P. 1
Dominios Cruzados - Eugenia Sánchez Nieto

Dominios Cruzados - Eugenia Sánchez Nieto

|Views: 105|Likes:
Publicado porNTCGRA
Dominios cruzados.
Eugenia Sánchez Nieto
Edición impresa "Caza de libros". Septiembre 2010.
.
EDICIÓN VIRTUAL NTC ... . Enero 12, 2011
http://ntc-libros-de-poesia.blogspot.com/2011_01_12_archive.html
Dominios cruzados.
Eugenia Sánchez Nieto
Edición impresa "Caza de libros". Septiembre 2010.
.
EDICIÓN VIRTUAL NTC ... . Enero 12, 2011
http://ntc-libros-de-poesia.blogspot.com/2011_01_12_archive.html

More info:

Published by: NTCGRA on Jan 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/04/2013

pdf

text

original

DOMINIOS CRUZADOS

1

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

2

DOMINIOS CRUZADOS

Eugenia Sanchez Nieto (yuyin)

DOMINIOS CRUZADOS
(ANTOLOGÍA PERSONAL)

Caza de Libros
3

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Colección: Caza de Libros - Club de Lectores © Eugenia Sánchez Nieto yuyiny@yahoo.com © Caza de Libros 2010 - Club de Lectores ISBN 978-958-8596-33-4 Primera Edición: Caza de Libros 2010

Dirección General: Pablo Pardo Rodríguez Dirección Editorial: Paola Hormechea Cuéllar Diseño: Julián Andrés Ramírez Caza de Libros cazadelibros@gmail.com www.cazadelibros.com Impreso en Colombia Talleres de Caza de Libros Ibagué. Carrera 7A # 19 - 41 Teléfono (57) 3108590495
Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada o trasmitida de manera alguna ni por ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin permiso previo del editor.

4

DOMINIOS CRUZADOS

I- LO QUE OCULTA EL ESPEJO

Entre el deseo y el espasmo Entre la potencia y la existencia Entre la esencia y el descenso cae la sombra T.S. Eliot

5

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

6

DOMINIOS CRUZADOS

Paisájes secretos En el espejo se miró mil veces y fue bella tres viudeces sombrearon su camino en lustrosos recintos fue el centro de atención sus hijas observan desde la primera fila. El tiempo fue un soplo el frío quebranta mis pulmones mil veces fui bella, el espejo ya no es el mismo un ser invisible traza un camino que no deseo no logro detenerme lámparas iluminadas, noches suntuosas en el hotel todos somos extranjeros. En el espejo se miro mil veces y fue bella tres rostros visitaron su lecho desde el fondo de la noche hay labios, amor y sonrisas sus hijos tiemblan en su sueño, tienden puentes movedizos. Temo mirar el espejo, allí el ser invisible alguien oculto me empuja crece el corazón, golpea a cada instante en fatigosas noches rostros blancos me visitan mis hijos tienden puentes movedizos en mi dedo la alianza entre la soledad y la noche no logro detenerme extraños ángeles elevan mi cuerpo alguien murmura al oído el adiós sobre mis ojos.

7

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Señales particulares Al mirarme al espejo no estaba allí alguien que no reconocía me observaba de aquel rostro sólo poseía mi pensamiento levantaba los brazos como pidiendo auxilio mis brazos se reflejaban pero aquel rostro continuaba en silencio ningún gesto delataba un rasgo común. El día, la noche caía uno a uno permanecí largo tiempo procurando recuperar mi imagen a cambio diversos rostros me atrapaban no tenía certeza de nada en varios espejos a la vez me buscaba. Diversas imágenes hacían gestos, reían fui asumiendo uno tras otro los múltiples rostros me acostumbre a ellos la que fui se perdió irremediablemente ni la memoria lograba retener un gesto Alguien murmuraba suave al oído: Nada es, nada es observe mis dientes transformados al filo del espejo.

8

DOMINIOS CRUZADOS

David En su delirio provocado por la enfermedad se descubrió de otra manera nunca volvió a ser el mismo se transformo complejo y ambiguo el vértigo de lo infinito el sentimiento de extravío las imágenes extrañas de los seres y sus cosas lo visitaban instaurando una conciencia insoportable el sueño aparecía como un cierto bienestar sobrecogido subía unas escaleras sin término ángeles escandalosos lo agobiaban con propuestas deseables mujeres inalcanzables miraban tras la máscara bellas parejas se mecían en el aire las palabras no lograban develar su búsqueda en silencio observaba aterrado la realidad de su vacío.

9

EUEGENIA SÁNCHES NIETO

Lo que oculta el espejo Alguien desde su pesada cortina de humo hace señas perpleja observo el espejo deseando ver la figura ambigua de este personaje allí un ser sonriente observa extasiado un extraño temor se posesiona de esta tensa resistencia siempre sucede la tensión desencadena en risa estridente la cortina de humo se aleja una voz fuerte murmura «Nadie escucha a nadie» observo el espejo un desasosiego invade mi ánimo allí un ser sonriente observa extasiado un extraño temor invade, se adentra.

10

DOMINIOS CRUZADOS

Mirada recobrada Allí se tejían las claves de la vida danzarines sin miedo hablaban al oído de espectadores silenciosos cuanto trabajo y algarabía la voz de los ausentes vuelve lentamente desde el día hasta la noche nos entregábamos incansables en la búsqueda de imágenes: mantas de colores, caballos, hombres gigantes, paseaban por un espacio de ensueño hombres torturados, mujeres sensuales, ladrones perdidos se escurrían con sus voces al oído de espectadores inquietos la música como telón de fondo el cuatro y las guitarras iluminaban pasajes olvidados allí se tejían las claves de la vida se daban cita los hijos del desamparo y la tiniebla. Éramos uno agitando nuestras banderas estábamos los tristes abiertos a la risa era difícil dar con la clave, con el tono, con la atmósfera pero allí permanecíamos más allá de la noche intentando develarla olvidados de sí, entonábamos cantos nos adentrábamos en lugares imaginarios concentrados nuestros personajes nos tomaban visitábamos lugares perdidos: hombres bestiales con puñales al acecho lideres trágicos al borde de la nada mujeres risueñas con la desfachatez del calor montábamos sobre caballos al ritmo del cuatro y la guitarra allí se tejían las claves de la vida
11

EUEGENIA SÁNCHES NIETO

los hijos del desamparo y la tiniebla éramos soñadores sin descanso, cazadores expectantes habituales errantes.
Para Eddy Armando Celebrando los 40 años del Teatro LA MAMA. Junio 2008

12

DOMINIOS CRUZADOS

Filiación desconocida Me perdí en el piso trece de un edificio de Manhattan mujeres sin rostro dan la bienvenida un coro hermoso sobrecoge mi ser una flauta un piano me induce por un largo camino olor a palo santo embriaga la atmósfera bellos hombres muestran sus cuerpos. La noche besa mi mejilla en el largo corredor figuras escurridizas se mueven ágilmente ¿A dónde me conduce este camino? un concierto de murmullos tensiona mi espera la tristeza construye un rostro bello pero extraño sombras huidizas tocan mi espalda un hombre negro sonríe y muestra sus blancos dientes. El viento sopla por un balcón las cortinas se mecen provocando una danza reiterada y extraña un bello hombre observa un lugar perdido en su imaginación ama, penetra, se extasía mujeres pequeñas sonríen desde diversas puertas hombres generosos ofrecen su desnudez la noche para el encuentro, la danza talentosa, el piso trece, Manhattan sin miedo.

