P. 1
La huella de los Juegos Olímpicos en las ciudades (Trabajo)

La huella de los Juegos Olímpicos en las ciudades (Trabajo)

|Views: 2.293|Likes:
Publicado porrockhastalasseis

More info:

Published by: rockhastalasseis on Jan 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/29/2012

pdf

text

original

La huella de los

Juegos Olímpicos
en las ciudades
Imagen, forma y función de la ciudad contemporánea

Laura Peña San Martín Mario Cid Montes 5º Publicidad y RR.PP.

Índice
Págs. 

Parte Primera

Cuestiones Previas: Título, Resumen de 150 palabras, Palabras calve, Índice, Introducción: tema y contexto, Objetivos y Metodología .

3 

Parte Segunda
££  

In od
¡

2

§

§§

§

¥ ¥¡

Biblio

fí «««««««««««««««« ««« ««««

§

An xo ««««««««««««««««««««««««««
¨ ¤

§§§

¨¤

¨

on l
£

ion

««««««««««««««««««««««

§§§

o d lo o lí p i o El i p nl i d d «««««««««««««««««««««
¨ £ ¦  ¨ ¤ ¨ ¨¤ ¥ ¤ £ ¨¥ ¢ £¥ ¦ ¢ © ¤

§§§

ni ión d l i d d l id n , d n d p é d l l b ión d lo o lí pi o «««««««««««««««««««« « ««
§ § ¨ ¤ ¢ ¨ ¤ ¤ ¤ ¥ ¢ ¨ £ ¦ 

o

§§§

ión d l i d d T n fo olí pi «««««««««««««««««««««
¨¤ ¥ ¥   £¥¡ ¤ ¤£ ¥ ¤ ¨ ¨¤ ¤ ¥¡  ¢ ¢   £ ¥ ¤ £¥£ ¦ © ¢ ¥ ¢ £ ¥ ¤ £¥¦¡ ¥£ ¨ ¥¡ ¦

«««

§

§

¢

¥

£ ¥ ¤

£¥¡ ¥ ¤¡

¥£

P p olí pi
¦

ión d l i d d «««««««««««««««««««««« ««

¢

¢

 

ión«««««««««««««««««««««««

8

12

14

20

28 35 37 40

Cuestiones previas
Título 
!   !       $

La hu

a

s Ju g s O í

Resumen
Desde el mismo momen o en que un ciud d se pl n ea ser sede de unos Juegos Olímpicos, se abre an e ella un gran desafío a diversos niveles. La celebración de los Juegos supone que la ci ada ciudad no vuelva a ser la misma debido a que se habrán producido en ella importantes reformas, especialmente en lo que respecta a su for a,
$& '&% $ " " " # # # "

fun

ne

agen .

La for a de la ciudad se verá alterada por completo a causa de las obras que una cita de tal magnitud requiere: nuevas

infraestructuras, nuevos barrios, reforma de antiguas calles y un sin fin
$&

de transformaciones más. Por su parte, la

estatus superior, obteniendo un caché internacional que no da ningún
'&%

evento de otra clase. En cuanto a la

especialmente durante las dos semanas de duración del evento debido a que su organización, por razones de seguridad, tránsito« requerirá que se efectúen ciertas variaciones en el normal funcionami ento de la ciudad anfitriona.

Palabras clave
Juegos Olímpicos, organización, desafío, transformación, ciudad 



s n as

u ades .

agen se verá elevada a un

fun

n, habrá cambios

3

Title
The fingerprint of the Olympic games in the cities

Summary
From the very moment when a city proposes to host the Olympic Games opens to it a great challenge on several levels. Hosting the Games means that that city would not again be the same because it will
10)

have produced many reforms, especially in regard to for , fun

on and

age .

The shape of the city will be completely altered because of the work that an event of this magnitude requires: new infrastructure, new neighborhoods, renovation of old streets and endless transformations. In the case of the image , it will be elevated to higher status, obtaining international cache that does not give any other class activity. As for the

role of the city, there will be changes especially during the two weeks of
the event due to his organization; safety, traffic and more reasons will require certain changes made in the normal functioning of the host city.

Key words
Olympic Games, organization, challenge, transformation, city .

Introducción: Tema y contexto
A lo largo de la historia, la celebración de los Juegos Olímpicos suponía el hermanamiento de diferentes pueblos y culturas mediante la realización de diversas pruebas deportivas. Con la llegada de nuevos tiempos, la clásica cita Olímpica ha dejado paso a lo que algunos autores denominan los Juegos Modernos. Estos Juegos Olímpicos Modernos, que se vienen realizando desde finales del siglo XIX, están caracterizados por una creciente globalización. El hecho de que estos eventos tengan cada vez una mayor

4

(

(1

magnitud y alcance no significa que se haya perdido ese espíritu

olímpico del que se hacía gala en la Antigüedad.
Por su parte, este crecimiento desmesurado está propiciado en gran medida por el espectacular desarrollo que los medios de comunicación han sufrido, especialmente en la segunda mitad del siglo XX y concediéndole un especial mérito a Internet. En las más de cien ediciones de Juegos Olímpicos Modernos que han tenido lugar se han ido batiendo records extra deportivos de toda clase. Por ejemplo, en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 se rompieron todas las marcas existentes en lo que a a udiencia televisiva se refiere; la edición que tuvo lugar en Sydney en el año 2000 se retransmitió a 220 países; etc. La celebración de un evento de este calibre tiene un importante efecto en las ciudades que lo albergan. Dicho efecto tiene su consecuencia más inmediata en la forma de las mencionadas ciudades debido a que ninguna de ellas está preparada desde un principio para recibir tal aluvión de público, deportistas, autoridades, medios, etc. sin realizar modificaciones; se requieren infraestructuras de todo tipo. La imagen de las ciudades también se ve afectada desde un primer momento. La celebración de unos Juegos Olímpicos Modernos requiere por parte de la ciudad sede un importantísimo esfuerzo de Relaciones Públicas a todos los niveles, ya que son m uchos los intereses que están en juego tanto a corto, como a medio, como a largo plazo. Como no podía ser de otra manera, estas transformaciones tienen consecuencias sobre la función de las ciudades, que ven roto su ritmo de vida habitual para adaptarse al programa de la cita olímpica. Esto, sumado a las mayores medidas de seguridad requeridas, a la desviación de los flujos habituales de tráfico, etc. producen que la ciudad que alberga unos Juegos sea completamente diferente el tiempo que duran los mismos.

5

Este contexto actual de masificación de los Juegos Olímpicos, en los que prácticamente es más importante lo ´periféricoµ a las propias pruebas deportivas en sí, ha suscitado en los últimos tiempos voces de crítica debido a que las multimillonarias inversio nes que se requieren sólo están al alcance de los países más ricos, arrebatándole las inmensas posibilidades de desarrollo que este evento proporciona a la ciudad, e incluso a la región o país donde se celebra. Las voces críticas también se han comenzado a levantar contra los efectos que estas citas tienen sobre el medio ambiente; por estos motivo, desde el Comité Olímpico Internacional se aboga por no añadir nuevas pruebas deportivas, por limitar el gasto económico y por hacer los Juegos lo más ´verdesµ posible« Es por esto que nos encontramos en un punto de transformación del modelo de los Juegos Olímpicos, en que se deben tomar decisiones que tendrán consecuencias transcendentales en las futuras ediciones. Este cambio, por otra parte, se antoja fundamental para la

supervivencia de los Juegos Olímpicos.

