: yo te régimen de Onganía por un lado ver con la solicitud al gobierno de ner en actividad la Usina, orde- pierde es uno porque él se arrui-
ro Rivadavia relacionadas con la mando la pesada... es la verdad y, para continuar la confronta- una política petrolera que benefi- nando también la incomunicación nó la vida por eso».
decisión de ir a la huelga, fueron (enfatiza) y paramos la usina, ción con su opositor dentro del cie a la región, más que provo- de los trabajadores de dicho sec-
influenciadas por el dirigente querían dinamitar la usina ¡No!, sindicalismo nacional Augusto carle daños materiales a YPF. tor con el exterior. (*) Docente e investiga-
Raimundo Ongaro. le digo no, acá no, yo le digo acá Vandor por otro. A pesar de que ya el 28 de Por su parte, la empresa es- dor de la Lic. de
En una entrevista realizada a no, acá vamos por derecha». El conflicto de Ensenada, por octubre se hablaba en la prensa tatal intimó al personal a cum- Historia. UNPSJB
4 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

LA DECADA GLAMOROSA

La visita del sha de Irán


a Comodoro Rivadavia
Como los italianos defienden a ultran- Farah Diba
almorzando
za su origen en la leyenda de Rómulo en el
y Remo, los comodorenses planta- Comodoro
Hotel junto
mos nuestro origen y destino en el a Facundo
Suárez
petróleo. Esta dependencia capital no (presidente
deja que podamos aprovechar otros de YPF) y a
Roque
recursos que poseemos. González
POR VIVIANA BORQUEZ tento de refortalecer a YPF me- (goberna-
GRANERO (*) diante el «encarrilamiento» de dor de
una necesaria e indispensable Chubut).

D
ebatiéndose entre la política petrolera, llegan a Co-
explotación, las modoro Rivadavia importantes
huelgas, la naciona- visitas.
lización, el auge de El sha de Persia (la máxima
la urbanización, los «booms» autoridad de lo que hoy es Irán),
petroleros, el fin de las políticas acompañado por su esposa Fa-
proteccionistas y el estancamien- rah Diba y toda su comitiva, arri-
to, llegamos a 1963 y la resci- baron a la ciudad y desarrollaron
sión de los contratos petroleros una abultada agenda. Fueron traí-
por parte del presidente Arturo dos por el presidente de Y.P.F. ,
Illia. Dejando atrás el recordado elDr. Facundo Suárez, quien ges-
«boom» del 58-63, y en un in- tionaba los contactos internacio-

nales pero para transacciones


dirigidas por el Estado.
Llegaron desde Bariloche y
descendieron en el aeródromo de
Comodoro Rivadavia, en Km 9,
el 17 de mayo de 1965. Fueron
recibidos por una multitud que
se congregó allí llena de expecta-
ción por conocerlos. El aeródro-
mo, a su vez, fue reacondiciona-
do y fueron colocadas banderas
argentinas e iraníes.
Mohammed Reza Pahlevi era
el sha de Irán -antiguo título que
recibían los monarcas de Persia-
A partir de 1935, Persia comen-
zó a llamarse Irán. Había nacido
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 5

juntosallí. mejor estándard de vida».


Mohammed Reza Pahlevi, su Lo que hay que visualizar en
esposa y su comitiva, no estu- todo esto es el símbolo de la vi-
vieron más de seis horas en Co- sita desde ambas partes. Por un
modoro Rivadavia, retornando a lado, los soberanos iraníes que
Buenos Aires alrededor de las 17 vinieron a conocer cómo era el
horas. manejo del petróleo en la ciudad
Muy poco se sabía del por- (Comodoro Rivadavia era la
qué de la visita imperial, pero «cuna del petróleo nacional»), en
Facundo Suárez, presidente de pos de proseguir con una políti-
Y.P.F., fue el encargado de dar ca procapitalista que le asegura-
cuenta de los motivos que sub- ría el apoyo económico de las
yacían en la visita real. potencias mundiales entregando
A través de un discurso, Suá- sus propias reservas petrolífe-
rez dijo, luego de halagar la polí- ras.
tica «democrática» que estaba lle- Por el otro lado, la visita sig-
vando a cabo el sha en su país, nificó la influencia de un Y.P.F.
que: «sabemos de vuestros es- que no quería perder su control
fuerzos por hacer de vuestro y hegemonía, y la postura de un
país un país moderno, ágil y Estado nacional convulsionado
progresista. Sabemos que por sus políticas sin continuidad
vuestro país es inmensamen- en el futuro y la imposibilidad
te rico en petróleo, y por qué de lograr el tan ansiado autoabas-
no decirlo, nuestro país que tecimiento.
se esfuerza en llegar al autoabas-
tecimiento, también quiere par- (*) Estudiante de la
ticipar en el mercado internacio- Licenciatura de Historia
nal del petróleo, y está dispues-
El sha Reza Pahlevi y su tercera esposa, Farah Diba, en Comodoro Rivadavia, el 17 de mayo de 1965. Mucho protocolo to a hacer arreglos con vuestro Las fotografías son
para una visita con vistas a futuras negociaciones. país para poder llegar a solucio- gentileza del Sr. Miguel
en 1919, estudió en la escuela cada país y el sha pronto fue ro- los gustos y costumbres iraníes. Hotel, pero por pedido del pre- nes modernas, que traigan más Fiordelli (http://go.to/
militar, se casó tres veces y se deado por las autoridades civi- Entre ellas, flores y plantas exó- sidente llia, almorzaron todos
trabajo a nuestros pueblos y comodoro)
coronó a sí mismo como empe- les, militares y eclesiásticas. ticas, alfombras y gobelinos.
rador de Irán en 1967. Reempla- Entre las actividades que rea- Pero, casi no utilizaron la suite
zó a su padre en el poder a los 22 lizaron durante su corta estadía dada la pronta partida de los fu-
años y siguió una política pro- en la ciudad, se destacan el reco- turos emperadores de Irán.
occidental, entregando el control rrido por las instalaciones del Como el peluquero personal
del petróleo a las compañías oc- yacimiento de Y.P.F. y por las de de los soberanos iraníes se había
cidentales. S.U.P.E., y la inauguración de una enfermado en Bariloche, y debió
Aprovechó esta alianza para sala de neonatología en el Hos- ser atendido en Buenos Aires,
fomentar el desarrollo económi- pital Alvear. Y.P.F. convocó al peluquero lo-
co de su país pero descuidó la El alojamiento dispuesto para cal Daniel Landi. Daniel peinó a
política (su gobierno se volvió su visita fue el Chalet Huergo. la futura emperatriz en la suite y
autoritario, represivo y corrup- Para ello fue colocada en la puer- pudo comunicarse sin problemas
to), sus raíces culturales-religio- ta de entrada del Chalet Huergo, con ella, ya que una de sus asis-
sas, y a la sociedad (mucha dife- una alfombra roja, y todas las tentes hablaba español.
renciación social). cerraduras, picaportes y griferías El copetín de bienvenida fue
Así es como, en 1979, el aya- fueron cambiadas por unas de preparado, solamente para mu-
tollah Jomeini encabezó la revo- oro. También se realizó, especial- jeres, en el Chalet Huergo, al cual
lución que lo destronaría del po- mente para Farah Diba, un có- asistieron las esposas de los di-
der y lo obligaría al exilio. Al año modo baño en la planta baja. La rectivos de Y.P.F., de los minis-
siguiente, producto de un cáncer organización estuvo a cargo del tros de la provincia y la mujer
linfático, falleció en Egipto a los titular de Relaciones Públicas de del gobernador Roque González.
61 años. la Dirección General de Y.P.F.,el La anfitriona fue la Sra. Lucía
conde Juan Eugenio de Chikoff, Lastra de Suárez, esposa del pre-
LA VISITA quien coordinó antes de la llega- sidente de YPF, Facundo Suárez.
En ese mismo lugar se ento- da del sha hasta el más mínimo Los hombres, en cambio, iban a
naron los himnos nacionales de detalle con el fin de puntualizar almorzar solos en el Comodoro
6 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

El denominado "boom petrolero" del pe- EL BOOM PETROLERO, LA PRIVATIZACION Y


ríodo 1958-1963 estuvo motivado funda-

El barrio General
mentalmente por la aplicación de la Ley
de Hidrocarburos, sancionada en 1956.
Las consecuencias en la región se vieron
plasmadas en un incremento de la pobla-

de la memoria
ción migratoria del sur de Chile y del
norte del país. Las empresas petroleras
privadas comenzaron a invertir y paralela-
mente surgieron empresas contratistas y
subcontratistas.
Por Dolores Domínguez, A partir de 1968 YPF inició
Martín Vulcaín y Ana Lía un proceso de reubicación de la
Pomes (*) población. Algunos de los anti-
guos campamentos alejados se

E
n los barrios de la desmontaron en este período y
zona norte, los cam- se trasladaron hacia la zona cen-
bios se reflejaron en tral del yacimiento. Muchos ba-
un incremento en la rrios se edificaron con los mate-
población, que se complementa- riales traídos desde esos asenta-
ba con una mayor demanda de mientos. Fue el caso de las vi-
viviendas y un crecimiento en el viendas de chapa y madera de-
consumo. sarmadas en Cañadón Perdido y
En la década del 90, las priva- reconstruidas en Saavedra.
tizaciones y la retirada del Esta- Para el mismo período (1968)
do de la vida de los argentinos YPF promulgó un decreto para
tendría sobre las poblaciones se- una Constitución Ejecutiva de
rias consecuencias. Precisamen- Transferencia, encargada de co-
te la «crisis» vivida a partir de ordinar y supervisar la venta de
este fenómeno, y la actualidad las viviendas de algunos campa-
del barrio General Mosconi, son mentos al personal que las ocu-
aspectos recuperados por la in- paba. Trascurrido más de un año
vestigación «Dinámicas socioco- de la firma del decreto, se inició
munitarias en respuesta a situa- la venta de las casas a sus ocu-
ciones criticas», integrado por in- pantes estableciendo precios de
vestigadores de la Universidad fomento.
local. La transferencia de las vivien-
El eje de análisis es la relación das a los trabajadores formaba
entre memoria, memoria colecti- parte de una política que apun-
va y construcción de identidad, taba a una gradual retirada de la
desde la dinámica de la globali- empresa en cuanto a las inver-
zación impuesta a los países de siones efectivas en el bienestar
la periferia y la creación conse- social. Ese lugar social comenzó General Mosconi, un lugar estrechamente vinculado con la explotación petrolera.
cuente de subjetividad. a ser ocupado cada vez más por ypefiano del progreso indefini- visualizar en algunos actores di- con distintos resultados, la ma- microemprendimientos fracasa-
Durante décadas la población SUPE y por organizaciones coo- do, asociado a la idea de una cla- námicas de recuperación a partir yoría fracasaron en la iniciativa ron debido a la incidencia de la
de zona norte de la ciudad (per- perativas. se media fuerte y homogénea, tal de las experiencias previas en la privada, sólo un grupo pudo ha- cultura de obrero asalariado den-
tenecientes a YPF y empresas Los procesos vividos por los como aparece en el relato de los empresa estatal. cer el pasaje de «empleados a ac- tro de una empresa proveedora
privadas), había crecido y se ha- pobladores de Km 3 nos enfren- vecinos que señalan la orienta- Los entrevistados se refieren cionistas» de las empresas que de todos los recursos necesarios.
bían desarrollado al margen de la tan a las nuevas condiciones so- ción política del barrio. como «alternativas post-priva- se originaban a partir de YPF. Como se refieren los entrevista-
tutela municipal, con un patrón ciales que afectan las dinámicas EL BARRIO DESPUES tización de YPF» lo que supone La redistribución de los roles dos: de la cual se obtenía desde
de organización social gestado de constitución subjetiva. La for- DE LA CRISIS en esta etapa de transición un basados en las capacidades indi- «el tornillo hasta la tuerca».
desde cada una de las empresas ma de entender el cambio -y,en La privatización de YPF pro- fuerte referente para la toma de viduales, en los conocimientos Por otra parte también influ-
asentadas en el área. Vivieron al particular, el quiebre- necesita dujo en los habitantes del barrio decisiones individuales y colec- experienciales, en la autogestión yeron las formas de organización
amparo de políticas que vedaban ser explicada y diferenciada, ya general Mosconi un proceso de tivas. para desarrollar nuevos vínculos, basadas en esfuerzos individua-
la participación en cuestiones li- que fue un quiebre profundamen- crisis expresado en las dinámi- Las diversas políticas utiliza- en algunos casos como empre- les con escasa experiencia empre-
gadas a la toma de decisiones, te dramático y sin precedentes, cas sociales y en los sujetos. Li- das durante el proceso de priva- sas de servicios: con los clientes, sarial y en otros, con la partici-
pero que en contrapartida ase- entre la identidad construida en dia Fernández sostiene que el im- tización de la empresa posibili- con los bancos, con los asesores pación de importantes empresa-
guraban la casi totalidad de los torno a la Nación y sus símbolos pacto en la constitución de la iden- taron a algunos de sus obreros económicos y jurídicos para con- rios y gerentes «de afuera» su-
requerimientos urbanos que esa y la nueva forma de ser, pertene- tidad tiene el nivel de significa- resignificar las relaciones labora- solidarse en el mercado local. mados a la exigua participación
población necesitaba. Con la cer y vivir a partir de la privati- ción de una catástrofe que pene- les, de liderazgo, la utilización de Dicho «pasaje», el cual sólo de los «obreros-accionistas».
destrucción de este modelo, de zación. tra en el tejido social. No obs- los recursos económicos y hu- unos pocos pudieron realizar, te- Las anteriores formas de re-
manera palpable en el caso de En la década del 90, especial- tante, aunque la memoria de los manos en las distintas áreas de nía como impedimento la cultu- lación con YPF, la autonomía lo-
YPF, la población se encontró mente desde 1991 a 1995, se de- entrevistados navegue entre la trabajo, las relaciones con las je- ra institucional en la cual habían grada en el ámbito de trabajo, la
desamparada y enfrentada a un vela una nueva cartografía social «pérdida del paraíso» y la pro- faturas locales y nacionales. construido la matriz identitaria: relación de las áreas de caracte-
orden de cosas totalmente nue- en Kilómetro 3, que echa por tie- funda crisis de la institución to- Luego de la privatización sur- YPF. rísticas similares con las ubica-
vo. rra el poderoso mito integrador tal (en este caso YPF) permite gieron micro-emprendimientos Por ello, la mayoría de los das en Buenos Aires, permitie-
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 7

EL FORTALECIMIENTO DEL GOBIERNO MUNICIPAL do, ya que la quietud de las organi- cia de Santa Cruz.
zaciones comunitarias no parecía En entrevistas mantenidas con

