P. 1
Gallup-Gaviria-Lora - America Latina, condenada por su geografia

Gallup-Gaviria-Lora - America Latina, condenada por su geografia

4.0

|Views: 6.252|Likes:

More info:

Published by: daniel augusto romero on Aug 11, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

América Latina está fundamentalmente localizada dentro de zonas tro-
picales, pero sus rasgos geográficos se extienden a una diversidad de
climas y ecozonas, no todos ellos característicos de regiones tropicales.
Uno de los primeros sistemas de clasificación climática fue el de Wladimir
Köppen, desarrollado hace un siglo, pero que sigue siendo el más útil y
el más ampliamente empleado hoy. Las ecozonas de Köppen, presenta-
das en el mapa 1.1 (p. 17), se basan en datos de temperatura y precipita-

CANALES DE INFLUENCIA DE LA GEOGRAFÍA

3

ción, así como en la altitud (de acuerdo con la modificación de Geiger; ver
Strahler y Strahler, 1992, pp. 155-60). Las principales ecozonas de Amé-
rica Latina son tropicales (A), secas (B), templadas (C), y de elevada altitud
(H). Las ecozonas permiten identificar las diferencias geográficas más im-
portantes de la región: templadas versus tropicales, tierras altas versus
tierras bajas tropicales, y secas versus templadas fuera de los trópicos.
Otros factores geográficos, además del clima, han tenido un fuerte
impacto en la actividad económica y en la distribución de la población
en la región. Las áreas costeras son distintas de las interiores; el Norte de
México es único porque limita con el enorme mercado estadounidense;
y el acceso directo a Europa por mar ha diferenciado históricamente la
costa Caribe y Atlántica de la costa Pacífica. El traslapo de las ecozonas
de Köppen con estos simples patrones de ubicación constituye la base de
las siete zonas geográficas para la región: frontera con América del Nor-
te, tierras altas tropicales, tierras bajas de la costa Pacífica, tierras bajas
de la costa Atlántica, la Amazonia, tierras altas y secas del Cono Sur (ver
mapa 1.2, p. 18).

Diferentes zonas geográficas, diferentes resultados económicos

La zona fronteriza comprende el clima árido o templado del Norte de
México. En ella la población está diseminada y es poco densa, tiene
mayor producto interno bruto (PIB) promedio per cápita, que el resto
de México y América Latina y contiene la mayor parte de la industria
maquiladora mexicana, debido a su proximidad al mercado estadouni-
dense (ver mapas 1.3 y 1.4, pp. 19 y 20, respectivamente).
Las tierras altas tropicales cubren las regiones de tierras altas de Amé-
rica Central y los países andinos al norte del trópico de Capricornio. Esta
zona tiene densidades de población muy altas, pese a su difícil acceso a la
costa, y es el hogar de la mayoría de la gente nativa de América Latina. En
total, tiene el PIB per cápita más bajo del continente, a pesar de incluir la
Ciudad de México y Bogotá, que tienen elevados niveles de ingresos en
relación con el resto de América Latina. Los problemas de esta zona des-
tacan lo que sucede cuando las poblaciones continúan viviendo en áreas
que tienen desventajas geográficas. La pobreza persiste cuando no se lo-
gran superar las barreras geográficas que enfrenta la población y ésta no
se traslada a regiones geográficamente más favorecidas.
Las tierras bajas de las zonas costeras Pacífica y Atlántica son tropica-
les, con algunas áreas pequeñas de ecozona seca. La costa Pacífica tiene
la máxima densidad de población de las siete zonas geográficas (con la
notable excepción de la región del Darién, a lo largo de la frontera entre
Colombia y Panamá, que está escasamente poblada). La costa Atlántica
también tiene población densa, aunque menos que la del Pacífico. Las

AMÉRICA LATINA: ¿CONDENADA POR SU GEOGRAFÍA?