Objetivos
Con la realización de este trabajo de investigación pretendemos conocer, por un lado, de qué manera afecta a una ciudad la celebración de unos Juegos Olímpicos. Dichos efectos serán visto s desde

perspectivas diferentes, pues lo que queremos conocer es cómo y cuánto cambia la imagen , la forma y la función de las ciudades que organizan un evento de tal magnitud. Por otro lado, pondremos la vista en las principales citas olímpicas que tuviero n lugar en el pasado para saber de qué manera han evolucionado los denominados Juegos Olímpicos Modernos a lo largo, fundamentalmente, del siglo XX. Con todo ello, tendremos una idea general de la situación actual del movimiento olímpico, visto desde el pu nto de vista de las ciudades,

6

que son las que dan sentido a la asignatura en la que se encuadra la presente investigación.

Metodología
Para lograr la consecución de los objetivos planteados, la metodología a seguir deberá centrarse, en el primero de los ca sos, en el análisis de toda la documentación y estudios que se han realizado sobre los efectos que tiene en las ciudades la realización de unos Juegos Olímpicos. Deberemos centrarnos en los escritos de otros autores a causa de nuestra incapacidad de estudi ar el tema por nuestros propios medios. Una vez analizada la documentación, se deberá realizar una reflexión con la cual obtener las conclusiones finales acerca de la cuestión tratada. Para el segundo de los objetivos planteados, seleccionaremos las citas olímpicas, principalmente del siglo XX, que hayan destacado por alguna característica especial: por ser las primeras que se realizan en un continente en concreto, por el contexto geopolítico del momento, por algún acontecimiento relevante que se haya produ cido en su

transcurso« El análisis de las características de estas Olimpiadas nos dará la información necesaria para hacer la reflexión pertinente con la que extraer las conclusiones acerca de la evolución que han sufrido los Juegos Olímpicos Modernos. Con todos estos datos, podremos detenernos a concluir, de forma generalizada, cuál es la situación actual del movimiento olímpico, por qué se ha llegado hasta ella, en qué medida las ciudades son importantes para el mismo y en qué medida las ciudades se ven modificadas por dicho movimiento.

7

Introducción
Desde finales del siglo XIX, hacia el año 1896, se vienen organizando en diferentes países los denominados como

Juegos

Olímpicos Modernos . Estos Juegos, claramente inspirados en los que se
venían realizando en Grecia en la Antigüedad, nacieron con la intención de promocionar el deporte y con la creencia de que la competición deportiva podría producir el entendimiento entre los países. Tal y como afirmó el francés Pierre Frèdy, Barón de Coubertin, considerado como el padre de los Juegos modernos, ´ las Olimpiadas son

símbolos de una civilización entera, superior a países, ciudades, héroes militares o religiones ancestrales µ, lo que da una idea de las pretensiones
iniciales de dicha competición. Algo más de un siglo después y tras la celebración de una treintena de Juegos Olímpicos y 24 Juegos Olímpicos de Invierno, puede decirse sin equivocación que los Juegos Olímpicos no sólo han alcanzado su objetivo primario de unir diferentes culturas y razas mediante la competencia. Hoy en día, este evento supone para la ciudad organizadora un importante revulsivo a nivel económico debido al tráfico de turismo e inversiones tanto extranjeras como nacionales que provoca; es la causa de la construcción y mejora de numerosas infraestructuras; y, además, si todo sale según se prevé, proporcionan un prestigio internacional solamente comparable al que se consigue con la organización de otras grandes citas como las exposiciones

universales, etc. Estas consecuencias, por otra parte, son perfectamente extrapolables al conjunto del país donde se realizan, ya que es muy común el apoyo por parte de otras ciudades a la sede olímpica. En este sentido, son muchas las polémicas que han surgido a lo largo del tiempo, especialmente cuando centr amos la atención en las ceremonias de elección de las ciudades donde tendrán lugar los Juegos.
8

Son muchos los intereses que, valga la redundancia, están en juego, ya que numerosas regiones tienen puestas todas sus esperanzas en este tipo de eventos para culminar su desarrollo económico, cultural« Y son estos motivos los que priman sobre otros. El último caso de este tipo se produce con las candidaturas de Madrid y Rio de Janeiro para la organización de los XXXI Juegos Olímpicos en 2016, resultando elegida la segunda pese a que Madrid contaba con la práctica totalidad de las infraestructuras necesarias construidas, un elevado nivel de seguridad ciudadana, todas las necesidades de transporte cubiertas, etc. Pero es en este punto en el que debemos pararnos y ha cer una reflexión, ya que según el ideario de los Juegos modernos, estos tienen lugar para que el intercambio que en ellos se produce tanto a nivel deportivo, como cultural o económico enriquezca a todas las partes, teniendo el fin último de crear entendim iento entre las naciones. Sin perder de vista esta idea, cabe preguntarse si no es justo que todas las ciudades, regiones y continentes (todos ellos representados en los archiconocidos ´aros olímpicosµ) tengan su oportunidad de dar a conocer al mundo su forma de ver las cosas, desde la perspectiva de quien organiza el evento. Aquella ciudad que logra adjudicarse el calificativo de ciudad huésped de estos juegos, monopoliza el simbolismo que el deporte, y la cultura de alto nivel internacional asocian a la celebración de unos

Juegos Olímpicos para sí mismos. Hoy día la celebración olímpica recoge en sí misma la multitud de intereses deportivos, sociales, culturales, comunicativos y económicos, en su mayor parte en la actualidad, que han permitido la superación constante hacia el ritual común de mayor importancia en nuestro planeta, albergando en sí mismo unos protocolos a seguir, en los que el orgullo por la superación están en constante desarrollo por cada ciudad en los que se llevan a cabo.

9

Los Juegos Olímpicos, permiten un mundo

posibilidades que

intentan ser capitalizadas por la ciudad que posee la responsabilidad de su desarrollo cada cuatro años, al mismo tiempo y bajo este punto, la capacidad de evolucionar hacia la exportación de una imagen mundial, como una imagen de marca, que sería la ciudad, importar la solución de sus necesidades como país. Así pues, los Juegos Olímpicos son co ncebidos como un vehículo para ofrecer un producto de imagen que es la propia ciudad. Así, se al tiempo que

congregarán escenarios (Barcelona, su nuevo frontal marino; Atlanta, su Downtown,...), pero también de modelos de vida y distintas filosofías, como Atlanta, la idea de comunidad integrada por distintas razas,

originadora de su singularidad; Barcelona, su realidad m editerránea, abierta y cosmopolita, expuesta por el diseño; Seúl, su capacidad económica y modernizadora.. La principal cara al mundo sería la urbe, el objeto es estudiar la ciudad como símbolo urbanístico y de imagen de marca creada, para la celebración de estos juegos deportivos. Cada cuatro años, cada ciudad asocia unos valores diferentes a su ciudad, que luego tras los juegos olímpicos, quedara en el recuerdo de todos, y será un valor añadido posterior para la propia ciudad como imagen turística. En el caso español, sus preocupaciones de superar viejas concepciones de inferioridad respecto el ámbito europeo podrían ser explicativas. Así pues, el hecho olímpico para países como Corea o España permite facilitarse un último empujón a las internacionales, como fue en el caso de Barcelona 92 . Con este trabajo, lo que pretendemos es encontrar la conclusión a la que, bajo nuestro punto de vista, se puede llegar al plantearse este tipo de reflexiones. Además, queremos conocer cuáles son los efectos reales que tienen sobre las ciudades la realización de estos eventos, relaciones