Mosconi a través
dar cuenta del fenómeno que se iba miembros de organizaciones comu-
gestando: las fronteras del barrio nitarias, dicen que el barrio ha cam-
parecieron ser más permeables y biado su constitución a partir de la
«el pueblo de Comodoro» empe- llegada de los alumnos de la Uni-
zó a «ingresar «al barrio. versidad, aunque destacan que las
Estos nuevos procesos micro- autoridades también despiertan de

de sus habitantes
sociales tuvieron múltiples expre- su letargo, pueden realizar acuer-
siones en la vida de todos los días, dos con ellos, y lograr avances de
grupos de inmigrantes que llegan infraestructura. El tema de los jó-
(bolivianos, y peruanos) grupos de venes aún se plantea con inquie-
migrantes del país que se despla- tud, ya que en algunos sectores del
zan con motivo de la necesidad de barrio, se consideran como peli-
trabajar por las condiciones eco- grosos y se preocupan por la con-
nómicas predominantes en el país, dición ociosa.
ron en algunos casos a los obre- tos que emergen en situaciones crí- manera directa o indirecta. Por otra tos históricos del barrio General también traerán aparejada la agu- Otros comentan que después
ros que trabajaban en la empresa ticas como parte de un movimien- parte, motoriza las actividades Mosconi: los viejos habitantes y dización de contradicciones gene- de la privatización el barrio cam-
estatal un grado de dinamismo y to de recuperación (...) promue- económicas de la región que requie- los nuevos migrantes. radas por el aumento del empleo y bió bastante, que llegó mucha
autonomía en la producción y ven de hecho nuevas formas de re de la inversión privada y políti- Lo acaecido durante y con pos- la agudización de la marginalidad gente, que no tiene donde ubi-
prestación de servicios. definir su función social». cas públicas que estimulen la di- terioridad a la privatización, no fue por otro (tomas de tierras, fami- carse y hay varios en calidad de
Dicha situación posibilitó en El contexto internacional favo- versificación productiva en áreas visualizado como conflicto social, lias que subalquilan habitaciones, «ocupas» sobre todo en las ex
algunos «ex obreros ypefianos el rable luego de la invasión a Irak que trasciendan el actual «boom ni tampoco asumió significado planes de trabajo precario para fa- gamelas de YPF, situación pre-
paso a empresarios»,debidoalni- por parte de los Estados Unidos y del petróleo» reflejado en el pre- como motorización de dinámica milias sin trabajo, programas de ocupante, ya que las que no fue-
vel de autogestión en diferentes el posterior proceso de devalua- cio del crudo, que conlleve a la pla- social, aunque se recorta en los trabajo para los jóvenes, etc). ron entregadas al Estado por par-
niveles alcanzados en estos secto- ción surgido de la crisis del 2001 nificación del desarrollo sustenta- vecinos originarios la noción de Comodoro se explayó hacia te de Repsol, fueron «tomadas».
res que dependían de gerentes ubi- en Argentina, propició la suba del ble de la región. pérdida, que se expresa en el sen- Km 3, y a partir de este avance fue Hay quienes afirman que
cados en Buenos Aires. precio del barril del petróleo y una Los proyectos de recuperación tido que tenían las relaciones de construyendo una nueva identidad «esto es difícil de solucionar, ya
Los entrevistados se refieren a política económica de préstamos luego de la privatización de la em- vecindad, la seguridad en el traba- que modifica lo que fue Mosconi. que en el barrio la gente es muy
estos patrones culturales como internos. Esta coyuntura favora- presa estatal de YPF suponen dis- jo, la familia como grupo sostén, y A las escuelas concurren niños y «conservadora», «hablan poco»
«reproducción de experiencias» ble para las economías de enclaves tintas formas de relacionarse en la elcontrol. adolescentes de toda la ciudad, la y denuncian cuando las situacio-
que sirvieron para actuar en las dis- petroleras, del nuevo «boom del comunidad. La misma presenta ¿Qué pasó en esta nueva cultu- Universidad es un Centro de for- nes son muy graves. «Ellos sa-
tintas situaciones empresariales petróleo» en los últimos años del transformaciones sociales, econó- ra urbana? Por momentos parecía mación que concentra una impor- ben que pasan cosas, pero no las
frente a las dinámicas del mercado siglo XX y en los primeros del micas y culturales; y otros perfi- que la vida comunitaria encubría tante cantidad de jóvenes de toda dicen, y eso es que la gente por
local. XXI, permitió a los organizadores les en la vinculación entre los suje- los cambios que se iban generan- la región, y también de la provin- su condición cultural oculta».
Otradelascaracterísticasdelas de los micro emprendimientos, en «Son comportamientos muy di-
compañías que tuvieron la capaci- algunos casos, realizar una lectura ferentes con los de otros ba-
dad de adaptación al mercado lo- acertada del contexto para una ade- rrios».
cal se plasmaron: en la redistribu- cuación al mercado local y un pro- Otro aspecto a recuperar que
ción de roles de acuerdo a los co- ceso de diversificación en los ser- plantea diversas dinámicas en el
nocimientos y tareas desarrolladas vicios que llevaran a prestaciones barrio se vincula con la llegada
en YPF, la contratación de obreros a otros lugares de la provincia y a de organizaciones comunitarias
de acuerdo a los servicios ofreci- diversas regiones del país. y estatales, que desde su accio-
dos; a las necesidades surgidas de La memoria de los informantes nar generan actividades que fun-
las prestaciones lo que origina las claves que realizan la experiencia cionan como organizadoras y
contrataciones temporales; la uti- de constitución de las empresas centralizadoras de eventos para
lización de los recursos, espacios con relativo éxito, refieren acerca toda la ciudad.
y tiempos personales en la con- de las iniciativas desarrolladas para Se transita un momento que
formación del proyecto empresa- propiciar un proceso de diversifi- puede caracterizarse como
rial, otorgándole un componente cación a otros sectores que no ten- «boom» económico, y se reafir-
utópico para los fundadores del ga relación directa con la explota- ma lo anteriormente planteado,
proyecto que incluye al grupo de ción del petróleo. ya que la perversidad que encu-
ex compañeros ypefianos y en al- Las distintas fuentes consulta- bre es el aumento de desigualda-
gunos casos a los grupos familia- das reflejan que en la Cuenca del des y agudizamiento de contra-
res. De esta manera se crearon nue- Golfo San Jorge, de la provincia dicciones.
vos vínculos con el medio e inician del Chubut y Santa Cruz, la in-
otros proyectos de vida. dustria petrolera genera alrededor En los barrios de la zona norte, los cambios se reflejaron en un incremento en la pobla- (*) Investigadores y docen-
Por tanto, «se trata de proyec- de 52.500 lugares de trabajo de ción. tes universitarios.
8 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

UNA HISTORIA CONTADA A TRAVES DE LA RECUPERACION

Los constructores del Puerto


A principios de la ción de los Territorios Naciona- obreros, mientras que un año gún la sección en la que se des- aunque en algunos meses del año el 71% del total, frente al 29%
les en la economía capitalista después, en agosto de 1926, el empeñaban. Por ejemplo, en la por diferentes causas iban au- de los argentinos. La mayoría de
década del veinte, mundial, y para ello fue preciso número se elevó a 217 trabaja- cuadrilla de obras, donde se cons- mentando o disminuyendo. En los argentinos eran oriundos del
los vecinos de asegurar las condiciones materia-
les en la región.
dores. En 1930 se produjo una
segunda paralización por falta de
truía el dique viaducto, trabaja-
ban barrenistas, cambistas, fo-
ciertas ocasiones la falta de ma-
teriales de construcción o las
noreste del país, de las provin-
cias de Santa Fe, Entre Ríos y
Comodoro Riva- Sumado a ello, las demandas presupuesto y el personal fue guistas, guincheros, palanquis- malas condiciones climáticas ha- Buenos Aires; en cambio eran
davia sintieron la de comerciantes, profesionales y
de la población en general favo-
reducido a 190 hombres.
Los empleados administrati-
tas, picapedreros, techadores,
maquinistas, pintores, cañistas,
cían que las obras se paralizaran
y con ello el trabajo diario. Sin
pocos los que venían de lugares
cercanos como Neuquén e inclu-
necesidad de recieron la instalación en la ciu- vos eran nombrados por el Po- herreros, torneros, motoristas, embargo, era frecuente que cuan- so de la misma provincia de Chu-
contar con un dad de la Dirección General de
Navegación y Puertos depen-
der Ejecutivo en Buenos Aires y
enviados a la ciudad, como el di-
electricistas y guardavías.
En los talleres trabajaban los
do esto sucedía los trabajadores
tuviesen que trabajar el mes com-
but. Los cargos de empleados
administrativos y técnicos esta-
puerto que les diente del Ministerio de Obras rector y vicedirector de obras, albañiles, mecánicos, carpinteros pleto, pues se dictaminaba que ban reservado para los argenti-
Públicas, encargada de la obra del ingenieros, dibujantes y conta- y caldereros. También estaban se terminasen todas las tareas nos.
permitiera vincu- puerto. El primer director, el in- dores. Contaban con estudios los oficiales de algunas tareas empezadas antes de reducir el De los trabajadores extranje-
larse con otras geniero Enrique Ducós, comen- secundarios o superiores y (oficial albañil, oficial cañista y personal. Por otra parte, en los ros la mayoría estaba represen-
zó con la contrata de los prime- muchos de ellos se habían des- oficial pintor), como así también meses en que llegaban buques con tada por yugoeslavos, españo-
localidades pata- ros obreros, quienes emprendie- empeñado en la administración los ayudantes (ayudante calde- materiales de construcción y les e italianos con un 20%, 17%
gónicas y particu- ron la obra del puerto en agosto pública antes de ingresar a la rero, ayudante herrero, ayudan- maquinarias, los mismos traba- y 13%, respectivamente. La pre-
de 1923 sobre la restinga Borja. D.G.N.P. Sus salarios eran los te foguista, ayudante carpintero jadores realizaban la descarga, sencia de españoles e italianos
larmente con La Dirección de las Obras es- más elevados dentro de la depen- y ayudante mecánico). En algu- por lo que trabajaban horas ex- en la ciudad se corresponde con
Buenos Aires. taba conformada por las seccio- dencia, llegando a los 1.200 pe- nos casos el oficio se aprendía tras. la llegada de grandes grupos mi-
nes de secretaría, topografía, di- sos mensuales. en la dependencia ingresando Con estas condiciones de tra- gratorios a nivel nacional los cua-
bujo, contaduría, oficina de per- Los empleados técnicos al- como aprendices. Los jornales de bajo, los jornales y salarios fue- les se fueron trasladando hacia
POR VALERIA FERREIRA Y sonal, cuadrilla de obras, talleres canzaban un grado de especiali- estos obreros variaron de 7 a a ron disminuyendo hacia el final las provincias del interior, llegan-
MARIANA MONZON (*) y depósito. zación que los capacitaba para la 10 pesos mensuales. del período en forma continua do la ciudad de Comodoro a reci-
En las primeras cinco seccio- supervisión del trabajo en dis- Los obreros no calificados respondiendo a una crisis eco- bir grandes contingentes de es-

L
os beneficios económi- nes se reclutaba empleados para tintas secciones, como los capa- eran en su mayoría peones, y en nómica general del país. tas nacionalidades.
cos que podía brindar las tareas técnicas y administra- taces, apuntadores, contramaes- menor medida serenos, cocine- En el caso de los empleados, Sin embargo, la gran cantidad
eran importantes: el tivas. En el resto de las seccio- tres, sobrestantes y encargados ros/as, aprendices y personal de la disminución de sus salarios fue de inmigrantes yugoeslavos en el
transporte de la lana nes trabajaron obreros califica- de talleres y depósito. ordenanza. Las tareas eran prin- más pronunciada; sin embargo, puerto no tienen parangón con
del interior y del petróleo, ade- dos y no calificados y algunos Ellos dirigían las labores y cipalmente manuales y no reque- en períodos de crisis, este plan- otras dependencias como Y.P.F.
más de las operaciones de carga empleados también. La cantidad controlaban asistencias y desem- rían de una especialización par- tel no era reducido sino que para o con la empresa privada
y descarga de mercaderías y ma- media de trabajadores abocados peños de los obreros calificados ticular, salvo en el caso de los contrarrestar la falta de presu- A.S.T.R.A.
teriales de construcción, así a la construcción del puerto es- y no calificados que tenían a su aprendices que buscaban formar- puesto la estrategia era la reduc- Los argentinos trabajando en
como también el transporte de taba determinada en función de cargo. Sus salarios variaban en- se en algún oficio. Sus jornales ción de los obreros. el puerto en todo el período eran
pasajeros. las paralizaciones de obras. Por tre 250 y 350 pesos mensuales. eran los más bajos y oscilaban Hubo una fuerte presencia de mucho menos que los que traba-
Durante el período que se ex- ejemplo, la primera interrupción Los obreros calificados reali- entre 2,50 y 7 pesos mensuales. trabajadores extranjeros en la jaban en Y.P.F. en 1929 (43.4 %);
tiende desde 1923 a 1930 el Es- se produjo en agosto de 1925, zaban tareas manuales y reque- El tiempo de trabajo más fre- construcción del puerto llegan- en cambio la cantidad de yugoes-
tado nacional buscaba la inser- reduciéndose el personal a 34 rían de una especialización se- cuente era de 25 días mensuales, do a representar en este período lavos en el puerto superaban a
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 9

DE ARCHIVOS DEL PUERTO

de Comodoro Rivadavia

los que trabajaban en YPF en pendencias comparadas, pero no los mismos en el puerto en 1929. mienza. Todavía quedan muchas construcción de la historia local ciatura en Historia de la
1926 (2.9 %) y que A.S.T.R.A. sucedía lo mismo con la cantidad La historia del puerto de nues- huellas de estos protagonistas y regional. UNPSJB y pasantes
no contaba. La cantidad de espa- de alemanes, pues en A.S.T.R.A. tra ciudad y de aquellos hombres por rescatar del pasado, y de esa universitarias en el Museo
ñoles era similar en las tres de- sumaban el 32% frente al 2 % de que trabajaron en él recién co- manera poder contribuir a la (*) Estudiantes de Licen- Ferroportuario.
10 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

Con el fin del YPF nacional en la déca- CUANDO EL PETROLEO YA NO IDENTIFICABA A LOS COMODORENSES,

Comunidades
da del 90, el petróleo pierde su presti-
gio en el ámbito identitario, cortando
el enlace entre el pueblo (la gente) y el
Estado. En este momento llega al
rescate la Federación de Comunida-

identitario de
des Extranjeras.

Por Guillermo Williams


Williams (*)

E
n 1989 el contexto deración, que adquiere este títu- ses principales ya tipificadas en
histórico mundial lo a partir de 1999, realizan ac- los sucesivos años de fiesta: el
cambia trascendental- tos, principalmente los del Día acto de apertura, al que asisten
mente. Cae el muro de del Inmigrante, promueve el de- las autoridades de la federación,
Berlín, se desintegra el bloque porte entre las diversas asocia- del gobierno y el pueblo; la elec-
soviético y triunfa el capitalis- ciones, lleva a cabo exposiciones ción de la reina de las Comunida-
mo, culminando el proyecto de artísticas o de otro tipo en el des Extranjeras, llevada a cabo
globalización, el cual trae nuevos Chalet Huergo (dado en como- desde 1989, dentro o fuera de la
puntos de vista del mundo y de dato por el gobierno municipal), feria, y la Feria misma, un salón
la economía. entre otras cosas. con stands de venta de las diver-
En Comodoro este cambio es Su objetivo principal es man- sas colectividades que comercia-
también fundamental porque elimi- tener la memoria de los inmigran- lizan alimentos, bebidas y pro-
na el principal rasgo de identidad de tes que formaron y conformaron ductos típicos nacionales.
la ciudad para con la nación y con su la ciudad. Y realmente lo logra, Además de la venta culinaria
pueblo: el petróleo y su fiesta. convirtiéndose en la fiesta y el se muestran las danzas tradicio-
Los proyectos neoliberales evento que mas gente reúne, con nales en un escenario central. La
que culminan con la privatiza- un propósito positivo y noble. feria dura tres días, eligiéndose
ción de la petrolera estatal ter- La Feria presenta cuatro fa- para esto los fines de semana del
minan por destruir la fiesta del
petróleo del 13 de Diciembre (el
título «Capital Nacional del Pe-
tróleo» pierde todo su prestigio).
Después de esta fecha ya no
tiene sentido el festejo, ya que la Inesperadamente, las co- reúnen para festejar el Día del
nación y el pueblo han perdido lectividades extranjeras pa- Petróleo, fiesta sumamente im-
el vínculo emocional, identitario saron a ocupar un lugar des- portante en la región, y de carác-
y cultural con el oro negro. Es tacado dentro de la idiosin- ter nacional. En 1989 se forma la
desde ese momento que el pe- crasia local. Comisión de Comunidades Ex-
tróleo funciona únicamente como tranjeras y se realiza la primer
motor económico de la ciudad. población inicial era extranjera, Feria conformada por las colec-
Pero también es en este momen- y ni bien llegaron los inmigran- tividades de la Comisión. Aun
to que crece una figura siempre tes fundaron asociaciones para así, la promoción oficial de la fies-
presente en la ciudad: el inmi- agrupar a sus connacionales. ta por parte del estado comienza
grante, y con ella la Federación Desde ese momento estos recién en 1998; también para esta
de Comunidades Extranjeras. grupos participan en las fiestas fecha la fiesta empieza a ser pro-
Y legítima y justificadamente nacionales, regionales y munici- movida por firmas y empresas. Cada
crece para tapar el vacío creado pales, por separado o en grupos, setiembre,
por la muerte del anterior sím- siendo el principal preludio a la LA FEDERACION se reedita
bolo comodorense. Federación la Feria de 1982, des- Y LA FERIA DE LAS una fiesta
La inmigración siempre fue tinada a ayudar a las tropas ar- COMUNIDADES que no
importante en Comodoro Riva- gentinas en Malvinas. EXTRANJERAS pierde
davia. Un gran porcentaje de su En 1985 las colectividades se La Comisión, y luego la Fe- atractivo.
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 11

SURGE LA IDENTIFICACION CON LOS ORIGENES DE LOS ANTEPASADOS

Extranjeras: un rasgo
Comodoro Rivadavia
mes de setiembre, coincidente pués el Chalet Huergo, símbolo rriente de la situación mundial y algo deteriorada. ción son las que, tras haber he- nerador de vínculos de identidad.
con el Día del Inmigrante, el 4 de de la gloria petrolífera comodo- comienzan a utilizar la cultura En síntesis: las mismas em- cho esto, intentan reparar su
setiembre. rense, dado en comodato. ¿Inten- como un recurso económico, para presas que limitaron el rasgo imagen de reductores del patri- (*) Estudiante de la
Los más escépticos podrían to de llenar el vacío identitario? consolidar su mercado y también identitario del petróleo con Co- monio nacional avalando la ins- Licenciatura en Historia
decir que la federación y la feria Probablemente. para optimizar su imagen pública, modoro Rivadavia y con la na- tauración de un nuevo rasgo ge- de la UNPSJB
es todo un asunto puramente La última y más significativa
económico. No es cierto. Al me- fase, ocurrida en el 2005, es la
nos para la feria. Para esta la au- instauración de Comodoro Riva-
tosustentación es el objetivo pri- davia como «Capital Provincial ATRAIDOS POR LA GRAN OFERTA DE TRABAJO, LOS
mario de su economía, que utili- de las Colectividades Extranje- HABITANTES DE OTROS PAISES SE RADICAN EN COMODORO
za lo recaudado para su próxima ras». Este movimiento termina
exposición y su mantenimiento
como asociación. Pero quizás sí
es económico para el estado y
de intentar suplantar el culto al
petróleo como patrimonio de la
ciudad. Este punto, como el an-
Migrantes limítrofes: chilenos en los
las empresas que lo avalan.