13

EUEGENIA SÁNCHES NIETO

Caída en el silencio El viento borra huellas, levanta tejas, arrasa lugares soledad sin violencia, sin voces no se escucha ni el latido del corazón figuras perdidas si te quedas en la misma posición el pensamiento no funciona, la sangre no circula. Nadie detrás de la puerta el ser invisible odia esa realidad nadie encuentra su lugar los hombres quieren ser mujeres las mujeres quieren ser hombres lugar vacío, lugar perdido, resbala la mentira los cerros se trasladan fosas comunes bordeadas de múltiples cuerpos la paz sobre la muerte No hay una puerta, el corredor atravesado la dicha robada los rostros al acecho, el rostro partido la luz que se fuga, la vida que se inicia silencio sobre la herida ¿Quien lamentará la perdida? Soledad absoluta que me hiere ni espantos ni voces, una puerta gira sobre sí misma una puerta se abre, nadie llega arrojada al vacío puertas cerradas, puertas abiertas a la nada el horizonte infinito poblado de seres vistos a través de múltiples espejos
14

DOMINIOS CRUZADOS

que toman rumbos diversos y propios espacios verdes, amarillos, azules bocas rojas, bocas negras Múltiples rostros sonrientes nadie quiere a nadie simulación, impostura en el rostro, en la risa, en el cuerpo, en la palabra casa vacía de voces, de soledad y deseo el viento borra huellas, levanta tejas, agrede corazones.

15

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Corazón en vilo Su sombra se agiganta, la piel suda, un esbelto hombre zapatea, zapatea, zapatea las palmas aumentan, los rostros extrañamente pálidos una voz sostenida anima el fervor esa figura esbelta se mueve ágil en la pared la paloma se estremece, el cuchillo abre, invisibles hilos tensionan el espacio por una escalera sin fin una mujer sin rostro sube abismada. Las palmas aumentan, los rostros extrañamente pálidos esa sombra maravillosa emociona y penetra los cuerpos son sacudidos, habitados, cada músculo reacciona, la paloma vibra, fuertes manos la calman mientras la voz sostenida ahonda el aire ya no es el mismo, todos alelados, esos minutos de abandono animan el asombro la prolongación de nuestra extrañeza.

16

DOMINIOS CRUZADOS

Concluír Las palabras huyen huyen de hombres y mujeres que desean poseerlas pisotearlas, desnudarlas amarlas lentamente la guillotina para ellas no es la palabra es mi cabeza.

17

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Hombre de peligro En compañía de un hombre vital que vive del mar viaje a unas islas desconocidas con mi piel acostumbrada al frío, el ardiente sol y el rumor del mar me entregaban al sueño. Mi brazo aferrado a la canoa lo consumía un animal de mandíbulas enormes en medio del delirio deseo viajar a las murallas allí encontraré mi brazo. El hombre de mar dice que no hay tiempo alucinada veo como la lancha sigue su destino el mar se me aparece rojo rojo como la sangre que brota de mí brazo.

18

DOMINIOS CRUZADOS

Realidades oscuras Ana, el tiempo se nos fue ¿A dónde? Acaso a un laberinto de acordes fuertes o sólo la blanca pared de un muro ¿Esto fue lo que buscamos? tu persiguiendo espejismos yo atrapada frente a un espejo leyendo las voces del silencio a lo lejos un jinete cabalga bajo un cielo incendiado su rostro bañado en lágrimas ¿Ana dónde estoy? Es mi ciudad o un laberinto de acordes fuertes donde soy la sombra de otra sombra. Una puerta se mueve en el viento en medio de neblina corro hacia ella alguien me persigue, siento su respiración próxima esa dama estrafalaria me aprisiona en sus brazos impide que el dulce veneno llegue a mis labios largos años esperó antes de darme abrigo huyo de ella cada vez se posesiona más de mi estancia.

19

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Figuras de música Miles de brazos desnudos se agitan sonidos brutales elevan cuerpos, prendas, cabellos todos quieren gritar desde una sola boca la voz vibra, el alucinado no sabe quién es la contundencia de la música el cuerpo quiere elevarse. Rostros pintados danzan alrededor de la hoguera en éxtasis los cuerpos son saqueados la expresión más interior quiere volar pieles oscuras desean sentir en un solo cuerpo el arrobamiento los miembros liberados. Su voz se desprende penetra los cuerpos desnudos la contundencia de la música la piel suda se sacude en vértigo un instante un instante donde la música es el transito de lo desconocido.

20

DOMINIOS CRUZADOS

Extrañas vehemencias Sorprendentes personajes sobre un escenario observan insistentes extraños sonidos colman el espacio la música se desprende fuerte mujeres de profundas ojeras y rostros blancos inician a un público ordinario un hombre jorobado produce sonidos de pájaro otro con su cabeza herida y sus ropas manchadas mira fijamente gentes impecables incomodas con estas presencias. Sorprendentes personajes observan insistentes el escenario se mueve una voz potente habla un idioma de lejanas tierras miles de puertas se abren la noche emocionada ante la belleza y la extrañeza.

21

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Sombra Desde la ventana observo una mujer en todo igual a mí con un candelabro en la mano espía perpleja desde la calle. A la luz de la vela veo a alguien en mi cama se mueve impaciente la noche entra por la ventana alguien ha invadido mi habitación una mujer en todo igual a mí. Asombrada deseo salir unas máscaras sonrientes en el cielo aumentan mi espasmo con sigilo trato de abandonar el cuarto ella me observa con una risa burlona corro espantada. Desde la calle observo una mujer en todo igual a mí con un candelabro en la mano espía perpleja desde la ventana.