10

tanto a nivel económico, como de infraestructuras ; todo ello teniendo en cuenta la imagen, la forma y la función de dichas ciudades«

11

Preparación de la ciudad olímpica
Exististe un reducido grupo de ciudades que han acogido la celebración de los Olímpicos de verano. De las aproximadamente 130 ciudades del mundo, capitales metropolitanas con dimensiones y condiciones suficientes, para celebrar un acontecimiento olímpico, sólo 19 han conseguido ser olímpicas hasta ahora. La dinámica de participación urbana durante el proceso de preparación de la ciudad, lleva consigo una aceptación de costes, como el sufrimiento de las obras, pero también el hospedaje. Todo ello crea una dinámica humana de participación en el proceso preparatorio y olímpico. Todas ellas como Atenas, Berlín, Barcelona, Estocolmo, México, Roma... Podríamos considerarlas como las ciudades más importantes y avanzadas del mundo. La importancia del movimiento olí mpico, naturalmente, va más allá de sus consecuencias urbanísticas. Pero es interesante entender que su utilización como estrategia urbanística no puede adscribirse de forma mecánica a la lógica de la globalización, como a menudo se ha interpretado el episodio de los Juegos de 1992 en Barcelona. Desde los Juegos de Londres en 1908 es posible comprobar impactos urbanísticos de cierta entidad. Y en los Juegos de Montreal de ya se utilizaban análisis de coste y beneficio, con una estrategia urbanística explíci ta. El éxito deportivo, y de organización que conllevan estos juegos, está prácticamente garantizado por la propia lógica del acontecimiento en su momento de celebración. Sin embargo, las ciudades en cambio, persiguen desde el planteamiento inicial, otro tipo de éxito que permita
12

demostrar ante todo el mundo lo importante y bien preparada que esta la ciudad para esta celebración suponiendo alguna ventaja o cualidad especial rente a otras. La idea de mejorar e innovar se superpone en
3 2 2 2

muchas ocasiones a la idea de sería la de la Villa Olímpica en arcelona. En el caso de
5 4 2

creación un ejemplo de esto
2

respecto de las anteriores o a marcas deportivas que no se pueden superar viendo la trans ormación que experimenta la ciudad. Este xito se aprecia tanto en la admiración del ciudadano como en la admiración y re lejo que despierta en otras ciudades. Estas trans ormaciones ísicas y psicológicas que las personas concepción que sus ciudades. La trans ormación es importante pero aún mas importante es la plani icación política previa que concluye en un proyecto que pretende ser exitoso en todos sus sentidos.
2 2 2 3 2 3 2 6 3 3 3 2 5 3 2

tienen los di erentes gobiernos de la ciudades
3 2 3

organi adoras que en in son las que promueven estos proyectos para

En el caso de
2

tlanta

el proyecto olímpico dejaría nuevos
2

estadios mejoras en el Downtown y en los proyectos de transporte un gran aeropuerto y posiblemente la solución de sus males urbanos que venian acarreando un tiempo atrás.

13

3

3

llegamos a tener de la ciudad olímpica es
2

2

de la superación tecnológica

8

su

xito recaería por encima

2

arcelona

7

4

Inauguración de Los Juegos Olímpicos de arcelona 92

ruto

de la di erente

Transformación de la ciudad olímpica

Las ciudades que son elegidas como Sedes Olímpicas, sufren unos cambios desde mucho antes de ser seleccionadas como ciudades olímpicas, empiezan con su transformación ya desde sus candidaturas previas a la selección. De los cambios más significativos que sufren las ciudades que van a ser Sede de los Juegos Olímpicos constan tales como: -La vertebración de la ciudad, para su dotación de un sistema viario que potencia la relación de la ciudad nominada con las otras ciudades metropolitanas y que conecte el conjunto del territorio urbano con sistemas de comunicaciones regionales. La ciudad tiene que equiparse. -Tiene que llevarse a cabo una política de equipamiento que dirija la ciudad hacia la obtención de los espacios públicos necesarios así como de las dimensiones que sean consideradas en cada caso, que permitan formalizar una nueva y mejorada, percepción de la ciudad. -La ciudad tiene que determinar el umbral de servicio necesario y de influencia que pretende dar a la ciudad central de los juegos, por ello tiene que definir un sistema que articule entre ese centro, que será el más importante, y de las otras ciudades metropolitanas y regionales, de las que también serán participes en los juegos. -Es importante, evitar que los crecimientos cualitativos se generen mayormente en una zona muy determinada de la ciudad, en relación con las otras regiones participantes, es decir, con el resto de distritos. Todo esto lleva a tener que utilizar proyectos preparados previamente, como herramientas para calificar y reequiparar las zonas urbanísticas que así lo necesiten, para los cambios y transform aciones que necesiten. Se deben

14

desarrollar estrategias que deben propiciar una buena transformación planificada a escala de la ciudad y sus conexiones. Las transformaciones que se sufren en la ciud ad olímpica y en sus entornos más allegados, son el fin de un proyecto, como si fuera un gran

conjunto de proyectos de características diversas, pero que llevan a un fin común. Por una parte, la transformación está ubicada en las áreas o parques olímpicos, en las instalaciones de competición y de entretenimiento, y por otro hay que dotar a la ciudad en su conjunto en transportes, conexiones adecuadas con el exterior, así como el equipamiento necesario de hospedaje de los invitados y turistas de los Juegos Olímpicos. Tras esto la ciudad sufre un cambio que podemos denominarlo como estructural en su conjunto internacional, y que va asociado a su vez a un éxito organizativo por parte del país. Por ello, urbanísticamente, las mejoras en infraestructura comunicativa, social e instalativa entre otras son de vital importancia. Es económicamente, una plataforma de proyección, bastante atractiva para inversores en patrocinio y mecenazgo. Todo ello con un fin, que es asociar los cambios y las transformaciones de la ciudad olímpica, a la de una ciudad moderna y seductora a nivel internacional. Hemos llevado a cabo un análisis mas detallado de dos ciudades. Una que fue sede de los Juegos Olímpicos en España, que fue Barcelona 92, y otro caso, que es el de Río de Janeiro que ha sido la ciudad seleccionada como sede de los Juegos Olímpicos mas reciente.

Barcelona 92
La celebración de los Juegos Olímpicos en 1992, reafirmó el papel de Barcelona como una de las principales capitales europea. La ciudad de Barcelona, se abrió al mar y surgieron nuevos espacios e instalaciones deportivas, proyectadas por arquitectos de fama mundial.

