Está en la página 1de 2

Hola, me llamo Diego Martínez, soy de Gijón y me

gusta mucho el fútbol, lo que es curioso porque hasta los ocho años ni
me iba ni me venía, ahora me gusta mucho el Sporting de Gijón y el
Barça. A los diez años me hice socio del Sporting, llevo dos años como
socio.

Este año he empezado al instituto. Me encanta la cafetería, lo malo es


que hay días que no puedo ir porque no me dejan mis padres. En el
recreo siempre está petada pero yo voy después de las clases así que
no tengo que esperar. Lo que compro lo como en el bus.

El bus es divertido, pero cogerlo a las 7:35am no lo es tanto. Mi


parada es de las primeras, así que siempre me siento el mismo sitio con
tres amigos del colegio. Tardamos cuarenta y cinco minutos en llegar al
instituto, esperamos a que abran la puerta, vamos a las taquillas,
recogemos los libros y entramos en clase.

De momento no me va muy mal pero he suspendido Lengua, asignatura


en la que el año pasado saqué un notable; ahora tendría que estar
haciendo los ejercicios de recuperación pero ya los he hecho y además
de eso también nos mandó un trabajo sobre un libro titulado “Números
pares, impares e idiotas” que va de historias sobre números que tienen
vida y se suman se restan… Cada capitulo es una historia diferente
tiene nada que ver con la anterior o con la siguiente. Además nos dijo
que teníamos que poner en el trabajo la biografía de Juan José Millás
que es el autor y de Antonio Fraguas es el dibujante, que también es
muy conocido como “Forges”.
Dos días a la semana (martes y miércoles) vamos a la sala de nuevas
tecnologías que es la sala de ordenadores. A veces copiamos allí la
teoría en la libreta, que es lo que tenemos que estudiar después en
casa. Otras veces cuando no estamos allí por que no nos toca lo
copiamos del libro.

El otro día fue nochebuena y me lo pasé muy bien. Vino mi abuelo a


comer y vimos la tele todos juntos. Hoy es el último día del año, es
decir, Noche Vieja y vamos toda la familia a casa de mis abuelos; allí
cenaremos todos juntos y a continuación comeremos las uvas pero yo no
porque no me gustan, yo como aceitunas que solo cambian en el sabor.
El tamaño y el color es casi el mismo.

Yo creo que el año que viene va a ser mucho mejor porque al principio
me traerán los reyes magos regalos.

También será bueno porque intentaré mejorar y esta vez no suspender


Lengua.