22

DOMINIOS CRUZADOS

Lugares perdidos Desde mi ventana festejo la parte interior de las casas donde no hay simulación casitas de la soledad con largos corredores y espacios de madera donde es posible esconderse con sus recovecos abiertos al ensueño donde cuerpos calientes se pasean, miran fijamente hablan, se abrazan, casas habitadas hasta el último intersticio donde seres vivos tropiezan con habitantes invisibles su tenue luz, sus inimaginables recovecos me incitan al ensueño.

23

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Habitación invisible En un antiguo edificio en el último piso hay un único cuarto iluminado en forma extraña subo sigilosa bellos hombres solitarios descienden les observo con cuidado las palabras son el puente pero no hablamos al llegar a la habitación un sol rojizo ilumina una única mesa y un asiento inclinada sobre papeles una mujer en atento silencio escribe. Palabras de seres maravillosos habitan este cuarto iluminado infinita cantidad de papeles adheridos a las paredes producen sonidos delicados aquella abismada busca una palabra allí están todas y no la encuentra. Todos los habitantes de ese cuarto abren a un tiempo la puerta se ven en diversas épocas con distintas búsquedas con la misma ansiedad se observan perplejos cada uno iba a la luminosa habitación en busca de sus papeles, dispuestos a encontrar la palabra. En magnifico silencio se observan maravillados la mujer continúa inclinada sobre sus papeles no ha reparado en los ojos que le observan. El sol rojizo se oculta lentamente fluye el aire misterioso lugar irresistible encuentro de taciturnos con las máscaras del sol.
24

DOMINIOS CRUZADOS

Imagen desconectada El actor abrumado por no ser nadie vive diversos personajes: el ladrón herido de amor la amante triste, agobiada de su papel el espectador ignorante el cómico suicida, el torturador sin miedo el intelectual convencido de su saber el líder herido creyendo ganar Se apasiona hasta tal punto que ya no sabe encontrarse personaje tras personaje ocupan su espacio él se observa en el espejo cree alcanzar la gloria habla fuerte, tiene una presencia deseable el paso del tiempo posesiona diversas máscaras él ya no es diversos seres lo invaden, lo acosan, mienten una mujer desde el fondo de su ser ríe de su debilidad.

25

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Sin sombra He recorrido infinitos caminos buscando mi camino azul he viajado sobre los techos de mi ciudad he descubierto el cúmulo de rostros que observan extasiados a la espera de una señal la vida palpitante en cada centímetro de tierra cuerpos estrujados en accidentes evitables respiraciones ansiosas bordean las paredes Esta ciudad pintada bajo el cielo azul el estallido de la lluvia limpia cada intersticio la ciudad blanca recorrida por jóvenes entusiastas el canto de los pájaros anuncia el circo con sus ciclistas al aire los malabaristas en la cuerda floja la mujer luna y su voz de ensueño los leones por círculos de fuego los danzarines de tango suspendidos en el aire el ciego en una piscina caliente persigue la canción olvidada cabellos rojos, amarillos y negros movidos al viento al ritmo de una danza arrebatada cuerpos atentos a una respuesta, a una señal Mi ciudad con sus tiples y bandolas con rostros inseguros a través de vidrios opacos y espejos multiplicados con su legión de sombras cuantos caminos visitados cuantos rostros encontrados mi ciudad desde el cielo es un paisaje de colores sin sombra.

26

DOMINIOS CRUZADOS

Lento Contemplo el verde de la sabana evoco mañanas frías estimulantes una dulce niña viaja rumbo a la escuela la gran puerta, las voces alegres la figura inconfundible de mi querida maestra su andar desgarbado su cabello dorado al viento su voz grave e inteligente Ella me jalona por corredores maravillosos paisajes secretos, personajes asombrosos, voces misteriosas infinidad de imágenes y colores las puertas abiertas al mundo onírico, fantástico al mejor piso de la humanidad Cuando la vida me abandona un rostro invisible me acompaña y llena de fuerza la voz de mi maestra abraza mis más graves momentos.
Para Gloria Nieto de Arias

27

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Federico En el silencio de vino de citara y de flautas un hombre despojado de sus miedos cruza una cuerda desde un séptimo piso en la plaza una multitud diversa lo contempla exclamaciones de miedo, de asombro Alguien en su bella lucidez juega por los demás todas las puertas se abren el viento majestuoso e intrépido estremece este siglo a punto de terminar. El tiembla en su miedo pero avanza diversos rostros, idiomas extraños, jóvenes emocionados él juega en el vacío nada lo detiene, avanza sin ver La noche hace su presencia tambores acompañan la ceremonia seres aterrados observan el cuerpo en vilo a punto de caer idiomas extraños ovacionan la hazaña Alguien en su bella lucidez juega por los demás gente alelada observa el triunfo sobre el miedo el triunfo sobre el viento, el triunfo sobre el abismo la alegría extasiada y una cítara convoca el nuevo siglo.

28

DOMINIOS CRUZADOS

Ciudad de los vientos Los vientos se toman mi ciudad recorren el amanecer con el canto de los pájaros despeinan a las colegialas, levantan sus faldas el sueño se despereza, huele a pan fresco transeúntes del día con sus múltiples oficios el hombre jalado por sus perros, la muchacha y su blanco delantal la mirada perdida del oficinista la maestra agobiada por el murmullo infinito de sus estudiantes el conductor con su alegre tonada, el ciclista apuesta contra el viento la modelo en sus tacones haciendo malabares la amante incansable en busca de su lugar perdido el guardián abismado en su deseo, el deportista elevando su cometa calles infinitas recorren los barrios de la macarena, la soledad, teusaquillo. El viento murmura una canción al oído de los tristes eleva a los ebrios, los jalona por calles que no conducen a ningún lugar el viento los abraza y los deja dormir mi ciudad insondable con sus secretos profundos con calles asombrosas que nos conducen a vértigos desconocidos calles azules, blancas, grises, rosadas, puertas falsas, invisibles, puertas abiertas al viento, puertas sin cerradura

29

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

La ciudad de las furias con rostros bárbaros y miradas de miedo los visitantes que desdeñan mi ciudad la injurian la maldicen y sin embargo siempre se quedan mi ciudad verde asomada al sol del atardecer con heridas que lentamente va restañando. En medio de los cerros me elevo recorro la sabana su verde profundo me abraza mis deseos mas sentidos caen como lluvia cruzo alucinada por puertas invisibles, tejas naranjas, ventanas al cielo paseo por lugares perdidos, soy de esta ciudad de este clima de este comportamiento distante, ambiguo, critico los amigos de otros días con rostros transformados, los amigos idos, el hilo roto. Allí en medio de la plaza jóvenes cantan con sus banderas al aire muchachas con su belleza pálida sonríen a hombres enlutados viajo por mi ciudad me recuesto en el verde jardín estoy atada a ella por todos los costados la tierra me jalona, me atrapa coros inusitados penetran las blancas paredes jóvenes resueltos tiemblan en su sueño el cielo abierto los saluda mi querida ciudad abandonada y plena en busca de la más propia humanidad.