15

montaña Edi icios
C

Olímpic de Pere Domènech i Roure el Palau Sant Jordi de Arata Iso aki y las torres de comunicaciones Calatrava
B B D B

Santiago Norman

retransmitieron los Juegos

Olímpicos al mundo.
Puerto Olímpico de arcelona con las Torres Map re.
G F

Una de las grandes
C B

obras de este periodo
B E

que ue el Puerto Olímpico.
C C B C

En los lugares públicos
E

ueron colocadas una in inidad de esculturas
B

como The Frank O

arcelona Head de Lichtenstein en el puerto o la escultura de
B

Ghery

conocida

como

El

peix

d·or

o

La

Dorada.

atractiva que o reció al mundo uno de los mejores Juegos Olímpicos de la historia. Tras estos juegos se consolidó como una de las principales ciudades turísticas europeas. De su arquitectura contempóranea destacará siempre sin dudad el emblema de la ciudad que es la Torrer Agbar de Jean Nouvel.
B B B C B

ciudades europeas. De su arquitectura contemporánea destaca sin duda la que se ha convertido en un emblema de la ciudad: la Torrer Agbar de Jean Nouvel.
B

E B

Tras los juegos

E B

En de initiva
C

arcelona se dio a conocer como una ciudad preparada y

arcelona se consolidó como una de las principales

16

B

proyecto de los arquitectos Oriol

ohigas Josep Martorell y David Mackay

B

Olímpico)

A@

Se destacó especialmente la

9

ona denominada Anella

l mpica (Anillo en la

situada de como

Montjuïc. Estadi

de y que

Foster

ue el

io de Janeiro 2016
El triun o de Río de Janeiro signi ica los primeros juegos olímpicos sudamericanos en la historia.
H H H H

Siete

ueron las ciudades que presentaron o icialmente su Olímpico Internacional pero la lista ue Chicago y
H P P P I H P

candidatura ante el Comit

reducida a 4 ciudades que ueron Río de Janeiro Madrid
H P P I

Tokio. De stas la ciudad brasileña de Río de Janeiro ue elegida el 2 de octubre de 2009 que se Dinamarca. La candidatura de Rio de Janeiro 2016 se basó en cuatro conceptos que ueron por experiencia de por vida
H P H P P

celebró

en

Copenhague

los de excelencia t cnica
Río de Janeiro elegida para los Juegos Olímpicos 2016
I

trans ormación y apoyo al movimiento olímpico y

paraolímpico. La excelencia t cnica involucra re or ar aspectos tales como el
Q H P Q H I

alojamiento inanciera.
H

el transporte

la criticada seguridad y la

ortale a

El segundo principio "Experiencia de por vida" habla de estadios llenos y un la pasión por el deporte. El tercero la trans ormación es una me cla de cambios sociales y ambientales para la ciudad de Río orientados a la inclusión social de los colectivos marginados. El último apoyo al movimiento olímpico y paraolímpico tiene que ver con impulsar el olimpismo en los jóvenes y el voluntariado.
17
Q H P P P

Dentro de las infraestructuras se puede decir que la ceremonia de apertura y de clausura de los Juegos se oficiará en el Estadio de Maracaná, que es un gigantesco estadio que se ha restaurado para ambas citas internacionales. El barrio de Barra de Tijuca será un eje olímpico y ce ntro para los corresponsales de prensa de todo el mundo. Se han aprovechado

recintos construidos para los Juegos Panamericanos de 2007 . Los juegos acuáticos se celebrarán en el Parque Acuático María Lenk. Río de Janeiro, planea realizar casi todos los juegos en su área urbana, en las zonas de Barra de Tijuca, Maracaná, Copacabana y Deodoro. Dentro de los gastos económicos para soportar la transformación de la ciudad, en sede de los Juegos Olímpicos, se prevé que el coste de preparación de la ciudad osci lará entre los 8.500 millones de euros. Brasil pretende dar una imagen positiva, para alejar de la droga a miles de jóvenes mediante el deporte. Dentro de ese presupuesto económico, se esperan unas fuertes inversiones en adecuar los transportes al público para tales necesidades. Río de Janeiro, está llevando a cabo el mayor proyecto de renovación urbana de todos los tiempos. El Comité Organizador revela que para esta transformación, se seguirá el modelo de lo ocurrido en Barcelona en 1992, sin duda uno de los ejemplos más exitosos de cómo una ciudad puede aprovechar una oportunidad, como son los Juegos Olímpicos para mejorar las zonas urbanísticas y la imagen de la ciudad, perdurable en el tiempo. Dentro de las transformaciones urbanísticas que se llevarán a cabo, una de ellas será en el puerto de Río de Janeiro, igual que ocurrió en la ciudad de Barcelona. Las autoridades brasileñas, pretenden dar un cambio al lugar, para darle una imagen de zona residencial, con restaurantes, bares y nuevos hoteles, trans formándose así el puerto en
18

un centro turístico importante para la ciudad. El plan esta denominado como El Puerto Maravilla. En el caso de las vías de transporte se invertirán más de 5.500 millones de dólares, que serán destinados especialmente a ampliar el metro y mejorar los trenes de cercanía. Hoy el metro se extiende por 27 km, para el 2016 crecerá en 20 km. Por otro lado un Plan denominado Favela Barrio, también estaría previsto estar finalizado para la llegada de estos juegos Olímpicos. Con estos proyectos, se reafirma una vez mas, la importancia que tiene para estos países, que son sede de los Juegos Olímpicos cada cuatro años, de formar parte de un proyecto comunitario

internacionalmente, que al final se convierte en un proyecto con un fin de mejora de la propia ciudad, y la imagen de la ciudad, en este caso Río de Janeiro, y su país Brasil.

19

Co uni ación de la ciudad elegida antes, durante y después de la celebración de los Juegos límpicos

Los Juegos Olímpicos modernos son considerados como uno de los eventos más grandes e importantes en lo que a comunicación se re iere. Estos mega eventos como han sido denominados por algunos autores han pasado a denominarse en las últimas ediciones media events debido en parte a la globali ación de los medios de comunicación que permiten audiencias mundiales. Por poner un ejemplo reciente la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 ue vista a trav s de la televisión en más de 220 países y para la celebración
U R S T S S R

Sydney 2000

20

de los mismos fueron acreditados en torno a 20.000 periodistas de todo el mundo. La comunicación de una cita Olímpica supone un importante reto para el Comité organizador de la misma. Los Juegos Olímpicos suponen un contacto intercultural entre culturas que, en numerosas ocasiones, resultan completamente antagónicas; las diferentes lenguas, las

orientaciones políticas e incluso los estereotipos que se existan de la región donde se van a organizar los Juegos influyen sobremaner a en el éxito o fracaso de la comunicación, y por ende, de los propios Juegos. Esta ´adaptaciónµ de los mensajes para la gran audiencia mundial a la que se transmite se realiza, en parte, a través de los rituales y escenarios propios de los Juegos Olímpico s. Datos como estos hacen pensar, por tanto, que el aspecto comunicativo de los Juegos Olímpicos debe ser organizado hasta el más mínimo detalle, pues un fallo pondrá en evidencia las carencias de una región o país a nivel internacional. Partiendo de esta base, a la hora de presentar una ciudad un proyecto olímpico, deberá tener en cuenta que la comunicación del mismo deberá realizarse en tres tiempos: antes, durante y después de los Juegos Olímpicos. El simple hecho de dividir la comunicación en estos tres periodos ya propicia una parte del éxito porque ayuda a centrar los objetivos de cada etapa, evitando dispersiones que pueden ser interpretadas por los organismos internacionales como un síntoma de una mala organización de los citados Juegos.