¿Y EL ESTADO?
terior, deja percibir el objetivo
del estado de hacer de este even-
to el principal aglutinador de la
60, bolivianos en el nuevo milenio
El estado no puede dejar pa- imagen de Comodoro Rivadavia,
sar un evento cultural de este pero con un fin principalmente Un rasgo preponderante del poblamiento de Comodoro Rivadavia es la hetero-
tipo, ya que habiendo perdido económico como es el fomento
YPF no posee tantos elementos del turismo por medio de la crea- geneidad nacional y étnica. Básicamente la ciudad se pobló con migrantes de
de unión cultural con el pueblo,
más allá de la pertenencia a la
ción de atracciones culturales.
Aun así este cambio no logra lle-
origen europeo, con un incremento significativo de los migrantes de países
nación. Para esto, el gobierno gar a la altura del rol de «Capital limítrofes en la segunda mitad del siglo XX.
municipal y provincial comien- Nacional del Petróleo».
za a promocionarlo como atrac-
Por Brígida Baeza (*) siglo XX llegan a la ciudad para valores, normas y prejuicios acer- épocas de menor demanda labo-
ción turística y como espacio ¿Y LAS EMPRESAS? emplearse en las empresas pes- ca de los migrantes chilenos y ral, y que se refleja en las actitu-
cultural de la ciudad. Lo hace Estas actúan como promoto-
En la década del 60 se dio la queras o de construcción. bolivianos en la ciudad; y que des discriminatorias entre los
promoviendo su estatus con la ras de la Feria de Comunidades
mayor afluencia de migrantes li- Los chilenos del 60 y los bo- obstaculizan su inclusión como propios migrantes que compar-
aparición de las autoridades del Extranjeras, siendo sus sponsors
mítrofes de origen chileno y el livianos del 2000 comparten las migrantes limítrofes. ten situaciones de marginalidad.
gobierno en los actos de la feria oficiales. Irónicamente muchos
comienzo de la migración boli- dificultades propias vinculadas A pesar de llegar a la ciudad Ambos grupos comparten
y con el protagonismo de repre- de los entes promotores son
viana a la ciudad. al modo de inserción en la socie- en épocas de expansión econó- también la marginalidad ecológi-
sentantes de la Federación en los empresas petroleras, las mismas
Ambas corrientes se empa- dad receptora. A partir de la in- mica, los «chilenos del 60" y los ca, como producto del crecimien-
actos públicos. También feste- empresas no nacionales que com-
rentan por pertenecer a los «mi- teracción cotidiana entre migran- «bolivianos de la segunda olea- to poblacional y de la ausencia
jan el Día del Inmigrante, donde praron la petrolera estatal y el
grantes económicos», que se ins- tes y «nativos», los comodoren- da», comparten su contratación de planificación urbana.
la Federación es la «autoridad petróleo nacional.
talaban atraídos por el «boom ses generan una serie de repre- como trabajadores «ilegales», por Los chilenos debieron asen-
máxima». Las ideas de inmigración, aso-
petrolero» que vivía la ciudad sentaciones acerca de la chileni- ser esta una forma en que las tarse en las márgenes del cerro
Además, se le otorga un es- ciacionismo y su unión en la Fede-
entre 1958-1963. Nos ocupare- dad y la bolivianeidad. Estos es- empresas históricamente abara-
pacio físico a la Federación; pri- ración de Comunidades Extranje-
mos aquí de los «chilenos del 60" quemas de representación ope- tan los costos de mano de obra.
mero un espacio público como ras lograron ocupar el vacío de iden-
y de los «bolivianos de la segun- ran como marcos desde los cua- Hecho que provoca la competen-
la Plaza de las Naciones, y des- tidad, y las empresas siguen la co-
da oleada» que desde fines del les se reproduce un conjunto de cia por los puestos de trabajo en continúa en pág. 12
12 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

Migrantes limítrofes: chilenos en los 60, bolivianos en el nuevo milenio


organizaciones estatales frente a davia, poseen una dinámica par-
viene en pág. 11 las cuales tienen que hacer trá- ticular que varía de acuerdo al
mites, reclamar servicios, defen- contexto relacional y temporal.
Chenque, en los barrios que der derechos o denunciar discri- Nos referimos a las modificacio-
aún no tenían instalados los ser- minaciones. nes que ha tenido a través del
vicios básicos. Los «bolivianos tiempo «ser chileno».
de la segunda oleada» debieron LOS INMIGRANTES Y Por ejemplo, una ha sido la
ubicarse en las extensiones de los LAS INSTITUCIONES imagen de la década del 60 que
barrios ubicados en el extremo En este sentido, a modo de los ubicaba como sinónimo de
sur de la ciudad, tales como el ejemplo, la Delegación de Migra- sospecha e invasión. Y otra es la
barrio Moure y el Máximo Abá- ciones es un ámbito al cual de- representación de «ser chileno»
solo. ben acudir chilenos y bolivianos. en la actualidad que no es nece-
Es en los barrios donde se Allí se ha construido una repre- sariamente asociada a la nacio-
construye el espacio en el cual sentación del migrante chileno nalidad sino a una serie de atri-
se generan las disputas y las di- como poco afecto a la regulari- butos a veces positivos, otras
ferenciaciones entre bolivianos y zación documental, por contra- negativos; ser trabajador y lucha-
chilenos. Un cochabambino me posición al boliviano que es cum- dor entre los primeros, conflicti-
explicó que aquí los argentinos plidor y gusta de tener sus pa- vo y facilista entre los segundos.
no los molestan porque saben peles en regla. Actualmente han De igual modo «ser bolivia-
que ellos vienen a trabajar: quedado en el recuerdo la utili- no» en Comodoro Rivadavia tie-
«...pero los chilenos, mejor di- Así como los chilenos se radicaron en el Pietrobelli, actualmente los bolivianos van al zación de prácticas discrimina- ne diferentes connotaciones de
cho los hijos de algunos chile- barrio Moure. torias principalmente hacia los acuerdo al contexto, sin embargo
nos, son malditos, te molestan, chilenos, que acudían a regulari- predomina la idea de tratarse de
te quieren sacar las cosas, esos pesqueras, aunque desde el Sin- ron con el apoyo institucional de tituciones como la Iglesia Cató- zar su documentación, aunque un tipo de migrante que acepta
no entienden que nosotros que- dicato de los trabajadores de la organizaciones que brindaban lica para quienes el problema los trámites siguen siendo nume- sumisamente las condiciones
remos trabajar y nada más». industria de la alimentación se apoyo a su radicación en la ciu- mayor no es la documentación rosos y caros. desiguales frente a otro tipo de
Sin embargo, en los espacios promociona que sean argentinos dad, tal como la Pastoral de Mi- (como en el caso de los chilenos) De igual modo, las institucio- trabajadores, por ejemplo. Lo
laborales tales como la construc- quienes ocupen los puestos de graciones, para con los migran- sino la idiosincracia del bolivia- nes escolares representan un es- cual puede operar a favor del
ción y el procesamiento de pro- trabajo, la realidad es que son los tes bolivianos predomina la in- no, que sólo es comprendida por pacio al que deben acudir los boliviano en situaciones como las
ductos marítimos, donde existe migrantes limítrofes los que se diferencia institucional o bien el algunos sacerdotes, como el pa- migrantes. En el caso de la esco- desarrolladas en el espacio esco-
mayoría de trabajadores chilenos emplean en este rubro. estado de «alerta» con respecto dre Jesús de la Iglesia San José larización de los niños/as chile- lar.
y bolivianos, son los argentinos A diferencia de los migrantes a su forma de relacionarse entre Obrero del barrio Juan XXIII. nos, la llevó adelante durante Estas situaciones distinguen
quienes expresan recelos por su chilenos que recibieron el mote ellos y con el resto de la socie- Las instituciones públicas varias décadas y en forma casi al chileno del boliviano, pero tam-
presencia. de «invasores», pero que en de- dad. Me refiero a la sensación -tal como se produjo con los chi- exclusiva la Iglesia Católica, a tra- bién se dan una serie de rasgos
En el caso de las actividades terminadas circunstancias conta- que se presenta por parte de ins- lenos en los 60- se debaten entre vés de la instalación de escuelas comunes que son propios de la
la integración a «la sociedad co- promovidas por «el Padre Cor- posición del migrante bajo situa-
modorense», o la tolerancia a un ti». ción de irregularidad, tal como se
modo de ser diferente, con sus Para quienes asumieron la ta- manifiesta en la explotación eco-
propias fiestas, ritos y costum- rea educativa de los niños chile- nómica que ejercen empresarios
bres. Este dilema aún no se ha nos, significaba nacionalizarlos e y contratistas aprovechando la
solucionado. Y en general pre- inculcarles hábitos y costumbres desventaja bajo la cual se encuen-
domina la reserva y el resguardo locales. En cambio, los niños/as tra el migrante ilegal.
de las manifestaciones cultura- bolivianos llegan a la ciudad en En este aspecto el boliviano
les al interior de los hogares boli- un contexto educativo en el que está en desventaja con respecto
vianos. Tal como sucedió por dé- predomina teóricamente la mul- al chileno, dado que la distancia
cadas con los chilenos temiendo ticulturalidad y la tolerancia ha- cultural con respecto a los co-
la utilización de modismos, ges- cia el otro. modorenses es mayor en el caso
tos y etiquetas que delatesen ser Sin embargo, las dificultades de los bolivianos. De manera si-
un chilote en Comodoro Rivada- para la concreción de ese modelo milar, la imagen del boliviano
via. se viven cotidianamente en las como trabajador sumiso lo vuel-
Como era esperable, los este- escuelas que deben recibir a los ve a ubicar en situación de infe-
reotipos ligados al origen nacio- migrantes bolivianos. rioridad con respecto al chileno.
nal permean todas las interaccio- Estas representaciones acer-
nes y contactos entre los migran- ca de lo que significa ser chileno
tes y los representantes de las o boliviano en Comodoro Riva- (*) Docente de la UNPSJB
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 13

FUE TESTIGO DE LOS GRANDES CAMBIOS DE LA CIUDAD, PRIMERO COMO NACIONAL Nº 24

Escuela 83: la primera institución


educativa de Comodoro Rivadavia
A fines de la década del 50 Comodoro Rivadavia transita- Rivadavia tenía 562 habitantes, real del establecimiento era de 385 en el año 1955, además se
de los cuales sólo un 6% era de doce. Pero a partir de 1955 la construyeron 27 escuelas en todo
ba una época de bonanza económica y profundas trans- nacionalidad Argentina, de acuer- matrícula se redujo producto del el Territorio, tres en Comodoro
formaciones producto del despegue de la explotación do a lo indicado por José De
Angelis en el libro «Cincuente-
surgimiento de nuevos barrios y
sus respectivos establecimientos
y el resto en el interior de la men-
cionada Gobernación -datos ex-
petrolera, la llegada de grandes compañías norteamerica- nario de Comodoro Rivadavia». educativos. traídos de publicación «Como-
nas y un flujo atípico de corrientes inmigratorias que atrajo Ese año comenzaron a ins-
truirse un total de 20 alumnos,
A la nómina de escuelas na-
cionales se sumaron -a partir de
doro ’70" de diario «El Patagó-
nico», 1971.
a numerosas familias en busca de nuevos horizontes. pero el incesante crecimiento de 1958- instituciones educativas
la población escolar, especial- dependientes de la Provincia de LAS FIESTAS Y
POR MARIANA fue testigo de las grandes trans- poblado, su llegada significó uno mente a partir de la década del Chubut, la Escuela Provincial Nº ACTOS PATRIOS
GARCIA (*) formaciones que convirtieron al de los acontecimientos más im- 30 y luego en el 60, determinó la 1 en 1958, Escuela Provincial Nº Durante muchos años la vida
pueblo en una de las ciudades portantes. construcción de nuevos centros 2 en 1959, Escuela Provincial Nº social y cultural de Comodoro

E
ntre 1958 y 1963, año más importantes de la Patago- Comodoro Rivadavia estaba educativos que se fueron suman- 13 en 1961, Escuela Provincial giró en torno a la escuelita del
en que se anulan los nia. naciendo y en aquellos años aún do en forma paulatina a la geo- Nº 26 en 1964, Escuela Provin- pueblo, no sólo por ser la prime-
contratos petroleros, recibía grupos de familias de abo- grafía del «pueblo». Así se agre- cial Nº 32 en 1966, Escuela Pro- ra institución de formación pri-
florece la economía LA PRIMERA ESCUELA rígenes que venían escapando de garon en 1934 la Nº 119 «Nico- vincial Nº 34 en 1967, entre otras maria, sino porque además du-
del pueblo a la vez que crece en DEL PUEBLO los fríos inviernos cordilleranos lás Avellaneda» y la Nº 142 tantas. rante muchos años fue la única.
extensión y número de habitan- Apenas cuatro años de vida para refugiarse en zonas más «Antártida Argentina», en 1939. Según documentos estadísti- Es por ello que resultaba común
tes. tenía Comodoro Rivadavia cuan- templadas. Se sumarían gradual- cos, en los 10 años que duró la que los medios gráficos locales
La Escuela Provincial Nº 83, do en sus costas desembarcó mente contingentes de sudafri- MAS NIÑOS Gobernación Militar de Como- publicaran como hechos noticio-
ex Nacional Nº 24, primera insti- quien sería el primer maestro y canos y el gran aluvión inmigra- PARA INSTRUIR doro Rivadavia el número de sos actividades -hoy de rutina en
tución educativa de Comodoro director, don Isidro Quiroga. Su torio protagonizado por euro- En el año 1937 asistían a la alumnos de las escuelas se du- las escuelas- como verdaderos
Rivadavia inaugurada el 6 de abril arribo se produjo en el año 1905 peos a principios del siglo XX. escuela Nacional Nº 24 un total plicó al igual que la cantidad de
de 1905, no fue ajena a estos y para las pocas familias que Según un censo poblacional de 750 alumnos distribuidos en docentes. Los 235 maestros re-
cambios, muy por el contrario entonces habitaban el incipiente realizado en 1905, Comodoro 23 grados, cuando la capacidad gistrados en 1944 pasaron a ser continúa en página 14
14 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

Escuela 83: la primera institución


educativa de Comodoro Rivadavia
trícula de alumnos creció y fue- su tarea se convirtió en una mi-
ron necesarias nuevas seccio- sión.
nes. La docencia era uno de los
Su nombramiento como do- pocos espacios extradomésticos
cente fue en enero de 1906 en una en que la labor femenina era bien
visita especial del Dr. Benjamín vista.
Aubiaur a la escuela, miembro «A partir de la década del cua-
Vocal del Honorable Consejo. renta, con el acceso a la educa-
Años más tarde llegaron doña ción media y superior, los hori-
Justina de De Larrea desde San zontes laborales se ampliaron
Luis, sobrina de don Isidro permitiendo el ingreso de las
Quiroga; Sarah Coleto de La- mujeres a tareas más calificadas
beau; María Luisa Molina de y mejor remuneradas», sostiene
Silva; Mercedes Lusarreta de De María José Bollorou, en el libro
Girólamo; Rosa Mercado de San- «Mujeres y Estado en la Argen-
tillán, entre otras destacadas tina. Educación, Salud y Benefi-
maestras. cencia». Editorial Biblos. 1997
La tarea docente se convirtió
en una actividad de grandeza (*) Lic. en Comunicación
moral, los maestros adquirieron Social. Autora del libro
la fisonomía de un «apóstol» y «Los cien de la 83».

propio escenario en el año 1969


viene de página 13 aproximadamente, construcción
que adicionó prestigio, comodi-
acontecimientos de los que dad y mayor prestancia a la ins-
participaba toda la comunidad. titución.
Muestra de ello son algunos ti-
tulares: «Rindióse un significati- LA DOCENCIA
vo homenaje a Sarmiento en la La primera maestra de la Es-
Escuela Nº 24»; «La fiesta del cuela Nacional Nº 24 fue doña
árbol en la Escuela Nacional Nº Jesusa Quiroga de Quiroga quien
24»; «Se realizará una fiesta es- llegó a la institución de la mano
colar en el Teatro Español». de su esposo, don Isidro Quiro-
Numerosos testimonios ora- ga, en 1905. Su presencia y dedi-
les y documentos escritos dan cación constituyó un aporte fun-
cuenta de que los actos y fiestas damental que permitió a muchos
escolares se celebraban en insta- pequeños aprender.
laciones del «Teatro Español». Algunos de ellos permanecían
De acuerdo a la fecha de crea- en la escuela durmiendo y ali-
ción que tiene este monumento mentándose pues, por falta de
histórico de la ciudad, puede es- movilidad y grandes distancia, no
timarse que los festejos comen- podían regresar a sus hogares.
zaron a realizarse a partir del 25 Doña Jesusa se encargó de la co-
de mayo de 1934 y pudieron cina y el cuidado de los peque-
haberse extendido hasta que la ños pensionistas, su labor se ex-
Escuela Nacional Nº 24 tuvo su tendió a las aulas cuando la ma-
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 15