30

DOMINIOS CRUZADOS

II- BELLEZA PARTIDA

31

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

32

DOMINIOS CRUZADOS

Dominios del estrago Un hombre desnudo camina bajo la lluvia en el silencio de su casa escribe el último libro en medio de la gente toca la guitarra una voz sostenida desata el fervor noches calientes, pieles húmedas Segovia los muros sangran en ese cuerpo, miles de cuerpos sus ojos abiertos miran al cielo. En el patio de la casa una mujer enamorada lava la espalda del marido espera el silencio para susurrar sus secretos él en su hermosa desnudez quita los tacones blancos palabras de múltiples colores y sonidos habitan su estancia noches calientes, pieles húmedas Segovia los muros sangran en ese cuerpo miles de cuerpos sus ojos abiertos miran al cielo. La noche para la muerte esta ciudad da miedo, el silencio injuria, da puñales ¡ay! descargas brutales, el suelo suda una sombra se agiganta en el muro Segovia los muros sangran un hombre desnudo camina bajo la lluvia sus ojos abiertos miran al cielo.
Para Julio Daniel Chaparro

33

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Visibles ademanes Era joven y esperaba un hijo sirenas desesperantes inquietaban su tensa resistencia se veía implicada Hermosas noches se convierten en monstruos por calles vacías hombres brutales arrastran cuerpos lacerados en camionetas de la muerte jóvenes sangran sirenas, las puertas rotas, la joven violada Era joven y esperaba un hijo al amanecer llegaron a su puerta fuertes golpes, risas hirientes el goce de la maldad imponía su presencia Escondida en un antiguo armario deseaba que fuera un mal sueño pero no, allí estaban se decía a sí misma: la fuerza del amor, la fuerza del amor Tanta tensión no se soporta que todo termine esperaba el momento con una colt 38 era joven y esperaba un hijo.

34

DOMINIOS CRUZADOS

Oscuridad cruzada de voces Esa que va al bar y ebria baila con cualquier hombre la que prefiere los sitios más ruidosos para no tener que hablar está viva y piensa en la muerte en la noche larga del palacio incendiado el miedo, los gritos, la sangre… el humo recorriendo cada intersticio, el plomo en el aire la noche larga… la mujer que llora en el espanto y asusta a los vigilantes en la casa del crimen los hombres dados por muertos condenados a suplicios que asustan al más valiente ella que prefiere los sitios más ruidosos para no tener que hablar sabe que el tiempo cambia que hay una oscuridad cruzada de voces.

35

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Penumbra Hombres abandonados por mujeres con ansias de vida hombres felpudos de mirada triste la amplia noche que nos alberga y desaloja hombres sinceros con un parche en el ojo olvidados en el último escalón del tren que parte sin rumbo fijo mirada llorosa del solitario en la penumbra de su apartamento. Hombres con miedo convencidos de no tenerlo lluvia pertinaz sobre los rostros idos orejas rotas mirada perdida, ¿para qué nacer? si la vida joven se pierde a cada instante el cuerpo dejo de ser sagrado el odio, el fanatismo, las furias se abrazan a jóvenes cuerpos la ceremonia de la guerra, el olor a plomo redime a los bárbaros las escaleras infinitas recorriendo los mismos lugares del miedo las ciudades, los tiempos, los rostros, pasan los siglos pero sigue detenido el tiempo del miedo y del odio mirada llorosa del solitario en la penumbra de su abandono.

36

DOMINIOS CRUZADOS

Agujeros en aire Sobre el pasto el cuerpo lacerado un pozo rojo penetra la tierra negra hombres ruidosos bromean y ríen su profesión se vuelve normal excesivo desenfreno y cuerpos mutilados El sonido del agua sobre las piedras la belleza cubierta de hematomas un coro hiriente se posesiona en círculo sobre los hermosos cerros el viento angustiado produce sonidos escalofriantes la luna abandonada se asoma perpleja El sonido del agua sobre las piedras sobre el pasto el cuerpo lacerado gota a gota el pozo se ensancha rostros mentirosos se santiguan muestran el puñal un coro hiriente se posesiona en círculo el sitio para el desorden.

37

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Final Todo vuelve de repente los sonidos de la noche tu rostro la naturaleza sin descubrir tu pensamiento el frío que abraza el espíritu tus hermosos ojos el verde inmenso y su humedad tu entusiasmo febril, hubo un comienzo. Cruces fosforescentes en la ancha calle gritos sacados de una novela macabra muñecas pintarrajeadas asomadas a las ventanas hombres enfundados en su ira mujeres que aman sus pistoleros el idioma trivial ruido más ruido todos aguantamos aún más ruido la belleza fugitiva, todo tendrá un final.

38

DOMINIOS CRUZADOS

Adversos dominios Como sombras agigantadas sus miradas punzantes recorren las calles en busca de algo criaturas escapadas de una larga pesadilla su encuentro seguro es una muerte rápida miles de ojos se pegan a las prendas, al aire estas calles sollozan largamente en la madrugada en la ciudad que se rompe Como sombras agigantadas criaturas escapadas de una larga pesadilla resulta extraño que no asesinen a diario que agobien con gritos brutales aquí todo pasa y nada pasa los seres piadosos se bendicen y huyen despavoridos al ver estos semejantes.

39

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Grave de costumbre Los árboles no logran dormir inimaginables sombras te escudriñan listas al ataque seres indeseables que noche a noche odian su presa se arrastran atentos a abrir la herida Calles de miedo donde la ropa vuela huyendo de los cuerpos con puñales al acecho han tomado la ciudad Los árboles no logran dormir huyo en busca del camino, del silencio escalofriantes alaridos destruirán la ciudad.

40

DOMINIOS CRUZADOS

Invisibles Cuentan que al intentar herir al enemigo una bala lo desplomo un corazón gotea en el árbol desde el fondo del espejo alguien observa fue un sueño rápido su vigilia ¿A quién dirigirme en esta ciudad extraña? tantos como tu invisibles en mi camino a veces temo hallar rastros de sangre. El silencio nos ahoga vivimos sobre huesos fusilados en la noche si hubiese hablado habría terminado en una clínica psiquiátrica rostros perdidos, voces amadas contra la pared a veces temo hallar rastros de sangre.