Comunicación antes de los Juegos Olímpicos
Desde que una ciudad se plantea ser candidata a la organización de unos Juegos Olímpicos comienza a haber un intenso trabajo de comunicación. En esta etapa, la mencionada comunicación se centrará en transmitir las bondades de la ciudad, teniendo en cuenta también a
21

seguridad clima propicio y un largo etc tera.
V

Como se ha comentado anteriormente aspectos culturales
W W

existen

una serie de di icultades comunicativas en lo que a
W Y

lingüísticos

se re iere. Estas vi ndose
X V

di erencias deben salvarse en esta etapa

completamente superadas durante la transmisión de los propios Juegos Olímpicos. Para lograr el objetivo de esta
` V

ase de la comunicación olímpica

se reali a una

importante labor sobre elementos como el logotipo y la
a

mascota

los cuales serán seña de identidad de la
a

candidatura

o

de

la

sede

olímpica

por lo

que

Logo Atlanta ´96

permanecerán sin alteraciones a lo largo del tiempo.
a

En palabras

de

Miguel de

Moragas

Director del Instituto de la Comunicación de arcelona el reto de diseñar un logotipo y una
a

mascota consiste

para en

una

candidatura los

olímpica de

seleccionar
a

referentes

identificación de la sede que no es otra cosa que
c

hacerse
Cobi (Barcelona ´92)
d

preguntas
a

del

tipo

´¿qu

nos

caracteri a?µ ´¿cómo somos?µ o ´¿cómo nos
a

presentamos?µ. Al reali ar este proceso escogiendo aquellos más positivos
e e d c

el

Comit

organi ador tiende a descartar los signi icados más negativos los que se identi ican con los
e a

signi icados de proyección internacional más deseados.
a b

El mismo autor pone como ejemplo el caso de

arcelona ´92 los

primeros Juegos Olímpicos que tenían lugar en España. El estereotipo que existe sobre nuestro país es el de la siesta toros vino y una larga dictadura por lo que se quiso potenciar la imagen de democracia moderna, convivencialidad, modernidad y clasicismo, creatividad, etc.
a a a

22

V

la región y al país en todos los aspectos: in raestructuras ya existentes
W X V V

d

b

V

W

Por tanto podría resumirse el proceso de creación del logotipo y la mascota como un proceso en el que se deben sinteti ar de orma semántica las propuestas teniendo en cuenta que deben ser adaptadas a los nuevos lenguajes visuales de impacto publicitario. Volviendo al caso de los Juegos de Barcelona Miguel de Moragas a irma que la revitalización de los iconos del modernismo (Gaud ) o de pintores contemporáneos ( iró y Dal ) son buenos ejemplos de este proceso de selección semántica. Esto nos lleva a deducir que la imagen de quien es el emisor es tan importante como su propio contenido. Las tesis explicadas por el autor al que hemos hecho mención anteriormente le llevan a concluir que la comunicación en la ase previa a la reali ación de los Juegos Olímpicos no es un mero ejercicio publicitario o una estrategia de marketing. Para Miguel de Moragas la comunicación anterior a los propios Juegos debe ser el resultado de un amplio consenso cultural y pol tico, que implique a los organizadores y a los profesionales de la comunicación, pero tambi n al conjunto de la sociedad civil. Es evidente que el apoyo
i t q i s p i q r q p i f f h g f

de

la

población no sólo de país entero donde se
s i

la ciudad van a
i

sino del los algo Comit de

reali ar es el

Juegos motivo
p

undamental. Por este
u i v

organi ador
s

la
Evento de la candidatura de Madrid 2016

candidatura o de la

sede no debe centrarse únicamente en la imagen que se da de cara al exterior el trabajo que se debe reali ar en el plano de la autoimagen
i

debe ser igual de exigente que el dedicado a la imagen externa
i i p u

dependiendo el xito o racaso de la cita olímpica en gran medida del
23

s

equilibrio entre ambas. Es más, según ciertos estudios que analizaron la cobertura de los medios de comunicación en distintos Juegos Olímpicos han demostrado que la imagen internacional de estos es consecuencia, en gran medida, de la imagen que tengan los mismos entre la población de la propia sede. Así, la implicación de la sociedad en el desarrollo y en los contenidos culturales de unos Juegos Olímpicos es fundamental para que los mismos sean percibidos por la comunidad internacional, especialmente por la prensa mundial, como unos Juegos con éxito. La aparición de medios como Internet, etc. facil itan que la comunicación sobre la que trabaja una candidatura o sede olímpica sea transmitida a nivel mundial con mayor facilidad y rapidez, lo que provoca que los movimientos y las estrategias comunicativas deban ser planificadas con un altísimo nivel de atención. La conclusión que se extrae de todo esto es que la comunicación de la fase previa a la celebración de unos Juegos Olímpicos es de vital importancia para el éxito de los mismos. Gracias a esta comunicación, se forja la imagen que tendrá la ciudad durante y después del evento, pero no sólo en el plano internacional, ya que también quedará impregnada en la mente de quienes residen en la misma.

Comunicación durante los Juegos Olímpicos
Se podría pensar que la comunicación que debe realizar una ciudad que es sede de una Olimpiada durante la celebración de los Juegos se reduce a la retransmisión de las pruebas que los componen. Por una parte, esto es cierto, ya que son el componente fundamental de los Juegos y sin ellas, la realización de este mega evento no tendría sentido. De esta manera, el Comité Organizador debe ser capaz de proporcionar todas las facilidades posibles a los medios acreditados, facilidades en cuanto a alojamiento para los profesionales, facilidades
24

en cuanto a instalaciones como Centros de Prensa etc. Todos estos detalles proporcionarán un re uer o a la buena imagen que la sede ha pretendido transmitir desde la ase previa a los Juegos. Pero durante este periodo no sólo tienen importancia las pruebas deportivas en sí ya que tambi n tienen lugar dos ceremonias que suponen un punto de in lexión en lo que a e ectos comunicativos se clausura de los Juegos Olímpicos humanidad por parte de la UNESCO. Dichas ceremonias según el autor Miguel de Moragas son el principal activo y escenario cultural de los Juegos, lo que podría denominarse como ´olimpiada culturalµ. Estas ceremonias, que suelen batir records de audiencias, suponen uno de los grandes retos, culturales en este caso, para la organi ación de los Juegos Olímpicos. En primer lugar se produce la Ceremonia de Inauguración, mediante la cual se presenta al mundo la idea que la sede de los Juegos tiene acerca del movimiento olímpico. En esta ceremonia, se reali a una presentación de la cultura local y de los re erentes seleccionados para representar a la sede. Para Juegos, se concluir reali a
 ‚   w w w € w x y ‚ x w