UN CUENTO DE DAVID ARACENA DE 1959 Y UN POEMA DE LILIANA ANCALAO DE 2001

Pretéritos presentes: imágenes


de la ciudad en la literatura
En una nota a pie de página na Ancalao incluido en su libro Tejido con lana ba a las orejas, seguía por el cabello y le ponía
cruda y titulado «El poema del mameluco». agujas blandas en los dedos». Imágenes sensoria-
del libro Evaristo Carriego, Ambos asocian y reivindican un conjunto de les que aluden a experiencias compartidas que se
Borges afirma que "sola- vivencias y valores ligados, en la imaginación lo-
cal, a la labor petrolera: la cultura del trabajo, la
suman a un repertorio de referencias que permiten
una extendida identificación.
mente los países nuevos pobreza decente, el ejemplo paterno como una Esto sucede, por ejemplo, con la mención a los
tienen pasado; es decir, presencia tutelar de la lucha diaria, ciertas rutinas
cotidianas y recuerdos familiares.
desajustes en el horario del sueño de la familia o a
la exigencia de los turnos de trabajo. Ocurre cuan-
recuerdo autobiográfico de Juan, el protagonista del cuento de Aracena, do la poetisa recuerda los pasos de su padre mien-
él, es decir, tienen historia lleva «dos años trabajando en los pozos». Desde
el piso de enganchador donde se encuentra recuer-
tras ella dormía y también cuando Juan, el engan-
chador, se acuerda, mientras cae fatalmente desde
viva". da a su padre. La «herencia de pobre» que éste le la escalerilla, de las manitas cruzadas de su hija
dejó, aquello que era «como un título de nobleza», esperándolo dormida.
POR LUCIANA MELLADO (*) es un legado que adquiere en un momento puntual Igualmente ocurre cuando se coincide en subra-
de su niñez, en un instante que rescata la memoria yar el cansancio de los cuerpos. Esfuerzo físico

L
a tesis, por supuesto, puede ser válida biográfica. que realizan los protagonistas del cuento y del
también para nuestra joven ciudad, en Tendría unos ocho años cuando intenta robar poema: el primero sobrellevando «esa etapa cada
donde los protagonistas son, parafra- unos chocolatines de un comercio. Al querer de- vez más dura del turno de ocho horas», el segundo
seando la misma nota, del mismo tiem- volver algunos de ellos y colocarlos en fila se des- expresando la «protesta de sueño apresurado/ por
po que el tiempo, hermanos de él. Aquí, vivencia y moronan, llamado la atención del progenitor que el turno: ese tirano».
memoria se enlazan y se alimentan de un archivo abarcó la situación con una mirada que su hijo ya Parámetros objetivos del tiempo que la subjeti-
histórico del que participa, ineludiblemente, la ac- no podría olvidar, que «lo acompañaría toda su vidad resignifica, características de un calendario
tividad petrolera: reguladora de la dinámica econó- vida. Apuntándolo. Como si fuera un álamo a la laboral que se multiplica y expande en nuestra ciu-
mica y social de Comodoro, así como de sus imagi- orilladelrío». dad, socializándose, en una constelación de senti-
narios. Nuestra literatura se alimenta de estos últi- También la figura paterna acompaña y apunta- dos que excede cualquier pintoresquismo, cualquier
mos, pero tiene la facultad de cuestionarlos, des- la la voz poética de Ancalao en el poema en que costumbrismo.
naturalizarlos, develando, en muchos casos, la vio- rememora, de su viejo, «el paso duro/por no aflo- Los textos comentados tienen dos capacidades
lencia de sus gestos y de sus reglas. jarle a la vida», con la que se pelea en un combate interesantes de resaltar: primero, movilizan los
La persistencia de ciertas ideas y problemáti- nunca fácil para los pobres. engranajes de un conocimiento social ligado, inde-
cas conectadas al trabajo en el petróleo, y sobre La resistencia es una virtud, y este atributo fectiblemente, a un fondo de historias ancladas a
todo la posibilidad de combinar estas últimas en adjudicado a la prenda descrita se va a desplazar un espacio simultáneamente público y privado; y,
un impulso estético, no deja de ser un fenómeno hacia el poseedor, quien es, entonces, «un guerrero por otro lado, revisan y problematizan las versio-
significativo que pueden ejemplificar dos textos de cielo desgastado/ tiempo de flor con la investi- nes triunfalistas de ese fondo histórico. Liliana Ancalao, escritora local que se
que, a pesar de pertenecer a diferentes géneros, dura de una roca», uno más de otros tantos «pos- Máquina expresiva de una memoria colectiva, muestra sensible a lo que late a su alrede-
tener distintos estilos, utilizar distintos registros e tergados pero enteros» trabajadores petroleros que la escritura literaria mantiene complejos vínculos dor.
incluso ser publicados con una diferencia de más guardan, entre sí, afines remembranzas vitales: el con el pasado que evoca y a la vez crea. Ahora
de cuarenta años, exhiben un similar universo te- frío, el cansancio, los turnos. bien, los detalles, los accidentes y el propio senti- una zona de habitualidad que alimenta, con su his-
mático y conceptual que revela las iteraciones de Ancalao se refiere al «resfrío crónico del pozo/ do del recuerdo y su verbalización no pueden sino toria y personajes, la imaginación y la propia ex-
una voz no ya de los autores, sino de una comuni- y el dolor de las espaldas» de su padre, mientras estar localizados, no pueden sino pertenecer a una periencia de sus escritores, para quienes todo pre-
dad. Aracena detalla cómo siente su personaje el frío a singularidad cultural, a un tiempo y lugar concre- térito tiende a ser reciente, recuerdo vivo.
Uno de ellos se publica en 1959, es un cuento quince metros del suelo, donde trabaja como en- tos.
de David Aracena titulado «Dios no está lejos»; el ganchador. Comodoro Rivadavia, desde esta perspectiva, (*) Docente e investigadora
otro aparece en el año 2001, es un poema de Lilia- «El aire helado entraba por la nariz, se le pega- bien puede operar como un domicilio existencial, de la Lic. en Letras
16 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 17

ERA EL ESCENOGRAFO DE LA FIESTA DEL PETROLEO Y DEL


ANIVERSARIO DE LA CIUDAD. ADEMAS ERA UN ESCULTOR RECONOCIDO

Danilo Bruno Pieragnoli


el artista del yacimiento
En la conmemora- POR VIRGINIA BERSAIS (*)

C
ción del 105 ani- aminando por el
versario de Como- parque del Chalet
Huergo, en uno de
doro Rivadavia sus senderos, sin
me gustaría res- inscripción ni reseña que expli-
caran qué eran ni quién las había
catar la figura de creado, encontré cinco escultu-
Pieragnoli; artista ras de hierro que por su forma y
su inconfundible estilo pertene-
plástico, trabaja- cían evidentemente a Bruno Pie-
ragnoli.
dor de YPF e im- El tema de estas obras era el
portante ícono de petróleo y los hombres que tra-
bajan con nuestro «oro negro»,
la movida cultural y a pesar de estar investigando
de los años 50 y la producción de Bruno hace casi
dos años, era la primera vez que
60 en nuestra tenía noticias de ellas.
ciudad. Después de observarlas dete-
nidamente y charlar con Viviana
y Claudio, del Museo del Chalet
Huergo, decidí volver a encon-
trarme con Ana María Poli, la
viuda de Pieragnoli, para recoger
mas datos.

continúa en página 18
18 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

Danilo Bruno Pieragnoli,


el artista del yacimiento
viene de página 17 decorados de la Fiesta del Petró-
leo. Sus esculturas decorativas
Conversando con Ana, des- fueron parte de la muestra que
cubrí que fueron realizadas en se llevó a cabo para las Bodas de
1957, Bruno trabajaba para YPF Oro de YPF. Decoró dos salas
y fue el encargado de la decora- de niños con más de 100 figuras
ción del salón y la construcción para el hospital de Caleta Olivia.
de las esculturas conmemorati- Realizó el Anteproyecto de la
vas de las «Bodas de Oro». Plazoleta Francisco Pietrobelli.
Mezclando el castellano con En 1960, adquiere un terreno
su italiano natal, me contó que en Rada Tilly y empieza a cons-
su marido, viendo la cantidad de truir su casa; en esa época estaba
piezas que en esa época eran des- trabajando en Cañadón Seco. Su
tinadas a amontonarse en un gal- casa es una de las casas más ca-
pón sin ningún uso, pidió per- racterísticas de la villa.
miso a sus jefes para utilizarlas Ana María recuerda que en-
en la realización de sus obras y tre finales de los ’50 y mediados
así podemos ver auténticas lla- de los ’60 eran tantos los traba-
ves, válvulas y trépanos que uni- jos que les encargaban (Ana tra-
das de manera singular represen- bajaba con Bruno en el armado
tan la dura tarea del trabajador de los decorados) que tenían que
petrolero. elegir ya que el tiempo no alcan-
Dos de las esculturas son un zaba para poder llevar a cabo
poco mas grandes que un hom- todos. Sonríe cuando me cuenta
bre real y simbolizan a dos pe- que siempre eran sus decorados
troleros en plena acción, las otras los preferidos del público y al
tres nos muestran los instrumen- día siguiente del evento, eso se
tos utilizados para perforar; con veía reflejado en los diarios loca-
el tiempo, se ha perdido el color les.
original; están empotradas en Bruno amaba lo que hacía, su
grandes superficies de piedra de vida era el arte; valgan estas lí-
variadas formas, realizadas en la neas como invitación a todos a
misma época por los trabajado- conocer sus obras en el parque
res de la empresa estatal. del Chalet Huergo o pasando por
La fiesta de las «Bodas de el frente de su casa en Rada Ti-
Oro» tuvo lugar el día 13 de di- cía a la vista del espectador en lo consideraba de avanzada con una mancha que es ya una señal lo fueron adquiridos por colec- lly.
ciembre de 1957 en el salón de primera instancia, una playa cual- ideas innovadoras y de muy buen de vida, llegándose de esta forma cionistas de Grecia, Canadá, Ita-
máquinas de YPF y fue obvia- quiera rodeada de palmeras y gusto (Diario El Rivadavia, 6 de al máximo de expresión. lia y Argentina. Participó en la (*) Estudiante de la Lic. de
mente multitudinaria, la decora- musgo cubriendo la parte inter- diciembre 1951). Numerosos trabajos de Dani- decoración y el armado de los Historia de la UNPSJB
ción compartía la misma temáti- na de una ostra que resaltaba en Nació el 1 de noviembre de
ca que las esculturas, grandes el plano, descansando inmóvil 1920 en Prato, Florencia, Italia
petroleros con grandes máquinas sobre ella, aparecía cada una de y en 1948 llegó a Comodoro Ri-
y herramientas, confeccionadas las niñas que integraba el hermo- vadavia para trabajar como elec-
en yeso y papel maché (de ella so conjunto de aspirantes, em- tricista en la sección de Tracción
sólo quedan las fotos); Bruno era pleando como contraste el con- Mecánica de YPF. Se graduó en
en ese momento el artista del traluz, de modo tal que la platea el Instituto Leonardo Da Vinci,
yacimiento y decoraba los salo- observaba un perfil femenino ar- en Prato, y se perfeccionó en el
nes para todas las fiestas estata- monioso y de grato impresionis- Instituto de Arte de Florencia.
les. mo. A los costados, un faro lu- Durante la segunda guerra mun-
Entre las cosas de Pieragnoli minoso y una roca completaban dial fue destinado a Africa don-
he podido encontrar gran canti- el magnífico cuadro. de continuó sus estudios de Pro-
dad de artículos de los Diarios «El inspirador y creador de la fesorado de Pintura y Escultura
«El Rivadavia», «El Chubut», escenografía es el señor Bruno en el Instituto de Arte Libre de
«El Patagónico» y «Clarín», en Pieragnoli, quien ha puesto nue- Bengasi.
los que se resalta el trabajo de vamente en relieve su vocación En 1964, fue becado para los
este artista patagónico tanto en y cualidades artísticas, creando cursos: Introducción al Arte del
certámenes artísticos como en en forma sencilla, el ambiente Títere y la Máscara, Escultura y
increíbles decoraciones para los ideal, majestuoso y sublime que Artes Plásticas, dictados por el
carnavales, las fiestas del petró- corresponde a una fiesta de esta profesor Carlos Aragón de la
leo, la mayoría de las obras de índole. Universidad de La Plata en ins-
teatro de la compañía de Gabriel Para el señor Pieragnoli y sus talaciones de la Universidad San
Barceló, bailes del Club Gimna- colaboradores, agregamos nues- Juan Bosco.
sia y Esgrima y muchísimas fies- tras congratulaciones, señalando Sus obras pictóricas como
tas de las Asociaciones Portu- su trabajo en forma especial, por escultóricas descollaron en téc-
guesa, Italiana y Española. la jerarquía que supo imprimirle, nicas depuradas y en una inten-
factor preponderante para el sa búsqueda de lo abstracto, des-
UN ARTISTA marco suntuoso de la fiesta del tacándose sus soldaduras de hie-
DESTACADO petróleo en nuestra ciudad», se rro, sus esculturas en yeso y
«Soberbia escenografía lució sostiene en el matutino de la épo- madera y sus bajorrelieves.
el Teatro Español en la consa- ca. Antes de su muerte, en 1986,
gración de la reina», tituló el «El Evidentemente Bruno era un estaba estudiando un nuevo sis-
Rivadavia» en una de sus edicio- artista muy prestigioso; su nom- tema, el selenita, en el que se con-
nes de diciembre de 1951. Pre- bre figuraba en todos los even- sideran la forma, las líneas, los
sentada con gusto artístico, ofre- tos culturales del momento y se colores, el espacio y la luz como
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 19

LA SITUACION DE PROSPERIDAD ECONOMICA DEBE SER UN MOMENTO PARA REFLEXIONAR SOBRE EL FUTURO

Mirándonos: Comodoro y su “negro sino”


Comodoro Rivadavia surgió Más allá de
las intencio-
como una ciudad-puerto para nes, la
embarcar la producción de la ciudad que
hoy cumple
Colonia Ideal, hoy Sarmiento. 105 años
continúa
Rápidamente, se convirtió en latiendo al
el centro económico de una ritmo del
petróleo.
franja de territorio que incluía
la zona de Aysén.
Por Susana Torres y Graciela Ciselli (*)