41

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Tumulto de voces Las puertas abiertas, el viento mece la cortina el sonido insistente de una ambulancia delata la posible muerte un hombre joven pierde el sentido rueda por las escaleras aferrado a sus libros el dolor, la soledad, la enfermedad. Sombras escurridizas se mecen los ojos, las bocas abiertas una puerta produce un sonido seco nadie llega, pero hay un tumulto de voces en el suelo el hombre inconsciente incisivas miradas se pegan a su piel las manos se agitan produciendo calor, agotamiento. Ese hombre solo, enfermo, con su ojo herido llora posee una fortaleza que no lo abandona portones, calles, ventanas de madera miradas escondidas en la penumbra de las luces seres silenciosos se pasean por las calles la noche sobre la noche.

42

DOMINIOS CRUZADOS

Dominios cruzados Las furias no pueden seguir avasallando el viento trae lágrimas de dolor los cuerpos son saqueados el aire huele a plomo los caballos huyen de jinetes bestiales Un niño sonríe frente a rostros vaciados de odio la fiebre de poder, atrapa, pisotea, asesina con máscara de amor oscurece, silencia al amigo murmullos, sombras, sigilo, la noche sin sueño mal nacidos con ganas de muerte El silencio recobra el orden la extraña voz de los sin voz más allá de la muerte, la vida recurrente, hermosa el deseo contra el tumulto de miedo la vida contra las furias, un día donde la noche duerma.

43

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Boca de fuego Este es un tiempo extraño donde el crimen es un lobo de templos todos los días un grito al alba puede ser una cantante desdentada que por locura se tumbo los dientes aquí todo pasa cuerpos desgonzados, la mirada perdida los guardianes atentos al golpe oscuro aquí nada pasa asesinos, asesinos protegidos, el rojo con su mejor presencia la locura se aferra a la ventana y lanza su blasfemia. Este es un tiempo extraño donde el crimen es un lobo de templos el miedo respira por las alcantarillas cuerpos desposeídos se entregan sin pasión espesas voces gritan al oído el cuerpo ligero intenta desprenderse gases asfixiantes agreden la ciudad la locura se aferra a la ventana y lanza su blasfemia.

44

DOMINIOS CRUZADOS

A la sombra de la noche Pasos anónimos vigilantes a la espera del hombre el árbol tiembla al sentir un canalla recostado un brillo en la oscuridad una mano sudorosa juega con la navaja un grito, un herido, enmascarados hacen de la muerte un festín la luna pálida, el alma en sobresalto A la sombra de la noche anónimos visitantes irrumpieron se desplazaban ágiles, ávidos enmascarados haciendo de la muerte su festín penetraban en lugares donde la música mecía su gente rápidos accionaban sus metrallas se paseaban protegidos, nadie les detenía el horizonte se pintaba rojo la luna pálida, el alma en sobresalto caballos espantados lloraban a la sombra de la noche.

45

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Un hombre ¿Qué sucede en aquel edificio sumido en tinieblas? escuchen, sirenas de patrullas, nadie se atreve a la ventana sombras al acecho se desplazan rápidas murmullos, ¿Dónde está? ¿en cual apartamento se oculta? esta noche le toco al 202 míralo, es aquél, el de mirada inefable, cuidado ese hombre ve en la oscuridad el revolver a la boca, los sueños rotos el rojo pintando la madera, el espejo, los muebles ¿qué sucede en aquel edificio sumido en tinieblas? escuchen, asesinos patrullando.

46

DOMINIOS CRUZADOS

Irene Recuerdas aquella mujer pequeña casi calva de uñas y labios rojos la que bailaba jubilosa en los tacones altos su risa tintineo que resbalaba en los presentes cómo fue perdiendo el equilibrio recuerdas cómo gritaba aferrada al cadáver de su marido se fue quedando sola con sus múltiples anillos y su viudez sin hijo.

47

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Movimientos temidos Desde mi cama mirando la luna escuche unos ruidos extraños pasos lentos subían, subían voces susurrando subieron hasta el sexto piso En esta ciudad fría que he amado llegaron a mi apartamento el miedo era un globo a punto de reventar allí todos dormidos las escaleras oscuras, los pasos llegando siniestros hombres sin corazón cumplían un trabajo más Una noche lluviosa de mayo la luna oculta y mi optimismo intacto en esta ciudad fría que he amado hombres sin corazón nos asesinaron Mi pequeño hijo escondido en un armario ha sobrevivido gritos, gritos, gritos silenciados nadie aguanta tanto los seres invisibles se despojan de su invisibilidad.

48

DOMINIOS CRUZADOS

El sueño como casa El aire ya no es el mismo la ciudad se calienta Miles de seres como hojas secas gases extraños se han tomado las calles una mujer sin rostro sube las gradas de una escalera sin fin lamentos aterradores invaden los espacios La ciudad se calienta El asfalto amanece con huellas sombrías el hermoso rojo gotea en cada esquina invisibles personajes colocan rejas sirenas acuden a mi espanto a plena luz El aire ya no es el mismo la ciudad se calienta antes que sea tarde el sueño como casa.

49

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Tiempo de vigilia Después de un año de vigilia ya no sabías si era sueño o realidad la máquina que pedaleabas incansable no era posible el descanso en aquellos pequeños sepulcros sueñas que un hábito negro te visita tras las rejas te ofende La monja loca destroza cabezas de muñeca juega a la inocencia en su hábito pulcro silba una melodía de vértigo En aquel lugar no era posible el descanso tenían miedo, miedo hasta de tus sueños aquellos briosos caballos.

50

DOMINIOS CRUZADOS

Las puertas de lo invisible Cuatro cuadros en la pared giran extrañamente como un tambor cargado con cuatro proyectiles impaciente guarda el arma en el bolsillo una sombra palpitante cruza el cuarto iluminado el licor se derrama. La ceremonia se viste de rojo voces locas defienden justas razones la noche sonríe, ausculta a la luna cuerpos agitados son jalonados, el brillo agrede de frente la mujer casualmente vestida de blanco el hijo desde un cuarto en penumbra da el último adiós. El padre monta sobre un caballo el viento frío le empuja vuela el caballo, el frío crispa sus sienes siente el deseo de un bar cargado de gente y música estridente voces absurdas defienden justas razones no puede más la música penetra su cuerpo, voces, voces, razones desea partir la vena en la sien abierta como un grifo giran los cuadros en la pared como el tambor cargado del amigo que se fue.
Para Leopoldo berdella