re iere. Ambas ceremonias
x

tanto la de inauguración como la de
w

tienen tanta importancia

incluso reciben la consideración de patrimonio inmaterial de la

Ceremonia de Clausura en la que se vuelven a poner de mani iesto los valores propugnados tanto por la ciudad sede de los Juegos como por el movimiento olímpico.
Clausura de Pekín 2008
 ‚

reali an una serie de actos

simbólicos en los que se hace re erencia a la próxima sede olímpica,
25

x

w

x

que

los una

Además,

se

produciéndose así un nuevo gesto de hermandad entre pueblos, unidos gracias al espíritu olímpico. Estas ceremonias deben ser la plataforma a través de la cual la sede proporcione la oportunidad de expresar la diversidad de culturas de la que hace gala el espíritu olímpico. Son, además, una gran oportunidad para promocionar la imagen de la ciudad que alberga los Juegos, pero no se debe olvidar que éstas no son un simple spot . Es importante que estas cerem onias sean bien contextualizadas por la organización debido a que pueden ser susceptibles de interpretaciones por parte de los diferentes medios de comunicación que, con toda probabilidad, poseen diferentes visiones e ideas. Es, del mismo modo, igual de im portante destacar que son los símbolos como la llegada de la antorcha olímpica a la ciudad sede después de su periplo mundial, el encendido del pebetero y demás símbolos propios de cada ciudad los que hacen que el recuerdo de la imagen de la misma y, por t anto, de sus Juegos, permanezcan en la memoria colectiva.

Comunicación despu s de los Juegos Olímpicos
Resulta realmente importante gestionar la comunicación de forma correcta una vez terminados los Juegos Olímpicos para que la buena imagen que ha intentado crear la ciudad organizadora desde la etapa preolímpica y durante la celebración de los Juegos, haciendo especial hincapié en las ceremonias de inauguración y clausura de los mismos, culmine de manera exitosa. Puede producirse, tras la cita olímpica, un a sensación de tristeza en la sociedad organizadora debida, en parte, a que antes y durante los Juegos Olímpicos se vienen realizando en la ciudad sede actividades y eventos que rompen la rutina habitual de los ciudadanos. Este sentimiento, denominado por algunos autores como depresión post26

olímpica,

puede

mitigarse

mediante

la

celebración

de

eventos

relacionados con fechas clave de los Juegos. Estos eventos, que pueden no tener relación aparente con el deporte vienen a recordar a las personas los símbolos del olimpismo a través de la celebración de festivales musicales, exposiciones artísticas« Este es el caso de sedes como Sydney (Australia), que coincidiendo con la fecha del primer aniversario de sus Juegos organizó un festival musical de dos semanas de duración, exactamente lo mismo que duró la cita olímpica. Pero si es importante conservar la buena imagen lograda con los Juegos de cara a la población del país donde tuvieron lugar, igualmente importante es que esa imagen se mantenga en el plano internacio nal. Los Juegos Olímpicos, si están bien organizados, otorgan a las ciudades un prestigio internacional y un caché que debe ser cuidado; se ha de mostrar al exterior que la organización de los Juegos no ha sido en vano, que ha servido para imbuir a la soci edad del espíritu olímpico, lo cual se demuestra con la reutilización de las instalaciones, el aumento del turismo, el aumento de los acuerdos empresariales y económicos con el exterior y demás. Por tanto, unos Juegos Olímpicos suponen una oportunidad excepcional con la que completar el desarrollo de una ciudad, región o país, pero que se ha de saber gestionar de una forma adecuada, especialmente en su plano comunicativo, para que pueda ser

aprovechada de forma óptima.

27

El impacto de los Juegos Olímpicos en las ciudades

Resulta más que evidente, que la celebración de unos Juegos Olímpicos supone, tanto para la ciudad como para el país organizador, una serie de beneficios económicos y sociales. Según el Profesor Asociado de Historia y Director del Centro de Estudios Olímpicos en la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) Richard Cashman, la celebración de unos Juegos Olímpicos
ƒ

supone para las ciudades un compromiso largo se puede medir en cuatro periodos distintos:

costoso , cuyo impacto

1. La preparación de la candidatura y la designación del derecho a organizar los Juegos. 2. El periodo de 7 años de preparación para la celebración de los Juegos. 3. El breve periodo de celebración de los Juegos Ol ímpicos que, por ejemplo en la edición de 2000 que tuvo lugar en Sydney (Australia), fue de 16 días; tras los Juegos

´ordinariosµ se produce la celebración de los Juegos Paralímpicos. 4. El periodo posterior a los Juegos, mucho más largo. En palabras del mismo profesor, teniendo en cuenta estos cuatro periodos del que podría llamarse ´proceso olímpicoµ, se pueden producir en las ciudades organizadoras muchos tipos de impactos, como pueden ser«

28 

Alteraciones en el diseño de la ciudad.  Cambios en el entorno ísico y en las edi icaciones.  Cambios en la representación de la ciudad, el país y su
„ „

cultura. 
Mejoras en el transporte a reo, terrestre y erroviario.  Cambios en el gobierno y en el sistema de toma de
† …

decisiones públicas. 
Innovaciones en la política y en las relaciones políticas.  Aumento del turismo y de la actividad empresarial.  La creación de nuevas instalaciones deportivas que sean de

uso comunitario despu s de los Juegos. 
La posibilidad de una mayor participación de la comunidad
‡

mediante, por ejemplo, la reali ación de consultas. 
La participación de la comunidad como voluntarios y
ˆ

portadores de la antorcha.

Tras del evento, legado,

la celebración queda se como ha como

destacado en la anterior lista de impactos, para los ciudadanos una serie de in raestructuras deportivas y de transportes que no se
 ‰

hubieran
Trans ormación prevista para Chicago 2016
‘

reali ado

en

ningún caso de no ser

29

elegida dicha ciudad como sede olímpica. También se crea una gran cantidad de puestos de empleo relacionados tanto de mane ra directa como indirecta con los citados Juegos Olímpicos. Otros efectos que se derivan de la competición olímpica serían el aumento de las visitas turísticas a la ciudad, aumento de beneficios en los sectores hostelero, del ocio, cultural« Es más, según ciertos estudios de universidades tan prestigiosas como la de Berkeley, lo que podría denominarse como

efecto olímpico se continúa notando durante los 12 o 15 años
posteriores a la realización de los Juegos. Podría decirse que las consecuencias a las que s e acaba de hacer referencia son las consecuencias que podrían llamarse ´tangiblesµ, demostrables con datos. Pero hay otra serie de consecuencias, que en gran parte son las responsables de estos aumentos en lo que a turismo, cultura, etc. se refiere, y que no son medibles. En este sentido, es especialmente importante la imagen que queda de la ciudad tras los Juegos. De qué manera se ve alterada la imagen de una ciudad después
’

de la celebración de unos Juegos Olímpicos? En primer lugar, hay que destacar el hecho de que los Juegos Olímpicos son el mayor escaparate a nivel mundial para una ciudad; desde que una ciudad es seleccionada como candidata a organizar la cita, aproximadamente, 7 o 9 años antes de la misma, comienzan una serie de campañas publicitarias de escala internacional que se ven intensificadas de manera exponencial con la elección de la ciudad como sede. En palabras de diversos autores, esta inmensa campaña de publicidad potencia la imagen de que tanto la ciudad organizadora
“

como el Estado son potentes
“

capaces ; además, la mejora del

entramado urbanístico
bienestar del

los avances medioambientales repercuten en el mejorando su calidad de vida .
Estas

ciudadano,

transformaciones provocan un aumento del caché de la ciudad, sin olvidar el del Estado, a nivel internacional ya que pasaría a formar parte