L
ugar de abastecimiento y servicios, atrajo
la instalación de almacenes de ramos ge-
nerales y hoteles, concentró las activida-
des financieras de la zona y fue el centro
de reunión de los carreros y sus chatas de lanas.
Sin embargo, su destino estuvo profundamente
vinculado a otra actividad económica, la explota-
ción petrolera. Desde 1907 con el hallazgo de «ke-
rosen» y de acuerdo a como miremos el pasado, la
zona de Comodoro Rivadavia tuvo tres o dos épo-
cas de bonanza económica consecuencia de una via se convirtió en un imán: llegaron empresas nor- ración del Estado» concluyeron en una serie de cios se han incrementado y el «comercio sexual»
activación de la producción petrolera. El primero, teamericanas, se instalaron cabarets, se expandió privatizaciones de empresas nacionales como YPF. se ha expandido.
1922-1930 coincidiría con la creación de de YPF y el ejido urbano, creció el negocio inmobiliario y Las consecuencias sociales de esta decisión fue- El «boom» del sesenta y sus efectos no desea-
la dirección del coronel Enrique Mosconi; el se- circuló mucho dinero, ya sea el peso argentino o ron tremendas. La ciudad y la cuenca del golfo San dos, tuvieron a la empresa nacional YPF como
gundo, 1958-1963, corresponde al período cono- los dólares. El dinero corría tocando a todos. Sin Jorge tuvieron los índices más altos de desocupación protagonista excluyente. El que estamos viviendo
cido como el «boom petrolero» de la época de embargo, la bonanza duró poco. Las fluctuantes del país. hoy tiene como actores principales a empresas de
Arturo Frondizi y, el tercero, es el que estamos políticas petroleras del Gobierno nacional, sujetas Situación difícil de revertir, dado que Repsol YPF capitales extranjeros que responden a las fluctua-
viviendo. al «ideario» del partido político que se sentaba en comenzó a incrementar la producción con mayor uso ciones del mercado internacional del crudo. Ayer,
Los dos últimos son los más conocidos e iden- el sillón de Rivadavia, dio por terminados los con- de tecnología y menos mano de obra. el Estado mitigó el impacto, ¿qué pasará hoy cuan-
tificados como momentos en los cuales se han dado tratos petroleros y el boom se terminó. Como los ciclos económicos no son eternos, los do este ciclo de expansión termine?
un incremento significativo de la producción pe- Los trailers de los americanos y la chatarra es- años posteriores a la privatización de YPF, con su La pregunta es recurrente, nuestro «negro» sino
trolera junto a sus efectos multiplicadores en las parcida en el campo fueron los testigos de épocas crisis económica y social, la mayor que sufrió la zona es el que genera períodos de auge y bienestar eco-
otras actividades comerciales de la ciudad. Mo- mejores. La realidad mostraba una economía de- petrolera, llegó a su fin por causas externas más que nómico, pero también crisis sociales profundas.
mentos, donde, también se ha producido una ma- primida, sólo quedaba la imagen la hojarasca. Mu- decisiones de política interna. La invasión a Irak por ¿Cómo revertir esta situación?
yor demanda de mano de obra, que ha reducido la chos se quedaron sin trabajo o sin vivienda, otros parte de los Estados Unidos disparó el precio inter- La respuesta es, también, recurrente. La ciudad
desocupación local y favorecido la llegada de mi- reemigraron. Los tiempos de mejor fortuna se ha- nacional del petróleo crudo e hizo mucho más renta- necesita por un lado utilizar lo mejor posible los
grantes en busca de trabajo. bían ido, pero para beneficio de muchos seguía ble la explotación en la zona de Comodoro. recursos, en las épocas de expansión económica:
Así, el «boom petrolero» que comenzó en 1958, quedando la empresa estatal YPF.Tuvo un papel Un nuevo boom comenzó. Hoy, el petróleo planes de viviendas, acciones sociales eficientes
con el gobierno de Arturo Frondizi, transformó la importante en el boom y siguió teniendo un lugar vuelve a crear expectativas, consecuencia de la ge- para paliar la pobreza, infraestructura, inversión
ciudad. Empresas como la Pan American Oil Co, destacado como generadora de empleo y dadora de neración de nuevos puestos de trabajo, de la ex- en cultura y educación, entre otras.
la South Eastern, Amoco Argentina Oil Company. beneficios sociales. pansión de servicios, de la activación del sector Por el otro, diseñar proyectos de desarrollo,
Hombres y maquinarias de diferentes países acu- comercial y de las regalías que garantizan el pago alternativos y complementarios a la industria pe-
dieron en busca del oro negro junto a importantes LA ACTUALIDAD de salarios públicos provinciales y municipales. trolera para evitar estos ciclos de boom y crisis.
flujos de migración interna y chilena. Sin embargo la década del 90, con sus políticas Sin embargo, la contracara muestra que los pre-
Con el «boom petrolero», Comodoro Rivada- neoliberales y sus discursos sobre «la reestructu- cios de los alquileres y de los productos alimenti- (*) Docentes de la UNPSJB
20 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

En 1958, con la Ley de Promoción ENTRE 1958 Y 1963 SE IMPLEMENTA ADEMAS UN NUEVO ESTATUTO ORGANICO
Industrial se instalaron alrededor de DE YPF Y SE PROMUEVE LA INSTALACION DE EMPRESAS CONTRATISTAS
65 industrias que generaron fuentes
de trabajo a aproximadamente 4.500
empleados (industria textil, plástica,
pesquera y maderera). Ese mismo año
La Ley Nacional
de Hidrocarburos:
la Ley Nacional de Hidrocarburos, y el
nuevo estatuto orgánico de YPF, pro-
movió la instalación de un conjunto
de empresas contratistas, en el área
de Comodoro Rivadavia, generando el
denominado "Boom Petrolero" del
período 1958-1963.
el motor del
Por Marcelo Barab (*) intensificaron los flujos migra-
torios desde el sur de Chile, in-
boom petrolero
E
ste momento de rela- dican Mario Palma y Daniel
tiva expansión eco- Marques.
nómica, provocó «El boom frondizista se
como efecto inmedia- produjo a poquísimos meses de de ese momento, pasan a ser el que la facilidad de adaptación». se hallaba dividido desde 1957 dominado por antiperonistas
to la afluencia de nuevos con- la derogación de las franquicias patrón económico de la ciudad «La ciudad adquiere entonces entre la UCRP (Unión Cívica extremos, o «gorilas». Mien-
tingentes de población desde aduaneras del paralelo 42. Las y sus alrededores.... en Como- dimensión nacional y extrana- Radical del Pueblo), encabeza- tras tanto, Frondizi también
distintos puntos del país, y se compañías extranjeras, a partir doro Rivadavia, el «boom» al- cional, dado que era el símbolo da por Ricardo Balbín, y la había contraído una costosa
tera la estructura y dinámica de de la nueva corriente política UCRI (Unión Cívica Radical deuda política con Perón, pero
la comunidad. La fiebre de las ... (....) Así se construye, entre Intransigente) encabezada por tenía escasos recursos para pa-
ganancias fáciles y rápidas, el otras obras, un hotel de once el anterior compañero de fór- garla».
acceso a las más altas posicio- pisos dotado del mayor con- mula de Balbín en las eleccio- Arturo Frondizi, activista
nes mediante el acrecentamien- fort, lujo y sobriedad, testigo nes de 1951, Arturo Frondizi. radical de mucho tiempo, de-
to de los ingresos, la necesidad fiel de la época de oro en Co- El historiador David Rock fensor de Yrigoyen, publica en
de multiplicar las actividades modoro Rivadavia»... «La ciu- sostiene en su libro «Argentina 1954 «Petróleo y Política», his-
con el fin de adecuarse a los dad había entrado en la dinámi- 1526-1987. Desde la coloniza- toria de la industria petrolera
nuevos niveles de oferta y de- ca del consumo, y también de ción española hasta Raúl Alfon- estatal enfáticamente antiimpe-
manda, produce «el efecto de la especulación financiera», sín» que Balbín era partidario rialista.
demostración», o sea una pro- afirmó Budiño. de la oposición frontal al pero- El libro tenía elocuentes ar-
pensión al consumo en detri- Mientras la economía local nismo, Frondizi por el contra- gumentos en favor de la nacio-
mento del ahorro, y un factor es una gran burbuja que se infla rio plantea acordar con el pero- nalización de todas las «indus-
de «autoconvencimiento» que al ritmo de los contratos petro- nismo para tener el apoyo de trias claves» y proponía colo-
lleva a realizar inversiones que leros, la gran demanda de vi- los sindicatos y la clase obrera. car a toda la industria petrolera
se consideran, sin lugar a du- viendas lleva hasta el cielo los El Dr. Frondizi ganó las elec- en manos del monopolio de
das, indiscutiblemente renta- alquileres, mientras se multipli- ciones por 4 millones de votos YPF.
bles», sostiene Lino Marcos can las leyendas de los yanquis contra 2,6 de Balbín, con el se- Sacudió a la nación con po-
Budiño en «Comodoro Rivada- quemando billetes en los gran- creto apoyo de Perón que se líticas económicas opuestas a
via, sociedad enferma». des cabarets del momento. encontraba exiliado, y con la las que había defendido desde
El mismo autor sostiene promesa de apoyar a los sindi- hace mucho tiempo. Convocó
además que en Comodoro, LAS POLITICAS catos, realizar nuevas naciona- a la inversión extranjera masiva
como consecuencia de esa rea- DE FRONDIZI lizaciones, criticar a los Esta- como salida ante una nueva cri-
lidad económica: «la vida se El régimen de Aramburu dos Unidos y oponerse a la sis de la balanza de pagos.
hace más urbana, más indivi- convoca a elecciones presiden- prohibición del peronismo. El nuevo presidente planteó
dual, más rápida para adecuar- ciales en febrero de 1958, en las Ganó las elecciones, pero su un plan de desarrollo destina-
se al cambio, ya que la veloci- que se mantenía la proscripción conducta atrajo las sospechas do a terminar la dependencia ar-
dad de éste es mucho mayor del peronismo. El radicalismo del Ejército, que permanecía gentina de las exportaciones y
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 21

a estimular un crecimiento eco- Ambas medidas parecían un libres de impuestos y no suje-


nómico rápido y sostenido, retorno a la línea de Perón en tas a límites para su repatria-
descontando la inversión ex- 1955. ción».
tranjera masiva en la industria Acerca de los contratos pe-
pesada y el petróleo. LOS CONTRATOS troleros, sus verdaderos bene-
Las importaciones totales de PETROLEROS ficiarios y su relación con el go-
petróleo entre 1951 y 1958 ha- Los contratos petroleros bierno de Frondizi-Frigerio:
bían costado 1.700 millones de fueron de distintos tipos: de hay diversas opiniones. Otto
dólares, suma mayor que todo exploración y perforación de Vargas señala que las principa-
el déficit de la balanza de pa- pozos a entregar a YPF a cam- les de las empresas petroleras
gos del mismo período. bio de un pago proporcional a yanquis eran de la Banca Loeb,
Dadas estas circunstancias, los metros perforados, la mi- y de lo que ahora actúa bajo el
Frondizi abandonó los princi- tad de los pagos en dólares. nombre de Occidental Petro-
pios del monopolio estatal y Contratos de producción por leum dirigida por Armand Ha-
negoció una serie de contratos los que las compañías debían mmer, testaferro o intermedia-
con las compañías petroleras vender su producción a YPF a rio de los soviéticos en Esta-
norteamericanas». precios de importación. dos Unidos.
La política de Frondizi se Solberg señala que el contra- Las consecuencias económi-
parecía en algunos aspectos a to con la Pan American Oil Co. cas que produjeron las inver-
la de Juan Domingo Perón: se (subsidiaria de la Standard Oil siones extranjeras en política
reemplazó en materia de legis- de Indiana) es un ejemplo típi- petrolera, fueron las que el pro-
lación sindical las leyes de co: «la compañía recibía dere- pio Frondizi había criticado en
Aramburu que permitían varios chos por treinta años para per- 1954 en su libro «Petróleo y
sindicatos en cada industria, forar y producir sobre 4.000 Política» en relación al gobier-
por un sistema como el de Pe- kilómetros cuadrados, ya explo- no de Castillo (1936).
rón que reconocía solamente al rados por YPF en la región de El profesor Adolfo Silenzi
sindicato con mayor número de Comodoro Rivadavia, e YPF se de Stagni, que junto a otras per-
miembros. La Ley de Promo- comprometía a pagar 10 dóla- sonalidades partidarias del na-
ción Industrial de 1958 estable- res por metro cúbico de petró- cionalismo petrolero y la
cía el poder regulador del go- leo, el 60% en dólares. Este UCRP, condenaron la política
bierno sobre aranceles y tasas precio mucho mayor que el cos- petrolera de Frondizi como
de cambio, así como el acuerdo to de producción, permitía que «traición a la Patria» señala: «en
con varias empresas petroleras la compañía obtuviera ganan- los tres contratos aludidos:
extranjeras para realizar nuevas cias anuales del 100% o supe-
perforaciones en la Patagonia. riores, que se hallaban además continúa en página 22

Los contratos petroleros fueron de distintos tipos.


22 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

viene de página 21 carcelando a cientos de líderes LOS TRABAJADORES SE UNIFICARON


gremiales.

Petroleros privados:
Tres semanas después ter-
Loeb, Pan American y Ten- minó la huelga, negociando
nessee, se otorgaron áreas ya Frondizi con el SUPE».
descubiertas por YPF, con po- La política de Frondizi lle-
zos perforados, con yacimien- vó a la crisis de 1962-63, resis-

y el salario motivaron
tos en plena producción y an- tida por el movimiento obrero
tes de efectuar inversión algu- y popular en grandes conflic-
na, al mes siguiente de que to- tos, como la toma del frigorífi-
maron posesión de sus respec- co Lisandro de la Torre, en ene-
tivas áreas, los contratistas em- ro de 1959, reprimida recurrien-
pezaron a facturar, en dólares, do al Ejército y la huelga ferro-

L
por los volúmenes de petróleo viaria de 1961, así también se
que el mes anterior YPF extraía movilizó el estudiantado por la Las gravísimas a unificación de los empresa, que se constituyó en hace una semana, sin obtener
sindicatos por empre- el propio local de Ameghino hasta el momento ninguna so-
por administración. De esta enseñanza laica. condiciones de sa en un solo Sindica- 698, Delegación de la CGT. lución. Los colectivos que nos
manera, YPF empezó a com- Estos acontecimientos ocu-
prar su propio petróleo y los rrían mientras la revolución cu- trabajo y de sala- to Petrolero Chubut se
llevó adelante para tener «...una
Regional.
El primer secretario general
transportan llevan ya tres me-
ses sin calefacción y no cum-
contratistas contaron con el bana triunfante en 1959 influía rio, que habían organización sindical que agru- del Sindicato Petrolero Chubut plen un horario regular.A ve-
capital para efectuar las inver- fuertemente en la situación la-
siones necesarias para aumen- tinoamericana y en las cúpulas dado lugar a con- pe, represente y defienda a los
trabajadores de la provincia, la
fue Nicolás Vicente León, re-
presentante también de las «62
ces se quedan en el camino por
falta de combustible y hay que
tar la producción». militares, presionando sobre el flictos laborales y que se denominará Sindicato organizaciones». aguantar en medio de la ruta las
La opinión favorable a los gobierno.
contratos petroleros de Fron- «El plan de desarrollo de represión, llevaron Petrolero Chubut, el que estará
formado por los actuales sindi-
Con respecto a las condicio-
nes de trabajo y a los reclamos
condiciones del camino».
En el petitorio se consigna
dizi, podemos encontrar en la
publicación de Repsol- el Bo-
Frondizi había producido resul- a los trabajadores catos petroleros», indica el acta de los petroleros privados en además que «desde el primero
tados contradictorios: si bien la de fundación del Sindicato Pe- aquellos años, el 1º de setiem- de enero cobramos una compen-
letín de Informaciones Petrole- balanza de pagos era positiva, petroleros a la trolero Chubut del 10 junio de bre de 1959 el diario «El Riva- sación por casa de $1.500 y pe-
ras (BIP) de Junio del 2001: «El
antagonismo entre las posturas
la producción industrial había
crecido apenas un 6 % por en-
unificación en un 1962. davia» de Comodoro Rivadavia dimos que se aumenten a
El contexto nacional del mo- informa sobre el conflicto del $3.000. En el campamento ca-
nacionalistas y liberales en el cima del nivel de 1958; la infla- solo sindicato, vimiento sindical peronista, nu- personal de la Loffland Bro- recemos de botiquín de prime-
sector provocó el colapso de la
exitosa política petrolera em-
ción seguía siendo un proble-
ma serio y en 1962 el PBI dis-
frente a las pode- cleado en las «62 organizacio- thers. ros auxilios. No hay nada de
nes», mayoritario en la CGT, A través de lo que denomi- servicio. Si alguien se acciden-
prendida por el gobierno desa- minuyó». rosas empresas opositor a las medidas de ajus- naban «El Petitorio Obrero», ta debemos viajar hasta Como-
rrollista de Frondizi. En un lap-
so de 5 años se había logrado
A la vez, las elecciones pro-
vinciales del año 1962, ganadas
petroleras con te y la represión desatada por los trabajadores sostenían que doro, sin calmante. Ni siquiera
el presidente Arturo Frondizi, «el agua que nos dan para be- hay alcohol. Estamos obligados
triplicar la producción gracias por el peronismo, principal- tantas influencias y su continuidad tras su derro- ber en el campamento de Cerro a hacer el turno de 16 horas co-
a la firma de contratos de ex-
ploración y explotación con
mente el triunfo de Andrés Fra-
mini en la provincia de Buenos
en los ámbitos camiento en marzo de 1962, Dragón, es la misma que se uti- rridas, mas 6 de viaje que tota-
influyó decisivamente en la liza para los trabajos de induc- lizan 22 horas, sin el descanso
firmas internacionales que lue- Aires, llevó al golpe militar que gubernamentales. unificación de sindicatos por ción. Esta queja la presentamos correspondiente y sin la alimen-
go el gobierno de Illia termina- depuso finalmente a Frondizi.
ría anulando». Pero el golpe no frenó la res-
Hacia fines de 1958 Frondi- puesta popular y comenzaron
zi se enfrentó con una crisis las ocupaciones de fábrica.
crónica de la balanza de pagos. Simultáneamente se produ-
A cambio de un préstamo stand cen los enfrentamientos en la
by por el FMI aceptó aplicar cúpula militar entre «azules»
un plan de estabilización , que (legalistas liderados por Onga-
incluía la reducción de las tari- nía) y «colorados» (golpistas).
fas aduaneras y los recargos «Entre ambos bandos existen
para los bienes importados, una disidencias respecto al rumbo
devaluación del peso, la suspen- a seguir, mientras los golpistas
sión de los controles de precios, proponen el derrocamiento de
el congelamiento de los sala- Frondizi y la toma directa del
rios. Este plan quebró la frágil poder, los legalistas esgrimen
alianza entre los sindicatos y la tesis de la destitución cons-
Frondizi. Esta política econó- titucional».
mica junto con la represión de El 29 de marzo de 1962,
las actividades políticas y gre- Frondizi es depuesto ante la
miales, fue considerada como presión de los golpistas y de-
una traición por el movimiento tenido en la isla Martín García.
sindical. En 1959, sólo en la Fruto del golpe militar, asu-
Capital Federal tomaron parte me José María Guido, presi-
en las huelgas más de 1.400.000 dente provisional del Senado,
trabajadores, este número fue que luego de un año convoca a
seis veces mayor al del año an- elecciones a principios de 1963
terior. en las que nuevamente fue pros-
En 1958 el poderoso movi- cripto el peronismo, asumien-
miento obrero organizado se do el Dr.Arturo Illia (UCRP),
unió a la coalición nacionalista partidario del nacionalismo pe-
para protestar contra la políti- trolero.
ca petrolera de Frondizi. El Este, a poco de asumir, anu-
SUPE. opuesto a los contratos ló los contratos petroleros.
petroleros, con la amenaza de YPF se hizo cargo del control
30.000 despidos de YPF, de- de las propiedades de los con-
clara la huelga en la filial Men- tratistas y se inició una inves-
doza el 1º de noviembre de tigación en la Cámara de Dipu-
1958. tados que en 1964 concluyó que
Cuando la conducción na- los contratos eran concesiones
cional del SUPE amenazaba con fraudulentas disfrazadas. Pre-
la huelga petrolera general, sionado por los Estados Uni-
Frondizi denunció la medida dos, Illia acordó compensar a
como «complot subversivo pe- las compañías por las propie-
ronista-comunista», declaró el dades incautadas».
Estado de Sitio y dispuso que
la Policía y el Ejército reprimie- (*) Docente e investigador
ran al movimiento obrero, en- de la UNPSJB
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 23