51

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Zonas oscuras Me perdí en un edificio infinitos laberintos y escaleras cada vez más me alejaba de mi lugar. Tome un ascensor que no quiso detenerse en mi piso montones de gente recorrían este extraño edificio hombres con puñales listos al atraco un piso entero dedicado a heridos, enfermos, moribundos zonas oscuras como cavernas de difícil acceso resbalábamos a través de rampas. Una pareja mayor me acompañaba en este delirio intentábamos encontrar el regreso falsos espejismos puertas infinita cantidad de puertas se mecían bultos oscuros se escurrían ojos pegándose a la piel lamentos de niños sin saber de donde provenían cuatro hombres con puñales elevaban un cuerpo. Frente a este viejo edificio alguien observaba en medio de los carros como desde el último piso forcejeaban y un cuerpo con un grito de horror caía, caía c a i aaaaaaaaaaa

52

DOMINIOS CRUZADOS

Los sueños alertan La noche y sus mil pasos caminos abiertos y oscuros la pareja a la luz del farol se besa, siente escalofrío ojos a través de los arbustos esperan el asalto La violencia como forma de placer hombres con cascos listos al golpe cabezas vuelan como globos calles interminables y silenciosas un joven apresurado en casas dormidas los sueños alertan. El rencor se filtra por las ventanas esta es una raza extraña donde el gusto por la violencia se vuelve una forma de vida troncos sin cabeza, niños despidiendo el siglo la noche y sus mil pasos, mil caminos abiertos el amor en su interminable fuga.

53

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Rumor en la noche No sé de dónde viene tanto rumor en la noche los sonidos adquieren una presencia fundamental tanto hombre enfundado en su fuerza Siloe, El Salado, Ituango tanto cuerpo magullado, desgonzado miradas idas las furias filtran todos los intersticios los espejos dejan ver rostros sonrientes besan su arma, el placer de la agresión La impostura el sacrificio el buen juicio ojos que alimentan el placer de la sangre Hombres embelesados apuntan diversos blancos Apartado, Barranca, La Chinita gritos, rostros picoteados por aves la tierra tiembla cada medalla un rostro desencajado la victoria sobre territorios arrasados por la calamidad.

54

DOMINIOS CRUZADOS

Fundación invisible Sombras negras me siguen, me persiguen empujada por el viento la nada el silencio se instala dramáticamente sombras huidizas buscan la fundación invisible casas destrozadas, concierto de gritos insostenible la tierra recorrida, arrasada, abusada el hilo de dolor cose unos cuerpos rotos, heridos el miedo sopla en los corazones las furias abrazan, se adentran, pisotean lo que trae la noche asusta al más valiente los caballos lloran mi corazón roto busca la casa, la fundación posible.

55

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Belleza fugitiva Extraños seres salidos de la peor pesadilla se pasean por la ciudad todo se descompone, se agrieta, se cae los edificios se mecen pronto se derrumbaran gritos temidos acompañan al viento La noche se esconde le teme a la oscuridad seres inusitados son tus amigos murmullos indeseables de los rostros y sus máscaras bares abiertos al calor del frío las calles son visitadas por seres inconformes esta ciudad que quiero se vuelve una muchedumbre que pesa que duele Hombres en moto listos al ataque buses que se estiran o se encogen a lo largo de la vía gentes de otros lugares que odian esta ciudad abierta a todos risas, gestos, miedos el oído no aguanta más ruido avisos, avisos, más avisos ¿A dónde fue mi querida ciudad? los ángeles danzan el ritmo interminable del acoso nada tiene su lugar me desvanezco, duermo, muero el verde maravilloso de la sabana se cuela en mi sueño.

56

DOMINIOS CRUZADOS

III- VENTURA DEL DESEO

57

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

58

DOMINIOS CRUZADOS

Talismán Vagaba por calles de polvo con los ojos perdidos y una obsesión no tenía un lugar donde llegar siempre que veía uniformes buscaba el rostro del oficial que la había traicionado aquella afiebrada recorría las calles de Argelia los niños la perseguían asombrados ese rostro no era de estas tierras Ella vivía el amor como una entrega absoluta para él arrobamiento de máscaras El oficial amaba su juventud en extrañas fotos sonreía con un fusil al lado de cuerpos aun calientes sin vida las emanaciones de lo perdido y lo recuperado disfrutaba esas tierras bellas jovencitas habían besado sus ojos azules por qué no, solazarse en estas tierras ajenas y esas muchachas abandonadas Ella vivía el amor como una entrega absoluta para él sólo arrobamiento de mascaras tanto desamparo tanta pasión un talismán contra la oscura sentencia un disfraz más para enfrentar los rostros suma de nuestra extrañeza y estupor.

59

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Viento Le visita en la noche, su presencia es real se traspasan, se barruntan, se prueban ella le busca con el tacto, sólo un espacio. Estará escondido en el armario esperando la noche sin luna trata entonces de cincelar aquel rostro le es imposible su amado parece invisible. Será el amor un sueño intenso y luego un viento fuerte golpeando sin dejar huella sólo un vacío, un hueco, un hueco por donde sopla el viento.

60

DOMINIOS CRUZADOS

Límites Como un ciego recorre un cuerpo me abismé en tu piel, en tu olor buscaba ese encuentro vivaz en la frontera de la muerte fantaseaba con un público anónimo que disfruta la función y desea intensamente formar parte del espectáculo con mujeres voluptuosas que ofrecen su cántaro al desconocido con hombres castrados que gozan su sexo con jóvenes púberes donde el tacto motiva una erección con amantes afiebrados en un desierto ardiente donde lo único que beben son sus muslos sudorosos buscaba ese encuentro vivaz en la frontera de la muerte

61

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Singular voluntad Corría por calles perseguida por su amante infiel un abrigo negro adornaba la noche aún el alba no se asomaba coros lacerantes la detenían su amado le demostraría su amor Sus deseos extremos de palpar otros cuerpos de sentir el gusto en sus manos de abrir la boca con los dedos la saliva de la bella caía en un pozo Todos los ojos se prendían a su cuerpo exigiendo una respuesta Aturdida, ambigua, alucinada, sin ver, golpeaba su rostro la noche caía con muecas cínicas con desalojos en el lugar más peligroso La noche abierta la recibía corría por calles interminables una navaja lista a penetrar un cuerpo espantosos seres asustaban las calles El la amaba de una manera perversa ella lo disfrutaba los amantes hostigados melenas al aire, multiplicidad de prendas, cuerpos flotando la piel, el sudor, el aire agujereado.
62

DOMINIOS CRUZADOS

Rostros El amor se nombra en su piel más oscura nada lo detiene tiende su mano sobre el amante dormido veloz le jalona a un cuarto vecino El fiel en la sala sueña sueña que ella le traiciona Ellos se palpan excitados se adentran rápidos con el placer que sólo el miedo brinda el amante en su sueño traicionado el amor se nombra en su piel más oscura.

