P. 1
Guia Conciliación en TRANSITO

Guia Conciliación en TRANSITO

|Views: 5.519|Likes:
Publicado porAlejandra Escandon

More info:

Published by: Alejandra Escandon on Jan 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/06/2013

pdf

text

original

De manera similar a las dos causas de exoneración anotadas, se reconoce
también como liberación de responsabilidad para el presunto culpable, los
fenómenos a los que se conoce como “fuerza mayor” y “caso fortuito”, que son
causas ajenas al hecho que se reclama como del presunto agente productor del
daño.
Una explicación útil de los conceptos anteriores es la que ofrece el Consejo de
Estado:

“Se ha dicho que la fuerza mayor es causa extraña y externa al hecho del
demandado; se trata de un hecho conocido, irresistible e imprevisible, que es
ajeno y exterior a la actividad o al servicio que causó el daño. El caso fortuito,
por el contrario, proviene de la estructura de la actividad de aquél, y puede
ser desconocido, permanecer oculto, y en la forma que ha sido definido, no
constituye una verdadera causa extraña, con virtualidad para suprimir la
imputabilidad del daño”.
64

Sin embargo, se ha entendido que el caso fortuito no exonera de responsabilidad
en el ejercicio de la actividad peligrosa de la conducción de vehículos, a diferencia
de la fuerza mayor:

“Con fundamento en el artículo 64 del Código Civil65

, subrogado por el artículo
1ª de la Ley 95 de 1890, se han extraído diferencias entre la fuerza mayor y el
caso fortuito. Se indica que la primera es aquel suceso conocido, imprevisible
e irresistible que es ajeno y exterior a la actividad o al servicio que causó el
daño; es decir, es causa extraña y externa al sujeto (terremoto, inundación,
avalancha). El caso fortuito por el contrario, si bien es irresistible, proviene de
la estructura de la actividad de aquél, sin exigir la absoluta imprevisibilidad
de su ocurrencia, pues requiere que no se haya previsto en el caso concreto
(como el estallido de una llanta de un automotor, el apresamiento de
enemigos, los actos de autoridad, etc.), y puede ser desconocido, permanecer
oculto de tal manera, que no constituye una verdadera causa extraña, con
virtualidad para suprimir la imputabilidad del daño. Para la Sala es claro que
la causa eficiente del aparatoso accidente fue el estallido de la llanta trasera
del vehículo automotor. Este hecho, como se refirió anteriormente constituye
un clásico caso fortuito, inherente a la actividad, por lo tanto perteneciente
a la esfera del demandado que, por tratarse de una actividad peligrosa, no

64

Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Tercera. Sentencia de 19 de julio de 2000. Consejero Dr. Alier Eduardo Hernández

Enríquez. Rad. 11.842

65

El artículo 64 del Código Civil, define la fuerza mayor o caso fortuito como: “el imprevisto a que no es posible resistir, como un naufragio,
un terremoto, el apresamiento de enemigos, los autos de autoridad ejercidos por un funcionario público, etc”.

9.1. RELACIONES CON EL DERECHO CIVIL

109

UNIDAD 9 RELACIONES DE LA CONCILIACIÓN EN TRÁNSITO CON OTRAS ÁREAS DEL DERECHO

exonera de responsabilidad a quien tenía a su cargo la guarda del vehículo,
(…)”.
66
En similar sentido, la Corte Suprema de Justicia sostuvo: “la falla mecánica
de un automotor no exonera, como con insistencia lo ha dicho la Corte, de
responsabilidad tratándose del ejercicio de actividades peligrosas
”.67
El artículo 50 del Código de Tránsito y Transporte, sobre las condiciones
mecánicas y de seguridad de los vehículos establece que “Por razones
de seguridad vial y de protección al ambiente, el propietario o tenedor
del vehículo de placas nacionales o extranjeras, que transite por el
territorio nacional, tendrá la obligación de mantenerlo en óptimas
condiciones mecánicas y de seguridad
”.

Como se explicó las fallas mecánicas o de las piezas del vehículo por un
defectuoso o inexistente mantenimiento, no puede aducirse como caso fortuito
con entidad de causa extraña que libere de responsabilidad porque era posible
prever la ocurrencia de la falla y existe la obligación de realizar las reparaciones
del vehículo en forma oportuna para evitar colocar en peligro la vida propia y la
de los demás.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->