EN 1962 EN EL MARCO DE REITERADOS CONFLICTOS Y REPRESION

las condiciones de trabajo


la creación del sindicato
tación adecuada, ya que solo bargo será estudiado para bus-
disponemos de los sandwiches car una solución aceptable».
o la comida fría que nosotros
mismos traemos de Comodoro. LA VOZ DEL
El comedor del campamento no TRABAJADOR
es para los obreros. Por causa En el transcurso de esta in-
de este turno de 22 horas se han vestigación realizamos una en-
producido accidentes fatales y trevista oral con un soldador de
en ellos perdieron la vida nues- la empresa Loffland Brothers
tros compañeros Lopresti y que se desempeñara en el año
Troncoso». 1958/9, elegido subdelegado
Cuatro días más tarde, el por sus compañeros de trabajo
Diario «El Rivadavia informa y que participó de una huelga
sobre el desenlace del conflic- llevada a cabo en la misma.
to: El trabajador indicó que el
«Arreglo en el conflicto de reclamo de equiparación de asig-
los Obreros y la Loftland Bro- naciones, beneficios sociales,
thers. La Empresa Loftland mejores condiciones laborales
Brothers de Caracas, informó en comparación con YPF, pro-
que de acuerdo a lo resuelto en vocó el conflicto con la empre-
Asamblea fueron aceptados los sa, lo que los motivó a buscar
cinco (5) puntos presentados apoyo de los dirigentes de la
por los obreros, con la sola ex- C G T, ubicada en la calle Ameg-
cepción del aumento de $1.500 hino 698.
pedido para la asignación por
casa y comida, el que sin em- continúa en página 24

El sindicato de los
petroleros
privados tiene
una larga historia
de luchas y
reclamos.
24 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

viene de página 23 cal, el 10 de Junio de 1962 se Loffland y Comisión Interna de (BRIDAS), secretario de orga- nal de primer grado, que agru- un rígido control por parte de
reúnen en la Delegación Regio- Halliburton. nización; Norberto Barroso pa a los trabajadores que desa- las autoridades tanto del yaci-
Más tarde conformaron el nal de la C.G.T. Comodoro Ri- - Adhiriendo, el Sindicato de (Pérez Companc), tesorero; rrollan sus tareas en empresas miento, como de la Goberna-
Sindicato Petrolero Loffland vadavia las delegaciones de los reciente constitución, a la Fe- Marcelino Rupayán (ASTRA), al servicio de la industria pri- ción Militar.
luego de algunas reuniones, con siguientes Sindicatos de empre- deración Argentina Sindical de protesorero, Rogelio Urrijola vada del petróleo en los siguien- Viejos militantes sindicales de
distinta participación de com- sa: Astra, Bridas, Halliburton, Petroleros, entidad esta que re- (Loffland), secretario de pren- tes establecimientos: Astra, aquel período recuerdan la cons-
pañeros de trabajo, y en oca- Loffland, Pérez Companc, «a presenta a los trabajadores pe- sa y propaganda, como primer Loffland, Pan American, tante lucha que entonces se en-
siones llegaron a participar has- efectos de considerar la unifi- troleros de la República Argen- vocal se nombra a Enrique Hei- Schlumberger, Halliburton, Pé- tablaba entre las vertientes ofi-
ta 300 obreros, donde eligieron cación de todos los gremios de tina; y a la Confederación Ge- ne (LOFFLAND), segundo vo- rez Companc, Bridas y contra- cialistas, adeptas al Gobierno Na-
delegados y sub-delegados. petroleros privados en un solo neral del Trabajo. En la opor- cal: Ezmenar Pérez (HALLI- tistas de empresas petroleras cional y a las líneas mayoritarias
Con los delegados elegidos sindicato», eligiendo como pre- tunidad designaron a la Comi- B U RTON), Tercer Vocal, Ser- con zona de actuación en la toda de acción sindical independien-
y organizado el Sindicato, a los sidente de mesa al trabajador sión Directiva Provisoria inte- gio Toffoletto (BRIDAS) y la provincia del Chubut. te, representadas en el movi-
pocos días, luego de presentar Nicolás Vicente León. grada por: Nicolás Vicente León cuarto vocal: Alberto Macías miento azul que agrupaba a mili-
los puntos reivindicativos a la Deciden formar una Comi- (LOFFLAND), secretario gene- (Pérez Companc). LOS PETROLEROS tantes radicales, peronistas de
empresa, comienza la huelga. sión Provisoria, la que tendrá a ral; Antonio Lázaro (ASTRA), El 20 de mayo de 1969 se DE YPF Y EL SUPE base, comunistas y socialistas»,
Realizan Asambleas en su lu- su cargo la confección del esta- prosecretario general; Sergio otorga la personería gremial al A mediados del 40 se pue- indican Daniel Marques y Ma-
gar de trabajo, en Cerro Dra- tuto y los requisitos legales Muñoz Luna (ASTRA) secre- Sindicato Petrolero Chubut con den registrar los antecedentes rio Palma Godoy.
gón. para obtener la personería del tario de actas, Domingo Elía el carácter de entidad profesio- de los conflictos que tendrían Los historiadores sostienen
La huelga es reprimida, 11 nuevo sindicato. En ese mo- su máximo punto en la creación que la oposición al sindicalis-
dirigentes son llevados en avión mento se presentó la Delega- del Sindicato Petroleros Priva- mo oficial era vigilada, y algu-
a la isla Martín García, donde ción del Sindicato Diadema Ar- dos de Chubut. Se debe recor- nos de sus dirigentes fueron
son golpeados y en pésimas gentina compuesta por Juan dar que esa época los trabaja- detenidos, e incluso expulsados
condiciones pasan 30 días pre- Jakes y Ramón Fuentes, que dores petroleros de YPF esta- de la zona bajo control militar,
sos, hasta que regresan a Co- plantearon que no tenían man- ban nucleados en el SUPE (Sin- llevándose a cabo el operativo
modoro Rivadavia. La empresa dato de Asamblea para integrar dicato Unidos Petroleros del represivo denominado «el avión
los despide e indemniza. una Comisión Provisoria, pero Estado), fundado en 1946 al fantasma», con detenciones ha-
Pasado un tiempo, se empie- sí una Comisión de Estatutos, calor de la política del primer cia la Capital Federal. «Los di-
zan a reunir los petroleros pri- por lo cual se retira la Delega- gobierno de Juan Domingo Pe- rigentes argentinos, pudieron
vados de la Loffland, con los ción de Diadema, señalando los rón. retornar luego de ocho meses
de Pérez Companc y otras em- presentes «que se dejaba siem- «Desde sus orígenes esta de encierro en tanto que otros
presas en el local de la CGT. pre el camino abierto a ese gre- agrupación sindical abrazó la permanecieron hasta 1954».
En medio de los reclamos mio para ingresar en el nuevo causa del nacionalismo petro- Este período se caracterizó
por mejores condiciones de tra- Sindicato» lero y defendió el sentido de lo por la afluencia de trabajadores
bajo y aumento de salarios, lo Con el mandato de las Asam- que denominaron «acción so- desde el noroeste argentino,
que se expresaba era la situa- bleas Generales de los respec- cial de YPF». Muchos de sus dada la ampliación de los bene-
ción conflictiva que atravesa- tivos sindicatos, se decide cons- integrantes habían vivido al in- ficios sociales, transformándo-
ban los trabajadores petroleros tituir en Comodoro Rivadavia fllujo de las políticas asisten- se los catamarqueños en el prin-
privados, hasta ese momento una organización Sindical que cialistas generadas por la em- cipal contingente.
organizados en varios sindica- agrupe, represente, y defienda presa desde décadas atrás. La política sindical de Fron-
tos de empresa. Se daba en un a los trabajadores de la provin- Los objetivos del SUPE. a dizi se asemejaba a la de Perón,
contexto de los planes de lucha cia, la que se denominará Sindi- lo largo de su historia, iban a que reconocía a un solo sindi-
que venía llevando a cabo la cato Petrolero Chubut, el que apuntar de una forma u otra a cato por rama de actividad, algo
CGT a nivel nacional contra las estará formado por los actua- proteger y ampliar los benefi- que quedó reflejado en la Ley
políticas del gobierno. les Sindicatos Petroleros: As- cios sociales. Aún así, pesó 14.455 de asociaciones profe-
En ese marco nacional y lo- tra, Bridas, Pérez Companc, sobre el sindicato a nivel local sionales de trabajadores del 58.
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 25
26 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

MULTIPLES IDENTIDADES Y LA LUCHA POR IMPONERSE

Las identidades como ficciones


verdaderas en el Comodoro actual
Las relaciones de un fenómeno estructural y
social complejo (nadie se identi-
sociales son rela- fica consigo mismo, a riesgo de
ciones de contin- ser considerado un psicótico),
aunque nunca es una filiación
gencia, pero tam- plena, ya que la misma implica
bién específicas y un permanente acto de recons-
trucción.
locales, ya que el Así, resulta una tarea muy
encuentro de compleja, por no decir imposi-
ble, reflexionar sobre la identi-
esas relaciones dad de nuestra ciudad, porque es
imposible hacerlo sin una cuota
produce lo que se de pretensión de totalidad roba-
denomina relacio- da y quizás superficial, si no se
da cuenta de los principios y ar-
nes de poder. En gumentos de los límites de ese
este sentido, todo intento.
Las identidades locales están
intento por expli- en procesos de reconstitución
car la constitución luego de un fuerte impacto pro-
vocado por las políticas neolibe-
de la identidad so- rales de la década pasada, que
cial no puede estar aplastó un período en el que la
identificación con el Estado im-
separado del uso plicaba ciertas seguridades. Este
y abuso de esas período político, que se inaugu-
ró con la violencia y la represión,
relaciones. trajo consigo una nueva estrate-
gia: convino con el mercado un
nuevo orden político para facili-
POR RAUL MURIETE (*) tar el cambio en la relación, que
pasó a ser de asalariado y merca-

P
or tanto, estudiar la do, en lugar de asalariado y Esta-
existencia de una cier- do. Se produjo una violenta pri-
ta identidad social es Las identidades locales están en procesos de reconstitución luego de un fuerte impacto provocado por las políticas vatización de la vida cotidiana.
equivalente a estudiar neoliberales de la década pasada. Se trató de la promoción de
los mecanismos de poder que la nuevas identidades, una que nos
hacen posible. cerrado e identificable. Muy por tituye siempre sobre la base de adhesiones, comportamientos, contextos más complejos y abun- introdujera en una pedagogía del
Por ello, la identidad no es un el contrario, es un conjunto arti- excluir algo y de establecer una decisiones y sobre todo de los dantes. cálculo racional de costos y be-
punto homogéneo, compacto, culado de elementos que se cons- cierta violencia que hace de las actos de acción, momentos de Por ello, la filiación es parte neficios, tal como se había pre-

LOS ENSAYOS SOCIOLOGICOS QUE HICIERON TRADICION EN LA CIUDAD

Una mirada sobre las "enfermedades" de Comodoro


POR FERNANDO BECERRA A RTIEDA (*) A los efectos de sacar provecho de aquel intento, sería pertinente «fin de la historia» donde «nada nuevo hay bajo el sol». Sí, como
reconstruir las condiciones de producción del discurso. estrategia para revisar simultáneamente pasado y presente. Porque
A principios de los 70, apareció en las librerías uno de los textos El autor trabajó con las estrategias y las herramientas cognitivas si aquellas representaciones aún movilizan nuestro imaginario polí-
más corrosivos sobre nuestra identidad: «Comodoro Rivadavia: so- propias de la época: descripciones sociológicas básicas (desde las tico y social no es a causa de la persistencia de supuestas enferme-
ciedad enferma». Escrito por Lino Marcos Budiño y editado en teorías funcionalistas y organicistas en boga), contextualizaciones dades, tampoco a la eficacia simbólica de aquel ensayo sesentista y
Capital Federal -un dato significativo-, sus páginas están atravesa- históricas pertinentes de aquel presente (propio de un clima de menos a las cualidades de quien aparece como intelectual intérprete
das por extensos y filosos párrafos que diagnostican «nuestras en- época) y, fundamentalmente, reverberaciones de ensayística social a de un espacio social decadente; sino a la ausencia de una narrativa
fermedades», desde la fundación hasta fines de los sesenta. favor de un compromiso político-social que mitigue la indiferencia y alternativa sobre el mundo social comodorense.
No fue la primera vez que el autor se involucró en los asuntos promueva la construcción de un futuro posible dentro de los moldes «Comodoro Rivadavia: sociedad enferma» es una obra sociológi-
cotidianos de la ciudad: reincidió con «Ayer» y luego en «Comodoro de un orden social próximo a las propuestas ideológicas nacionalis- ca pobre, no hay duda alguna. Dice más de su autor y del sistema de
Rivadavia, después». Sin embargo, sólo «Comodoro Rivadavia, so- tas, pero segregacionistas. categorías descriptivas y analíticas puestas en juego que sobre el
ciedad enferma» permaneció en el imaginario local como una inter- A la distancia podría señalarse que aquel texto constituye uno de sistema de relaciones existentes en este espacio social particularís-
pretación comprometida y áspera, aunque difícil de digerir.Amarga. los pocos esfuerzos desde la mirada de las ciencias sociales sobre el mo.
Al recorrer sus 122 páginas, pronto podríamos ceder a la tenta- espacio comodorense en la década del sesenta. Sin embargo, 35 años después constituye un buen ejemplo del
ción de las teorías del «eterno retorno». Los hechos analizados pare- Y más: una mirada sociológica realizada por quien no era sentido común dominante en el final de los sesenta, de los desafíos
cieran calcados de las noticias actuales de nuestros medios masivos: «NYC». Quizás, y es sólo una hipótesis, aquella «distancia» faci- tal como fueron significados por los diversos actores sociales en
desigual distribución de la riqueza y marginalidad urbana, monopro- litó su comprensión descarnada, aunque no menos «subjetiva» de disputa y, fundamentalmente, de las ausencias de una sociología
ducción petrolera vs. diversificación económica, inmigración chilena los diversos niveles y dimensiones de lo social. «Sociedad enfer- moderna que no pudo abrirse paso en estas geografías, aunque ya
y estigmatización social, prostitución y moralismo, alcoholismo y ma», sentenció Budiño. «Enferma porque impide la ruptura del había dado sus mejores expositores en otras regiones.
delincuencia, extranjerización empresarial y dependencia económi- cascarón frustrante que mantiene el status quo, y enferma tam- Quizás, si alguna enseñanza es posible obtener de este libro, es
ca, centralismo porteño y autonomía política y, fundamentalmente, bién porque ‘desde afuera’ no se le brindan las posibilidades de justamente esta última: las ciencias sociales aún tienen una deuda
residencia comprometida y estadía utilitaria. resolver sus problemas, que son en definitiva de estabilidad eco- pendiente.
Además, Budiño acompañó sus observaciones sociológicas con nómica y social».
fotografías que acumulaban pruebas empíricas a favor de sus argu- El recuerdo de esta obra no se propone ni como mero juego de (*) Docente de la UNPSJB, Facultad de Humanidades y
mentos y conclusiones. Y algunas imágenes duelen. remembranza histórica, y mucho menos, como solapado regreso del Ciencias Sociales
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 27