63

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Profundo Llega la noche, duerme bajo la lámpara encendida abre la puerta al sueño donde se ve a sí misma no hay descanso, el miedo tiene su presencia a falta de amor los días de la semana son un encuentro con aquellos que la han amado viaja incansable por diversas pieles no hay descanso, el miedo tiene su presencia. Todo es normal, sus amantes se aceptan mutuamente los días de la semana son pocos para calmar el fuego que lleva dentro en una noche ritual un cura le dijo: al nacer alguien que no ha encontrado descanso tomó tu cuerpo toma esta medalla poco a poco dormirás en paz aquella grita en la noche, la queman en la hoguera.

64

DOMINIOS CRUZADOS

Burla del juicio Me entregue buscando un pasado que no existía su joven marido no la amaba su madre la quería de una manera particular ella jugaba a una fortaleza que no tenía yo a una racionalidad estúpida nada tenía su lugar. El tiempo inclemente y seguro cedía su espacio la palabra imponía su desvarío frutos atrapados bajo la madera el viento levanta techos agrede corazones el que soporta tanto soporta aún más. Torpe y abusiva recurro a la palabra mejor desaparecer totalmente sin recordar un perfume, una calle, una palabra, desaparecer radicalmente sin opción.

65

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Virtuosos Desde aquel lugar observo como se entregan sin pudor a la alegría parecen huérfanos al borde del abismo saben que sólo se tienen ellos y temen perderse se enlazan buscando el calor olvidado ella vigilante de sus noches le espera sabiendo que es el único que la transporta al recinto del cual nadie logra evadirse En la blanca habitación sombras gozan la forma la brisa silba una ebria melodía el júbilo invade a los que se aman en oscuros corredores rostros al acecho rostros descompuestos reprimidos al placer ellos abandonados, virtuosos, alojados en aquel recinto del cual nadie logra evadirse.

66

DOMINIOS CRUZADOS

Los gestos escogidos Ella no es capaz de abandonar su amor amor que le hiere que le odia su cuerpo magullado reclama un peso el peso que la invade ruinas, desdén, impotencia Ella lo arriesga todo y el amor perdido se asoma por instantes pasadizos, mentiras, simulacros ¿A dónde los corazones rotos? Ella se cree muy amada con el ojo negro nunca el amor fue más real cuando su ebrio amante la arrastro casi desnuda escaleras abajo Ella lo arriesga todo simulacro, mentira, impotencia su amor real, el peso que la invade.

67

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Ventura del deseo Al fin el silencio de los bárbaros la majestad del piano al borde de la noche el verde de la sabana sigiloso un bello joven se acerca desde muy lejos danza y da suaves vueltas en el aire una mujer lo enlaza en su recorrido una carreta jalada por caballos muestra risas de jóvenes enamorados el tiempo de la caricia, del espasmo del erizamiento allí en un galpón abierto a las estrellas sucumbieron al placer desbordado del cuerpo la vida adquiría sentido en este instante de abandono. Ese querido joven ya no tiene rostro se perdió en el mundo de las furias la joven llora sobre la ciudad descalza busca una brillante piedra locos sonidos la entusiasman siente el calor de la tarde y los labios de un joven que besa sus ojos el tiempo del espasmo, del erizamiento, la ventura del deseo La oscuridad y sus sinuosas presencias la imagen anónima y fugaz de una niña de ojos grandes y mirada incisiva el ladrido de perros desoyendo las voces de sus amos la ciudad visitada, recorrida, con las banderas sacudidas por el viento los guerreros abandonados y felices por fin en la fría tierra el tumulto de voces calladas el eterno trabajo de la bella de negro el tiempo del espasmo del erizamiento.
68

DOMINIOS CRUZADOS

Oscura Cuantos rostros creí hallar que hablaban del amor escudriñe tu mirada mil veces creí en el amor, y lo retuve en instantes transparentes en cada abrazo, los caminos abiertos, los días vibrantes el viento y su canto perpetuo, la banca en el parque solitario la mujer insomne recorriendo calles de asombro los encuentros en penumbra, mil veces busque tu mirada luna quebrada en la noche de mi desvelo. Volver a tenerte, retenerte cabellos dorados, sol quemante escurrirme en tus brazos, noches iluminadas piel brillante, manos que abrazan, acarician, aprisionan el frío me abraza, me soporta, me eleva. Plateadas figuras de agua piedra milenaria que atesora palabras de instantes luminosos palabra mágica que arrebata, atraviesa, estremece ¿cuántos rostros tuviste? la capa roja calienta la tierra, ya nada es transparente en la noche del frío una mujer se adelanta a su destino.

69

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Asombro A un salón iluminado entró mi sombra visitantes observan cómo aquella pareja se ama el silencio se agita de respiraciones ansiosas una mujer abraza la espalda de su amante hace llamados, insinúa su deseo él ensimismado Alguien apresurado palpa esa piel exaltada el silencio se agita de respiraciones ansiosas sólo los ojos, bocas entreabiertas, la sensualidad encuentra su lugar Lentamente un hombre de gabán negro hace su aparición atiende insistente rápida mi sombra desaparece tras ella el hombre del gabán ¿A dónde van? No lo sé sólo que sin mi, mi sombra está perdida.

70

DOMINIOS CRUZADOS

Limites contrarios Las rojas cortinas, las pesadas cortinas tenían memoria de hechos peligrosos La luz se filtraba iluminando la cama caballos blancos irrumpían en una cabalgata sin término el hombre abismado en palabras que se volvían bombas a punto de explotar Ella avejentada y sin hijos caminos recorridos, luchas al lado de su amado el recorriendo su espalda, su cuerpo, su cuello un masaje iniciado con amor Esas carnes blancas, esas caderas anchas, ese cuerpo abandonado buscando más que un masaje, el amor los caballos en su hermoso galopar Las manos fuertes alrededor de la nuca las palabras perdiéndose en su mente alucinada masaje más allá de lo permitido la nuca roja como las cortinas los ojos extrañamente abiertos mirando una lejanía no vista El cuerpo desgonzado un hombre perdido por corredores sabiendo que sus manos no le han obedecido el amor en su idioma extremo las cortinas desgarradas y el galopar incesante de hermosos caballos blancos.
71

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Vacío de tiempo Desde la temible morada de mis desvelos contemplo los últimos días del milenio la risa pegada al aire produce un sonido estremecedor dientes caídos adornan una flor amarilla una pareja prepara felices nupcias pronto el amor resbalara y un hueco profundo se multiplicará Desde la morada de mis desvelos, voces voces, máscaras y voces preguntan, ¿cual el amor verdadero? el amante celoso abriendo heridas la mujer defendiendo su pistolero los niños los bellos reducidos Los hijos de un milenio de amor del extraño placer de la violencia madres incansables amamantando sus temibles vacío, vacío invadido de ladrillos la incertidumbre del abismo, la canalla alentando su amor las mascaras rasgadas presienten nuevas mascaras el triunfo de la simulación caigo, ruedo, brinco, asumo mi mascara infinita cantidad de puertas abiertas, el viento sopla violento el nuevo siglo con su carga maravillosa hace su presencia.