30

del selecto grupo de ciudades ol mpicas que, sin ninguna casualidad, son las más punteras del mundo. Pero, como no puede ser de otra manera, la reali ación de unos Juegos Olímpicos tambi n puede tener como consecuencia algunos impactos negativos para la ciudad que los alberga. En primer lugar, puede producirse un aumento de los costes que tendrá una repercusión inmediata en los ciudadanos, pues se producirá una subida de impuestos. Todo esto puede derivar de la incertidumbre que se produce a raí de la imposibilidad de conocer el coste real de la celebración de unos Juegos Olímpicos, ya que no existe ninguna manera aceptada de calcular los gastos además, los presupuestos que se reali an para este tipo de eventos tienen unos ines principalmente políticos, por lo que en cierto sentido pueden resultar engañosos o poco iables: en numerosas ciudades candidatas o sedes se ocultan a la opinión pública determinadas partidas o se despla an a otras partidas, como suele ser recurrente en el ámbito de la construcción de in raestructuras, que apartado obras causa
˜ ˜ • ˜ ˜ • — • – • ”

suelen de públicas principal

re lejarse en el

del gobierno. La

de este tipo de ´maniobrasµ
Construcción de estadio olímpico

reside en el miedo a que el conocimiento de los presupuestos reales reste apoyos públicos a la celebración de los Juegos debido a los altos costes. De igual manera, los bene icios que se presentan a la comunidad derivados de los Juegos se reali an de orma poco concreta
˜ • ˜

31

económica. A este posible aumento de costes e impuestos, se sumaría como impacto negativo de la celebración de unos Juegos Olímpicos el exceso de gente que en el periodo de reali ación se concentraría en la ciudad, los problemas de trá ico que tendrían como consecuencia lógica de las obras de construcción de las instalaciones deportivas, posibles e ectos
e d ™

negativos sobre el medio ambiente

Internacional (COI) es el hecho de que una mala plani icación y gestión tanto de los recursos como de las in raestructuras construidas ocasione más gastos despu s de la cita olímpica que antes y durante la misma. Es decir, los Juegos Olímpicos deben ser sostenibles, lo que supone que las inversiones reali adas repercutan de manera directa en el ciudadano con la reconversión de las instalaciones, etc. al inali ar los mismos. Estos proyectos inviables son los denominados ´elefantes blancos , t rmino que se emplea para denominar edi icios y monumentos demasiado lujosos, ejemplos de despil arro. En otro plano y, de manera desde los especial
i i h g d ™ d f ™ ™

atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York (Estados Unidos), la reali ación
j

de

grandes citas como lo son los Juegos Olímpicos, suponen un elevado coste en seguridad: protección de instalaciones, de visitantes y deportistas, autoridades, etc. El elevado nivel de seguridad puede
32
Policía china

f

Un asunto que preocupa intensamente al Comit

Olímpico

™

™

y, generalmente, exagerada. No suelen ser cuanti icados de
™

orma

hacer que esta pare ca opresiva y puede convertir las ciudades en ´campamentos armadosµ. El impacto que todo ello produce en las ciudades es muy importante, ya que ocasiona una alteración en los ritmos habituales de vida de los ciudadanos, que se traduce en molestias que pueden desembocar en una animadversión de la comunidad hacia ´susµ propios Juegos. Las amena as de ataques terroristas suponen tambi n una carga imprevista para la reali ación de unos Juegos Olímpicos. Además, se ha constatado la presencia cada ve más numerosa de grupos que se han denominado como de presión anti ol mpica, generalmente de carácter ecologista y de i quierdas, los cuales a irman que los Juegos afectar an de manera negativa a los pobres, ambiente [«] además de que el dinero para costearlos se tomar a de los presupuestos para
m p m o n m k k l k k

a los ´sin techo

y al medio

sanidad,

seguridad

social y medio ambiente. Es el caso de grupos como Bread not Circuses (candidatura de
Movimiento anti olímpico en Vancouver

(Sydney 2000), aunque en la actualidad casi todas las ciudades candidatas ´cuentanµ con grupos anti olímpicos
o

que

emplean,

especialmente, Internet para su divulgación. La signi icación de estos grupos es di ícil de medir, pues se desconocen las bases empíricas que apoyen sus tesis, además de no saber si hablan en nombre de alguien más que los miembros de grupos extremistas radicales. Por otra parte, se viene observando en las últimas ediciones una expansión en la envergadura de los Juegos, debido en parte a la adición de nuevos deportes y a la reali ación de eventos paralelos, que ha
r o

llegado a ser de hasta 80. Incluso el propio presidente del Comit
33

q

Toronto 2008)

o

PISS FF

n

Olímpico Internacional apuntó que los J uegos Olímpicos se habían convertido en algo demasiado grande, lo que suponía una carga muy pesada para las sedes. Como consecuencia, tan sólo las ciudades más ricas podían permitirse presentarse como candidatas, con lo que se perdía parte del espíritu de hermanamiento entre los pueblos que tanto propugna el movimiento olímpico. Afortunadamente, se ha buscado una solución a este problema: no se incorporarán nuevos deportes, el COI se posiciona de forma contraria a los denominados proyectos ´lujososµ« Este hecho se puede constatar en la elección de ciudades como Río de Janeiro (Brasil) como futuras sedes o la realización de los Juegos en Pekín (China) en 2008. Pese a las voces críticas, son mayoritarios los defensores de los Juegos Olímpicos, quienes afirman que los beneficios derivados de la organización de los mismos, tanto para la sede como para el país, superan con creces a los efectos negativos que éstos puedan tener. Todo ello, siempre y cuando los proyectos presentados tengan un mínimo de sentido común: buena planificación de los tiempos e inversiones antes, durante y después de la celebración de los Juegos; transparencia, especialmente en el apartado económico, etc.