sentado en el pensamiento libe- ten interpelados por esta defini- por calles centrales, el escrache, como organizaciones sociales discurso ya no piensa, se defien- cimiento mutuo porque la iden-
ral de la época de emergencia de ción) que divididos en diversos la marcha de silencio, etc. específicas, como son los siste- de. tidad es ante todo una estrategia
las relaciones capitalistas en casi rubros y «equipos de competi- Si tomamos al corte de ruta mas educativos, los partidos Estas clasificaciones (arbitra- de supervivencia antes que una
todo el mundo. ción» (comercio, petróleo, ser- como expresión en sí misma, en políticos, los sindicatos (cuando rias y caprichosas) tienen como postura cultural como muchos
Pero en Argentina, esta orga- vicios varios, ganaderos) dan la donde la víctima se convierte en no salen a la calle), municipio, objetivo mostrar por un lado, quieren hacernos creer. Identidad
nización económica y corporati- impresión de que asumen la res- actor efectivo, vamos a encon- asociaciones profesionales, etc. que la identificación es un pro- no solo son las agrupaciones de-
va tuvo un objetivo principal: ponsabilidad de dirigir una iden- trar que tiene sus propias moda- Estas organizaciones generado- ceso colectivo además de social, nominadas «comunidades ex-
desarticular la organización so- tidad consensual, sin conflictos, lidades de organización, de reclu- ras de identidad, están dando una y que no es un proceso natural tranjeras,» ni el nombre de los
cial que hasta el momento repre- económicamente rentable. Que tamiento, coordinación y perma- señal que parece ser bastante ni estable, todo lo contrario. Cada barrios, ni siquiera la identidad
sentaban los partidos políticos cuánto se gana, que cuánto se nencia, e induce a una serie de conservadora. Cuando en un sector, cada grupo, lucha por paragua que llamamos «petró-
y el movimiento obrero. Este deja de producir, a cuánto esta el vínculos sociales específicos. La momento fueron los sistemas imponer (utilizando todas las leo», o «petrocomodoro» como
«cambio de mentalidad» preten- barril, que harán inversiones mi- ruta, puro espacio de tránsito, naturales de identificación, hoy estrategias de poder que tiene a se dice por allí.
dió desarticular los anteriores llonarias, que ocuparán o deja- se convierte en un albergue de la parecen estar abroqueladas para disposición) un tipo de identi- (*) Docente e investigador
sistemas de reconocimiento, que rán de ocupar personal, etc. subjetividad. desestimar la alteración esencial dad acorde a sus intereses, esto de la Lic. en Ciencias de la
tenían una gran particularidad: Por otro lado, emerge con Finalmente, las instituciones de su entorno. En este sentido el es, un único sistema de recono- Educación. UNPSJB.
eran sistemas de reconocimien- mucha presencia de la clase polí-
tos colectivos y no individuales, tica. Aquí pareciera que ellos se
porque se alimentaban de la te- proponen diversas alianzas es-
mática de la «justicia social». tratégicas destinadas a orientar
El proceso militar y el movi- los intereses hacia una identidad
miento económico conservador «colectivizada,» compartida,
y privatizador se propuso, y en imaginativa, futurista.
parte lo logró, convertir lo ma- Es evidente que para cons-
cro en micro, lo público en pri- truir este proceso se valen de los
vado, lo nacional en transnacio- medios de comunicación y de los
nal, lo colectivo en lo individual. actores políticos en sus más di-
Estas políticas lograron en versas expresiones (dirigentes
parte su efecto más deseado, barriales, partidos, punteros, le-
porque le quitaron a la política gisladores, concejales, etc.). Esta
sus actores y le robaron a la so- forma de fijar identidad es más
ciedad a sus representantes, pro- propensa a la imaginación: se
duciendo así lo que se llamó «la pueden proponer desde obras
des-socialización de la política y majestuosas (el viaducto, etc.),
la des-politización de la socie- un «murgometro» o el cambio de
dad». Por una parte, la desmovi- armas por alimento.
lización por medio del ataque a Luego estarían las identifica-
las identidades sociales y, por ciones que podríamos denomi-
otra, una sujeción de las prácti- nar «inmediatas o locales» que
cas a una individualización polí- son las que se promueven los
tica. grupos barriales. Aquí resurgen
Podríamos imaginar a Como- actores sociales (y políticos) que
doro como un lugar en donde defienden afirmando un tipo de
conviven diversas identidades. identidad «limítrofe», en donde
Esto no sería una novedad si es- el barrio es la frontera de lo exis-
tuviéramos refiriéndonos sólo a tente. Sin embargo, y a favor de
la cuestión cultural (que es en los movimientos barriales está en
donde más se utiliza), pero se plena emergencia un interesante
volvería un problema si la pen- proceso de constitución de la
sáramos en términos amplios, identidad como factor histórico
complejos, difíciles de tipificar, (ejemplos varios son Km 5, As-
como pueden ser los enfoques tra, Mosconi, etc.).
políticos y económicos. También están los grupos
Aquí la identidad deja de ser «sectoriales», porque trascien-
un proceso natural, sin conflicto den todas las características an-
y de libre adhesión (esto no quie- teriores (incluyéndolas o exclu-
ro decir que las clasificaciones yéndolas). Estos grupos son
culturales no sean conflictivas y movimientos en conformación o
arbitrarias) y nos encontraríamos de conformación efímera, y van
con una variada gama de grupos desde grandes puebladas (como
locales propensos a imponer un por ejemplo la del agua) a gran-
tipo de identidad de reconoci- des movilización totalmente sec-
miento, de actuación, propia de toriales como fueron las recien-
los mismos grupos de pertinen- tes luchas de los maestros. Pero
cia. Lo interesante de esta tesi- no podemos dejar de mencionar
tura es que la identidad aquí es otras luchas como la de los des-
reconocida como un espacio de ocupados, planes trabajar, gre-
conquista, dominio, estrictamen- mios de diverso tipo, esposas de
te interesado. policías, etc.
Si de arbitrariedad se trata, Las modalidades de identifi-
podríamos conjeturar acerca de cación que promueven estas úl-
cuáles son esos grupos a sabien- timas son, al contrario de las an-
das de antemano que este ejerci- teriores, contingentes, y como
cio de libre interpretación podría decíamos, muchas veces hetero-
inducirnos a un error. Pero ante- géneas y ambiguas. Por ejemplo,
poniendo la experiencia analítica se puede ser docente, estar a fa-
que existe sobre los movimientos vor del reclamo y no participar
sociales de la ciudad y reconocien- de la movilización. O se puede
do que este ejercicio ameritaría una ser petrolero, estar en contra del
investigación antropológica pro- reclamo y estar cortando la ruta.
funda, es que proponemos esta La forma de organización que
exagerada tipificación. adquieren estos movimientos (a
excepción de los movimientos
LOS UNOS sindicalizados altamente organi-
Y LOS OTROS zados), está centrada también en
Por un lado podrían estar los movimientos efímeros, como son
empresarios (y los que se sien- el corte de ruta, la movilización
28 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

LAS CONSECUENCIAS INDESEADAS DE LA EXPLOTACION PETROLERA Y EL

El medio ambiente, una


Ya en 1950 los
diarios de la épo-
ca daban cuenta
de las dificultades
que tenía la ciu-
dad de Comodoro
Rivadavia para
abordar cuestio-
nes vinculadas al
crecimiento des-
medido de la po-
blación.

L
a basura fue el primer
tema, que incluso de-
mandó la intervención
del Ministerio de Sa-
lud Pública. Por entonces los
cinco camiones destinados a re-
colectar los desperdicios no da-
ban abasto.
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 29

CRECIMIENTO DEMOGRAFICO SON PREOCUPACIONES ACTUALES

preocupación reciente
La existencia de basurales vertir o mantener la situación a énfasis en aspectos económicos; Naturales la tecnicatura (TUPA) han expresado su compromiso UN NUEVO
clandestinos, las consecuencias un nivel aceptable, pero se cuen- en tanto en la Facultad de Inge- y licenciatura (LIPSA) en Pre- con los estudios ambientales y PARADIGMA
de los criaderos dentro del pue- ta con los elementos para inten- niería se dicta la Licenciatura en servación y Sanidad Ambiental. la búsqueda de alternativas pro- La preocupación que la po
blo, la proliferación de los pe- tarlo. En nosotros está hacerlo y Higiene y Seguridad en el Traba- «Los diferentes niveles del ductivas y energéticas para la
rros vagabundos, son problemá- el camino ya está siendo anda- jo; y en la Facultad de Ciencias actual gobierno de la UNPSJB zona». continúa en página 30
ticas que aún persisten. do».
Aunque claro está que las con- Según la investigadora, el in-
secuencias de la explotación pe- terés por las problemáticas
trolera en la ciudad son aún más medioambientales se ve refleja-
importantes: en la memoria que- do en primera instancia a partir
dan los derrames de petróleo, los de la creación de propuestas de
incendios de los pozos y, como formación vinculadas al desarro-
testimonios de los orígenes de la llo sustentable en la Universidad
ciudad, los pozos petroleros que local.
aún no han sido remediados. «El análisis del ambiente y
El mediodía del 3 de mayo de sus problemáticas fue en el pa-
1980, la vida apacible de los ha- sado abordado por profesiona-
bitantes de la localidad de Caleta les de las áreas de geografía, bio-
Córdova se ve sacudida por una logía, geología, hidrología, antro-
explosión. El pozo es portador pología, climatología, historia y
de 8 millones de litros de petró- economía desde sus ópticas par-
leo que se derraman por las ca- ticulares. A medida que se incor-
lles del barrio quemando lo que poraban los aspectos sociales y
había a su paso. se cristalizaba el paradigma del
Las piletas de petróleo abier- desarrollo sustentable, se enten-
tas, donde iban a morir los pája- dió que a los profesionales del
ros, de a poco fueron desapare- área ambiental les corresponde
ciendo. Con la creación de áreas también, desde sus diferentes
de medioambiente en los orga- ópticas, actuar como mediado-
nismos del estado, comenzó tam- res hacia el futuro entre la socie-
bién la profesionalización de los dad humana y el medio ambiente
recursos humanos y ambos fac- donde obtiene sus recursos, ase-
tores inciden en un cambio de las sorar a los gobernantes y legisla-
prácticas de explotación, que dores y mediar entre los espe-
además se corresponden con cialistas de diferentes áreas. Ellos
nuevos paradigmas que encuen- deberán llegar a la población en
tran correlato a nivel internacio- todos los niveles de edad y de
nal. formación cultural, de forma que
el encuentro entre el hombre y el
TESTIMONIOS medio que lo sustenta pueda
La doctora Alicia Boraso de concretarse mientras haya algu-
Zaixso, profesora de la cátedra na esperanza de recuperación de
Recursos Naturales, Uso y Con- los ambientes naturales y de
servación de la Licenciatura en control sobre el crecimiento de-
Gestión Ambiental de la Facul- mográfico y de las actividades del
tad de Humanidades y Ciencias hombre».
Sociales de la Universidad, sos- La docente sostiene que para
tiene que actualmente en Como- la época en que comenzaron a
doro Rivadavia es notable el in- formalizarse los compromisos
terés que la problemática medio internacionales acerca del am-
ambiental despierta en la socie- biente, a principios de la década
dad, tanto en empresas como en de los 90, las facultades de la
medios de comunicación, reve- Universidad Nacional de la Pa-
lando que la preocupación por el tagonia San Juan Bosco (UNP-
ambiente existe ya en el seno de SJB), con notable visión de las
la sociedad. necesidades futuras, organizaron
«Aunque se debe decir que no varias tecnicaturas relacionadas
se ha desarrollado todavía en la con la gestión, administración y
ciudad una conciencia de partici- recuperación del ambiente y con
pación ciudadana más directa, lo la seguridad e higiene en las em-
que se traduce en la escasa parti- presas. Estos proyectos fueron
cipación en las audiencias públi- llevados adelante por docentes
cas, pero esta parte del proceso locales y profesores viajeros
es la más difícil de lograr; requie- cuando prácticamente no existían
re un recambio generacional, de antecedentes nacionales y era
la educación masiva al respecto escasa la oferta internacional re-
y de una gran paciencia para se- ferida a la problemática ambien-
guir realizando las acciones edu- tal.
cativas e informativas necesarias Actualmente funciona en la
en todos los ámbitos disponi- Facultad de Humanidades y
bles». Ciencias Sociales la Licenciatura
Boraso afirma que aún «que- en Gestión Ambiental (Liga) cen-
da muchísimo trabajo por hacer, trada en la gestión del ambiente
el ambiente en Comodoro ha sido en diferentes ámbitos.
maltratado y descuidado por dé- La Facultad de Ciencias Eco-
cadas y no va a ser fácil detener nómicas ofrece la Tecnicatura en
las causas de degradación y re- Administración Ambiental, con
30 P SUPLEMENTO ESPECIAL elPatagónico jueves 23 de febrero de 2006

El medio ambiente, una preocupación reciente


suelos más ricos del país». que esta idea se haya convertido de desarrollo sostenible es que de los métodos, con necesidad cada de 1990, con la firma de
viene de página 29
La distancia entre los centros en un proceso de cambio basado reta a la sociedad, a los técnicos de conocimientos prácticos, de varios tratados internacionales.
urbanos y los ámbitos naturales en un paradigma orientado hacia y a los gobernantes a cruzar sus datos y de una actitud positiva El cumplimiento de dichos
blación y las instituciones de les oculta a la gran mayoría de el futuro, relacionando las nece- ideas sobre economía, sociología, de los actores. tratados funcionó en nuestro país
Comodoro han demostrado a tra- las personas el reemplazo de la sidades humanas y las limitacio- salud, ambiente, recursos, pro- El proceso universal de intro- como una cascada de acuerdos
vés de acciones tiene su corres- diversidad de los bosques natu- nes que el ambiente y los recur- ducción, legislación, etcétera, en ducción de la gestión del ambiente con las provincias que llegó fi-
pondencia con lo que ocurre a rales por el silencio de las plan- sos naturales, humanos y socia- cada ámbito en que es necesario como mecanismo para mejorar la nalmente a los municipios, que
nivel internacional, y en este sen- taciones forestales de especies les, le imponen. tomar decisiones. Es una tarea realidad ambiental del planeta llevó a la creación de las respec-
tido Boraso afirmó que en las introducidas, donde la fauna na- Lo importante del concepto meticulosa, en constante revisión comenzó a comienzos de la dé- tivas áreas de medio ambiente.
últimas décadas Occidente ha tural no encuentra sustento ni las
reencontrado el viejo y olvidado flores, sustrato ni luz. La globa-
paradigma que indica que la vida lización de los intereses econó-
humana se sustenta en la natura- micos pareciera prevalecer sobre
leza, y si ésta es afectada negati- la salud del ambiente en los ám-
vamente por el hombre, el futu- bitos de decisión, afirma la in-
ro de la sociedad se puede ver vestigadora.
comprometido. Pero la sociedad humana no
«En muchos casos el punto es homogénea en cuanto a los
de deterioro irreversible del am- criterios de cómo debe proceder-
biente por la actividad del hom- se en un futuro. Entre las ideas
bre ha sido alcanzado y sobre- de los sectores que aceptan la
pasado y los efectos son eviden- necesidad de mejorar profunda-
tes para la sensibilidad de la so- mente la gestión del ambiente,
ciedad; éste es el caso de los de- pero reconocen al hombre como
rrames de petróleo o los araña- parte del mismo (no solo como
zos que la actividad petrolera han origen de todos los problemas),
dejado sobre la superficie del te- se encuentra la del desarrollo sos-
rreno. En otros casos, el ambien- tenible. El desarrollo sostenible
te degradado se ha convertido en se define como aquel que permi-
la realidad permanente de las te cubrir las necesidades del pre-
personas y no causa otra pre- sente sin comprometer la habili-
ocupación que las consecuencias dad de las futuras generaciones
sobre la salud o la estética. La para cubrir sus propias necesi-
degradación del ambiente proce- dades.
de también por mecanismos más Esta definición no dice cómo
disimulados como el excesivo lograr semejante meta, pero el
uso de agroquímicos o de culti- trabajo ininterrumpido realizado
vos transgénicos que agotan los en las últimas décadas ha hecho El cuidado actual por el medio ambiente llevó a la creación de cuadrillas especiales que no existían hace 40 años.