72

DOMINIOS CRUZADOS

De espaldas Aquellos que duermen de espaldas sueñan el amor la soledad camina de puntillas.

73

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Los hilos del deseo Te entregas a exorcizar tu piel bellos cuerpos se unen en la blanca habitación criaturas sentadas a lado y lado en actitud indiferente uno a uno sus cuerpos se transforman la expiación del cuerpo en el deseo. Se abisman en su olor son portadores de la loca alegría la piel vertiginosa arremete alcobas suntuosas, desbordadas viajeros de tierras frías no creen lo que ven ¿Es ensoñación? la inocencia ataca y acecha el pensamiento como bumerán en viaje misterioso muchachas y donceles embriagados en su olor habitan la pureza. Labios deseosos succionan delicadas fresas en blancas sabanas formas palpitantes espectadores silenciosos impregnan su emoción tu ardor da júbilo, todos los espacios son filtrados tu dulce boca, tu piel erizada el escándalo cambia el rumbo en lechos suntuosos, cuerpos sitiados tiemblan de emoción

74

DOMINIOS CRUZADOS

Pendiente Su rostro no permanecía idéntico a sí mismo se entregaba con frenesí a un amor no correspondido aquella joven lo tenía extraviado paseaba interminables horas esperando encontrarla cafetines ruidosos, parques solitarios, cines olvidados casi siempre ella estaba con alguien El frío acomodándose en su cuerpo escribía de manera delirante había perdido su ser, muchos lo invadían plenamente su conciencia se agudizaba cada vez más no tenía límites entre lo real y lo irreal asumía diversas personalidades Buscaba su amada inexistente una furia incontenible lo arrojaba cada vez a hacerse daño permanecía largas temporadas oculto alguna vez que lo vi, huía de sí mismo mujeres enamoradas le ofrecían su cuerpo Se adentraba en la noche huía de la gente, la simulación, la risa del buen juicio que crecía como globo nada lo detenía, el amor se le había extraviado.

75

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Lo inasible Aún siento el frío de aquella noche en la puerta del beso la noche nos cubría con su manto de seducción y miedo tus fuertes manos recorrían aquél cuerpo palpitante extasiados traspasaban sus pieles las tenebrosas calles perdían fuerza no había más la noche presenciaba fascinada aquella entrega en la puerta del beso el amor tenía su lugar.

76

DOMINIOS CRUZADOS

Espacio habitado Alguien se mueve discreto en la noche fuma largamente mientras el sonido de una armónica penetra cuerpos y paredes la vecindad de un ser desconocido que observa los cerros espantaría en las noches cualquier alma sosegada Movimientos imprevistos sobresaltan mi descanso el corazón a galope me arroja una mujer torpe sale al pasillo seres de la noche pueblan mi espacio absoluta quietud, brillantes ojos persiguen la sombra, avanzo, avanzo, tropiezo con rojas manzanas que ruedan a mi paso. Alguien en el fondo de la habitación bajo la luz de la luna escribe: entrégate al hombre apostado en tu estancia yo soy la noche tu eres la soledad el deseo es un árbol donde la luz se ahoga todo lo que poseemos está en este fuego.

77

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

ÍNDICE I Lo que oculta el espejo Paisajes secretos ........................................................ 7 Señales particulares .................................................... 8 David ......................................................................... 9 Lo que oculta el espejo .............................................. 10 Mirada recobrada ...................................................... 11 Filiación desconocida ................................................. 13 Caida en el silencio .................................................... 14 Corazón en vilo ......................................................... 16 Concluír. .................................................................... 17 Hombre de peligro. .................................................... 18 Realidades oscuras .................................................... 19 Figuras de música ...................................................... 20 Extrañas vehemencias ................................................ 21 Sombra ..................................................................... 22 Lugares perdidos ....................................................... 23 Habitación invisible .................................................... 24 Imagen desconectada ................................................ 25 Sin sombra ................................................................ 26 Lento ........................................................................ 27 Federico .................................................................... 28 Ciudad de los vientos ................................................. 29 II Belleza partida Dominios del estrago ................................................. 33 Visibles ademanes ...................................................... 34 Oscuridad cruzada de voces ...................................... 35 Penumbra .................................................................. 36 Agujeros en aire ........................................................ 37 Final .......................................................................... 38 Adversos dominios .................................................... 39 Grave de costumbre. ................................................. 40 Invisibles ................................................................... 41 Tumulto de voces ....................................................... 42
78

DOMINIOS CRUZADOS

Dominios cruzados .................................................... 43 Boca de fuego ........................................................... 44 A la sombra de la noche ............................................. 45 Un hombre ................................................................ 46 Irene ......................................................................... 47 Movimientos temidos ................................................. 48 El sueño como casa ................................................... 49 Tiempo de vigilia ........................................................ 50 Las puertas de lo invisible .......................................... 51 Zonas oscuras ........................................................... 52 Los sueños alertan ..................................................... 53 Rumor en la noche ..................................................... 54 Fundación invisible ..................................................... 55 Belleza fugitiva ........................................................... 56 III Ventura del deseo Talismán .................................................................... 59 Viento ....................................................................... 60 Límites ...................................................................... 61 Singular voluntad ....................................................... 62 Rostros del amor ....................................................... 63 Profundo ................................................................... 64 Burla del juicio ........................................................... 65 Virtuosos ................................................................... 66 Los gestos escogidos ................................................. 67 Ventura del deseo ...................................................... 68 Oscura ...................................................................... 69 Asombro ................................................................... 70 Límites contrarios ...................................................... 71 Vacío de tiempo ......................................................... 72 De espaldas ............................................................... 73 Los hilos del deseo .................................................... 74 Pendiente .................................................................. 75 La inasiable ............................................................... 76 Espacio habitado ....................................................... 77
79

EUGENIA SÁNCHEZ NIETO

Dominios Cruzados (Antología Personal) de Eugenia Sánchez Nieto se terminó de imprimir en Julio de 2010 en los talleres de Caza de Libros (Ciudad de Ibagué, Tolima - Colombia) Impresión de 1000 ejemplares

80

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->