34

Conclusiones

Desde hace años, ya hemos visto que desarrollar estrategias de marketing

las ciudades intentan cada vez mejor

urbano

planificadas, y que los grandes acontecimientos deportivos son una buena excusa para ello, ya que se considera que contribuyen a dar, o a consolidar, una imagen mundial y que tienen una consecuenci a positiva en el desarrollo urbano. La competencia por conseguir la sede de estos juegos, es grande. Las ciudades luchan por conseguir una buena promoción y un cambio de imagen que se vea no solo en la ciudad y en el país donde se celebra, sino en todo el mundo. Para los organizadores de estos eventos, el cambio de imagen en la ciudad es importante, ya que de ello depende el turismo y la actividad económica del futuro. Las inversiones que se realizan permiten ampliar las infraestructuras, aumentan la visi bilidad internacional, mejoran algunos sectores de la ciudad, incrementan el equipamiento hotelero y la calificación de los agentes turísticos. Se considera, por ello que un gran acontecimiento deportivo,

como es el de estas características, activa el c onsumo y permite luchar contra los procesos de desmantelamiento industrial. Los análisis sobre lo que pasó en Barcelona 92 , pueden ayudar a los de Rio de Janeiro, que en este caso ha sido el seleccionado más reciente para ser Sede de los Juegos en 2016, para conocer más y evaluar los éxitos y los límites de una experiencia que ellos, desde la distancia espacial y temporal, valoran mucho

35

Como fin a este trabajo, cito de nuevo la frase que el Barón Pierre de Coubertin escribió, a principios del siglo XX, sobre los Juegos
s

Olímpicos que fue parte de la introducción de este trabajo: ´Olimpia

las Olimpiadas son símbolos de una civilización entera, superior a países, ciudades, héroes militares o religiones ancestrales µ.

36

Anexos
Año Evento Sede

Juegos Olímpicos de Verano 1896 I edición 1900 II edición 1904 III edición
Atenas París San Luis Grecia Francia Estados Unidos

Tablas de las limpiadas odernas

1906

Juegos Atenas Intercalados Londres Estocolmo Berlín

Grecia Reino Unido Suecia

1908 IV edición 1912 V edición 1916 VI edición

Alemania

Suspendidos por la Primera Guerra Mundial

Año Evento

Sede

1920 VII edición

Amberes

Bélgica Francia Países Bajos Estados Unidos

Juegos Olímpicos de Invierno 1924
I edición II edición III edición IV edición V edición Chamonix Francia

1924 VIII edición París

1928 IX edición

Ámsterdam Los Ángeles Berlín

1928

Sankt Moritz

Suiza Estados Unidos

1932 X edición

1932

Lake Placid GarmischPartenkirchen GarmischPartenkirchen

1936 XI edición

Alemania

1936

Alemania

1940 XII edición

Helsinki

Finlandia

1940

Alemania

Suspendidos por la Segunda Guerra Mundial

1944 XIII edición Londres

Reino

371944 VI

Cortina

Italia

Unido

edición

d'Ampezzo

Suspendidos por la Segunda Guerra Mundial

1948 XIV edición Londres

Reino Unido

1948

VII edición VIII edición IX edición X edición XI edición XII edición XIII edición XIV edición XV edición XVI edición XVII edición XVIII edición XIX edición XX edición

Sankt Moritz

Suiza

1952 XV edición Helsinki

Finlandia

1952

Oslo Cortina d'Ampezzo Squaw Valley

Noruega Italia Estados Unidos Austria

1956 XVI edición Melbourne
XVII edición XVIII edición

Australia

1956

1960

Roma

Italia

1960

1964

Tokio Ciudad de México

Japón

1964

Innsbruck

1968 XIX edición

México R.F. Alemana Canadá Unión Soviética Estados Unidos Corea del Sur España Estados Unidos

1968

Grenoble

Francia

1972 XX edición Múnich

1972

Sapporo

Japón

1976 XXI edición Montreal
XXII edición XXIII edición XXIV edición XXV edición XXVI edición XXVII edición

1976

Innsbruck

Austria Estados Unidos

1980

Moscú Los Ángeles Seúl

1980

Lake Placid

1984

1984

Sarajevo

Yugoslavia

1988

1988

Calgary

Canadá

1992

Barcelona

1992

Albertville

Francia

1996

Atlanta

1994

Lillehammer

Noruega Japón

2000

Sídney Atenas

Australia Grecia

1998

Nagano Salt Lake City

20044 XXVIII

2002 XXI 38

Estados

edición XXIX edición XXX edición XXXI edición Pekín R.P. China Reino Unido Brasil

edición XXII edición XXIII edición XXIV edición Turín

Unidos Italia

2008

2006

2012

Londres Río de Janeiro

2010

Vancouver

Canadá

2016

2014

Sochi

Rusia

39

Bibliografía

de Moragas; en http://images.torino-internazionale.org consultado 3 de enero de 2011, revisado 8 de enero de 2011.
w 

El mpacto de los Juegos en las sedes Olímpicas , Richard
Cashman; en http://olympicstudies.uab.es consultado 5 de enero de 2011, revisado 9 de enero de 2011.
x 

El impulso de los Juegos de Barcelona producir profundas
z y

transformaciones en la ciudad

en un corto espacio de tiempo. ero

los Juegos de Barcelona no ser n conocidos por el gigantismo de sus estadios, sino porque se habr hecho hincapié en las condiciones cualitativas de los lugares, la Ciudad Olímpica , Lluis
Mileta, Arquitecto.
x x 

Impacto socioeconómico de la celebración de unos Juegos Olímpicos, Ignacio Martín Granados; consultado 5 de
enero de 2011, revisado 9 de enero de 2011.en http://imgranados.wordpress.com 

Juegos Olímpicos en http://es.wikipedia.org consultado 2 de
enero de 2011, revisado 9 de enero de 2011 

Juegos Olímpicos en Río de Janeiro 2016 en
http://www.guiadeviaje.net/brasil/riodejaneiro olimpicos2016.ht ml 

Las apuestas estratégicas de la planificación de Barcelona: Juegos
{

Olímpicos 1992

Fórum Universal de las Culturas 2004 , Xavier

Casas i Masjoan. Primer Teniente de Alcalde Ayuntamiento de Barcelona. Sevilla, 20 de Abril de 2001. 

Los Juegos Olímpicos , Luis Felipe Contecha Carrillo; en
http://orbita.starmedia.com consultado 4 de enero de 2011, revisado 8 de enero de 2011.
40

v

u

Olimpiadi.

omande e risposte sui

t 

Ciudad Olímpica

Comunicación en Torino 2006 voglia di iochi e la loro eredità , Miguel

elaboración de una imagen global , Nancy K. Rivenburgh; en
http://olympicstudies.uab.es consultado 4 de enero de 2011, revisado 8 de enero de 2011. 

Los Juegos Olímpicos son capaces de transformar ciudades,
} }

impulsar el turismo

otros sectores,

dejar como herencia una

imagen mejorada del país, Jeanine Pires, Presidenta de EmbraturInstituto Brasileño de Turismo. Noviembre, 2009. Savia 7. 

Río de Janeiro se transforma para los Juegos Olímpicos, Equipo
plataforma Urbana. 20/9/2010. http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/09/20/rio -dejaneiro-se-transforma-para-los-juegos-olimpicos-2016/
~ 

Urbanismo olímpico
~

postolímpico: visiones profesionales,

académicas

periodísticas , Javier Monclús Fraga, Catedrático de

Urbanismo. Universidad de Zaragoza (septiembre 2010). 

¿Y después qué? Una visión sobre el legado olímpico en la ciudad acogedora, Jaume Vergés; Barcelona, 1997. Centre d Estudis
Olímpics UAB. En http://olympicstudies.uab.es/pdf/wp066_spa.pdf consultado en 3 de enero de 2011, revisado en 9 de enero de 2011.


41

| 

Los Juegos Olímpicos, los medios de comunicación

los retos de la

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->