UN REGISTRO DE ACTUALIDAD QUE PERDURA A TRAVES DE LAS DECADAS

Los cambios operados en la década


del 60 en Comodoro Rivadavia
(Capítulo IV de “Comodoro Rivadavia en greso indefinido. Se multiplica- raron las costumbres y los hábi- kerías y piringundines, de dóla- vertiginoso crecimiento poblacio-
ron las inversiones, pensando en tos de consumo de la población, res y aventureros...», sostiene nal y la expansión de la ciudad
tiempos de cambio”. Una propuesta para obtener ganancias rápidas, apro- a la vez que el alza de los precios Carlos Moreno en una de sus hacia el Oeste, que favorecieron
la revalorización de nuestras identidades vechando el sobredimensiona- provocó el encarecimiento de la obras. la conformación y reproducción
culturales», de Daniel Marques y Mario miento de las expectativas de la vida. La cita anterior refleja la ima- de «sectores marginales» sin ser-
población. La dinámica social se hizo más gen de un Comodoro en el que la vicios básicos, asociados a la acen-
Palma Godoy). Alrededor de la actividad pe- permeable favoreciendo el ascen- expansión económica alcanzó a tuación de problemas de cober-
trolera, comenzó a aparecer todo so social. La vida en la ciudad se vastos sectores sociales. Los tura sanitaria.
La década del 60 abrió un pe- Ese mismo año la Ley Nacio- un sector social de pequeños tornó más impersonal, «más fría» cambios repercutieron también en A esto se sumó la falta de po-
ríodo de profundas transforma- nal de Hidrocarburos, y el nuevo contratistas y subcontratistas, y masiva, modificando fisonomía el interior de las relaciones fami- líticas culturales que articularan
ciones, iniciado a fines de los estatuto orgánico de YPF, pro- que en poco tiempo llegaron a de una comunidad tradicional, liares, produciendo un cierto gra- las diferencias y promovieran las
años 50, cuyos efectos repercu- movieron la instalación de un consolidar una buena posición organizada sobre pautas repre- do de democratización en cuanto manifestaciones propias de cada
tieron en la psicología colectiva conjunto de empresas contratis- socio-económica. sentativas de una ‘mentalidad de a los roles de sus integrantes. La uno de los sectores y etnias que
de los comodorenses. La Ley tas que se insertaron en el área También se hizo notoria la pueblo’. juventud construía espacios en se incorporaron a la estructura
10.991, de instrumentación de la de Comodoro Rivadavia, gene- presencia de especuladores que «Diviértase, escarbe en esos tornoalos cuales desarrollaba sus social.
zona franca, conocida popular- rando el denominado «Boom, acumularon capitales aprove- relatos y descubra lo que pasó en propias formas culturales. Este Las instituciones de gobierno
mente como el «paralelo 42» petrolero» del período 1958- chando la coyuntura favorable, un pueblito aislado del mundo proceso se correspondía con se vieron desbordadas al intentar
(1956), originó una serie de cam- 1963. abandonando la ciudad cuando cuando, de golpe, llegaron los multiplicación de los lugares de regular los efectos del proceso de
bios en la vida económica de la Este momento de relativa ex- cambiaron las condiciones, tal nortericanos. Antes de ellos Co- ocio y vida nocturna en el centro crecimiento no planificado.
sociedad a partir de la reactiva- pansión económica provocó como lo indica Elio Mármora en modoro era una dulce aldea... el de la ciudad, favoreciendo la di- La anulación de los contratos
ción comercial y la posibilidad como efecto inmediato la afluen- el libro «Migración al sur». saco y la corbata eran obligato- fusión de conductas individua- pone fin al breve período de bien-
de despachar mercaderías libre de cia de nuevos contingentes de El incremento demográfico, rios para entrar al cine. Donde las les de mayor autonomía respec- estar generalizado. La caída del
derechos de importación. Esta población desde distintos pun- asociado al aumento en la circula- solteras no salían a partir de las 8 toa los controles familiares y co- movimiento económico que gira-
tendencia se reforzó desde 1958, tos del país, y se intensificaron ción de capitales, revolucionó las de la noche...Con los norteameri- munitarios. ba en torno a las compañías pri-
con la Ley de Promoción Indus- los flujos migratorios desde el sur pautas sociales y económicas que canos desaparecieron las corba- En ningún núcleo de decisión, vadas tuvo como consecuencia
trial bajo la cual se instalaron al- de Chile. caracterizaban hasta ese momen- tas, los obreros catamarqueños se ni en la propia población, se pen- inmediata el éxodo de capitales y
rededor de 65 industrias que ge- Tanto en la población asenta- to la comunidad de Comodoro valorizaron -por sus actitudes só en las prácticas sociales que se la extensión de la desocupación,
neraron fuentes de trabajo a da previamente, como en los re- Rivadavia. técnicas-, en varios miles de dó- estaban gestando, muchas de las lo que evidenció que cuando se
aproximadamente 4.500 emplea- cién llegados, se difundió una La posibilidad de obtener ma- lares, ante el desconsuelo de los cuales proyectan sus efectos has- anularon los contratos se pensó
dos (industria; plástica, pesque- sensación de bienestar que pare- yores ingresos por la multiplica- tinterillos. La ciudad se llenó de ta nuestros días. Es el caso del en la soberanía, pero no en los
ra y maderera). cía corresponderse con un pro- ción de las ofertas laborales alte- prostitutas y busconas, de whis- déficit habitacional producto del trabajadores del sur argentino».
jueves 23 de febrero de 2006 elPatagónico SUPLEMENTO ESPECIAL P 31

El Club Atlético Unión EN KM 5 EL CLUB UNION SAN MARTIN AZCUENAGA TUVO tuvo afiliado a la Asociación Femenina
local desde que ésta se fundó en 1967.
San Martín Azcuénaga MOMENTOS DE GLORIA DURANTE EL APOGEO DE YPF Y En sus equipos se destacaron Ana
(USMA) nació en la HOY SIGUE ADELANTE GRACIAS AL ESFUERZO COMUNITARIO Berastegui, Alicia Mendoza, Marta
Ada, Rosa y María Aybar, EIsa Lado,
década del 30. Conta-

USMA, el club
Suárez, Beatriz Varas, Rita Rearte, Né-
ba entre sus simpati- lida Viegas y Quita Touriñán.
A mediados de los años 80 llegó el
zantes casi exclusiva- primer título de campeón local, bajo la
mente a los emplea- presidencia de Luis Romero, la direc-
ción técnica de Miguel «Toto» Amado
dos de la empresa y un grupo destacado de jugadores. Casi

de los amores
una década después, en 1993, con Do-
Yacimientos Petrolí- mingo Cambareri como presidente y
feros Fiscales. Actual- Juan Carlos «Chueco» Saavedra como
entrenador, USMA volvió a disfrutar
mente está ubicado un nuevo campeonato oficial dando la
en el centro del barrio vuelta olímpica en la ciudad de Sarmien-
to.
Azcuénaga y cercano a En la década del 90 se completaron
los barrios Ferroviario, las instalaciones del Club USMA con la
construcción del gimnasio cubierto gra-
Las Orquídeas y Usina. cias a los aportes de capital privado.
Los inversores eran trabajadores de
Por Iván Quinteros y Carlos Baeza (*) YPF, que tras su privatización fueron
despedidos. Los obreros propusieron a

E
n la actualidad tiene las ca- las autoridades del club invertir el dine-
racterísticas de un típico club ro percibido en calidad de liquidación
de barrio: ordenado, con ins- final del sueldo en el gimnasio a cambio
talaciones compuestas por de tener por el término de 12 años su
una cancha de fútbol con terreno de tie- concesión (es decir hasta el 2005).
rra; vestuarios y pequeñas tribunas que Una vez finalizado este plazo las
evidencian el paso del tiempo, más dos instalaciones pasarían al club. En la mis-
salones, uno de reuniones de la comi- ma época se construyó también el cerco
sión directiva y el otro para alquilar.Asi- perimetral del predio de la cancha de
mismo, cuenta con un gimnasio que está fútbol con bloques.
en concesión y que pronto pasará a for- Tras ganarle a Laprida Oeste por 4 a
mar parte de la entidad futbolística. 1, en la temporada 2004 el Club logró el
Se caracteriza por tener una hincha- ascenso a la Primera división «A» del
da compuesta por los niños que inte- torneo local, por primera vez en forma
gran las divisiones inferiores y los fami- directa. Pero este partido tuvo un sabor
liares de los jugadores del club, y perso- más dulce por el descenso de su archiri-
nas que alguna vez estuvieron vincula- val Ferro en la misma jornada.
das a él. El presidente, Armando Avila, hace
Nunca contó con una hinchada al es- mención de ese logro obtenido por pri-
tilo de las denominadas «barras bravas» mera vez como presidente del club: «Yo
e incluso rara vez sus integrantes pu- no. cambio», de Daniel Marques y Mario USMA, un sentimiento que no tie- estoy muy contento porque es el pri-
dieron hacer frente a las hinchadas de Que los obreros de Y.P.F. hayan elegi- Palma Godoy). ne explicación así pasen los años. mer campeonato que yo festejo como
otros equipos locales. En este aspecto do estas denominaciones para sus clubes La empresa estatal fomentaba el desa- mío porque yo soy hincha pero ahora
se diferencia de su archirrival Ferro (Fe- no es casual, incluso otros equipos de fút- rrollo de los equipos de fútbol que surgían del recibo de haberes. soy el presidente del club. Tengo casi
rrocarril del Estado, también ubicado en bolanivelnacional también los recuperan, en los campamentos de la ciudad, tal es el De esta forma el club no tenía proble- 50 años de vida en el club ya USMA es
Km 5, en el barrio Ferroviario) que cuen- tal es el caso del equipo «San Martín de caso del club General Saavedra -ubicado mas en el cobro de las cuotas. Avila co- mi familia».
ta con una hinchada que ha protagoni- Tucumán» y «San Martín de Mendoza». en el barrio Saavedra-, Tiro Federal -Km mentò que «eran 50 centavos de cuota, Por su parte Fernando Mateff, juga-
zado en más de una ocasión algún en- 3-, Talleres Juniors -Km 3- y Florentino equivalente a 10 pesos actuales. Yo era dor de Primera división, se refiere al úl-
frentamiento con simpatizantes de al- ORIGENES Ameghino -Km 3-, entre otros. socio como de cuatro clubes porque venía timo campeonato obtenido en 2004 de
gún equipo contrario. Ya desde la década del 20 los respon- La financiación de las instalaciones el compañero de trabajo y me decía ‘¿por la siguiente forma: «El grupo humano
El «Club San Martín» fue creado por sables de Y.P.F. veían con preocupación y las actividades deportivas -en parti- qué no me firmas? y bueno firmábamos. es bárbaro y se tenía que dar sí o sí.
un grupo de empleados de Yacimientos el predominio de extranjeros en su plan- cular los clubes de fútbol- formaban Y así éramos todos los de YPF.Y llegaba Dentro de todo el club está organizado,
Petrolíferos Fiscales el 23 de junio de ta de personal. Por entonces comenza- parte de una política de asistencia a su fin de mes y sabíamos que teníamos una más allá de no tener un sustento econó-
1931, para dedicarse principalmente a ban a surgir las huelgas y otros meca- personal. Incluso estos equipos inte- cuota societaria. Y ahora si vas a cobrar mico. Nosotros tenemos técnicos y pre-
la actividad futbolística. nismos de reclamo de mejoras en las graban la federación Atlética de Y.P.F. tenés que pagarle al cobrador, y el cobra- parador fisico en todas las divisiones y
A fines de la década del 30, otro gru- condiciones laborales. Son ilustrativas las palabras de Ar- dor va a cobrar dos o tres veces y si no los no se les paga nada, son todos del club
po de agentes de YPF constituyó el equi- En forma paralela el estado fortale- mando Avila referidas al papel de Y.P.F. encuentra, no va más». y dirigen gratis. No hay plata para na-
po de fútbol «Atlético Miguel Azcué- cía su política de homogeneización de en la conformación de la entidad futbo- die, por eso el grupo humano es exce-
naga», con sede en el sector «Almace- los trabajadores a partir del «sentimien- lística: «Y.P.F. contribuyó a la forma- LA EPOCA DEL ASCENSO lente.
nes de YPF». Casi inmediatamente sus to nacional», e incluso promovió el in- ción de USMA, porque trajo mucha gen- En la década del 50 «Unión San Mar- Por esto la obtención del campeona-
integrantes propiciaron la fusión con el greso de trabajadores «provincianos» de te soltera que necesitaba tenerla, des- tín Azcuénaga» comenzó a participar t o es importantísimo y el festejo viene
Club «San Martín», ya que no con- las empresas dependientes del Estado pués del trabajo, entretenida, para que en los torneos de Fútbol local, en la Pri- bravo por el sacrificio de los jugadores
taban con una cancha. La unión se cris- Nacional, fundamentalmente prove- no se vayan a los boliches, o se queda- mera división «B». En 1955 ascendió a y la comisión que está formada por cua-
talizó bajo la denominación «Unión San nientes de Catamarca y La Rioja. ran en las habitaciones o en sus casas. la división «A» con un plantel que con- tro o cinco viejos que laburan y que para
Martín Azcuénaga» (USMA). Sobre la situación, el coronel Alonso Entonces le ayudó a crear el club, hizo taba con jugadores de la talla de Juan ellos también es el festejo, que fue terri-
No hay documentación sobre la fun- Baldrich, administrador local, escribía en las instalaciones, las canchas, los ves- Santos Avila, Nicolás Millanes y Mar- ble. Fuimos hasta el centro de Comodo-
dación de los clubes que explique por una carta dirigida al presidente del Conse- tuarios. Todo eso lo hacía YPF. Es más, celo Olivera, entre otros. ro Rivadavia y siguió, con asado».
qué fueron denominados «San Martín» jo Nacional de Educación la siguiente fra- cuando teníamos que ir a jugar al 3, en En los años 60 el club alternó entre La situación económica que atravie-
y «Atlético Miguel Azcuénaga». Tam- se: «Si algún punto del país reclama impe- Comodoro, al Ocho, o Diadema, enton- las categorías «A» y «B», aunque fue sa la Argentina no le es ajena al club,
poco los entrevistados conocen los mo- riosamente su argentinización, es la Pata- ces YPF nos ponía el transporte y cola- más relevante su subcampeonato de como no lo es a ningún club chico de
tivos por los que sus promotores los gonia y especialmente Comodoro Riva- boraba mucho para que el personal es- 1962 en la categoría «A». En esos años barrio de la ciudad de Comodoro Riva-
denominaron de esta forma. davia, donde predominan elementos ex- tuviera distraído, porque en el barrio no consolida sus instalaciones en las adya- davia que no cuenta con el apoyo eco-
Sin embargo, se puede deducir que tranjeros aventados con sus sedimentos había otra cosa para distraerse». cencias de la cancha de fútbol, edifican- nómico de empresas o con un gran nú-
ambos recuperan a dos próceres patrios. de amargura de sus tierras de origen. Y tal En los inicios, el Club fue apadrina- do la sede social sobre la ruta N° 1 y mero de socios. Actualmente la Comi-
El «Club San Martín» rinde homenaje misión incumbe a la escuela... tal el caso do por YPF. La empresa estatal aporta- avenida José Ingenieros (su actual ubi- sión Directiva trabaja en el mejoramien-
al militar y político José de San Martín. de la escuela N° 2 a la cual concurren los ba dinero o materiales para obras y donó cación). to de sus instalaciones, aunque
En tanto, el Club «Atlético Miguel Az- hijos de esos obreros, en su mayoría ex- los terrenos en los cuales está asentado Si bien la principal actividad del Club
cuénaga» recupera la figura de Miguel tranjeros, a los que deben inculcárseles el club. Los trabajadores petroleros, en era el fútbol, en la década del 60 tam-
Azcuénaga, militar y político argentino sentimientos afectivos y patrióticos» (frase su mayoría, se asociaron mediante el bién contó con equipos de básquetbol
que integró la primera Junta de Gobier- recuperada de «Comodoro en tiempos de pago de una cuota que era descontada femeninos y masculinos. En damas es- continúa en página 32
4
Dirección periodística: Horacio Escobar

Suplemento especial Producción periodística: Mónica Baeza


Colaboración: Brígida Baeza

JUEVES 23 DE FEBRERO DE 2006 - 105° ANIVERSARIO COMODORO RIVADAVIA


elPatagónico
viene de página 31 menta cómo se organizan los jugado-
res para comprar camisetas o finan-
ciar los gastos médicos ocasionados
su mayor problema -según los di- por la lesión de algún integrante del
rectivos- es sostener económicamente equipo: «el último juego de camisetas
una estructura con muchas divisiones. lo compramos nosotros, y si se lasti-
El presidente del Club cuenta cómo ma un jugador y la comisión directiva
financian los gastos en la actualidad: «el no tiene plata, nosotros, los jugado-
Club cuenta con socios llamados «pro- res, nos hacemos cargo. La realidad
tectores «, que son los simpatizantes económica del club sabemos que es
de USMA a los cuales les cobramos 10 difícil: o ayudas o te vas; esas son las
pesos por mes. Los jugadores realizan dos posibilidades».
diferentes actividades para obtener el Más allá de los objetivos deportivos
dinero: sorteos, venta de pollos, venta propios de la institución, el Club USMA
de empanadas y también bingos. Ade- cumple sin dudas también un rol de con-
más la comisión directiva realiza contri- tención social para los jóvenes del ba-
buciones». rrio.
En tanto, Fernando Mateeff, co-
(*) Estudiantes de la Licenciatu-
ra de Turismo de la UNPSJB. Este
El clásico rival de USMA es artículo pertenece al libro "Km
Ferro. Kilómetro 5 se divide ante 5. Barrios Patagónicos con
cada enfrentamiento. memoria petrolera y ferroviaria".