4

dos zonas costeras tienen un PIB per cápita cercano al 20%, superior al
de la zona adyacente de tierras altas, la cual tiene concentraciones
similarmente altas de población. Las zonas costeras tienen mejor acceso
al mar y al comercio internacional, pero deben enfrentar la carga de
enfermedades y los desafíos agrícolas de un ambiente tropical.
La zona Amazónica sigue estando fundamentalmente deshabitada,
en comparación con las demás zonas geográficas, pese a la migración y a
las consecuencias ambientales concomitantes que se han presentado en
las últimas décadas. Quizá resulte sorprendente que en la Amazonia el
PIB per cápita sea superior al de las zonas adyacentes costera y de tierras
altas. Esto se debe primordialmente a las rentas que generan sus recursos
naturales. Mucha parte del PIB de la región proviene de la minería y de
grandes plantaciones que suelen ser de propiedad de inversionistas que
no residen en la selva. Así, el PIB per cápita es probablemente mucho
más alto que los ingresos que efectivamente reciben quienes allí residen.
Las dos zonas del Cono Sur son ambas áreas de altos ingresos. El
Cono Sur templado tiene una alta densidad de población, en tanto que
las tierras altas y secas tienen una densidad de población escasamente
mayor que la de la Amazonia. El PIB promedio per cápita y la densidad
de población del Cono Sur templado son un poco menores de lo que
serían de no ser por la inclusión de las ecozonas templadas de Paraguay
y Bolivia, países ambos sin salida al mar y más pobres.
Al mirar los niveles de ingreso promedio y las densidades de población
de las zonas geográficas en el cuadro 1.1, vemos que las cuatro zonas
tropicales tienen el PIB per cápita más bajo, de casi US$ 5.000 (en dólares

Cuadro 1.1 Características de las zonas geográficas de América Latina

Zona

PIB

Densidad

Densidad

Área

Población

geográfica

per cápitade población

de PIB

(millonesen área

(US$ de

(personas/(US$1.000/

km2

)

costera de

1995)

km2

)

de km2

)

100 km (%)

Tierras altas
tropicales

4.343

52

226

1,9

11

Tierras bajas de
la costa Pacífica

4.950

61

302

0,8

95

Tierras bajas de
la costa Atlántica

5.216

46

240

2,2

83

Amazonia

5.246

6

31

9

1

Cono Sur
templado

7.552

35

264

3,2

31

Frontera mexicano-
estadounidense

7.861

17

134

1,1

30

Tierras altas y secas
del Cono Sur

9.712

7

68

2,2

16

Fuente: Cálculos de los autores a partir de datos de los mapas 1.2, 1.3, y 1.4 (pp. 18-20).

CANALES DE INFLUENCIA DE LA GEOGRAFÍA

5

de 1995), con excepción de las tierras altas donde es de US$ 4.443. Las
tres regiones templadas del Cono Sur y del Norte de México tienen ingre-
sos mucho mayores, con promedios de US$ 7.500 y US$ 10.000. Las
densidades de población siguen un patrón muy diferente: son muy bajas
en el Cono Sur árido y en las zonas mexicanas fronterizas, intermedias en
el Cono Sur templado, y mayores en las zonas costera tropical y de las
tierras altas.

La densidad de producción económica resulta de combinar el PIB
per cápita y la densidad de población de una zona. Las zonas que tienen
la máxima densidad de producción económica son las tres zonas tropi-
cales densamente pobladas y el Cono Sur templado; en la región mexi-
cana fronteriza es intermedia y en el Cono Sur árido y la Amazonia es
muy baja. Aunque las densidades de PIB son similares en todos estos
grupos de zonas tropicales y templadas, las regiones templadas logran
un mayor PIB per cápita, con una menor densidad de población, en
tanto que las regiones tropicales luchan con la combinación opuesta.
La diversidad de condiciones geográficas dentro de América Latina
también se evidencia en algunos de sus países. Mientras que en Las
Bahamas, El Salvador, Trinidad y Tobago, y Uruguay son homogéneos –es
decir, la mayor parte de su territorio pertenece a una sola ecozona princi-
pal–, países como Bolivia, Brasil, Ecuador, Colombia y Perú presentan
una sorprendente diversidad geográfica. Fuera de éstos, son pocos los
países del mundo que ofrecen tantas zonas climáticas y paisajes. Perú,
por ejemplo, contiene 84 de las 104 regiones ecológicas del mundo (de
acuerdo con una clasificación), y 28 climas diferentes (ver capítulo 2).
La diversidad geográfica de algunos países latinoamericanos ha condu-
cido a una severa fragmentación geográfica, según lo reflejan los patro-
nes de asentamiento de la población, a veces, con tremendas consecuen-
cias políticas (ver Banco Interamericano de Desarrollo, 2000, capítulo
4). Un índice de fragmentación geográfica de la población, presentado
en el recuadro 1.1, encuentra que los países latinoamericanos tienen la
mayor fragmentación geográfica del mundo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->